half full glass of wine —kjw, fb.
NOTICIAS
29.12 Abrimos el foro Hemos cumplido cuatro meses online, ¡muchas gracias por todo y a por muchos más! 19.05. Nuevo Anuncio El sistema de fama del foro ha cambiado, conoce más aquí. Cualquier duda, preguntadnos.
MISS C
MISTER L
MISS N
BABY C
BABY L
BABY N
MAYO DE 2018 La hora y tiempo del mes actual en Seúl, Corea. Usa esta información para hacer tus temas mucho más realistas.
X
comeback stages mayo
CANCIÓN:
BLACK ON BLACK
DEBUT ALBUM
02/05/18
GRUPO:
DÈJÁ VU
RCKSTR ENTERTAINMENT 533 PUNTOS CONSEGUIDOS
CANCIÓN:
GOODBYE BABY
CB MINI-ALBUM
08/05/18
ARTISTA:
EMI (GONG HYEMI)
SYK
ENTERTAINMENT
3042 PUNTOS CONSEGUIDOS
CANCIÓN:
WHAT YOU LIKE
DEBUT SINGLE
09/05/18
ARTISTA:
ONE (KWANGSIK)
RCKSTR ENTERTAINMENT 3074 PUNTOS CONSEGUIDOS
REPORTAJE:
H&M KOREA
DEBUT MODELO
10/05/18
ARTISTA:
BAE HYUN SOO
RCKSTR
ENTERTAINMENT
1931 PUNTOS CONSEGUIDOS
CANCIÓN:
SCENTIST
COMEBACK ALBUM
11/05/18
GRUPO:
OLYMPIANS
VYR
ENTERTAINMENT
1928 PUNTOS CONSEGUIDOS
CANCIÓN:
I NEED U
COMEBACK MINI-ALBUM
12/05/18
ARTISTA:
ROK BIN IL
RCKSTR
ENTERTAINMENT
1625 PUNTOS CONSEGUIDOS
CANCIÓN:
HEART SHAKER
DEBUT ALBUM
15/05/18
ARTISTA:
MIN SO HEE
VYR
ENTERTAINMENT
363 PUNTOS CONSEGUIDOS
REPORTAJE:
MILETT
COMEBACK MODELO
15/05/18
ARTISTA:
KANG SAE YOUNG
KSJ
ENTERTAINMENT
1728 PUNTOS CONSEGUIDOS
CANCIÓN:
EYES NOSE LIPS
COMEBACK SINGLE
18/05/18
ARTISTA:
PAN GUN HO
METEOR
ENTERTAINMENT
1101 PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE:
FIRE
DEBUT ALBUM
24/05/18
ARTISTA:
KWON HYUK
MYP
ENTERTAINMENT
2261 PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS

half full glass of wine —kjw, fb.

Ir abajo

por Kang Hyo Rin el Jue 03 Mayo 2018, 03:40

treinta y uno de octubre
dos mil quince


Extendió —índice y corazón— la tarjeta dorada al asiento del conductor, con la otra recolocándose los pechos en el vestido al que le arrancaba la etiqueta, recién comprado en la Chanel del aeropuerto de Seúl. Sacó de su caja unos tacones a juego que se coló al instante, en lo que esperaba a que el cobro quedara resuelto. Le retornó la tarjeta, que devolvió a su cartera y de la misma sacó otra, aquella con su información de contacto. — Envíe mis pertenencias a esta dirección. —pidió, con impaciencia, saliendo del automóvil y permaneciendo allí el tiempo de que el varón se apeara y la ayudara a colocarse, desde la espalda, el pesado abrigo de pelo Gucci que pronto cubrió del frío su piel al descubierto. Echándose los tirabuzones a un lado, se despidió con un seco asentimiento de cabeza y contempló el imponente edificio, pertenencia del hermano, al que acudía por primera vez desde su inauguración.

En aquél año, uno tras su retiro de la música, no había dejado de viajar ni un instante, su vida ocupando el tamaño de una maleta; había aterrizado a destiempo, regresando del viaje que debió alargarse hasta principios de Noviembre, cortándolo prontamente en un berrinche. Con aquél perfume a extranjero echó a andar, el bolso Versace colgado de la muñeca derecha, que elevaba a la altura del pecho, y con su usual porte elegante trastocado por una histeria —sinónimo de su mal temperamento y mala estancia— se adentró en el pub. El personal de seguridad la reconoció y la dejó pasar sin más, el interior mucho más vacío de lo que hubo esperado, desconociendo que se celebraba una fiesta de cumpleaños privada en la que ella no tenía cabida u invitación.

