bellyache — csj +storm
NOTICIAS
26.11 RCKSTR Entertainment sigue sin aceptar nuevos empleados o idols en sus filas hasta nuevo aviso. ¡Salimos del hiatus!
22.11 Solamente se podrá acceder a METEOR, VYR, KSJ y MYP Entertainment comprando el item “Cuenta especial” ya que permanecen cerradas hasta nuevo aviso.
29.12 ¡Llevamos contigo once meses! Muchas gracias por hacerlo posible y seguir con nosotros día a día. ¡Por muchos meses más!
ADMINISTRATIVAS
APOYO Y PNJ
DICIEMBRE DE 2018 La hora y tiempo del mes actual en Seúl, Corea. Usa esta información para hacer tus temas mucho más realistas.
¡HAPPY CHERRY CHRISTMAS EVERYONE!

bellyache — csj +storm

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ir abajo

por Bae Sung Yeol el Jue 05 Abr 2018, 15:31

—quince de abril—



Con el paso del tiempo, había aprendido el orden en que se daba lugar aquello vinculado a un comeback, pero no a dejar de emocionarse —en exceso— por cada una de las etapas del mismo. Habían transcurrido nueve días desde la salida de BOSS y la buenísima acogida por parte de la audiencia era motivo de ilusión para Sungyeol —quién se decía que todo esfuerzo era recompensado con aquello—; aquella ilusión era aún más tangible allí, con los focos, el estilismo y sus hyungs. Finalizaron el ensayo con cámaras con una actuación perfecta, entonces anunciaron que les dejarían un descanso de quince o veinte minutos antes de que la retransmisión en vivo diera lugar y pidieron encarecidamente que no se alejaran demasiado de allí.

Pero antes de darse los últimos retoques y colocarse el micrófono, decidió escabullirse a los lavabos para vaciar la vejiga y aquellos nervios que llevaba a flor de piel, prometiendo a su líder que no se retrasaría en ello demasiado. Sin embargo, su promesa estaba a punto de quebrarse. Se detuvo allí nada más llegar, contemplando cómo una chica joven —¿de su edad?— salía del baño de mujeres con un aspecto desconcertado, rozando lo terrible. Se fijó en las ropas que llevaba, delatándola como la repartidora de comida a la que habían llamado hacía un rato para comer todos juntos cuando terminara la emisión —como hacían en cada comeback. Le pareció extraño que estuviera allí tan pronto, pero no quiso preguntarle por ello, más preocupado de que fuera a caerse que de su puntualidad. Se acercó con sencillez, extendiéndole una mano por inercia.
— ¿Se encuentra bien? —le preguntó, con voz amable.

cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage



avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Bae Sung Yeol

Volver arriba Ir abajo

por Chae Seo-Jin el Vie 06 Abr 2018, 12:41

No podía creérselo, en cuanto su CEO le dijo que tendría que ir a repartir un pedido a las instalaciones de la televisión donde tendría lugar la retransmisión del programa donde S.T.O.R.M presentaría su comeback y que dicho pedido era para ellos mismos, simplemente no podía creérsleo. Por supuesto que aceptó de buena gana, y ella misma preparó bien el paquete para que llegara sano y salvo a sus tan preciados clientes. No obstante, con los mismo nervios y la ilusión por poder acercarse a ellos de nuevo -porque la gala benéfica no fue absolutamente nada-, salió antes de su lugar de trabajo, montándolo todo en la moto y asegurándose de llevar su mochila con ella para después arreglarse un poco e ir a visitar a Jungwoo y contarle todo cuanto ocurriera.

Llegó media hora antes. Si de normal era puntual, ahora se había pasado. Lo dejó todo donde le dijeron el personal encargado del grupo, sintiendo cómo le temblaban las manos por los nervios, y cuando se suponía que tenía que irse, comenzó a encontrarse mal. No los había visto, por sus prisas y motivación había llegado demasiado pronto y ellos no se encontraban. Notó cómo empezaba a marearse, y decidió escabullirse hasta los servicios para echarse un poco de agua.

Para cuando salió, la cosa no parecía ir a mejor, los nervios le estaban jugando una mala pasada y sentía cómo su cuerpo podía ceder en cualquier momento. Se odiaba por encontrarse así, porque le pasara en un momento y lugar como aquel, y si la cosa no podía ir a peor, acabaría por empeorarse aún más. Una voz llamó su atención, haciendo que alzase su cabeza mientras que una de sus manos se apoyaba en la pared para no perder el equilibrio, y en cuanto su mirada dio con nada más y nada menos Bae Sung Yeol, no podía creérselo- Y-yo... yo... -murmuró, sintiendo rápidamente ese mareo que tenía antes, sumado a unas náuseas impresionante, haciendo que tuviera que llevarse la mano libre a la boca, ignorando la que el otro le tendía, pero llegando demasiado tarde y acabando por vomitar en la camisa del idol.

Se quería morir, directamente se quería morir allí mismo, pero antes de ser consciente de anda más, se apoyó con ambas manos en los hombros del contrario, casi perdiendo el equilibrio por completo- Lo si-siento... L-Lo siento... -susurró como pudo, medio ida, no estaba bien para nada.


cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage




avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Chae Seo-Jin

Volver arriba Ir abajo

por Bae Sung Yeol el Vie 06 Abr 2018, 16:29

La contempló en su desconcierto, farfullando sin decir realmente nada, por lo que Sungyeol terminó de alargar la mano para sostenerla. Fue aquella la forma en que todo se desvencijó, empezando así: con su mano en el hombro de la chica, la boca cubierta, una arcada. No tuvo tiempo de presuponer ni prevenir, permaneció allí, diana para el vómito que saldría como un rugido. No salpicó el suelo, toda la estancia impoluta y su cuerpo el único perjudicado, alargándose hasta su rostro, llevando unas menudas manchas —calientes y espesas— en la línea de la mandíbula y aquí y allá, como a pinceladas, pedazos de kimchi sin digerir. Con los ojos dilatados, Sungyeol gritó y, después, añadió:— ¡JODER! —fue la histeria. El hedor de la comida masticada y regurgitada se le metía en la garganta, haciendo que él mismo degustara la acidez de la bilis en la boca, cerrándola bien para no convertirse —aún más— en un gag humorístico, tragando con fuerza.

La muchacha se lamentaba, sosteniéndose a él con fuerza trémula, impedida de mantenerse de pie por sí misma. Sungyeol se hallaba en una situación parecida, reprimiéndose de mirar sus ropas, con sus pensamientos a toda velocidad abalanzándose al precipicio: estaba muerto. Si lo encontraban de aquella forma, estaba muerto. Se movió como un autómata, sujetándola con los dedos engarrotados. — Yo también. —decía, arrastrando las consonantes— Lo siento. —no debía haberla gritado, y aunque en otro momento se arrepentiría, entonces no lo hacía en absoluto. No porque sintiera rencor, sino porque no había posibilidad a otra reacción que no fuera la de chillar en aquél momento. ¿Cómo de mal debía de estar sintiéndose para que aquello hubiera ocurrido?  La miró, su rostro amarillo era un espejo del propio; sintió que le fallaban las rodillas, pero se recompuso. Si se dejaba vencer por el pánico no habría salida, y lo que entonces debía hacer era buscar rápidamente una para que aquello no se supiera.

