not all heroes wear capes — csj
NOTICIAS
29.12 Abrimos el foro Hemos cumplido cuatro meses online, ¡muchas gracias por todo y a por muchos más! 19.05. Nuevo Anuncio El sistema de fama del foro ha cambiado, conoce más aquí. Cualquier duda, preguntadnos.
MISS C
MISTER L
MISS N
BABY C
BABY L
BABY N
MAYO DE 2018 La hora y tiempo del mes actual en Seúl, Corea. Usa esta información para hacer tus temas mucho más realistas.
X
comeback stages mayo
CANCIÓN:
BLACK ON BLACK
DEBUT ALBUM
02/05/18
GRUPO:
DÈJÁ VU
RCKSTR ENTERTAINMENT 533 PUNTOS CONSEGUIDOS
CANCIÓN:
GOODBYE BABY
CB MINI-ALBUM
08/05/18
ARTISTA:
EMI (GONG HYEMI)
SYK
ENTERTAINMENT
3042 PUNTOS CONSEGUIDOS
CANCIÓN:
WHAT YOU LIKE
DEBUT SINGLE
09/05/18
ARTISTA:
ONE (KWANGSIK)
RCKSTR ENTERTAINMENT 3074 PUNTOS CONSEGUIDOS
REPORTAJE:
H&M KOREA
DEBUT MODELO
10/05/18
ARTISTA:
BAE HYUN SOO
RCKSTR
ENTERTAINMENT
1931 PUNTOS CONSEGUIDOS
CANCIÓN:
SCENTIST
COMEBACK ALBUM
11/05/18
GRUPO:
OLYMPIANS
VYR
ENTERTAINMENT
1928 PUNTOS CONSEGUIDOS
CANCIÓN:
I NEED U
COMEBACK MINI-ALBUM
12/05/18
ARTISTA:
ROK BIN IL
RCKSTR
ENTERTAINMENT
1625 PUNTOS CONSEGUIDOS
CANCIÓN:
HEART SHAKER
DEBUT ALBUM
15/05/18
ARTISTA:
MIN SO HEE
VYR
ENTERTAINMENT
363 PUNTOS CONSEGUIDOS
REPORTAJE:
MILETT
COMEBACK MODELO
15/05/18
ARTISTA:
KANG SAE YOUNG
KSJ
ENTERTAINMENT
1728 PUNTOS CONSEGUIDOS
CANCIÓN:
EYES NOSE LIPS
COMEBACK SINGLE
18/05/18
ARTISTA:
PAN GUN HO
METEOR
ENTERTAINMENT
1101 PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE:
SALTY
COMEBACK SINGLE
20/05/18
ARTISTA:
PARK JUN KI
SYK
ENTERTAINMENT
2765 PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE:
365 FRESH
COLABORACIÓN
21/05/18
ARTISTA:
NAMSUK, DOHEE Y DONGSUK
MYP, RCKSTR Y METEOR
ENTERTAINMENT
2012 PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE:
GOING CRAZY
COMEBACK SINGLE
21/05/18
GRUPO:
5IN
SYK
ENTERTAINMENT
1526 PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE:
OPPA, OPPA
COMEBACK SINGLE
22/05/18
GRUPO:
OPP4
MYP
ENTERTAINMENT
1858 PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE:
FIRE
DEBUT ALBUM
24/05/18
ARTISTA:
KWON HYUK
MYP
ENTERTAINMENT
2261 PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE:
KING & QUEEN
DEBUT JAPONES
26/05/18
GRUPO:
CROWNED
MYP
ENTERTAINMENT
1251 PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE:
CROOKED
DEBUT SOLISTA
26/05/18
ARTISTA:
BAEK KI JOON
MYP
ENTERTAINMENT
2774 PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS

not all heroes wear capes — csj

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ir abajo

por Nam Ji Seok el Jue 05 Abr 2018, 16:07

miércoles, 4 de abril; 23:34 PM

Pasar el tiempo en compañía siempre es algo agradable, pero una persona debe también aprender a saber disfrutar el tiempo consigo mismo. Relajarse, pensar, disfrutar de una velada con su propio subconsciente. Esa noche, Jiseok rechazó la invitación de sus compañeros de empresa para irse al karaoke y decidió vagar por las calles de la ciudad hasta dar con algún sitio en el que se sintiera cómodo; y no tardó en toparse con un restaurante con pinta de agradable y tranquilo, justo lo que necesitaba. Saludó con una silenciosa reverencia a los trabajadores tras la barra y ocupó una mesa al final del local, lo más oculto de la multitud posible — pequeñas costumbres que uno adquiere cuando intenta que nadie le reconozca.

¿Qué clase de café me recomiendas? — murmuró de forma curiosa y sin apartar la mirada de la carta de cafés, sus ojos moviéndose de forma lenta mientras revisaba todo lo que ofrecían en aquel local —. No me gustan los cafés muy amargos, asi que quizá el Brasil sea el adecuado para mí, suave y dulce. ¿Qué opinas? — la carta hizo un sonido seco al cerrarla entre sus manos, y cuando levantó la mirada y la fijó en la muchacha que le estaba atendiendo su sonrisa se acrecentó aún más. Incluso él podía admitir que era muy guapa, sin duda — Tomaré entonces un capuccino con café de Brasil, por favor. No te cortes con la carga de café, me espera una noche larga.

Sonrió intentando quitarle hierro al asunto, pero la realidad era que se rumoreaba que a la mañana siguiente les harían un examen, por lo que pensaba pasarse la noche practicando. Cuando la chica se fue, entrelazó las manos sobre la mesa y empezó a mirar a su alrededor, observando el local, la decoración, a la gente. Sacó su móvil del bolsillo y empezó a vagar por las diferentes aplicaciones para amenizar la espera, no tardando más de un par de minutos en sumergirse por completo en su mundo.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage




avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Nam Ji Seok

Volver arriba Ir abajo

por Chae Seo-Jin el Vie 06 Abr 2018, 12:58

Turno doble durante una semana, eso le pasaba por querer acudir a la gala benéfica dejando el negocio con una persona menos. Creía que su CEO sería más comprensivo con la oportunidad que le había salido a la menor, pero no, su castigo fue más trabajo, para que recordara qué era lo que tenía y lo que le quedaba, y eso sin contar que seguía con el reparto a domicilio y algunas noches acababa casi a las dos de la madrugada. Echaba ya de menos a sus compañeras de piso, además de a Jungwoo que solo podía verlo por videollamadas ahora que estaba con más trabajo.

No obstante, la sonrisa siempre estaba instaurada en su rostro mientras trabajaba, y más aquella noche en la que parecía tener una buena clientela, se notaba que la gente salía aquel día. Se acercó a atender a un chico muy simpático mientras sostenía su libreta en la mano, meneando su boca de lado a lado mientras pensaba un pedido adecuado- Pues... Un capuccino siempre es adecuado, y lo hay de distintos sabores, a mezclar con los cafés que tiene ahí en esa lista -le indició, señalando con el bolígrafo la zona de la carta donde se encontraban. En cuanto mencionó el de Brazil asintió con una sonrisa- Creo que es una decisión acertada -le aseguró con ánimo, porque para sus clientes siempre estaba bien. Volvió a asentir anotándolo todo, y no tardó en cerrar la libreta- De acuerdo, en unos minutos lo tendrá listo -le aseguró, y se alejó a dar la comanda.

En una noche normal podía llegar a estar ella sola atendiendo y poniendo cafés o pedidos, pero aquella tenía a un compañero encargándose de eso, así que no tardó en tener la taza lista y hacerse con ella para llevársela hasta el chico- Aquí tiene, espero que su noche no sea tan larga como dice -dijo en lo que colocaba su capuccino sobre la mesa, inclinándose a modo de despedida y yendo a atender a una mesa contigua, porque eso sí, para atender sí que estaba sola.

