What's happening to us right now ? // CSR
NOTICIAS
29.12 Abrimos el foro Hemos cumplido seis meses online, ¡muchas gracias por todo y a por muchos más! 00.00. Próximamente Nuevas noticias pronto.
MISS C
MISTER L
MISS N
BABY C
BABY L
BABY N
JULIO DE 2018 La hora y tiempo del mes actual en Seúl, Corea. Usa esta información para hacer tus temas mucho más realistas.
X
comeback stages julio
CANCIÓN:
SOMETHING NEW
DEBUT SOLISTA
MINI-ALBUM
ARTISTA:
HAN SU MI
KSJ
ENTERTAINMENT
240 PUNTOS CONSEGUIDOS
DORAMA:
FUGITIVE LOVERS
DEBUT:
ACTRIZ
ARTISTA:
HWAN TAE JOON
MYP ENTERTAINMENT 1445 PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS

What's happening to us right now ? // CSR

Ir abajo

por Roh Da Bin el Sáb 07 Abr 2018, 03:46
F l a s h b a c k // 1 de Abril 2018
No podía concentrarse en lo absoluto. Observó la computadora con gran fastidio, nada de lo que escribía o mezclaba le agradaba, no era lo suficientemente bueno. Había prometido mostrar un demo, no necesariamente para el grupo, solo como aporte a la empresa porque uno de los productores se lo había pedido, pero en los dos días que llevaba encerrado parecía una tarea de nunca acabar. En realidad el día anterior o más bien en la madrugada, había hecho un claro avance, sin embargo ahora su cerebro parecía no cooperar. Culparía a su falta de sueño, aunque sabía que la verdadera culpable tenía nombre y apellido. Se sobó la sien, intentando alejar el dolor de cabeza que amenazaba con comenzar, pero era inevitable al igual que ignorar la situación que tenía con su querida compañera.

A pesar del trabajo y que había salido del estudio de madrugada, Robin salió bastante satisfecho. Tenía pensado dormir a sus anchas y despertar al día siguiente con ideas frescas para terminar el demo, pero claro, algo tenía que atravesarse. Reconoció en la calle cercana al departamento la figura de Sara, y si bien la chica tenía derecho de salir a donde quisiera, para él le pareció una hora inadecuada para ella. "A lo mejor no iba a tardar"…con ese inocente pensamiento se había adentrado al departamento, a su recámara compartida y se había preparado para dormir. Ni el sueño ni ella llegaron pronto, dejándole un sabor amargo y un millón de pensamientos en la cabeza. Horas después había escuchado el seguro de la puerta y se había controlado para salir y encararle. Finalmente el sueño lo venció y aprovechó para descansar al menos un poco.

Durmió al menos un par de horas y al levantarse apenas y saludó a los demás, sin embargo evitó por completo toparse con Sara. Incluso de manera descarada, antes de que ella pudiese acercarse a él, había pasado de largo y salido del departamento directo al estudio. Robin había pensado que quizá trabajar le resolvería el estrés, lo obligaría a dejar de pensar en su compañera y su inusual salida nocturna, pero había estado muy equivocado.

—Ya deja de pensar en ello. —
Se replicó en voz alta y se dejó caer en el sofá. Ni tenía porqué mortificarse o darle vueltas al asunto…su amiga tenía todo el derecho de hacer lo que quisiera. Por muy irresponsable que eso fuese. Frunció el ceño y estaba a punto de dar un perfecto monólogo que le pusiera a dormir cuando la puerta de su estudio se abrió sin avisar. Giró el rostro de inmediato y le sorprendió encontrarse con la culpable. Se quedó boquiabierto por la repentina intrusión de su compañera, sin embargo pronto recobró el sentido y se enderezó, de nuevo tomando su lugar en la computadora.  —Estoy ocupado. Vete. — Iba a ignorarle, pero prefirió que su tono cortante fuese más explícito en el hecho de que no quería verla en ese momento.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Roh Da Bin

Volver arriba Ir abajo

por Choi Sa Ra el Dom 08 Abr 2018, 06:07
El encuentro con Sung Yeol la había dejado agotada de manera emocional, mental y física; molida, así se sentía, pero el problema era que no entendía el por qué. Para ella, el chico era un viejo recuerdo, una fotografía que guardaría con cariño y recelo, pues en ella se escondían infinidad de recuerdos y sentimientos que en su momento la hicieron sentir viva, feliz. Sin embargo, con el correr del tiempo esos sentimientos fueron cambiando, lentamente el nombre de Sung Yeol pasó a ser una imagen borrosa, poco a poco se fue olvidando de sus facciones, su sonrisa o del tono de su voz, entendía que había sido una persona importante en su vida pero de la misma manera en que se esfumó sin avisar llegaron otras a cubrir su ausencia, cuatro para ser exactos. Cuatro personas por quienes sentía una gran devoción, a quienes confiaría ciegamente su vida. Sí, el encuentro con su viejo fantasma le había servido para reafirmar que amaba su presente, no cambiaría nada de lo que llevaba vivido.  Era feliz, ellos la hacían feliz, no importaba que tan complicadas se pusieran las cosas, o que tan larga fuera la mala racha por la cual estaban atravesando, se mantendría siempre a su lado, porque los había elegidos a ellos.

Sara se fue a dormir con esos pensamientos bailando sobre su cabeza, sí, estaba cansada pero contenta; la sonrisa pintada sobre sus labios era la única prueba de ello.

Se levantó como de costumbre, a la misma hora y siguiendo su rutina fue la primera en ocupar el baño, en alistarse y desayunar. Minutos después apareció su líder con quien mantuvo una charla bastante entretenida, ambos reían y jugaban a lanzarse pedazos de fruta. Después apareció Sam quien le arrebató su comida y ella debió salir corriendo detrás de él; sí, una típica mañana en el dormitorio de 5IN, lo único que rompió con esa rutina fue la indiferencia con que Robin la trató ¿había tenido una mala noche? Imaginó que se trataba de eso, el pobre llevaba días seguidos trabajando hasta noche— es un cabezota, le dije que no se excediera —desconociendo aún la razón del rechazo de su compañero Sara se permitió guardar un poco de fruta fresca para él, “debe comer algo sí seguirá trabajando tan tarde” creyó que esa era la solución. Sin embargo, las horas pasaron y nada cambió— ¿le hiciste algo? —le preguntó Sam— no —estaba confundida y dolida— ¿Segura darks? Robin parece molesto, no te ha dirigido la palabra en todo el día —una vez más aquella punzada sobre su pecho se hizo presente, sin embargo, espero a que el mayor estuviera solo para confrontarlo ¿cómo se atrevía a ignorarla?

