let go —MSR
NOTICIAS
06.11. VYR, KSJ Y MYP CERRADOS Debido a la gran cantidad de personajes, no se aceptarán más personajes en dichas empresas (ni parte de grupos, trabajadores o búsquedas). Aquellos que no tengan color y no hayan subido su ficha antes de este mensaje, no podrán acceder a la empresa y tendrán que buscar otra. 21.10. RCKSTR CERRADO Debido a esta noticia la empresa de RCKSTR no estará aceptando nuevos miembros en la misma, ya sean Idols o personal. Pronto se abrirán los cupos para nuevos grupos y personal. 29.12 Abrimos el foro Hemos cumplido diez meses online, ¡muchas gracias por todo y a por muchos más!
ADMINISTRATIVAS
APOYO Y PNJ
NOVIEMBRE DE 2018 La hora y tiempo del mes actual en Seúl, Corea. Usa esta información para hacer tus temas mucho más realistas.
X
comeback stages julio
CANCIÓN:
SOMETHING NEW
DEBUT SOLISTA
MINI-ALBUM
ARTISTA:
HAN SU MI
KSJ
ENTERTAINMENT
240 PUNTOS CONSEGUIDOS
DORAMA:
FUGITIVE LOVERS
DEBUT:
ACTRIZ
ARTISTA:
HWAN TAE JOON
MYP ENTERTAINMENT 1445 PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
Últimos temas
» surprise party for two 一 danah.
por Choi Dan Ah Hoy a las 06:10

» La página siguiente | Im Jun Seo
por Im Jun Seo Hoy a las 05:39

» what, like it's hard? — Jaden
por Kim Doo Na Hoy a las 05:20

» in fraganti — DSH
por Kim Doo Na Hoy a las 05:02

» [fb] blooming day — priv.
por Park Do Yeon Hoy a las 04:05

» calm down, i'm here — SDH
por Sang Do-Hyun Hoy a las 03:51

» unthinkable ― SRT
por Sang Do-Hyun Hoy a las 03:32

» fly with me ー SRT
por Sang Do-Hyun Hoy a las 03:15

» catching up - jina
por Ha Dong Jae Hoy a las 02:59

» do you remember me? — ZK
por Zheng Kai Hoy a las 02:33

» fire and rain — lyj
por Lee Yeon Ji Hoy a las 01:12

» A little bit help || KSY
por Seo Hyun Sun Hoy a las 01:06

» internet war — yumi
por Kang Ji Ho Hoy a las 00:32

» Adventures in KSJ — PGS
por Seo Hyun Sun Hoy a las 00:22

» drunkenness| Gil
por Gil Sang Hyuk Ayer a las 23:40

» Uh-oh I lost my child! [Privado]
por Hans W. Kang Ayer a las 22:56

» the youth —isj
por Min So Ra Ayer a las 22:53

» A mi me ha mirado un tuerto - Gunsoo
por Chae Seo-Jin Ayer a las 21:05

» student's pain ㅡ PYS, CC
por Rae Sung Hyo Ayer a las 19:57

» Wave after wave, slowly drifting 2/muchos
por Boo Won Ho Ayer a las 19:54


let go —MSR

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ir abajo

por Park Tae Hyung el Sáb 07 Abr 2018, 19:47



Domingo 8 de abril.
10:45 de la noche.


El mensaje lo tomó por sorpresa. Taehyung había estado enfrascado en la letra de una nueva canción que estaba componiendo, repasando lo que ya había escrito mientras tarareaba lo que sería la melodía, cuando el teléfono vibró y el nombre de Min So Ra apareció con un mensaje. Lo abrió por pura curiosidad, pero lo que leyó allí, lo dejó pasmado. No era propio de la líder de Cherriez, nada de lo que contenía ese mensaje era normal. Lo miró largamente, por varios minutos antes de decidir llamarla. Sin embargo, pese a que realizó unas cinco llamadas, no le contestó a ninguna. Consternado y, para que negar, asustado de lo que estaba haciendo Sora en ese mismo instante, se cambió de ropa, agarrando una de sus chaquetas y la llave de la moto antes de salir del apartamento. ¿Y sí estaba en problemas? ¿Si habían disuelto Cherriez como Taejoon le había contado que sucedería tras el fiasco de la gala? Taehyung intentó buscarle justificación a ese mensaje, el por qué lo enviaría a esas altas horas de la noche, mientras encendía su vehículo y se ponía en marcha utilizando el GPS con la dirección que Sora había dejado en el mensaje.

En ningún momento se imaginó que terminaría, quince minutos después, pagando la entrada a un club privado de Seúl y preguntándole a uno de los empleados por la chica. Mucho menos, la imagen que se encontró—. ¿Sora? —en su voz se podía leer la incredulidad, su mirada repasando la figura femenina que yacía acostada sobre uno de los muebles, una sonrisa en la boca, emitiendo una que otra risilla tonta. Taehyung se pasó la mano por el rostro, exhalando lentamente el aire mientras se acercaba a ella, notando por primera vez que tenía el pelo rubio—. ¿Estás ebria? —le preguntó, sujetándola suavemente de los hombros para enderezarla y sentándose a su lado una vez estuvo erguida. Se la quedó mirando por varios segundos, preguntándose cómo era posible que hubiese terminado ahí—. No deberías estar aquí, ¿dónde están las demás? —cuestionó, observando su entorno a ver sí, de suerte, aparecía el resto de Cherriez más sobrias que su líder. Nada de eso pasó, las botellas de licor no se transformaron mágicamente en ninguna de las integrantes y Taehyung llegó a la conclusión de que la mujer estaba completamente ida en alcohol y que, probablemente, ni siquiera había tenido intención de enviarle ese mensaje—. ¿No enviaste eso, verdad? —habló con decepción, regañándose mentalmente por haber corrido tan rápido hacia ella—. Voy a llamar a Taejoon para que venga a recogerte —le dijo, levantándose del asiento y sacando su teléfono. No tenía nada que hacer ahí—. Una vez la llame, me voy —no estaba seguro de qué clase de ebria era Sora, tampoco quería arriesgarse de que fuera de las violentas y nada más ser consciente de que él estaba ahí, decidiera lanzarle un botellazo.


cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage




avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Park Tae Hyung

Volver arriba Ir abajo

por Min So Ra el Dom 08 Abr 2018, 03:04

Después de decidir que ese año no quería festejar su cumpleaños en el dormitorio, no con todas las cosas que estaban pasando con Cherriez. Sora le informó a su manager y compañeras que iría a casa por esa noche, pero de alguna forma había terminado en Gangnam, sentada sola en una mesa para ocho personas adentro de un club que no había pisado en años. Su plan había sido llamar a algunos amigos para que se acercaran a festejar con ella, pero después de dar un par de vueltas a su lista de contactos se dio cuenta que no quería ver a nadie. Un par de bebidas después cambió de opinión, porque había alguien que sí podía divertirla en esa situación. Sus dedos se deslizaron por el teclado rápidamente para escribir un mensaje para su mejor amigo, Park Gun-Soo, y presionó enviar justo cuando una camarera le traía una nueva bebida, sin darse cuenta que no había seleccionado el contacto correcto.

¿Por que no me has llamado aun?
Lo sientoooo no estoy enojada contigo
te extraño mucho
sabes que te quiero y que no puedo estar sin verte uwu
te envío la dirección de donde estoy
quiero verte~

Mientras esperaba que su amigo apareciera se entretuvo tomando un poco más y mirando a una pareja que discutía a pocos metros de donde estaba. Se estaba riendo de como la chica acababa de darle un golpe con la cartera al muchacho cuando la mención de su nombre la trajo a la realidad. —. ¡Hola! —  saludó efusivamente a Taehyung cuando finalmente pudo reconocerlo. Mantuvo la cabeza apoyada en la mesa desde donde había estado mirando aquella escena hasta que él la incorporó. Sora pestañeó varias veces ya que aquel movimiento la había mareado un poco.—. Estoy sola — respondió confundida ante su pregunta. Aún así volvió a sonreir. Se alegraba de que por lo menos Taehyung hubiera aparecido allí —. ¿Estás aquí por mi cumpleaños? — preguntó ilusionada, sin darse cuenta de que no tendría ningún sentido que él hubiera ido hasta allí por ella—. ¿Viniste con alguien más? — inquirió al ver que él estaba mirando hacia el bar. ¿Habría venido con otros amigos para verla?