Miró de un lado a otro en el pasillo vacío —aquél gesto repentino mareándolo— y tiró de la mujer enfermiza hasta el interior del lavabo masculino, soltándola en el interior y cerrando la puerta tras ellos, apoyando la espalda sobre la misma. — ¿Qué voy a hacer...? —respiraba por la boca, el pecho subiendo y bajando, presa de un ataque de nervios. Como grabado a fuego en su retina: la imagen de aquella boca abierta, vertiendo sobre él el desayuno e incluso la cena. En la parte trasera de su cabeza: las voces, diciendo, descanso de quince minutos, la de Minhyuk, dándole una advertencia. Se llevó las manos al rostro, cubriéndoselo con estas. — ¿Qué voy a hacer? —farfullaba. Y arrastró el vómito de su mentón hacia el pómulo, al echarse el sudor de la frente —junto al cabello— hacia atrás. — Tengo que actuar ahora —le dijo, con la voz aguda e irregular— pero nadie puede verme así. —y esperaba que a ella no le diera por ir contando aquella anécdota por ahí. Sentía que lo único que podía hacer era sacarse el cinturón y colgarse del techo, junto al retrete. El drama era real.

cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage



avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Bae Sung Yeol

Volver arriba Ir abajo

por Chae Seo-Jin el Vie 06 Abr 2018, 19:44

No podía ser real, no podía haber vomitado sobre Sungyeol, no podía haber estropeado todo el conjunto de uno de sus ídolos, no podía haberse presentado ante él de aquella forma, haberla visto así, haberle metido en aquel aprieto. Directamente no podía estar saliendo todo tan mal, ella no merecía aquello, ella merecía conocer a su grupo favorito en condiciones, disfrutar de la experiencia y no estar siendo presa de un ataque de pánico en aquellos momentos, porque sí, los nervios pasaron al pánico y más ahora que había acabado en una situación tan peliaguda con el chico.

Temerosa de caer, no soltó el agarre de sus hombros, tampoco se atrevió a alzar el rostro para mirarle, y mucho menos tras aquel grito que le heló la sangre. Seguía con náuseas y el mareo, además ahora de unas ganas de llorar inmensas por lo que estaba viviendo. Pasados uno segundos escuchó las palabras de disculpas del contrario, haciendo que negara despacio y teniendo que parar de inmediato al notar cómo todo le daba más vueltas todavía- N-No... -pero no pudo continuar, no podía, su voz le temblaba por el llanto y temía que acabara por devolver de nuevo.

Notó cómo este la movía, poniendo todo de sí porque sus pies reaccionasen, siguiendo su paso allá donde fuera, y no tardó en notar una pared sólida a su espalda. Se apoyó en esta, y poco a poco fue dejando caer su cuerpo hasta sentarse en el suelo. Flexionó sus piernas y se abrazó a estas, ocultando su rostro entre sus rodillas y permitiéndose llorar de nuevo. Aquello era subrealista, es más, deseaba que solo fuera un sueño. Escuchaba de fondo las palabras y preguntas al aire de Sungyeo, incapaz de contestarle, no cuando fue a abrir la boca para volver a disculparse y decir algo que le fuera de ayuda, y acabó por agarrar la papelera más cercana y que se encontraba junto a los lavabos, para volver a vomitar en el interior de esta.

Estaba segura de que en unos años vería aquello incluso divertido, que se reiría rememorando aquel día, si es que llegaba a vivir unos años más, porque ahora mismo solo quería morirse.


cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage




avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Chae Seo-Jin

Volver arriba Ir abajo

por Bae Sung Yeol el Sáb 07 Abr 2018, 05:14

Engullido por lo demencial de la situación, no se había detenido para asegurarse de que la chica estuviera mejor. Temía que fuera a caerse y desmayarse o, quién sabe, algo peor, pues sería definitivamente la guinda del pastel. Lo sacudió una culpabilidad ridícula al verla echarse a llorar. Si ella no hubiera estado presente, definitivamente él también lo hubiera hecho, pero no podía seguir cayendo más bajo frente a ella. Alargó la mano con intención de calmar aquél sollozo que resguardaba entre las rodillas, quedando de cuclillas a su altura, pero al igual que había ocurrido la primera vez, esta vomitó nada más recibir su roce.

Abrazada a la papelera, vomitaba sin parar. Aquél desagradable sonido de chapoteo se entrecortaba para dar pie al sollozo y Sungyeol se inclinó hacia adelante, retirándole el cabello con una mano y, con la otra, acariciando de arriba a abajo su espalda fría, movimiento rítmico —automatizado, parecía. Agradecía que hubieran decidido guardar la comida para después de la actuación, de haberse metido algo en la boca, hubiera acabado en el suelo allí mismo. — No pasa nada... —le decía, prácticamente en un susurro. No sólo consolándola a ella, sino también queriendo consolarse a sí mismo; convencerse de que se las arreglaría y todo saldría bien. Aún la acariciaba. No estaba cabreado con ella, temía que pensara que sí, el problema era que el pánico le estaba mordiendo toda su templanza y buena educación.

Se puso en pie, sujetándola por los hombros para levantarla con él, y mareado por la acción —y olor—, se quedó parado unos instantes para recomponerse y avanzar hasta los grifos, deseando estar mentalmente preparado para mirarse al espejo. Dejó que el agua fría saliera e hizo de la palma de su mano un menudo cuenco, mojando la frente de la muchacha. Y luego, despacio, tan despacio que parecía que nunca lo haría, se miró. Se agarró al mármol, sintiendo no tener control sobre su anatomía. Aquél color, aquél horrible color; y la textura, superponiendo sólido y líquido. Atinó a moverse, correr.

Se inclinó sobre uno de los retretes masculinos sostenido en la pared, sintiendo la bilis llenarle la boca. No fue tanto vomitar, más bien escupir. Una arcada tras otra, pero nada sólido salía. Le temblaban los brazos. Se dejó caer de rodillas al suelo, haciéndose daño en la mala, y apoyó la frente en el mismo retrete. Estaba sudando. — Siento como si fuera a morirme. —confesó. Cuán absurdo sería seguir actuando con altivez y porte principesco en tal situación. — Mójate el cuello. —le pidió, aún con el temblor sacudiéndole las manos. Alargó su brazo de jirafa y tiró de la cadena. Aliviado por el frío del retrete, ladeó el rostro para que se le enfriara también aquella mejilla y se preguntaba cuánto tiempo le quedaba antes de que notaran su ausencia. El corazón le latía frenético al ritmo de la cuenta atrás. — ¿Estás mejor? —imploró. La necesitaba para idear algún plan.

cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage



avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Bae Sung Yeol

Volver arriba Ir abajo

por Chae Seo-Jin el Sáb 07 Abr 2018, 11:59

La iban a odiar, Sungyeol y todo el grupo de S.T.O.R.M la odiarían para toda la vida, le prohibirían la entrada al edificio, a sus conciertos, a los fansmeetings, no dejarían que se acercase siquiera a unos metros de ellos y la vetarían por completo del fandom si eso fuera posible, y se lo merecían, claro que se lo merecía, lo que había liado, lo que acaba de hacer, para ella no tenía perdón, no cuando sus ídolos eran los culpables.

Todo aquello pasaba por su cabeza mientras vomitaba dentro de la papelera, no podía creer que le estuviera pasando una cosa así, pero menos podía creer que fuera a sentir las manos del mayor sosteniendo su pelo, acariciando su espalda para tratar de calmarla. No se merecía aquello, definitivamente era más acertado que se marchara y la dejase a su suerte allí pero parecía que el chico tenía buen corazón y ella no sabía cómo se lo pagaría. Dejó que la levantase, incapaz de responder palabra alguna todavía, y cuando sintió el agua en su frente soltó un suspiro. Apoyó ambas manos en el mármol del lavabo, sin atreverse a alzar la mirada hacia él ni hacia ninguna parte, y para cuando el contrario salió corriendo hasta la cabina más próxima, cerró sus ojos sintiéndose completamente culpable de todo aquello- Lo si-siento... Lo siento ta-tanto... -murmuró dejando ir un sollozo, llorando de nuevo. Los nervios seguían formando parte de ella, en su interior y en su exterior, ya que podía notar cómo temblaba todavía.