No fue difícil dar con él— ¡NO! —soltó tan pronto lo escuchó y tras azotar la puerta se encaminó hasta Robin— ¿y a ti qué te pasa? ¿hasta cuándo seguirás ignorándome? —y aunque usó un tono de voz elevado y estable, por dentro moría de terror ¿qué había hecho mal?
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Choi Sa Ra

Volver arriba Ir abajo

por Roh Da Bin el Dom 08 Abr 2018, 08:04
Con Sara no había intermedio entre lo complicado y lo sencillo. O bien días podían tener una maravillosa relación o simplemente podían tener momentos en donde parecía que no se aguantaban. Era extraño, algunos dirían tóxico, pero no, no era tan malo. Era una relación agridulce, una bastante buena pues los momentos maravillosos siempre superaban a los demás. Pero claro, en esta ocasión las cosas eran muy diferentes. Quizá la palabra complicado se quedaba demasiado corta y eso, a lo mejor, se debía a que ni Robin entendía porque estaba en una situación tan compleja. O bueno, a lo mejor y sí, pero su orgullo y su mal humor no le permitían ahondar en sus pensamientos.

No se esperaba una confrontación tan pronto, no se imaginó la posibilidad de que Sara pudiese tomar cartas en el asunto y salir a buscarle. Su plan de relajarse, de tomar la decisión de pensar u olvidar las cosas ahora estaba arruinado. No había tenido ganas de que sus emociones más negativas sacaran lo peor de él, por eso mismo la había ignorado y huido a esconderse a su estudio… pero ella tenía que aparecer justo en ese momento y arruinarlo todo. Tan solo estaba logrando que su molestia acrecentara y que estuviera a segundos de perder la paciencia. Apretó los dientes ante el portazo y cerró con fuerza los ojos. “No es el lugar…no pierdas la cordura”. —No grites, ¿Quieres?... Tengo un maldito dolor de cabeza y no planeo aguantar tus quejidos ahorita. —Y ahí estaba, ese terrible humor inaguantable del que a veces él mismo se avergonzaba, pero no podía evitarlo, estaba muy molesto. Ni siquiera se dignó a mirarle, fingió que estaba muy ocupando mezclando sonidos en su computadora. —Quiero estar solo…te voy a ignorar hasta que se me de la gana. — Aunque sabía que ahora sería imposible con ella ahí, su compañera había ido con la clara intención de encontrar respuestas y no se iría hasta estar satisfecha. Vaya que la conocía bastante bien...o al menos eso pensaba.

—Vete. — Giró su silla sabiendo que ella no se iría, y pronunció esa simple  palabra de la manera más seria posible. No estaba para bromas. Sin embargo, verle le hizo dudar ¿Y ella que culpa tenía? Ni sabía por qué estaba enojado. Pero pensarlo fue peor, pues las imágenes de la noche anterior volvieron a su cabeza y le hizo golpear la mesa. —¿No tienes cosas que hacer? ¿O vas a esperar hasta en la noche para largarte otra vez? —Soltó, sin importarle revelarle el motivo de su enojo. Quizá de esa manera por fin le dejaba en paz. No obstante, conociendo a Sara, esa discusión estaba lejos de terminar.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Roh Da Bin

Volver arriba Ir abajo

por Choi Sa Ra el Mar 10 Abr 2018, 06:42
Era la indiferencia con que Robin la trataba la causante de ese hueco sobre su estómago, el culpable de sus errores a la hora del ensayo; frente a ella estaba el responsable de que ese día todo le saliera mal, ganándose una regañina por parte de su manager quien textualmente le dijo “me has decepcionado, pensé que de los cuatro serías la más centrada” no entendía de qué demonios hablaba el hombre “me sacarán canas verdes”, se fue, dejando a Sara bastante confundida. Había querido hablar, desahogarse con alguien, acercarse a sus compañeros y pregúntales sí ellos también notaban esa extraña actitud en su representante, pero.., antes de que pudiera satisfacer su curiosidad un asunto aún más importante y significativo pasó a primer plano ¿por qué la estaba tratando así? Entendía e incluso aceptaba que a veces era ella la culpable del mal genio del rapero, no le daba pena aceptar que disfrutaba, y mucho, molestarlo, sin embargo, en los últimos días no había hecho nada malo, al menos que ella recordara, la situación de Eunbi se había puesto tan delicada que nadie en el dormitorio tenía tiempo para bromas, la atmósfera era tensa y sofocante ¿se trataba de eso? ¿la culpaba por lo ocurrido con la bailarina?

”No es mi culpa”, intentó aclarar, cierto era que ambas femeninas no mantenían una amistad envidiable, que en más de una ocasión tuvieron sus diferencias pero eso no significaba que se alegrara por su desgracia, le dolía, le dolía ver a su maknae tan decaída ¿le creerían?, esperaba que sí.

—No me importa tu dolor de cabeza —soltó tras recuperar el control de sus pensamientos, sí Robin quería jugar a ser rudo entonces ella haría lo mismo, no le daría la satisfacción de verla derrotada sólo por tener una cara atractiva, atractivo que incrementaba cuando el enojo o la frustración se apoderaba de sus facciones, justo como en ese momento— bien, ignórame sí quieres pero no me iré, me quedará aquí de pie observándote —y tal como lo dijo, se paró con los pies firmes sobre el suelo y sus brazos sobre su cintura en posición de jarra y la mirada fija sobre él. No le importaba caer bajo, o sí aquella acción la hacía pasar por una niña caprichosa; nada le importaba en ese momento, lo único que ocupaba su mente era la necesidad de verlo sonreír, sí, que el chico le regalara una de sus sonrisas para soltar un “era broma”. Espero, espero y espero, no obtuvo nada y eso la decepcionó— ¿por qué estas molesto conmigo? —por un segundo sus barreras se viniera abajo y una voz suave, casi temblorosa, emergió.

Se sobresaltó por culpa del sonido que provocó ese golpe sobre la mesa, instintivamente retrocedió  dos pasos y su expresión cambió a una de confusión y terror— ¿largarme? —lentamente sus conexiones fueron haciendo clic y cuando por fin descubrió a que se debía aquel gesto, se mordió el labio “me declaró culpable” anunció con aquel gesto— espera un segundo ¿tú, tú me seguiste? —el terror se plasmó sobre sus ojos— ¿me viste con él? —lo supo en ese momentos, había hablado de más.  
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Choi Sa Ra

Volver arriba Ir abajo

por Roh Da Bin el Jue 12 Abr 2018, 06:11
Por supuesto que no se había equivocado, conocía bien a Sara y era obvio que no le iba a dejar en paz hasta obtener una respuesta de su parte. Pero ella también debería saber bien que no sería nada sencillo conseguir algo de él en esos momentos, no cuando estaba molesto. Sería una batalla de orgullo y necedad que probablemente nadie ganaría a menos que sucediera algo sumamente extraordinario, y las posibilidades de que eso pasara eran nulas. —Pues suerte, a ver si no te cansas. —le respondió mientras reía de manera seca y falsa. Evitaba ser muy duro con ella pues Robin sabía que sus comentarios o reacciones a veces eran muy hirientes y su lado suave le impedía lastimarla, o al menos comúnmente, porque en ese instante su intención era lastimarle.