Sin saber si era una noche de suerte o no, otros cuatro clientes entraron en el establecimiento, parecían algo pasados de rosca, posiblemente alguna celebración de empresa, y tomaron asiento allí mismo dentro del loca- En un momento iré a atenderles -les avisó mientras seguía apuntando una nueva comanda.


cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage




avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Chae Seo-Jin

Volver arriba Ir abajo

por Nam Ji Seok el Vie 06 Abr 2018, 18:36
El repentino aroma a café recién servido le hizo dejar el teléfono sobre la mesa para fijar la mirada en la taza humeante que la camarera había posado cuidadosamente frente a él. Se lo agradeció con una ligera reverencia de cabeza y exhaló una carcajada moderada ante sus palabras, con ganas de decir oh, estoy seguro de que lo será pero simplemente asintiendo y sonriendo ante la ternura de su ignorancia —. Bueno, qué te voy a decir a ti de noches largas, ¿verdad? Tienes cara de cansada — murmuró, señalándola con disimulo — Gracias por el café — y volvió a hacer un gesto amable con la cabeza, dejándola seguir su trabajo.

Con su café en una mano y la otra haciendo scroll de forma pasiva y aburrida por su feed de instagram en busca de algo con lo que entretenerse, dejó que pasaran los minutos en silencio. No fue hasta que el buen ambiente del local se vio interrumpido por un violento jaleo que le hizo arrugar la expresión con desagrado y levantar la mirada para comprobar la fuente de aquel alboroto, que descubrió era culpa de un grupo de hombres que acababan de entrar como un huracán y con ojos de que todo y todos cuantos estaban allí les pertenecían. La educación básica de Jiseok le pidió por favor que dejara de seguir con la mirada a aquel grupo de desagradables porque era un acto de evidente mala educación, pero su intuición y un mal presentimiento le pedían no quitarles los ojos de encima, menos aún cuando se dio cuenta de cómo el grupo entero no dejaba de seguir con la mirada a la muchacha que un par de minutos antes le había servido su café después de asentarse en una mesa al otro lado del local.

Arrugó la expresión y tomó un sorbo, sabiendo que no podía actuar basándose sólo en suposiciones. Si su mal presentimiento era cierto todo era cuestión de tiempo, y por eso se mantuvo alerta, mirando de vez en cuando a la joven camarera de forma inconsciente para asegurarse de que estaba bien.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage




avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Nam Ji Seok

Volver arriba Ir abajo

por Chae Seo-Jin el Sáb 07 Abr 2018, 12:10

La risa del chico le había hecho sonreír en su momento, parecía simpático y agradecía un poco de conversación aunque fuera breve aquella noche, tanto trabajo podía hacer que cualquiera se amargara y pasara el día con pocas ganas de todo- Estoy cansada, pero no queda otra, el trabajo es el trabajo -se atrevió a contestar manteniendo una sonrisa tierna, volviendo a inclinarse cuando le dio las gracias antes de irse a atender la mesa que la demandaba.

Aquellos clientes no eran tan amables como el joven con el que acababa de hablar, pero al menos no eran desagradables. Tomó sus pedidos con una sonrisa en los labios, y para cuando aquel grupo entró, supo ya de antemano que darían problemas, o al menos, que no serían los más simpáticos del mundo. Les había dicho que ahora iría a atenderles, pero parecía que no estaban por la labor de esperar mucho, así que mientras se acercaba hasta el mostrador para darle a su compañera la comanda, pudo escucharles hablarla desde la distancia- Hey camarera, creo que ya es hora de que nos atiendas, no se puede ser tan lenta, no sabes hacer tu trabajo -le dijeron, notándose en su tono de voz que estaban un poco idos, haciendo que la menor tuviera que coger aire y mentalizarse de que no podía dejarse llevar por las palabras, que tenía que ser profesional y ya está.

Se giró para acercarse a la mesa, sin haber contestado a sus provocaciones, y puso la mejor de las sonrisas que podía salirle ne aquellos momentos- Buenas noches, ¿qué desean tomar? -preguntó educadamente, mirando a todos los presentes para saber quién es el que hablaría por los demás- ¿Podemos pedirte a ti? ¿Estás en la carta? -soltó uno de ellos, provocando las carcajadas de los otros y haciendo que las mejillas de la chica se pusieran rojas, pero no de vergüenza, sino de rabia, además de porque había gente que les estaban escuchando- S-Si... Si son tan amables, escojan algo del menú -continuó diciendo, bajando un poco el tono, tratando de mantener la compostura- Ya he dicho lo que quiero, ¿Me vas a contestar? -volvió a hablar el otro, haciendo volver a reír a sus amigos que parecían que solo seguían las bromas e insinuaciones de aquel cabecilla, pero que no interferían por él.

Ella se quedó callada y allí plantada, tragando saliva con algo de miedo porque no sabía por dónde le podían salir aquellos clientes, y odiando en esos momentos que la hubieran dejado en el turno de por la noche sin ninguna otra compañera o compañero respaldándole. Bajó la mirada al suelo, y simplemente esperó y deseó que alguno saltara con un pedido de verdad, dejándola hacer su trabajo sin más.


cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage




avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Chae Seo-Jin

Volver arriba Ir abajo

por Nam Ji Seok el Sáb 07 Abr 2018, 15:12
La frustración que suponía ver la situación ante sus ojos y sentir que no podía hacer nada para ayudar era devastadora. Jiseok miraba a un lado y a otro con la esperanza de que alguno de los compañeros de aquella muchacha se diese cuenta de la se percatase de la situación y fuese en su ayuda, pero fue entonces cuando se dio cuenta de que no parecía haber ningún otro trabajador en aquel ala del restaurante que no fuese la pobre mujer.

Sin pensárselo dos veces y como si su cabeza estuviese actuando por su cuenta buscó en internet el nombre del local en el que se encontraba, y nada más localizar el teléfono lo marcó de forma silenciosa y disimulada. Un par de segundos más tarde, el aparato comenzó a sonar detrás del mostrador, a un par de pasos de él, y realmente esperaba no equivocarse en la suposición de que nadie más que ella podría atender la llamada. Siguió llamando una y otra vez, sin descanso, hasta conseguir que descolgase el teléfono —. ¿Qué tan de acuerdo estarías en hacer una locura a cambio de librarte de una situación tan desagradable? Me encantan las locuras — murmuró, con un subtono de diversión en la voz y mirando a la chica desde su mesa con una sonrisa divertida, misteriosa y preocupante, como si algo terrible estuviese cocinándose en su cabeza —. Quédate al teléfono.

Y sin dejarle responder posó el móvil sobre su mesa y se levantó, rumbo a la barra. Tomó prestada la libreta de notas antes de dirigirse a la mesa donde el grupo de hombres protestaba por haber perdido a su presa, y cuya expresión no hizo más que empeorar al ver aparecer a Jiseok, libreta en mano y vestido con una sonrisa, una sudadera y un pantalón deportivo —. Lamento que tengan que verme sin uniforme, caballeros, mi turno ha terminado hace un rato y ya me había cambiado. Mi compañera tiene que atender una llamada importante del jefe, así que yo me encargaré de tomarles nota.

Sobraba decir que Jiseok no había tomado nota en una cafetería en su vida. Estaba acostumbrado a servir hamburguesas, pero su conocimiento en hostelería era nulo; esperaba que poner su sonrisa más amable pudiese disimular aquel hecho — Lárgate, chico. Podemos esperar a que acabe — refunfuñó el cabecilla de mala gana, haciendo que él se encogiese de hombros —. No lo creo. Puede que tarde mucho. Estoy seguro de que yo puedo darles tan buen o incluso mejor servicio. Yo tampoco estoy en la carta, pero si les apetece... — y presumiendo de lo irritable que podía ser a veces su naturalidad, sonrió y lanzó un beso por el aire en medio de un guiño coqueto al 'jefe' del grupo, que no tardó en levantarse de la silla de un salto, completamente ofendido. Jiseok no se movió de su sitio, ni siquiera borró la sonrisa —. ¡Bien! Me alegro de que hasta usted se esté dando cuenta de lo estúpido que suena pidiendo algo así. ¿Qué van a tomar? Limítense a la carta, por favor.