¿Qué? No entiendo — respondió ante aquella pregunta. Ella no recordaba haberle enviado nada—. ¡No! Taejoon, no — se quejó cuando él dijo que la llamaría. Taejoon arruinaría toda su diversión y la obligaría a irse de allí—. No quiero volver al dormitorio — murmuró y usando las dos manos se colgó de la manga de su chaqueta —. No le digas... — suplicó y puso su mejor cara de cachorro desamparado, abriendo mucho los ojos y dejando que su labio inferior sobresaliera. Movió las manos con las que lo estaba sosteniendo para mecer su brazo mientras seguía mirándolo así —. No te vayas, oppa —  le pidió y tiró un poco más fuerte para ver si podía conseguir que volviera a sentarse a su lado. Todavía había bastantes bebidas en la mesa y las terminaría más rápido si él se quedaba a ayudarla.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Min So Ra

Volver arriba Ir abajo

por Park Tae Hyung el Dom 08 Abr 2018, 20:03



Aquella inocente pregunta «¿estás aquí por mi cumpleaños?», lo hizo detenerse en medio de la búsqueda del número de contacto de Taejoon y volverse hacia ella, observándola con curiosidad. No sabía que ese era el día de sus cumpleaños, tampoco creía que, de saberlo, a ella le pareciera agradable recibir una llamada suya. De todas formas, Taehyung hizo lo prudente: guardó silencio, dándole el beneficio de la duda —o más bien, omitiendo que hiciera algo extraño, dada las circunstancias en las que se encontraba—, y reanudó la búsqueda del número de su mejor amiga para que viniera a buscar a su líder. Salvo que Sora no se lo permitió, viró el rostro hacia ella al escucharla decir que no quería volver al dormitorio, viéndose cada segundo más confundido por su actitud de ebria—. Necesitas ir a casa —trató de decir en un tono comedido, apartándola suavemente de la manga de su chaqueta para que lo dejara ir. Taehyung podía admitir que Sora le provocaba cierto grado de miedo, pero esa versión de ella —la ebria, cariñosa y extraña—, lo hacía palidecer. No era normal, se sentía incómodo nada más de escucharla. Sin embargo, lo más raro vino después.

El segundo en que la palabra «oppa» salió de los labios femeninos, Taehyung sintió el deseo de salir corriendo de ahí. Era más que incómodo, la sensación que le provocaba escuchar «oppa» con la voz de Sora, ascendía a los niveles de lo «creepy». Mirándola con una expresión de extrañeza, sus ojos fijos en la mano que seguía tirando de él, soltó un suspiro pesado, retomando el asiento a su lado—. No le diré —a penas se descuidara, le enviaría un mensaje a Taejoon para que viniera a buscar a la nueva miembro de la Sociedad de Alcohólicos Anónimos—. ¿Llevas mucho tiempo aquí? —preguntó al ver varias botellas vacías, otras a medio llenar y unas que no habían sido probadas en absoluto. Como debía conducir su moto, no podía probar ninguna de ellas. Desviando su visión del licor, Taehyung volvió a reparar en la joven, sus pómulos levemente enrojecidos por el alcohol y estaba, incluso, un poco despeinada. Suspirando por enésima vez y dándose cuenta de que Sora ebria era más inofensiva que un koala, se atrevió a pasarle los dedos entre el pelo con suavidad, acomodándole las hebras rebeldes—. El rubio te sienta —comentó, escondiéndole un mechón detrás de su oído—, aunque el castaño siempre será mi favorito —parecía estar hecho de suspiros esa noche, porque volvió a hacerlo, preguntándose en qué momento caería rendida como borracha de calidad, así podría huir de esa escena tan escalofriante.


cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage




avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Park Tae Hyung

Volver arriba Ir abajo

por Min So Ra el Lun 09 Abr 2018, 02:31
No — volvió a negarse en cuando el le dijo que tenía que ir a casa y sacudió la cabeza para reforzar esa negativa —. No quiero verlas hoy — murmuró, refiriéndose claramente a sus nuevas compañeras. Desde la gala y los resultados poco alentadores del single que habían sacado, la vida en el dormitorio se le hacía más y más sofocante. No tenía escapatoria, tenía que verlas aún cuando no estaban trabajando.

En cuanto él volvió a sentarse Sora se apresuró para buscar un vaso en la mesa que no tuviera ya usado y le sirvió algo para que bebiera también. La escena que componían ya no era tan triste como cuando había estado ella sola entre todas esas botellas —. ¡Sí! — festejó y aplaudió cuando el guardó el teléfono desistiendo de llamar a Taejoon, aunque la música que sonaba se comió la totalidad de su aplauso —.¡Vamos a divertirnos mucho! — le aseguró y tomó su propio vaso para vaciarlo de un trago e hizo un gesto algo exagerado cuando terminó —. No sé — respondió ante su pregunta. No recordaba a que hora había llegado ni sabía que hora era en ese momento. Tampoco le importaba demasiado. ¡Era su cumpleaños! Si un día podía permitirse quedarse despierta hasta tarde era aquel.

Sora río ante su comentario sobre su aspecto y se llevó las manos al rostro, apoyando las palmas abiertas sobre el mentón. Sonriendo, giró la cabeza de un lado al otro para que pudiera ver cada ángulo de su cara. Después de hacer eso varias veces bajó los brazos y tomó un mechón de su cabello para inspeccionarlo y se lo quedó mirando fijamente intentando enfocar la vista en sus maltratadas puntas —. Está tan seco — comentó para sí misma y luego tiró tu pelo para adelante —. Eres muy alto —  dijo asombrada mientras miraba a Taehyung a la cara y se daba cuenta que hasta sentados ella era considerablemente más baja que él. Sin levantarse se movió más cerca de él arrastrando el trasero por el asiento y usó el poco de cabello que sostenía para acercarlo al rostro del chico y crear una especie de flequillo rubio platinado sobre su cara —. No, a ti te no sienta— le informó y empezó a reír a carcajadas de nuevo. Aquello le parecía comiquísimo.  Entre risas, intentó agarrarse de la mesa para mantener la estabilidad, pero le erró al cálculo y empujó una de las botellas que salió rodando y volcó todo su contenido sobre aquella superficie.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Min So Ra

Volver arriba Ir abajo

por Park Tae Hyung el Lun 09 Abr 2018, 20:35



Discretamente, sin que ella se diera cuenta, apartó el vaso que le había servido, colocándolo detrás de algunas botellas de soju. La situación le resultaba hilarante y un poco desquiciada. ¿Cómo tenía que reaccionar? Taehyung no estaba seguro, era diferente cuando sus amigos estaban ebrios, pero la idea de cargar a Sora cual saco de papas, tirársela al hombro y sacarla a la fuerza del lugar, comenzaba a resultarle perfecta—. Tienes toda la razón, no me sienta el rubio —acordó, llevándose las manos a la cara, la desesperación trepándole en el cuerpo y aumentando cien veces más al oír el desastre de botellas, sentir la salpicadura de licor derramado y preguntarse, por enésima vez, por qué demonios había creído que ese mensaje había sido para él. Ahora mismo, ni aunque fuese verdad lo que en ese texto decía, se habría acercado al bar. Una parte de él, por supuesto, negó dicha afirmación—. A ver, ¿quieres estarte quieta? —le preguntó, sujetándola de los hombros para estabilizarla, colocándola a su lado, sin quitar sus manos de ella en ningún momento a riesgo de otro desequilibrio con peores resultados. Al ver a uno de los meseros acercarse, Taehyung no dudó ni por un segundo en llamarlo—. ¿Me traes la cuenta? Cancelaré con tarjeta —dijo, haciendo una rápida reverencia cuando el hombre pidió que le regalara un par de minutos para traer toda la documentación, incluyendo la factura y el datáfono.

Con un suspiro pesado e imaginándose titánica la tarea que tenía por delante, Taehyung se volvió hacia Sora, soltándola suavemente mientras su mente pensaba rápidamente de qué maneras podía lograr sacarla de ahí—. Tengo un regalo para ti —comenzó a decir, tomando pequeñas pausas entre una oración y otra, dándose tiempo para planear todo con cuidado, de tal forma que no tuviera que sacarla a rastras—. Pero debemos ir a buscarlo —no estaba seguro de sí era prudente llevarla a la compañía, en realidad, estaba totalmente seguro que no era prudente dejarla en los edificios de MYP. El estado de ebriedad de la muchacha solo generaría problemas y, según lo dicho por Taejoon, no se encontraban en las mejores condiciones para que ese tipo de cosas sucedieran—. ¿Quieres ir? —trató de ponerle cierto entusiasmo a su tono, el mismo que emplearía con una niña pequeña, volviendo a pasarle los dedos entre las hebras de un tono oro pálido, intentando estúpidamente volver a peinarla tras el desastre que había ocasionado. También tenía que taparle la cara, nadie podía darse cuenta que era ella. Cuestionándose una vez más su existencia en ese mundo, Taehyung se quitó su chaqueta, ajustándola sobre la coronilla de la joven, de tal forma que ocultara su rostro—. Además, debes mantenerte así, ¿vale? Es un juego, para la sorpresa —sintiéndose más estúpido que de costumbre, esperó a que dijera que sí, forzando una sonrisa alegre en su boca —de esas que nunca aparecían en su cara—, mientras sacaba con su mano libre, la billetera del bolsillo trasero para pagar.

Tenía dos grandes problemas: el primero, ¿cómo llevaría a una ebria Sora en una motocicleta? No podía enviarla en un taxi, porque el conductor podía reconocerla y hasta ahí su carrera (además, temía que la chica hablara de más o hiciera alguna locura? Lo segundo y, más complicado aún, ¿en dónde la iba a dejar? En la compañía estaba descartado, ¿el dormitorio? Su mánager probablemente estaría ahí también, dado que era tarde y no se suponía que estuvieran afuera cuando mañana era un día laboral. La tercera opción y la que lo hacía palidecer aún más, era llevarla a su apartamento. El problema era que no sabía si los chicos estaban ahí.

