the alchemyst ― yongdae
NOTICIAS
29.12 Abrimos el foro Hemos cumplido ocho meses online, ¡muchas gracias por todo y a por muchos más! 14.09. Novedades Nuevas novedades, Click aquí 01.10. Limpiezas Os recordamos que el 01 de Octubre se llevará acabo la limpieza mensual de Septiembre, por lo que os recomendamos poneros al día con todos vuestros personajes (cuatro respuestas) para evitar caer en inactivos.
MISS C
MISTER L
MISS N
BABY C
BABY L
BABY N
SEPTIEMBRE DE 2018 La hora y tiempo del mes actual en Seúl, Corea. Usa esta información para hacer tus temas mucho más realistas.
X
comeback stages julio
CANCIÓN:
SOMETHING NEW
DEBUT SOLISTA
MINI-ALBUM
ARTISTA:
HAN SU MI
KSJ
ENTERTAINMENT
240 PUNTOS CONSEGUIDOS
DORAMA:
FUGITIVE LOVERS
DEBUT:
ACTRIZ
ARTISTA:
HWAN TAE JOON
MYP ENTERTAINMENT 1445 PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS

the alchemyst ― yongdae

Ir abajo

por Lee Sung Hee el Dom Mayo 13, 2018 10:26 pm


14.05

No tenía más de quince días en su nuevo trabajo, pero Sunghee pensaba que se iba a volver loca, o peor, que se le iba a caer la peluca. Ser asistente de la manager de un actor resultó ser mucho más exigente de lo que había pensado en el principio. No solamente tenía que ir detrás de una mujer extremadamente tiquismiquis y exigente todo el tiempo y ayudar con las tareas de otros profesionales, hacer café y asegurarse que el actor estuviera cómodo (lo que era muy difícil desde que era un grano en el trasero) , sino que ocultar la existencia de su pedacito de cielo se volvía una dificultad cuando no dejaba de meterse en problemas o enfermaba. La vida era realmente como una montaña rusa, y Sunghee hacía su mejor esfuerzo por mantenerlo todo bajo control.

Aquella mañana, después de dejar a Jaesun en la escuela, tuvo que correr hasta la empresa, ordenar el café preferido de la manager y conducir en contra de las presas. Llegó exactamente dos minutos tarde, debido a que a un genio se le ocurrió que sería buena chocar en un semáforo justo antes de que Sunghee lograra pasar. Se suponía que aquel día irían a hacer las vueltas correspondientes para que Kim Yongdae charlara sobre su próximo musical. Y justo al llegar, la mujer iba saliendo, le dedicó una mirada severa antes de dirigirse a ella. ―Te toca llevarlo a ti. Hoy estaré muy ocupada atendiendo otros asuntos. Asegúrate de llegar a tiempo―le dijo quitándole el café de las manos.

A Sunghee le dieron ganas de sacarle la lengua, pero se contuvo al mismo tiempo que entraba por los pasillos hasta llegar a la sala de espera  del actor, al cuál encontró y saludó formalmente con una reverencia profunda. ―Buenos días. El día de hoy estaré encargada de llevarlo a donde necesite―le informó en caso de que no lo supiera.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Lee Sung Hee

Volver arriba Ir abajo

por Kim Yong Dae el Sáb Mayo 19, 2018 6:42 am

Su manager le había avisado de que hasta esa tarde no podría estar con él y que su secretaria haría sus funciones, aquello no le gustó, dado que no sabía cómo trabajaba la contraria y era muy meticuloso con su trabajo: todo tenía que estar a la perfección, pero a la vista de que Aehwa iba a reunirse para conseguirle un nuevo trabajo, no insistió más de lo que debía.

Tras completar su horario establecido como cada mañana, tomó el coche y condujo hasta la empresa, dónde se despidió de Aehwa y esperó en una sala hasta que la secretaria llegase. La había visto alguna que otra vez, menuda, con la cara fina y el pelo negro, en un principio se preguntó si Aehwa estaba bromeando, pero al ver que ya llevaba bastante tiempo con ella, simplemente dejó de prestarle atención. Por eso, cuando la chica entró por la puerta, no alzó la vista del guión que tenía entre sus manos, dando un sorbo a su café y suspiró, dejando claro que aquello no le hacía gracia.

Aehwa debió de dejarte un listado con mis horarios del día de hoy... — dijo en tono aburrido, aún sin mirarla. — Y no puedo llegar tarde. — porque claro, ella no era la primera secretaria que tenía Aehwa durante todos esos años, y tampoco era la primera que fallaba en sus cometidos cuando les había tocado hacerse cargo de él y de su horario tan extremo. Todo tenía que ir al segundo clavado, y nadie, salvo él y Aehwa, habían sido capaces de conseguirlo.

Se levantó, cerró el guión y miró por primera vez a la chica, de arriba abajo, queriendo saber si de verdad estaba lista para aquello y rápido supo su respuesta: no, no lo estaba. Tomó aire, y lo soltó despacio. Iba a ser un día realmente complicado.

cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage




avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Kim Yong Dae

Volver arriba Ir abajo

por Lee Sung Hee el Sáb Mayo 19, 2018 10:22 pm


Sunghee no podía echarse flores y decir que era la persona más educada sobre el planeta Tierra, pero Kim Yong Dae definitivamente tenía el título de la persona más grosera y arrogante del planeta. Ni siquiera se molestó en alzar la mirada para hablarle y Sunghee no podía evitar sentirse como un perro. Aunque no era nada nuevo, pero tenía que soportar aquel trato si quería la buena paga, por lo que se tragó la humillación de haber llegado un par de minutos tardes y asintió con la cabeza.