Tras un instante de incómodo silencio, uno a uno empezaron a nombrar bebidas que Jiseok no había escuchado en su vida. Cuando terminó de tomar nota y se giró hacia la barra, en su rostro se dibujó una expresión de no-sé-qué-es-lo-que-acabo-de-hacer-y-tampoco-cómo-ha-salido-bienTe dejo a ti lo de llevar la bandeja; eso ya sería desafiar demasiado a la suerte — murmuró, inclinándose sobre la barra con una sonrisa. Dio un par de palmaditas sobre la libreta de pedidos y en silencio volvió a su mesa, esperando que la chica hubiese visto la pequeña nota que le había escrito en una esquina del papel: "no estoy seguro de querer dejarte sola con esta gente; no digas nada y tráeme un azucarillo a la mesa si quieres que me quede contigo hasta el cierre. puedo acompañarte a casa~ ¿crees que valgo para esto? ;P"
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage




avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Nam Ji Seok

Volver arriba Ir abajo

por Chae Seo-Jin el Dom 08 Abr 2018, 13:13

Aquel grupo le iba a dar la noche, ya se estaba imaginando todos los finales posibles con aquel encuentro y ninguno de ellos le gustaba, se sentía totalmente desprotegida. Nadie decía nada, solo escuchaba sus risas por lo bajo, y para cuando el teléfono de la barra comenzó a sonar, giró el rostro para ver si su compañera lo respondería, pero no estaba, suponía que había ido a la cocina a por algo, así que rápidamente y tras inclinarse lo menos posible ante aquellos tipos, se dirigió a contestar soltando un suspiro de alivio por el camino. La voz al otro lado de la línea se le hizo un tanto familiar, teniendo que girar su rostro para comprobar si de verdad era quien imaginaba, encontrándose con la mirada del chico al que acababa de atender. Una sonrisa se dibujó en su rostro, a pesar de que la del otro daba a pensar que quizás tuviera una idea totalmente descabellada- Sí, por favor -se limitó a decir, asintiendo cuando le pidió que se quedase al teléfono.

Intrigada por saber qué era lo que tenía planeado, le siguió con la mirada hasta la mesa de aquel grupo, teniendo que ponerse una mano en la boca para disimular que estaba hablando con alguien. No se esperaba que tomase su libreta y se hiciera pasar por camarero, y casi temió que iniciara una pelea allí mismo, podía provocar que perdiera su trabajo, y en aquello sinceramente ni había pensado. Estuvo en tensión mientras los escuchaba hablar, rezando todo lo que sabía porque saliera bien, y para cuando uno de los chicos comenzó a hacer un pedido, volvió a suspirar pero esta vez de alivio, más tranquila, o al menos en parte, el mal trago pasado no se lo quitaba nadie.

Cuando el chico se fue acercando hasta ella colgó el teléfono, dedicándole una suave y tímida sonrisa, realmente agradecida con él, aunque saber que tenía que llevarles la bandeja con el pedido, hizo que sintiera un nudo en su estómago y la bilis subir por su garganta. Asintió, tomando su bloc de notas para leer lo que le había puesto, y le observó dirigirse hasta su sitio. Inmediatamente se puso a preparar lo que aquel grupo había pedido, gracias a sus notas y lo que había podido llegar a escuchar, sabía lo que querían, así que esperó haber acertado.

Cuando todo estuvo listo, fue hasta la mesa problemática, tratando de tener un rostro más serio y menos amigable, pero sabiendo que si alguien se quejaba de ella le traería problemas, volvió a sonreírles de manera hostil, cosa que parecía darles igual- Ya te echábamos de menos, preciosa -dijo el cabecilla otra vez, haciendo que tuviera ganas de tirarle el batido encima, pero al recordar que casi termina pegando a aquel chio que la había salvado, prefirió dejar las cosas todo lo rápido que pudo y dirigirse al lugar donde estaba aquel joven que sin duda era un ángel que le habían mandado aquella noche- Por favor... -murmuró en lo que dejaba un azucarillo sobre su mesa, volviendo a marcharse para seguir con su trabajo.

Quería que se quedase, no sabía porqué pero se sentía más segura si sabía que estaba allí, sobre todo porque no siempre alguien te ofrecía ese tipo de ayuda, y tampoco podía arriesgarse a llamar a Jungwoo, ni a marcharse sola y que pudieran llegar a seguirle, así que era la única opción que tenía.


cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage




avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Chae Seo-Jin

Volver arriba Ir abajo

por Nam Ji Seok el Dom 08 Abr 2018, 20:03
Volvía a estar tan ensimismado en sus asuntos que no pudo evitar sorprenderse al ver el sobrecito de azúcar a su lado. Levantó el rostro hacia ella y sonrió, guiñándole un ojo con rapidez antes de volver a hundir la mirada en su teléfono como si no hubiese pasado nada.

Era probablemente la primera vez en cuatro años que se presentaba a un posible examen sin haberse pasado la noche anterior encerrado en la sala de ensayo, pero una parte de él siempre creía que todo sucede por una razón. Su café desaparecía sorbo a sorbo, con paciencia, sin prisa por terminar. Las mesas del local se iban vaciando poco a poco a medida que entraba la madrugada, e irónicamente el alboroto iba creciendo más y más cuanta menos gente había para enmascarar las risas y los gritos de aquella mesa de impresentables. Jiseok sentía que le estaban desafiando a ver quién se iba primero; no sabían que estaban tratando con el Rey Orgullo en persona.

Disculpe, caballero, pero... estamos a punto de cerrar — la voz suave y amable que se dirigió a él le hizo levantar la mirada, y no supo qué responder al darse cuenta de que era una persona completamente diferente; parecía que la muchacha no estaba sola a fin de cuentas —. Oh, eh-... Sí, claro. Cinco minutos para acabar de redactar un e-mail importante y me iré, lo siento — a pesar de poner su mejor sonrisa, pudo notar que la persona que le atendió lo habría sacado a patadas de haber podido para poder cerrar de una vez. Nada más irse, cogió su taza vacía y con miedo la acercó a la barra, ocupando uno de los taburetes altos frente a la chica a la que había prometido ayudar con una sonrisa —. ¿Es todos los días así o os he traído yo la mala suerte? — inquirió con curiosidad, sacándose del bolsillo un billete y dejándolo al lado de su taza —. Quédate el cambio. Con todo lo que tenéis que aguantar, os merecéis toda la propina del mundo — rió, con la esperanza de hacerla reír también.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage




avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Nam Ji Seok

Volver arriba Ir abajo

por Chae Seo-Jin el Dom 08 Abr 2018, 21:34

La verdad es que era una locura haberle dicho a aquel chico que esperase por ella, pero su oferta era tentadora y no le despertaba tan mala espina, a fin de cuentas la había ayudado y salvado, y parecía simpático y con buenas intenciones. Podía escuchar la voz de su padre decirle "no te fíes de de los chicos con cara bonita y que sin conocerte son buenos contigo", pero aquellas palabras habían sido tan equívocas en tantas ocasiones, que hizo oídos sordos aquella vez también.

El establecimiento se fue vaciando, y su turno de atender a las mesas pasó al de detrás de la barra, atendiendo los últimos pedidos y encargándose de limpiar las máquinas. Todavía podía oír las risas provenientes de la mesa de aquel grupo de alborotadores y solo podía desear que se fueran lo antes posible, sobre todo para no encontrárselos a la hora en la que ella tenía que salir.

