the ol' razzle dazzle — kh.
NOTICIAS
29.12 Abrimos el foro Hemos cumplido cuatro meses online, ¡muchas gracias por todo y a por muchos más! 19.05. Nuevo Anuncio El sistema de fama del foro ha cambiado, conoce más aquí. Cualquier duda, preguntadnos.
MISS C
MISTER L
MISS N
BABY C
BABY L
BABY N
MAYO DE 2018 La hora y tiempo del mes actual en Seúl, Corea. Usa esta información para hacer tus temas mucho más realistas.
X
comeback stages mayo
CANCIÓN:
BLACK ON BLACK
DEBUT ALBUM
02/05/18
GRUPO:
DÈJÁ VU
RCKSTR ENTERTAINMENT 533 PUNTOS CONSEGUIDOS
CANCIÓN:
GOODBYE BABY
CB MINI-ALBUM
08/05/18
ARTISTA:
EMI (GONG HYEMI)
SYK
ENTERTAINMENT
3042 PUNTOS CONSEGUIDOS
CANCIÓN:
WHAT YOU LIKE
DEBUT SINGLE
09/05/18
ARTISTA:
ONE (KWANGSIK)
RCKSTR ENTERTAINMENT 3074 PUNTOS CONSEGUIDOS
REPORTAJE:
H&M KOREA
DEBUT MODELO
10/05/18
ARTISTA:
BAE HYUN SOO
RCKSTR
ENTERTAINMENT
1931 PUNTOS CONSEGUIDOS
CANCIÓN:
SCENTIST
COMEBACK ALBUM
11/05/18
GRUPO:
OLYMPIANS
VYR
ENTERTAINMENT
1928 PUNTOS CONSEGUIDOS
CANCIÓN:
I NEED U
COMEBACK MINI-ALBUM
12/05/18
ARTISTA:
ROK BIN IL
RCKSTR
ENTERTAINMENT
1625 PUNTOS CONSEGUIDOS
CANCIÓN:
HEART SHAKER
DEBUT ALBUM
15/05/18
ARTISTA:
MIN SO HEE
VYR
ENTERTAINMENT
363 PUNTOS CONSEGUIDOS
REPORTAJE:
MILETT
COMEBACK MODELO
15/05/18
ARTISTA:
KANG SAE YOUNG
KSJ
ENTERTAINMENT
1728 PUNTOS CONSEGUIDOS
CANCIÓN:
EYES NOSE LIPS
COMEBACK SINGLE
18/05/18
ARTISTA:
PAN GUN HO
METEOR
ENTERTAINMENT
1101 PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE:
SALTY
COMEBACK SINGLE
20/05/18
ARTISTA:
PARK JUN KI
SYK
ENTERTAINMENT
2765 PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE:
365 FRESH
COLABORACIÓN
21/05/18
ARTISTA:
NAMSUK, DOHEE Y DONGSUK
MYP, RCKSTR Y METEOR
ENTERTAINMENT
2012 PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE:
GOING CRAZY
COMEBACK SINGLE
21/05/18
GRUPO:
5IN
SYK
ENTERTAINMENT
1526 PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE:
OPPA, OPPA
COMEBACK SINGLE
22/05/18
GRUPO:
OPP4
MYP
ENTERTAINMENT
1858 PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE:
FIRE
DEBUT ALBUM
24/05/18
ARTISTA:
KWON HYUK
MYP
ENTERTAINMENT
2261 PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE:
KING & QUEEN
DEBUT JAPONES
26/05/18
GRUPO:
CROWNED
MYP
ENTERTAINMENT
1251 PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE:
CROOKED
DEBUT SOLISTA
26/05/18
ARTISTA:
BAEK KI JOON
MYP
ENTERTAINMENT
2774 PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS

the ol' razzle dazzle — kh.

Ir abajo

por Matsuoka Haru el Miér 11 Abr 2018, 18:17
—sábado 14 de abril—

No sólo le gustaba ver y conocer acerca del arte, fuera este antiguo o reciente, sino que además, le gustaba la idea de que le gustara el arte —el aesthetic. Le sucedía lo mismo con culturas y lenguas muertas, poesías, odas y música tradicional, entre otros; la seducía la belleza estética, aún si el trasfondo escapaba a su comprensión o se hallaba perezosa para investigar a fondo. Aquella tarde, había conseguido hacer un hueco con el fin de asistir a una nueva exposición a la que le había echado el ojo desde hacía cerca de un mes, cuando recibió una notificación por mail de que estaría abierta exclusivamente aquél fin de semana.

Se hubo atusado la mata de cabello oscuro, arreglado con un conjunto dispar —de prendas obsoletas y otras modernas— y estaba más que preparada, folleto en mano, para mezclarse y empaparse de cultura contemporánea: el problema era que no tenía con quién acudir. Si se hubiera tratado de otro tipo de exposición, no le hubiera importado asistir sola, pero no se imaginaba deambulando sola por los pasillos impolutos cuando no tenía una mínima idea de lo que iba a ver. No es que tuviera una extensa lista de amigos esperando por una llamada, así que de entre sus opciones, escogió rápidamente a Hyuk, a quién mensajeó cuando se hallaba en la misma puerta del local.