No escuchar vómito ninguno por parte del otro fue un alivio, al menos no se encontraba tan mal y eran solo náuseas provocadas por ella misma. Se pasó ambas manos por el rostro tratando de limpiar sus lágrimas escuchándole, y solo tenía ganas de seguir disculpándose cuando supo que estaba tan mal. Asintió muy levemente ante sus indicaciones, abriendo el grifo, mojando un poco su mano de agua fría, y colocándosela en la nuca como le había pedido- Cre-creo que sí... -murmuró cogiendo aire a trompicones, sabía que necesitaba seguir calmándose, pero no era tan fácil- Yo no que-quería esto, y-yo... Es que lo si-siento tanto... -añadió a sus palabras, notando el nudo en su garganta y el quemazón de haber vomitado.

No sabía cuánto tiempo llevaban allí, pero probablemente más del que Sungyeol podía permitirse.


cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage




avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Chae Seo-Jin

Volver arriba Ir abajo

por Bae Sung Yeol el Sáb 07 Abr 2018, 14:19

Maldecía su mala suerte, karma o destino —cualquier fenómeno que fuera el responsable de que se hallara en esa situación, el mismo día en que actuarían por vez primera con BOSS. Se golpeaba de forma cansada la frente contra el váter, incapaz de sentir asco por el mismo, estremeciéndose al sentir la prenda empapada adherirse a su torso. — No sigas disculpándote, por favor. —su voz era fina, incluso dulce. El que se disculpara una y otra vez con aquella voz llorosa lo estaba complicando todo más, siendo que Sungyeol estaba entonces más preocupado por el bienestar de la muchacha que no del suyo propio. La situación era realmente peliaguda. — Vale. —diciéndolo, quiso ordenarse las ideas.

Se puso en pie, abatido pero determinado, y anduvo por el baño de un lado a otro. — Tenemos que pensar en cómo salir de aquí sin que nadie nos vea. —aunque se dirigía a ella, tan sólo ponía en alto lo que le daba vueltas en la cabeza. Contemplando el lugar, no había más salida que la puerta y una estrecha ventana por la que no podría pasar ni una pierna. Si sólo tenían la opción de salir por la puerta, entonces ¿cómo se cerciorarían de que no habría nadie fuera? Y una vez fuera, ¿qué sería de él? ¿Dónde se escondería para cambiarse, ponerse prendas limpias y, a ser posible, vestir una dignidad que siguiera intacta frente a la cámara?

Sintió cómo vibraba el móvil en su bolsillo. Tanteó con histeria, sacándolo rápidamente, leyendo el nombre de su líder en la pantalla, con la melodía del remix de bling bling pero siendo un perro el que la cantaba —a ladridos. Se mordió los dedos. Incapaz de poner en alto lo que estaba sucediendo —lo que se les avenía encima—, le mostró la pantalla del teléfono para que viera por sí misma de quién se trataba, volviendo a mirarlo él mismo de nuevo, sin creerlo. Dejó que la llamada se cortara por sí sola, sus pasos acelerándose en aquél bucle de ida y venida. El móvil volvía a sonar y Sungyeol exhalaba un suspiro, corto y estrangulado.

Fue cuando se detuvo de pronto, escuchando al otro lado de la puerta las voces del personal que hablaban, precisamente, con Minhyuk. — No no no no. —saltándole el móvil entre las manos, corrió y lo metió bajo el grifo, abriendo el agua a tope, permitiendo que ahogara al aparato y logrando que este dejara de sonar. ¿Qué demonios...? Contenía incluso el aliento, mirando con ojos dilatados a la muchacha, cuyo nombre no había tenido oportunidad de preguntar. Oyó el metal del pomo, girando, y atropelladamente golpeó con su cuerpo la puerta, impidiendo a la fuerza que el otro entrara.

cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage



avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Bae Sung Yeol

Volver arriba Ir abajo

por Park Gun-Soo el Sáb 07 Abr 2018, 17:02
¿Creen que se haya ido por el retrete de los nervios? – Gunsoo fue el primero en tratar de calmar las aguas con un chiste, a pesar de que estuvieran con muchísima presión en ese momento pues estaban a punto de presentar BOSS y todo tenía que salir a la perfección. Había muchas personas detrás de toda la puesta en escena y las estilistas habían trabajado maravillosamente bien para que el grupo luciera irresistible a los ojos de cualquiera de sus fans. Incluso el color platinado de su cabello no le quedaba mal – Aún quedan unos cuantos minutos más – Sí, minutos. Necesitaban traer el trasero de Sungyeol de forma urgente e intercambió una mirada significativa y por primera vez, de preocupación, con Minhyuk. ¿Deberíamos...? Aún no podían leerse las mentes, pero si se entendían a la perfección y lo mejor sería ir a buscarlo a los baños. Tal vez Sungyeol estaba con miedo o nervios y necesitaba algunas palabras de ánimos para poder salir.

Lo habían llamado previamente por teléfono, sin éxito alguno, lo que le daba ansiedad. Se movió entonces con cierta urgencia, con anhelo de encontrarlo bien y en sus cabales. – Oigan, creo que está aquí – había apoyado su oído contra la puerta del baño, sintiendo el grifo del agua abierto y sin pensárselo, giró la perilla, pero la puerta no se abrió, de hecho, alguien parecía estar obstruyéndola. – ¡Oi! – se alejó, con el ceño fruncido y dio varios golpes con su puño. – Abre la puerta ¿Te encuentras bien? ¿Necesitas que te asistamos con algo? Tenemos que salir en minutos – haciendo acopio de su paciencia, respiró hondo y exhaló.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


s  u  n  b  e  a  m
avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Park Gun-Soo

Volver arriba Ir abajo

por Choi Min Hyuk el Sáb 07 Abr 2018, 19:07



LLORANDO. AQUÍ INSERTE MI VIDA.

nota: sin querer borré mi post después de andar editándolo y no me acuerdo ni de lo que puse, así que lo dejaré así. ¡Lo siento!
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Choi Min Hyuk

Volver arriba Ir abajo

por Kwon Ha Joon el Lun 09 Abr 2018, 05:39

Cuando Gunsoo interrumpió su meditación —para mantenerse sereno y agradable en un programa en vez de revertir a ser un completo gremlin— para preguntar sobre Sungyeol, no se molestó tanto como esperó. No se sorprendía que estuviera nervioso desde que presentarian BOSS por primera vez ante el público y no importaba cuántos comebacks hicieran, siempre se sentirían algunos nervios. Se rió cuando Minhyuk dijo que probablemente le dio diarrea con tanta simpleza. —No lo sé, no le dolía nada en el camino… —comentó uniéndose a la búsqueda de su amigo. —¿No creen que sea… ya saben, la lesión?—preguntó bajito y con un poco más de preocupación.

Fue hasta que Gunsoo lo encontró en el retrete. —Así que era diarrea—suspiró, mucho más calmado de que no fuera su lesión. —Si no sales en diez segundos me quedaré con todas tus líneas—lo amenazó acercándose a la puerta del retrete y tocando con el puño repetidas veces, pero al no  abría o respondía, volvió a preocuparse, especialmente al ver la cara de pánico en la cara de Minhyuk. —Sí, ya vengo—dijo antes de desaparecer lo más rápido que pudo y paró a un miembro del staff, que le dirigió hasta otra persona que tenía las llaves. No tardó más de cinco minutos en conseguirla y después volver a donde estaban sus compañeros. —Aquí están—le dió las llaves a su líder.

cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


.

avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Kwon Ha Joon

Volver arriba Ir abajo

por Chae Seo-Jin el Lun 09 Abr 2018, 10:59

No podía, no podía dejar de sentirse terriblemente culpable por lo ocurrido, porque cierta mente así era y no sabía cómo podía solucionar aquello, no había nada lo suficientemente bueno o valioso para ganar se el perdón de sus ídolos, quizás tendría que desaparecer y no cruzárselos jamás. Sí, esa era una buena opción.

