make a wish | jtm
NOTICIAS
29.12 Abrimos el foro Hemos cumplido cuatro meses online, ¡muchas gracias por todo y a por muchos más! 19.05. Nuevo Anuncio El sistema de fama del foro ha cambiado, conoce más aquí. Cualquier duda, preguntadnos.
MISS C
MISTER L
MISS N
BABY C
BABY L
BABY N
MAYO DE 2018 La hora y tiempo del mes actual en Seúl, Corea. Usa esta información para hacer tus temas mucho más realistas.
X
comeback stages mayo
CANCIÓN:
BLACK ON BLACK
DEBUT ALBUM
02/05/18
GRUPO:
DÈJÁ VU
RCKSTR ENTERTAINMENT 533 PUNTOS CONSEGUIDOS
CANCIÓN:
GOODBYE BABY
CB MINI-ALBUM
08/05/18
ARTISTA:
EMI (GONG HYEMI)
SYK
ENTERTAINMENT
3042 PUNTOS CONSEGUIDOS
CANCIÓN:
WHAT YOU LIKE
DEBUT SINGLE
09/05/18
ARTISTA:
ONE (KWANGSIK)
RCKSTR ENTERTAINMENT 3074 PUNTOS CONSEGUIDOS
REPORTAJE:
H&M KOREA
DEBUT MODELO
10/05/18
ARTISTA:
BAE HYUN SOO
RCKSTR
ENTERTAINMENT
1931 PUNTOS CONSEGUIDOS
CANCIÓN:
SCENTIST
COMEBACK ALBUM
11/05/18
GRUPO:
OLYMPIANS
VYR
ENTERTAINMENT
1928 PUNTOS CONSEGUIDOS
CANCIÓN:
I NEED U
COMEBACK MINI-ALBUM
12/05/18
ARTISTA:
ROK BIN IL
RCKSTR
ENTERTAINMENT
1625 PUNTOS CONSEGUIDOS
CANCIÓN:
HEART SHAKER
DEBUT ALBUM
15/05/18
ARTISTA:
MIN SO HEE
VYR
ENTERTAINMENT
363 PUNTOS CONSEGUIDOS
REPORTAJE:
MILETT
COMEBACK MODELO
15/05/18
ARTISTA:
KANG SAE YOUNG
KSJ
ENTERTAINMENT
1728 PUNTOS CONSEGUIDOS
CANCIÓN:
EYES NOSE LIPS
COMEBACK SINGLE
18/05/18
ARTISTA:
PAN GUN HO
METEOR
ENTERTAINMENT
1101 PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE:
SALTY
COMEBACK SINGLE
20/05/18
ARTISTA:
PARK JUN KI
SYK
ENTERTAINMENT
2765 PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE:
365 FRESH
COLABORACIÓN
21/05/18
ARTISTA:
NAMSUK, DOHEE Y DONGSUK
MYP, RCKSTR Y METEOR
ENTERTAINMENT
2012 PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE:
GOING CRAZY
COMEBACK SINGLE
21/05/18
GRUPO:
5IN
SYK
ENTERTAINMENT
1526 PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE:
OPPA, OPPA
COMEBACK SINGLE
22/05/18
GRUPO:
OPP4
MYP
ENTERTAINMENT
1858 PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE:
FIRE
DEBUT ALBUM
24/05/18
ARTISTA:
KWON HYUK
MYP
ENTERTAINMENT
2261 PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE:
KING & QUEEN
DEBUT JAPONES
26/05/18
GRUPO:
CROWNED
MYP
ENTERTAINMENT
1251 PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE:
CROOKED
DEBUT SOLISTA
26/05/18
ARTISTA:
BAEK KI JOON
MYP
ENTERTAINMENT
2774 PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS

make a wish | jtm

Ir abajo

por Nam Ji Seok el Vie 20 Abr 2018, 20:20

lunes, 23 de abril; 23:47 pm

Como todo ser humano, Jiseok pecaba de imperfecto. A veces impulsivo, egoísta, irresponsable. Olvidadizo, rencoroso, testarudo. Podía ser pesado, perezoso, antipático cuando los cables se le cruzan, pero si había algo que sin duda su ser no sería capaz de contemplar era ser un mal amigo. Había crecido con la firme convicción de que la confianza en que aquellos que te importan es vital para un buen desarrollo como persona. Abandonar el pueblo en el que vivía y mudarse a la gran ciudad fue un paso grande para él, un adolescente perdido, solitario, temeroso de no encajar. Como un cachorro fiel a su dueño, Jiseok sentía la necesidad de querer.