Escuchar el tono de su voz le hizo dejar de fruncir el ceño y morderse el labio, su lado suave, su debilidad hacia ella hacía lo imposible porque hiciera conciencia de sus palabras y acciones. La joven no era culpable de su dolor de cabeza, era él por ser un exagerado, era su culpa por preocuparse tanto por ella. Ella no le había pedido que él le tuviese consideraciones, que la celara ni mucho menos que le tuviese cierto aprecio. Aquí el único que estaba siendo irracional era Da Bin. Suspiró, dándose la vuelta y encarándole, encontrándose con una imagen que no le agradó. Se molestó consigo mismo al provocarle el terror en su mirada, y de la vergüenza se quedó en su lugar en vez de reconfortarle.

Una y mil cosas pasaron por su cabeza. Estaba a un segundo de disculparse, luego de replicarle que él sería incapaz de invadir de ese modo su privacidad, y luego se quedó callado ante su revelación. —¿Con él? — Se había visto con un hombre, en la noche, un encuentro que debía ser un secreto por la reacción de ella. No tenía que pensar demasiado para hilar toda la información y deducir de qué se trataba todo eso. Salió de su estupor y soltó una risa fingida y amargada. —No, para tu información no te seguí. No me meto en asuntos que no me importan. — pero lo peor era que sí le importaba y mucho pues creyó que se tenían la suficiente confianza para decirse esa clase de cosas, que no había necesidad de esconder relaciones entre ellos porque la que ellos tenían importaba; se suponía su amistad importaba. Sin embargo no le iba a dar el gusto, no iba a permitirlo.  —Pero sí, me molesta tu irresponsabilidad con el grupo, porque sabes que estamos mal y haces lo que se te viene en gana. Suficiente tuvimos con EunBi ¿No puedes dejar de pensar en ti por un momento? — La atacó, sin importarle darle en el asunto donde más le dolía. Estaba furioso y sin pensarlo dos veces se puso en pie y la acorraló contra la pared. —No me interesa con quien saliste, haz lo que quieras con quien quieras…pero no nos causes más problemas. — la miró duramente y luego se alejó un poco, señalando la puerta. No necesitaba decirle lo que quería que hiciera. —Estás siendo una maldita carga en este momento.—
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Roh Da Bin

Volver arriba Ir abajo

por Choi Sa Ra el Sáb 14 Abr 2018, 06:42
Se cruzó de brazos y arrugó el entrecejo en son de confusión cuando las primeras palabras emanaron de los labios de Robin ¿por qué tenía que ser tan difícil? Se cuestionó rápidamente y acto seguido comenzó a formular una respuesta que la sacara de ese aprieto, una respuesta que disipara el enojo del chico, sin embargo, desistió de su intento cuando procesó las últimas frases, mismas que iban cargadas de odio y desprecio; así las sintió ella. Terminó mordiendo su labio para reprimir su emoción ¿por qué le estaba hablando de esa manera? Retrocedió inmediatamente cuando él se acercó, justo en ese momento su cercanía, su mirada e incluso su voz le dolía, una sensación tan profunda que era complicado olvidar; desvió la mirada por algunos segundos e inhaló profundamente en un intento de no perder la voz, sentía como un nudo se formaba sobre su garganta oprimiéndola a tal grado de hacer imposible el hablar. Pero lo hizo, se armó de valor y lo confrontó— ¿De qué irresponsabilidad me hablas? —soltó sin atreverse a verle a los ojos— no he actuado de manera irresponsable, en ningún momento lo he hecho…, y no me vengas a hablar de sentimientos egoístas porque todos sabemos que  tú eres el único que desaprobó la idea de pertenecer a un grupo, jamás te gustó ser parte de 5IN, siempre has querido sobresalir como solista, así que no te pongas en ese papel porque la lengua terminará sangrándote —terminó apoyando sus manos sobre el pecho del chico, un tacto que en ese momento le quemaba; lo empujó con fuerza, lo quería lo más lejos posible— pero sí crees que soy una irresponsable egoísta porque no vas con el CEO para que regrese a tu querida Eunbi y me eche a mí del grupo ¿así serías feliz? Bien, lo haré yo, así ya no tendrás dolores de cabeza por culpa de está maldita molestia —se señaló así misma pero tan pronto sintió el temblor en su mano desistió de ese gesto, necesitaba salir o rompería a llorar frente a él y ese sí sería un golpe bajo.  Quería agregar algo más pero tan pronto sintió que sus ojos se humedecían se dio media vuelta y salió por la puerta, azotándola por segunda vez.

Caminó con rapidez mientras las lágrimas resbalaban silenciosamente por sus mejillas ¿qué había sido eso?, no estaba segura. No podía presumir de una excelente relación con el rapero de su grupo, ambos tenían sus diferencias, diferencias que los sometían a constante conflictos, sin embargo, nunca se habían hablado o gritado de esa manera; todo queda en riñas de compañeros,  nada más…, pero después de esa tarde no estaba segura de volver a confiar en él ¿tanto la odiaba? ¿por qué tenía que mencionar a Eunbi? ¿Realmente significaba mucho para él? Aquellas preguntas sólo lograron profundizar ese sentimiento de vacío,  las lágrimas seguían emanando y Sara sólo podía reprimir el sollozo. Al final se detuvo y tras limpiarse las mejillas entró a la sala de grabación donde su líder practicaba, fue éste mismo quien le dirigió una mirada curiosa como preocupante— ¿qué sucede? —soltó un suspiro hondo, no podía ser grosera con él— ¿todo está bien Sa Ra? —insistió al notar que no le respondía— quiero estar sola ¿puedo? —tomó sus pertenencias y salió para buscar un lugar donde pudiera tener un poco de paz. La palabras que le dijo a Robin seguían rondando por su cabeza, sí irse lo haría feliz entonces lo haría, se iría del grupo.Terminó deambulando por los pasillos de SYK, un intento de no encontrarse con el rapero de 5IN, al final ya cansada de vagar se encerró en una de las salas de ensayo. Al entrar arrojó sus cosas a una esquina; sentada con la espalda recargada sobre la pared y los auriculares puestos a volumen alto cerró sus ojos, esperó, esperó a que ese sentimiento de rechazo desapareciera, esperó a que la música alejara el dolor de su pecho.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Choi Sa Ra