Vio a su compañera acercarse al chico que estaba allí solo sentado, tratando de escuchar la conversación y odiándola un poco por decirle aquello, ya podría ir directa a echar a los otros, pero claro, eran más y daban más dinero, así que bufó por lo bajo. No obstante, cuando el joven se acercó a la barra, aguardó hasta que se sentara para acercarse y dedicarle una sonrisa tierna, llena de agradecimiento. Cogió la taza vacía, y la echó al fregadero, el lavavajillas ya estaba lleno y ella se había acostumbrado a fregar desde bien pequeña, así que se puso a hacerlo mientras le escuchaba- No nos has traído mala suerte, más bien hoy eres mi ángel de la guarda -comentó, notando cómo se ponía colorada por aquel comentario y cómo se odiaba por haber sido tan espontánea, no era correcto decir cosa así, por lo que sacudió su cabeza como si de una disculpa se tratase. Miró el billete sobre la barra, y dejó ir una suave risa- Ojalá y todos pensaran como usted, sobre todo nuestro CEO -comentó por lo bajo, tampoco es que pudiera hablar mal de él muy alto, en todos los trabajos había chivatos- Por cierto, me llamo Seojin, y gracias por lo de antes, no sabía cómo podría haber acabado aquello -añadió, mirando por encima de su hombro a aquellos chicos- Estoy deseando de que se marchen -terminó por decir, soltando un suspiro cansada y dejando la taza secar junto al resto de la vajilla.


cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage




avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Chae Seo-Jin

Volver arriba Ir abajo

por Nam Ji Seok el Mar 10 Abr 2018, 01:59
No todos los días alguien se dirige a ti como ángel de la guarda, y al escucharla estalló en carcajadas tan llenas de satisfacción como de timidez —. Aigo, aigo, no digas eso; no podía quedarme mirando sin más, yah. Y... ¡usted, dice! ¿Cómo que usted? ¿Cuántos años me echas? — levantó una ceja, posando el codo sobre la barra e inclinándose hacia delante en una postura curiosa y amenazante a partes iguales, como si estuviese listo para ofenderse según lo que respondiera —. Yo soy Jiseok. Y no me des las gracias, yah; al revés, en realidad creo que deberías estar regañándome-- — ni siquiera fue capaz de acabar la frase antes de inclinarse hacia delante, mordiéndose los labios y haciendo lo posible para que el resto del local no le estuviese escuchando reír; por suerte, las carcajadas y el alboroto del grupo de hombres eran la razón principal de que no se le escuchase, así que ellos mismos estaban siendo su coartada —. ¿Te imaginas que hubiesen descubierto la mentira? O peor, que en ese momento hubiese salido tu compañera, esa mujer de antes. Te habría metido en un buen lío, señorita... Nos habríamos metido en un buen lío — cuanto más lo pensaba en frío, más se daba cuenta de que quizá, y sólo quizá, no había sido tan buena idea. Jiseok esbozó una mueca de perrito arrepentido y sonrió —. Lo siento, Seojin-ah. Te diría que para la próxima prometo pensar mejor las cosas pero la verdad es que no suelo pensar mucho; y no quiero mentirte. ¿Y si prendemos fuego al local? Seguro que así se van.

Y la miró, con una expresión que oscilaba entre lo divertido y lo serio de forma ilegible; a veces era terrible no saber a ciencia cierta si Jiseok hablaba en serio o en broma.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage




avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Nam Ji Seok

Volver arriba Ir abajo

por Chae Seo-Jin el Mar 10 Abr 2018, 15:36

La verdad es que el comentario sobre llamarle ángel de la guarda le había salido solo, y aunque lo pensara de verdad, quizás se había pasado un poco al soltarlo en voz alta, sobre todo cuando se rió, pensando que lo hacía de ella hasta que escuchó sus palabras y sacudió su cabeza- No todo el mundo habría hecho lo que ust-... -pero no acabó la frase ya que siguió escuchándole y asintió de manera inmediata, riendo por lo bajo ante la postura que adoptó y la manera en la que le miró. Sin duda el chico sí que era divertido, la hacía sentir cómoda al menos- Estoy acostumbrada a los formalismos en el trabajo, perdón... Jiseok. Y todo agradecimiento se queda corto, no se me ocurriría regañarte -le aseguró, porque por mucho que tuviera las agallas para hacerlo, el gesto le había servio de tanto que solo tenía palabras de agradecimiento que dedicarle, pero se las guardaría tal y como le había pedido.

Lo único por lo que agradecía en esos momentos el alboroto que estaban formando aquel grupo, era porque ahora ella y el chico podían hablar sin que nadie se enterase de su conversación, sobre todo si bajaban el tono; no tenían por qué saber que le había salvado el pellejo, ya que posiblemente le costase el trabajo o pasar horas de más, por permitir que un cliente tratase a otros fingiendo ser empleado del local. Buscó con su mirada a la compañera de la que hablaba, y acabó por negar despacio con una sonrisa tierna cuando le puso aquella mueca- Ella estaba atendiendo en la cocina, y no vale de nada pensar en eso ahora, no ha sucedido, el destino y la suerte estaban de nuestra parte -respondió convencida de ello- Oh, no, no, no habrá próxima vez -le aseguró, se negaba a que tuviera que vivir una noche tan desastrosa de nuevo, y soltó una risotada ante la pregunta, negando de inmediato- Si lo quemamos me quedo sin trabajo, y lo necesito -le dijo, pero aquello le dio una idea- Quizás... podamos llamar a la policía. Tengo que ir a pedirles la cuenta, le diré que se tienen que marchar, si se ponen como antes... Vendré hasta aquí y llamaré -soltó conforme se le fue viniendo a la cabeza, arrugando su nariz tras ello- ¿Crees que eso es alocado? ¿Esperarías aquí por mi? -preguntó, sabía que no sería capaz de hacerlo sin una vía de escape.


cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage




avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Chae Seo-Jin

Volver arriba Ir abajo

por Nam Ji Seok el Miér 11 Abr 2018, 17:55
Mientras la chica urdía su plan él lo escuchaba en silencio, a veces echando alguna que otra mirada disimulada hacia atrás para ver el estado de la susodicha mesa y sopesar contra quiénes estaban peleando; era mejor prevenir que curar — Por suerte o por desgracia parece que están ya demasiado bebidos... Eso puede suponer un problema o facilitar mucho las cosas, gracias cultura del alcoholismo — susurró con sorna, mirando a la chica y echándose a reír. Ante su pregunta, asintió con seguridad y decisión, dando un par de palmadas sobre la barra —. Ve sin miedo, yo no me muevo de aquí. Estaré vigilando lo que ocurre, si las cosas se ponen feas me acercaré a entretenerles mientras tú te ocupas de llamar. Y si tenemos la suerte de que se van a la primera, ese problema que nos ahorramos, ¿eh? — rió, intentando tranquilizar a la chica, aunque sabía que era una tarea complicada al tener que enfrentarse; si él estuviese en su situación, desde luego no estaría tranquilo —. Venga, no pasa nada. Tu ángel de la guarda estará atento.

Asintió entre risitas burlonas, haciéndole una señal para que fuese y un gesto de ánimo para que no tuviese miedo, porque él iba a estar ahí el tiempo que hiciese falta. Giró sobre sí mismo y se quedó mirando a la mesa de forma casi amenazante, como si quisiera demostrar al grupo que estaba listo para levantarse e interceder si se les ocurría pasarse de la raya; dicen, sin embargo, que razonar con un hombre borracho es imposible, por lo que no tenía muchas esperanzas de que hiciesen caso a sus avisos. Eso le mantenía aún más alerta, si podía.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage




avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Nam Ji Seok

Volver arriba Ir abajo

por Chae Seo-Jin el Jue 12 Abr 2018, 12:46

Sabía que su plan era algo descabellado, uno nunca sabía por dónde podía salirte un grupo de borrachos, pero era su trabajo y tenía que encargarse de ellos de la forma en la que fuera posible, y si no perdían dinero, mejor, porque sino saldría de su sueldo. Asintió convencida con sus palabras, sonriendo cuando el contrario rió, y ante sus últimas palabras, acabó por convencerse de que tenía que hacerlo- Recemos porque se vayan a la primera entonces -contestó, sacando su libreta y arrancando una hoja de esta con la cuenta de los clientes; la puso en su platito correspondiente y rodeó la barra para salir de ella- Ahora vengo -le dijo a su nuevo amigo, tomando aire para recobrar fuerzas en lo que se acercaba a aquel grupo de hombres.