Escuchó cómo el mayor le pedía que no se disculpase más, y a ella solo le entraron más ganas de llorar aún ¿cómo iba a dejar de hacerlo si era lo único que podía decir, lo único que de verdad sentía? Todo estaba mal, y pensaba que Sungyeol interiormente la odiaba. Lo observó levantase de la cabina, salir para mirar a su alrededor, asintiendo ante sus palabras muy despacio, había que salir de allí, y pensó que quizás lo mejor es que él lo hiciera primero y ella después, o del revés, pero no juntos por si alguien podía verles. Esta dispuesta a tratar de hablar aunque fuera con el nudo en la garganta que tenía, pero entonces el teléfono del contrario sonó, y a ella se le congeló todo el cuerpo. Entró en pánico al igual que el idol, pero simplemente no fue capaz de articular palabra, ni siquiera cuando este cometió la locura de meter el aparato bajo el agua, ¿¡es que no sabía que estaba el modo silencio!? Pero la cosa podía empeorar, claro que sí, y nada más vio cómo se giraba el pomo y el chico se lanzaba a la puerta para bloquearla, supo que todo estaba perdido.

Primero escuchó la voz de Gunsoo, sintiendo su corazón dar un vuelvo y a la vez acelerarse tanto que parecía que se le iba a salir, de seguido vinieron las de Minhyuk y la de Hajoon, hablando sobre conseguir una llave para abrir. Quería morir, quería desaparecer, no quería estar allí, pero no había escapatoria. Los minutos parecieron pasar volando y para cuando escuchó que tenían la llave y cómo la puerta se abría pese a los intentos de Sungyeol de mantenerla cerrada, sintió cómo toda la estancia le daba vueltas y terminaba por desmayarse en el suelo del baño.


cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage




avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Chae Seo-Jin

Volver arriba Ir abajo

por Bae Sung Yeol el Lun 09 Abr 2018, 21:39

Fue la voz de Gunsoo, en lugar de la de Minhyuk, acompañada de un par de mamporrazos contra la puerta, que vibró pegada a su rostro. Los goterones de sudor se deslizaban con pasmosa lentitud por su frente. — ¡N-n-no! —desgañitó un único monosílabo, que se estampó contra la puerta con voz temblona. No se encontraba bien, no deseaba ser asistido. Aferraba el pomo de la puerta como si se le fuera la vida en ello, sin dejar de ejercer presión —pese a que nadie forcejeaba— sobre el hombro que reclinaba contra la misma. No fue capaz de responder nuevamente, aún cuando era Hajoon quién golpeaba entonces la puerta o, quizás, precisamente porque era este. No estaba en sus cabales. El agua seguía corriendo, matando y rematando a su teléfono móvil una y otra vez; sin embargo, sintió un mal presagio arrollarlo desde el centro del baño, pero antes de poder mirar, escuchó cómo se desplomó. No había nada más que pudiera salir mal, todo, absolutamente todo, estaba concentrado allí mismo.

Y, antes de poder reaccionar, el tintineo terrorífico de unas llaves. — ¡No, por favor! —suplicó, aún con los ojos puestos sobre la chica que acababa de desmayarse en el centro del baño. Desmayada, aún hacía que la situación se viera más grotesca. — ¡Por favor, por favor...! —sonaba como un llanto, aunque no había lágrimas pendiendo de sus ojos— ¡¡Puedo explicarlo!! —su peso, su desesperación, frenando tanto como podía la puerta... pero sin ser suficiente. Se le echó el cuerpo hacia atrás, mareado por el shock emocional y el golpe de la puerta, aterrizando sobre sus nalgas junto al cuerpo inconsciente de la muchacha. Sungyeol, como nada más que un niño, alzó los ojos hasta enfrentar a sus compañeros, con el labio inferior sacudiéndose como a ritmo de reggaeton.

cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage



avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Bae Sung Yeol

Volver arriba Ir abajo

por Park Gun-Soo el Mar 10 Abr 2018, 01:07
Por supuesto que de todos ellos, él iba a ser quién se iba a alterar más. No por algo era el Drama King oficial del grupo, por no decir de la empresa entera. Y eso que ni siquiera había visto nada de la no muy cómica escena que se desarrollaba en el interior del baño. – Abrenos, ¡rápido! No nos queda nada de tiempo – insistió, tratando de ignorar las súplicas de Sungyeol. – ¡Tienes que relajarte! – Chilló desde el exterior, haciendo que su propio comentario fuera tan irónico que ni él mismo se daba cuenta de lo nervioso que estaba, al punto de hacer a un lado al resto para ver qué demonios pasaba con el maknae y de qué forma podía ayudarlo a serenarse.

Finalmente la puerta cedió, dando lugar a una escena digna de Pulp Fiction. Los labios de Gunsoo se abrieron y llevó una mano a su pecho, debatiéndose entre el shock, el espanto y el asco. – Wow – arrugó la nariz ante el fuerte olor a vómito y se fijó en la camisa arruinada de Sungyeol, pero más importante aún...¡Había una persona inconsciente en el piso! – ¿Pero qué...? – Reparó entonces en la muchacha que ya hacía tendida en el piso y su cara se puso de todos los colores al reconocer su rostro. – Oh no, oh no. ¡Me quedaré sin hijos! – Porque Jungwoo le cortaría las pelotas si se enteraba de lo que estaba sucediendo. Necesitaba asistir a Seojin  y a su vez, sacarla de allí sin que nadie se enterara de lo que había sucedido.

Sus manos fueron directamente a su rostro, arrastrándolas con pesadumbre y estrés, sin dejar de pensar que Jungwoo lo asesinaría si no cuidaba de su novia. Se sentía con una carga enorme y más encima el traje de Sungyeol estaba arruinado por completo y tenían que salir en...¿Cinco minutos? – Cierren la puerta, no hay de qué preocuparse. Tenemos todo bajo control, lo solucionaremos. ¿Cierto? ¿¡Cierto!? – miró al resto con una mueca de pánico en sus ojos y comenzó a hiperventilar, acercándose a Seojin. – ¿Qué les ha sucedido? ¿Por qué ambos están vomitados? – No sabía si quería saber la respuesta – Rápido, pensemos. ¿Qué hacemos con ella? ¿Y cómo logramos que Sungyeol se cambie sin que nadie se entere de éste desastre? – iba a colapsar, en serio. Su cerebro trabajaba a tal velocidad, que no era capaz de enfocarse en una sola cosa a la vez. Quería resolverlo todo ya.

Respiró hondo intentando serenarse y avanzó hasta Seojin, agachándose a su lado. Se quitó su chaqueta sin pensárselo demasiado y la dobló unas cuantas veces, para dejar que la cabeza de la chica reposara sobre la misma. Luego llevó sus dedos temblorosamente a su cuello para palpar su pulso y dejó escapar un suspiro aliviado cuando notó que seguía viva. – ¿No hay nada de ventilación aquí? Necesito aire...Y ella también -
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


s  u  n  b  e  a  m
avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Park Gun-Soo

Volver arriba Ir abajo

por Choi Min Hyuk el Mar 10 Abr 2018, 01:47



¿Está embarazada? —fue la primera pregunta que le salió de la boca a Minhyuk al ver la escena que se encontraba ahí. Porque, en su cabeza, no tenía lógica lo que estaba viendo. ¿Cómo es que el maknae de su grupo terminó vomitado y con una mujer inconsciente en el baño masculino? Esto no tenía pies y cabeza. Muy lentamente —es decir, más lento de lo normal porque estaba experimentando un leve momento de shock y no sabía transmitirlo a través de sus expresiones faciales, sino con sus movimientos aletargados—, hizo a un lado a al histérico de Gunsoo, alejándolo de la mujer mientras se palmeaba los bolsillos en búsqueda de su pañuelo. Fue a uno de los lavamanos, abriendo el grifo para humedecer el pedazo de tela y volvió con la mujer inconsciente—. Gunsoo, por favor, no tengas un ataque ahora mismo, porque me estás poniendo nervioso y él nunca se ponía nervioso, Minhyuk  suspiró, contando mentalmente hasta cincuenta mientras comenzaba a pasar su pañuelo por el rostro de la chica en un intento de limpiarle el vómito de la cara, además de despertarla—. Sungyeol, quítate la camisa, por favor, hueles peor que rata de alcantarilla —el hedor le estaba provocando náuseas, ¿qué diablos había comido esa chica? ¿Carne en estado de putrefacción? Minhyuk negó varias veces con la cabeza, sintiéndose cada vez más raro en esa escena.