No llegaremos tarde―se aseguró después de sacar los papeles del bolso que habían dejado para ella y confirmar las horas y los lugares. Su lugar de filmación no era demasiado lejos y no debían tardar más de media hora en llegar. Examinó los contenidos de la enorme bolsa, para encontrar fruta perfectamente picada y algunos productor que solamente veía en los anuncios de televisión. Cosas que solo la gente rica podía tener, pensó.

Sunghee ignoró completamente la mirada que le había dedicado, o más bien, examinando. Se hizo a un lado, para que saliera de la sala y comenzara a caminar hasta donde estaba el auto. Caminaba dando grandes zancadas para mantener el paso y al llegar, prácticamente corrió para abrirle la puerta del auto antes de ella ir hasta su asiento, ponerse el cinturón de seguridad, poner la dirección en el GPS del auto y salir de la empresa.

Siendo una persona de pocas palabras, y tampoco teniendo el mejor concepto de aquel hombre, no habló durante el viaje, no se atrevía ni siquiera a mirarlo por el retrovisor y se concentraba en la carretera y en lo mucho que realmente odiaba hacer todo aquello.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Lee Sung Hee

Volver arriba Ir abajo

por Kim Yong Dae el Mar Mayo 22, 2018 6:17 am

No sabía si debía dejar que aquella muchacha hiciese todo aquel día, no la veía capaz de ello, pero aún así, entró en la parte trasera y la dejó hacer, quería ver hasta dónde la superaba todo aquello. Agradeció el silencio, pues muchas de las secretarias de Aehwa siempre pretendían hablar con él, y él no quería, no había confianza.

Tras llegar, cinco minutos antes al set de su próximo trabajo, se bajó por si mismo y dejó los papeles dentro del coche, no los iba a necesitar. Estuvo hablando con varios de los trabajadores que se iban a encargar de todo, notando a la muchacha pegada a él todo el rato. No es que le molestase, pero se le hacía raro que estuviese ahí, no tenía por qué estarlo.

Lee, ¿qué hora es? — era una pregunta retórica, porque eran las doce, y aún no tenía su bol de frutas delante de él. Se había apartado para comer, era su segunda comida del día, o tentempié, como quiera llamarlo. Si fallaba en lo más básico, que era alimentar a los demás, podía contar con que aquel día sería el último. Yongdae respetaba mucho su dieta.

cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage




avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Kim Yong Dae

Volver arriba Ir abajo

por Lee Sung Hee el Jue Mayo 24, 2018 8:39 pm

Sunghee no pensaba poder acostumbrarse a ese trabajo, pues dependía exclusivamente de lo que al actor se le pegara la gana de hacer. Tenía que seguir un horario estricto, pero además de hacer lo que dictaba en las horas específicas, tenía que quedarse haciendo nada, mirando como el actor hablaba con sus producciones. Si necesitaban su ayuda, tenía que cumplir, pero como no tenía ningún título oficial ni era buena en todo lo demás, tampoco se la pedían.

Se había distraído, mientras el otro hablaba, mirando a los estilistas hacer su trabajo sobre una actriz (aunque siempre pegada de la espalda del hombre). Tomaba nota mental de cada uno de los movimientos de las mujeres sobre la fémina, como si le fuera servir en algún momento de su vida. No supo cuanto tiempo estuvo mirando la labor de otras personas, porque se le hizo incapaz de apartar la mirada hasta que la voz dura y fría de Kim Yongdae interrumpió su pequeño paraíso. Le miró confundida por unos segundos, antes de desbloquear la pantalla de su celular y darse cuenta que era hora de su comida. ―Oh... ―dijo completamente distraída y apurándose para sacar el bowl de frutas y se lo tendió, con sus respectivos cubiertos.

Justo en ese momento, su móvil comenzó a vibrar violentamente, resaltando el nombre de "Prof. Yang" en la pantalla. Sunghee esperó a que el hombre tomara su comida para declinar la llamada, sintiendo el nerviosismo atacarla de pies a cabeza. ¿Qué había hecho esta vez?
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Lee Sung Hee

Volver arriba Ir abajo

por Kim Yong Dae el Jue Jun 07, 2018 9:38 am

Tomó una gran bocanada de aire en cuanto vio a la muchacha distraída. Su ceño se unió en una sola ceja y cuando recibió su bol de frutas, soltó el aire y se fue a una de las sillas a tomarlas con calma mientras observaba a su acompañante de reojo. ¿Qué había mal en aquella mujer? No era algo muy difícil el atenderle, solo era ponerse una alarma en el móvil unos minutos antes para que él no se lo tuviese que recordar.

Mientras comía, leía algunas de las páginas, todo estaba a su gusto, por lo que no dijo nada al director y tampoco habló con sus compañeros, no acostumbraba a hacerlo antes de tiempo, eso le coaccionaba para actuar, era como que no se imaginaba al personaje, pero si lo hacía a su manera, lograba separar su amistad, en caso de que surgiese, con sus compañeros a su papel con sus personajes. Todo era más sencillo.

