Fuimos una canción sin titulo | Song Ji Na
NOTICIAS
29.12 Abrimos el foro Hemos cumplido ocho meses online, ¡muchas gracias por todo y a por muchos más! 14.09. Novedades Nuevas novedades, Click aquí 01.10. Limpiezas Os recordamos que el 01 de Octubre se llevará acabo la limpieza mensual de Septiembre, por lo que os recomendamos poneros al día con todos vuestros personajes (cuatro respuestas) para evitar caer en inactivos.
MISS C
MISTER L
MISS N
BABY C
BABY L
BABY N
SEPTIEMBRE DE 2018 La hora y tiempo del mes actual en Seúl, Corea. Usa esta información para hacer tus temas mucho más realistas.
X
comeback stages julio
CANCIÓN:
SOMETHING NEW
DEBUT SOLISTA
MINI-ALBUM
ARTISTA:
HAN SU MI
KSJ
ENTERTAINMENT
240 PUNTOS CONSEGUIDOS
DORAMA:
FUGITIVE LOVERS
DEBUT:
ACTRIZ
ARTISTA:
HWAN TAE JOON
MYP ENTERTAINMENT 1445 PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS

Fuimos una canción sin titulo | Song Ji Na

Ir abajo

por Gil Sang Hyuk el Dom 27 Mayo 2018, 04:47

30 mayo 2018 | 22:11
B One Lounge Club


Su vista borrosa recayó sobre algunas de las decenas de botellas de alcohol mundialmente conocido como “derrite hígados” soltó un eructo en lugar de la risa que planeaba su cuerpo. Se cubrió con las manos la boca para evitar vomitar. Agradecía tener ese pequeño espacio para sí mismo, no había nadie a su lado, nadie podía ver su lamentable estado. Su madre no respondía el teléfono, debía estar realmente asustada por la erupción de  Kilauea. Le preocupó enterarse que Mohala Street se había agrietado, era la calle por la que se acomodaba uno de los hoteles que no estaban en Honolulu. Intentó otra vez la llamada, aun en su estado la preocupación era mayor. Los tres números marcaban como fuera de servicio, claro debían estar demasiado ocupados con las personas que se alojaban en los hoteles, saturando la línea telefónica.

Todo iba tan mal en su vida ─Quiero otra botella─ gritó a la persona que paso por la pequeña puerta ─Por favor─ su destino estaba en perder el conocimiento esa noche, olvidarse de que había trabajado día y noche en el debut de D-day, la situación con Woonnie y el constante estado de alerta que todos tenían. Por primera vez en muchos años se sintió decepcionado de lo que habían logrado ─Hey, bro. Did you have another bottle of bacardí?─ sacó su cartera esperando la respuesta.

El hombre asintió y se marcó inmediatamente de la zona, no se veía convencido. Cerró la puerta de su pequeño cuarto de pánico y lo escuchó discutir unas cosas con el dependiente del alcohol, ambos se marcharon de su vista y ladeo la cabeza confundido. Trató de ponerse en pie pero su cabeza azotó pocos minutos después en la mesa, provocándole un fuerte dolor. Llevó sus erráticas manos a su cabeza y trato de sobar. Un líquido caliente empapó sus dedos y los miro con confusión, como si no entendiera que el rojo que goteaba no era natural ─Me corte─ rio con desdicha y apretó los dientes, sintiéndose más mareado que antes.
avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Gil Sang Hyuk