Necesitamos una camisa para Sungyeol en menos de tres minutos, así que alguien —miró a Hajoon y a Gunsoo—, tiene que ir a buscarla sin que se den cuenta —después vería como se las arreglaría con sus estilistas cuando les preguntaran por qué Sungyeol no tenía la ropa que inicialmente le habían asignado—. Además de ropa femenina —esa tarea podía hacerla él, si no estuviera intentando prevenir que a Gunsoo le diera un ataque al corazón de la impresión. El chico no manejaba muy bien eso de los nervios—. Así que pídanle a… a… ¿qué grupo femenino también tiene comeback hoy? —preguntó a la nada—, no sé, a alguno de ellas que les preste ropa para esta chica, no podemos dejarla toda… —se guardó la palabra «asquerosa», mirando a la pobre criatura tirada sobre el piso. Seguía preguntándose:

¿Cómo demonios terminó ahí? ¿Y por qué estaba pasándole eso a ellos? ¿Precisamente hoy? ¿Acaso no pudo esperar a después del show para vomitarle encima a Sungyeol? Venga, por él, si hubiese sido después, hasta se lo amarraba para que lo bañara en vómito, pero no ahora.


cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Choi Min Hyuk

Volver arriba Ir abajo

por Kwon Ha Joon el Jue 12 Abr 2018, 02:07

La cara de Hajoon pasó de estar llena de preocupación a estar llena de asco cuando encontró a su amigo cubierto en vómito y a una chica desmayada en aquel pequeño baño. Agradeció no haber comido casi nada aquel día, de lo contrario hubiera sido el siguiente en la línea de vomitados y se hubiera terminado de pasear en su compañeros. Se llevó la mano a la nariz y la tapó con fuerza para no percibir el olor. —Deberíamos decirle a alguien del staff, quizás sepan que hacer... —musitó, incapaz de ver y chocando con la puerta que acababan de cerrar.

No puedo con esto, ughhh... —dijo mirando a su compañero lleno de vómito y permitiéndose sentir admiración por Minhyuk al mantenerse tan calmado ante la situación.

Yo voy, no soporto estar aquí demasiado tiempo de todas maneras—dijo abriendo la puerta lo mas rápido que pudo para salir a buscar ropa para los dos vomitados. No sabía si habían grupos de chicas, pero iría a robar ropa de algún estilista si tenía que hacerlo. Seguía pensando que lo mejor era pedir ayuda del staff, pero tendrían el comeback en menos de diez minutos y Sungyeol era una pieza clave, así que se montó en el barco del equipo de "salvemos la tarde". Con los ojos algo llorosos de estar aguantando la respiración, se escabulló entre las personas del staff que corrían de un lado a otro con los toques finales, hasta que vio una estilista pasar con una montaña de ropa. Viendo su oportunidad, Hajoon se acercó a la mujer. —Permítame ayudarla—dijo con una sonrisa casi encantadora antes de agarrar la montaña de ropa femenina y acompañarla  hasta los camerinos del grupo de chicas. Los dejó en su lugar y antes de que alguien pudiera verlo, agarró un vestido de lentejuelas y un pantalón y se lo metió debajo de su camiseta para que nadie lo viera.

Se despidió de la mujer y después rondó por sus propios camerinos. Su estilista lo miró sospechosamente antes de que agarrara una camisa negra y un saco gris aleatoriamente y volviera corriendo hasta el baño. —Soy yo, aquí hay ropa —dijo alargando la cara para un lado y sacó la ropa femenina y masculina debajo de la suya. —Por favor, hazlo rápido—pidió sin poder borrar su cara de asco y contener una arcada.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


.

avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Kwon Ha Joon

Volver arriba Ir abajo

por Chae Seo-Jin el Jue 12 Abr 2018, 12:29

Nunca, jamás en su vida, se había desmayado, y la primera vez de todas tenía que ser en presencia de un miembro de su grupo favorito. Fue ajena a todo cuanto ocurría en su interior, hasta que alguien colocó algo bajo su cabeza, siendo ese el momento en el que empezaba a recobrar la conciencia. Escuchó las voces sin abrir los ojos, reconociendo primero de todas la de Gunsoo, sintiendo cómo su pecho se encogía rápidamente y directamente quería morirse en aquel instante por tenerle al lado y que ella estuviera en aquellas circunstancias; después fue la de Minhyuk, haciendo que se pusiera más nerviosa ante sus palabras y deseando que Sungyeol no hiciera caso y no se quitase la camisa, no podría soportar aquello, era demasiado shock para un mismo día, y si por si fuera poco, Hajoon no tardó en aparecer. Casi todo el elenco de S.T.O.R.M la estaba viendo en aquella tesitura y ella prefería seguir desmayada en esos momentos.

No obstante, cuando escuchó que el chico iría a buscar algo de ropa, recordó cómo había quedado el idol por su culpa, y supuso que ya había pasado el suficiente tiempo en reposo como para que no volviera a perder la consciencia, así que abrió los ojos despacio, llevándose una mano a la frente y observando a los de su alrededor con las lágrimas a punto de saltárseles otra vez- Lo... L-Lo siento... -fue lo primero que intentó decir, incorporándose despacio para quedar sentada y que el mareo que volvió a darle no fuera a más- Yo no qu-quería que esto pa-pasara... E-Estaba tan nerviosa que... -y paró de hablar, limpiándose con ambas manos sus mejillas al haber empezado a llorar de nuevo- M-Mira cómo estás por mi cu-culpa, y... -esta vez miró a Gunsoo, era el único de allí que la conocía, o eso creía por lo que Jungwoo le había dicho- Siento qu-que me tengáis que ver a-así -y aunque habló en plural, aquella disculpa iba totalmente dirigida al chico.

Despacio, se levantó del todo, apoyando su mano en el lavabo para ayudarse. Se quitó la mochila de la espalda, y la abrió con las manos temblorosas- Puedo encargarme del maquillaje, tengo... tengo toallitas aquí, y colonia, y... -se volvió hacia Sungyeol, con la mirada suplicante por una nueva disculpa- Por favor, déjame hacerlo -pidió, tratando de calmarse aunque todo su cuerpo era un revoltijo de emociones, y la más fuerte era la vergüenza. Para cuando Hajoon regresó sacando ropa de debajo de la suya propia, contuvo el aliento ante su presencia, ya sí, quería morirse porque había traído algo hasta para ella- Lo siento... -nunca dejaría de disculparse, y menos ante la arcada que el otro parecía tener por su culpa. Alcanzó el bote de colonia y lo presionó para esparcirla un poco por la estancia, conteniéndose por no llorar otra vez- Lo a-arreglaré, lo arreglaré -decía con un tono vibrante, con miedo a que la odiaran, a represalias, como si estuviera traumada.


cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage




avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Chae Seo-Jin

Volver arriba Ir abajo

por Bae Sung Yeol el Jue 12 Abr 2018, 12:47

Contemplando las reacciones de todos, presa del pánico y la vergüenza, finalmente abrió la boca y dejó que saliera un sollozo, bochornoso y ruidoso como el de un infante, aprovechando que la chica había perdido toda consciencia a su costado y, entonces, Minhyuk la atendía con calma. Llevándose el brazo al rostro, cubriendo así los lagrimones que saltaban de sus ojos, imploraba con respiración agitada:— Hyungs... hyuuuungs... —estaba derrotado— Lo siento...—sorbía los mocos— Yo solo quise ayudar y... de golpe... bwaah... y... mi ropa... mi dignidad... —Había soportado tanto como había podido, pero entonces que aquellos tres estaban encargándose de todo, sólo podía lucir aún más lamentable: cada uno con lo que se le daba mejor. Se retiró la pesadumbre de los ojos —bye llantos—, incapaz de olfatear el hedor que mencionaban, quizás acostumbrado a aquél.