La última opción que se le ocurría y la cual consideraba demasiado arriesgada, era llevarla a un hotel. Taehyung la soltó, colocando sus manos sobre sus rodillas, ocultó el rostro entre sus palmas y gritó. Un sonido meramente mudo, tan solo la moción de su boca, como quien necesita sacarse el estrés de manera rápida. Estaba muerto.


cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage




avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Park Tae Hyung

Volver arriba Ir abajo

por Min So Ra el Miér 11 Abr 2018, 05:04
No quiero irme — protestó cuando él la obligó a quedarse quieta y pidió la cuenta sin preguntarle primero. Sora no podían irse, todavía quedaban varias botellas a medio llenar en la mesa—. Espera — le dijo al camarero, pero fue ignorada olímpicamente. Intentó safarse del agarre de Taehyung para tomar un vaso, pero cuando finalmente lo logró, él soltó un comentario que la distrajo de la idea de seguir bebiendo. Su rostro se iluminó ante la mención de la palabra regalo y dejó la bebida que acababa de agarrar, dedicándole toda su atención a Taehyung—. ¿Me has comprado un regalo? —preguntó ilusionada mientras su mente se permitía vagar en bolsos y zapatos de diseñador. Aquellos tenían que ser los regalos favoritos de Sora. —. ¿ Qué es? — le exigió saber e intentó sacudir su manga otra vez—. ¡Dime! — dijo volviendo a poner una expresión de aegyo. — Sora quiere saber — añadió recurriendo a la infalible técnica de hablar en tercera persona.

Asintió con la cabeza ante su pregunta de si quería ir con él. Por supuesto que quería ir a buscar su regalo.¿Qué clase de pregunta era aquella? Impaciente, esperó que el camarero volviera con la cuenta —.  Al fin — dijo en voz alta al ver como traía todo lo necesario para cobrarle a Taehyung. Sora ni siquiera hizo amague por pagar por lo que había consumido. Estaba demasiado ocupada jugando con las mangas de la chaqueta que él acababa de ponerle en la cabeza y tratando de convertirlas en un moño alrededor de su rostro.

Durante las horas que estuvo sentada, Sora se sintió invencible y llegó a creer que nada podía aceptarla, pero apenas su trasero se despegó del asiento, se dio cuenta que aquello había sido una mera ilusión.  —. ¡Oh! — murmuró cuando notó que el piso bajo sus pies parecía haberse convertido en una nube, impidiéndole el avanzar normalmente. —.  ¿También estás mareado? —le preguntó a Taehyung al ver como se inclinaba hacia adelante, en una posición algo extraña.  Soltó una pequeña risita y estiró la mano en su dirección para intentar ayudarlo a sujetarse, aunque era ella quien necesitaba que la sujetaran o terminaría besando el suelo —. Vayamos por el regalo — lo instó mientras que con la mano que no le ofrecía sostenía la campera que tenía en la cabeza —. Espera... ¿A dónde es que vamos? — preguntó, deteniéndose y girándose para mirarlo. La euforia que había sentido mientras había estado sentada, estaba comenzando a ser reemplazada por desconcierto.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Min So Ra

Volver arriba Ir abajo

por Park Tae Hyung el Vie 13 Abr 2018, 18:16


Taehyung no tenía palabras para describir la conducta de la muchacha, mucho menos que pudiesen explicar las situaciones por las qué estaba pasando en ese instante—. ¿Qué haces? —preguntó, entre confundido y horrorizado, al verla desplegar aegyo, atreviéndose incluso en hablar de sí misma en tercera persona. Sin pensarlo demasiado, le colocó la palma de la mano en el rostro, ocultando su expresión de su vista mientras sentía que el mundo había perdido sentido. Quizá el ebrio era él o esto era un sueño cómico. Lo prefería incluso a la realidad—. No te diré hasta que no lleguemos —le dijo escuetamente, entregándole la tarjeta de crédito al camarero cuando llegó con el datafono. La cuenta dio un total de ₩300.000 y la expresión en el rostro masculino fue ilegible. ¿Cómo esa menuda mujer había gastado esa cantidad de dinero en solo licor?, la miró de reojo, las cejas fruncidas y la boca torcida en un gesto de desaprobación. No le quedaba de otra más que aceptar. Firmó la factura, le agradeció al muchacho por el buen servicio, sin percatarse de que Sora ya se había adelantado al levantarse del asiento.

Al guardar la tarjeta en la billetera, fue que escuchó su pregunta y alzó la mirada para encontrársela a punto de darse bruces con el suelo. En un acto de reflejo, Taehyung se levantó lo más rápido que pudo, extendiendo sus manos para atraparla. Su derecha logró sujetar la muñeca de la diestra femenina, sin embargo, su mano izquierda terminó en un lugar poco apropiado. Pese a que no hizo expresión alguna, un ligero rubor terminó colándose a través de su cuello al ver que su palma ahuecaba uno de los pechos femeninos—. Lo siento —respondió abruptamente, alejándose de ella y mirándola a la expectativa de un golpe, de algún regaño, de que comenzara una disputa en ese lugar. Sin embargo, sabía que, si ella comenzaba a decirle algo por ese accidente, llamaría la atención de los presentes y ambos terminarían en problemas. Mirando hacia todos lados, dándose cuenta de que cada persona estaba ahora mismo enfrascada en sus propios asuntos, Taehyung hizo lo primero que su sentido de supervivencia le permitió.

Me golpeas después, ¿vale? —le susurró, acercándose a ella y pasando un brazo por debajo de sus piernas, sujetando la parte superior de su cuerpo con su derecha mientras la acomodaba entre sus brazos. Era más práctico de esa manera, así evitaba que terminara de bruces contra el suelo y que se pusiera a divagar por ahí o a hacer una escena. Acomodándole la chaqueta con los dientes —pues tenía ambos brazos ocupadas en sostenerla contra él—, Taehyung se dio a la difícil tarea de dirigirse hacia el pasillo, preguntándole a uno de los empleados del lugar si podía salir por la parte de atrás del local. Al muchacho no le bastó más que darle una mirada a la ebria mujer en sus brazos para comprender su situación y le indicó amablemente por dónde era—. Debes estar loca —le dijo a Sora, dirigiéndose hacia la salida de emergencias, preguntándose por enésima vez en la noche como era que terminó en esa situación.


cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage




avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Park Tae Hyung

Volver arriba Ir abajo

por Min So Ra el Mar 17 Abr 2018, 04:42


Un segundo su rostro estaba encarando hacia el suelo y al siguiente, una mano la había sujetado por la cintura. Cuando sintió aquella presión sobre su pecho, no comprendió a que se debía hasta que bajó la vista y pudo ver que la mano del chico que no la estaba sujetando, había terminado allí. Sora lo miró fijamente mientras él se disculpaba y no pudo hacer otra cosa que echarse a reír escandalosamente otra vez. —¿Qué haces? — le preguntó con la respiración entrecortada por las carcajadas. Aquella situación le resultaba muy graciosa. A pesar de que le dio que lo hiciera después, Sora le dio varios golpes en el brazo a Taehyung, pero no con la intención de hacerle daño sino como reflejo de las risas que no podía dejar de soltar.

Un gritito de sorpresa escapó de sus labios cuando sus pies se separaron del piso, pero su cuerpo volvió a sacudirse por la risa a los pocos segundos.  No llegaba a comprender que estaba haciendo Taehyung y por qué la había levantado así, pero tambien le parecía divertidísimo —Bájame— le pidió después de estar un rato así. La mezcla del movimiento, sus risas y la sensación de encierro que le provocaba esa campera en la cabeza comenzaron a hacer estragos en su estómago y cabeza. Se removió un poco hasta que logró que él la bajara. Se quitó la campera de la cabeza y comenzó a inhalar y exhalar pausadamente.

Estoy mareada — anunció y se dejó caer al suelo para poder sentarse sin detenerse a ver dónde estaba. Aquello era algo que había aprendido de su madre, quien siempre le había dicho que si sentía que estaba por desmayarse lo mejor que podía hacer era sentarse donde estuviera así se evitaba el golpe al caer. Ya en el suelo, Sora miró a su alrededor, notando por primera vez que ya no estaban en el interior del bar —. ¿Estamos yendo a por el regalo? — preguntó, sintiéndose algo mejor. Instintivamente, tomó la campera que se había sacado de la cabeza y se la puso para protegerse del viento que corría allí. Como el mareo y las nauseas habían comenzado a disminuir, Sora se agarró de la pierna del chico y la usó para ayudarse y ponerse de pie por su cuenta. — ¿Vamos? — inquirió aunque no sabía exactamente a donde tenían que ir porque él se había negado a decírselo.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Min So Ra

Volver arriba Ir abajo

por Park Tae Hyung el Mar 17 Abr 2018, 04:59



Qué mierda te he hecho —fue lo primero que hizo Taehyung, mirando al cielo y observando furiosamente la noche sin estrellas porque, definitivamente, Dios estaba vengándose de él, al tener que hacerlo vivir esa experiencia. Tener a una Sora ebria era demasiado para su sanidad mental y estaba sintiéndose al borde de un ataque de nervios porque no podía, ni quería, lidiar con ella. Pese a todo, ahí estaba de pie, viéndola zafarse de su agarre una vez estuvieron a fuera del bar y tirarse al suelo. Agradeció posteriormente su acción, porque si le hubiera vomitado encima, la hubiese dejado ahí tirada—. Sí, vamos en búsqueda del regalo —le respondió, volviendo a pasarle los dedos por el pelo, al haberse hecho un desastre cuando se quitó la chaqueta. Suspiró para sus adentros, sintiéndose incómodo en el papel de guardián mientras la ayudaba a acomodarse la chaqueta, ajustándosela para que la cubriera del frío de la noche. Observó a todos lados, ubicándose momentáneamente en el espacio y vislumbró los parqueaderos del local a un par de metros de distancia—. Espérame un minuto —trató de ser rápido en todo lo que hacía, evitando que a la muchacha se le diera por comenzar a deambular por ahí. Buscó su motocicleta, mirándola con tanta preocupación al saber que tenía que montar a una ebria Sora sobre ella, arriesgándose de terminar empapado de vómito y que su pobre bebé también corría ese mismo riesgo. Por un segundo, contempló seriamente la idea de largarse y dejarla tirada.