Volver arriba Ir abajo

por Roh Da Bin el Mar 17 Abr 2018, 05:37
Ahí estaba la tormenta, una  que él había provocado. La había lastimado, y mucho, su rostro y palabras llenas de dolor eran la clara evidencia y Robin se sentía la peor basura por haberlo hecho adrede. No había satisfacción por su logro, más bien amargura. Se quedó sin fuerzas, dejando que ella lo empujara y ni siquiera se atrevió a detenerla cuando se marchó, ella tenía toda la razón. ¿Qué derecho tenía él para reclamarle? ¿Más aún de esa forma? Había sido un imbécil, otra vez. Pateó el sofá del estudio con molestia y al final se dejó caer en él, no podía creer que la había hecho llorar de esa manera. Se maldijo y cerró los ojos, intentando calmarse antes de cometer una locura.

Esperó, ¿Unos minutos? Quizá ya había pasado una media hora desde que la joven había partido. El enojo había sido reemplazado por la vergüenza y la culpa, supo que era momento de buscarla. Conocía a su compañera y era obvio que no iba a responderle las llamadas ni mensajes, así que acudió a sus compañeros para ubicarla: según Sam, no estaba en el departamento y el líder la había visto por la empresa hace algunos momentos. Si tenía suerte, seguía por ahí. No perdió más tiempo y comenzó a buscarla por la empresa.

Tardó en encontrarla pero, después de unos extenuantes minutos, lo hizo. Sin hacer mucho ruido se acercó hasta donde estaba sentada, pero por su apacible aura, ni siquiera había notado que había entrado. Se sentó junto a ella, dejando un claro espacio entre ellos y después de observarla por unos segundos, tomó un audífono y se lo colocó. —No digas nada, solo escucha. — evitó su mirada y tan solo se enfocó en la pared del frente. —No debí decirte eso, ¿Vale? No es tu culpa lo de Eun Bi, y no, no quiero que te vayas. Suficiente tuvimos perdiéndola a ella, no te quiero perder a ti también. —La sola idea de que ella dejara el grupo era horrible, si la partida de EunBi le había costado, la de Sara significaría el peor golpe para él. Ella significaba demasiado para Robin. Nada sería igual. Apretó sus manos y se mordió la mejilla, no debía tocar más el tema de su deseo por ser solista, no quería decirle que la idea ya no era tan atractiva después de encariñarse tanto con el grupo, con ella. No quería decirlo. —Solo…no vuelvas a salirte así del departamento. Sin avisarle a nadie ni decir con quien vas. Sé que es tu vida privada pero como grupo no podemos darnos esos lujos. Si alguien externo te reconocía o te pasaba algo, ¿Cómo crees que nos íbamos a sentir? ¿Cómo crees que los medios iban a reaccionar? Por mucha libertad que la empresa nos dé, debemos ser cuidadosos.— Y quizá con eso debió haber empezado toda esa conversación y no con insultos y comentarios fuera de lugar.  Pero lo hecho estaba hecho. Suspiró y le devolvió el audífono al tiempo que giraba el rostro para mirarla. — Me molesto porque me preocupas. Me excedí, y no quiero que me disculpes, no ahora.—Porque su orgullo era demasiado grande para disculparse, pero sus palabras eran una forma de decirlo…además, la mayor razón porque no lo hacía era porque no lo merecía.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Roh Da Bin

Volver arriba Ir abajo

por Choi Sa Ra el Dom 22 Abr 2018, 05:09
Estaba enfrascada en sus pensamientos, pensamiento poco propios de ella; negativos, sin embargo, en ese momento y tras lo ocurrido no podía evitarlos, uno a uno llegaban demasiado rápido sin darle la oportunidad de escapar o reflexionarlos. Las palabras de Robin seguían retumbando su cuerpo, provocando que las lágrimas fluyeran sin intenciones de detenerse ¿por qué se sentía así? Lo conocía, sabía que el chico podía ser un completo imbécil cuando se lo proponía  o se le provocaba, además, era él quien más gustaba de cuidar la apariencia, salirse en la noche del departamento sin avisar a nadie era un acción que claramente provocaría la ira del mayor, eso lo podía comprender. Su acción había sido descuidada, sí, lo aceptaba pero, — no tenía por qué hablarme así, es un completo tonto —soltó al viento— tenía por qué ser tan grosero ¿realmente le importa más ella que yo? —, pese a no llevarse bien, Eunbi no le desagradaba, al contrario sentía cierta admiración por ella pero…, eso no la excluía de guardar cierto recelo a la femenina, al ser la rapera del grupo pasaba demasiado tiempo con Robin  y ese hecho era algo que a la vocalista principal no le gustaba— eres una tonta Sa Ra —sollozó por varios minutos más.  

Como dicen, después de la tormenta viene la calma. Con el pasar de los minutos su espíritu comenzó a relajarse, su respiración volvió a la normalidad y en sus ojos solo quedó un rastro rojizo como evidencia de haber estado llorando. Tentada a mandar un mensaje para el rapero del grupo tomó su teléfono celular, tras pensarlo unos segundos decidió que esa idea no era la mejor, ambos se encontraban nerviosos, alterados, quizá lo mejor sería no verse a la cara, al menos en lo que restaba de día. Ya tendrían tiempo para resolver su mal entendido. Al final dejó el móvil a un lado y tras apoyar su cabeza sobre la pared cerró sus ojos y se relajó, la soledad a veces podía ser mágica.  