La tarea era sencilla, pero ejecutarla no tanto. Dejó la cuenta sobre la mesa, y le dedicó una sonrisa amable a los presentes- Aquí está lo que deben, el establecimiento va a cerrar ya, así que les pediríamos que se fueran marchando una vez abonen su cuenta -les dijo con el mejor tono que podía ponerles, haciendo que todos girasen el rostro hacia ella- ¿Pero por qué nos vamos a ir ahora que nos lo estamos pasando tan bien? -preguntó el cabecilla, que dejaba más que claro que estaba completamente borracho y ya no podía ni consigo mismo- Venga, ella tiene razón, y tu mujer te matará cuando llegues a casa así -le replicó otro, señalándole con un dedo y echándose a reír- Pues anda que cómo vas tú... -otro se sumó a la causa, todos iban iguales, y acabaron por reír a carcajadas. Ella suspiró y se giró para regresa junto a Jiseok, soltando un suspiro y tomando asiento en el taburete contiguo- Al menos la borrachera ha apaciguado sus comentarios subidos de tono, pero no se marchan... -murmuró con cansancio, sacando su teléfono móvil para marcar el teléfono de la policía- Dame un minuto -le dijo al chico cuando a la otra línea le atendió un agente.

No tardó en explicarle la situación que había, y le aseguraron que llevarían a una patrulla para encargarse de ellos, haciéndola sentir más aliviada y llamando a su compañera para que se acercara- La policía viene de camino, ellos se encargarán de que paguen y se vayan. Les he contado que se han sobrepasado conmigo y me aconsejan que me marche antes de que ellos lleguen, así que encárgate del cierre, por favor, yo lo haré mañana aunque reparta, lo prometo -le pidió a la chica, la cual puso mala cara, pero asintió- ¿Sigue en pie que me acompañes a casa? No me fío de ir sola... -preguntó, componiendo una pequeña mueca y sintiéndose idiota por tener que pedirlo. Entrando un momento tras la barra otra vez, alcanzó su abrigo y su mochila, colocándose ambas cosas en lo que esperaba una respuesta- No tienes por qué sentirte obligado a ello, ya has hecho mucho por mi esta noche -se apresuró a decir por si a caso, lo mismo solo había sido cortés con ella y ahora que estaba todo más o menos bien, prefería seguir su camino.


cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage




avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Chae Seo-Jin

Volver arriba Ir abajo

por Nam Ji Seok el Jue 12 Abr 2018, 18:49
El alcohol había ayudado a amansar a las bestias, y eso le hizo respirar tranquilo: que lo peor que pudiese suceder fuese que no quisieran irse aún no era algo tan terrible. En cuanto vio volver a Seojin esbozó una sonrisa de ánimo, felicitándola en silencio por haber sido capaz de lidiar con ellos de forma tan profesional — Eso parece — asintió, mientras los miraba reír y brindar y cantar; miró su reloj: casi las dos de la madrugada. Sin embargo, parecía que para ellos el tiempo se había detenido tras la quinta botella de soju.

La expresión de la otra mujer tras su súplica hizo que le hirviese la sangre; ¿cómo podía reaccionar de ese modo? Jiseok se giró hacia ella y asintió rápidamente, levantándose del taburete con ánimo —. ¡Claro que sigue en pie! No te preocupes. Si además, seguro que me pilla de camino. ¿Hacia dónde vas? Y si no me pilla de camino, es igual; no me importa dar un rodeo — él mismo preguntó y se respondió sin ni siquiera darle tiempo a ella de responder, queriendo darle la tranquilidad de que no importaba cuál fuese su respuesta, su invitación seguía ahí —. Después de ti — murmuró, educadamente. Pero de alguna forma, la buena suerte decidió acabársele en ese instante, y antes de que llegasen a la puerta una voz atronadora sobresaltó a Jiseok, haciéndole mirar a la mesa —. ¡Eh, eh, guapa! ¿A dónde vas? ¿Has terminado ya? ¿Por qué no vienes a tomar algo con nosotros? ¡Invito yo! — los demás se echaron a reír y Jiseok murmuró un "oops" antes de empezar a dar ligeros empujoncitos en la espalda de la chica, instándola a correr hacia la puerta —. ¡Lo siento! Va a tener que ser en otro momento, tenemos mucha prisa, mi, uh... hermana tiene que darle de comer a su pez de colores, ¡lo siento!

Y sin hacer caso a sus berridos siguió caminando al lado de Seojin, intentando no reírse demasiado —. ¡....No me mires así, no se me ocurría qué decir! Y no aparentas más de dieciséis años — se defendió entre risitas, corriendo al exterior.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage




avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Nam Ji Seok

Volver arriba Ir abajo

por Chae Seo-Jin el Vie 13 Abr 2018, 21:24

La reacción de su compañera le daba igual, ya sabía que no era de las más agradables del establecimiento, lo que sí que le importaba en esos momentos era la respuesta del contrario, y en cuanto le dijo que sí, no pudo hacer más que sonreír ampliamente- No está lejos, apenas a quince minutos andando -respondió, creía que era una buena respuesta, ya que de seguir en su antiguo apartamento serían casi cincuenta, y ese día no traía la moto. Asintió con una pequeña inclinación antes de pasar por delante de él, e ir dirigiéndose hacia la puerta. No quería ni mirar a la mesa con aquel grupo de alborotadores, pero cuando casi estaba a punto de alcanzar su objetivo, escuchó la voz del cabecilla de este, una voz que sin duda le daba asco. No iba a contestar nada, sentía que no le salía ni una sola palabra hacia aquel ser, pero por suerte su acompañante estuvo rápido, y mientras aguantaba la risa por su ocurrencia, fue sintiendo los empujoncitos que la instaron a salir lo antes posible de allí.

Uno segundos después ambos estaban fuera, y miraba al otro de reojo esperando alguna explicación, sobre todo por lo del pez de colores, ¿De donde sacaba tanta imaginación? Y sin embargo sus palabra la hicieron reír y ofenderse al mismo tiempo, terminando por chasquear su lengua y gruñirle un poco, aunque no se daba cuenta de que sonaba más bien como un cachorro- Yo no tengo hermanos, ha sido divertido, ¡y este año cumplo veinte! ¿cuántos tienes tú? Seguro que eres más pequeño, aparentas... ¡Quince! -soltó porque sí, volviendo a reír con confianza. La verdad es que ella no solía confiar en la gente así porque sí, pero aquel joven estaba logrando que se sintiera cómoda y le transmitía paz, así que suponía que podía ser más ella misma.

Señalo una calle al otro lado, así como una heladería y pastelería que habría hasta la madrugada, era raro que los establecimientos cerrasen en Seúl, a decir verdad o al menos por aquella zona- ¿Te apetece algo? Me gustaría compensarte por lo de esta noche -le propuso, mordisqueándose el labio algo nerviosa por si pensaba mal.


cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage




avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Chae Seo-Jin

Volver arriba Ir abajo

por Nam Ji Seok el Sáb 14 Abr 2018, 02:15
— Yah, pero... ¡no me regañes! ¿Yo qué iba a saber? ¿Y cómo que quince? — de forma amistosa le dio un pequeño empujón su osadía, levantando la muñeca para mirarse el reloj; las dos y treinta y siete minutos de la mañana —. ¿Qué clase de niño de quince años estaría a estas horas pululando por la ciudad y jugando a los superhéroes? Te doy otro intento, y sólo te diré que la respuesta correcta está entre veinte y veintidós; no, no, no me pidas más pistas, tendrás que conformarte — ni siquiera le daba tiempo a hablar de tan rápido que él lo hacía, pero para cualquiera que conociese a Jiseok sabía que eso era algo muy suyo.

Se giró hacia el local que señalaba la chica y se quedó pensativo — De acuerdo, ¡pero no pienso dejarte invitar! — le hizo un gesto para que cruzase la calle con él a todo correr antes de que cruzase algún coche y la miró, mientras esperaba a que alguien los atendiese en una pequeña fachada a pie de calle —. Si quieres agradecerme algo, que sea con un café como el de hoy; ¿lo has hecho tú? Estaba delicioso — hizo un gesto de aprobación con los dedos y se giró hacia la ventana cuando una mujer de mediana edad se acercó a atenderles —. ¡Buenas noches! Me gustaría un soft-serve mediano, de nata y en cucurucho, por favor; nunca es mal momento para un helado. ¿Qué te apetece a ti? — y se giró hacia ella, invitándola a elegir mientras él preparaba la cartera —. Escoge sin miedo, tienes que estar hambrienta después de trabajar. ¿Has cenado? ¡Ah! Me siento como un padre; ¿le parece a usted normal que me salga natural ser así? Soy demasiado joven para ser un padre ya. ¡Pero es que me sale solo! Y además teniendo que soportar a esos impresentables, menos mal que no se han pasado de la raya, que sino...

