eleven stages of love —privado
NOTICIAS
29.12 Abrimos el foro Hemos cumplido siete meses online, ¡muchas gracias por todo y a por muchos más! 00.00. Novedades Pronto nuevas novedades
MISS C
MISTER L
MISS N
BABY C
BABY L
BABY N
AGOSTO DE 2018 La hora y tiempo del mes actual en Seúl, Corea. Usa esta información para hacer tus temas mucho más realistas.
X
comeback stages julio
CANCIÓN:
SOMETHING NEW
DEBUT SOLISTA
MINI-ALBUM
ARTISTA:
HAN SU MI
KSJ
ENTERTAINMENT
240 PUNTOS CONSEGUIDOS
DORAMA:
FUGITIVE LOVERS
DEBUT:
ACTRIZ
ARTISTA:
HWAN TAE JOON
MYP ENTERTAINMENT 1445 PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
Últimos temas
» the force is female | Dae Ryn
por Shin Young Taek Hoy a las 06:33

» Smashed | Sara
por Choi Sa Ra Hoy a las 06:22

» Color Ring | Sa Ra
por Choi Sa Ra Hoy a las 06:20

» Lies | Mei
por Rok Bin Il Hoy a las 05:03

» 月光 └Moonlight┐ | Bin Il
por Rok Bin Il Hoy a las 04:55

» a good life is a collection of happy moments | Hye Sook
por Rok Bin Il Hoy a las 04:53

» (don’t) take me to church +18
por Jung Chang Wook Hoy a las 02:28

» love scenario goes wrong – smh
por Lee Yeon Ji Ayer a las 22:44

» first act —min eun byul
por Min Eun Byul Ayer a las 19:57

» God, please patience [San Min Ho]
por Pan Dae Ryn Ayer a las 19:08

» S.T.O.R.M being a mess – (private party)
por Choi Min Hyuk Ayer a las 19:03

» greater good ― priv.
por Cha Nam Joon Ayer a las 18:47

» For me the best (0/1)
por Jung Soo Hye Ayer a las 18:37

» Cute! / JSH
por Jung Soo Hye Ayer a las 18:27

» don't be afraid - KMS
por Paparazzi Ayer a las 17:53

» blooming talent — hongwoo
por Paparazzi Ayer a las 17:51

» s.o.s — wjm
por Paparazzi Ayer a las 17:49

» teasing and kidding, right? // KMS
por Kang Min Seok Ayer a las 17:42

» the take down —hdj.
por Byun Ae Ra Ayer a las 17:32

» night reminiscin’ — KJY.
por Kwon Jae Yong Ayer a las 17:08


eleven stages of love —privado

Ir abajo

por Cha Nam Joon el Sáb 07 Abr 2018, 23:17


21.04.18
sábado por la noche.

Dos semanas y media desde su último encuentro. Era el tiempo más largo que habían durado sin verse o hablarse, porque ni aún cuando ambos estaban ocupados, sin espacio incluso para comer, cortaban la comunicación. Pese a que mantenido una imagen común de cara a los demás, una vez llegaba al apartamento, se encerraba en su habitación, colocaba una lista de reproducción y se tiraba en la cama, mirando el techo. Duraba horas así, esperando a que el sueño lo obligara a desconectarse de la vida. No soportaba aquella separación, pero tampoco tenía el valor para hablarle. No cuando había sido su culpa, cuando era él quien cruzó la línea hasta el punto de herirla. Namjoon se recordaba eso a cada segundo, sintiendo la acuciante necesidad de llamarla, de escuchar su voz diciendo su nombre. La ansiedad había sido tan insoportable una noche que, a las dos y cuarenta de la mañana, se puso a reproducir todas las notas de voz y vídeos que tenía de Wanda. El cómo habían llegado a ese punto, no quería saberlo —se negaba a aceptar que lo suyo estaba viciado, que la mejor solución era cortar de raíz aquella pútrida relación—.

Dejando escapar un suspiro profundo, Namjoon metió la mano en su bolsillo izquierdo, buscando la llave del apartamento mientras salía del elevador, dirigiéndose a la entrada. Tenía tantos pensamientos en la mente, sus sentidos silenciados por las dudas y demás ideas que pululaban en su cabeza, que no se percató de la figura que aguardaba a las afueras de su apartamento hasta que estuvo a poca distancia. Por un instante, todo su cuerpo se congeló en el mismo sitio, su mirada recorriendo temerosa la espalda ajena, la curva grácil de sus caderas, el pelo ondeando suavemente al viento frío de la noche. La reconocería sin necesidad de ver su rostro, tal vez incluso, si hubiera estado al otro lado de la calle, hubiera reconocido a esa persona—. Kyulwan —pronunció, su voz una cacofonía de necesidad, un sonido áspero y degastado por los días en que había estado añorando pronunciar su nombre. Quiso cruzar la distancia que los separaba de un solo movimiento, sujetarla entre sus brazos, perderse en sus ojos, pero se quedó inmóvil y temeroso, sin saber cómo sería su respuesta.

cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Cha Nam Joon

Volver arriba Ir abajo

por Bae Kyul Wan el Dom 08 Abr 2018, 06:54


Mentía descaradamente cuando se decía a sí misma que se encontraba bien, sin hablar ni ver a Namjoon durante dos semanas y medio. Mentía si decía que no había escrito miles de mensajes solamente para volverlos a borrar, o estado a punto de presionar el botón de llamar cuando se encontraba sola en su habitación. Pero cada vez que lo hacía, la sensación de los dedos del hombre alrededor de su garganta la detenían.

Había sido la primera vez que le ponía los dedos encima de aquella manera y no podía olvidarlo. Una parte de ella, sentía que había sido lo mejor para ambos, que se alejaran el uno del otro. Él sería capaz de quitarse los rumores de encima, ganar fama con su novia falsa y ver despegar aún más su carrera, mientras que ella podría concentrarse en expandir su propia carrera. En esas dos semanas y media, Wanda había logrado firmar para ser la portada el próximo vez. Básicamente, individualmente lo hacían bien sin el otro. Pero estar sin Namjoon dejaba un increíble vacío en su estómago que no parecía poder llenar con nada.

Así que esa noche, no aguantó más y le envió un mensaje a Dongjae. Se suponía que iría al apartamento del actor esa noche, con unas cuantas cervezas y charlar amistosamente porque Namjoon no llegaría hasta tarde, y Wanda no tenía intenciones de quedarse demasiado, solamente lo suficiente como para ver cómo estaba Namjoon. Pero al llegar, nadie le abría la puerta. Esperó unos minutos frente a la puerta, antes de decidir irse, pero justo en ese momento alguien llamó su nombre.