Como zorro astuto, envió una ubicación y tecleó aquello que, creía, su sensei y amigo querría escuchar. De haberle dicho la verdad, se hubiera negado en rotundo a acompañarla, del mismo modo en que Kenta y Takeshi lo habían hecho, así que depositando su peso en las puntas de sus pies y después en sus talones —así, repitiendo aquél baile quieto—, aguardó a que este apareciera, contemplando con nerviosismo cómo la ya de por sí menuda fila, se acortaba hasta que todos hubieron entrado. Excepto ella, que bien aferrada al panfleto publicitario, alzaba la vista y sonreía, deleitándose con su travesura, tan pronto lo vio llegar. Levantó una mano, llamando su atención innecesariamente —pues era la única allí— y se escabulló al interior del edificio —bajo y de aspecto deplorable: nada en su exterior indicaba qué podía contener—, por tal de que el mayor tuviera que perseguirla... hasta la trampa.

cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage



I wonder if I will ever find a language to speak of the things that haunt me the most
avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Matsuoka Haru

Volver arriba Ir abajo

por Kwon Hyuk el Jue 12 Abr 2018, 04:55
Haru me había invitado a un lugar recreativo, yo estaba emocionado... La propuesta involucraba peluches y por mi sana obsesión... tenía que ir. Me vestí con jeans, un abrigo, tenis blancos y el tapabocas de gato que me gustaba, todo eso lo más rápido que pude -o sea, muy lento- , después salí del apartamento. No estar trabajando por los momentos en algún proyecto musical me ayudaba mucho a tener tiempo libre, además, era normal que estuviese encerrado en mi habitación, y los chicos siempre andaban enfocados en sus actividades, porque ellos sí tenían oficio...por ende nadie se daría cuenta de que faltaba y no me molestarían.

Como siempre he sido alguien que tarda para todo por sus pocas ganas de vivir y la pereza con la que se mueve, llegué tarde. Tal vez el hecho de que me costase tomar un taxi fue algo determinante para que eso sucediese, pero no lo pensé y mejor preferí solo echarme la culpa ya que, no me pareció importante en su momento. Finalmente después de largas filas en el tráfico y que casi el taxista arrollase a una anciana, llegué a la dirección que ella me había dado. Pagué al salir casi mirando el local con horror porque parecía bastante clandestino sin ningún brillo de diversión, y la vi allí afuera, sola y parecía que ansiosa, me intenté adelantar para alcanzarla porque creí que me esperaría pero no, ella siguió avanzando ante mi mirada de curiosidad “Tal vez tenga muchas ganas de jugar.” Pensé, supuse que era eso y no algo más, como que quería trucar la máquina de peluches, con respecto a ellos ya no me fío de nadie.

Así fue que entré al lugar —¿Pero qué es esto? —Pregunté en voz alta mirando alrededor, aquello no tenía pinta de nada divertido, pero seguí avanzando y casi corriendo le tomé un hombro a Haru —Haru... Esto no se parece a lo que es... ¿Qué es esto?—Fruncí el entrecejo apartando mi mano de su hombro y frotándome un brazo al ver a las personas, casi olvidaba que tenía puesta la mascarilla, quería desaparecerme de allí, los lugares cerrados con mucha gente no me gustaban si no estaba en el trabajo —¿En dónde están los peluches? —Ya, los ganaría, los tomaría y me iría de allí para luego acomodarlos en mi habitación, después los admiraría durante toda la noche.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage




On fire.

Burn:



avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Kwon Hyuk

Volver arriba Ir abajo

por Matsuoka Haru el Jue 12 Abr 2018, 14:11

Prácticamente se relamía, maliciosa, mientras aguardaba ya en el interior de la exposición a que Hyuk acudiera, por propio pie y voluntad, hasta la trampa. Tomada por el hombro, Haru contempló todos aquellos interrogantes brotando entorno a la cabeza del mayor, estallando como pompas de jabón. No se sentía ni un poquito mal por la mentira, de hecho, planeaba continuar con aquella por propia conveniencia. — Sensei. —con aquél apelativo le indicó, haciendo un ademán con la mano, que bajara el tono de voz. Sabía que cuando lo llamaba sensei se le hinchaba el pecho como un pavo, vanagloriándose en que fuera aquella la forma que tuviera de dirigirse a él y no senpai —el sunbae japonés.

Le cogió la muñeca y lo arrastró lejos de la entrada, por tal de llamar menos la atención de los curiosos, que pronto volvieron a pasear entre esculturas y cuadros. Lo sé, ¿verdad? ¿Cómo un arcade ha podido convertirse en una exposición de arte de la noche a la mañana? —se hacía la tonta, mirando a su alrededor como si no diera crédito a lo que veía. — Y no cualquier exposición de arte... —soltó su muñeca y agarró la solapa de su chaqueta, poniéndose de puntillas como si lo que fuera a contarle se tratara de algo confidencial, un secreto de estado— Es de un artista ruso cuyas obras abstractas han sido premiadas en cinco ocasiones, ¡cinco! —aunque procuraba abrir la palma de su mano, esta sostenía el documento que les había permitido entrar, delator de todo aquél enredo y mentira.