Y por eso ese veintitrés de abril había sido tan psicológicamente agotador para él. Se había levantado a toda prisa porque llegaba tarde a un ensayo de última hora, y después le obligarían a ir a comer con su staff sin darle permiso siquiera para coger el teléfono. Por la tarde, visita del personal trainer de KSJ; dos horas encerrado en el gimnasio con la ansiedad creando picos cada vez más puntiagudos, amenazando con pincharle y hacerle sangrar. Pero eso no disminuyó su emoción. Su motivación.

Su razón para mantenerse optimista durante todo el día había sido poder llegar a casa. Se dio una ducha rápida, y se puso manos a la obra; como un niño ansioso por probar su nuevo set de manualidades. El tiempo corría en su contra, y por eso cuando tocó al timbre de Taemin estaba aún en peor estado que antes de entrar en la ducha. Manchas de harina, frosting de queso extendido por su mandíbula en la dirección precisa de quien intenta limpiarse pero sólo se mancha más; le abrieron la puerta con las manos en la masa, sujetando la bandeja con una mano mientras con la otra prendía la última vela, la vela número dieciocho. El crepitar silencioso de las velas de cumpleaños era la única fuente de luz en aquel rellano en penumbra, y aunque tras el primer instante de contacto visual se quedó estático no tardó en sonreír, de oreja a oreja; esa risa de tonto esperanzado que tanto le caracterizaba.

Pide un deseo — la emoción se contenía en su voz a duras penas, y la impaciencia le hacía removerse en el sitio. Jiseok estaba manchado de pies a cabeza, jadeando tras la carrera que se había echado desde su apartamento al ajeno y visiblemente agotado tras el día que cargaba a sus espaldas, pero hacía falta mucho más para que él se hubiese rendido y hubiese dejado pasar la oportunidad de celebrar una fecha tan especial como esa con Taemin. Me acuerdo, gritaban sus ojos brillantes, de niño pequeño. Por supuesto que no iba a olvidarme, añadía su sonrisa, ansiosa por una reacción.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage




avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Nam Ji Seok

Volver arriba Ir abajo

por Jung Tae Min el Dom 22 Abr 2018, 10:52

Aquella mañana, sus párpados se abrieron con pesadumbre, unos minutos antes de que la alarma sonara, y permaneció de aquella forma, con una pierna sobresaliendo del colchón, Jitae dormitando sobre él y la mirada clavada en la telaraña que se formaba en el techo. Cumplía dieciocho años, pero se había hecho adulto tiempo atrás. Despertó a sus hermanos a golpe de cojín y les preparó el almuerzo en lo que Haneul los vestía, este lo siguió hasta la puerta —antes de que se marchara— para felicitarlo entre dientes; Taemin no respondió, todo cuánto tenía por decirle era lo siento. La motocicleta a disposición de correos murió durante la primera hora de la mañana, por lo que tuvo que seguir a pie y cuando acabó el turno, se sentó en un bordillo de la calle con los pies entumecidos, mordisqueando un bocadillo simplón antes de coger el metro hasta el restaurante; se colocó el casco e hizo infinitos viajes, ida y vuelta, hasta bien entrada la noche.

El jefe, conociendo de su día especial, le preparó un paquete con grandes cantidades de comida sobrante, que Taemin agradeció y llevó a casa como cena. En el lavabo, se sacó los zapatos y vendó los dedos ensangrentados, sin que ningún otro lo supiera, y al salir, recibió un dibujo de Wooyoung como regalo —un dinosaurio con flequillo. Rendido, se sentó en el colchón —los muelles viejos chirriando— y contempló a los menores dormir, sosteniendo el dibujo entre las manos callosas y, junto al mismo, su móvil; un aparato anticuado, con la pantalla totalmente resquebrajada, que no señalaba haber recibido mensaje o llamada alguna. Lo desbloqueó, con el corazón pesado y los dedos dubitativos, hallando el contacto del amigo, cuyo nombre leyó dos, cinco, diez veces... incapaz de llamarlo primeramente. Profirió un suspiro, diciéndose que la culpa la tendría su agenda y no un descuido, y dejó que su cabeza cayera hacia adelante, el dolor presionándole la nuca, la espera —aún a aquellas horas— carcomiéndole los nervios. Sonó el timbre.