Sin embargo, nunca imagino que su compañero tomaría la iniciativa, se sorprendió, no lo iba a negar, mucho menos a disimular, de sentir su presencia pero tal cual se lo pidió no emitió comentario alguno, simplemente volvió a su posición inicial y con los ojos cerrados lo escuchó hablar. No fue hasta que Robin terminó que se quitó el auricular y dando media vuelta quedó frente a él— no me vas a perder —sonrió ligeramente sonrojada. Se consideraba cercana a ellos, sus cómplices, sin embargo era Sam y el chico a su lado  los integrantes por quien más devoción sentía, le era imposible imaginar una vida sin ellos; aterrador, pensar en perderles era aterrador— no tengo pensando dejar el grupo, yo…, estaba molesta y hable sin pensar —terminó desviando la mirada y por culpa del nerviosismo comenzó a jugar con sus manos ¿por qué todo era más difícil cuando se traba de Robin?  Volvió su mirada a él, y tras regalarle una amplia sonrisa llevó su mano derecha hasta la melena del chico para alborotarla sin mostrar piedad— te perdono —deslizó lentamente su mano por el rostro masculino hasta dejarla a la altura de su mejilla— tienes razón, fui algo impulsiva. Lamento hacer que te preocuparas por mí, y lamento hacerte pasar un mal momento el día de tu cumpleaños, haré algo especial por ti como recompensa —esbozó una sonrisa, por arte de magia su buen humor había regresado
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Choi Sa Ra

Volver arriba Ir abajo

por Roh Da Bin el Mar 24 Abr 2018, 05:03
Siempre se lo dijeron: a pesar de no ser una persona muy compleja, era difícil tratarlo cuando no estaba de buenas y era un poco preocupante tener que pensar siempre en su temperamento. Da Bin quería cambiar, y lo estaba haciendo bastante bien reprimiéndose la mayor parte del tiempo pero, en algunas ocasiones, su temperamento ganaba. Cuando la persona o la situación le importaban, cuando eran vitales para él, era mucho peor pues siempre se dejaba llevar y eso nunca le daba buenos resultados. Agregando a sus malas actitudes y hábitos, nunca fue bueno disculpándose, su orgullo era uno de los mayores impedimentos. Era peor reconociendo sus errores y, si algo salí mal por su culpa, su ego era fuertemente lastimado. Y ahora con Sara, todos sus malos hábitos habían salido a la luz.

Sin embargo, después de todo, Sara también era la persona que lograba sacar lo mejor de él. No, no podía permitirse dejarla tan herida, dejar que esa ruptura entre ellos se convirtiera en un abismo. Si bien ella le había puesto en esa situación de molestia y estrés, también era quien le empujaba a solucionarlo…a veces tenía que tragarse ese maldito orgullo por las personas que realmente importaban. Se sintió un completo imbécil al verla, tan madura y dulce, escuchándole a él decir sus excusas. Hubiese querido que se enojara y lo sacara casi a patadas de ahí, porque se lo merecía, pero de nuevo su compañera le demostraba que ella era mejor persona que él. —Ambos dijimos cosas sin pensarlo…cosas que no queríamos. —Interrumpió, confesándole que de verdad no quería herirla. En su momento sí, en ese momento de rabia sí había querido herirla pero todo se había esfumado al momento que las palabras hirientes dejaron sus labios. Había mantenido la fachada por pura idiotez, pero ahora estaba arrepentido. Sonrió un poco ante el toque femenino y cuando su mano se deslizo por su mejilla, subió la propia para mantener la de ella en ese lugar. —No, en serio, no me perdones ahora. Mañana. —No se sentía digno de merecer su perdón, al menos no en ese momento.

—No…descuida. Eso es lo de menos. Ya estaba estresado con la situación del grupo, con mis propios problemas, y otras cosas. No debía tomarlo tan a pecho. Repito, es tu vida y tienes derecho a salir con quien quieras y cuando quieras…mientras nos mantengas al tanto.— quitó la mano de Sara de su rostro, pero no la soltó. La sostuvo y mantuvo en su regazo, temeroso de soltarle. ¿Por qué seguía mintiendo? Tenía derecho, sí, pero a fin de cuentas ¿Por qué le molestaba tanto el hecho de que ella tuviese su vida a parte de la de ellos? ¿Qué derecho tenía él de sentirse celoso? Tenía un serio problema, uno que debía resolver antes de volver a cometer un error irremediable. Pero eso sería después. —Supongo que en parte si es tu culpa, porque siempre vas a ser un caso especial. — le empujó con su hombro y sonrió, un poco más natural, olvidándose del momento de tensión que habían pasado. Sara siempre iba a ser especial. Se estiró en su lugar y recargó su peso en ella, sintiéndose más familiar. —Y si quieres arreglar mi cumpleaños, entonces tenemos que ir por un poco de ramen, aunque claro, yo pagaré porque te lo debo. — Era lo menos que podía hacer, aunque claro, no se quedaría ahí. Tenía que pagar por haberla hecho sentir tan mal, pero ese era solo el comienzo.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Roh Da Bin

Volver arriba Ir abajo

por Choi Sa Ra el Miér 02 Mayo 2018, 03:24
Una tenue sonrisa se delineó sobre sus labios, sus ojos aún se encontraban ligeramente hinchados y sus mejillas al igual que su nariz sonrojadas por culpa del  llanto, le había dolido y mucho, las palabras de su compañero, aquel dolor que experimentó había sido tan hondo y pesado que creyó fallecería en ese mismo instante, literalmente sintió como su corazón era oprimido hasta detener sus latidos, una sensación extraña que esperaba nunca más volver a experimentar aunque tratándose de Robin dudaba que eso ocurriera, era una montaña rusa de emociones, sí, tratar con él era como subir a un juego mecánico, tenía sus momentos tranquilos sin embargo, vivían en la incertidumbre pues nunca sabías cuando iba a cobrar fuerza y te haría sentir asustada al grado de gritar a todo pulmón. Lo malo era que se estaba volviendo adicta a esa sensación ¿por qué? ¿En qué momento se dejó hechizar por esos orbes oscuros? Era un misterio, el chico frente a ella era todo un misterio el cual quería descifrar.  

— Somos demasiado temperamentales —soltó con suavidad, aquello no era del todo cierto. Sara era conocida por ser una persona demasiado relajada y paciente, pocas veces perdía el control, una de esas ocasiones había acontecido minutos atrás cuando Robin le llamó “molestia”, sí, recordar aún le pesaba— te quiero perdonar hoy, quizá mañana no esté de humor o no tengamos tiempo —soltó un ligero suspiro, no podían estar seguros sí el día de mañana tendrían tiempo a solas, eran pocas las veces que lograban atrapar esos momentos, ya que, siempre se veían acompañados de sus demás compañeros o de su manager. Quizá debían disfrutar de esa soledad— la situación del grupo nos afectada a todos por igual, créeme —palmeó con su mano libre el hombro masculino “no te sientas especial” “no eres el único” fueron argumetos que brincaron a su mente que logró retener, no quería iniciar otra pelea— ¿mi culpa? —se quejó y gruñó cuando sintió el peso sobre ella— Robin has engordado, ya te dije que esas comidas nocturnas con Sam no te hacen bien, si siguen así tendremos que sacarlos rodando del departamento.