Sólo tiene mi edad, y lo más loco es que solo expondrá este fin de semana. Casualmente, —aquella palabra se le hacía densa y pegajosa en la boca— ¡tenemos la oportunidad de verlo! —bajaba de sus puntas, soltaba su solapa y alisaba su chaqueta allá donde la había arrugado, sonriendo con más ilusión que picardía. Contemplándolo con aquellos ojos rasgados abiertos de par en par, sus pecas se encendían y, sobre él, caía una petición —casi ruego— silente: porfiiiiiii.

cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage



I wonder if I will ever find a language to speak of the things that haunt me the most
avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Matsuoka Haru

Volver arriba Ir abajo

por Kwon Hyuk el Jue 12 Abr 2018, 23:04
Cuando me llamaba “sensei” me sentía todo superior, y como sabía que era bastante superior pues... Lo aceptaba y disfrutaba de ser llamado así, pero ni ese orgullo me ayudaría a que dejase de percibir lo que creía ya estar notando... Había sido engañado. Lo peor es que ella seguía con su broma como si fuese muy normal y yo fuese muy estúpido como para no notar que allí sobraba arte pero faltaban peluches, me quedé mirándola no muy convencido caminando con ganas de darme la vuelta y devolverme a mi casa para mirar el techo durante horas, pero claro, pasar por la juguetería de camino. —Arte... Ruso... —Fruncí el entrecejo intentando entender lo inentendible, pero después solo me dejé caer en el mundo del divague, porque me puse a pensar en videojuegos y música mientras la escuchaba hablar en segundo plano bastante inspirada, no tuve curiosidad por lo que podía salir de sus labios ya que estaba seguro de que no me iba a interesar mucho, pero de vez en cuando soltaba un “mh” para fingir atención.

Cuando la escuché fue cuando terminó, solo capté la palabra “verlo” pestañeé varias veces y sin saber muy bien que decir por el asunto de que no había estado pendiente me encogí de hombros —Bueno, será. —¿Será qué? Esperaba que ella no preguntase eso, porque de hacerlo yo estaría indudablemente perdido. —Bueno...¿Y más o menos qué hacemos ahora? —Caminé un poco más rápido hasta que me encontré con una obra, era un cuadro con... Cinco líneas rectas y ya está; tuve que aguantar la risa para no soltarla en forma de carcajada, en cambio me llevé el índice y pulgar derecho al mentón como si la estuviese analizando o apreciando —Vaya, se nota la firmeza de los trazos, la limpieza de esta obra es hermosa, se ve como el artista busca cautivarnos con sus sentimientos por medio de su talento, creo que es lo más cautivador que he visto en toda mi vida. —Afirmé con seriedad para que ella me escuchase, pero por dentro...Por dentro tenía un ataque de risa tremendo.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage




On fire.

Burn:



avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Kwon Hyuk

Volver arriba Ir abajo

por Matsuoka Haru el Dom 15 Abr 2018, 20:01

Echando a andar, prestaba minuciosa atención a las reacciones de Hyuk por el rabillo del ojo, exhalando con alivio al llegar a la conclusión de que la mentira había resultado en victoria. Así sus ojos divagaron por el lugar, el contraste de arte moderno —blanco, limpio—, con el escenario viejo y deplorable —de color gris sucio—; detenidos frente a un cuadro, Haru respondió con un encogimiento de hombros. La decepción había comenzado a hacer de su sonrisa entusiasta una mueca que, torcida, le encogía el rostro y la hacía parecer mucho mayor, y también algo amargada. Frente a la obra, se preguntaba cuál habría sido la intención del autor, o si habría tenido alguna para pintar algo tan simple y aburrido. Cinco líneas rectas. ¿Y por aquello había recibido tantos premios? Hasta un niño podría hacerlo.

Su cabeza se ladeaba hacia un hombro, queriendo contemplarla con otra perspectiva, cuando no pudo reprimir las carcajadas al escuchar al mayor, que tan elocuentemente había querido parecer. Cubriéndose la boca rápidamente con las manos, ahogó en sus palmas la risa que había alertado a algunos entusiastas, mismos que les dirigían —de forma intercalada— miradas asesinas. Llenándose los pulmones de aire, se serenó y dio un golpe en el brazo del coreano, maldiciéndolo. Sus ojos volvieron a posarse sobre la obra, sin atisbo de interés. — Las líneas paralelas representan una prisión o cárcel y queda implícita la necesidad del artista por salir. —conjeturó, adoptando la misma postura que Hyuk— El color negro de las líneas y el blanco del fondo, son una metáfora del bien y el mal. El mal se antepone, pero el bien sigue imperando, ya que hay más blanco que negro en el lienzo. —fingiendo estar convencida y sobrecogida, echó a andar hacia la obra contigua con una mano sobre el corazón, exagerada.

Increíble, alucinante, espectacular... cómo ha conseguido plasmar un dilema tan complejo. Genuino, brillante, maravilloso. —la última palabra se le quebró, afluyendo de la misma una risa casi jadeante. Frente a ellos, la escultura era una pelota blanca, sostenida por un hilo como si estuviera levitando allí, titulada Sin título. Se le venía a la cabeza el qué hacemos ahora del varón y se hizo la misma pregunta, lamentándose por haber acudido a una exposición tan sumamente aburrida. Entre dientes, sin mover la boca, se inclinó hacia a él y susurró:— ¿Cómo nos escapamos sin llamar la atención? —miró sospechosamente hacia a los lados. Chasqueó la lengua. Además me han costado 38mil cada entrada.


(*) 38.000₩ = unos 35$.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage



I wonder if I will ever find a language to speak of the things that haunt me the most
avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Matsuoka Haru

Volver arriba Ir abajo

por Kwon Hyuk el Miér 18 Abr 2018, 02:59
No Sabía si Haru lo decía en serio o no... Pero su análisis era sofisticado, decente... Algo que un crítico de arte hubiese soltado tranquilamente, la miré sorprendido sin hacerme idea de si debía reír o aplaudir por sus palabras, incluso yo con aquella fingida seriedad había dicho algo bastante corriente —Dime algo... —Me acerqué a su oído para preguntarle con más comodidad y claro, mayor disimulo, ya que yo fuese descarado ¿pero para qué tanto? —¿En qué estabas pensando al traerme aquí a ver líneas? —Si quería ver líneas me veía los ojos frente al espejo, no necesitaba ir a una galería para ver cosas tan feas, y sí, sí, sé que es arte, pero no es algo que me llamase tanto la atención, en especial cuando era algo así de sencillo y nada elaborado, yo también podía dar dos pinceladas al azar y decir que era un cuadro abstracto que representaba la vida en sí misma y el desarrollo de la misma en cada marca de pintura chorreadísima.