No le duró ni un segundo, ya iba de vueltas a donde la había dejado—. Vamos a hacer esto de una sola manera —le dijo nada más llegar, apagando la moto, colocándole el seguro antes de bajarse y acercarse a Sora. La miró largamente, contemplando la mejor forma de llevarla sin que los dos peligraran—. Irás adelante —comunicó, asintiendo más para sí que para ella, volviendo nuevamente hacia la moto, sacando su casco y agarrando el segundo que estaba asegurado en la parte de atrás. Se lo tendió para que se lo colocar—. Aquí —señaló, montándose en la moto y dejando un espacio entre su posición y el manillar donde fácilmente cabría ella. Así podría asegurarla y evitar que se le ocurriera soltarse o hacer alguna estupidez que la hiciera terminar muerta (o muertos) y cosas peores —como que terminara muerta y él con vómito encima—. Colocándose el casco, aseguró las correas antes de palmear el espacio que sobraba para ella—. Ven, vamos —la instó, sin pensar en ningún momento de lo poco «apropiado» de aquel arreglo.



cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage




avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Park Tae Hyung

Volver arriba Ir abajo

por Min So Ra el Miér 18 Abr 2018, 04:50


Se quedó allí esperando con él y jugando a patear una piedrita que había en el suelo hasta que Taehyung regresó con una motocicleta. Sora lo contempló con la boca abierta durante un momento, intentando dilucidar que significaba aquello. ¿Tendría que viajar allí? Se obligó a cerrar la boca y volvió a sonreír ante aquella escena. No sabía por qué, pero estaba segura de que iba a ser divertido subirse a ese tipo de vehículo. Asintió obedientemente ante sus palabras y recibió el casco, colocándoselo inmediatamente, aunque tuvo que sacárselo ya que la mitad de su cabello había terminado aplastado contra su cara. Se peinó torpemente y volvió a intentar colocárselo, esta vez con un poco más de éxito.Mientras intentaba subir a la motocicleta se las ingenió para tirar el codo hacia atrás y estrellarlo con fuerza contra el brazo de Taehyung. —. Ouch, ten cuidado —  se quejó y abrazó su propio brazo, girando para mirarlo con reproche a través del visor del casco, como si él hubiese sido quien la había golpeado.

Lo primero que hizo cuando estuvo medianamente bien instalada en aquel lugar tan minúsculo, fue tomar el manillar como si ella fuera quien iba a conducir, e incluso intentó moverlo sin que sucediera nada, ya que el vehículo seguía parado —. Nunca anduve en una motocicleta — le dijo casi gritando ya que sentía que el casco se iba a tragar toda su voz —. ¡Es emocionante! — exclamó y volvió a intentar mover la moto, tirándose un poco hacia atrás y empujando nuevamente a Taehyung en el proceso —. ¿Cómo la arrancas? —preguntó mientras buscaba la llave para girarla y ver si podía ponerla en movimiento por su cuenta.

cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Min So Ra

Volver arriba Ir abajo

por Park Tae Hyung el Jue 26 Abr 2018, 02:38



Tenía que haber sabido que la motocicleta era una pésima idea. No tenía ni la menor idea de cómo viajaría con una Sora ebria a su lado, mucho menos cómo sobrevivirían hasta llegar a dónde sea que fueran. Observándola con una expresión de fracaso en el rostro, Taehyung soltó un suspiro antes de colocarse su casco—. Eres tú —le dijo, apartando su codo con brusquedad y sintiendo el estrés subir a niveles exponenciales —más de lo que ya estaba, porque estaba seguro de que ese día moriría por culpa de una borracha—, e intentó apartarla del manubrio, extendiendo los brazos entre ellos para sujetar sus manos—. No te daré el regalo si haces eso —su voz sonó molesta, hastiada de tener que lidiar con una chiquilla en cuerpo de una mujer. ¿Debería llamar a alguien? ¿A Bong Hyuk? ¿Él sabría como tratar con alcohólicas? El hecho de que, a sus veintiocho años de edad, tenía carencias en ese departamento porque ignoraba a la mayoría de la población, le daba algo de vergüenza. La palabra clave era: algo. Porque en ese instante volvía a tener ese deseo de dejarla tirada y que Dios viera a dónde la mandaba.

Escúchame —trató de llamar su atención, colocando un tono serio y completamente autoritario—. Voy a encender el vehículo y necesito que no toques nada, solo te quedes quieta —el hecho de que no pudiera verle el rostro le molestaba, necesitaba saber que estaba siendo escuchado y comprendido—. De lo contrario, no habrá regalo ni pudín ni nada —tan pronto como dijo esas palabras, se arrepintió. Esperaba que no le exigiera un pastel de cumpleaños porque, de verdad, no tenía tiempo ni paciencia—. ¿Estamos de acuerdo? —preguntó, sacando la llave de la moto para colocarla sobre la hendidura. Con el brazo izquierdo rodeó momentáneamente el cuerpo femenino, dejando que la palma de su mano descansara por unos segundos sobre el abdomen de la chica para empujarla hacia atrás, acomodándola entre sus piernas—. No vayas a ocasionar un accidente —fue lo último que dijo antes de arrancar el móvil, sujetando ambos lados del manillar. El hecho de que le sacara un par de cabezas era provechoso en esa situación, de lo contrario, no podría manejar. Y esperaba, más bien rogó, que ningún policía de tránsito los detuviera en el camino.

Una vez en la carretera, Taehyung fue consciente del camino que había tomado por inercia. Hacia el apartamento de OPP4. Solo pidió que Bonghyuk estuviera ahí, porque si estaba Sungwoon o Jiseok, iba a perder definitivamente la cabeza.

cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage




avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Park Tae Hyung

Volver arriba Ir abajo

por Min So Ra el Jue 26 Abr 2018, 04:56


Asintió a sus indicaciones, algo sorprendida por el cambio en su tono de voz. No entendía porque ahora sonaba tan serio cuando hace un momento Sora podía jurar que él se estaba divirtiendo con ella. Obedientemente, dejó que la acomodara mejor en el asiento aunque la presión que él hizo sobre su abdomen la hizo sentir algo incómoda.

Apenas arrancaron, Sora soltó un pequeño grito de sorpresa. Aquello no era lo que había esperado de un viaje en motocicleta. El movimiento se sentía totalmente inestable y la estaba mareando. Asustada, se encogió en el asiento y se quedó totalmente inmóvil, no porque la amenaza de Taehyung la hubiera asustado, sino porque sentía que iba a caerse si se atrevía a respirar muy fuerte siquiera. Nunca antes había viajado en un vehículo así  y  aquello estaba resultando  peor de lo que había imaginado. Se sentía totalmente desprotegida al no tener nada a los costados para sostenerla ni resguardarla del viento. Tampoco sabía exactamente de donde agarrarse porque Taehyung había ocupado el manillar y ella solo podía apoyar las manos en una parte que no sentía muy segura. Buscando algo de estabilidad, optó por terminar de apoyar su espalda contra el pecho del chico- como si se tratara de un respaldo- y por cerrar los ojos lo más fuerte que podía mientras deseaba que todo aquello terminara pronto.

Cuando finalmente sintió que se detuvieron, se permitió abrir los ojos, los cuales tenía ligeramente húmedos —. ¿Y-ya llegamos? — preguntó con voz trémula, intentando mirar donde estaban, aunque no reconoció el lugar. Sentía las piernas adormecidas de la fuerza que había hecho para asegurarse de mantenerse en la motocicleta durante el viaje y se sentía algo mareada otra vez. Sus manos fueron rápidamente al casco y comenzó a tirar de él algo desesperada para poder quitárselo de la cabeza  —.¡Eso fue horrible!  — se quejó mientras inhalaba y exhalaba exageradamente intentando recomponerse—. No siento las piernas — comentó y se volteó para observar a Taehyung con una mirada de reproche. Su cabeza se había despejado un poco con aquel viaje y había comenzado a preguntarse por qué rayos estaba él allí —. ¿Lo hiciste a propósito?  — cuestionó, asumiendo que él había decidido ir a tan alta velocidad solo para molestarla.

cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Min So Ra

Volver arriba Ir abajo

por Park Tae Hyung el Lun 30 Abr 2018, 21:51




El viaje fue medianamente rápido e incómodo. Taehyung había estado ocupando su cabeza en la ruta que tenía que seguir, en hacer los respectivos frenos, cambios y señalizaciones cuando tocaban, evitando pensar en el hecho de que Min So Ra, ebria y completamente ida de la cabeza, estaba incordiándole la existencia más allá de lo civilmente permitido. Ni siquiera se molestó en ir suave para ella, porque quería llegar rápido y, para que negarlo, librarse un poco de la presencia de la fémina. Justo cuando llegó al conjunto de apartamentos de OPP4, aparcó la moto en su respectivo lugar y la dejó bajarse tan pronto como el vehículo estuvo apagado—. No lo hice a próposito, pensé que querrías ver lo más pronto posible tu regalo —señaló, mintiendo al respecto de su verdadera razón y comenzó a quitarse el casco, levantando el asiento de la moto para guardarlo en el compartimiento interior. Le quitó el de Sora, haciendo lo propio con su casco y se volvió hacia ella—. ¿Vas a ir por el mundo pareciendo una loca recién salida del psiquíatrico? —acercándose, volvió a usar los dedos para peinarla, arreglando un poco el desastre que el casco le había dejado en el pelo y cuando terminó, soltó un suspiro pesado, preguntándose sí ahora le tocaba ser de niñero con la persona menos adecuada.

