magic pills — kdh
NOTICIAS
29.12 Abrimos el foro Hemos cumplido seis meses online, ¡muchas gracias por todo y a por muchos más! 00.00. Próximamente Nuevas noticias pronto.
MISS C
MISTER L
MISS N
BABY C
BABY L
BABY N
JULIO DE 2018 La hora y tiempo del mes actual en Seúl, Corea. Usa esta información para hacer tus temas mucho más realistas.
X
comeback stages julio
CANCIÓN:
SOMETHING NEW
DEBUT SOLISTA
MINI-ALBUM
ARTISTA:
HAN SU MI
KSJ
ENTERTAINMENT
240 PUNTOS CONSEGUIDOS
DORAMA:
FUGITIVE LOVERS
DEBUT:
ACTRIZ
ARTISTA:
HWAN TAE JOON
MYP ENTERTAINMENT 1445 PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS

magic pills — kdh

Ir abajo

por Im Seo Yeon el Sáb 19 Mayo 2018, 04:46

19.05

Sus promociones habían acabado hace un mes. Había discutido sus próximos planes con la empresa; colaboraciones, un single, proyectos nuevos... e incluso había intentado convencerlos de ponerse a trabajar lo más pronto posible, pero ellos habían decidido darle el mes de mayo libre, como vacaciones para que descansara —después de todo, había regresado después de un año y pensaron que un descanso breve le haría bien—. Pero Seoyeon no quería descansar, quería irse, pero tampoco podía hacer eso.

Desde el incidente con las sasaengs —con Daehyun, para ser más específica—, no había sido capaz de comportarse como una persona. Se la pasaba todo el día en su apartamento, a no ser cuando tenía que sacar a Rocky a caminar o comprar cosas básicas para su supervivencia si su manager no quería hacerlo por ella. Su estado era realmente miserable. No salía de su habitación, comía poco y el insomnio tampoco hacía que su aspecto mejorara aunque fuera un poco. ¿Lo que hacía todo el día? Mirar series de Netflix y componer canciones. En un mes, había escrito como cinco canciones —todas deprimentes, por supuesto—, y compuesto varias melodías y empezado otras tantas que probablemente jamás terminaría. Y el resto del tiempo, intentaba dormir.

Palabra clave; tratar .

El insomnio jamás había sido tan fuerte, como aquellos días, donde las palabras de Daehyun le rodaban por la cabeza una y otra vez —"muérete"—, y el hecho de que fuera el hermano de Doyoung aún le hacía llorar, porque sentía que estaba en deuda, y no poder cumplir su deseo le pesaba. Así que en la tarde del 18 de mayo, viéndose incapaz de conciliar el sueño, sacó una botellita sin nombre, con pastillas para dormir y se tomó dos. Dejó la botella en la mesa, dejó a su perro fuera de la habitación —porque le molestaba el ruido últimamente—, dejó el teléfono perdido en su habitación, cerró la puerta con picaporte —porque odiaría si alguien entraba a despertarla— y se echó a dormir.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Im Seo Yeon

Volver arriba Ir abajo

por Kang Dae Hyun el Dom 20 Mayo 2018, 21:48

Había sido suspendido por una semana después del incidente: tenía la cabeza hecha un desastre, el remordimiento enroscándosele como una serpiente venenosa en la conciencia, criticándole cada una de las palabras que le dijo a Im Seo Yeon. Debía haber sido más cuidadoso, haber prevenido el odio que nacía de su corazón, porque desearle la muerte era tocar un punto del que, tal vez, no existía retorno. Le pesaban esos vocablos, una carga sobre los hombros de la que no podía deshacerse aún cuando buscara hacerlo. Seguía ahí, atada a sus talones, dos enormes grilletes que le perseguían al cerrar los ojos y visualizar aquellas lágrimas en los sueños. La disculpa susurrada con voz estrangulada, el miedo brillándole en las pupilas, la tristeza anidada entre las pestañas. Y no lo merecía, decía su parte más racional, nunca se lo había merecido, pero: ¿cómo luchar contra el corazón cuando éste se creía traicionado, adormecido con el rencor, desprovisto de perdón alguno o de lógica? Daehyun quería borrar los recuerdos, erradicarlos de su mente para poder concebir el sueño durante las noches. Pero seguían ahí, todos y cada uno de ellos. Sin escape alguno, preso del remordimiento, terminó atendiendo el llamado al trabajo cuando le dijeron que debía volver al lado de la solista.