Por favor, no te rías... Nuestros comentarios han sonado muy convincentes y expertos, nos puede traer problemas el vernos odiosos aquí, solamente... Vamos a fingir que sonreímos y que tenemos algo que hacer, te invitaré un helado de vuelta para que no te duela tanto el dinero. —Nadie nos podía escuchar ya que susurraba prácticamente pegado a su oído, además, la gran mayoría -los que no veían las obras con cierto trauma-  tenían nuestra cara, no, no rostros super ardientes, sino unos de completa desilusión -aunque yo tenía esa expresión apenas había entrado, dah- y no los podía juzgar, sería como hacerlo conmigo mismo, es que nadie tenía la culpa de que eso estuviese tan malo, aunque Haru podía llevarse gran parte de ella por loca ¿quién compraba entradas para eso? Todavía para una exposición de juegos o de la nueva colección de Hello Kitty...¿Pero de eso? Que va.

Esta exposición es magnífica, no me imagino perdiéndomela, en realidad es de mi completo gusto... ¿Qué podría hacer? Tengo trabajo justo ahora, tenemos... Se supone que mi representante quiere vernos a ambos para conversar sobre una colaboración... ¿Podríamos venir después? Yo compraría las entradas, creo que cualquier precio es justo para poder disfrutar de esto. —“Voz glacial” le llamaban a esa vocecita fría y al parecer sincera que solía dedicarle a mis fanáticas cuando me sacaban de quicio, por algún motivo les gustaba ¿A mí me gustaba que les gustase? ¡no! —Supongo que tenemos que retirarnos, Haru... Pero por favor, volvamos al culminar. ¿Está bien? —Sonreí, y tras mi sonrisa había burla, pero una burla que solo yo podía determinar.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage




On fire.

Burn:



avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Kwon Hyuk

Volver arriba Ir abajo

por Matsuoka Haru el Dom 22 Abr 2018, 09:20

— En mi defensa diré —cogía aire, frustrada consigo misma y el desperdicio en el dinero de la entrada, pero aún así, incapaz de tomarse la situación en serio— que no sabía que serían líneas. —susurró, del mismo modo en que él lo había hecho, aunque con la boca tirante y dientes apretados, haciendo el mínimo gesto. — Creía que sería bueno, porque el artistucho este ha ganado un montón de premios. —hacía un instante había estado hablando de él con pura admiración, y esperaba de veras, que sus seguidores no cambiaran de opinión de la misma forma en que ella acababa de hacerlo. Obedeciendo las instrucciones del mayor, sonrió y zanjó aquello con un:— Trato. —alejándose de su vera para divagar entorno a la escultura, con su mejor expresión interesada, pero internamente a la espera apremiante de que Hyuk los sacara de allí. Antes de aquello, sin embargo, volvió a contemplar con intención el mismo cuadro y farfulló, más para sí misma que para el otro:— ¿Por qué tendrá tantos premios? —aún dándole vueltas al tema. ¿Sería que en Rusia daban premios a mansalva?

Dio un respingo al escuchar al varón, asintiendo de forma tal que pecaba de exagerada, pronunciando mentalmente todos los adjetivos positivos que había hecho con anterioridad —como sátira— para el cuadro, pero entonces para Hyuk y con sinceridad. — Oh... sí... ¡es una pena! ¿Pero qué podemos hacer? Ah... Sí, sí... No te preocupes. —miró hacia a todas partes— Volveremos. Después. —vocalizó con lentitud, en un tono lo suficientemente alto. Al comprobar que unos pocos les habían prestado atención, Haru agachó el rostro —para que no la vieran aguantarse las ganas de reír— e hizo un gesto con la mano, indicándole al idol que la siguiera, en lo que se apresuraba por marcharse de allí. Fuera, se despidió del personal con la misma sonrisa impostada y siguió con ella, haciendo alguna que otra reverencia, mientras se marchaban; sólo cuando estuvieron bien lejos, dejó que una risita saliera de ella —esta pronto se intensificó, volviéndose en carcajadas nerviosas. — Gomen-nasai. —se disculpó con él, cuando aún se retiraba una lágrima risueña— Nos has salvado, eres un verdadero sensei. —le dijo, sin detener sus pasos.