Wanda sabía de quién era la voz, por lo que se quedó paralizada en el lugar. Se volteó despacio para encontrarse con el hombro y sentir cosquillas en su estómago. —Namjoon—respondió, saludándole extrañamente, pues no sabía muy bien que hacer. La mayor parte de ella solamente quería huir. —No deberías estar aquí tan temprano—le dijo al final. Sabiendo que no podría huir tan fácilmente, o al menos no esperaba poder hacerlo.

cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Bae Kyul Wan

Volver arriba Ir abajo

por Cha Nam Joon el Dom 08 Abr 2018, 23:17


Deseó poder ir hacia ella, sostenerla entre sus brazos al segundo siguiente en que susurró su nombre, rogarle —sin importar cuántas veces fuese necesario—, que lo perdonara por lo que había hecho. Decirle una y otra vez —hasta que no tuviera voz de tantas veces en que lo repitió—, que la quería, que no podía vivir sin ella. Pero solo se quedó estático, tragándose todas y cada una de las cosas que deseaba decirle, temiendo el instante en que ella huyera —lo tenía escrito en cada facción de su rostro—. Tragando en seco, Namjoon bajó la mirada, desconociendo cómo podía iniciar esa conversación, odiando el segundo en que todos los miedos lo devoraron vivo (¿cómo podía borrar lo ocurrido?)—. He terminado temprano —alcanzó a decir, su voz baja y ronca por el nudo en su garganta. Aquella sensación era extraña para él —la desesperación en el cuerpo, la ansiedad que se le acumulaba en los dedos—, pero aún así estaba sintiéndola, y en su mente, la única persona que podía hacer que eso se marchara era ella.

¿Qué haces aquí? —le preguntó con mal disimulada inseguridad, guardando la más minúscula de las esperanzas que su respuesta fuera «por ti». Aquel pensamiento le causó una sonrisa amarga, su boca curvándose en ese gesto mientras se acercaba a la puerta, rodeando a Wanda, tratando en lo más mínimo de tocarla o rozarla. No quería verla huir de él, solo le dolería más—. Hace frío afuera, si… quieres pasar —dejó caer, volviendo a tener esa clase de pensamientos recurrentes, aquellos que iniciaban con un «por favor» desesperado y terminaban siempre en que ella, esa persona sin la que no sabía vivir decidiera volver a su vida. Aún cuando fuese un segundo, una milésima de segundo, un mísero fragmento de tiempo que él no merecía, pero que necesitaba más que el oxígeno. A ella, la necesitaba—. Hay helado en el refrigerador —se sintió estúpido diciéndolo mientras abría la puerta, como si Wanda fuese a entrar únicamente por eso, pero no sabía qué decir o qué hacer, él solo… quería verla, por lo que durara ese instante—. por favor —se volvió lentamente hacia ella, encontrando por segunda vez la mirada ajena. Sus ojos también le estaban rogando.



cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Cha Nam Joon

Volver arriba Ir abajo

por Bae Kyul Wan el Lun 09 Abr 2018, 04:52


Sus pies estaban clavados en el piso, sintiéndose repentinamente pesada. Como si la presencia del hombre añadiera tres toneladas sobre sus hombros. Quería abrazarlo, por que a pesar de todo lo había extrañado. Quería también gritarle, por no haberle llamado. Quería hacer muchas cosas en esos momentos pero todas las palabras se le quedaban atoradas en la garganta, justo donde le había estrangulado anteriormente. —Dulces. Pasaba por un abastecimiento aquí cerca y pensé que les gustaría—mintió y usó el plural, refiriéndose a él y Dongjae mientras alzaba el brazo con una bolsa de comida. Temía admitir que había ido hasta ahí solamente para verlo, temía verse más débil y patética de lo que debía parecerle.

Estuvo lista para hacer una reverencia, dejar la bolsa de comida en el suelo para salir corriendo de ahí antes de que hiciera algo de lo que pudiera arrepentirse, pero la invitó a pasar. Se le quedó mirando fijamente, cuando le ofreció helado. Pero fue la mirada súplica en su rostro lo que terminó de romperle el corazón y por lo que se coló debajo de sus brazos para entrar en el apartamento, siempre evitando hacer demasiado contacto con el muchacho.

Por el helado—dijo una vez dentro, pero de igual manera mantenía su distancia. Aún era difícil olvidar los eventos ocurridos con anterioridad. Había estado muchas veces en aquel apartamento, por lo entró directamente a la cocina para ponerlos dulces en la refrigeradora. Se notaba que estaba un poco ansiosa, de estar a solas con él, especialmente lejos de cualquier otro ser humano a  varios metros a la redonda, era como entrar en la boca del lobo. Pero también se sentía cómo en casa.


cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Bae Kyul Wan

Volver arriba Ir abajo

por Cha Nam Joon el Mar 10 Abr 2018, 02:16

No comentó nada, estaba demasiado aletargado para notar la mentira y solo se limitó a asentir, sin querer decir algo que pudiera molestar, quedándose en el rellano al verla pasar frente a él, evitando cualquier contacto posible. Aquel comportamiento lo sintió con un golpe directo al estómago, pero era consciente de que no podía cuestionárselo: era su culpa. Cerrando la puerta tras sí, Namjoon la siguió hacia la cocina, observándola desenvolverse en el lugar como cualquier otro día. Podía notar los pequeños momentos en que el nerviosismo tomaba parte de sus movimientos, preguntándose qué pasaría por la cabeza de Wanda. ¿Tenía miedo de estar a solas con él? ¿Qué volvería a… a hacer algo parecido a lo ocurrido el otro día? Pensar que era una posibilidad, de que ella pudiera estar creer que necesitaba alejarse de él por temor a que usara la violencia, hacía que el aire abandonara sus pulmones. Lo dejaba frío, incapaz de hacer nada más que mirarla y sentir que todo se desmoronaba por dentro—. Es tu sabor favorito —murmuró en voz baja, quedándose en medio de la intercepción de la cocina, mirándola, inmóvil, sin saber qué hacer o qué decir.

Su mutismo no era a causa de la falta de palabras, sino de la abundancia de las mismas. Demasiadas que no podía ponerlas en su boca, no sin atropellarse, no sin dudar de ellas, sin capaz de retener el flujo de emociones que vendrían a acompañarlas—. ¿Has… estado bien? —no reparó en el sonido estrangulado de su voz, aquella cacofonía ronca y dolida que salía de su garganta mientras formulaba una de las preguntas más inocentes que podía pensar. Sus ojos la repasaron ansiosamente, sus dedos temblándole ante el anhelo de sujetarla, de poder tocarla una vez más como antaño, pero retuvo cada uno de esos impulsos. Se repitió por enésima vez que él no sería bienvenido—. Wanda —su nombre sonó a una herida abierta, a un dolor en el pecho con el cual no podía lidiar, a la sensación de asfixia—, ¿me tienes miedo? —y por qué, de entre todas las cosas que quería decirle, eligió esa; Namjoon no sabría jamás. Tal vez tenía que ver con que su respuesta a ese interrogante sería la única que pudiera aliviar el malestar en su cuerpo o terminar de hundirlo.

cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Cha Nam Joon

Volver arriba Ir abajo

por Bae Kyul Wan el Jue 12 Abr 2018, 03:38

Se arrepintió de entrar en el apartamento casi al mismo tiempo que lo había hecho, que había evadido el contacto con el hombre. Porque toda su convicción en las últimas semanas se había ido por la borda, porque sabía que acababa de entrar en la boca del lobo y no iba a salir entera de ahí. Se concentró en el bote de helado y de agarrar una taza donde ponerlo, dando su mejor esfuerzo por ignorar que sus movimientos estaban siendo vigilados.