Incluso su jefe lo había mirado con duda al emitirle esa orden —todos podían verlo, los remanentes del odio que llevaba a cuesta su alma—.

Con lentitud, tomándose el tiempo para que su corazón dejara de latir con prisa, llegó al apartamento de la mujer. No miró objeto alguno, los ojos caídos al suelo, con un extraño miedo de encontrar la mirada ajena y revivir, una vez más, toda la conversación que habían tenido. Una parte de él quería huir, otra quería seguir hincando los dientes en ella. Hacerle pagar —y nunca se había sentido tan indeciso frente a sus emociones que tragó con dificultad, la boca reseca y observó a su alrededor la estancia oscura. Las opacas luces de la cocina eran lo único que había, Daehyun se dirigió allá primero, los pasos cansados y al no encontrar nadie, volvió a la sala de estar. Se quedó ahí de pie, en medio de todo, observando como un tonto la estancia sin saber qué debía hacer a continuación. En la contemplación burda de sus acciones, su mirada repasó la mesa—. ¿Im Seo Yeon? —fue un susurro que, poco a poco, se convirtió en un llamado más fuerte. Dos, tres y hasta cuatro veces volvió a emitir su nombre, sin respuesta alguna.

Torpemente, sus piernas lo llevaron a la puerta de la habitación femenina y con suavidad tocó varias veces, sin recibir contestación a cambio—. Seoyeon —volvió a llamarla, sacó el teléfono para enviarle un mensaje al mánager, preguntándole si ella estaba en casa. Él le respondió con un corto y estricto «sí»; y sabía que no estaba en buenos términos con el hombre. Exhalando un suspiro cansado, regresó a la sala de estar, sus ojos posándose una vez más sobre la mesa donde notó un frasco de medicamento. Daehyun se acercó, sosteniéndolo entre sus dedos con un interrogante en la mirada. No había etiqueta alguna y después de más de cinco minutos en contemplación, buscó su teléfono y llamó al mánager—. ¿Está seguro de que se encuentra en el apartamento? —le preguntó a penas contestó. La respuesta que obtuvo fue un regaño más, a parte de un sí áspero y que seguro estaría descansando. Iba a preguntar algo más cuando fue cortado intempestivamente con un adiós seco, dejándolo solo con sus pensamientos.

Cada uno peor que el anterior. Con una sensación desagradable trepándole la espina dorsal, Daehyun volvió hacia la habitación, comenzando a llamarla una vez más, golpeando con fuerza la puerta y moviendo el pomo repetidas veces para abrir, pero parecía haber sido colocado el picaporte al no hacerlo—. ¡Im Seo Yeon! —gritó, ésta vez el desespero haciendo que su rostro se descompusiera. ¿Acaso lo había hecho?, el temor hizo que sus dedos comenzaran a temblar mientras volvía a exclamar su nombre, pidiendo que por favor reaccionara. Tanto fue la desesperación que comenzó a golpear con el hombro la puerta. Cada vez más fuerte, hasta que el sonido del picaporte quebrándose silenció cualquier otro ruido mientras la puerta chillaba furiosamente al chocar con la pared y la oscuridad de la habitación escondía el cuerpo inmóvil de la mujer—. ¿Seo… Yeon? —llamó tan suavemente que casi fue imperceptible.


cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


BLOOD FOR BLOOD, HIS BITTER LOAN CAME DUE. HE PAID WITH DEATH.
avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Kang Dae Hyun

Volver arriba Ir abajo

por Im Seo Yeon el Mar 22 Mayo 2018, 03:21


Las pastillas le ayudaron a conciliar el sueño, a quedar en un estado de inconsciencia que ni siquiera el hambre la despertó, ni la luz de su ventana ni tampoco los arañazos de su perro durante toda la noche y gran parte de la mañana. Le podían brindar descanso, pero no podían borrar las pesadillas, si más, la dejaban atrapada en las mismas, dejándola incapacitada de despertarse por más horribles que fueran. Seoyeon siempre había sido una dormilona profunda —de esas personas que podían tener una orquesta en la habitación siguiente y seguir durmiendo tranquilamente—, casi ni se movía. Su padre decía que cuando era bebé se quedaba tan quieta y silenciosa que a veces pensaba que había muerto en su sueño, pero no. Ahora con un par de pastillas para el insomnio, y con lo cansada que estaba, no era de sorprenderse que pareciera un cadáver.