Se las había ingeniado para salir de allí sin perder puntos de dignidad ni apariencia cool. En realidad, no comprendía por qué había quiénes consideraban a Kwon Hyuk alguien frío y distante, pues el sunbae siempre había sido amable con ella, al punto tal de no cabrearse tras ser engañado e incluso invitarla a un helado después. Eso, además de que habían comenzado un canal de youtube totalmente amateur, y es que siempre estaba dispuesto a cualquier cosa a cambio de muy poco, a veces, nada. — Aaaish, me siento mal, gomen-nasai. —decía de nuevo, y sacaba del bolsillo de su chaqueta el teléfono, tecleando en el buscador con rapidez. — ¿Qué te parece si te recompenso yendo a un arcade de verdad? Se me da bien el Tekken y el de disparar zombies, podemos ganar muchos puntos y conseguir el peluche más grande de la tienda. —no lo miraba a él, sino a la pantalla, localizando un lugar que no quedara muy lejos de allí.

cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage



I wonder if I will ever find a language to speak of the things that haunt me the most
avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Matsuoka Haru

Volver arriba Ir abajo

por Kwon Hyuk el Vie 27 Abr 2018, 02:57
El camino de vuelta fuera del recinto pareció ser muy largo, escuchaba mis pies contra el pavimento cuando todavía estábamos cerca y sobre la hierba cuando pisábamos la misma, no me atrevía a pensar en lo que había sucedido para no sentir que la risa me ahogaba, sin embargo, cuando estuvimos bastante lejos pude reír libremente frotándome la cara con ambas manos después, al hacerlo me di cuenta de que algo de maquillaje se había pegado de las palmas de mis manos, lo ignoré, no iba a gritar por esas cosas, solo miré a Haru con seriedad como si quisiese regañarla, como si minutos atrás no me hubiese estado riendo. ―No nos hubiese tenido que salvar si cierta personita no se hubiese empeñado en engañarme para venir hasta acá. ―Alcé ambas cejas para después negar, no estaba enojado, pero había sido difícil salir de allí con toda la amabilidad y decencia con la que lo hicimos, igualmente, ninguno de los dos quería insultar al artista, él sabría a qué cosas llamaba arte.

De verdad no te preocupes, solo heriste mis sentimientos, pero no pasa nada, no es que tenga muchos sentimientos, de todas formas. ―Me encogí de hombros mientras continuaba caminando, miraba como ella manipulaba su celular y no tenía mucha intención de decirle que se detuviese, quería ir a jugar, quería varios peluches nuevos... Y quería el helado. Miré hacia el lado contrario en el que ella estaba y pasé mi brazo alrededor de sus hombros sin querer verme acosador ―Estoy feliz, por pasar tiempo contigo, porque quiero ir al arcade y porque podemos grabar un blog para subirlo a youtube desde allí. E incluso hacer un directo. ―La miré de reojo y le mostré una pequeña sonrisa, era bueno poder andar con mi amiga de esa forma, ella era valiosa para mí, y aunque pudiese idear cosas tan terribles como engañarme con lo que me gustaba, era una gran persona ―¿Si vamos a uno que está por el centro? Tiene tres pisos y podemos incluso cantar en el karaoke, sería divertido ¿no? Llamaré a un taxi. ―Saqué mi celular para marcar el número de una línea de transporte y solicitar uno enviando la dirección en la que estábamos, después detuve a Haru y me recosté de un local que estaba cerrado ―Llegará dentro de poco, señorita de las líneas. Supongo que por todo lo que sucedido tendré un peluche gigantesco ¿no? ―Aparté mi brazo de ella para cerrar los ojos y solo quedarme muy quieto esperando que llegase el auto, estaba ansioso, los juegos me ponían ansioso, así como pensar en los peluches y en la premisa de poder DERROTAR A HARU COMO UN CAMPEÓN. Sí, así de intenso, igual yo quedaría bien frente a la cámara y a nuestra audiencia (aunque conociendo mi terrible suerte capaz decían que yo era un malvado por no dejar a Haru ganar).
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage




On fire.

Burn:



avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Kwon Hyuk

Volver arriba Ir abajo

por Matsuoka Haru el Jue 03 Mayo 2018, 20:37

Lo miró divertida, una risa que iba y venía, a ratos cediendo a lo ridículo y otras cayendo en cuenta en el dinero que, prácticamente, había tirado a la basura ―enmudeciendo. Le picaba el bolsillo, pues el dinero no entraba a raudales a su cuenta ―en lo absoluto― y aquéllos 76 mil wons (*) no le hubieran venido nada mal a su compañero, Kenta. Pensándolo, se sentía culpable y hasta estúpida: había acudido allí en un impulso y sólo había perdido. Por suerte, Hyuk a su costado pasaba un brazo por sus hombros y la trataba sin rencor o enojo ―el dinero no regresaría a su lugar, pero por lo menos, la presencia del mayor evitaría que se le ensombreciera el rostro. ― ¿Te vuelves una fluff ball por los peluches y pretendes hacerme creer que no tienes sentimientos? ―inquirió, asintiendo después a la propuesta, el naver abierto con varias opciones de arcades.

― Tendremos que editarlo después, no sé cómo reaccionarían tus fans si te ven perder en todo. ―lo molestó con suavidad, agachando la vista a la pantalla aún sin detener los pasos, ceño fruncido porque todos los salones de recreativos quedaban algo lejos de allí. ― Mm, había pensado en ese pero es que... ―la palabra taxi irrumpió su protesta y Haru alzó los ojos, sacudiendo ambas manos para que dejase el móvil de vuelta en su bolsillo― ¡No no! ―sin embargo, Hyuk no le hizo el mínimo caso, solicitando un automóvil. Bloqueó su propio teléfono y lo guardó nuevamente, cerrando los ojos y sacando, inconsciente, el labio inferior en un puchero prieto. ― ¿Es esto tu venganza? ―lo miró derrotista― ¡Que me acabo de gastar 76 mil wons!