Vamos —agarró su mano, entrelazando los dedos e instándola a caminar hacia el ascensor. Estando en un décimo piso, dudaba que Sora pudiera subir las escaleras con el estado de alicoramiento que llevaba encima—. ¿Te sientes mejor? —le preguntó al llegar al elevador, oprimiendo uno de los botones para llamarlo. En la espera de escasos minutos, se giró hacia ella para examinarla con la mirada. Pese a todo, se veía mucho más lúcida que antes. Tal vez el aire fresco le había sentado bien—. ¿Por qué fuiste a un bar sola? —le preguntó, curioso por esa razón. Si era su cumpleaños, se habría esperado que saliera con algún amigo. ¿No era Gunsoo de S.T.O.R.M cercano a ella? ¿Y Taejoon? Entendía perfectamente porqué el resto de Cherriez no estarían ahí, pero no porque Taejoon estaba fuera de la ecuación. El hecho de habérsela encontrado tan sola y... sucumbiendo al alcohol, le hacía preguntar sí las cosas en su vida estaban tomando un camino negativo. Después de todo, pese a lo ocurrido entre ambos, aún tenía cierto grado de preocupación por ella.

Cuando el elevador llegó, la soltó de la mano y colocó la palma contra la salida de la puerta automática, volviendo a mirarla para indicarle que debía entrar. Esperaba que no le hubiese agarrado pánico después de lo ocurrido en el centro comercial.

cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage




avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Park Tae Hyung

Volver arriba Ir abajo

por Min So Ra el Miér 02 Mayo 2018, 03:22


Su respuesta la hizo entrecerrar un poco los ojos. Ahora que estaba un poco más dentro de sus cabales comenzaba a desconfiar de todo aquello del regalo. ¿Por qué tendía él algo para ella en un lugar tan lejano? Si hubiera sido otra persona, Sora hubiera salido huyendo. Pero por algún motivo, ella todavía confiaba en Taehyung o por lo menos no le tenía miedo —. No estoy loca— respondió y ella misma comenzaba a desenredar su cabello, deseando tener algo con qué atarlo ya que desde que lo había decolorado que se despeinaba con más facilidad, aunque ciertamente el viaje en moto no la había ayudado tampoco.

Dejó que la llevara de la mano como si se tratara de una niña, a pesar de que sabía que no debía dejarlo hacer eso. Todavía no se sentía lo suficientemente estable como para caminar por su cuenta -  No. Me siento terrible. Creo que odio las motocicletas — masculló como respuesta a aquella pregunta. Todavía se encontraba bastante agitada por todo lo que había bebido y por la adrenalina que le había ocasionado aquel viaje  —. Porque no tenía con quien ir — admitió sin vergüenza y apoyó la espalda contra la fría superficie del ascensor. Por suerte la campera que él le había dado, evitó que se congelara  —. Invité a alguien, pero nunca llegó — dijo en voz baja y miró a Taehyung de arriba abajo, volviendo a preguntarse cómo es que habían terminado allí —. Pero tu si lo hiciste… ¿Qué hacías ahí? — soltó, reparando por primera vez que él no había ido a aquel bar por ella. No podría haberlo hecho porque Sora nunca le había avisado de sus planes.

—. ¿Dónde estamos? — preguntó por primera vez al salir del ascensor y mirando ante aquel pasillo desconocido.  otra vez dudaba sobre sus motivos para acompañando adentro cuando todo su lado racional le decía que lo mejor que podía hacer era alejarse de él y huir —. ¿Por qué me has traído aquí? ¿No me odiabas? — lo interrogó,  deteniéndose frente a una puerta desconocida. A cada minuto que pasaba, su cabeza se iba despejando un poquito más y comenzaba a cuestionarse más cosas sobre aquel encuentro.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Min So Ra

Volver arriba Ir abajo

por Park Tae Hyung el Miér 02 Mayo 2018, 04:50



Rodó los ojos ante el «no estoy loca» que comenzaba a sonar a sus oídos como un definitivo «si estoy loca». Soltó un bufido ante su evidente desagrado por la motocicleta—. Es porque estás hasta las trancas de alcohol, a nadie le gustaría un paseo en moto estando como una cuba —le dijo con un tono más malhumorado de lo normal. Una vez más, necesitaba que alguien le dijera por qué pensó que era buena idea acudir a ese mensaje de Sora. Es más, veía todas las razones contrarias a ese pensamiento. De verdad, ¿hasta dónde llegaba su supuesto raciocinio? La observó de reojo al responder a su pregunta, haciendo que el malhumor se disipara solo un poquito —no estaba en condiciones de no estar molesto debido al problema que tenía entre manos y que respondía por el nombre de Min So Ra—, y por un segundo, sus facciones se suavizaron—. Supongo que se lo perdió —comentó, pensando en lo absurdo que sonaba al intentar darle ánimos por haber sido abandonada en medio de lo que era un plan directo para intoxicarse con alcohol. Se quedó en silencio ante su interrogante, su mirada posándose sobre su rostro en un reflejo exacto de la incógnita que generaba esa simple pregunta. Había ido porque ella le había escrito, ¿acaso la embriaguez no le permitía recordar lo que envió? O, peor aún, y ese fue el momento en que la realización comenzó a golpearle y lo que antiguamente había pensado como una posibilidad, se convirtió en la certeza.

Sin ningún tipo de pudor alguno, Taehyung soltó la más insultante de las maldiciones—. Tienes que estar jodiéndome —le dijo en un tono más que hastiado justo en el momento en que el elevador llegó al piso del apartamento y salió de allí con más prisa de lo normal, sin importarle o no que Sora lo estuviera siguiendo. En ese momento, bien podía quedarse encerrada allí, porque estaba harto—. ¿Disculpa? —la idea anterior había sido demasiado satisfactoria y placentera para que Dios —si es que el bastardo existía—, la cumpliera. Se volvió hacia ella, llaves del apartamento en la mano, con el ceño fruncido a un ritmo exponencial que debía indicarle a la muchacha —si no estaba tan ebria como para captar que estaba a punto de sacar lo peor de su temperamento—, que tenía que fijarse en lo que decía—. La ebria aquí eres tú y ni si estuviera atiborrado en alcohol, pensaría en esas cosas extrañas que se te están pasando por la cabeza, así que deja de mirarme como si estuviera a punto de saltarte encima, porque prefiero cortarme los dos brazos antes que meterle mano a una alcohólica como tú —le ladró, volviéndose hacia la puerta, introduciendo la llave, colocando la clave y escuchando el «click» al abrir. Sin ningún miramiento, se volvió hacia Sora y la empujó adentro, siguiéndola después al cerrar la puerta. Todo estaba oscuro, lo cual indicaba que ninguno de los chicos se encontraba ahí en ese momento.

Encaminándose hacia donde estaba el interruptor de las luces, agradeció el momento en que éstas se encendieron y sin dedicarle una sola mirada a Sora, literalmente le gruñó—: Ahí está el sofá, por allá un baño, muérete por un período de diez horas y cuando regreses al mundo de los vivos, Taejoon estará aquí, así nos ahorramos el tiempo —le dijo, dirigiéndose inmediatamente a la cocina por un vaso de agua y una pastilla para el dolor de cabeza que comenzaba a matarlo.




cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage




avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Park Tae Hyung

Volver arriba Ir abajo

por Min So Ra el Jue 03 Mayo 2018, 04:49


La forma abrupta en que él la insultó y luego le soltó todo aquel discurso hizo que se sintiera pequeña e insignificante. ¿Por qué le estaba diciendo todo aquello? — Yo no estoy... —intentó cortarlo, pero no pudo terminar una oración.  Después de aquello estaba muy tentada de salir de allí por su cuenta, pero él no le dio opción sino que la empujó para que pasara por la puerta que acababa de abrir.

Confundida por tanta brusquedad repentina, pero sin perder sus modales, Sora dejó sus zapatos junto a la puerta y recorrió con la vista aquel apartamento. Sospechaba que se encontraba en el dormitorio de OPP4, ya que el lugar se parecía demasiado al lugar donde ella y el resto de Cherriez vivían solo que con menos zapatos y accesorios tirados por ahí. Como la habitación estaba bastante cálida, se sacó también la campera que él le había dado y la arrojó sobre el sofá que acababa de señalarle como el lugar donde debía dormir. ¿Cómo se suponía que ella se quedara allí sola? El cansancio que sentía quedaba totalmente aplastado por la confusión y el mareo que no se había ido desde que bajó de la motocicleta.