Soltó bolso y abrigos en la barra, sentándose en un taburete elevado y reclamando atención dando golpes en la madera de caoba brillante, reclamando un trago de whiskey o lejía. La camarera, joven y nerviosa, le dijo con educación que no podía estar allí, y aquella ligera contradicción la hizo elevar la voz, vena del cuello visible, gritándole con un amenazador dedo índice que no sabía con quién estaba tratando. Era muy parecida a un chihuahua, con el lomo bufado y ladrando a diestro y siniestro, amenazándola con el destierro —que no el despido— y gritando una y otra vez: "todo es MI fiesta". A la muchacha la apartó un camarero que reconoció, bronceado y musculado, sonriéndola por tal de complacerla y conociéndola, dejó junto a la copa la botella y prometió que corría a cuenta de la casa. Hyorin preguntó por su hermano, aunque como era de esperarse, este no se hallaba por el lugar. Mejor, masculló, brindó por él, brindó, también, por los muertos —acabándosela de una sola vez.


Había ingerido alcohol como para tumbar al segurata, tamaño 4x4, y sin embargo ella seguía allá, bastante digna, tarareando con las canciones más antiguas y refunfuñando por las más nuevas, cabeceando con cansancio y retocándose el maquillaje frente a un espejito de vez en cuando, visiblemente aburrida. Como le había tirado una copa a la cara al primer varón que osó acercársele, espantó así al resto y, aunque no se arrepentía por el hecho en sí, se arrepentía de haberse privado si quiera de un polvo rápido en un baño. No sentía apetencia sexual ni atracción por ningún hombre de allá, pero se sentía morir de soledad aquella madrugada. Sus ojos habían hallado al cumpleañero, incómodo por la sorpresa, borracho a decir basta y con una figura bastante destartalada. Mordiéndose el labio, se dijo que era un desperdicio del todo: era el único lo suficientemente decente como para llevárselo a la trastienda, pero tenía pinta de que se echaría a llorar tan pronto le bajara la bragueta.

Sentía una pegajosa lástima por el sujeto, que se abrazaba al alcohol de una forma aún más desdichada que la propia, así Hyorin terminó bajándose del taburete y, abrazando bajo la axila otra botella —casi vacía—, se encaminó hasta a él, apartado de la celebración en unos sillones color violeta. Tomó asiento frente a él, mas no soltó la botella de vino. — Yah, estaba por allí... —señaló a la barra, o algo que quedaba cerca de la misma— y me estaba deprimiendo mirarte. —su mano quedó extendida hacia ninguna parte, el rostro colorado, la mirada inescrutable. Se le había caído una pestaña postiza, por lo que un ojo parecía mucho más grande que el otro.

cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage



avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Kang Hyo Rin

Volver arriba Ir abajo

por Kim Jin Woo el Jue 03 Mayo 2018, 16:03
Su dignidad, su novia u otra botella de soju. Qué dificil decisión. Pero como la dignidad ya la había perdido probablemente hace unas dos horas atrás, junto a su falta de decoro, no era sorpresa alguna que Jinwoo ahora sea el rey de la fiesta. O eso creía él. Porque en su frenesí, estaba bailando y agitando al aire una botella, y luego, en un rincón, sentado/acostado en un sillón con ese típico aspecto en el que sabes que eres una completa mierda. El alcohol no le dejaba ignorar cómo seguramente se veía y no le había impedido soltar gruñidos, quejas y manotazos al aire para evitar que continuaran sacándole fotos. — Nnnno. Miyyyeon no puede verme así — el dorso de su mano limpió el hilo de alcohol de su boca y se reincorporó, sintiendo que el cuerpo le pesaba y todo giraba a su alrededor. Su novia lo había abandonado hace como una hora atrás y la repentina realización de ello, lo volvió a hundir en su miseria, recostándose una vez más, mirando a la nada, sufriendo un cortocircuito mental por varios minutos, hasta que vislumbró una figura femenina acercándose a hablarle.