Aplaudió tan pronto escuchó la palabra ramen salir de los labios de su compañero, la idea le agradaba, demasiado— ramen será, y no, no dejaré que pagues, es tu cumpleaños debes dejar consentirte ¿sí? —tomó entre sus manos el rostro de Robin y lo agitó con suavidad— ¿deberíamos invitar a los demás? Bueno, a Sam y líder —inclinó su cabeza, podía sonar algo egoísta pero no quería, deseaba alargar ese momento, permanecer más tiempo a solas con él pero, no había motivo para negar al chico la compañía de los demás miembros de 5IN, era su cumpleaños y merecía festejar como deseara, además, era obvio que el mayor disfrutaba cuando estaban todos juntos; ella también— les llamaré — comentó antes de tomar su teléfono celular y marcar al menor, a notar que éste no respondía decidió llamar a su líder  ¿acaso se habían puesto de acuerdo?
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Choi Sa Ra

Volver arriba Ir abajo

por Roh Da Bin el Vie 04 Mayo 2018, 03:03
“No, no lo eres”, calló, porque no quería volver a discutir con ella a pesar de que ella estaba admitiendo más culpa de la que en verdad tenía. Conocía a Sara, y era una mujer con una gran paciencia que rara vez perdía los estribos…si ella se ponía a la defensiva o comenzaba a ser hiriente, solo era por algún buen motivo o incentivo. Lamentablemente, ese incentivo a veces era Robin. Sintió amargura y enojo contra sí mismo, por hacerle un daño tan inmenso cuando, como ella bien le decía, ninguno de los miembros de 5IN la tenía fácil en esos momentos. Suspiró, devastado, sintiéndose mucho peor; sin embargo tenía la necesidad de seguir hablando, de confesarle lo que, en parte, sucedía en su cabeza. —Lo entiendo, quizá lo tomé demasiado a pecho. Porque…tienes razón ¿sabes? Quería ser solista y después me integraron al grupo…y fue lo mejor que me pudo haber pasado. — se pasó una mano por el cabello, pensando en los días que pasaron juntos los cinco. Sin querer había encontrado una familia y su hogar, algo que era mucho más valioso que su sueño de ser solista. Después de todo, seguía haciendo lo que más le gustaba y no estaba solo. —Y después pasó esto…aunque nadie tuvo la culpa. Y debo aprender a entender que algunas cosas simplemente pasan y ya.—No quería seguir hablando de ello ya, no era fácil expresar lo que sentía, al menos no sus temores y defectos. Negó levemente, aún tenía mucho que aprender. —Olvidémoslo, ¿vale? — Pero él no lo haría. No podría olvidar el día que había hecho llorar a Sara de una  manera tan horrible, pero al menos quería que ella lo intentara. No por él, por ella.

—¿Disculpa? Nuestras comidas nocturnas no afectan nuestro peso…el ejercicio nos ayuda perfectamente a mantenernos bien. Gracias. — Agradeció el cambio de tema y ambiente, pues se estaba poniendo demasiado melodramático y no quería ver más lágrimas. Querían enmendar su error y, sin duda, esa puerta que estaba abriendo Sara era perfecta. En realidad no merecía tan buena amistad…pero tampoco quería apartarla, todo lo contrario. —Eres imposible. — dijo, con una sonrisa, mucho más sincera y tranquila. No lo decía en mal sentido, más bien se refería a que con ella no se podía pero estaba bien. Robin necesitaba un talón de Aquiles o seguramente estaría completamente perdido.

Dejó que ella hiciera lo que quisiera, aunque la verdad prefería pasar tiempo los dos juntos nada más. Al ver que Sam no respondió y que con el líder parecía suceder lo mismo, tomó el celular de las manos ajenas y finalizó la llamada. —Déjalos…no quiero que vayan. —No quería, solo deseaba estar con ella un rato más. —Vamos tú y yo. —se puso de pie y extendió la mano, ofreciéndole su ayuda para que ella pudiese ponerse de pie. Le otorgó una mirada divertida y se encogió de hombros. —Prometo mantener la boca cerrada y no decir nada que te ponga de mal humor. — Era algo que tenía que hacer no solo con ella, con todos los demás…con toda su vida en general. Pero ahora la que más se merecía un mejor trato de su parte era su querida compañera. Carraspeó, de nuevo sintiéndose acorralado por esas emociones hacia la menor, ¿Querida? Sí, era importante, y sí quizá al punto de celarla, pero de nuevo ¿Qué derecho tenía de llamarla así? ¿O de decidir por ella? De nuevo la respuesta era simple, ninguno. —¿O tanto quieres que vayan con nosotros? Podemos ir  buscarlos, después de todo el líder andaba por aquí y Sam no debe andar lejos. Lo entenderé.— y miró al otro lado, aceptando cualquier respuesta de la contraria.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Roh Da Bin

Volver arriba Ir abajo

por Choi Sa Ra el Dom 06 Mayo 2018, 03:21
— Lo sé —soltó con el característico tono dulce de su voz— todos, al menos los integrantes del grupo sabemos sobre tus perversos deseos de ser solista —cuando 5IN se formó a cada uno se les entregó información sobre los demás miembros; Sara terminó con cuatro carpetas en su mano, una por cada integrante y segura estaba que había una como esas con su nombre; una extraña estrategia que la compañía implemento para mejorar la interacción entre ellos ¿funcionaba? La vocalista principal dudaba del éxito de ese experimento sin embargo, no iba a negar que aquella información les facilitó la unión— no debes sentirte culpable por ese deseo, creo que hubieras tenido una exitosa carrera como solista pero…, prefiero tener con nosotros, nuestro torpe rapero —soltó a manera de broma— el rap se le da de maravilla pero cuando baila parece un pato ebrio —era el eslogan que usaban para juguetear con Robin. Su sonrisa lentamente se volvía más y más grande, bastó con recordar lo de su compañera para que esta desapareciera— ¿Crees que logremos superar esta mala racha? —su voz se ensombreció, le aterrorizaba imaginar su futuro, sí las cosas no funcionaban ¿qué pasaría con ellos? ¿la alejarían de sus queridos amigos? Suspiró de manera pesada y lenta,— sí, olvidemos ese tema, si nuestro líder cree que podemos continuar así será —admiraba al mayor de todos, su líder era un joven bondadoso y sereno que lograba tranquilizarlos gracias a su blanca aura. Aunque a veces demasiada serenidad no era buena, Sara creía que en determinadas ocasiones Robin sería un mejor líder.