Hizo énfasis mostrándole con los dedos:― SIETE ―guardando uno:― SEIS. Soy una rookie, Hyuk-chan, ―se le hundieron los hombros cuando liberó el brazo sobre los mismos, apoyada a su lado― podríamos haber cogido el transporte público hasta allí. pero ya no había nada que hacer. ― Sí, un peluche gigantesco. ―musitó. Lo miraba con párpados a medio caer, una mirada casi mortífera― Te lo debo, aunque seguro que termino viviendo debajo de un puente. ―y aquello no era culpa de Hyuk, en absoluto; ella era la culpable de las malas decisiones de aquél sábado, sabiéndolo, solo le quedaba resignarse. Metió las manos en los bolsillos de la chaqueta y alzó el rostro pecoso para mirarle el perfil. ― Hacía mucho que no pasábamos la tarde juntos. ―mencionó, aunque solían escribirse por kakao a menudo.


(*) unos 70$.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage



I wonder if I will ever find a language to speak of the things that haunt me the most
avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Matsuoka Haru

Volver arriba Ir abajo

por Kwon Hyuk el Vie 04 Mayo 2018, 23:04
Pobre Haru a quien la pobreza la atacaba con su duro látigo de sumisión, pobre Haru que parecía tan miserable como una rata, pero eso no se lo dije, no soy tan malo, bueno sí, pero a ella la quería. Yo pagaría el taxi ese, era un poco lamentable verla sufrir por el dinero pero no le iba a comentar que yo me encargaría de pagar... ¡Es que por otra parte era gracioso también verla lamentarse! (¿quién me entiende? no, ni yo mismo) ―Es que el transporte público... ―Una vez me persiguieron por subir a un autobús, no me iba a arriesgar a que me sucediese lo mismo, no quería parecer un idiota corriendo con los fanáticos atrás, mucho menos quería acercarme a ellos aparentando que todo estaba bien ¡es que no sabían comportarse! Ni yo sabía hacerlo, pero... ya, yo era tierno. ―Si terminas sin hogar por la pobreza yo te traeré conmigo a casa, mi mamá te va a consentir con comida muy rica y yo voy a visitarte y a enseñarte cosas... ―Claro, eso sonaba como si ella fuese una mascota, ahora lo noto ¿en ese momento? Ni de broma, siempre lo que decía para mí era santa palabra.

Su observación me sacó una risa, no dudé en abrazarla y luego me quedé quieto allí ―Eres mi amiga más preciada. Pero sabes que muchas veces las ocupaciones nos consumen, estoy emocionado de poder pasar este día contigo. ―La estrujé con suavidad y la solté muy rápidamente, lo menos que necesitaba era un “Kwon Hyuk de HIGH5 abrazaba a la integrante de CROWNED, Matsuoka Haru” que por cualquier cosa se podían hacer ideas raras, y para cosas raras nosotros dos por nuestros propios méritos. ―¿Me extrañaste? Yo a ti sí, me han sucedido cosas muy extrañas últimamente, pero muy muy extrañas. Quisiera contarte...―Me veía emocionado, recordaba lo de Jong, lo de Ji Seok... Y me picaba la lengua por decirle, pero me aguantaría. Mi rostro finalmente cambió de forma radical al ver el taxi llegar, me quedé totalmente inexpresivo cuando abrí la puerta delantera ―Ve sacando el dinero, Haru. ―Dije seriamente apartándome para que ella entrase, aquello como muestra de que ella cancelaría la deuda de nuestro transporte, pero claro que con mi diestra iba sacando la cartera que llevaba en uno de mis bolsillos traseros. ¿Podía aquello hacer que se desesperase más? Quería verlo, quería enterarme muy rápido, no hay nada más divertido que ver a la gente volverse un lío, así en esa ocasión se tratase de mi preciada amiga.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage




On fire.

Burn:



avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Kwon Hyuk

Volver arriba Ir abajo

por Matsuoka Haru el Mar 08 Mayo 2018, 03:34

No fue hasta que Hyuk repuso ―dejando la frase sin concluir―, que Haru se percató de que quizás ella podía tomar el transporte sin problema alguno pero que para él, idol de mayor envergadura, aquella tarea no era tan sencilla. Permanecieron sus labios semiabiertos, queriendo añadir que probablemente su idea había sido acertada, pero irrumpió su intención con aquello que, si bien, debía de ser un gesto tierno a ojos del coreano, a Haru le resultó de lo más espeluznante. ― ¿Y tendré un cuenco con mi nombre? ―pues, sí, a ella le había parecido la situación en la que una mascota se encontraría. Después, farfulló:― La culpa es tuya. Si no fueras tan famoso, podríamos ir en bus. ―pero ya se había hecho a la idea de ser recogidos por un taxi y pasar la tarde en los recreativos, por ende, apoyó la espalda en la pared y aguardó ―con los ojos en la carretera― al coche.

La sorprendió aquél gesto efusivo que, para Haru, vino de la nada; su cuerpo menudo estrujado entre sus extremidades, incapaz de corresponderlo o zafarse del mismo, sólo allá, dejándose hacer en lo que regresaba a su postura como un resorte un pestañeo después. ― Lo sé. ―asomó la punta de la lengua de entre sus labios. No había necesidad de que se excusara por esto, a Haru le hacía feliz ver que su carrera estaba en auge. Después de todo, lo había conocido de aquella forma y su relación jamás había sido distinta, por lo que estaba acostumbrada a pasar largos tiempos sin verse a solas con él y, cuando lo hacían, normalmente no duraba más de una hora. ― Y se lo debemos a ese pintor ruso. ―recordó, o más bien, a su impulsividad.