Se volteó para poner el bote de helado en la refrigeradora, y al volver, su pregunta le hizo detenerse en seco para mirarle. Pocas veces eran las que había escuchado esas palabras salir de la boca de Namjoon, y lo que le había dejado quieta era que de verdad lo significaba. —Sí, bien... —asintió, sin saber muy bien qué hacer y dudó por unos segundos, con la taza de helado congelándole los dedos de la mano. —Conseguí estar en la portada del próximo mes—contó mientras se encogía de hombros, porque sintió que debía decírselo.

Cuando su nombre salió de los labios de Namjoon, acompañado de una mirada que reflejaba el dolor en estado puro, Wanda supo que había perdido. Dejó el helado en la mesa y se acercó despacio al chico, con las manos temblorosas y frías, agarró las manos del hombre y las puso sobre su garganta de nuevo, suavemente. —No tengo miedo de ti—negó y le miró con los ojo vidriosos. —Tengo miedo de nosotros—terminó por admitir. Había tenido miedo de decirlo en voz alta, porque estaría admitiendo que ella sacaba lo peor de él, que ella era dependiente de su presencia y que a pesar de que estuvieran mal, el mundo seguía girando.

cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Bae Kyul Wan

Volver arriba Ir abajo

por Cha Nam Joon el Sáb 14 Abr 2018, 00:01

«Tengo miedo de nosotros».

Aquella oración era lo más cercano a una sentencia de muerte que recibiría. Porque el «nosotros» era lo único a lo que no podía dejar ir. No recordaba que era su vida sin ella, no podía pensar en ningún momento en que sus pensamientos hubiesen desechado la mera existencia de aquella mujer. Kyul Wan vivía en él, era el aire que respiraba, la única persona a la que no podía perder porque era proporcional a perderse a sí mismo. Por eso sus palabras abrieron una herida cubierta a retazos, los dedos le temblaron al sentir el tacto frío de sus manos ajenas, al rodear nuevamente su cuello como aquel día y sentir el pálpito de su corazón a través de su vena. Namjoon cerró los ojos, acortando la distancia entre ambos, dejando que su frente descansara sobre la ajena—. No —musitó en un hilillo de voz, sin saber a qué se refería esa negación. Tal vez era a todo, su forma de decirle que no debía tener miedo; que no podía tener miedo—. Lo siento, lo siento, lo siento —repitió una y otra vez, los dedos alejándose lentamente del cuello femenino, repasando sus hombros hasta finalmente envolverla entre sus brazos en una acción desesperada.

Había extrañado cada segundo lejos de ella y ahora que, por fin volvía a tenerla cerca, tenía que atesorar lo que tenía delante—. No volverá a pasar —murmuró, inclinando la cabeza, hundiendo su rostro en el hueco de su cuello mientras inhalaba y sus pulmones se inundaban del suave aroma de Wanda. Había añorado durante esos días volver a verla, hablarle, escucharla—, haré lo que pidas —lo que fuera, lo que sea que ella quisiera—, pero no me dejes —se le quebró la voz a sus últimas palabras. Se aferró con más fuerza a ella, hundiendo sus dedos en la ropa, adhiriéndose a cada centímetro de la anatomía femenina como quien se cerciora de que está anclado a un polo a tierra, que no importaría cuantas tormentas lo azotara, nunca podría soltarse. Wanda era eso, el ancla, el corazón, la espada. Era todo lo que necesitaba en su vida, porque sin ella, no sabría cómo vivir. ¿Cómo podría dejarla ir?

cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Cha Nam Joon

Volver arriba Ir abajo

por Bae Kyul Wan el Dom 15 Abr 2018, 21:55

Estar unos días alejada de él, había sido una tortura. Porque no había Wanda sin Namjoon. No había Kyul Wan sin Won Il.

Pero no era tonta ni tampoco ciega. Sabía que se volvía posesiva y celosa cuando Namjoon no estaba con ella, sabía que ambos eran como una piedra en el zapato del otro cuando se trataba de trabajo, y que por eso mismo había aceptado fingir tener una relación con otra actriz, para desmentir los rumores entre ellos. Sabía que era por el bien de los dos, pero no evitaba que sacara lo peor de ella el tan solo imaginarlo tomado de la mano con otra chica. Porque más que amor, era dependencia y posesividad.

No te dejaré—le dijo con suavidad, pasando por los brazos por sus hombros y hundir las manos en su cabello y nueca, adhiriéndose a su abrazo como si acabara de llegar a la guerra. —No puedo dejarte—se rectificó. Porque en el momento que había entrado al apartamento había perdido la lucha. Si tenía que ser completamente honesta, Wanda adoraría a Namjoon sin importar la atrocidad que pudiera llegar a hacer, porque no había vida sin él. Todo lo que era, todo lo que había logrado, era gracias a él. —Está bien, estamos bien—dijo suavemente, acariciando el hueco de su cuello con la nariz y pasando las manos suavemente por su cabello.

Porque era la decisión incorrecta, pero era la única decisión que le hacía sentir bien.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Bae Kyul Wan

Volver arriba Ir abajo

por Cha Nam Joon el Mar 17 Abr 2018, 00:30

Sus palabras eran un polo a tierra, lo único seguro en su vida. Tras ella y después de ella, no existía nada más. En los recuerdos de Namjoon, la única presencia permanente a lo largo de los años había sido Kyul Wan. Aquella figura inamovible en su existencia, parte de todo lo que era y había sido. Era irónico pensar que, justamente la persona de la que no podía desprenderse ni siquiera un segundo de su vida, era la misma que no estaba destinada a ser. Más eran los golpes y las anomalías, los fracasos cubiertos de sangre y disputas enfurruñadas, se habían convertido en una disforia de almas gemelas. Y lo más triste era saber que ser la mitad del otro, pertenecer de una manera irremediable a otro ser humano, no era equivalente a decir que debían estar juntos, porque sí de algo era consciente Namjoon, era del hecho de que estaban mejor separados.

Eso no significaba que pudiera hacerlo.