Lee, no dejes que nadie se acerque. — no sabía si Aehwa se lo había comentado o no, pero por si acaso, se lo recordó en un pequeño susurro comiendo un trozo de cereza con calma. — Si es tan importante la llamada, tómala. — comentó tomando esta vez un trozo de piña, alzando una ceja y mirándola.

Podía estar unos minutos solo, Aehwa solía dejarle solo muchas veces. No era un bebé del que estar atento 24/7, aunque la atención le gustase.

cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage




avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Kim Yong Dae

Volver arriba Ir abajo

por Lee Sung Hee el Lun Jun 11, 2018 12:16 pm


De no haber estado que se comía las uñas por contestar la llamada, probablemente hubiera pensado en Kim Yongdae como la persona más extraña y antisocial del planeta. Entendía que no le gustaran las personas, ella misma era bastante agria y desinteresada por los demás, pero suponía que siendo actor debía tener un poco más de simpatía.

Asintió con la cabeza, cuando le dijo que no dejara a nadie acercarse. Estaba a punto de tomar sus pasos de distancia segura antes de seguir ignorando la llamada de su celular vibrante, cuando el permiso de contestar le sorprendió. La mujer lo miró por unos segundos, intentando saber si se trataba de alguna especie de trampa. ¿Y si respondía y después se lo decía a su manager para que la despidieran? Intentó descubrir aquellas intenciones ocultas, pero la constante vibración de su teléfono evitaba que se concentrara lo suficiente.

Sin darle las gracias, se giró rápidamente y se alejó unos segundos antes de contestar la llamada. Y como hubiera deseado que no lo hubiera hecho. La profesora de Jaesun le notificó que su pequeño terrón de azúcar se había metido en una pelea con un niño de grados superiores y había terminado sangrando por la nariz. Claro, necesitaban que fuera hasta allá. No le dieron tiempo de discutir demasiado, porque aparentemente también tenían que contactar a los padres del otro chico.

¿Por qué hiciste eso?―susurró a su teléfono, hablando telepáticamete con su hijo. Se volteó entonces hacia Yongdae. ―¿Ya terminó? Es hora de cumplir con el siguiente punto... ―dijo con la cara pálida y un tono casi demandante. Quizás podía escaparse unos minutos mientras el hombre hacia su trabajo. La escuela no estaba tan lejos, después de todo.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Lee Sung Hee

Volver arriba Ir abajo

por Kim Yong Dae el Vie Jun 15, 2018 2:57 am

Terminó su bol de frutas disfrutando de una momentánea soledad (la cuál le gustaba demasiado, tenía que admitirlo), hasta que su fruta se terminó y Lee regresó. Se permitió mirarla de nuevo, como si tuviesen toda la confianza del mundo (a veces su mirada podía ser demasiado intrusiva, hasta incómoda) y observó su rostro, notando que algo había pasado. Se sorprendió de su tono y se sorprendió a sí mismo sonriendo levemente por verla de aquella manera, ¿qué diantres la había pasado?

Aún me queda algo que hacer aquí, hasta las tres no tenemos que ir a la comida… Pero necesito que se quede aquí, bien cerca. — mostró una sonrisa genuina, esa que sus fans decían que hacía que sus piernas temblasen. La situación le resultaba graciosa, y placentera. Quería llevarla al máximo, así era como iba a ver si valía o no para soportarle, porque solo Aehwa era capaz de soportarle, ni siquiera sus padres habían sido competentes para ello y habían dejado a Aehwa a su cargo.

Dejando a un lado el bol, se levantó para ir a seguir mirando todos los escenarios dónde se rodaría, salvo los exteriores, que esos los conocerían días antes del rodaje, por si había zonas peligrosas o algo por el estilo. Tras un par de horas más, volvió para ver que la cara de Lee seguía igual de descompuesta, y eso le hizo alzar una ceja.

¿Qué bicho te ha picado, Lee? — preguntó tomando su chaqueta y caminando hacia el coche. Tenía hambre, bastante a decir verdad.

cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage




avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Kim Yong Dae

Volver arriba Ir abajo

por Lee Sung Hee el Sáb Jun 16, 2018 2:42 pm


Kimg Yongdae le parecía una persona poco agraciada para todo el crédito y fama que tenía, pero cuando esa sonrisa apareció en su rostro y la manera en la que le obligó a permanecer a su lado durante dos horas. Dos horas en las que pudo haber recogido a Jesun de la escuela, regañarle, pedir explicaciones y llevarlo a casa sano y salvo. Pero no, tenía que quedarse junto a un hombre que detestaba sin hacer nada. Sunghee quería golpearlo con el auto.

No debe preocuparse por ello, no le perjudica de ningún modo―contestó de manera agria antes de abrirle la puerta del coche y encenderlo. Durante las dos horas que había perdido el tiempo, y de las trescientas llamadas perdidas de la escuela, Sunghee había llegado a una sola conclusión; decirle adiós a su trabajo nuevo y lujoso. Estaba segura de que la acogerían en el salón de belleza nuevamente, puesto que no había renunciado hace mucho y había entablado amistad con la dueña.