En sus sueños, veía a Doyoung, él la abrazando mientras ella lloraba, y estaban en un auto en movimiento. Era incapaz de ver por la ventana, porque Doyoung lo eclipsaba todo. No sabía si estaba llorando porque sabía lo que ocurriría o porque se sentía feliz de poder ver su rostro de nuevo, aunque fuera simplemente una ilusión, un juego de su cerebro que alucinaba cada vez que cerraba los ojos. Se sentía tan real, que podía sentir el frío de aquella noche, los copos de nieve contra la ventana y justo cuando el picaporte de su puerta se quebró, y el eco de la puerta chocar contra la pared resonó en su cabeza, Doyoung desapareció.

Seoyeon comenzó a ser consciente de la realidad, pero no se movió, ni tampoco abrió los ojos después del sueño. No reaccionó inmediatamente, hasta que su perro entró atropelladamente en la habitación como un huracán y se le tiró encima; lamiéndole la cara y saltando encima. La mujer movió primero débilmente los dedos de la mano, para después abrir los ojos lentamente, esperando a que estos se ajustaran a la luz que entraba por la ventana. Se incorporó tan despacio que cualquiera podía decir que no tenía ganas de despertar, como si hubiera dormido placenteramente. Fue entonces, cuando aún medio dormida, divisó una figura en la habitación. —¿Doyoung?—preguntó por inercia, porque la estatura era similiar, igual que la compostura y una parte de ella, pensó que estaba aún estaba soñando, que quizás realmente murió y ahora estaba en el cielo.

Se restregó entonces los ojos por varios segundos hasta encontrarse con que la silueta no era Doyoung, sino Daehyun. Sintió la boca seca y el aire no le llegó a los pulmones.

¿Qué hace aquí?—preguntó con un hilito de voz, aferrándose a las sábanas. ¿Hace cuánto tiempo estaba ahí? ¿La habría escuchado llorar? ¿Habría visto el tipo de pesadillas que tenía a diario? ¿Se habría divertido?
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Im Seo Yeon

Volver arriba Ir abajo

por Kang Dae Hyun el Vie 01 Jun 2018, 00:01

Había estado a punto de sacar el teléfono y llamar a una ambulancia cuando escuchó aquél débil y aletargado susurro ser emitido por la mujer, y sus pasos se detuvieron lentamente hasta que quedó en medio de la estancia, aquel nombre resonando con fuerza en sus oídos se sintió como un golpe directo al estómago, del tipo que lo dejaba sin respiración, trémulo e indeciso. Las palabras que anteriormente le había dirigido a esa mujer, la plegaria emitida en forma de declaración de guerra(«muérete»), volvió nuevamente a atormentarlo, a recordarle lo bajo que había caído y aunque el arrepentimiento seguía ahí, Daehyun se negó a emitirlo en voz alta —el orgullo pesaba más, el daño frente a la muerte aún escocía—. Lentamente, su cuerpo se movió por inercia hacia atrás, buscando con la palma abierta el interruptor de la luz para encenderla. Le tomó varios segundos adaptarse de la oscuridad a la repentina iluminación, parpadeando varias veces al enfocar su visión sobre la figura femenina. El rastro ineludible de lágrimas había humedecido sus pómulos, aún cuando ella se restregara los ojos para ocultarlo, ahí estaban—. Pensé… —se le trabó la boca, sintiendo incomodidad por primera vez al dirigirse a su persona (el odio yacía por ahí, hecho aguas mansas), y desvió la mirada hacia el suelo, tragando duramente al vacilar.