Lo siento —murmuró por enésima vez, la voz marcada en una agonía palpable. Lo sentía en cada parte de su anatomía, en los huesos, en las venas, en el hueco vacío que representaba los días ausentes de Wanda en su vida. Sus dedos se enderadaron en la tela, su rostro hundido contra la piel de su cuello y la respiró, necesitándola más allá de esta vida, escuchando las palabras que había anhelado desde hacía tanto tiempo —una eternidad parecía ya—, y dejándose mecer por el suave arrullo de la voz femenina. Su tacto en su piel se sentía como estar en casa después de tanto tiempo perdido. No supo cuánto tiempo estuvo así, cuantos segundos pasaron hasta que se armó de valor para mirarla a los ojos, perderse en aquel pozo caoba y sentirse desnudo, por completo a su merced—. No puedo estar sin ti —confesó, alzando sus brazos hasta que sus manos terminaron rozando levemente la piel de sus mejillas, un roce sutil, casi invisible, con temor a que ella se apartara. La miró por tantos minutos que, cuando por fin agarró otro gramo de fuerza, el más temeroso de los besos tuvo lugar.

La besó como si estuviera venerándola, con la misma suavidad y lentitud de quien necesita la reafirmación de que la persona frente a él no era un invento de su imaginación, que eso no fuera un simple sueño. Y sí lo era, no quería despertar jamás.

cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Cha Nam Joon

Volver arriba Ir abajo

por Bae Kyul Wan el Sáb 21 Abr 2018, 05:11

Namjoon era su alma gemela, no tenía ninguna duda de aquello. La manera en la que sus cuerpos encajaban perfectamente, la genuinidad de sus acciones y en la manera en la que no podían caminar lejos del otro. Namjoon y Wanda eran dos planetas orbitando entre ellos, incapaces de escaparse de la gravedad que uno ejercía sobre el otro. Pero las almas gemelas de las que se leía en literatura, o se veía en las películas. Que fueran almas gemelas no significaba que estaban destinados a ser, no era una bendición sino una maldición.

Porque no podían alejarse por más daño que se hicieran mutuamente. Porque aunque se hirieran, rasguñaran, apuñalaran y desgarraran mutuamente, no le darían la espalda al otro. Una maldición, porque se hacían más mal que bien al estar juntos.

Lo sé—susurró dejando un leve beso en su cuello sin dejar de acariciar su espalda y cabello. El estar entre sus brazos le hacía sentir seguridad. Del tipo de seguridad que podías sentir al estar parado frente a un precipicio con alguien sosteniéndote de una cuerda. Una seguridad falsa y poco estable. Pero lo compensaba con su calidez. Wanda podría pasar el resto de su vida de esa manera; parada frente al precipicio que era Cha Nam Joon. Le miró de vuelta a los ojos. —Tampoco yo—admitió. —Estas semanas han sido una tortura, te extrañé demasiado—eran palabras que solía pensar pero no las decía muy seguido.

Su relación estaba repleta de palabras nunca dichas, o poco frecuentes, como sus sentimientos, o aquel beso tembloroso que le daba. La muchacha repasó sus finas manos en el hombro de Namjoon, sucumbiendo completamente al beso y moviendo su boca despacio sobre la suya. Era un beso suave, tembloroso... casi inseguro por parte de ambos. —Te amo—susurró antes de volver a juntar sus labios con los de él. Porque era vulnerable y frágil estando entre sus brazos.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Bae Kyul Wan

Volver arriba Ir abajo

por Cha Nam Joon el Vie 27 Abr 2018, 04:35


Sus palabras fueron como si un peso que había estado aplastándole el pecho, desapareciera repentinamente. Se sintió respirar una vez más, el miedo de que Wanda no lo perdonara, de que no volvería a verla lentamente comenzó a disiparse y pese a que se desvanecía, aún quedaban los remanentes en sus acciones. Seguía tembloroso, a la expectativa de sus respuestas, vigilando todo lo que decía y hacía para no tener que lamentarse a posterior—. Me gusta saberlo —murmuró contra su mejilla, sus labios recorriendo suavemente la piel de su rostro. Tenía el corazón henchido de algo que no identificaba —alivio, seguridad, una vorágine de tantas cosas a las que no podía ponerle nombre—, y aunque en sus labios pugnaban esas mismas palabras, ungidas en la necesidad de ser dichas, el beso se las tragó todas. Si alguien le preguntara después de ese día a Namjoon que cree que se sentiría el cielo, él contestaría que ese momento, porque no existía otra sensación comparable a la de tenerla entre sus brazos, a la de besarla como si el tiempo estuviera deteniéndose solo para ellos, dejando de existir para que aquel instante quedara marcado en el infinito. A eso sabía Wanda, al almíbar de los dioses, a un hogar después de tanto tiempo perdido. Ella era su corazón y la daga. Cuán irónico resultaba que fuese salvación y destrucción a partes iguales, sin ningún punto intermedio.

Con lentitud, saboreó aquellos dos vocablos en sus labios, sus dedos jugando con las hebras de un color ébano y no supo cuánto tiempo estuvieron así, besándose tibiamente hasta que la distancia se hizo necesaria y él volvió a encontrar la mirada foránea. Quería responderle también a sus palabras, la necesidad palpitándole en el pecho y la boca hizo una modulación, le léxico mudo de un «también» se formó en sus labios, como quien comienza una oración, pero no la termina. Quedó ahí, indeciso, incapaz de decirlo; el peso de aquella afirmación aumentando con cada segundo que pasaba y Namjoon no podía verbalizar aquellos tres vocablos, el temor trepándole en la garganta mientras la miraba y sentía la presión de tener que corresponderle.

Porque él sabía: la amaba, pero el expresarlo era una cosa totalmente diferente. Se sentía como dar una parte de sí mismo a la que no estaba dispuesto a renunciar, aun cuando la necesidad de hacerlo —tras lo ocurrido— era palpable. Sin embargo, no podía. Darse cuenta de eso lo hizo dejar caer sus brazos lentamente, colocar un par de centímetros entre ellos mientras una sonrisa indefinida —entre la tristeza y la melancolía—, se colaba en su rostro—. ¿Vuelves? —preguntó en voz baja, aquel simple interrogante conteniendo más de lo que dejaba traslucir, porque también tenía implícito un perdóname por no ser capaz de corresponderle cuando debía.

cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Cha Nam Joon

Volver arriba Ir abajo

por Bae Kyul Wan el Jue 03 Mayo 2018, 05:33

Por supuesto, que no correspondiera su confesión le hirió. Pero habían pocas cosas en aquella relación que no la hirieran. Estaba acostumbrada, a recibir los golpes y absorberlos como una esponja. Que estuviera acostumbrada no significaba que no doliera, lo hacía, pero había aprendido a vivir con ese dolor. Porque estar con Namjoon era eso exactamente, dolor. Un dolor al que había agarrado cariño.