― Claro que no, te llamé porque eras el único al que podía engañar. ―bromeó. Escuchar directamente de él que la había añorado, produjo una sensación ligera en ella, las mejillas redondas elevándose en una sonrisa fulgurante. ― ¿Muy muy extrañas? Arrepiéntete antes de crearme expectativas. ―advirtió, contagiada de aquél entusiasmo. El vehículo arribó y se detuvo frente a ellos, reconociéndolos al ser los únicos allí parados. Se adentró primero, pasando hasta el asiento tras el conductor y sacando de la chaqueta la billetera, maldiciendo por lo bajo con los billetes en las manos. ― ¿Cuánto costará que nos lleve al arcade de Gangnam-gu? ―preguntó al conductor, alargando el cuello y con los billetes extendidos, pero bien apretados entre las falanges. Echó la vista al varón a su lado, añadiendo:― Pagaremos a medias. ―no podía permitirse invitarlo al viaje.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage



I wonder if I will ever find a language to speak of the things that haunt me the most
avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Matsuoka Haru

Volver arriba Ir abajo

por Kwon Hyuk el Mar 08 Mayo 2018, 05:18
“Engañar” aunque lo dijese desde la risa, yo podía creérmelo, muchas veces peco de ser alguien iluso, hasta tonto... Pero eso no ocurre mucho, sí, había sido engañado por ella, pero ella pertenecía a ese selecto grupo de personas que pueden hacerlo, a las que les doy la confianza suficiente para ello. No dije nada al respecto pero sus palabras hicieron eco en mi mente y me fue imposible no meditarlas durante un momento. Mas, sin embargo, dejé de hacerlo a los pocos segundos, no me taladraría la mente con cosas nimias como aquella. En cambio, me quedé mirando como ella no entró en el lugar que yo gustosamente le quería ceder, aquel que según yo, ocupaban todas aquellas personas que pagarían la deuda del taxi. Me encogí de hombros y terminé cerrando la puerta para mejor acomodarme a su lado, no quería ir solo allí adelante, no señor, mucho menos escuchando más de cerca esa fea canción de pop occidental que el hombre llevaba puesta ―No seas tonta, Haru. No te haré pagar, no quiero que se vuelva real lo del puente... Además, seguro eres comelona, mi madre no te soportaría en casa. ―Lo último lo comenté jocosamente, no quería que se creyese que podía ser una carga, yo la haría entrar en casa de mi madre a como de lugar... de precisarse, aunque no creía que ocurriese.

Mejor anda animándome, habla de algo genial, de peluches, de máquinas de peluches, de tipos y texturas de peluches. ―Saqué los billetes después de bajar la mano de Haru con una de las mías, en serio no quería que pagase, así que me aproximé rápidamente al conductor para darle los wons que había solicitado, después sentí que podía relajarme así que solo me acomodé sobre el asiento mirándola, deteniéndome en sus pecas, bueno, contándolas... Algunas veces hacía eso, como si le prestaba atención cuando en realidad me encontraba contándole las pecas... Nunca había logrado determinar el número ―¿Fui el número uno de tu lista de posibles invitados o fui el número cuatro? Quiero saber si mi nivel de emoción debe estar en nueve como ahora mismo o si debo bajarlo hasta un dos. Bien, ya, no es importante. ―Aunque no tenía ningún estado anímico reflejado en el rostro yo me sentía un poco nervioso, al menos por lo que le diría... Por lo que le diría al oído, porque no me atrevía a hablar frente al taxista ―Me capturaron peleando por un videojuego en una tienda... y luego besé, besé como tres veces al líder de mi grupo... en los labios... ―Aquello lo dije casi que con los labios pegados a su oreja, en un susurro que estaba seguro nadie más que ella podría escuchar, debido al factor mano tapando mi boca y canción de pop patética que parecía estar puesta en bucle. Ahora bien, hablemos de lo importante: yo. Cuando le conté aquello mi estómago dio un vuelco, acto seguido me aparté mirándola a la vez que mantenía las manos sobre mi abdomen, esperando que se horrorizase... Porque se horrorizaría ¿no?
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage




On fire.

Burn:



avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Kwon Hyuk

Volver arriba Ir abajo

por Matsuoka Haru el Dom 20 Mayo 2018, 05:47

En otra situación, probablemente se hubiera negado a que Hyuk la invitara a la cuota del taxi ―o a cualquier otra cosa―, sin embargo, aquella vez ―cuando el varón le retiró la mano― guardó los billetes en la cartera y a esta la devolvió al bolsillo de la chaqueta, abrochándose el cinturón mientras le decía:― Gracias. ―visiblemente avergonzada. Llevaba la barbilla algo gacha, pero cuando asintió, lo hizo con determinación. ― He estado antes en estos recreativos y, si ganas los suficientes puntos, puedes llevarte uno de esos peluches de osos gigantes... ¡Ah! También había un dragón, ¿sabes? Así, alargado, de color verde y otro rojo. ―relataba, otra forma más de agradecerle el gesto y la compañía, la ausencia de rencor y la forma que tenía de mirarla, como si la conociera eternamente, como si la quisiera plenamente ―amigos, aquél jamás la había mirado con superioridad o frialdad, tendiéndole todas las manos posibles; por esto, Haru también se hallaba inmensamente agradecida.