De todas formas se sentó en el sofá y se quedó allí inmovil por un minuto antes de pararse de nuevo. Arrastrando los pies, avanzó por donde había visto a Taehyung desaparecer hacía un momento. Y, siguiendo la única luz encendida, Sora lo encontró en la cocina, dándole la espalda a la puerta y buscando algo en una alacena. Se acercó despacio a él, deteniéndose a pocos centímetros. Abatida por sus palabras de hacía un momento, inclinó su cabeza hacia adelante hasta que su frente descansó contra la espalda del muchacho y ella pudo esconder el rostro en el hueco que se formaba entre sus omóplatos —. No te enfades tú también conmigo — le pidió con un hilo de voz y alzó ambas manos para sujetarse de su camiseta y apretó la tela entre sus puños. Estaba cansada de que todos parecieran estar siempre enfadados con ella, aún cuando ella estaba segura de no haber hecho nada para merecerlo.

cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Min So Ra

Volver arriba Ir abajo

por Park Tae Hyung el Sáb 05 Mayo 2018, 01:17


Abrió la portilla de la alacena donde guardó la última vez un frasco con pastillas para el dolor de cabeza, sacando una que se metió a la boca sin demasiados miramientos, tragándola primero, antes de darle un trago al agua. Ahora todo encajaba a la perfección y su molestia, no solo por la situación que se estaba dando, también venía del hecho de que había sido demasiado ingenuo al pensar que ese mensaje sería para él. ¿Cómo iba a hacerlo? Toda la amistad que había existido alguna vez entre ellos desapareció con su atrevimiento al decirle que le gustaba. No había nada más. Sora no tenía razón para enviarle semejante texto porque la última vez que se habían visto, las cosas habían terminado peor. Tendría que haberlo ignorado, pero ahí estaban las consecuencias. Chasqueó la lengua, terminándose el vaso con agua y había metido la mano en el bolsillo para sacar el teléfono cuando sintió el contacto, el suave peso de su frente contra su espalda y la confusión se abrió paso en sus facciones, las cejas que anteriormente habían estado fruncidas se distendieron, dejando entrever la extrañeza que le provocaba ese gesto. Luego, sus palabras. El desconcierto lo hizo sacar la mano del bolsillo y se quedó varios minutos en silencio, sin darle respuesta alguna. Con ello, había entendido el por qué se encontraba sola ese día y, a ciencia cierta, no supo qué hacer.

Nunca había sido bueno al consolar a una persona.

Lentamente, se volvió hacia ella, sujetando su muñeca entre sus dedos para alejarla de su camisa y no la soltó, ni siquiera en el momento en que sus ojos se cruzaron con el rostro de Sora—. No estoy enfadado contigo —murmuró, el tono de su voz igualando el de ella. Un sonido profundo y quedo al expresar esas palabras—. Sino conmigo mismo —confesó, sabiendo que las probabilidades de que recordara con exactitud lo que estaban hablando en ese momento eran reducidas por la cantidad de alcohol que había ingerido—. Creí que ese mensaje era para mí, te equivocaste al enviarlo —la soltó suavemente, sus dedos rozando los de ella en una impasible calma a medida que él la miraba, un montón de emociones indescifrables cruzándole los ojos, y en un susurro aún más bajo que antes, musitó—: ni siquiera tenía sentido que dijeras «te quiero» y «te extraño», no comprendo cómo esperé y confié en que eran para mí —tenía el regusto amargo de sus propias palabras en la boca, mirándola una última vez antes de buscar el teléfono entre su ropa.

Ve a descansar, si no te gusta el sillón, puedes agarrar mi habitación —le dijo, paseando entre sus contactos principales. El nombre de Taejoon estaba de cuarto, después de su madre, Bonghyuk y su manager—. Llamaré a alguien para que venga a buscarte —señaló el pasillo con una inclinación, la primera puerta siendo la habitación donde dormía. Esperó que ella tomara una decisión antes de llamar a Taejoon.


cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage




avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Park Tae Hyung

Volver arriba Ir abajo

por Min So Ra el Sáb 05 Mayo 2018, 04:48


Solo alzó el rostro cuando él le dijo que no estaba enfadada con ella. Si bien no sabía si aquello era verdad, especialmente considerando la forma en que la había tratado antes de entrar, sus palabras le quitaron un poco la sensación de abatimiento que sentía. Tener a la gente de su entorno enojada con ella siempre era un peso sobre sus hombros, por mucho que intentara fingir que no le molestaba. Se lo quedó observando ante aquella explicación, intentando hilar y comprender lo que le estaba diciendo. Usando la mano que él no estaba sujetando, sacó el móvil del bolsillo y con cierta torpeza abrió la lista de últimos mensajes —. Park Gun Soo… Park Tae Hyung — murmuró para sí misma mientras revisaba la lista de mensajes enviados y confirmaba sus sospechas. Recordaba haber invitado a Gunsoo, pero no lo que le había escrito al hacerlo —. Ah… lo siento— se disculpó y apretó los labios. Aquella había sido una confusión bastante extraña. Sentía que realmente la había cagado esta vez, de todo lo que le podía haber escrito a su mejor amigo, había tenido que elegir esas palabras. Contempló su rostro, intentando leer lo que le estaba gritando su expresión y que ella no terminaba de entender.

Sí te extraño — soltó de la nada después de un momento de meditarlo y buscó sostenerle la mirada. — Pienso en ti con frecuencia — admitió. Aquello era verdad, especialmente después del incidente del ascensor y la forma en que se habían despedido ese día. Al parecer, él estaba destinado a aparecer para  —. Lo siento — volvió a disculparse, aunque esta vez ni siquiera ella sabía por qué lo hacía. Al parecer tenía muchas razones para hacerlo  —. Por lo de la otra vez... y la vez anterior… por todo — añadió y dio un paso hacia el costado para poder apoyarse contra la mesada, por más que su cabeza pareciera haberse aclarado un poco, sentía que necesitaba una superficie en la cual apoyarse.

No llames a Taejoon — le pidió por segunda vez en la noche, y usó su mano para cubrir la pantalla de su móvil. Estaba segura de que era ella a quien estaba planeando llamar y eso no le gustaba.  Su amiga ya tenía demasiados problemas personales como para dejar que él la despertara en medio de la noche por ella. Además, no tenía ningún deseo de volver al dormitorio todavía —. No la llames. Me iré sola— anunció, pensando en cómo conseguir un taxi y así dejar de molestarlo también  a él. A pesar de su resolución no se movió de allí, sino que lo observó durante un momento mientras pensaba en algo más que decir —. ¿Me das agua? — le pidió después de un momento, dándose cuenta de que tenía la boca muy seca.


cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Min So Ra

Volver arriba Ir abajo

por Park Tae Hyung el Sáb 05 Mayo 2018, 06:25



No dijo nada a su disculpa, ¿qué podía decir? Había sido él que creyó que ese mensaje lo tenía como destinario, fue él quien pensó que, tal vez, solo tal vez ella de verdad sentía todo lo plasmado en ese texto. Y ahora, por más que intentaba hacer como si no fuera la gran cosa, no podía borrar de su mente que había sido él quien sacó todas las conclusiones erróneas. Porque debió haberlo ignorado, ser realista en cuanto a la situación en la que se encontraban actualmente. Por eso mismo, no podía realmente reprocharle un pequeño error. Taehyung solo se limitó a soltar el aire lentamente, el peso del teléfono sobre la palma de su mano, cuando Sora dijo lo más extraño de la noche y por un momento, no pudo hacer nada más que mirarla, parpadeando lentamente a las palabras que acababa de emitir—. Estás ebria —respondió, pero en su voz no había ningún deje de molestia o enfado hacia ella. No podía seguir culpándola por las acciones que realizaba de manera inconsciente, así como no debía tomarse a pecho lo que decía, porque al final, terminaría sucediéndole lo mismo con el mensaje y no quería quedar más como un imbécil—. Te arrepentirías de lo que estás diciendo si estuvieras en tus sentidos —alcanzó a esbozar una sonrisa, sin nada más que las comisuras de su boca alzándose levemente en un gesto que era más melancólico que otra cosa.

Ésa era la razón por la que no había querido decirle absolutamente nada desde el principio. El hecho de que su «amistad» quedaría destrozada por completo, sin ningún punto de reparación, pero por primera vez desde hacía siete años, Taehyung tuvo la absurda idea de jugar a ser valiente con los sentimientos y confesarle. ¿En qué mundo las cosas así funcionaban? Por eso no era bueno con ellos—. No puedes irte así —le dijo, frunciéndole el ceño. Tampoco iba a permitir que se fuera de esa manera, aún bajo el estado de alicoramiento, sin saber qué podría suceder—. Prefiero que te quedes aquí hasta que se te pase la borrachera —le dijo, una parte de él arrepintiéndose inmediatamente, porque eso significaría tener que lidiar con su ebriedad, además de esos comentarios —como el de hace unos minutos—, que terminaban dejándolo confundido y decepcionado. Pensó que todo estaba en el pasado —los sentimientos, se refería—, pero al parecer algunos seguían ahí, entorpeciéndolo absurdamente en sus interacciones con ella. Volvió a soltar un suspiro pesado al escucharla pedir agua, guardando el teléfono por su petición y se giró a la nevera para poder servirle un vaso de agua—. Toma —le tendió el cristal, contemplándola suavemente al darse cuenta de que aún seguía ahí pese a sus anteriores palabras.