Tambaleándose, se puso en pie, aferrándose al cuerpo de Gunsoo para hacerlo y, más serenado después de desahogarse, obedeció, desabotonándose la camisa con asco mientras se manchaban los dedos de vómito. Le habían quedado los ojos hinchados y enrojecidos, y con estos, contempló a la muchacha que cobraba conciencia. Sin pudor, casi se arrancó la tela de sí, dejándola en la papelera en la que la chica había vomitado por segunda vez. Con el torso desnudo, se contemplaba allá donde el vómito había calado, con las manos en alto y  sin saber muy bien qué hacer al respecto. — Por favor. —pidió desesperado a la fémina, que ofrecía su ayuda para arreglarlo.

El perfume le noqueó la nariz, como si hubiera desplazado su tabique nasal al olfatear algo no-pútrido, notando tan pronto la colonia se desvaneció en el aire, el hedor aún con más fuerza. Su tez pasó de amarillenta a casi azul, pálido como el mármol, con el sudor caliente bajándole por la nuca y encharcándole la espalda, enfriándose al llevarla al aire. — Estoy muy mareado. —susurró, alargando la mano hasta aferrarse a Hajoon, en cuyo brazo clavó sus dedos como si fueran garras. — Estoy muy muy mareado... —le aterraba pensar que podría desmayarse y no recuperarse a tiempo. Hiperventiló.

cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage



avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Bae Sung Yeol

Volver arriba Ir abajo

por Park Gun-Soo el Jue 12 Abr 2018, 14:31
Su mente no podía hacer nada más que reproducir caos. La situación lo sobrepasaba y lo hacía sentirse absolutamente inutil y bloqueado. Sus ojos repasaban el deprorable estado de Seojin y luego a Sungyeol que sollozaba, probablemente víctima del estrés que le generaba la situación. Contempló con admiración la calma de Minhyuk y asintió con su cabeza ante sus palabras, agradeciendo que Hajoon tuviera más diligencia que él en reaccionar y comenzar a moverse. — ¿Qué haríamos sin ti? — inquirió en un medio suspiro, mirando a Minhyuk eternamente agradecido por poner algo de orden allí. Y justo cuando pensaba que Seojin no reaccionaría, la chica comenzó a abrir sus ojos y Gunsoo la contempló con atención, procurando que no se cayera o mareara al intentar reincorporarse, apoyando una mano en su espalda para sostenerla. — ¿Te encuentras bien? — qué pregunta estúpida, por supuesto que no se encontraba bien. — No tengo idea qué ha pasado, pero descuida, no te disculpes, lo solucionaremos — Le dedicó una sonrisa de ánimos y asintió con la cabeza, acompañándola hasta los lavabos, justo cuando Hajoon irrumpió una vez más en la escena con algo de ropa que probablemente robó del set. — ¿Ves? Joonie ha conseguido ropa — le dio unas torpes palmaditas a Seojin y miró a Minhyuk. — Iré a por agua y toallas — Se separó de Seojin y apretó el hombro de Sungyeol. — Te dejaremos en condiciones. No por algo soy el hijo de una estilista — Se convenció a sí mismo de que podía manejar esa situación y huyó del baño, cerrando la puerta tras de si. Sonrió como pudo a uno de los productores del programa y marchó a paso rápido en dirección al set, tratando de evitar a su manager, esquivando personas con rapidez, hasta hacerse con un par de toallas y botellas de agua. Y luego, corrió, con torpeza, de forma poco sigilosa y entró nuevamente en el baño, cerrándolo para que nadie más entrara.

Traje muchas toallas — Unas para mojar y ayudar a Sungyeol a limpiarse y quitarse ese horrible hedor a vómito y otras, para secarse. — Seojin, ten — no reparó en su pequeño error de haberla llamado por su nombre, por lo que no pensó qué tan extraño sería que repentinamente Gunsoo conociera a la chica repartidora. Pero claramente no reparó en ello y le entregó las toallas. — Moja esto y límpiate — le indicó a Sungyeol y le pasó las toallas para que pudiera empezar a lucir como un "hombre nuevo". — Tratemos de no arrugar más eso — Sostuvo la camisa que Hajoon sostenía y luego le pasó a Minhyuk el blazer, indicándole cómo debía sostenerlo para no arrugarlo.

¿Podemos preguntar cómo sucedió todo esto? — dijo luego de un rato en silencio, sintiendo que llevaban ya una eternidad encerrados en ese baño. Intercambió una mirada con Minhyuk, como preguntando si había sido inapropiado su comentario y se encogió inocentemente de hombros.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


s  u  n  b  e  a  m
avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Park Gun-Soo

Volver arriba Ir abajo

por Choi Min Hyuk el Lun 16 Abr 2018, 03:09



Las cosas se dieron demasiado rápido y agradeció por una vez ser tan perspicaz a la hora de analizar situaciones. Colocó distancias entre él y la chica a penas ésta cobró el conocimiento, observando con una mirada curiosa la forma en que Gunsoo se comportaba alrededor de ella y no pudo evitar preguntarse si la conocía—. Muchas gracias —le dijo a la muchacha cuando se ofreció a ayudar al pobre del maknae quien seguía oliendo cual rata de alcantarilla, pero no fue una muy buena idea. El aroma de la colonia, en conjunto con la pestilencia del vómito, terminó resultando una combinación más asquerosa de lo normal. Minhyuk tuvo que contenerse para no llevar sus manos a la nariz y tapársela, porque no quería hacer sentir peor a la muchacha de lo que ya debía estar sintiéndose y miró a Gunsoo cuando salió disparado a buscar las toallitas—. ¿Segura que estás bien? —le preguntó nuevamente a la joven en un tono tan apacible y desenfadado que no parecía estar cuestionándose el por qué siempre les sucedían cosas de ese tipo. Parecía que estuviera viviendo con un montón de subnormales que lo único que sabían hacer era meterse en problemas.

Igualmente los quería, pero hacían más mal que bien la mayor parte del tiempo—. ¿Seojin? —dijo, alzándole las cejas a Gunsoo al decir con tanta familiaridad el nombre que, supuso al verlo dirigirse a ella, era de la muchacha. Miró a Hajoon, luego a Sungyeol y por último al pelo plateado, sosteniendo el blazer que le daba sin emitir palabra alguna sobre el hecho de que la había llamado cual amigos de antaño—. No te preocupes, Sungyeol, estás a tiempo —le dijo al menor de su grupo en ese tono paternal que tanto lo caracterizaba y al escuchar la pregunta de Gunsoo, lo miró, intercambiando un momento entre ellos y negó rápidamente la cabeza, pues él tenía la misma pregunta. Segundos después, centró su vista sobre la muchacha —la tal Seojin—, mirándola con tanta fijeza que, probablemente, le hubiera hecho un hueco en la cara de tanto mirarla—. ¿Estás enferma de alguna cosa? ¿Estás embarazada? ¿Debemos llamar a un médico? —cuestionó, siendo lo más practico posible, pues la chica seguía sin tener buena cara y ahora le daba la impresión como que se echaría a llorar de un momento a otro.


cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Choi Min Hyuk

Volver arriba Ir abajo

por Kwon Ha Joon el Jue 19 Abr 2018, 03:04

En la mente de Hajoon no cabía el escenario por ningún lado. ¿Cómo es que había terminado robando ropa detrás de escenas y aguantando la respiración para no terminar vomitado encima de sus compañeros? ¿Cuándo fue que todo había salido mal? El muchacho estaba cuestionando todas las decisiones que había hecho en su vida que lo habían llevado hasta esos momentos.