La mujer tras el mostrador no podía sino reírse de su verborrea sin sentido ni final. Dos cosas habían quedado más que claras esa noche: Jiseok no soportaba las injusticias, y además hablaba mucho.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage




avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Nam Ji Seok

Volver arriba Ir abajo

por Chae Seo-Jin el Sáb 14 Abr 2018, 13:23

No podía evitar reír a carcajadas por las palabras del contrario, manteniendo el equilibrio ante el pequeño empujón que le dio, sin molesarse por este— ¡No te regaño! No me molesta que hayas dicho que eres mi hermano, ha sido divertido —le aseguró, sacándole la lengua después— No me creo que tengas veintiuno, ¿en serio? —preguntó con sorpresa, de verdad que pensaba que tenía menos, y como cuando cogía confianzas se le olvidaba ser correcta, sobre todo con sus mayores, a sabiendas ahora de que el otro lo era, le había hablado sin formaslismos ninguno, tampoco es que se hubiera dado cuenta— Hay niños rebeldes que no hacen caso a sus padres y están hasta estas horas o más en la calle —se excusó, aunque la verdad es que no tenía sentido y acabó por echarse a reír otra vez, sobre todo por todo cuanto hablaba su acompañante y que le resultaba de lo más divertido.

Le siguió hasta el otro lado de la calle, corriendo con miedo de que le pillase algún coche, parecía que el chico no temía por su vida en absoluto, pero ella sí que le tenía cariño a la suya propia. Chasqueó su lengua cuando le dijo que no podía invitarle, pero al escuchar lo que siguió diciendo lo entendió mejor y asintió sin dudarlo— Sí, lo he preparado yo, y hecho, te debo un café —sentenció con convencimiento, era lo menos que podía hacer por él.

No tardó en quedar a su lado mientras observaba tanto la carta como lo que se veía a simple vista, escuchando cómo Jiseok hablaba y hablaba, negando ante su pregunta, no, no había cenado, y soltando una risilla cuando escuchó que la dependiente hacía lo mismo— Perdona, pero es que mi hermano no sabe cuándo callar —le dijo a la chica de manera divertida, colocando su mano frente a la boca del chico, pero sin llegar a tocarl— ¡Oppa para, ya sé lo que quiero! —añadió, llamándole de aquel modo para seguir fingiendo que de verdad eran familia, aunque posiblemente se llevase una regañina si al otro le molestaba— Como no he cenado, querré un batido mediano de oreo, con nada, por favor —le pidió a la muchacha, añadiendo una sonrisa a sus palabras y guiándole un ojo al contrario.

Apenas cinco minutos después, cada uno tenía su pedido— Gracias por invitar tú, y... siento haberte llamado así antes, no quiero que te sientas incómodo —se disculpó, y es que aunque aquel mote -oppa- fuera apropiado porque sin duda era mayor que ella, tampoco iba a ser irrespetuosa y tomarse las confianzas que nadie le había dado.


cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage




avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Chae Seo-Jin

Volver arriba Ir abajo

por Nam Ji Seok el Dom 15 Abr 2018, 03:16
Después de entregarle un billete a la tendera se giró hacia Seojin, y no dudó en hundirle los dedos en el cabello y empezar a frotarle la cabeza con la intención de despeinarla, entre risas, mientras esperaban sus órdenes —. ¿Cómo que para? ¿Cómo que para? ¡Menuda insubordinación! — se lamentó, fingiendo ofensa. Sonrió satisfecho al ver cómo la señora de la tienda se echaba a reír al ver cómo le había desordenado el cabello a la menor y él se encargó de coger el batido tras el mostrador y pasárselo a Seojin, antes de despedirse de la mujer y empezar su camino de regreso a casa.

¿Incómodo? — se giró hacia ella tras darle un mordisco suave a su helado, y se echó a reír —. No te preocupes por eso; ¿lo dices por lo de oppa? Ah, ¿sabes cuántas veces tengo que escuchar eso al día? Demasiadas; estoy más que acostumbrado — levantó las cejas y asintió, y en su expresión había una veracidad implícita que no se podría describir con palabras —. Me resulta bastante más extraño que me traten de usted a que me digan oppa, así que ya sabes; nada de hacerme sentir más viejo de lo que ya soy — la regañó, señalándola con la cucharita de plástico que venía con el helado antes de coger otra cucharada y llevársela a la boca.

¿Qué tal se trabaja en ese sitio? Parece una locura cuando se llena — el local parecía agradable, pero lo suficientemente grande como para parecer agotador en horas puntas. En su mente, recuerdos de sus trabajos de adolescencia le hicieron fruncir la mueca —. Cuando tenía dieciséis trabajaba volteando hamburguesas en una cadena de comida rápida, era lo peor; el día que me fui de allí dije, nunca más — y vaya que si cumplió su promesa, pensaba —. Todos los días toca soportar al Cliente Estrella. Aún recuerdo al señor que me pidió la hoja de reclamaciones por ponerle una hamburguesa de ternera en vez de una vegana, después de explicarle claramente que en el establecimiento no teníamos opciones veganas. ¿El cliente siempre tiene la razón? ¡Y una mierda! — su berrido resonó por las calles vacías, frustrada y ligeramente divertida. Negó y le dio un sorbo a su helado, sintiéndose feliz de haber dejado esa vida atrás.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage




avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Nam Ji Seok

Volver arriba Ir abajo

por Chae Seo-Jin el Lun 16 Abr 2018, 16:22

¡Au, au, au! —se quejó cuando le revolvió el pelo, aunque no pudo evitar reír ante al gesto, nunca antes nadie le había hecho algo así más que su padre, y le había resultado graciosa su reacción ante el pequeño teatrillo de hermanos que estaban montando.

Cuando le dijo que estaba acostumbrado a que le llamasen así, alzó sus cejas sorprendida, era una de dos: o tenía muchos conocidos, o era alguien famoso, ¿y por qué llegaba a esa conclusión? Bueno, su novio era un idol y había muchísimas chicas, demasiadas, llamándole de aquella forma a todas horas— ¿Es que eres famoso? —preguntó de manera estúpida, si lo era había quedado como una idiota al no reconocerle, y si no lo era básicamente tenía a un séquito de amigas detrás que lo trataban de aquella forma. Cuando le amenazó con la cucharilla asintió y volvió a reír— Vale, vale, nada de usted, me lo apunto, pero baja esa cucharilla, me siento amenazada —añadió bromeando, dedicándole una sonrisa antes de tomar su batido y darle un sorbo, el cual le hizo ronronear al notar el dulce sabor en su boca, le encantaba.

Compuso una mueca cuando le preguntó por el trabajo, y se encogió de hombros— Bueno, no se está mal, o será que llevo mucho tiempo trabajando para el mismo hombre. Me riñe mucho y tengo mucho trabajo, pero al menos tengo trabajo. Es difícil encontrar algo cuando no tienes estudios —le explicó, sintiéndose mal al haber dicho aquello en voz alta, normalmente ni siquiera lo mencionaba, la hacía ver como… alguien demasiado inferior— Normalmente estoy ahí o repartiendo, por las noches hago más reparto que otra cosa, así que lo de hoy casi siempre me lo pierdo, ha sido una pena que hayas tenido que presenciarlo —y era otra forma de disculparse de manera indirecta. Al escuchar su historia ahogó la risa para no atragantarse con el batido y tosió un poco— Creo que clientes así hay en todas partes —alegó, comenzando a andar y esperando a que el otro le siguiera el paso.


cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage




avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Chae Seo-Jin

Volver arriba Ir abajo

por Nam Ji Seok el Mar 17 Abr 2018, 22:39
"¿Es que eres famoso?"