Aceleró quizás demasiado, y dobló en dirección contraria de la comida del hombre para dirigirse a la escuela. Al llegar, ignorando cualquier palabra o cosa que hiciera el actor, se bajó de un salto y le miró por la ventana. ―Estoy despedida, lo sé. Solo quédese ahí por unos minutos, volveré enseguida―dijo antes de correr dentro de la escuela. Tardó quince minutos en poder sacar a Jesun de ahí, de disculparse como cinco veces con los padres del otro niño y caminar hasta el auto, evitando cualquier contacto visual con el otro. Sentó al niño en el asiento de atrás, le puso el cinturón y se aseguró que estuviera cómodo. ―Si tiene algo que decir, hágalo después de que lo deje en casa―le susurró a Yongdae una vez sentada en el asiento del conductor, esperando que fuera decente para que el niño no escuchara nada.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Lee Sung Hee

Volver arriba Ir abajo

por Kim Yong Dae el Miér Jun 20, 2018 2:45 am

Todo le perjudicaba, todos los problemas lo hacían, de una manera u otra, y lo sabía bastante bien. De alguna manera, tenía claro que algo iba a pasar, lo veía en la cara de aquella mujer, pero quería ver hasta dónde era capaz de llegar para perder su trabajo, de cierta manera, le resultaba hasta gracioso. Y cuando giró por la calle que no era, la miró, incrédulo y algo molesto, tenía hambre, su cuerpo estaba acostumbrado a un horario a raja tabla, y ella acababa de romperlo sin ningún miramiento. ¿Acaso había pedido cita en otro restaurante?

Cuando el coche estacionó, fue a abrir la boca, ¿estaban en un colegio? ¿Qué diantres hacían allí? Solo de pensar en niños correteando le daban escalofríos. Quiso decirla que no podía dejarle allí solo, pero ella desapareció autodespidiéndose (algo nuevo) y dejándole tirado en el coche. — Mujeres… — espetó observándola entrar en el colegio y resopló, encendiendo el aire del coche, quedándose en el interior del mismo, impaciente.

Tras quince minutos, observó a la chica salir con un niño de la mano, meterle en su coche y además, tener el descaro de decirle aquello. Se giró hacia el niño, y luego hacia ella, se parecían bastante y no le hizo falta sumar dos más dos para saber que era madre. — Interesante… — murmuró sin dejar de mirarla, ¿había mentido a Aehwa? Lo había hecho, ella jamás aceptaría a una madre como su asistente, y aquello le pareció hasta gracioso. Debía de molestarse, pero no podía, había algo que se lo impedía, y no era el bulto que llevaban atrás.

Tengo hambre. — espetó, y sin siquiera esperarlo, el niño corroboró sus palabras, haciendo que girase el rostro hacia él, con sus cejas alzadas. La sonrisa que el menor le dedicó le dejó paralizado momentáneamente, sonriendo de forma incómoda. — Ah, esto, vayamos entonces a algún sitio menos lujoso. — susurró a la chica, no por nada, no era por el dinero, sino porque dudaba que al niño le hiciesen gracia los platos que allí servían. En cuanto el niño gritó “McDonalds” tuvo que girar su rostro hacia la ventana para aguantar la risa, aquello era de locos, él se iba a volver loco.

Tomó el móvil del trabajo de Sunghee y se metió en el horario, observando que tenían aún sitios a dónde ir, pero no eran de vital importancia, por lo que, sin más dilación, empezó a posponerlos para dos días después, cuando tenía una tarde libre. — ¿A qué esperas…? Arranca. — dijo haciendo el gesto de arrancar con la mano. De verdad tenía hambre.

cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage




avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Kim Yong Dae

Volver arriba Ir abajo

por Lee Sung Hee el Jue Jun 21, 2018 4:46 pm


Había esperado muchas cosas, y la más predominante había sido que el hombre saltara y le gritara que estaba despedida como el ser dramático que era (si se enfadaba por haberse atrasado un minuto para comer sus frutas, no quería imaginarse el drama que le montaría después de haberse salido de la ruta y tardar quince minutos, y además, regresar con un infante). Pero aquel arrebato de dramatismo y enfado no ocurrió, dejándola un poco desconcertada y mucho más preocupada al mismo tiempo.

Se volteó con una cara de completa incredulidad cuando el hombre simplemente musitó que tenía hambre y acto seguido, su niño también lo hacía, con una sonrisa tan inocente como el dulce. ―¿Cómo puedes tener hambre después de lo que hiciste?―le preguntó sin apartar su mirada y después suspiró. ―Aigooo, me voy a volver loca―dijo, metiendo las llaves en el auto. Se limitó a asentir, cuando el hombre le susurró que fueran a un lugar menos lujoso, completamente sorprendida por su actitud. Su plan había sido llevar a Jaesun a casa, donde comería y luego llevar a Yongdae a su fastidioso restaurante cinco estrellas, pero no parecía que fuera a ocurrir de esa manera. ―McDonald's entonces―dijo antes de arrancar el auto.

Condujo en silencio, con la cara aún seria, mientras el niño tatareaba una canción de CA7 en la parte trasera del carro. No se atrevía a mirar a Yongdae, porque no tenía ni idea de lo que pasaba por su mente, y tampoco quería averiguarlo. Llegaron al McDonald's más cercano, parqueó el auto en el lugar y de manera indicada y miró a ambos. ―¿Deberíamos pedir para llevar?―preguntó al hombre, desde que él era un actor. ―¡Pero yo quiero jugar!―Jesun exigió desde la parte de atrás.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Lee Sung Hee

Volver arriba Ir abajo

por Kim Yong Dae el Miér Jun 27, 2018 9:37 am

Aquella escena le seguía resultando graciosa, ¿qué demonios habría hecho ese crío para que su madre le sacase del colegio y le dijese aquello? No sabía si preguntar más tarde, pero estaba seguro de que llegado el momento, lo preguntaría, por mera curiosidad. El trayecto, a pesar de escuchar al niño tararear, se le hizo ameno, y cuando llegaron al McDonalds, negó despacio. — Vayamos dentro, no voy a comer en el coche. — espetó como si aquello fuese lo más obvio. Comer en el coche era algo horrible, jamás entendería a la gente que lo hacía, a parte de ser incómodo y manchar.