Una vez entregada la ropa, Gunsoo salió para ir por más cosas —No, hyung, llévame contigo—pidió pero fue apresado por Sungyeol. —Shu, shu, shuuu—le dijo, intentando que se alejara de él porque olía terriblemente mal. Tampoco podía evitar notar la textura del vómito donde habían. Pero cuando notó a su amigo hiperventilar, se atrevió a sostenerlo para que no acabara tendido en el suelo. —¿A tiempo? Tenemos como cinco minutos—porque Hajoon no contenía la paciencia y su lado paranoico salía a flote.

Miró a Minhyuk hacerse cargo de la chica, a la cuál miró rápidamente porque no se le hacía conocida y se preguntó si Gunsoo la conocía. Hajoon se limitó a mantener a flote a Sungyeol, para que no quedara sentado en el suelo de donde probablemente no podrían volverlo a levantar. —Yo te sostengo, solo límpiate—le dijo a Sungyeol. —¿No hay colonia? Algo para disimular el olor... —porque había cometido el error de respirar por la nariz y ahora estaba pálido.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


.

avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Kwon Ha Joon

Volver arriba Ir abajo

por Chae Seo-Jin el Jue 19 Abr 2018, 14:22

Tenía ganas de golpearse a sí misma y despertar de aquella pesadilla, porque no, lejos de ser un sueño en el que compartía un momento con sus mayores ídolos, era la peor pesadilla jamás habida en toda la historia.

Hubo asentido ante las preguntas de Gunsoo, agradecida y complacida de que se preocupase por ella, aunque claro, siendo la novia de su mejor amigo, como para que no se preocupase, pero a ella le gustaba pensar que simplemente le nacía solo ser así. Vio a Sungyeol quitarse la camisa y su rostro pasó de pálido, a ponerse más rojo que un tomate, teniendo que desviar la mirada un momento y mentalizarse de que no podía desmayarse allí mismo ¿¡Cómo podía hacer aquello, que estaba ella presente!? Pero no podía permitirse perder la compostura, y tenía que ser alguien racional, dejar de darles problemas.

Guardó el bote de colonia en su mochila de nuevo, y alcanzó un chicle para comérselo en lo que casi se atraganta al meterlo en su boca ante las preguntas que recibió en ese momento— ¡N-No! No estoy… embarazada... —murmuró mirando a su ultimate al responder, como pensaran eso de ella se moriría. Tomó la toalla que le ofreció, abriendo sus ojos como platos cuando la llamó por su nombre, y fue incapaz de responder, más bien, fue salvada por la campana cuando Hajoon recordó el tiempo que tenían para arreglar aquel desastre— Yo lo hago, por favor, déjame a mi... —le pidió a Sungyeol, el afectado, mojando la toalla en agua y después acercándose para pasarla con cuidado por su barbilla y cuello, así como por su torso en las partes que había quedado pegajoso por el vómito— Solo... —y cerró sus ojos para sacudir su cabeza y centrarse, aunque era difícil cuando le estaba limpiando el pecho al mismísimo Bae Sung Yeol y su cara parecía explotar del corte que le daba— Sois mi grupo favorito… El que más, y al mandarme aquí para traeros vuestra comida yo… No he podido controlar mis nervios... —se explicó como pudo, muerta de la vergüenza por haber admitido aquello, ahora no iba a poder mirarles a la cara siquiera, a ninguno de ellos— Aceptaré que no queráis que vuelva a acercarme a vosotros, es no-normal después de la de problemas que os he causado, yo no quería que la primera vez que os viera fuese… así —añadió, terminando de limpiar al mayor y echando la toalla a la papelera directamente.

Tras girarse, sacó de su neceser su base de maquillaje, que si bien no era del tono del idol, más o menos se le parecía, y se iba a tener que conformar— No te muevas —la pidió murmurando, tomando su aplicador una vez había puesto maquillaje en él, y lo fue pasando por el rostro del chico, queriendo enmendar cómo había quedado por su culpa.


cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage




avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Chae Seo-Jin

Volver arriba Ir abajo

por Gyeon Jae Hyun el Vie 20 Abr 2018, 12:41

No sabía qué estaban haciendo los otros, habían desaparecido por completo y les quedaba nada y menos para salir al escenario. No se podía quedar allí esperando que un milagro pasase, por lo que comenzó a buscarles, hasta que escuchó la voz de Hajoon viniendo de una sala, y luego de una chica. Parpadeó, ¿qué narices pasaba? Abrió la puerta y se encontró aquel ambiente, siendo golpeado por el olor, haciendo que arrugase su nariz.

Pe-pero que... — susurró antes de dar un paso atrás debido a la impresión. — ¿¡Pero qué hacéis!? — miró a la chica, que le resultaba vagamente familiar, pero luego puso toda su atención en los demás, sobre todo en Sungyeol, el cuál parecía que se iba a desmayar allí mismo. Aquello tenía que ser una broma de mal gusto, de verdad que sí, no se creía que eso estuviese pasando en ese maldito momento.

Entro en la sala y cerró, casi aguantando la respiración. No sabía a dónde mirar, todo era un caos, ¿por qué les pasaban esas cosas a ellos? Sin duda alguna, estaban completamente gafados y maldecidos. — ¿Piensas hacer fanservice Sungyeol? Que eso solo lo puedo hacer yo. — comentó tratando de romper el ambiente para que pasase a algo más gracioso, algo más relajado, o eso intentaba, claro, pero el rostro del contrario no parecía muy por la labor de aguantar sus bromas, por lo que se posicionó detrás de él y le sujetó, por si Hajoon no llegaba a tiempo a sujetarle.

Miró a la chica con las cejas alzadas, sorprendido. — No pasa nada, es que Sungyeol es muy débil, no aguanta nada. — dijo intentando que ella no se sintiese tan culpable por lo ocurrido, que tampoco sabía qué había pasado, quizás hasta estaba defendiendo a una sasaeng, pero no tenía pinta de ser una de esas locas. Si no salían ya, su mánager los iba a matar. — Yo sugiero sacar a la princesa, — dijo mirando a Sungyeol. — de aquí porque si no, se nos va a desmayar y tendremos que atarle cuerdas al cuerpo y que el manager las mueva desde arriba, y es muy pesado para hacer eso. — comentó con una sonrisa burlona. — ¿Me ayudas, Hajoon? — preguntó, dispuesto a sacar al chico así, descamisado y con esa cara. Si seguían allí dentro no mejoraría con el olor.

cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Gyeon Jae Hyun

Volver arriba Ir abajo

por Bae Sung Yeol el Dom 22 Abr 2018, 06:20

Con el aspecto desaliñado del sudor sobre la piel cetrina y los ojos hinchados, su expresión —aferrándose por permanecer alerta— se asemejaba más que nunca a la de un cachorro asustado. Quiso confiar en las palabras de Gunsoo, por eso asintió al escucharlas, deseando convencerse. No se preguntó cómo era que Gun-hyung conocía del nombre de la muchacha, demasiado enfrascado en el tiempo apremiante. Perdido, no sabía qué hacer con su casi metro noventa, y se sentía aún más repudiado tras los shu(s) de Hajoon, su grandísimo amigo. Hiperventilando, no pudo calmarse al oír aquella afirmación salir de la boca del que, entonces, le sostenía —CINCO MINUTOS NO ERAN PARA NADA SUFICIENTE—, habiendo caído de bruces de no ser por esto; por su condición y gesto era que no lo estrangulaba.