No lo culpó por no reciprocar sus palabras. Wanda había asumido que no lo haría y tampoco lo esperó, aunque de igual manera le hirió y era obvio en su mirada, en la triste sonrisa que se asomó por sus labios. Estaba bien amar a alguien que no te amaba de vuelta, siempre y cuando lo merecieran. Lo que le había dejado pensando más de una vez si Namjoon lo merecía, y cada vez que lo pensaba, llegaba a la misma conclusión; no lo hacía.

Ninguno de los dos merecía vivir como lo estaban haciendo, pero tampoco eran capaces de escapar de la órbita del otro. Era un ciclo que no parecía tener fin. —Vuelvo—le respondió con una voz casi inaudible. Porque no importaba cuanto daño Namjoon le hiciera, no podía irse. Así que en realidad, no había otra respuesta más que esa. No podía ocultar lo decepcionada y triste que estaba, pero el haber pasado tanto tiempo sin él le había dejado emocionalmente exhausta. Sin ganas de reclamar, ni pelear, simplemente quería tenerlo cerca. Necesitaba tenerlo cerca.

Fue entonces cuando pensó, que quizás no era amor. Quizás su idea de amor estaba completamente trastornada por su traumático pasado, por el ambiente tóxico en el que había crecido y por eso era que categorizaba sus sentimientos por Namjoon como amor. Quizás, era solamente dependencia de la que no podía escapar, aunque conociera su propia situación.

¿Cómo está Dongjae? No lo he visto en siglos...—preguntó con la voz ronca, alejándose por unos centímetros hasta volver por su taza de helado ya derretida.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Bae Kyul Wan

Volver arriba Ir abajo

por Cha Nam Joon el Sáb 05 Mayo 2018, 04:17


Notó su tristeza, la decepción que recorrió su mirada por un milisegundo antes de que se apartara de su lado. Namjoon sintió aquel movimiento como una brecha más en la desgastada relación que mantenían y quería ignorar los pensamientos en su cabeza —el hecho de que entre ambos solo existía el daño y la felicidad era tan fugaz, casi inexistente por los momentos cargados de dolor que terminaban marchitándola. A veces se preguntaba si ambos solo trataban de tapar el sol con un dedo, creyéndose que podían seguir así, mantener aquel ritmo de vida que a ninguno de los dos le convenía. Pero cada vez que venía ese pensamiento, la idea irrefutable de que no sabría cómo seguir sin ella —aquellos días que habían pasado sin hablarse era una muestra palpable de ello—, lo golpeaba con tanta fuerza que lo dejaba sin aliento. Haría cualquier cosa porque Wanda se quedara a su lado. No conocía futuro sin ella, no existía nadie que pudiese tomar el lugar que ocupaba. Por eso titubeó, el remordimiento marcándosele en las facciones cuando la siguió, la boca temblándole con las palabras que estaban a punto de decir. No sabía qué más hacer, no sabía qué podía hacer. No quería que quedasen esos retazos entre ellos.

Yo… —dijo atrevidamente, sintiendo aquel vocablo como un golpe directo al estómago. Volver a disculparse no le salía cuando ella decía que volvería, como si su cerebro estuviera cuestionándole esa acción cuando ya había conseguido lo que quería—. Lo siento, no puedo decirte lo que deseas escuchar —soltó tan rápidamente que las palabras se le enredaron en la boca, un peso que lo mantuvo inquieto en un solo lugar, mirando a Wanda con pesar en los ojos. No podía decirle que la amaba, aunque era consciente que lo sentía. O algo parecido a eso. Namjoon no quería renunciar a esa absurda independencia emocional que le provocaba no repetir aquellas tres palabras, porque irónicamente lo hacían sentir como si tuviera control de aquella dependencia insana hacia Wanda, como si no decirlo le otorgaba facultades especiales en la relación. Como si callárselas le hacían mejor que ella, más fuerte, más decidido en aquel bucle tóxico en el que estaban enredados. Por primera vez, Namjoon fue consciente de una manera tan fuera de lo irracional que era su forma de pensar, de lo marginada que era esa relación que mantenían que, a veces, parecía que lo correcto y mejor era dejarla ir.

A ella, a ellos—. Solo… no puedo —iba a decir «dame tiempo», pero, ¿cuán absurdo podía sonar eso? La conocía de toda la vida, se conocían de toda la vida. El tiempo lo tenía, todos y cada uno de los factores estaban ahí y la idea de que eso estaba errado —lo que tenían—, comenzaba a cobrar más fuerza, pero Namjoon se empecinaba en eliminarla de su mente—. Está bien, lidiando con sus propios problemas —respondió a su pregunta en voz baja, sin ahondar demasiado en la respuesta. Ahora mismo, en lo último que deseaba hablar era de Dongjae.

cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Cha Nam Joon

Volver arriba Ir abajo

por Bae Kyul Wan el Dom 06 Mayo 2018, 00:57

Se preguntó si su rostro lleno de incertidumbre y dolor debía hacerle sentir bien. Wanda no había esperado una respuesta de su parte, pero tampoco había esperado verlo tan mortificado por sus palabras. Se preguntó por qué había una parte de ella que se sentía tan satisfecha de encontrar esa expresión en su rostro, de saber que ella también era capaz de causarle tanto daño con sus palabras como él a ella cuando no decía nada. —No tienes que decirlo. Está bien—en realidad, no lo estaba. Pero todo lo que habían construido no estaba basado en estar bien, exactamente, sino en el daño que se causaban todos los días que eran incapaces de permanecer separados, aunque fuera lo más sensato.

Así que decidió ignorarlo. Su error de haberlo dicho en voz alta, su error de haber pensado si quiera que eso era amor, y también la decepcionante respuesta de Namjoon. Comió del helado para inundar su boca de un sabor dulce a pesar del amargo momento.—No puedo imaginarme a Dongjae teniendo problemas, para ser sincera—porque había prometido no irse, pero tanto irse como quedarse eran dolorosos. No dijo nada más, porque en realidad no le importaba el otro chico con el que vivía, aunque era una buena persona.

No pongas esa cara—se obligó a decir después de suspirar. —Solo haz como si no escuchaste nada—le dijo sonriendo levemente antes de terminar la bolita de helado derretida y girarse para lavar la taza que había ensuciado—¿Estás muy ocupado últimamente?—preguntó, haciendo caso a sus propios consejos e intentar mantener una conversación civilizada y normal. El trabajo era normal, aunque un dolor de cabeza.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Bae Kyul Wan

Volver arriba Ir abajo

por Cha Nam Joon el Jue 10 Mayo 2018, 22:33


Aquel «no tienes que decirlo» sonaba como todo lo contrario, como si la razón de que la tensión que le siguió a esas palabras existió en primer lugar porque él no había sido capaz de decirlas, de corresponderla cuando Wanda abrió su corazón para él. Y, al parecer, ella no tenía ninguna intención de comprender su punto de vista. Tal vez, nunca lo comprendería y ambos volverían a tener este tipo de problemas. Namjoon tragó en seco, sus manos pasándose por el rostro con un gesto ansioso y despreció las palabras de Wanda, el hecho de que decidiera cambiar tan fácilmente de tema como si lo demás no importara. ¿Acaso no trataban de enmendar lo que sea que estaba mal con ellos —aunque fuese todo? Apretó la mandíbula, observándola dirigirse una vez más a su helado, metiéndose la cuchara repleta a la boca, haciendo una pregunta trivial de su trabajo y queriendo echar todos los problemas por debajo de la alfombra. Parecía que fuesen lo único que sabían hacer, simplemente ignorar que se estaban destruyendo a sí mismos, viviendo en la comodidad de aquel caos, casi como si estuvieran durmiendo con el enemigo—. ¿Así es cómo quieres las cosas? —preguntó en voz baja, acercándose a ella, pero antes de quedar por completo frente a su posición, Namjoon se detuvo a una escasa distancia.