Dejó el dibujo pero se llevo consigo el teléfono, abriendo apenas un palmo la puerta, obstruyendo la visión con su figura para que el visitante no contemplara la ruina que habitaba allí adentro. Mas, en el umbral, Jiseok. El pastel, aferrándose destartalado a una bandeja, tiritando las velas en su cima; los ojos del varón, vibrantes y entusiastas. Taemin debió golpearle, llamarlo idiota, decirle creía que lo habías olvidado, pero el corazón se le hizo ligero y aquella sonrisa se le contagió. Se echó a reír —aliviado— y de aquél sonido nació un ángel. Entreabrió algo más la puerta, echándose hacia adelante para soplar las velas, deseando que el siguiente año hallara nuevamente, en el umbral, aquél pastel. Hundió el índice goloso en la tarta y lo chupó, aprobándolo con un:— Sssab-b-be meme-mej-mejor de lo que parec-c-ce. —Y aún así, Jiseok no podría pasar ni sentarse a comer pastel; aquello se le asomó a los ojos, fácil de alcanzar a la perspicacia del mayor. Con la palma de la mano, le indicó que esperara un instante, y regresó con la chaqueta puesta, una navaja multiusos en el bolsillo. Cerró la puerta tras él, terminando de colarse las zapatillas. — Abbbbajo. —indicó, refiriéndose al parque junto a su edificio.

cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage



avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Jung Tae Min

Volver arriba Ir abajo

por Nam Ji Seok el Mar 24 Abr 2018, 23:23
Que de entre el abanico de reacciones posibles para aquella situación Taemin hubiese terminado sonriendo de aquella forma tan embaucadora le hizo quitarse diez pesos de encima. Le hubiese gustado poder ponerse a aplaudir como una foca feliz al verle soplar las velas, pero tuvo que aguantarse por el bien de la tarta —. Es el sabor a buenas intenciones — le respondió con firmeza, porque aunque en un primer momento estuviese pensando hacerse el ofendido por criticar la apariencia de su pastel hasta un ciego podría haberse dado cuenta de ello.

Con expresión suave y paciente, asintió sin hacer preguntas a su gesto y se quedó allí, de pie, esperando y luchando contra las ganas de pegarle un mordisco al dulce para comprobar si, efectivamente, no había quedado tan mal; eso aliviaría el dolor de pensar en el estado en el que se iba a encontrar su cocina al volver, demasiado apurado como para recogerlo todo antes de salir de su casa.

Te juro, te juro, que pensé que no llegaba — presumiendo de dotes de equilibrio con las que sin duda no contaba, no tardó en pasar su brazo libre por los hombros del menor — inconscientemente presionándolo hacia abajo para intentar disimular ese par de centímetros que le hacían sentirse un pitufo a su lado, mientras su otra mano sostenía la tarta como un camarero llevando una orden a la mesa; con la dificultad añadida de que iban bajando escaleras, Jiseok era más torpe que un pulpo en patines y el ir distraído en la conversación era sólo otro factor más que parecía determinar que, en vez de celebrar su cumpleaños, iban a acabar limpiando tarta de las escaleras de su edificio —. No te haces una idea del día que he tenido hoy, trescientos sesenta y cinco días esperando para poder salir pronto y justo hoy me llenan la agenda de mierda; no me lo explico si no es afirmando que alguien me ha echado un maleficio. No habrás sido tú, ¿verdad? — pausó su común verborrea para acercarse a él lo suficiente como para desafiar su espacio vital, con expresión disconforme y gesto desconfiado, pero terminando por reírse a carcajadas —. No, no puede ser. Estoy seguro de que en el fondo me echabas de menos. ¡Taemiiiiiiiiin-ah!