Se dio cuenta, en ese mismo instante, de que después de todo lo sucedido aún no había mencionado nada sobre su inusual trayectoria profesional. Le hizo sentirse bien, como si a pesar de que fuese algo que ocupaba mayor parte de su tiempo y su vida le aliviase pensar que su etiqueta de trainee y futura imagen pública no lo fuera todo en él. A pesar de ello, seguía siendo Jiseok, un individuo con identidad propia.

¿Famoso? No, qué va — aún, pensó. El pensamiento le hizo sonreír — Aún — era demasiado tentador dejarse llevar por el misterio, y a pesar de intentar evitarlo al final terminó lanzándose de lleno a la piscina, aún sonriendo de forma plena. Tomó un bocado de su helado y se echó a reír —. Pero espero que si algún día ves mi cara en la televisión sepas reconocerme — añadió con una vocecilla llena de esperanza, aún aprovechándose de tener la carta maestra en la conversación y de la ventaja en cuanto a información que tenía contra Seojin.

Pudo sentir la caída en su tono de voz al hablar sobre su situación y él no tardó en negar, zarandeando la mano y la cucharita de plástico en alto —. No, no, no digas eso. ¿De verdad crees que un diploma lo es todo? En absoluto. Mírame a mí, conseguí acabar el Bachillerato y ni comiéndome el diploma podría hacer un café tan rico como el tuyo — y aunque su tono fuese bromista, intentando ante todo hacerla reór y aliviar la tensión de la situación, también hablaba realmente en serio —. La habilidad es lo importante. El talento, la valía. Esas cosas no se compran con estudios — y con una sonrisita volvió a señalarla con la cucharita, señal de que algo maquavélico estaba pasando por su cabeza —. ¿Nunca has pensado en meterte en la industria de la música? — Jiseok había visto a mucha gente en el mundillo, y aunque desconocía sus talentos estaba más que seguro de que tenía la apariencia adecuada para ser una —. ¿Qué tal se te da cantar? Cántame algo — añadió, más que convencido. ¿Hablaba en serio? Y tanto que sí —. ¡Venga! Nadie te va a oír, solo yo. No tengas miedo, ¡cántame tu canción favorita!

Las calles estaban completamente silenciosas, y Jiseok más que preparado para una sesión espontánea de karaoke callejero con una nueva amistad.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage




avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Nam Ji Seok

Volver arriba Ir abajo

por Chae Seo-Jin el Miér 18 Abr 2018, 09:54

Hubo escuchado al contrario atentamente, hasta que sus cejas se alzaron con sorpresa ante sus palabras, teniendo que dejar de beber de su batido para mirarle con sorpresa— ¿¡Eres trainee!? ¿de qué compañía? —no se esperaba estar hablando con un trainee, y no tardó en deducir ese cargo ya que sus palabras lo dejaban bastante claro, además, podía decirse que estaba un poco metida en el mundo del kpop, a fin de cuentas le gustaba mucho y su pareja era un idol, algo tenía que saber.

Cuando la animó de aquella forma por el tema de sus estudios, no pudo hacer otra cosa que sonreír complacida y acabar por reír con suavidad— Pero yo leo mucho, eh, intento aprender cosas nuevas siempre. Y lo del café es solo práctica, segur que si te enseño, no tardas en aprender y hacerlos igual que yo —le aseguró con modestia, pero no quiso desestimar sus palabras— Me agrada que piensas así, gracias —quiso decirle, volviendo a tomar de su batido y casi atragantándose de nuevo cuando le preguntó acerca de dedicarse a la música, aquello le recordó sin duda a Jungwoo, y para cuando le pidió que cantara, negó de forma inmediata— No, no, no, cantar y bailar es solo para momentos en los que esté sola y en mi mundo, me da vergüenza —admitió, sacudiendo todavía con su cabeza porque lo veía capaz de seguir insistiendo— Ya me sugirió alguien que entrase como trainee en alguna compañía porque le gustaba cómo bailaba, y me niego, yo sé que mi vida está destinada a tener trabajos mediocres y sobrevivir, no puedo permitirme tener una vida de idol —terminó por decir, además de que no quería hacer el ridículo delante de él.


cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage




avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Chae Seo-Jin

Volver arriba Ir abajo

por Nam Ji Seok el Jue 19 Abr 2018, 03:02
El corazón le dio un vuelco ante aquella pregunta, y la cara de idiota que se le quedó no tenía precio. ¿Es que acaso llevaba un cartel de neón en la frente y no se había dado cuenta? —. K... KSJ — balbuceó tras salir del estupor, con una sonrisa divertida —. ¡Wow! ¿Tanto se me nota? — tuvo que preguntar, o no se quedaba tranquilo.

A pesar de la negativa de la menor, Jiseok ya había entrado en modo karaoke, lo que significaba que no había vuelta atrás —. ¿Vergüenza? Qué sentimiento tan inútil — le espetó entre risas mientras sacaba su móvil del bolsillo, sin hacer caso de sus negativas. De hecho las había utilizado para ganar tiempo mientras buscaba el reproductor de música, y nada más terminó de hablar sonrió y empezó a mover la cabeza al ritmo de Bang Bang Bang. Miraba a Seojin con una sonrisa que no dejaba de crecer y crecer, una expresión que no parecía estar abierta a debate —. ¿Pero y lo divertida que es la vida sin vergüenza? — cuestionó con una gran sonrisa, bailando de forma torpe mientras caminaba.

La calle estaba desierta, el eco de la música resonaba de un lado a otro junto con la voz de Jiseok, atronadora y voluntariamente absurda. En ese momento no le importaba demostrar sus aptitudes vocales, sino cantar, disfrutar de la música como medio liberador de estrés, dejarse llevar por la melodía, la letra, la situación. Con el móvil en una mano y el helado a medio terminar en la otra, Jiseok caminaba a saltos sin dejar de cantar, más que convencido de hacerse un concierto en solitario si la chica decidía no unírsele; la adrenalina era ya demasiado fuerte como para parar, ese era el poder de una canción de uno de tus grupos favoritos

Aaaaah, ¡me encanta! — cuando la canción terminó paró el reproductor, no queriendo interrumpir su charla. Volvió a guardarse el móvil entre risas y retomó su helado, que hasta entonces y por un breve instante se había convertido en el perfecto micrófono —. ¡Y nada de trabajos mediocres, muchachita! Aspira siempre a lo más alto, una vida sin metas es muy aburrida — asintió, con una sonrisa —. Bueno, ¿que te está pareciendo el camino de vuelta a casa? ¿Cuántas veces te lo pasas así de bien? ¡Y aún por encima, acabas el día con un hermano de mentira! Yo lo llamaría una buena forma de acabar la noche — asintió, mirándola con una sonrisa.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage




avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Nam Ji Seok

Volver arriba Ir abajo

por Chae Seo-Jin el Jue 19 Abr 2018, 14:23

Cuando mencionó la empresa a la que pertenecía Jungwoo, abrió sus ojos con sorpresa, eso quería decir que ahora debía de tener mucho más cuidado cuando se acercase a la compañía, puesto que el contrario podría reconocerla— Mi dos grupos favoritos son de esa compañía, y no es que se te note, lo he deducido por el “aún”, que no soy adivina —le dijo con una risilla, tomando más de su bebida.

Sabía que la haría cantar, o que insistiría en que lo hiciera, pero de verdad que le daba vergüenza, y más hacerlo con alguien que se dedicaría a ello en un futuro no muy lejano, no quería hacer el ridículo por mucho que hubiera gente que le decía que lo hacía bien. No obstante, la presión estaba presente, y cuando el mayor empezó a cantar, no tardó en rodar los ojos y sumarse a él. Primero lo hizo por lo bajo, casi tanto que dudaba que incluso el otro pudiera escucharle, pero después acabó por sumarse a su tono, sintiendo sus mejillas arder y por supuesto, sin acompañamiento de baile, bastante estaba accediendo ya.