Pensé que había hecho algo, la puerta estaba cerrada y no contestaba —comenzó a decir, sintiéndose varios grados de patético por haber dejado que su imaginación se adelantara a los hechos. Cuando volvió a alzar la visión, la enfocó en las paredes, menos en ella—. Había un frasco vacío de medicinas en la mesa, no tenían nombre y pensé… —entre más intentaba explicarse a sí mismo, más deseaba callarse. ¿No había sido él quien le dijo que se muriera? Hacerse esa pregunta lo hacía consciente del hecho que, por mucho que la odiara, no le deseaba esa clase de mal. No estaba en él, pese a que se había atrevido a dirigirle esas palabras tan ásperas—. Olvídelo, solo… venía a ver cómo estaba por orden de mi jefe —terminó diciendo como excusa, incapaz de decir nada más, quedándose como una estatua adherida a la pared mientras buscaba huir de su mirada.

cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


BLOOD FOR BLOOD, HIS BITTER LOAN CAME DUE. HE PAID WITH DEATH.
avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Kang Dae Hyun

Volver arriba Ir abajo

por Im Seo Yeon el Sáb 02 Jun 2018, 17:06


No sabía si su corazón pesaba como si fuera estuviera hecho de plomo porque por unos breves instantes había confundido al muchacho con su hermano, con el hombre muerto que asechaba a ambos en sus sueños, o porque simplemente estaba ahí, para recordarle la culpabilidad, sus grotescas palabras durante el último ataque de las sasaengs. Porque Kang Daehyun era una memoria con pies que no dejaba de seguir sus pasos a donde fuera que estuviera, recordándole lo que le había quitado  y su deseo de verla desaparecer de la faz de la tierra.

Le tomo unos minutos, poder entender lo que estaba diciendo, desde que no daba una explicación clara de lo que estaba haciendo ahí hasta que le escuchó decir que había visto el frasquito de pastillas sin nombre y la realidad le golpeó. Él pensó que se había suicidado. Una sonrisa amarga se dibujo en su rostro al entender a lo que se refería. —Lamento decepcionarlo—se limitó a decir. —Solamente no podía dormir—se explicó, tampoco quería que pensara que había sido un intento fallido. A pesar del agujero negro que tenía en la boca del estómago, se obligó a estirar el cuerpo para alcanzar los lentes en la mesita de noche, y se los puso antes de moverse de su lugar por primera vez en quién sabe cuantas horas.

Tenía las piernas pesadas, y sus sentía que sus pies se hundían en el suelo. —No tengo agenda para hoy—le dijo con fingida tranquilidad. Quizás, se iría, pensó. Como no tenía agenda, y no salía de su apartamento, no tenía contacto con fans, ni sasaengs, mucho menos su acosador y estaba segura.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Im Seo Yeon

Volver arriba Ir abajo

por Kang Dae Hyun el Miér 06 Jun 2018, 02:48

Debió haber esperado aquella respuesta de su parte, pero aun habiéndolo hecho, no se comparaba en absoluto con la sensación de culpabilidad que le recorrió el cuerpo, haciendo que le doliera el pecho y que el corazón le diera un tumbo doloroso. No se lo merece, volvía a esgrimir su conciencia mientras Daehyun desviaba la mirada, centrando su visión en cualquier otra parte de la estancia que no fuera ella—. No me… no quería decir… —incapaz de continuar, quedó en absoluto silencio con aquellas palabras flotando entre los dos, su mirada esquiva firmemente plantada en la pared tras Seoyeon. No necesitó demasiada ilustración para saber a lo que ella se refería, lo que estaba pidiéndole con aquel comentario: que se marchara y la dejara en paz. No había nada en ese mundo que él más quisiera hacer que eso, pero la conciencia no lo dejaba, recordándole una y otra vez el mutismo que había reinado el apartamento cuando la llamó más de una vez y nunca respondió. No quería cargar con esa clase de culpa en su vida, aun cuando su corazón seguía señalándola como la culpable de la muerte de su hermano, una parte de él gritaba: no deseas que otros te señalen a ti por su muerte.

Tragando en seco, movió lentamente sus ojos hasta que se centraron en el rostro pálido de la muchacha.