Y una vez más, en contra lo más racional de todo, Taehyung volvió a tomar la decisión que, en su cabeza, catalogaría como la más estúpida. Levantó la mano, sus dedos acariciando las hebras ahora de un rubio pálido, y lentamente, cerró los centímetros entre ellos hasta que su frente reposó contra la ajena—. Solo quédate aquí, mañana que estés mejor puedes irte —murmuró, ignorando todas y cada una de las señales de alarma en su cabeza.




cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage




avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Park Tae Hyung

Volver arriba Ir abajo

por Min So Ra el Sáb 05 Mayo 2018, 07:18


En cuanto recibió el agua, Sora bebió todo el agua que le había servido de un solo trago. No había notado lo sedienta que había estado hasta hacía un momento atrás. Cuidando de no tirarlo, dejó el vaso de nuevo en la mesada, todavía no manifestando ninguna intención de hacer lo que había resuelto y marcharse. Ella tambien prefería quedarse allí que salir a vagar por la calle porque tampoco sabía exactamente a dónde ir. Sus opciones eran demasiado limitadas y aquello la frustraba un poco.

Cuando él se inclinó sobre ella, Sora cerró instintivamente los ojos, esperando por una presión sobre sus labios que nunca llegó. En su lugar, solo sintió una presión suave sobre su frente. Su aliento le cosquilló en el rostro cuando volvió a a hablar y la obligó a abrir los ojos y enfrentarse aquella cercanía— Está bien, me quedaré — accedió y no se retiró, sino que alzó ambas manos para acunar el rostro de Taehyung entre sus palmas. Tenía los dedos fríos por el vaso que había sostenido hacía a un momento y solo fue consciente de ello al sentir el contraste de la calidez de sus mejillas contra lo helado de sus dedos. Inconscientemente, Sora volvió a pensar en besarlo. Había pasado demasiado tiempo desde la última vez que había estado tan cerca de alguien, pero aún cuando una parte suya sí quería cerrar la distancia, no se animó a hacerlo. Era un límite que no podía cruzar.

De verdad te extraño, pero…— insistió y se detuvo a si misma antes de continuar. Aquella era la misma situación que los había hecho pelear la primera vez, solo que sus roles se habían invertido y ahora era él quien no parecía dispuesto a creer en sus palabras. Si bien tenía mucho alcohol encima y las cosas a su alrededor parecían suceder, sentía la cabeza bastante despejada. Era consciente de donde estaba y en qué situación, o al menos así lo creía—. Pero no puedo quererte ahora. Mi mundo se está cayendo a pedazos—concluyó y volvió a cerrar los ojos. Aún con todo lo que había bebido y con todas las risas que había soltado,  no había sido capaz de olvidar ni por un momento lo que la esperaba fuera de esa burbuja de falsa felicidad. La mañana del lunes llegaría y ella tendría que regresar a la amarga realidad en la que se había transformado su vida en el último tiempo. Simplemente no tenía la energía para lidiar con nada más que no fuera Cherriez.


cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Min So Ra

Volver arriba Ir abajo

por Park Tae Hyung el Sáb 05 Mayo 2018, 19:14



El roce gélido de sus dedos contra su piel le recordó las razones por la cuál existían aquellas limitaciones entre ellos. Y Taehyung volvía a cruzar la línea que los dividía, jugando a ser valiente cuando en realidad debía tener miedo de que las cosas volvieran a un punto de no retorno, a uno más allá —y peor— del que se encontraban actualmente, del que nunca podrían regresar, porque la distancia, quizá, era más tolerable que la indiferencia, que el abandono. El problema no era ser consciente de eso —que lo era—, sino su incapacidad de echarse para atrás, de deshacer las acciones que decían todo lo que él no podía. Absurda decisión, pues ya tenía todos los vocablos en la punta de la lengua y, que fuera malo con ellos, no le impedía decirlos—. Entonces no lo hagas —la suavidad de sus palabras contrastaba con el tono ronco de su voz, dejó caer los párpados cuando sintió la vergüenza inundarle el cuerpo, inseguro de lo que estaba a punto de decir; arrepintiéndose de volver a tomar todas las decisiones equivocadas frente a ella y temiendo —deseando con tanto ahínco equivocarse—, que lo único que sucedería era agrandar la brecha entre ellos—. Y sólo déjame quererte —sus manos hicieron el camino para anidarse con las ajenas, sus dedos acariciando los nudillos, las esbeltas falanges, su necesidad de ella, hasta finalmente aferrarse a ellos en una sujeción frágil como diciéndole: puedes irte en cualquier momento—, lo haré por los dos —y estaba condenándose, pretendiendo algo que no estaba seguro de sí podía cumplir y, aún así, quería hacerlo. Estaba cansado del espacio entre ellos, de encontrarse con miradas incómodas, de que todo fuera un reflejo del resentimiento que ambos sentían solo por no haber sabido cómo explicarse.

Si tenía que privarse de la fugaz felicidad de encontrarse con unos que te miran como si principio y el fin del universo se hallaban en tus pupilas; con tal de estar a su lado, lo haría. Aún cuando le doliera y el peso de aquél amor no correspondido trajera consigo la soledad desabrida que tenía el querer incondicionalmente—. Permíteme —pidió a destiempo, abriendo lentamente los ojos para mirarla, la cercanía hecha un placer culposo, con la necesidad de quererla en la boca, en la mirada, en los dedos, en la piel y ser incapaz de hacerlo gracias a ella, por respeto a ella.

Aún con los dedos entrelazados contra sus mejillas, Taehyung inhaló el aire lentamente mientras cerraba los pocos centímetros que existían, la punta de su nariz rozando la de ella y se detuvo ahí, en el abismo de su puente de cupido (de un beso robado), sin rozar sus labios porque sería cruzar todas las líneas y le dejaba a ella esa decisión—. Quiero besarte —fue su suave exhalación, sin apartar sus ojos de ella, pecando de una honestidad descarnada porque no tenía sentido ocultar lo que sus acciones decían, lo que quería. No hizo ningún ademán, tampoco apretó el agarre de sus dedos, toda sujeción frágil y endeble, permitiéndole a Sora señalar la línea.

Tristemente, se le olvidó que cualquiera que fuera el trazo, al día de mañana no existiría y volverían a ser los mismos de antes.


cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage




avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Park Tae Hyung

Volver arriba Ir abajo

por Min So Ra el Dom 06 Mayo 2018, 07:00


Abrió los ojos al escuchar aquellas palabras que la dejaron muda de nuevo. No tenía nada para decirle porque por más de que esas palabras habían instalado un cosquilleo en lo más profundo de su estómago, no podía estar de acuerdo con eso. Estaba mal y hasta ella lo sabía. Tragó saliva y entreabrió los labios como para decir algo, pero de ellos no salió ningún sonido.

Sus ojos  recorrieron el rostro, reparando en pequeños detalles que nunca antes había podido ver, puesto que nunca habían estado tan cerca. Aquella declaración envío un escalofrío por su cuerpo porque ya sabía lo que vendría después—. No...— dijo en un suspiro casi inaudible y, a pesar de que sus labios acababan de pronunciar una clara  negativa, su cuerpo actuó por cuenta propia. Solo tuvo que alzar un poco el mentón para poder alcanzar su boca y terminar de despojarse de cualquier sentido común. De haber estado dentro de sus cabales, Sora se hubiera echado para atrás. Ella se había escondido atrás de un comentario sarcástico y habría citado todas y cada una de las palabras bruscas que él que le había dicho antes de entrar al departamentos para buscar pelea y dejar el asunto atrás,  pero en esos momentos era incapaz de recordar nada de eso o de buscar una simple razón para parar; su cabeza solo podía procesar la inesperada suavidad de los labios de Taehyung sobre los suyos. Una parte suya había esperado un contacto igual de áspero y duro que las palabras que él solía dedicarle cada vez que se veían, pero allí no había nada de ello.

Podía sentir el borde de la mesada golpeando contra su costado, señal de que se estaba yendo de lado. Buscando estabilidad - y aún más cercanía - le hizo bajar un poco las manos para apartarlas del camino y lo soltó para rodearle el cuello con los brazos y apoyarse contra él. Se permitió unos segundos de distancia para poder recuperar el aliento y observarlo fugazmente, antes de volver a besarlo. Con aquel abrazo y aquella nueva posición, lo que había comenzado como un contacto suave, se había vuelto torpe y desesperado de su parte. Sora no había sido consiente de cuanto había anhelado volver a sentir aquella inconfundible adrenalina que acompañaba el compartir un momento así con alguien.

cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Min So Ra

Volver arriba Ir abajo

por Park Tae Hyung el Lun 07 Mayo 2018, 00:06



No había más qué decir, la negativa de sus labios siendo la sentencia que apagaría todas sus esperanzas. Taehyung no esperó nada más, a punto de dejarla ir, de respetar sus propios deseos cuando ella se movió, un nubarrón platinado, de ojos caoba que se escondían tras los párpados como si no quisiera ver el error que estaba a punto de cometer —el abandono que sembraría en su tórax, el hambre que le rugiría suavemente en la boca cuando la contempló, trémula entre sus brazos, acercando los labios a los suyos en un beso que le supo a ambrosía entre tanta torpeza y él la miraba, sin cerrar los ojos, aguardando el momento de la realización, de que ella se diera cuenta de lo que hacía y se apartara, horrorizada, de haber cruzado una línea que no estaba dispuesta a borrar. Pero lo único que llegó fueron sus brazos rodeando su cuello, el desespero y la necesidad anidados en su boca, y sintió el nudo en el pecho al corresponderle con suavidad, las manos buscando la curva de su cintura, aferrándose a la anatomía femenina con la misma ansiedad que estaba dominando aquél beso y se obligó a detenerse, a hacer los segundos más largos para poder degustarla, para probar aquello que le había sido prohibido desde un principio con la misma nostalgia de quien sabe que sostiene algo que no estaba destinado a ser—. No hay prisa —inhaló contra su boca en el fugaz instante en que separó sus labios, la mirada recorriendo las líneas delicadas de su rostro y le bastó solo eso, una bocanada de oxígeno tardío, para volver a cerrar todas las distancias y besarla, bebiéndola, queriéndola, deseando poder estar así el resto de la vida.