Todo el mundo tiene sus propios problemas, aún él —señaló con hastío, la voz volviéndose un tono más bajo de lo normal, la mirada sin encontrar la de Wanda. No la comprendía, no era capaz de entender que sucedía en esa cabecita suya y todo parecía un enredo que les gritaba —a ambos—, que ya no podían seguir más así. Las promesas rotas, las discusiones, la vida hecha una vorágine de emociones negativas con la cual ninguno de los dos podía seguir y le aterraba que ella se diera cuenta de eso también, porque de los dos, Wanda siempre había sido la más valiente a la hora de tomar decisiones—. ¿Has pensado… —hizo una pausa, saboreando aquellas palabras en la boca con una amargura de quien se arrepiente nada más haberlas emitido. Ignoró su pregunta acerca de si estaba ocupado, incapaz de responderle algo tan trivial cuando parecía que todo indicaba al degastado amor que compartían, señalándolo como el culpable de todos sus problemas—. ¿Has pensado que… estamos mejor separados? ¿Qué… todo esto, tú y yo… a veces resulta imposible? —y él no quería dejarla, no quería verla marchar una vez más por aquella puerta, porque no sabía cómo era la vida sin su presencia, pero a veces resultaba demasiado asfixiante lo que no decían, lo que dolía, ellos mismos.

cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Cha Nam Joon

Volver arriba Ir abajo

por Bae Kyul Wan el Mar 15 Mayo 2018, 05:07

Wanda estaba acostumbrada a tapar del dedo con el sol. Cada vez que algo iba mal, que algo salía mal entre ellos dos —que era mucho más frecuente a cuando estaban bien—, la muchacha había aprendido a hacerse la vista gorda, a ignorar aquello hasta que no pudiera más y explotaba después. Se guardaba los pensamientos, sentimientos y decepciones en una bolsa interiorizada. Porque era lo que sabían hacer, ignorar sus problemas, su poca compatibilidad y seguir adelante con el daño mutuo. Levantó la mirada al ver que se acercaba y clavó sus oscuros orbes en los de Namjoon por unos segundos. Wanda intentó tapar el sol con el dedo, pero al parecer, Namjoon no quería hacerlo.

Por unos instantes que parecieron eternos, la mujer pensó en mentir, pero mentirle a él sería como mentirse a sí misma. —Lo he pensado—le afirmó apoyando una mano en la mesa de mármol mientras que con la otra se apartaba los cabellos de la cara. Un gesto cansado. —Muchas veces. Más de lo que quiero admitir—le miró con honestidad. Porque era la noche en la que no se iba a guardar nada, aparentemente. —No somos buenos el uno para el otro Joonie... creo que lo sabes muy bien, que no somos compatibles—hizo una pausa, mientras se relamía los labios que se habían quedado secos de un momento a otro, porque hablar de su situación, de su tóxico amor le ponía ansiosa. —Pero no puedo alejarme, simplemente no puedo—admitió después, aquel punto que probablemente los dos compartían. —No podría continuar con mi vida sin ti—porque así eran las cosas. Aquellas semanas en las que no se habían hablado, habían sido quizás las más productivas en mucho tiempo, pero no se había sentido completa, se había convertido en recipiente vacío.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Bae Kyul Wan

Volver arriba Ir abajo

por Cha Nam Joon el Sáb 26 Mayo 2018, 21:54


Escuchar que lo había pensado fue algo que esperaba, pero no se imaginó que iba a sentirse como si, de repente, todo el oxígeno hubiese escapado de sus pulmones y ahora estuviera boqueando por aire, atrapado entre las aguas turbulentas de aquella relación sin salida. ¿Pero qué podía decir? No existían palabras que pudiese evocar para contradecir aquella afirmación porque era cierto, él también lo creía. Y, aún así, solía empeñarse desesperadamente en negar lo innegable. Estaba siendo testarudo, aferrándose a Wanda cuando lo único que hacían eran destruirse a sí mismos en aquella relación—. Lo sé —repitió en voz baja, incapaz de ignorar la verdad. Se acercó a ella, apoyando las manos sobre el mesón de la cocina mientras su mirada se desviaba hacia el suelo, los pensamientos viajando a mil por horas, su corazón latiendo torpemente entre sus costillas. Quería decirle mil y una cosa, pero era incapaz de encontrar los vocablos adecuados. Tal vez, se dijo a sí mismo, era porque no existían palabras que pudiese refutar—. ¿Qué nos pasó? —preguntó en voz baja tras la última oración de Wanda, aún no la miraba y tenía miedo de hacerlo, de que su respuesta fuese: quizá nunca comenzamos.

Porque sería admitir que nunca se habían amado. O, peor aún, que alguna vez lo hicieron, pero terminó falleciendo, convirtiéndose aquella insana necesidad que ahora solo los destruía.

Era irónico que en eso se habían convertido, en un fantasma de lo que alguna vez habían sido momentos llenos de risa, de una niñez y adolescencia sujetos de la mano. Qué, tal vez, al final del día, ellos nunca habían destinado a estar juntos. Namjoon no quería aceptarlo, pero a medida que el silencio se extendía entre ellos, la idea cobraba cada vez más fuerza—. ¿Podemos… cambiarlo?cambiarnos, como sí fuera una solución, como sí fuera posible. ¿Cambiar para que funcionara? Ni siquiera creía que podía ser capaz de hacerlo, de cambiar, de dejar de ser la persona que era, solo para hacer que las cosas funcionaran entre ellos. Pero debía intentarlo, o al menos deseó consolarse con aquellas palabras: intentarlo hasta que no quedara más fuerza, intentarlo hasta terminar destruidos el uno por el otro, intentarlo hasta que no pudieran más.