Por supuesto, Jaehyun tuvo que llegar también, provocándole a Sungyeol una subida de tensión al oír abrirse la puerta, sólo para proferir un gritito estrangulado en lo que la mantuvo abierta. — ¡Cierra, cierra! —el pánico hacía de su voz todo un espectáculo. Tambaleándose su cuerpo hacia atrás, el recién llegado lo detuvo esa vez. Sungyeol se sentía atrapado en aquél lavabo, junto a todos aquellos, en lo que él se comportaba como una ancianita: definitivamente no estaba para bromas. Torpemente, comenzó a limpiarse a ciegas con la toalla, incapaz de acercarse a humedecerla o a mirarse frente al espejo —pensando por qué a mí por milésima vez—, por lo que no puso impedimenta cuando Seojin se ofreció a hacerlo, aún jadeando pero capaz de sentirse aliviado al contacto de la toalla mojada sobre su piel, retirándole los parches densos de vómito.

Escuchó la triste explicación de la chica y se sintió doblemente mal, como si a su peso se hubiera sumado también el suyo. Abrió la boca para decir algo, pero Jaehyun lo atropelló con una nueva broma y Yeol sentía que se echaría a llorar nuevamente; disuadiendo toda la lástima que sentía por Seojin entonces —tan desgraciado que podría morirse de victimismo. Todo se había ido a la mierda y allí todos estaban de parte de la chica, ¡como si hubiese sido él el que la hubiera vomitado! Friendly reminder, ¡¡él sólo había querido ayudarla!! Obedeció a la fémina, inclinándose hacia a ella para que lo alcanzara mejor; sin embargo, no pudo permanecerse quieto ante la proposición de Jaehyun (¿¿ACASO HACÍA EL TRABAJO DE SATÁN??). — No, ni hablar, —se negó con voz ronca— ¡ni hablar! —el corazón se le iba a salir por la boca. Sentía que moriría si salía de allí. Buscó a la desesperada la mirada del líder, esperando su veredicto, los dedos tan apretados entorno al brazo de Hajoon que bien podría arrancárselo.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage



avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Bae Sung Yeol

Volver arriba Ir abajo

por Park Gun-Soo el Mar 24 Abr 2018, 04:21
El aroma que se respiraba en ese lugar era en verdad nauseabundo, al punto que estaba reprimiendo varias arcadas. Haber echado perfume había sido una pésima idea, por lo que se obligó a alejarse, tomar un pedazo de papel higiénico y cubrir su nariz con eso. La pregunta de si estaba embarazada aún rondaba por su cabeza, proyectando el sin fin de posibilidades y entrando en pánico. Sin duda alguna, si esa posibilidad existía, Saeyoung terminaría por quedarse calvo, y no por culpa de un mal corte de una estilista. Aigooo. Aunque si bien Seojin se encargó de aclarar que no lo estaba, la duda prevalecía.

Sintió igualmente algo de pena ante todo lo que decía. Entendía que si a él le sucediese lo mismo delante de su ídolo, probablemente se sentiría mortificado de por vida. – Nada de que preocuparsementira, nos asesinarán si no salimos de aquí. Le dedicó una sonrisa tranquilizadora a la muchacha y asintió con la cabeza cuando se ofreció a ayudar a Sungyeol. – ¿Puedo usar más de tu perfume? Necesitamos bañarlo en eso para que no apeste a vómito...Sin ofender

Iba a tomar la botella de perfume y dio un brinco del susto a mitad de camino cuando la puerta se abrió, llevándose una mano al pecho con cierto dramatismo. – Casi me matas del susto...Al fin te apareces – dijo en un jadeo, mirando a Jaehyun agradecido de que también se apareciera. Y ante la mención de sacar al maknae de allí, por parte del muchacho, seguido del grito del menor, lo obligó a hacer un bollo de una toalla de manos y colocarlo a la fuerza en la boca del maknae. – Shhh, baja la voz o nos escucharán – le retó y luego avanzó hasta Jaehyun, tomándolo de la mano. – Acompáñame afuera – Antes de abrir la puerta, miró al resto de S.T.O.R.M y Seojin. – Minhyuk, Hajoon, iremos a distraer un poco al resto, apúrense – sin más, se llevó a Jaehyun afuera y respiró hondo cuando salieron.

Por todos los cielos, eso ha sido horrible – susurró. Aún se le revolvía el estómago y no podía creer que estuviese pasándoles eso. – ¿Te han preguntado donde estábamos? – miró de reojo de un lado a otro, sonriendo como si nada a una estilista, mientras obstruía junto a su amigo la entrada de la puerta del baño. – ¿Alguien ha sospechado algo? ¿Tú dónde estabas metido? – Esperaba que terminasen pronto de componer a Sungyeol.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


s  u  n  b  e  a  m
avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Park Gun-Soo

Volver arriba Ir abajo

por Choi Min Hyuk el Mar 01 Mayo 2018, 05:26


El por qué era líder de ese grupo, Choi Min Hyuk nunca lo comprendería. Suspirando mental y físicamente, asintió a las explicaciones de la joven—. De acuerdo, solo quería asegurarme de que estuvieras bien y si necesitabas alguna ayuda médica —le sonrió suavemente, apartándose de ella cuando se movió inmediatamente a atender a Sungyeol, pidiéndole que se quedara quieto para reestablecer su destrozado maquillaje. Metiendo las manos en los bolsillos, observó la escena con fría lógica, desviando su mirada por unos segundos para reparar que en que solo tenían tres minutos para salir de ahí. Técnicamente —no, literalmente estaban muertos. Una vez más, se inventó una rápida excusa mental —apuntándola en algún lado de su tan ajetreada lista de cosas que tenía que decir, colocándola después del regaño que les iba a dar a los desalmados de sus compañeros—. Añadiéndole el toque le faltaba al desastre, Jaehyun apareció de la nada—. Sungyeol, cállate y deja que la joven termine con tu maquillaje —habló suavemente, sus palabras contradiciendo el tono que empleó para dirigirse al más joven del grupo y le dedicó una mirada al último de los chicos en entrar—. Así como dijo, Gunsoo, ve y distraigan al manager mientras acabamos —se acercó a la joven, mirándola de reojo al examinar lo que le estaba colocando a la cara al maknae que, sí bien él entendía poco de todo lo que le estaba echando, quedaba mejor que antes. Parecía menos fantasma, aunque el olor a rata de alcantarilla todavía seguía en el ambiente pese a que mitigado—. Estás como nuevo, venga, es hora de que salgas, Jaehyun y Gunsoo te acompañarán —le dijo, haciendo aspavientos con la mano al olisquear algo de ese aroma pútrido de antes. Vaya cosa.

Después de pensar detenidamente qué iban a hacer, Minhyuk tomó la decisión más lógica. Su retraso no pasaría desapercibido para Satán, pues conociéndolo, contaba hasta los segundos que ellos respiraban—. Hajoon, acompaña a esta joven afuera —le dijo, volviéndole a sonreír a Chae Seo-Jin—, y no te preocupes, le pasa a cualquiera, además, sin ti, él estuviese muerto —señaló a Sungyeol, porque era evidente: ninguno de los cinco sabía maquillar y ella acababa de arreglar el desastre—. Si les preguntan por qué nos retrasamos, van a decir —y ésta vez empleó un tono completamente estricto, que no daba lugar a pero alguno—, que tenía un severo caso de malestar estomacal y tuve que venir de emergencia al baño. No la mencionen —señaló con la mirada a la chica—, después hablaré con el manager Kang al respecto —dado que Minhyuk se llevaba mejor con él, aunque eso no lo eximía de las reprimendas. Alguien tenía que explicar el por qué estaban retrasados, así que asumiría las consecuencias. Con el garbo de quien está aburrido de la vida, instó a Hajoon, a Sungyeol y a Chae Seo-Jin a que abandonaran el baño—. Vamos, para luego es tarde —les hizo un gesto de vayánse con la mano—, ah, le comentan a los otros dos para que no metan la pata —dijo, antes de volverse al espejo del baño y mirar si había algo desaliñado en su apariencia. Se quedaría un minuto más para hacer creíble el asunto luego de que ellos salieran, antes de alcanzarlos fingiendo cara de malestar.



cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Choi Min Hyuk

Volver arriba Ir abajo

por Contenido patrocinado
123
Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:

No puedes responder a temas en este foro.