Levantó la mano que todavía le rodeaba los hombros y pellizcó su mejilla al mismo tiempo que canturreaba su nombre antes de soltarlo. A saltos corrió hasta el portal ý se llenó el pecho con el aire frío de medianoche, esperándole en la calle con la motivación de un cachorro ansioso por salir a pasear —. ¿Te canto el cumpleaños feliz? Oh, tienes cara de que te mueres de ganas por que te cante el cumpleaños feliz — conocía lo suficiente a Taemin como para saber que no, pero esperaba que él también le conociese lo suficiente como para saber que le encantaba sacarlo de sus casillas. Lo suficiente como para empezar a cantar a grito pelado en medio de la calle, a medianoche, con la firme intención de escapar de él si se atrevía, fuese como fuese, a intentar hacerle callar —. ¡Cuumpleaaaaañooos feeeeeliiiiiiiiiiiiiiiiiiiz......!
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage




avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Nam Ji Seok

Volver arriba Ir abajo

por Jung Tae Min el Miér 25 Abr 2018, 05:53

Buenas intenciones, decía, y Taemin podía jurarlo, pues aquella era la primera noticia que tenía de que Jiseok cocinara; contemplando la tarta a medio desmoronarse, así como los restos de harina en el rostro amigo, no le costaba imaginar cómo habría quedado la cocina. Agradecía en sobremanera aquél gesto, ya que de no haber sido por él, no habría soplado velas —más allá, de no haber sido por él, su dieciocho cumpleaños hubiera quedado rezagado a un olvido injusto—, pero esperaba por su bien que no volviera a intentar aquello hasta el año siguiente, temeroso de lo que pudiera ocurrirle al piso y a los compañeros con los que lo compartía si le daba por aficionarse a la cocina.

Cerró la puerta, tirando del talón de sus zapatillas para acomodárselas, y pronto Jiseok lo capturó (gotta catch em all) bajo su brazo, hundiéndolo a la fuerza y haciendo la tarea de bajar aquellas escaleras, estrechas y de peldaños altos, el doble de complicada. — Sssiem-p-pre lo deja-jas t-todo para el fffi-f-fin-final. —le respondió, con la única intención de provocarlo, sabiendo que no había sido culpa suya, aún si momentos atrás hubiera tenido ganas de golpearlo. Lo importante era que estaba allí, que pese a todas las impedimentas había conseguido llegar y lo apretujaba a su vera, el pastel desafiando a la gravedad; aquello —pasar un rato con él— era todo cuánto querría por su cumpleaños. Abrió la boca para responder, pero el mayor —como de costumbre— no le dio tiempo para hacerlo, pellizcando su mejilla en un arrebato, en lo que Taemin intentaba alcanzar la bandeja, que se mantenía intacta por gracia divina.

Se le arrugó todo el semblante, como si hubiera chupado un limón. — ¡Yah! —protestó, sacudiéndole la mano y palpándose allí donde había pellizcado. El otro se adelantó y Taemin salió tras él aún con la mano en la mejilla, el frío cortándole los labios y salpicándole, con un rubor desigual, nariz y pómulos. Respondió a aquella declaración de intenciones con la mirada más hoe, don't do it que le había echado hasta entonces, aunque evidentemente, Jiseok obvió los cuchillos que le arrojaba mentalmente y cantó, con todo lo que daban de sí sus pulmones, el cumpleaños feliz. El corazón le latía deprisa cuando miró a todas partes, pensando en que los vecinos lo matarían por armar escándalo a aquellas horas, y acortó la distancia, empujando con decisión la bandeja hacia el rostro del muchacho, acallándolo con la tarta, que se estampó en el centro de su rostro —nariz, boca, barbilla.

Con tal de evitar su venganza, y también que echara a perder el resto de pastel, le arrancó de las manos la bandeja y se encaminó hacia un banco a pasos agigantados, dejando tras de sí el eco de una risilla endemoniada.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage



avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Jung Tae Min

Volver arriba Ir abajo

por Nam Ji Seok el Miér 02 Mayo 2018, 01:48
El desafío encerrado en los brillantes y oscuros ojos de Taemin no eran más que una invitación para que la voz de Jiseok saliese aún más fuerte, más intensa y más audible; porque si había algo que Jiseok no podía  controlar era el orgullo y la necesidad de incordiar al prójimo, siempre con buena intención. Giraba sobre sí mismo en un baile improvisado a mitad de canción, cuya melodía se detuvo al instante en que la maltrecha cobertura de chocolate y los pegotes de nata montada que marcaban las esquinas del pastel impactaron de forma inesperada en su rostro, convirtiéndole de repente en una estatua de carne y hueso que, por una vez, no supo reaccionar ante lo inesperado.