Volver arriba Ir abajo

por Song Ji Na el Lun 28 Mayo 2018, 02:50

—¿Lluvia? —se sorprendió al salir del edificio. Había pasado la tarde entera encerrada en un cuarto inundado de cámaras y personas que iban y venían con objetos pesados sobre sus hombros, mientras que ella esperaba impacientemente su turno para comenzar a grabar su parte. Recordaba que al llegar el sol brillaba en todo su esplendor, incluso se quejó del terrible calor que hacía y mandó a pedir varios vasos de limonada fresca— qué raro, los del clima no mencionaron nada —estaba perdida en su reflexión; su manager parecía igual de sorprendido porque corrió a buscar un paraguas para proteger a la actriz— sólo es lluvia, no me derretiré —había intentado restar importancia a ese fenómeno además, la distancia de la puerta del edificio al vehículo era corta, sí corrían llegarían sin poner en riesgo su salud, pero no logró convencerlo; el hombre llevaba veinte minutos ausente “Cuando llueve es porque alguien está llorando” recordó la vaga explicación que su madre le dio cuando era apenas una niña— un alma en pena —susurró con melancolía, — ¿por qué es tan romántica la lluvia? —preguntó a su representante quien simplemente se encogió de hombros y la empujó suavemente para que caminara.

Dentro del vehículo se arropó con una sudadera, el clima comenzaba a descender y la idea de  enredarse en sus sabanas mientras bebía chocolate se volvió tentadora. Una noche más de tranquilidad, sonrió al recordar las palabras de su amigo, no, no podía llamarlo para invitarlo a salir, sería un acto egoísta de su parte— muero de sueño —recargó su cabeza sobre el respaldo y cerró los ojos, sin embargo, cuando el sueño empezaba a ser profundo su móvil sonó provocando que de un sobresaltó se despertara. El asombro dio paso a la confusión, por una extraña razón el número le era familiar, sin dudarlo y pese a la mirada de su manager contestó, arrepintiéndose  segundos después de haberlo hecho.

—No —fue la respuesta de su representante— no tienes por qué responder por él, que su empresa lo haga— no reprochó, el hombre tenía razón, Gil se había esfumado de su vida sin darle una razón válida, había estado ausente cuando su padre enfermó y posterior a su muerte, era sólo un recuerdo y así debía permanecer, pero… — lo que me sorprende es que aun conserves el mismo número —, observó de reojo a su manager— no podemos dejarlo, lo sabes, sí alguien lo ve se armara un gran escándalo además…, —fue acallada por un gruñido— ¿hasta cuándo aprenderás de maldad? Iremos, pero después de eso cambiaras ese número de teléfono —fue así como terminó entrando con brazos y piernas temblorosas a ese melancólico lugar, su lugar especial, así le habían nombrado; Jina al menos. Sonrió al notar que nada había cambiado, los mismos adornos, el mismo aroma; el mismo dueño quien le regaló una de sus mejores sonrisas— lamento molestarle pero no se me ocurrió nadie más a quien llamar —le restó importancia al comentario con un movimiento de su mano y dudosa se acercó por detrás, tocando con delicadeza el hombro masculino— Gil, debes irte —susurró— mi manager te llevara a casa.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Song Ji Na

Volver arriba Ir abajo

por Gil Sang Hyuk el Sáb 02 Jun 2018, 10:00

Se mantenía con la mano en la frente, la cabeza pegada a la mesa viendo un punto dijo en el horizonte de sus pensamientos más profundos, estaba cansado de intentarlo. Eran demasiados años tratando de darles gusto a las personas y olvidándose de su felicidad, había sacrificado grandes cosas, importantes personas que estuvieron allí y lo entendieron. Que siempre lo justificarón aun cuando no merecía tanto. ¿Para qué? Al final obedecer a su madre y padre no le servía, ellos estaban viviendo su vida lejos de él, no intervendrían en ninguna circunstancias personal, no les interesaba si vivía o moría atado a una persona, ¿7Days? Nunca lo supieron, ellos eran personas obligadas a entenderse y comprender, callar y obedecer.

JungWoon había hecho algo que él no se atrevió, pero le salió fatal. ¿Ese hubiera sido su destino si lo suyo con Ji Na se hacía público? ¿Hubiera sido obligado por Sun Hye a tomar una decisión? Rio muy alto, tanto que la herida en su cabeza ardió como el infierno ¿Por qué las personas ebrias tienen pensamientos tan profundos? Cerró los ojos de nuevo. ─Estoy cansado Ji Na ah~─ respondió a la suavidad de su voz, a veces le escuchaba, entonces parecían pequeños recuerdos que lograban tranquilizar su conciencia. Pero ahora la calidad sobre su cuerpo le daba una sensación de bienestar ─No quiero seguir─ apretó la mano que sostenía su cabeza.