Una vez aparcó, se bajó del coche y se estiró un poco. Iba a romper su dieta, pero se estaba divirtiendo, a pesar de que le agobiaba romper con el resto de sus planes aquel día. El niño bajó por su lado y tuvo que refrenarle por el hombro para evitar que saliese corriendo. — No se cruza sin mirar, y menos sale uno corriendo… — le reprendió, aunque eso fuese parte de Sunghee. No le soltó del hombro hasta que llegaron a dentro, dejando que se fuese a jugar en lo que le pedía a su madre un Happy Meal a gritos.

¿Qué hay de comer en este lugar? Hace años que no vengo, desde que tenía su edad. — se refería a su hijo, porque supuso que era su hijo, bien podía ser su tía o algo por el estilo. La última vez que había pisado ese restaurante de comida rápida fue para un cumpleaños, el cuál terminó siendo un completo desastre.

cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage




avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Kim Yong Dae

Volver arriba Ir abajo

por Lee Sung Hee el Vie Jun 29, 2018 11:14 am


Seguía sintiéndose extremadamente perdida y desconcertada de que el hombre se comportara de aquella manera tan tranquila. No se sentía cómoda tampoco, sentía como si el hombre estuviera disfrutando de verla tan estresada, de verla colapsar, como si la estuviera viendo por encima del hombro y lo detestaba con toda su alma. Pero debía mantener la compostura, por Jesun y porque tenía decencia como ser humano. —Entremos, entonces—suspiró pesadamente. Salió del coche, y fue a abrirle la puerta a su hijo cuando este salió como un torbellino y se le escapó de las manos, cuando Yongdae lo sostuvo por el hombro. Sunghee le miró recelosa por unos segundos, completamente sorprendida con su acción.

Jesun miró al hombre por unos segundos, antes de sacarle la lengua pero sin opción más que seguirlo. La mujer los seguía atrás, completamente perdida.  —Es McDonald’s… hay hamburguesas y papas fritas—le respondió, señalando el menú cuando preguntó sobre lo el menú. —¿Quiere que se lo lea?—no pudo evitar sonar increíblemente burlona mientras lo dijo.

¿Desde que tenía ocho? ¿Nunca salió con amigos o familiares?—suspiró pesadamente, poniendo la mano sobre la cabeza del niño y acomodando unos cabellos rebeldes. El niño se quejó por el gesto dándole un golpecito en la mano mientras hacían la fila para que les tomaran la orden. Sunghee no se detuvo a pensar que quizás era un tema sensible para el hombre, ella lo tomaba como alguien que probablemente lo hubiera tenido todo en la vida y no le sorprendería que dijera que toda su vida tuvo chefs personales y dietas nutritivas para mantener su belleza.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Lee Sung Hee

Volver arriba Ir abajo

por Kim Yong Dae el Miér Jul 04, 2018 8:00 am

Se sorprendió por el tono empleado por la mujer, ¿acaso no se estaba comportando con ella y su hijo como para que le hablase así? Chascó la lengua y la miró de arriba abajo, arrugando ligeramente la nariz algo decepcionado con ella. ¿Por qué estaba a la defensiva? — Íbamos a otros sitios. — respondió mirándola unos segundos y luego girándose para mirar el gran letrero con todo lo que había en el restaurante, suspirando. Aquello le iba a costar varias horas de entrenamiento, tendría que quitar algunas cosas de su horario de esa semana.

Dentro del lugar había mucho ruido, y él comenzaba a impacientarse, ¿por qué eran tan lentos? ¿Por qué había tanta gente? Sin darse cuenta, empezó a mover el pie, dejando claro que no le gustaba hacer fila para esperar a ser atendido. Y como si de un ángel se tratase, su teléfono comenzó a sonar y vio que era Aehwa. — Perdón. — se disculpó y salió fuera, descolgó y comenzó a hablar. Si bien podía haberle dicho toda la verdad, solo se detuvo a decir que aquella muchacha parecía estar hecha para el trabajo, que a pesar de ser algo gruñona, sabía hacer las cosas casi bien, que solo le hacía falta un poco más de práctica. Obvió todo lo del niño, una pequeña oportunidad, solo una, y no sabía muy bien por qué.

Tras hablar durante quince minutos, colgó y volvió a entrar, buscando a Sunghee y al niño, encontrándoles a punto de pedir. Fue hacia ellos y miró de nuevo la carta, más de cerca. Cuando fue su turno, dejó que ellos pidiesen primero, para pensarlo un poco más, pero al llegar su turno, suspiró. — Lo mismo que ella. — hacía tanto tiempo que no iba allí, que las cosas que solía recordar que sus padres comían, no estaban ya. Tras esperar, tomó una de las bandejas y de nuevo, Jesun salió corriendo, viendo como chocaba contra una señora.