Te odio —dijo en voz baja, su tono grave y ronco, amedrantado por todas las emociones que el mirarla provocaba. Una vorágine disímil de sensaciones: rencor, arrepentimiento, culpa, lástima, odio—. No creo que sea capaz de dejar de hacerlo —cerró los ojos por un instante, la imagen difusa del rostro de su hermano proyectándose en su mente. No habían pasado diez años, pero se sentía como un recuerdo demasiado difícil de evocar, tan doloroso y esquivo que su mente parecía querer escapar del mismo—, y pese a mis palabras, no quiero… no te deseo la muerte —su mirada volvió a encontrar a la ajena, sus ojos duros e inexplorables, trataba de suprimir todas esas emociones, guardarse el conflicto interno que tenía dentro de sí y a lo único que podía atinar a darle era ese pedazo de su arrepentimiento, de su conciencia instándolo a hacer lo correcto, aun cuando todo su ser berreaba en respuesta, volviéndola a señalar: asesina, asesina, asesina.

Salvo que Daehyun había llegado al entendimiento que no quería vivir repleto de aquél odio, deseaba mitigarlo de alguna forma, aunque sabía que nunca lo abandonaría.

cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


BLOOD FOR BLOOD, HIS BITTER LOAN CAME DUE. HE PAID WITH DEATH.
avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Kang Dae Hyun

Volver arriba Ir abajo

por Im Seo Yeon el Dom 10 Jun 2018, 19:11


Sabía que lo había puesto en una situación incómoda, pero estaba demasiado agotada como para disculparse, y tampoco era que no estaba diciendo nada que no fuera verdad. Él mismo había dicho lo mucho que deseaba que muriera, que no estuviera ahí y aunque Seoyeon debió haberlo sabido, aquella palabra corta pero fuerte se había quedado impregnada en lo más profundo de su ser. Mentiría si dijera que no lo había contemplado varias veces, pero era una cobarde, que se refugiaba en la esperanza de algún día poder volver a ser como era antes, por las personas que le quedaban alrededor.

Alzó su mirada triste cuando le recordó que le odiaba, sin responderle o hacer el movimiento de hacerlo. Eran palabras a las que se había acostumbrado y era como recibir los buenos días, casi se había vuelto inmune a las mismas, aunque sus siguientes palabras le causaron curiosidad. —Yo creo que lo haces—le dijo con un tono suave, deslizando los pies fuera la cama y poniéndose las zapatillas. Después refugió su delgado cuerpo en una sudadera y caminó hasta la cómoda en busca del cepillo. —Pero no quieres lidiar con la culpa de pensar que moriría porque me dijiste que lo hicierael tener las manos manchadas.

Te lo dije, que no lo haría. No te preocupes—le aseguró. Era patético que en aquellas condiciones, en aquel impenetrable muro que había entre ellos, se pusiera a hacer promesas, como si él pudiera confiar en ella o viceversa. Miró su reflejo desde el espejo. Seoyeon estaba dispuesta a ignorar que la había visto en sus sueños, que lo había llamado por el nombre equivocado y que no estaba completamente destrozada por sus palabras, por el hecho de que fuera su hermano, porque no soportaba tener que vivir con ello. —No tengo agenda para el día de hoy—repitió, casi implorando que dejara el tema de lado, porque era frágil.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Im Seo Yeon

Volver arriba Ir abajo

por Kang Dae Hyun el Dom 08 Jul 2018, 18:23


Aquella declaración lo dejó mudo, incapaz de rebatir lo que ella acababa de esgrimir con tanta facilidad porque, después de todo, era cierto. El hecho de que la odiara lo suficiente para desearle la muerte, aun cuando dijera todo lo contrario, aquél pensamiento no se iba de su mente. Cámbialos, llevátela y devuélvemelo, era una oración frecuente entre sus pensamientos, un deseo oscuro que su corazón marchito anhelaba cada vez que los recuerdos volvían a su cabeza. El dolor de la pérdida de su hermano era insoportable, hasta el punto de haberlo agrietado. Incapaz de negar esas palabras, Daehyun apartó la mirada lejos de ella, tratando de ocultar la verdad que relucía en sus ojos y fingirse, por ese momento, que era más humano—. No es eso —se atrevió a mentir, el regusto de la declaración bajo la lengua, dificultándole el tragar o el respirar. El aire se había convertido más pesado en sus pulmones, su pecho contrayéndose en un movimiento casi doloroso al escuchar lo que Seoyeon tenía para decirle, las verdades que él no podía negar, pero aún así lo estaba intentando—. Yo… no… —aquella férrea convicción de no que iba a morirse, de alguna manera, lo hacía todo mil veces peor.