Sus sentidos volvían en sí, lentamente, porque no solo era la voz que volvía a hablarle, el toque delicado sobre su hombro, incluso el aroma natural de su cuerpo lo envolvió y caló profundo. No era su imaginación, Song Ji Na estaba allí, detrás de él, lo comprobó cuando levantó la cabeza de la madera y su mano ensangrentada dejo al descubierto su herida. Un respingo de sorpresa se escuchó en la puerta, pero no le importó. Veía doble, pero en sus dos visiones ella seguía siendo una diosa de rostro tierno ─¿Han llamado a Ji Na?¿Enserio?─ su ojos vacilaron, cuando se dio cuenta de que seguía lastimado y que ella se mantenía esperando una respuesta sonrió con descaro, se cubrió de nuevo con la mano y negó ─No necesito que tu manager me lleve, estoy perfectamente bien. ─¿Cómo podía? ¿Cómo? Moría de nervios al tenerla tan cerca, era el poder que tenía sobre él y era peligroso. Excitante y peligroso ─Ni drogado me subo a un auto con ése hombre. Con lo que me aborrece podría hacer parecer accidente el homicidio.

Calló, cuando sintió todo blanco por la hemorragia ─Vete a casa, no tienes por qué estar aquí. No quiero que estés aquí─ aclaró con dificultad.

avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Gil Sang Hyuk

Volver arriba Ir abajo

por Song Ji Na el Dom 03 Jun 2018, 23:30
Su corazón se estremeció a causa de esas palabras, qué le había sucedido en todo ese tiempo, se preguntó de repente, Gil siempre había demostrado una devoción ciega por su grupo, haciendo y deshaciendo cuanto fuera necesario para que el grupo siguiera funcionando, una ardua labor que no le correspondía, él era sólo el vocalista, entonces, porqué se esforzaba como sí se tratara del líder. En muchas ocasiones quiso aclarar sus dudas pero cada vez que tocaba el tema el chico lo desviaba, y ella respetando su decisión no hacía nada para retomarlo. Sin embargo, esas palabras habían sido tan claras “estoy cansado” “no quiero seguir”, las repitió como mantra qué habían hecho con su amado Gil.  

Sin embargo, las sorpresas no terminaron. Sus ojos se abrieron a lo grande y se vio obligada a ahogar con su mano el grito de terror que amenazó con salir al ver el rostro ensangrentado del cantante. Estuvo a nada de impulsarse sobre él y atender esa herida pero fue frenada tras escuchar las palabras masculinas, después de tantos años seguía ejerciendo poder sobre ella “eres patética” aceptó con amargura. Observó de reojo a su manager quien se encogió de hombros tras hacerle una señal para que se fueran—  él no nos quiere aquí —alcanzó a leerle los labios. No podía dejarlo sólo  menos en esa condición, de eso estaba segura— desde hace mucho tiempo dejó de importarme lo que quieres —hizo un enorme esfuerzo para que su voz no se quebrara en ese momento, tampoco deseaba sonar altanera pero era el único camino para lograr doblegarlo— estás ebrio y herido ¿sabes lo que pasará si alguien de la prensa te ve? —alzó la mirada y con un rápido gesto llamó a su manager quien molestó se acercó— tenemos que llevarlo con un médico, la herida parece profunda, por favor —el hombre sólo gruñó— llamaré a su manager y acercaré el coche, asegúrate de ir cubiertos cuando salgan, no quiero que te relacionen con él —Jina soltó un débil sí y tras observar como la silueta de su representante desaparecía tras la puerta regresó su atención al chico— ¿En qué estabas pensando Gil? Tú no eres así, por Dios, siempre has cuidado tu imagen, sacarte de aquí sin que te vean será toda una osadía —mantuvo un tono melancólico, le dolía y mucho, verlo en aquel estado— qué te han hecho —susurró y sin pensarlo detuvo la hemorragia de la herida con su propia mano, bastó aquel tacto para sentir como su cuerpo era atacado por una suave oleada de calor,  seguía enamorada de él, el temblor en sus piernas era la prueba de ello.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Song Ji Na