Alzó una de sus cejas en señal de confusión— ¿ejercicio? —soltó con fingido sarcasmo y deseando molestarlo un poco picó el vientre masculino en repetidas ocasiones— rara vez te veo hacer ejercicio, te la pasas más tiempo en el estudio que en la sala de ensayos, sé que Sam puede ser algo estricto cuando se trata de las coreografías pero, deberías esforzarte, te estas poniendo rechoncho —tocó por última vez el estómago de su amigo antes de echarse a reír, era imposible imaginar que minutos atrás se insultaron al grado de herirse “que enfermiza”, sí, su relación era algo enfermiza.  

— ¿No quieres que vayan? —repitió con las mejillas sonrojadas, y sin dudarlo entregó su mano al chico ¿acaso él deseaba pasar tiempo con ella? Debía ser una broma, creyó, pero al notar la seriedad en aquel rostro desechó toda duda, Robin pedía un tiempo a solas, ella también lo deseaba; se lo merecían— No, —soltó desviando su mirada— quie…quiero estar a solas contigo —titubeó— nunca pasamos tiempo juntos, siempre lo hacemos en compañía de los demás; he salido con cada uno de los integrantes pero.., ahora que lo pienso nosotros, no…, nunca hemos tenido un momento privado —en un intento de alejar su nerviosismo soltó un breve suspiro “pareces una boba” se regañó así misma y sin pensarlo se aferró a la mano masculina— creo que a nuestro manager le agradará la idea de que nos volvamos más cercanos ¿no crees? —conservando el sonrojo sobre sus mejillas sonrío— esta noche solo seremos tú y yo —susurró al final.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Choi Sa Ra

Volver arriba Ir abajo

por Roh Da Bin el Mar 08 Mayo 2018, 07:15
—Sí, yo también prefiero estar con ustedes.— Había días en los que veía a los solistas de su empresa y sí, vaya que le hubiese gustado seguir el mismo camino…pero entonces las voces de sus compañeros llegaban a él y recordaba que la decisión de estar en 5IN era mejor. Era muchísimo mejor. Soltó una carcajada al escuchar su bien merecido apodo, pues no iba a negar la verdad: aún no era un grandioso bailarín, quizá nunca lo sería, pero al menos si se esforzaba no ponía a los demás en vergüenza. Le dio un pequeño empujón con su hombro a la menor y se mostró “ofendido.” — Ugh, los odio. Además, cuando me uní, le dije al CEO que no nos pusiera coreografías tan difíciles…pero ya vi que ignoró mi petición. Ya ni quiero pensar que me espera en el próximo comeback.— Y cada comeback era lo mismo, Robin siempre andaba rogando a los cielos por una coreografía que no le costara más de 24 horas aprenderla y casi una eternidad dominarla. Pero bueno, sabía que era necesario algo vistoso para poder atraer a los fans y no podía quejarse demasiado, aunque quisiera. Además, tenía la suerte de tener unos buenos compañeros que lo apoyaban y siempre intentaban ayudarlo de la mejor manera. Sí, definitivamente no los cambiaría por nada del mundo.

A veces Robin también se lo preguntaba, incluso antes de que Eunbi saliera del grupo…¿Vamos a estar bien? Era una constante y no tenía una respuesta fija, pues había un millón de posibilidades. Sin embargo confiaba en ellos, en sí mismo, y sabía que estarían bien pasara lo que pasara.  —Lo haremos, estaremos muy bien juntos. ¿O dudas de tus compañeros? Nos irá bien. Y como dices, hay que confiar en nuestro líder.— Si bien también discutía mucho con el otro, no podía negar que le guardaba una profunda admiración y respeto; realmente aprendía mucho del mayor. Hizo una mueca y se cruzó de brazos.—Si hago ejercicio, ¿vale? Solo que, ya lo dijiste tú, no me ves. — Bueno, una o dos veces al mes lo hacía, pero le baile debía contar como ejercicio ¿no? La miró, con los ojos entrecerrados y se alejó un poco para que no volviera a atacar su pobre estómago. —Sí me esfuerzo, gracias por preocuparte. — soltó con sarcasmo, aunque sabía que solo estaba jugando y que Sara si se preocupaba por él.

Apretó la mano femenina entre la suya y poniendo la fuerza que pocos creían que tenía, la ayudó a levantarse. Y no, no la soltó, al menos no de inmediato. Sonrió, el recuerdo de su discusión se hacía pequeño en algún rincón de su mente porque la imagen de Sara sonriendo y ruborizándose era mil veces mejor que la de ella llorando. Se pondría una meta de que en cada encuentro, le haría sonreír de esa manera. Finalmente la soltó, tan solo para rodear los pequeños hombros de la chica con uno de sus brazos y la comenzó a guiar a la puerta. —Creo que a media empresa le agradará que seamos cercanos. No es bueno que la pasemos riñendo.— Sorpresivamente con Sa Ra y el líder era con quien más discutía y no era nada bueno para el grupo, el manager siempre terminaba dándole tremendas charlas sobre comportarse. Debía empezar a tomarlas más en serio.  —Pues vamos. — Se apartó de ella tan solo para abrirle la puerta y dejarla salir primero. Irían directamente por algo de comida, Robin había dejado guardadas sus cosas antes de salir corriendo tras ella.

Cierto, no habían dicho exactamente a donde irían. Mientras caminaban por el pasillo, comenzó a pensar. Finalmente, miró a la menor antes de encontrarse con la salida de SYK. —¿Vamos al local que está a dos calles? ¿Al que solíamos ir cuando éramos trainees y se había hecho el grupo? —era un lugar bastante viejo, donde muchos trainees de la misma empresa solían ir. Era donde tenía los mejores recuerdos con los demás chicos y, si no mal recordaba, aún estaba abierto. —Creo que desde nuestro último comeback no hemos regresado ahí. Extraño el ramen de la abuela.—Llamó cariñosamente a la dueña, quien siempre les daba un par de dulces antes de partir.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Roh Da Bin

Volver arriba Ir abajo

por Choi Sa Ra el Lun 14 Mayo 2018, 02:01
Colocó los brazos a la altura de su cintura; en posición de jarra y con una sonrisa de burla se negó a las palabras de su compañero— mentiroso —bromeó, — hemos llegado a la conclusión de que, tu mal genio se debe a que no quieres estar con nosotros…, bueno, quizá sólo Sam y yo no te agradamos —mentía, estaba segura que el rapero adoraba al duo fantástico de 5IN tanto como su manager lo hacía, sólo que, a veces lo sacaban de su estado zen por ser el miembro del grupo a quien más molestaba, no lo negaría, adoraban incomodar al mayor. Incluso, aquel apodo que hacía referencia a sus peculiares destrezas a la hora del baile había sido dado por ellos, todos los sobrenombres del grupo eran patentados por ese par; el equipo S, como sus fans y conocidos les llamaban sin embargo, era el rapero por quien más simpatía sentían— pero, sí mal no recuerdo, el CEO te pidió que aprendieras a bailar, para eso te podrías apoyar en Sam, pero…., eres demasiado testarudo y prefieres encerrarte —entendía la posición de su amigo; componer era una de sus habilidades más destacadas y a la cual le dedicaba demasiado tiempo, eso hacía sentir un poco molesta a Sara, quien solía rondar la sala de grabación para esperar a su compañero e irse juntos a casa, pero al notar que una vez más trabajaría hasta tarde desistía de su intención—  un día tendrás que aprender a moverte, no puedes dejar que tu cuerpo te controle.  Menos siendo un idol.