Para cuando acabaron, se llevó una mano a la mejilla y la otra la enfrió con el batido posándolo contra esta, iba a explotar mientras reía— Te odio... —murmuró, siendo mentira evidentemente, pero le había hecho pasar por un mal rato, aunque divertido a fin de cuentas— No quiero perder este, gano lo suficiente para ayudar a mi padre y pagar mis cosas, por ahora aguantaré —le aseguró, hasta que acabó por mirarle y dedicarle una sonrisa por sus palabras— Es casi la mejor vuelta a casa que he tenido, el destino ha querido que acabemos conociéndonos hoy, definitivamente es una buena noche —respondió segura de ello, asintiendo para afianzar sus palabras— Pero no pienso llamarte oppa de verdad —le inquirió, apuntándole con la cañita como si fuera a amenazarle con ella, antes de reír y volverla a poner en su batido para no tardar en acabarlo— ¿Quieres que te de mi número? Así puedes llamarme si queires que haga el ridículo otra vez en la calle, o hablar, o no sé… si esos tipos se presentan otra vez, puede venir mi hermano mayor de mentira a rescartarme —le propuso, tomándose la confianza y sintiéndose cómoda, como para soltar eso sin morir en el intento.


cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage




avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Chae Seo-Jin

Volver arriba Ir abajo

por Nam Ji Seok el Vie 20 Abr 2018, 19:50
Espero que cuando me toque debutar a mí la lista suba a tres grupos favoritos, ¿eh? — colocó su brazo libre en jarra, optimista como solo él sabía serlo a veces. Con un par de mordiscos se acabó el helado, y tras chupetearse los dedos para limpiarse los restos de nata se sacudió las manos, escuchándola mientras masticaba con las mejillas llenas y abultadas como el hámster que muchas veces le decían que era.

A cada uno nos ha tocado vivir nuestra propia realidad, eso está claro; tienes una forma de pensar muy madura para tu edad — y por su forma de hablar parecía como si se hubiese convertido momentáneamente en un anciano y no fuesen escasos dos años los que los diferenciasen, pero era cierto que Jiseok se sentía un auténtico vejestorio cada vez que hablaba con alguien menor que él. El tiempo no perdona — No está mal establecerse en un trabajo y vivir una vida realista. Mírame a mí, llevo cuatro años metido en esa empresa viviendo a base de esperanzas, de todo lo que ahorré en mi adolescencia y lo poco que mis padres pueden ofrecerme. Estoy a punto de necesitar volver a ponerme a trabajar de nuevo, o sea que si alguna vez os hacen falta extras ya sabes a quién llamar — y movió las cejitas, riéndose sólo de recordar cómo le temblaban las piernas mientras apuntaba el pedido de aquella mesa.

Volvió a meter la mano en el bolsillo para tenderle a la menor su teléfono móvil, con un gesto rápido y fluido. Lo desbloqueó y lo dejó en sus manos, y mientras hablaba caminaba jugando a no pisar las líneas de la acera —. Toma, guárdame tu número. Si alguna vez me necesitas, me tienes a un kakao de distancia. Te dejo hasta escoger tu nombre de contacto — asintió, con aires generosos.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage




avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Nam Ji Seok

Volver arriba Ir abajo

por Chae Seo-Jin el Sáb 21 Abr 2018, 12:20

Asintió cuando le dijo que cuando debutase esperaba que su lista de grupos favoritos aumentase, ahora se encargaría de apoyar a su nuevo hermano mayor todo cuanto le fuera posible. Parecía que KSJ iba a tener a las mejores personas que hubiera conocido jamás, esa empresa se estaba convirtiendo en su favorita sin duda.

Tiró el recipiente de su batido en la papelera más cercana, escuchando las palabras del contrario con detenimiento. Una suave sonrisa se formó al oír cómo le decía que tenía una forma de pensar bastante madura, y se encogió de hombros de manera modesta por ello— He tenido que madurar a la fuerza —admitió, volviendo a guardar silencio para escucharle. Había sabido que la vida como trainee no era sencilla, por eso mismo quizás ella nunca se había atrevido a probar suerte en ninguna agencia, pero sabiendo ahora todo por cuanto había tenido que pasar y pasaba económicamente el otro, se sentía hasta mal por él, aunque acabó riendo cuando le dijo que contase con él si hacía falta alguien en su trabajo— Seguro que debutas pronto y podr´sa recuperar todo ese dinero, además de estar haciendo algo que te encante. Siempre he pensado que si trabajas en eso que te apasiona, habrás cumplido el mayor logro de tu vida, así al menos no te levantas cada día sabiendo que tienes que hacer algo que no te gusta —tal y como le pasaba a ella, pero ya se había acostumbrado a esa sensación.

Se fijó en la manera en la que andaba por la calle, tratando de no pisar las líneas de la acera, y de manera inconsciente, acabó por imitar su gesto, aguantando una risilla. Tomó su teléfono cuando se lo ofreció ya desbloqueado, y no tardó en marcar su número, además de guardarse a sí misma como “Little Sun”Wow, es todo un honor —le dijo bromeando, y tras devolverle su móvil, sacó el suyo de su chaqueta e hizo lo mismo tendiéndoselo— Ahora escoge tú tu nombre, porque podrías hablarme y así ya tengo tu contacto, pero quiero ver cómo te guardas a tí mismo —añadió, parando su paso cuando se dio cuenta de que había llegado hasta su edificio— Vivo aquí —señaló, alzando la vista para ver si había alguna luz encendida en su apartamento, seguramente las chicas ya estarían dormidas.


cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage




avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Chae Seo-Jin

Volver arriba Ir abajo

por Nam Ji Seok el Dom 22 Abr 2018, 03:42
Madurar a la fuerza no parecía una expresión muy sencilla de decir en voz alta, y la rotundidad de sus palabras le hizo torcer la mueca y pensar que, quizá, no era el momento adecuado de preguntar a pesar de sentir la preocupación y la impotencia burbujeando en el estómago. Suspiró para intentar expulsar la necesidad de preguntar de su cuerpo y negó, centrándose en sus siguientes palabras —. No, no... Tampoco es sólo cuestión de dinero. ¿Te das cuenta de lo que acabas de decir? — la señaló con una sonrisa, divertido porque la chica ni siquiera se hubiese dado cuenta de la contradicción en sus palabras —. "Si trabajas en eso que te apasiona"... ¿Y cómo sé que me apasiona? — levantó las cejas, mirándola con la sonrisa de quien sabe está esperando una respuesta imposible — No lo he vivido. A lo mejor es una mierda. La gente como yo, más que una pasión, persigue un sueño a ciegas. A lo mejor me doy cuenta de que no me gustan las agendas apretadas, ni los paparazzis, ni tener que salir con mascarilla a todos lados. Ni sentirme esclavo de la industria, ni las sasaengs... a lo mejor tengo pánico escénico. ¿Has pensado en ello? Pánico escénico — repitió, con una sonrisa —. A lo mejor estos cuatro años de prácticas sólo me llevan a lo peor que me haya podido pasar en la vida. A lo mejor he abandonado mi casa, a mis padres, mis pocos amigos y mi vida en busca de algo que no es para mí. Pero también puede ser lo mejor. Nunca lo sabré hasta que pase.

Se encogió de hombros. Era tan raro escuchar a Jiseok hablar en serio que hasta él se sorprendía de escucharse hablar de esa forma. Si no decía al menos una estupidez por minuto, no se sentía él.

Con sorprendente rapidez escribió en el teléfono ajeno su número y un Fake Oppa en el nombre de contacto antes de devolverle el aparato con una sonrisa satisfecha al cien por cien. Detuvo sus pasos con ella y miró hacia arriba, a la nada, al no saber cuál de todas esas ventanas era la suya —. He terminado mi misión con éxito, entonces — murmuró, satisfecho —. Venga, a casa entonces. Estarás agotada, es tarde, y tienes que recargar las pilas para mañana, hermanita — le había gustado hablar con ella y sin duda le hubiese gustado seguir haciéndolo, pero sabía que era el momento de decirle adiós; por ahora —. Buenas noches, Seojin-ah.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage




avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Nam Ji Seok

Volver arriba Ir abajo

por Contenido patrocinado
123
Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Volver arriba


 
Permisos de este foro:

No puedes responder a temas en este foro.