Volver arriba Ir abajo

por Gil Sang Hyuk el Dom 10 Jun 2018, 07:40

─Lo sé, soy 95% culpable de eso ¿no? Nunca deje que me lo dijeras porque era más doloroso escucharlo de tus labios a pesar de que lo supiera perfectamente. Tarde o temprano aprenderías a ignorar lo que yo decía, esperaba que pasara pronto, pero tardaste mucho, también eso es mi culpa ¿verdad?─ suspiró ─Solo sería un pequeño incidente, he pasado 10 años cuidándome de ellos y es hora de que tenga alguno, hay gente que aparece todos los días en los diarios y revistas y siguen teniendo éxito ¿por qué yo no?─ apartó la vista del suelo, subió su mano nuevamente a la herida y miró directamente a donde el hombre se había marchado. Sin poder hacer nada, sin poder decir que no le avisara a Sun Hye o moriría de cualquier manera. Él podía manejarlo. Solamente necesitaba tiempo.

El manager del bar se fue tras el representante de Ji Na dejándolos solos nuevamente, acomodó la espalda contra la mesa y apretó los puños, ella no desaparecería esta vez. Al parpadear su imagen preocupada seguía allí, a pesar de sus palabras de que no se preocuparía más. Nuevamente lo estaba haciendo ¿es que en algún momento realmente dejaría libre a esa mujer. Inevitablemente sus ojos se encontraron con los de su exnovia cuando su mano delicada cubrió efectivamente su herida, una oleada de negación lo golpeo, se odio por sentirse tan bien. Cerró los ojos y restregó su piel contra esa mano ─Lo siento Ji Na. Nunca tuve la valentía para disculparme por no poder mantener nuestra relación. Había mucha presión que no soporte porque soy débil; no quería causarle daño a tu carrera y nunca pensé en tu persona.

Lentamente, su mano fue sobre la de ella que aun sostenía su herida y la retiró lantamente, la sangre la había manchado. Y tuvo un impulso… se puso de pie, aprovechando esos segundos de lucidez y le sonrió con malicia. Estaba ebrio, no tenía control de su cuerpo, su mente le ordenaba seguir sentado y esperar a su manager, pero otra parte salvaje tomó impulso y se dio a la fuga de ese lugar, choco con las paredes, olvidando que al final de su mano la de ella se aferraba fuertemente.


Y se sentía bien.

Escuchó gritos a lo lejos, pero esta vez no le hicieron detenerse ─Plan de último momento, pasaremos por una farmacia y hablaremos escondidos debajo de un puente comiendo salchichas, como debimos desde un principio.

avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Gil Sang Hyuk

Volver arriba Ir abajo

por Song Ji Na el Lun 11 Jun 2018, 01:15
Lo escuchó sintiendo un hondo pesar en su corazón el cual se extendía hasta alcanzar fibras más sensibles de su ser, esa voz melancólica y cansada, penetró con lentitud y suavidad su cuerpo hasta llegar a su alma, lugar donde se estableció provocando que, todos aquellos recuerdos y sentimientos que consideró superados despertaran una vez más para atormentarla. Hizo acopió de su fuerza y de sus clases de actuación para no quebrarse ante esa imagen tan desgarradora ¿por qué le dolía verlo en ese estado? Después de todo, ese era el caminó que él había elegido, por su parte Jina decidió respetar esa decisión, entonces ¿por qué se sentía tan culpable por haberlo dejado? Volvió a cuestionarse sí hizo bien en desaparecer, estaba bien no haber llamado para pedirle una explicación más lógica, para pedirle una oportunidad, debió rogar por su amor; quizá, pero incluso alguien con el carácter de la actriz entendía que aquellas acciones era un bajo intento de aferrarse a algo que no tenía futuro, lo había amado, lo seguía amando pero Gil aun ebrio seguía levantando un muro entre ellos, el cual le era imposible de penetrar.  