Le dejaba en claro su deseo, así como lo terrible que era por siquiera considerar que otro ser humano, pese a lo que hubiese hecho o fuera, debía morir. La conciencia estaba rebatiéndole todas sus decisiones y pensamientos, dejándolo incómodo y molesto consigo mismo.

De verdad, no quiero que mueras —dijo está vez con más convicción que antes, su voz era un sonido bajo y paliado por una vorágine de emociones que él no sabía identificar, que no podía hacerlo—, que lo hagas no traerá devuelta a mi hermano y tampoco aliviará el dolor de su pérdida —fue lo último que dijo, antes de alzar la mirada y enfocar su visión en el rostro femenino. Se veía frágil y a punto de derrumbarse ante el más mínimo soplo. Daehyun comprendió entonces sus últimas palabras, pero se veía incapaz de moverse realmente, la culpa haciendo mella en su organismo. Dando un paso trémulo —el deseo de dar media vuelta y abandonarla a su suerte estaba palpitándole en las extremidades—, se acercó a ella con una expresión indescifrable en el rostro—. Tienes que descansar, ¿quieres… té? —ofreció de manera inestable, sin saber realmente qué hacer.

Quería marcharse, pero la culpa se lo impedía.


cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


BLOOD FOR BLOOD, HIS BITTER LOAN CAME DUE. HE PAID WITH DEATH.
avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Kang Dae Hyun

Volver arriba Ir abajo

por Im Seo Yeon el Vie 13 Jul 2018, 02:55


Se sentía pesada, con tan solo haberse despertado y encontrarse con la figura de Kang Daehyun sentía que necesitaba otro par de pastillas para dormir y despertarse en un par de días. El haber dicho en voz alta lo que ambos pensaban, la cruda realidad de lo que tenían entre los dos, solamente le había agregado dos toneladas de peso en la espalda, porque ahora la culpabilidad —si es que sentía alguna— del muchacho se le pasaba a ella, por decir lo que debía quedarse en silencio. No le sorprendió que no pudiera encontrar las palabras en el momento, lo que había dicho había sido mal educado en cierta manera, pero las palabras simplemente se habían deslizado por sus labios, de una manera tan triste que le parecía incluso gracioso.

Se trenzó el cabello con las manos temblorosas mientras lo escuchaba mentir. —Es cierto. No traería de vuelta a tu hermano—porque no podía decir su nombre de nuevo, se sentía ajeno, como si le perteneciera más a él que a ella. —Pero te traería un sentido de justicia ¿no es así?—un sentido de que si él no podía feliz, que al menos ella tampoco. Aunque no estaba haciendo un buen papel en el momento de ser feliz; era miserable. Estaba sola en un lugar que no podía llamar hogar. Su guardaespaldas la odiaba, y su empresa solamente veía la manera de cómo sacarle dinero, sus fans la odiaban. Y por más que se esforzara, y que hubieran situaciones positivas, no podía enfocarse en ellas, por algo se llamaba depresión.

Esperó que se diera media vuelta y se marchara, pero verlo dar un paso hacia el frente le cortó la respiración por unos segundos, esperando lo peor. Pero lo peor no llegó y en vez de eso se encontró con lo que no esperaba. —¿Té?—no pudo evitar preguntar como si no comprendiera la palabra. Le miró fijamente por unos segundos antes de asentir retraídamente con la cabeza. —Sí... está bien—terminó aceptando la oferta. Se quedó de pie, completamente desbalanceada por aquel repentino acto de... ¿amabilidad? Estaba segura que no era eso, pero no sabía cómo describirlo de otra forma.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Im Seo Yeon

Volver arriba Ir abajo

por Contenido patrocinado
123
Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:

No puedes responder a temas en este foro.