Podría haberse echado a reír, pero al ver a la señora trayendo a Jesun de la oreja, dejó la bandeja en una mesa, casi tirando toda la bebida, ¿pero desde cuándo alguien tomaba así a un niño? Fue a decirle algo, pero la señora se adelantó y le tiró al niño prácticamente contra él. — Vergüenza debería darte el tener un hijo así de maleducado. ¡Ni se ha disculpado! — gritó la señora, amenazándole con el dedo índice. Yongdae bufó y solo atinó a agarrar al niño, escondiéndole contra él. — Primero, señora… La maleducada es usted, no tiene por qué tocar al niño y mucho menos chillarme, tampoco amenazarme con el dedo. — dijo con total calma, algo bueno tenía que tener ser actor. — Segundo, no es mi hijo. — no sabía por qué aclaraba eso. — ¿¡Maleducada yo!? — rió. — ¡Y por supuesto que es su hijo, es igualito que usted! — espetó. Yongdae se quedó callado, girando su rostro y cuando fue a responder, un trabajador intervino, haciéndole suspirar, tomar su bandeja, agarrar a Jesun del hombro y salir de allí, sin siquiera fijarse en la mujer o si Sunghee venía detrás.

Será est… — murmuró, pero se acordó de que el menor estaba allí y suspiró, sin terminar siquiera el insulto. Dejó la bandeja en la mesa y se sentó, dejando que el pequeño se sentase a su lado mientras recibía una mirada brillante de su parte, algo que le hizo sentir levemente incómodo. Le miró de reojo, con una ceja alzada, ¿pero qué decía aquella mujer? Ese niño no se parecía en nada a él, ¿o si?

cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage




avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Kim Yong Dae

Volver arriba Ir abajo

por Lee Sung Hee el Jue Jul 12, 2018 1:32 am


No era su culpa estar siempre a la defensiva. El no poder leer o predecir cómo se comportaría aquel hombre le ponía los pelos de punta. Cuando pensaba que todo estaba bien, la regañaba, y cuando todo estaba mal, se comportaba de manera amable. No lo entendía y tampoco quería hacerlo, pero no podía culparla de andar a la defensiva y pendiente de sus actos. Notó el movimiento nervioso del pie del hombre, haciendo que frunciera el ceño levemente. —Por eso dije que deberíamos haberlo pedido para llevar para el auto—suspiró para sí misma, mirándolo desaparecer para contestar el teléfono.

Los quince minutos en la fila, el sonido de otras personas gritar y el olor a papas fritas habían comenzado a darle dolor de cabeza. No era necesariamente ninguna de todas esas cosas, sino lo estresante que le resultaba encontrarse en esa situación en medio del trabajo, el haber sido incapaz de controlar la situación por más tiempo. Cuando el hombre volvió junto a ella, era tiempo de ordenar. —Una cajita feliz, con el juguete número dos. Para mi, una BigMac—pidió y luego miró al hombre. —Dos BigMac entonces—corrigió después de escuchar sus palabras. Pagó con su propio dinero, por orgullo. Lo bueno de McDonalds, era que era relativamente barato e incluso alguien tan pobre como ella podía costearselo con el dinero sobrante de la quincena.

Sin embargo, después de que Yongdae tomara la bandeja y Jesun saliera corriendo, Sunghee se dio cuenta que había un error en su orden, y le habían cobrado una orden de papas fritas de más. Completamente distraída en recuperar sus dos dólares que costaba la comida, no se dio cuenta de la situación hasta que al volverse triunfal con sus dos dólares, escuchó a una señora gritarle a Yongdae que Jessun era su hijo. Sunghee se escandalizó por unos segundos mirando el intercambio desde atrás. —Esa señora necesita lentes—balbuceó, corriendo al lado de Jesun, que la abrazó por la cadera mientras caminaba hasta una mesa vacía.

Esperó que Yongdae la siguiera con la bandeja. —No comas demasiado rápido solo para ir a los juegos—regañó al ver que el menor abría su hamburguesa en un abrir y cerrar de ojos. Sunghee estaba dispuesta a ignorar a Yongdae durante la comida, porque era obvio que tenían que hablar, pero no quería hacerlo frente a Jesun. Sin embargo, le miró con curiosidad todo el tiempo que tardaron comiendo.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Lee Sung Hee

Volver arriba Ir abajo

por Kim Yong Dae el Dom Jul 15, 2018 7:25 am

Dejó a la señora refunfuñando cosas que ni le interesó oír, ¿para qué? Eran tonterías de una anciana. Siguió a Sunghee y a Jesun, sentándose en frente de ambos y observando como le regañaba. Le pasó sus cosas y se quedó observando las suyas, tomando aire y mentalizándose de que eso era lo que había, que si bien podía haberse negado a ello. Abrió la caja y, en ese preciso momento, recordó que aquello llevaba pepino, comida a la cuál era alérgico. Lo abrió y lo quitó, apartándolo sin más, volviendo a cerrar su hamburguesa.

¿Sabes que si comes deprisa luego te dolerá la tripa? Y si te duele la tripa, vomitarás, y si vomitas en el coche… — sus cejas se alzaron, y pareció que el niño entendió que si llegaba a vomitar, le dejaría en tierra, aunque posiblemente el que se quedaría fuera sería él, ya que se negaría a subir con el olor a vomito. Le dio un mordisco a su hamburguesa, con tranquilidad, observando a Sunghee, ya que la tenía en frente.