Enfocó la vista con cierta dificultad a ella, reconociendo inmediatamente aquella cabellera. Estaba segurísimo que esa era una de sus viejas amigas. Convencido que se trataba de ella, obligándose a levantarse, apoyando su mano con dificultad sobre el sillón para sostenerse. Camisa desarreglada, clavículas expuestas. Un lío de pies a cabeza. La sonrisa que pecaba de estúpida, sabiéndose ganador porque él había logrado que su amiga volviera a la fiesta, cuando en teoría, ella se había ido hace tres horas atrás. — Eres un sol. Tan atenta, encantadora. Gracias — se llevó una mano a su pecho, con solemnidad, profundamente tocado, al borde del llanto. ¡De todas las personas que se suponía habían ido a verlo a él, nadie se acercó a preguntarle si necesitaba algo o siquiera a hacerle compañía! Excepto ella. — No hay nada de qué deprimirse, porque...Hoy...Hoy... — movió su dedo índice al aire, con los labios entreabiertos, incapaz de formular algo coherente. Su cerebro trabajaba con cierta dificultad para hilar lo que quería decir, por lo que terminó frustrándose y bufando como un niño pequeño. — Se supone que no iba a terminar así y debería estar disfrutando. Pero lo arruiné todo — abrazó con fuerza la botella vacía de Soju y volvió a su posición inicial, esta vez, haciéndose un ovillo. Una imagen extremadamente graciosa, considerando lo alto que era.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Kim Jin Woo

Volver arriba Ir abajo

por Kang Hyo Rin el Sáb 05 Mayo 2018, 23:04

Culpa del alcohol, no se sintió confundida por los repentinos halagos del contrario, asumiéndolo como su pan de cada día y retirándose los tirabuzones tras el hombro —de un manotazo—, con tanta torpeza que se le enredaron las uñas postizas en el cabello repleto de nudos. — Sí, bueno. —fue todo cuánto se le ocurrió decir. Aquella ridícula superioridad se mantuvo en sus orbes de víbora, aún cuando trataba de soltarse de la maraña de cabello y acrílico en colores rosas. Dio un tirón y dejó caer bajo la mesa, con cierto disimulo, las hebras platinas que había terminado por arrancarse. Lo contempló blandir un dedo con despropósito, boca abierta como si fuera a recitar un soneto; Hyorin dedujo que, por los síntomas de evidente delirio y desgracia, debía de tratarse de una muerte repentina o mal de amores. — Hoy qué. —instó, el tono filoso diluido en la ebriedad con la que arrastraba las consonantes.

Contagiada por el ánimo del varón, su posición de rectitud habitual se aflojó y terminó por hundir la espalda en el duro sillón de piel, la botella aún bien apegada a su cuerpo y la boca echada hacia afuera —puchero. Siguió el contorno garboso del personaje larguirucho que se recogía en una posición fetal, ladeando el rostro —siguiendo inconsciente su movimiento— y dejando allá la cabeza, colgando sobre uno de sus hombros. La mirada se le tornó nublosa y, tras unos segundos, rompió la dirección tirante de su cuello y separó, dubitativa, la botella de sí. Desenroscó el tapón, que chirrió ante el gesto, y lo apretó en la palma de la mano, dando un buche directo y coloreándose de granate los labios; venciendo al egoísmo, alargó la botella hasta el vaso vacío en el extremo del cumpleañero, al que le llenó únicamente dos dedos de vino —la apretó con mayor ahínco contra sí, dejando en claro que estaba en posesión de aquél tesoro preciado y aquellos dos dedos eran todo cuánto compartiría con él, por muy desdichado que se encontrara.

Con una mueca entre la altivez y la curiosidad, habló:— Oye, no te culpes. Viéndote yo diría que eres un panoli, dudo que puedas arruinar nada. Menos esa blusa, la mancha que llevas ahí no saldrá, te lo digo, entiendo de blusas. —se le cayeron los ojos, luchando contra la pesadumbre sobre los párpados para volver a abrirlos— El río Han queda un poco lejos de aquí, —se amorró a la botella, una gota de vino rodándole hasta la barbilla. Hizo efecto ventosa y, tras separarse, añadió: mejor consideremos el suicidio mañana. —incluyéndose en el plan, pues no diría que no a una oportunidad para autodespreciarse en compañía de un autodespreciado y más si esta incluía un final feliz —salto desde el puente. Bueno, aquello no estaba muy alejado de su verdadera forma de pensar, aunque la Hyorin sobria era demasiado orgullosa como para rendirse y morir sin más.

cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage



avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Kang Hyo Rin

Volver arriba Ir abajo

por Kim Jin Woo el Mar 08 Mayo 2018, 02:14
Miró la copa en la cual le había servido dos míseros dedos de vino y se quedó allí, pestañeando, somnoliento, llevándose el pulgar a su boca. ¿Por qué siquiera estaba dudando o no en beber más? No es como si su amiga lo  fuese a envenenar. Aunque en realidad, la muchacha de cabello rubio no era su amiga, ni mucho menos la conocía. Pero en su mente sí y hasta incluso era su viejo amor platónico. – Esta es la blusa favorita de Miyeon – masculló por lo bajo, tocando la tela, notando el manchón de vino que la muchacha había señalado. – Me la puse especialmente para ella y ahora está arruinada de por vida. ¡La compró para mi! – con pesadumbre, se levantó, tomó la copa y bebió el mísero contenido, relamiendo hasta las últimas gotas, algo decepcionado de habérselo terminado de un tirón. – Siempre me pongo en ridículo. Desde mis años escolares – movió el brazo de un lado a otro, intentando explicar su descontento con la vida en general. – Y ahora me pongo en ridículo ante la única persona que me creía cool – Hizo un mohín, de esos que le ves más a un niño de cinco años y no a un adulto de 27 años.

No. No. Nada de suicidios. No quiero morir a esta edad...Ni siquiera soy icónico como Amy Winehouse, James Morrison o Janis Joplin. Así que no. Tú y yo vamos a continuar con ésta fiesta – De depresión a entusiasmo en una milésima de segundos. Jinwoo con copas de más era una tragicomedia. – Además, hay algo que quiero... – le costó hilar lo que iba a decir. Tragó saliva, aclaró su mente y prosiguió. – Hay algo que debo decirte. Porque has elegido quedarte en la fiesta y por eso mereces saberlo – Su mente había hecho cortocircuito. La coherencia y la vergüenza se habían esfumado por allí, en algún lugar algo recóndito de su ser. – ¿Quieres que te cuente mi secreto? –
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Kim Jin Woo

Volver arriba Ir abajo

por Kang Hyo Rin el Miér 09 Mayo 2018, 21:20

Sentía en su corazón un peso tal, que el alcohol no había efectuado en ella impulsos delirantes, como otra de las tantas noches que vivía como un torbellino de arrojo (nacimiento al inicio, muerte al echarse en la cama), no, aquél pesar se engrandecía en el río de licor que reposaba en su estómago, haciéndola diminuta en el asiento y todo lo que llevara puesto —tacones, conjunto, perfume, postizos— pareciera quedarle grande y ridículo. Exhalando un lastimoso suspiro, pareciera que la capa superflua de la dermis se le arrugaba, revelando entre pliegues la frágil alma de una muchacha que apenas se mantenía entera. ¿Cool? —escupió el vocablo— ¿en qué momento...? —no prosiguió, perdiendo el hilo. No recordaba haber pronunciado aquello anteriormente, tampoco otro similar, es más, hacía un instante lo había llamado panoli; dícese de una persona simplona, boba —lejos de ser considerado genial, más bien, patético.

Limpió la lágrima de vino que le caía comisura abajo, sosteniendo con desgano la botella, contemplando los resquicios a través del vidrio obscuro. Asintió con lentitud, los tirabuzones rebotando entorno a su rostro dotándola de un aspecto desenfadado y casi tierno —brutal contraste con su porte de serpiente (en descomposición, debido a las altas horas y el alcohol). Uno no pertenecía así como así al club de los veintisiete; Hyorin siempre había afirmado que moriría a los treinta y tres, pasase lo que pasase —aquella edad, considerándola en su superficial punto de ver el mundo, la máxima en la que una mujer hermosa pudiera conservarse. Contempló al resto de invitados, bailando cansados al ritmo de una fiesta a punto de culminar, regresando la atención al varón, que suscitaba su interés a la mención de un secreto.

Se echó hacia adelante, apoyando la palma vacía en la mesa y el culo de la botella al costado, contemplándolo con ojos ávidos. — ¿Un secreto? —preguntó con inquietud, como si fuera un juego de adivinanzas— ¿te has enamorado de mí? —se filtró un deje risueño en su voz, algo ronca, elevando una risa que se torció entre ambos, abofeteando las intenciones del hombre, que aún la confundía por otra. — Me has visto en la barra y has pensado, vaya, debe de ser mi alma gemela... —su vanidad irguiendo su espalda, el cabello acomodado tras el hombro que se alzaba en gesto coqueto, carcajeándose con torpezas y ojos cerrados. Pero ella no había cruzado el espacio del bar al sillón para ligar. Cuando abrió los ojos, la seriedad le había pellizcado nuevamente las mejillas, pensaba: me sentía sola pero tú, lo parecías aún más.

cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage



avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Kang Hyo Rin

Volver arriba Ir abajo

por Contenido patrocinado
123
Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:

No puedes responder a temas en este foro.