Porque lo sabía: se hundirían o saldrían a la luz. Sin puntos intermedios. Angustioso era pensar que las probabilidades de que se hundieran eran mucho más altas.

cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Cha Nam Joon

Volver arriba Ir abajo

por Bae Kyul Wan el Lun 28 Mayo 2018, 05:51


La mujer meditó durante unos largos minutos. Su expresión había cambiado de ser suave, a estar un tanto perdida, como si no pudiera recordar la última vez que algo había salido bien entre ellos. Recordó cuando eran niños, cuando se hablaban por las ventanas de sus habitaciones que estaban separadas por unos escasos metros. En realidad, Wanda no podía recordar ningún momento de su vida en el que Namjoon no estuviera total o parcialmente presente, el muchacho siempre había sido como su sombra. —¿Algo nos pasó? ¿O siempre hemos sido así?—se atrevió a preguntar. No sabía el punto de quiebre en el que se habían convertido en lo que eran, no podía verlo. Era como ver el horizonte, siempre estaba ahí, pero jamás podrías llegar a alcanzarlo. Recordaba haber reído, pasar tiempo con él despreocupadamente, pero genuinamente no sabía cuándo, dónde y por qué había cambiado. Quizás siempre fue así.

Su siguiente pregunta, el murmullo que salió de sus labios le hicieron mirarle fijamente. Wanda intentó examinarlo desde afuera, intentando comprender mejor sus palabra, sus sentimientos y lo que quería escuchar. ¿Cambiar? Para hacer eso, debían saber exactamente qué era lo que tenían que cambiar. El problema, tampoco sabía eso. Estar en aquella relación con Namjoon era caminar sobre una cuerda floja con los ojos vendados. No había nada que cambiaría de él; ni su aspecto, ni su personalidad grotesca y temperamental. Tampoco cambiaría la manera en la que le tocaba, ni tampoco las miradas que le dedicaba. —¿Qué estarías dispuesto a cambiar?—preguntó mientras agarraba la mano del hombre y se ponía a jugar detenidamente con sus dedos, mirando sus falanges que tanto conocía y que tanto dolor le habían causado.

¿Qué es exactamente lo que quieres cambiar? ¿Las peleas? ¿El secretismo? —habían demasiadas cosas, pero cada una parecía completamente imposible. Porque no estaban destinados a ser.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Bae Kyul Wan

Volver arriba Ir abajo

por Cha Nam Joon el Dom 03 Jun 2018, 20:13


«¿O siempre hemos sido así?»

No tenía respuesta. En realidad, no quería darle esa respuesta. Porque sería agregar más al montón de cosas desbaratadas —él, ella, la relación—, quitar la venda de los ojos (aunque igual, ésta ya se había caído). A Namjoon, pocas cosas le habían asustado en la vida. Siempre había sido un chico inquieto, desafiante, con la bravuconería alzada en la boca, y del único polo a tierra —el único pedazo cálido y bueno de su existencia—, estaba repleto por ella. Admitir que siempre habían sido así: golpe tras daño, mitigado por una sonrisa esporádica, por caricias y besos fugaces a media noche, que volvían una vez éstos terminaban. El ciclo de no acabar, la verdad no dicha, pero que ambos eran capaz de contemplar—. No lo sé —murmuró, sus falanges enredándose con los ajenos, negándose a dejarla ir. No sabía era equivalente a no quería decirlo en voz alta, lo que ambos sabían desde hacía mucho tiempo atrás. Tragó saliva, el pecho un palpitar desaforado a medida que buscaba más cercanía entre ellos, su mirada fija observando el rostro femenino, las emociones —la resignación— que ahí modificaban sus facciones.

¿Qué cambiaría?

Una pregunta para la que no tenía respuesta.

Lo que necesite cambiar —añadió y la lástima se coló en sus palabras: cambiar lo que necesita ser cambiado. ¿Y sí eran ellos? ¿Y sí era esa relación? ¿Y sí cambiar significaba no estar juntos? Las infinitas posibilidades de aquél enunciado se le antojaron más dolorosas que el filo de un arma blanca cortándole la piel. Significaba abandono, pérdida, un adiós que no estaba dispuesto a dar—. Solo quédate conmigo —pidió en una voz queda, rogándole a ella —o a sí mismo, no sabía ya la diferencia—, de una oportunidad más entre todo aquél caótico destino de ellos. Quería ignorar las señales que se encargaban de decirles que la separación era una solución necesaria. Quería borrar aquella posibilidad, aferrarse tanto a Wanda que no le importaría si tenía que arrancarse el corazón. ¿Estaba demostrando amarla, o sólo era el temor al cambio? ¿Al abandono? Namjoon no sabía, tampoco estaba interesado en saberlo—. Haré lo que pidas —murmuró, su rostro acercándose al de ella, su boca delineando suavemente la línea de su mandíbula, hasta que hundió su cara contra su cuello, inhalando lentamente el aire. Olía a ella, a vida.

cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Cha Nam Joon

Volver arriba Ir abajo

por Bae Kyul Wan el Jue 14 Jun 2018, 05:24


Quizás la respuesta a aquella pregunta tabú ni siquiera residía en ellos. Quizás era algo más profundo, oscuro y viejo que el inicio de aquella relación tétrica y poco convencional —porque a veces, la muchacha era incapaz de pensar en ello como una relación—.  Quizás la respuesta se hayaba en aquel barrio sucio, húmedo y con olor a licor en el que se habían criado. En la manera en la que las casas en las que ambos se criaron habían estado conectados y en cómo ambos eran testigos de la cruda realidad del otro. Quizás ahí se encontraba la respuesta.  Pero no iba ser quién lo dijera en voz alta, no iba ser quién sacara los trapos sucios de donde habían salido.

<<Lo que necesite cambiar>>

Wanda le dedicó una mirada triste, porque ese era exactamente el problema. Si Namjoon cambiaba, entonces no sería el Namjoon que tanto necesitaba, no sería el hombre del que dependía tanto, a pesar de que era lo ideal. —Esa es la cuestión—le dijo —No necesitas cambiar para que permanezca a tu lado—él solamente debía abrazarla y decirle que la necesitaba y Wanda estaría de nuevo en sus brazos, aunque fueran promesas vacías y falsas.

Sea una maldición o una bendición, me quedaré contigo siempre que así lo deseesy tampoco si no, quiso añadir, pero aquel pensamiento posesivo prefirió dejárselo en sus entrañas. Wanda hundió sus falanges en el cuero cabelludo del hombre, acariciado con suavidad y dejando un beso en su cabello. —Cambiar es algo que debemos hacer los dos, o no funcionaría de todas maneras—murmuró, una vez le dejó claro que no iría a ningún lado.