Ancló las manos a su cuerpo, besándola sin importarle nada más, una lucha tibia de dientes, lengua, labios, saliva; de dedos que hurgaban entre la tela, enroscándose en ella, mientras él la respiraba. Solo se apartó para buscar aire, un respiro hondo que se mezcló con besos fugaces otorgados a los labios ajenos y sintió el ansia de más en lo profundo de su pecho, pero con ella también vino el pálido recuerdo de sus palabras anteriores, del por qué Sora estaba ahí, de la inconsciencia adherida al licor que había ingerido y que no era justo, besarla y querer más, besarla y pedirle una respuesta, cuando ella no podía darla; no de verdad, no de la forma que contaba—. Lo siento —murmuró contra los labios foráneos, anhelando volver a atraparlos entre los suyos, pero se contuvo, echándose para atrás, desanudando el enredo de sus extremidades alrededor del cuerpo femenino, colocando distancias entre ellos—. Deberías descansar —en voz queda y la mirada fija en cualquier otro punto que no fuese ella, Taehyung se ordenó organizar los pensamientos, deshacerse del pálpito en sus miembros y serenar todo lo que ardía en su ser antes de volver a mirarla. Le tomó varios minutos y cuando por fin lo hizo, sus ojos encontraron los de ella con una mezcla de pesar y deseo reprimido—. Puedes hacerlo en mi cuarto, estarás más cómoda que… en el sofá —recordó las palabras que le había dirigido al entrar al lugar, arrepintiéndose por haberle hablado de esa manera cuando no se lo merecía.

Lentamente, volvió a sujetar la delicada mano femenina entre la suya, los dedos entrelazándose en una moción trémula mientras sus ojos seguían contemplándola en muda admiración. Quería volver a besarla, el anhelo convirtiéndose en una vorágine en la boca de la garganta, arañándole las costillas y lo único que atinó a hacer fue tirar de ella, anclándole un rudo beso contra los labios, las falanges temblando al sujetarla con suavidad mientras descubría una vez más los recovecos de su boca, por una última vez antes de separarse, la respiración hecha un tumulto agitado, un deseo añejo marcado en sus facciones—. Vamos —mustió, observándola por un segundo antes de volver la visión hacia el frente, instándola con su mano a seguirlo. La fibrosa conexión de nervios alrededor del lugar en donde sus pieles se tocaban era un latido desbocado, un hormigueo que le hacía preguntarse sí siempre había sido así con ella —cálido, palpitante, un hambre en el borde de las comisuras que esgrimía te necesito a dos espadas—, y la puerta a su habitación fue el pináculo del hechizo, la sensación, cuando se descubrió a merced de algo que dejaría de existir al pasar las horas. Olvidándose de todo, extendió la mano, girando el pomo de la puerta. La enorme penumbra lo recibió como un gélido cubo de agua y Taehyung encendió la luz, dos camas separadas, el regio orden impartido en cada objeto, las sábanas negras y sin arrugas rasguñándole la necesidad—. ¿Necesitas algo más? —un tono profundo, lastimero, pero ni una sola mirada en su dirección.




cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage




avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Park Tae Hyung

Volver arriba Ir abajo

por Min So Ra el Vie 11 Mayo 2018, 03:46


«No hay prisa». Todo su cuerpo parecía rechazar esa afirmación. Desde los latidos acelerados de su corazón, que retumbaban en sus oídos como una orquesta de percusión,  hasta aquella extraña  calidez que le recorría el cuerpo, logrando que se estremeciera hasta la punta de los pies, todas señales de que su organismo parecía estar corriendo una maratón sin meta. Como respuesta solo fue capaz de emitir un suspiro, inconforme ante el hecho de que él se hubiera separado de ella, aunque solo había sido por una corta fracción de tiempo. Cuando sus labios se encontraron nuevamente, dejó que sus manos tomaran libertad y pasaran de la base de su cuello a enredarse en su cabello.

Sentía que podía seguir así por una eternidad, descubriendo todas aquellas sensaciones que nunca había relacionado con él, pero aquello duró poco. El encantamiento que  por un momento los había envuelto, parecía haberse roto de repente porque Taehyung acababa de apartarla y mandarla a dormir como si unos minutos atrás no hubiera sido él quien había pedido besarla — ¿Qué? — protestó en un murmullo con la confusión pintada en el rostro —. No quiero descansar — se negó, buscando su mirada aunque él parecía dispuesto a evitarla . Algo había ido mal y ella no llegaba a entender que era. Temiendo ser rechazada si buscaba acercarse, se lo quedó observando a distancia.  

El tirón repentino en su mano la sobresaltó, pero no tuvo tiempo de expresarlo porque él la calló con otro beso antes de que ella pudiera protestar por su brusquedad. No entendía aquel juego de tira y afloja que él parecía haber iniciado y que estaba jugando por su cuenta ya que ella no se encontraba en una posición donde pudiera coordinar una reacción coherente. Sus dedos se aferraron a su mano con una fuerza que le advertía que no fuese a soltarla ahora y lo siguió por aquel pasillo. Cuando encendió la luz del dormitorio, ella no pudo evitar sorprenderse ante el orden casi antinatural que reinaba sobre todos los objetos que había allí. Todo parecía tener su lugar, excepto ella. Dio un paso hacia adentro sin dejar ir su agarre, mientras sus ojos seguían recorriendo los detalles —. — respondió ante su pregunta, sin atreverse a dar un paso más por miedo a que él se negara a seguirla — No te vayas — le pidió con el mismo tono que había usado en la cocina para pedirle que no se enfadara. Dejó ir su mano solo para voltearse y aprisionar su cintura entre sus dos brazos en otro intento de retenerlo — Quédate conmigo — imploró, asustada de quedarse sola de nuevo.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Min So Ra

Volver arriba Ir abajo

por Park Tae Hyung el Sáb 12 Mayo 2018, 05:14



Aquellas palabras lo congelaron en su lugar. Parecía que no iba a dejar de sorprenderse esa noche, incapaz de hilar un pensamiento coherente tras otro cuando ella lanzaba aquellas expresiones sin ningún tipo de arrepentimiento —tan contrario a la sobria y racional Sora—, que lo dejaban completamente gélido, sin saber qué hacer o qué decir. ¿Qué se suponía que le dijera? Lo correcto y lo que deseaba hacer era marcharse, dejarla allí y que ella decidiera por sus propios medios que le gustaría hacer, pero la otra parte de sí, aquella que había sucumbido al beso y deseado más a sabiendas de lo prohibido, le decía que lo hiciera, que acatara esa petición susurrada en aquel suave tono. Pero no podía, no debía hacerlo e iba decírselo, aun cuando sentía que estaba yendo en contra a sus propios deseos, cuando Sora dio un paso hacia él y sus brazos rodearon su cintura. Taehyung inhaló bruscamente, en sus oídos resonando el «quédate conmigo» una y otra vez, un eco de sus emociones en conflicto. Se tardó varios minutos en responder, en descansar sus manos sobre los hombros femeninos y, suavemente, distanciarla de él. Tenía que hacer lo correcto, pero no podía evitar preguntarse: ¿y si disfruto este pedacito de tiempo? Al día de mañana, nada de lo ocurrido tendría valor alguno. Volverían a la misma rutina de antes, especialmente ella.

Sora… —dejó caer sus brazos a ambos lados del cuerpo, su mirada desviándose del rostro de la joven hacia las dos camas apostilladas en cada pared, separadas la una de la otra y volvió nuevamente a ella, examinando las facciones de su cara por un par de segundos. Un suspiro pesado escapó de sus labios, arrepintiéndose una vez más antes de siquiera tomar una decisión—. Está bien —extendió la diestra, sus dedos acariciando suavemente la mano femenina antes de enlazarlos, guiándola hacia su cama. La vacilación podía leerse en su mirada cuando la dejó ir, acercándose al tálamo, tirando del enorme cubre lecho y acomodando las almohadas para ella. Una vez terminó, viró en dirección a Sora, los ojos indecisos, recorriéndola sosegadamente—. Adelante, estaré aquí —le dijo, señalando a la distancia una silla del lado de la habitación que le correspondía a Jiseok. Esperó en absoluto silencio a que ella se metiera en la cama, con toda la intención de marcharse a penas la observara caer dormida. Porque era por el bien de los dos, sobre todo el de él. Había cruzado el límite más de dos veces esa noche y no podría soportarlo.

Querer algo que no podía tener. Memorizar cómo se sentía el besarla, el tenerla entre sus brazos, quererla sin ningún tipo de ataduras. Y ambos lo sabían —ella lo hacía, su respuesta a la pregunta que él le había hecho con anterioridad denotaba que sí—, por lo que era insensible y absurdo seguir postergando esa noche. La miró con cierta insistencia, queriendo salir de ahí tan pronto como le fuera posible.

cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage




avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Park Tae Hyung

Volver arriba Ir abajo

por Contenido patrocinado
123
Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Volver arriba


 
Permisos de este foro:

No puedes responder a temas en este foro.