— Pero tú no eres como los demás —le reprochó molesta por el comentario ajeno— has sacrificado muchas cosas para mantener tu imagen intacta, no lo echaras todo a perder por un capricho —entre esas cosas estaba ella, o eso quería creer. Una de las razones por las cuales el solista decidió terminar su relación fue para proteger a su grupo, la imagen que se tenía de él y los otros seis integrantes, había llegado tan lejos como para mandar todo a la basura, no, Jina no iba a permitir que su dolor, su sufrimiento tras romper fuera despreciado por el berrinche de un niño de tres años; en ese momento eso era lo que él parecía, un mocoso enojado por no tener lo que desea. Pero, el enojo momentáneo desapareció tras escuchar lo último ¿estaba arrepentido? Su cuerpo se sacudió de nuevo y tuvo que plantar con firmeza sus piernas al suelo para evitar caer— olvídalo —fue lo único que pudo expresar, después de tanto tiempo aquella disculpa carecía de significado, la había lastimado y mucho ¿por qué disculparse después de tanto daño?

Deseaba agregar algo que rompiera con esa pesada pero melancólica atmósfera  pero la mirada del chico la detuvo, había algo en su mirada que no conocía y por segundos se asustó por lo que se avecinaba. Quedó desconcertada cuando su cuerpo fue arrastrado hacia una de las salidas secundarias del local, escuchó la voz de su manager y aunque una parte de ella deseaba detenerse y regresar, no pudo hacerlo, era impulsada por un extraño y antiguo sentimiento, simplemente corrió y corrió aferrada a la calidez de la mano ajena y sonrió tras escuchar el plan que Gil se le acababa de ocurrir— te has vuelto loco —. Después de correr por unos minutos obligó al solista detenerse,— debemos curar esa herida, me niego a llevarte sobre mi espalda si te desmayas —dijo al tiempo que señalaba una farmacia y si esperar respuesta lo jaló hasta el interior del lugar.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Song Ji Na

Volver arriba Ir abajo

por Gil Sang Hyuk el Sáb 23 Jun 2018, 21:40

─Uhm, quizá─ ¿No era como los demás? Una pizca de celos lo presionó sobre el sofá y gruño, la parte razonable de su cuerpo le decía que se refería a los demás artistas de la industria. La parte estúpida de su corazón saltaba enfadado de cuantas personas habían compartido con la actriz en ese año que en todo el tiempo que estuvieron juntos. Se dio cuenta que sacrificar cosas no era la mejor opción que había tomado, ¿de qué diablos le había servido? Se sentía solo y desesperado, no podía ir llorando a con los chicos diciéndoles sus preocupaciones, su código de hombre le evitaba comportarse así; en sus tiempos de crisis solo recargar la cabeza en las piernas pálidas de Ji Na era suficiente para conciliar el sueño luego de una larga abstinencia del mismo. Pero eso había quedado en el pasado, por su culpa más que nada. Asintió con la cabeza varias veces, haciendo caso de la recomendación de guardarse sus disculpas para alguien que realmente las necesitara, por su parte la actriz dejó en claro que ya le importaba menos que una mierda lo que él sintiera. No le iba a pedir que le perdonara, solo quería que quedara claro que lo sentía. Era lo justo.

¿Para quién?

Sus piernas se negaban a dar tregua a su impulso, obedecían encarecidamente la orden de correr al fin del mundo si era necesario. Si no iban a servir sus palabras dejaría que fueran sus acciones quienes se disculparan por él. ─Sí un poco─ respondió al comentario de su evidente falta de razonamiento ─La verdad creo que enloquecí hace muchos años pero hasta ahora lo has notado─ se sorprendió de sentirse más sobrio que hace dos minutos atrás, quizá era el viento en su rostro, quizá la lluvia que había bajado su intensidad pero aun así caía siguiendo los segundos obligatorios para parecer melancólica y lenta. Miro arriba cuando fue detenido de un tirón y suspiró conmocionado. Mirando hacia donde ella prescindía su atención, una débil sonrisa apagada apareció «podemos solo caminar y dejar que la lluvia haga su trabajo» Se sentía en un video de Hilary Duff en el que sonaba Come Clean de fondo.