Cuando el dulce se despegó de su piel, mitad de la tarta se había quedado sobre su cara. Seguía con los ojos cerrados, y cuando los abrió, pegotes de nata bailaron en sus pestañas en cada pestañeo. Las puntas de su cabello estaban sucias, y a cada segundo un pegote de chocolate se despegaba de su piel y caía a su jersey, a veces agarrándose a la tela, manchando el suelo cuando no conseguían hacerlo.

Tras unos segundos de inmovilidad total, su lengua asomó, tímida y aún en shock, y aprovechó la situación para comprobar el veredicto de su amigo; tenía razón, no sabía tan mal. Miró a su alrededor hasta encontrarle y como si no hubiese pasado nada se acercó a él, subiéndose al banco de un salto y sentándose a su lado con total normalidad, sin intención de hablar sobre que ni siquiera se había molestado en limpiarse la cara con la mano, de quitarse la nata de las pestañas; las consecuencias de sus actos tendrían que ser soportar a un Jiseok tan manchado como indiferente que estiró un dedo, lo hundió en el bizcocho desmoronado que aún quedaba en la bandeja y se lo llevó a la boca, hablando como si no fuese un pastel viviente —. Bueno, ¿y qué tal tu día especial? ¿Se han portado bien contigo? ¿Por qué me miras así? ¿Tengo monos en la cara?

Levantó una ceja, y un pegote de chocolate que se precipitó sobre sus pestañas casi le deja ciego. Aún así sonrió, como el idiota optimista que era.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage




avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Nam Ji Seok

Volver arriba Ir abajo

por Jung Tae Min el Sáb 05 Mayo 2018, 00:02

Jiseok procuró mantener la compostura pese a sus pintas, encaminándose hacia el banco con toda la normalidad que le restaba, y aquella imagen, la de aquél tomando asiento con cierta resignación a su vera, seguidos del despreocupado comentario, le sonsacaron unas risas en efecto dominó —elevándose y haciendo que las luces de varios pisos se encendieran, llevándose la mano a la boca al percatarse de aquello mismo. Sofocado, recuperó el aliento y rebuscó en el bolsillo del interior del anorak, a la altura del pecho, de donde sacó un pañuelo de tela bordado —de aquellos que ya solo llevaban los abuelos— y con este extendido, le cubrió el rostro con la mano, arrastrando la tarta en el pañuelo con poco cuidado. — Monos no, —respondió— una ma-m-mascarilla de esssas de bbb-bell-belleza. —sacudió los despojos a un costado del banco, dejándolos caer al suelo.

Y contemplando al instante cómo se reunían entorno al dulce unas hormigas enloquecidas pensó, qué aproveche. Guardó el pañuelo —todo pringado— en el mismo bolsillo, rebuscando en uno delantero la navaja multiusos que había tomado antes de salir y trozeando con esta el bizcocho, señalándole con la hoja la porción recién cortada, después arregló otra para él y arreó un buen bocado después de lamer —y guardar— el cuchillo. Acababa de cumplir dieciocho, pero de veras tenía todo el aspecto de un ahjussi, entre una cosa y la otra. Tragando de forma sonora, se dignó a responderle al fin:— Wooyoung me ha regal-la-lado el dibbbujo de un dinos-dinos-saurio con fleq-q-qui-quil- —dejó la palabra inconclusa.

Aquél un hábito que había tomado desde la infancia. Jiseok podía terminar por él la oración o bien, imaginarla conclusa; le fatigaba esforzarse tanto por hablar —incluso cuando su tartamudeo se suavizaba considerablemente junto a Jiseok o, en general, cualquier persona cercanía. Masticando otro pedazo, habló con la boca llena:— Eres el ú-ú-único. —y no había pena en aquella afirmación, solo un encogimiento de hombros, como diciéndole qué le vamos a hacer. Mordía con afán, pues realmente estaba rico. — Se rom-ro-pió la moto del trabajjjo de la mmm-mañana y me caminé Sssseúl ente-tera, luego, del otro, he sali-lid-do tarde como siemp-pppre. —añadió, dejándole así saber que su día también había tenido un poquito de maleficio. Alzó la barbilla hacia a él, una inquisición silente: ¿y tú?

cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage



avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Jung Tae Min

Volver arriba Ir abajo

por Contenido patrocinado
123
Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:

No puedes responder a temas en este foro.