Wanda quería quedarse así por toda la eternidad, con Namjoo escodido entre su cuello, sintiendo su calor corpora contra el suyo. Sabía que estaba pensando de manera posesiva, pero no era su culpa, desde que habían pasado tanto tiempo separados. Le gustaba ese Namjoon, frágil y vulnerable entre sus brazos.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Bae Kyul Wan

Volver arriba Ir abajo

por Cha Nam Joon el Lun 09 Jul 2018, 23:11


Tenía razón. Cambiar no era algo necesario, porque cambiar implicaba dejar ser lo que era, transformarse en otro, ¿y no era éste a quién ella quería? ¿no era esa persona a la que ahora abrazaba a la que él quería? Cambiar traía implícito la posibilidad de que la persona en que se transformara terminara siendo algo opuesto a lo que los había unido en un principio. Aunque él no estaba seguro de ello, era incapaz de entender cómo habían terminado en esa situación. Si miraba al pasado, lo único claro y permanente en él era Kyulwan. Siempre había sido ella—. Tú tampoco lo tienes que hacer —murmuró, su voz amortiguada por la piel del cuello femenino. Sentía la yema de los dedos recorrer su cuerpo cabelludo, el movimiento sutil del pecho de la muchacha contra el suyo al respirar, la calidez que emanaba de ella. Aquél lugar se sentía como un hogar, pese a las dificultades, pese a los problemas —y tampoco era de extrañar, no cuando ambos habían sido criados en entornos de deteriorados, acostumbrados al daño, a la herida. No era de extrañar que, al final del camino, hubiesen cometido los mismos errores que aquél lugar al que habían llamado «casa» les enseñó—. ¿Sin importar lo qué pase? —cuestionó, alejándose lentamente de ella. Buscó su mirada, sus ojos fijándose en la expresión que Wanda tenía en el rostro.

Se quedaría con él, había dicho.

Y una parte de él, la más racional de todas, quería decirle que no hiciera aquellas declaraciones tan a la ligera, que no le permitiera aprovecharse de esas palabras. Porque no le permitiría irse jamás, aferrándose desesperadamente a ella—. ¿Estás segura? —era una pregunta que parecía sobrar, sobre todo al ver aquella mirada que Wanda le estaba dedicando—, porque nunca te dejaré ir —sin importar qué, ni lo ruin que se convirtieran, ni el daño que se ocasionaran, ni las infinidades de disputas que tendrían en el futuro, Namjoon se iba a aferrar a ella aunque le costara la vida.


cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Cha Nam Joon

Volver arriba Ir abajo

por Bae Kyul Wan el Sáb 14 Jul 2018, 07:32


Las comisuras de sus labios se curvaron hacia arriba en una sonrisa tenue sobre la piel del muchacho. <<¿Sin importar lo que pase?>> La cuestión es que costaba pensar en algo que no hubiera pasado antes entre ellos. Criados en los lugares más tóxicos imaginables, la única salida de semejante horror siempre había sido ellos mismos. Wanda ya lo había mordido, y él ya la había estrangulado. ¿Qué más podía pasar para que pensaran si quiera en estar alejados del otro? —Sin importar lo que pase—corroboró de todas maneras, trazando círculos con la punta de los dedos sobre la ropa en su espalda.

Estaba segura de que no era lo correcto, estaba segura de que permanecer a su lado solamente les traería a ambos más tragedias, pero su incapacidad de alejarse, le hacían hacer promesas que cumpliría a pesar de que las consecuencias o los costos fueran altos. —Entonces no lo hagas. No me dejes ir—respondió con simpleza. Porque a Wanda le gustaba ver lo sencillo en lo complicada que era aquella relación. —Porque yo tampoco lo haré—admitió. No le importaba si estaban siendo posesivos y reafirmando aquello una y otra vez. Era necesario que él supiera que no tenía intenciones de hacerlo cambiar, ni tampoco de marcharse de su vida, a pesar de que era cierto que había intentado poner distancia, pero falló cruelmente en el intento.

La mujer se puso de puntillas, lo suficientemente alto como para inclinarse hacia el frente y depositar un suave beso entre sus cejas, porque no llegaba mas arriba. —¿Quieres que me quede esta noche?—preguntó con suavidad. No sería la primera vez que pasaba ahí la noche, y tampoco era necesario que pasaran a más, simplemente compartir cama y sentirle a su lado sería suficiente.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Bae Kyul Wan

Volver arriba Ir abajo

por Cha Nam Joon el Vie 27 Jul 2018, 22:44

La promesa en sus palabras dejaba un regusto extraño en su boca, una sensación vacilante en lo profundo de su pecho. Se sentía como la calma antes de la tormenta y Namjoon sabía, ambos lo sabían, que aquella paz que parecía existir justo en ese instante, era débil, del tipo que se rompía en cualquier momento ante el más mínimo soplo. ¿Cuánto duraría esa efímera tranquilidad? Ninguno de los dos podía decirlo, estaban jugándose las vidas una vez más, aguardando a la próxima palabra o acción ofensiva. Corrían contra el tiempo y lo más asombroso de ello era que estaban dispuestos a seguir esa carrera, sin importar el precio que tuvieran que pagar.

No respondió a sus palabras, solo la observó en quedo mutismo, los ojos recorriendo las suaves facciones de la muchacha. Podía decirse que estaba hipnotizado por ella, contemplándola porque no sabía qué más hacer. Creía, absurdamente, que ya le estaba dando todo lo que él podía ofrecer—. Por favor —fue la áspera respuesta que dio a su pregunta, su voz atropellada por una emoción que no sabía identificar. Alzó sus brazos, la yema de sus dedos recorriendo suavemente las mejillas femeninas y se inclinó hacia adelante para darle un efímero beso sobre los labios antes de separarse, buscando su mano a tientas, enredando sus dedos con los ajenos.

Comprendía lo que ella quería y no podía decir nada en contra de ello, porque era lo que necesitaba: una reafirmación de su presencia, de que Wanda no se iría, de que los errores y las peleas entre ellos no pesarían más que... que lo que eran. Sin atreverse a hablar, y con su mano aún adherida a la ajena, Namjoon se dirigió a su cuarto, sin mirar siquiera en dirección al de Dongjae, sus ojos fijos en la tenue luz del pasillo.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Cha Nam Joon

Volver arriba Ir abajo

por Bae Kyul Wan el Sáb 04 Ago 2018, 22:37


No era la primera vez, que prometían cosas mientras la calma reinaba, y probablemente tampoco sería la última. Era solamente cuestión de ver cuánto tiempo duraban, antes de volver a la misma rutina de siempre, antes de que una tormenta volviera a azotar aquella complicada relación. Wanda no quería pensar en ello, por lo que cuando él respondió de manera sencilla y áspera las palabras que había estado esperando escuchar, una sonrisa tenue se dibujó en su rostro.

La caricia del hombre le resultaba familiar, al igual que el efímero beso sobre sus labios y la manera en la que sus dedos se entrelazaron con los suyos. De manera automática, simplemente siguió Namjoon por los pasillos del apartamento, ignorando la puerta de su compañero de habitación y entrando en la de él.

[terminado]
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Bae Kyul Wan

Volver arriba Ir abajo

por Contenido patrocinado
123
Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:

No puedes responder a temas en este foro.