Tenía que preguntar muchas cosas, pero prefirió comer en silencio y la mayor tranquilidad que pudiese obtener en un sitio como aquel. Alternaba las mordidas a su hamburguesa con patatas fritas, hasta que terminó y segundos después Jesun también, antes de que pudiese decir nada, que tampoco es que fuese a hacerlo, el crío salió disparado hacia la zona de juegos. En ese momento, pasó su vista de Jesun hasta Sunghee, alzando sus cejas y sonriendo casi con malicia.

¿Sabe Aehwa que tienes un hijo? — fue directo, conciso, le daba exactamente igual que hubiese más gente o que ella no quisiese hablar del tema. — ¿Cuánto tiempo  más crees que podrás ocultarlo? — era curiosidad de saber si Sunghee creía que Aehwa no se iba a dar cuenta nunca.

cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage




avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Kim Yong Dae

Volver arriba Ir abajo

por Lee Sung Hee el Lun Jul 16, 2018 12:36 pm


Sunghee estaba en medio del proceso de abrir su propia hamburguesa cuando la acción del hombre se sincronizó con la del niño, y sacaron los pepinillos de las hamburguesas. La mujer miró al hombre con cierta curiosidad, pues no era una alergia demasiado común y siempre había pensado que debió haberla heredado por parte de su desconocido padre, que jamás conoció y tampoco recordaba. —¿Alergia a los pepinillos?—alzó las cejas, mientras veía los pepinillos de Jesun y Yongdae, y sin más, agarró ambos y se los puso a su propia hamburguesa.

Jesun hizo una mueca, al escuchar la amenaza del mayor y le sacó la lengua antes de seguir comiendo. —Decirle que haga una cosa es como decirle lo contrario—le avisó. El niño odiaba que le dijeran que hacer, y por eso Sunghee había aprendido a disuadirlo en vez de ordenarle.

La acción de comer pasó lento, desde que no había nada que hablar. El niño no quería hablar de lo que había hecho, y Sunghee no quería hablarlo frente a Yongdae. Supuso que el único que podía decir algo era el actor, pero tenía la decencia de no hacerlo estando el niño ahí. La comida le sabía un poco amarga, porque aquel estresante día no podía haber terminado peor. Todo lo que podía haber salido mal, salió mal y peor. —Claro que no. Ni siquiera me hubiera considerado para el trabajo si lo supiera—le respondió con cierta amargura después de que el niño saliera disparado después de haber comido. Se llevó una papa frita a la boca y la mordisqueó sintiendo la incomodidad de tener que hablar sobre su vida personal con el actor. —No creo poder ocultarlo más tiempo. Es decir, ya lo sabes... ya me pillaron —y que él supiera algo probablemente significaba que la otra también. —Te lo dije ¿no? Estoy despedida, probablemente—Aehwa no dudaría en hacerlo, si siquiera se daba cuenta que llevó a Yongdae a McDonalds-
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Lee Sung Hee

Volver arriba Ir abajo

por Kim Yong Dae el Dom Ago 05, 2018 12:38 pm

A él ya no le sorprendía que la gente se sorprendiese por su extraña alergia, pero si le sorprendió que tomase sus pepinillos y se los colocase ella; ¿acaso no era alérgica como su hijo? Eso le pareció extraño, pero no lo comentó, simplemente se dedicó a mirar como el niño seguía comiendo deprisa para irse a los juegos, mirando a Sunghee con los ojos entrecerrados.

Su certeza en que iba a ser despedida le hizo alzar las cejas, apoyando su espalda contra el respaldo del asiento y sonriendo de forma bastante burlona, resoplando después, sin poder o querer evitarlo. — Ya, crees que soy esa clase de persona que corre a decirle a sus mayores las cosas… — asintió. — No le diré nada a Aehwa, dejaré que seas tú quién lo haga cuando creas necesario. — se encogió de hombros. — No trabajas para mí, trabajas para ella. — le recordó. Porque era ayudante de su manager, no suya.

Pero Aehwa no es tonta, se dará cuenta si faltas mucho o si desapareces… — dejó caer, no por algo decían que “más sabe el diablo por viejo que por diablo”, y ese refrán se ajustaba bastante bien a su manager. Nada se le escapaba.

cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage




avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Kim Yong Dae

Volver arriba Ir abajo

por Lee Sung Hee el Mar Ago 07, 2018 6:39 pm


Sunghee le miró con dureza, cuando le miró con aquella cara repleta de diversión, y se cruzó de brazos. —No, en realidad, creo que eres del tipo de personas que usan la información a su conveniencia—le dijo con el ceño fruncido, y no iba a disimular que no confiaba en aquel hombre, que era tan tiquismiquis y difícil de leer. —¿Y por qué tendría que confiar en ti? Es decir, es cierto que trabajo para ella, pero trabajo contigo—básicamente, a él le afectaba más que tuviera un hijo que a la mujer que le contrató.