El taxi arrancó y los ojos de Haru se despegaron de las vidrieras, dirigidos al coreano, que le sonsacó una leve carcajada, aplastada entre los labios que apretaba en intención de contenerla. ― ¿Quieres saber si eres el fácil-de-engañar número uno? ―inquirió, las cejas enarcándose debido al juego, y añadiendo:― Claro que lo eres. ―parte del mismo. No lo consideraba tonto en lo absoluto, pero Hyuk ―pese a la edad y el porte― solía ser tan ingenuo como un infante. O, al menos, con respecto a ella se trataba. Echó la cabeza contra el asiento mullido, sintiendo el mareo típico que la asaltaba cada vez que se subía a un coche y que, curiosamente, no le ocurría al subirse a un autobús o tren. Sobre el oído, notó el cosquilleo de los labios de Hyuk, sobresaltándose de la misma forma en que su gato Garfield lo hacía, con las uñas clavadas en el asiento, pero relajándose de inmediato. Pero, cuando escuchó su confesión, se le aceleró el corazón ―como si la propia Haru fuera partícipe de aquél secreto.

Era consciente de que en Corea, así como en su país natal, la sexualidad de cada uno aún era un tabú, muy distinto de Italia ―donde había pasado sus años más importantes, transición de niña a mujer(cita). Por ende, a Haru no le resultó chocante que el muchacho a su costado hubiera besado a su compañero y líder de grupo, simplemente se hallaba sorprendida por el hecho de que le contara aquello y tuviera un interés romántico ―o carnal, por lo menos― para con el otro. Haru se relamió los labios, nerviosa por las curvas que tomaba el coche ―su rostro amarilleando―, cuando encaró a Hyuk. ― Los coches me marean. ―le hizo saber de inmediato (no queriendo que la malentendiera), una de sus manos acudiendo al cinturón que le presionaba el pecho, exhalando hasta vaciarse plenamente los pulmones. Pero el otro esperaba una respuesta apropiada y Haru acercó el rostro al mentón de este para hablarle, con la misma confidencia. ― ¿Por qué peleas por un videojuego? ―preguntó, arrastrando las letras por el tono bajito, soterrando la conversación bajo la música que llevaba el conductor. ¿El beso? ¿qué más daba? Estaba enterada de la noticia del videojuego, había leído el Cherry Blog.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage



I wonder if I will ever find a language to speak of the things that haunt me the most
avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Matsuoka Haru

Volver arriba Ir abajo

por Kwon Hyuk el Mar 22 Mayo 2018, 02:19
Sus palabras daban vueltas por mi cabeza haciéndome querer responder a todas además de sacar una buena conversación sobre ellas ya que me encantaba hablar con Haru así fuese de cualquier tontería, tal vez ese era incluso el motivo por el cual nuestro canal de Youtube estaba creciendo, porque hacíamos el tonto. En cambio, solo preferí continuar con aquel nerviosismo después de haberme “confesado” tal vez ella sentiría asco por lo que le había dicho, pero a pesar de eso yo no podía sentirlo por mis actos, porque los había disfrutado, porque repetiría aquello de tener la oportunidad (no, no lo del juego), así que estaba casi que colapsando mentalmente, cuando se acercó a mí tragué con dificultad, estaba seguro de que me diría algo horrible ¿pero qué comentó? Algo sobre el juego. Por primera vez en mis 26 años tuve unas tres expresiones diferentes en un minuto; confusión, alegría, sorpresa... Ah, y de nuevo la confusión... Oh, la confusión.

¿Solo dirás eso...? ―Bueno, no sé en realidad ni qué esperaba que me dijese, algo del tipo “Hyuk, eres un asqueroso” o incluso “¿y cómo fue?” pero ella no le dio mayor importancia y eso me había tranquilizado un poco a pesar de que me preguntaba sus motivos, Haru Matsuoka era alguien que me llenaba de curiosidad. ―Tengo algunas cosas que decir, primero, era un juego demasiado bueno y ese chico era muy salvaje ¡en serio era salvaje! Debiste haberlo visto, pero también era muy gracioso... Bueno, otra cosa es que... Por favor, no me vomites. ―Apenas dije la palabra “vomites” el conductor se giró hacia nosotros mirándome por un momento, negué efusivamente con ambas manos y me aparté un poco de Haru, la quería, pero no necesitaba su desayuno en mi ropa ―Haru... y, pues, otra cosa es... ¿No dirás nada sobre lo otro? Digo... No es muy común, pero fue muy bueno. ―Hasta que Jong me empujó y me sacó casi a patadas de la habitación, esa era la historia de mi vida, ser rechazado por los hombres, primero por el trainee loco de 100 oraciones por segundo y después por mi líder aka ser infernal pero que besaba bien.

La verdad es que no sabía si reír o solo abrazarla allí para ponerla tan tensa como la había visto antes que parecía que saldría disparada del auto o algo como eso, por tal motivo, solo toqué su hombro mientras le sonreía, una auténtica sonrisa cargada de agradecimiento, por no jugarme o no decir algo grosero, porque con los perjuicios que tenían las personas, en especial en la sociedad coreana, podía esperar cualquier cosa... Agradecía mucho que ella tuviese otro punto de vista o que le fuese algo fácil de “digerir” al ser escuchado... ―Eres una gran amiga, Haru. ―Aseguré un poco avergonzado, no solía tratar tan bien a nadie, no sin pensar algo malo sobre esa persona en todo el transcurso de la conversación, Haru era como... La cereza de mi pastel de crema, la tapa de la botella de soju, el arroz de mi curry... Algo como eso. Pero no lo medité más, me estaba entrando el hambre, por eso, me dediqué solamente a mirar por la ventana e intentar captar bien la forma de las edificaciones que rápidamente pasaban por la velocidad que llevábamos (una manera de ignorar si ella vomitaba o no).
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage




On fire.

Burn:



avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Kwon Hyuk

Volver arriba Ir abajo

por Contenido patrocinado
123
Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:

No puedes responder a temas en este foro.