Negó con la cabeza, jamás desconfiaría de ellos, el tiempo que llevaban juntos había servido para enseñarle a quererlos, los adoraba, sabía que sin su presencia su vida sería más triste. Había momentos en los cuales el cansancio era demasiado, quemaba sus cuerpos provocando un regreso en silencio, pero bastaba con llegar a los dormitorios para reactivarse, aunque fuera un brevedad, era seguro que algunos de los miembros de 5IN harán una tontería para provocar la risa de los demás “siempre juntos” no era acaso esa su frase— no dudo de ustedes, jamás lo haría —susurró con la mirada fija en el suelo— es sólo que…, me siento estresada por todos este tiempo en el que no hemos podido tener un regreso —suspiró, no era culpa de su líder, menos de su manager ese hecho, por alguna razón el CEO de la empresa siempre terminaba postergando su regreso, al final eran los solistas de SYK quienes lazaban su single, mini-álbum o álbum, y a ellos no les quedaba otro remedio más que apoyarlos— y claro que confío en el líder, pero ¿has notado qué, por x o y razón nuestro comeback termina postergándose —al terminar su frase dejó salir un suspiro y sin miedo a lo que Robin podía pensar de ella expresó su disgusto con una patada a la lata imaginaria que se cruzó por su camino— deberíamos ir con un brujo para que nos de la fórmula de la suerte. La necesitamos, y mucho —soltó al final, justo como el chico comentó, no era tiempo de pensar en esas cosas.

Las malas noticias habían llegado el día en que Robin cumplía años, Sara lo consideraba algo injusto por eso tomó la firme decisión de ayudarlo a pasar un grato momento, aunque fuera solo un instante— lo somos, a nuestra manera —agregó con una sonrisa traviesa; lo quería, claro que sí, sin embargo, eso no significaba que debía estar todo el día pegada a él o abrazarle a cada momento, no,  ella prefería molestarlo hasta el punto de hacerlo enojar, sí, eso era mucho mejor.  
Salió tan pronto la puerta se abrió y camino a su lado con la vista fija al frente— el ramen de la abuela —sonrió tan pronto el rostro de la anciana mujer llegó a su cabeza, cómo olvidarle sí fue ella quien predijo su futuro “serán famosos, llegaran muy alto” les comentó una vez cuando su única clientela se reducía a ellos cinco— entonces vamos, además no queda demasiado lejos y por lo tanto no tendremos que desviarnos demasiado ¿debemos avisarle al manager? —lo observó en esperar de su respuesta.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Choi Sa Ra

Volver arriba Ir abajo

por Roh Da Bin el Mar 15 Mayo 2018, 06:13
Aunque muchos podrían dudar, 5IN era un grupo bastante unido a pesar de las diferencias. Precisamente por lo diferentes que eran, por las peleas y desacuerdos, se complementaban y con el paso de los años su relación se había fortalecido. Con los menores, incluso cuando perdía la paciencia, siempre les tenía cierta consideración. Ellos, con su increíble fortaleza y energía, sabían sacar lo mejor del rapero, pero eso nunca lo admitiría en voz alta. Tan solo sonrió y asintió, negándose a hacerle ver a la otra cuan indispensable e importantes eran para él.  Suspiró, Sara tenía razón, el CEO les había dicho que fuese como fuese tenían que dar una buena presentación frente al público y tomarse en serio su papel de Idol. Quisiera o no, debía dar lo mejor de sí. —Te juro que lo intento aunque de ahora en adelante me pondré a practicar aún más, pero por ahora no nos preocupemos por ello ¿vale? —  ya no quería pensar más en ello. No lo admitía pero a veces le daba amargura ver su deficiencia en el baile. —Además, seré Idol pero ¿Quién se va a preocupar en verme bailar cuando Sam fácilmente puede distraerlos a todos? —bromeó, ya que nadie iba a negar que cuando el bailarín principal demostraba sus habilidades, los demás pasaban a ser simples personajes de apoyo.

Comprendía la preocupación de la joven, pues él también tenía esa clase de pensamientos de vez en cuando. Estaba en lo cierto, era algo frustrante ver su regreso a los escenarios aplazado constantemente cuando todos a su alrededor parecían seguir avanzando. Sentirse atascado no era un buen sentimiento, sin embargo entendía que en parte se debía todo lo que había sucedido con el grupo.  —Una vez me dijeron que las buenas cosas tardan en llegar. Cuando comienzo a desesperarme pienso en ello y en ti, en el grupo. — arregló su comentario, antes de que otras cosas pudiesen salir a la luz. Le sonrió.—Nuestro momento llegará y será de lo mejor. — esperaba que sus palabras de consuelo pudiesen levantarle el ánimo, pues era lo mismo que se decía él. Había esperado para ser solista y en cambio recibió un mejor premio, seguramente sería igual para ellos esta vez. —Pero, si tantas ganas tienes, iremos con ese brujo. —consintió, revolviéndole los cabellos.

—A nuestra manera. — repitió, encontrando mucha razón en ello. Podían pelear y discutir pero al final del día, siempre se tenían las espaldas. Era una buena amistad, una de la que muchos podían dudar pero…¿Qué importaba? Ellos así estaban bien.

El aire cálido le dio en el rostro y respiró profundamente. Se sentía mucho mejor, el peso de la noche anterior se había esfumado. —Les mandaré una foto a él y al líder cuando estemos allá. Descuida, yo me encargo. — por supuesto no iba a permitir que nadie se preocupara y en cuanto estuviesen allá, les informaría a los demás. Que le dejaran disfrutar su cumpleaños por unas horas más. Caminó a su lado, sonriendo, dejando atrás el mal rato que habían pasado. —Ahora vamos por ese ramen porque me muero de hambre. — sería una buena noche al fin y al cabo.

Finalizado.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Roh Da Bin

Volver arriba Ir abajo

123
Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:

No puedes responder a temas en este foro.