Yo no...—le iba a decir que no faltaría, ni tampoco desaparecería, pero sería muy hipócrita de su parte, considerando que acababa de terminar cambiando la agenda del actor por ir a recoger a Jesun de la escuela. ¿Por qué tenía todo que ser tan difícil? —Lo sé—terminó por darse por vencida. De saber que el cuento de hadas le iba a durar tan poco, entonces probablemente ni siquiera habría aplicado para el trabajo. Suspiró de manera frustrada, llevándose las manos a la cabeza y despeinándose un poco en modo de frustración. —Creo que simplemente debería renunciar, fue un error. No sé ni por qué lo intenté—no le miró mientras lo decía, comiéndose una papa frita que había en el combo del niño. Estaba segura, después de todo, que la aceptarían de vuelta en el salón.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Lee Sung Hee

Volver arriba Ir abajo

por Kim Yong Dae el Vie Ago 10, 2018 4:15 am

La escuchó, afirmando que no confiaba en él, pero no la culpaba, él tampoco confiaba en ella. Como siempre, veía que le quedaba muy grande el trabajo que había escogido, pero no lo dijo, se quedó callado, escuchándola aún con esa sonrisa en los labios. — No digo que confíes en mí, no tienes por qué hacerlo. — se encogió de nuevo de hombros, tomando después una de las patatas fritas. — Debes confiar solo en ti. Confiar en otros es de idiotas. — no por nada, sino porque la gente cambiaba, la gente se movía por interés.

Alzó sus cejas al verla de aquella manera, perdiendo toda la gracia ya el asunto al verla así de agobiada. Suspiró y rodó los ojos. — Ese es tu problema… No luchas por las cosas que quieres… Te conformas con lo que la vida te da, ¿por qué no le exiges cosas a la vida? — preguntó. — Yo no he llegado a dónde estoy por conformarme con las cosas. He peleado por muchos papeles que sabía que iban a ser buenos para mí, ¿por qué no vas a luchar por un empleo que te viene bien? — a veces no entendía a las personas, por eso no tenía amigos, porque usualmente perdía la cabeza con las eleciones que hacían. — Si tanto te gusta, no le digas nada, y arréglatelas como hasta ahora has hecho. — comentó sin más. Tras unos segundos, apoyó ambos codos en la mesa y le miró fijamente.

Si estás conmigo, no tendrás problema al ir a por el niño si ocurre algo. — dejó caer. Tampoco pasaba nada si no estaba con él por dos o tres horas, a fin de cuentas, un hijo era más importante que darle la comida a él.

cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage




avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Kim Yong Dae

Volver arriba Ir abajo

por Lee Sung Hee el Mar Ago 14, 2018 10:26 pm


Nunca pensó que estuviera de acuerdo con algo que Kim Yongdae dijera, pero en esos momentos, solamente podía asentir con la cabeza, cuando dijo que confiar era de idiotas.

Las palabras del hombre le sentaron como una patada. ¿Qué iba a saber un actor, con un salario enorme, sin hijos y preocupaciones de una persona normal? ¿Qué sabía él de ella en lo absoluto? —Claro que no lucho por las cosas que quiero tan diligentemente como tú—espetó, dejando los honoríficos a un lado, mientras le miraba desde su asiento de manera recelosa —, a diferencia de ti, tengo muchas más preocupaciones y mis acciones tienen más consecuencias que las tuyas. Tengo un hijo, al que he criado y cuidado yo sola durante años, no puedo simplemente sacrificar el tiempo que tengo con él para seguir mis sueños. Tengo una renta que pagar, tengo deudas y otros gastos. No todos tenemos el lujo de ser egoístas y simplemente perseguir lo que queremos sin ver las consecuencias sobre los demás—le espetó. Si no tuviera Jesun, probablemente no tendría que compartir un apartamento tan pequeño como el que tenía con su hermana, probablemente no tendría que compartir la cama con su hijo, probablemente hubiera ido a la universidad y tendría un empleo más estable que podría haber conseguido sin mentir. Pero tampoco podía verse sin Jesun, por lo que abandonar lo que quería hacer era el sacrificio que estaba dispuesta a tomar.

¿Tiene algún motivo oculto?—se atrevió a preguntar. Sunghee no estaba acostumbrada a la amabilidad de las personas —Gracias, de todas maneras—le dijo, con honestidad y más o menos, tragándose el orgullo.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Lee Sung Hee

Volver arriba Ir abajo

por Kim Yong Dae el Dom Sep 09, 2018 7:57 am

Las palabras de la chica le hicieron mirarla con los ojos entrecerrados, pensaba que sus palabras para animarla a seguir en el trabajo iban a resultar, pero lo único que se llevó fueron malas palabras, más después de no haber dicho nada del incidente, de haberse saltado su horario y estar allí, a sabiendas de que eso podría suponer un problema para él. Apretó su mandíbula, molesto por la reacción de la chica que era algo egoísta. Dejó de comer, pues de pronto se le había quitado el apetito, ¿por qué estaba tanto a la defensiva?

No tengo ningún motivo oculto. — dijo totalmente serio, toda gana de amabilidad se había esfumado. — Haz lo que quieras. — dijo encogiéndose de hombros, sacando su móvil, leyendo un mensaje y viendo la hora que era, llegaba bastante tarde. — Tengo que irme. Tomaré un taxi. — dijo levantándose de la silla y tomando sus cosas. — Nos vemos. — se despidió de ella y salió del local, realmente molesto por el trato que acababa de recibir.

Paró un taxi que pasaba por allí y se montó, diciendo la dirección de uno de los estudios, suspirando y tratando de olvidar las palabras de la chica. Su vida no era perfecta, él hacía que fuese perfecta porque él se esforzaba. Ella le señalaba sin siquiera conocerle. ¿Cómo se atrevía?

cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage




avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Kim Yong Dae

Volver arriba Ir abajo

por Contenido patrocinado
123
Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:

No puedes responder a temas en este foro.