─Claro la farmacia─ miro sus manos aún aferradas sobre las de ella y abrió los dedos, se negaba a hacer el primer movimiento nuevamente. No volvería a ser él el que se alejara de esa calidez. Para su sorpresa su mano fue tomada nuevamente y la sello con fuerza, pasarían minutos enteros para que recordara que su pasado les alejaba naturalmente, él no era nada de Ji Na. Deseaba arrancar el alcohol de su cuerpo para tener la suficiente voluntad de irse y gritarle que volviera a casa, que había mirado atrás mientras corrían y le pareció ver los colores de Ji Na mezclados en los charcos del asfalto, pero en cambio la seguía obediente y sumiso ─Necesitaremos solo agua oxigenada, un par de curitas y una pomada cicatrizante, estoy seguro que con el alcohol de mi cuerpo ya me desinfecte─ Aunque era un intento de broma absurdo no pudo sonreír. Su mano comenzaba a sudar a pesar del agua y el frio y la abrió nuevamente para que ella la retirara ─Iré por el otro pasillo ¿te veo en la caja?
avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Gil Sang Hyuk

Volver arriba Ir abajo

por Song Ji Na el Sáb 14 Jul 2018, 06:23

— Siempre has sido un maniático de lo correcto —soltó con tono melancólico al recordar que esa manía era la culpable de su rompimiento años atrás, Gil no podía tolerar que las cosas funcionaran de una manera diferente a las que él deseaba, se molesta cuando algo no iba como lo había planeado; sus ganas por querer controlar todo lo que sus manos tocaban fue el principal motor para provocar en Jina una terrible atracción hacia el cantante, su personalidad en un principio le pareció fascinante, el Gil que subía a cantar era tan distinto al que se mostraba tras las cámaras, había encontrado al hombre perfecto, el chico de sus ojos, sin embargo, fue ese mismo aspecto lo que los alejó. Al terminó de su cuento descubrieron que sus diferencias jamás les permitirían estar juntos “no sé que le viste, es un idiota”, le había regañado su manager "te dije que te cuidarás de ese chico, los idols solo piensan en ellos mismos, son una bola de egoístas”, la actriz había sentido el impulso de defender al cantante, quiso gritarle a su representante que se callara, y darle más de cien razones para hacerle entender que estaba equivocado, pero estaba demasiado dolida para eso, lo único en lo que podía pensar era en sacar el dolor para poder ser feliz, tenía que continuar— te equivocas, detecté tu locura el primer día que te conocí pero aun así…, —guardó sus palabras, qué sentido tenía el ponerse a recordar, era demasiado tarde para eso.

Además, tenía cosas más importantes en las cuales enfocarse, cómo esa herida que con el tiempo sólo empeoraba— no creo que sea suficiente agua oxigenada y curitas, se ve profunda —dijo tras analizar por segunda vez la lesión del joven, sin embargo, lo obedeció; una vieja costumbre que no podía superar. Caminó por los pasillos buscando material de curación, fue así como se hizo de un par de curitas y gazas para limpiar la sangre, también tomó una botella de alcohol que encontró en oferta cerca de la caja, antes de pagar por su compra pidió un par de analgésicos y se hizo de dos botellas de agua, Terminó pagando con su tarjeta de crédito y espero recargada en la puerta de entrada por el solista ¿por qué estaba tardando tanto?
Se vio tentada en salir a buscarlo ¿cuántas posibilidades había de que se hubiese desmayado a causa de la sangre perdida o por el alcohol ingerido? ¿había escapado? Esa era otra opción, la más viable de todas, y quizá lo mejor para los dos ¿por qué estaba haciendo eso, sí desde hace mucho había roto toda relación con él? Pero…, seguía sintiendo la calidez que su mano le trasmitió al estrecharla con la suya, seguía percibiendo su frágil aroma, su corazón se seguía acelerando con tan sólo escuchar su voz— Oh Gil, qué haces conmigo —susurró por lo bajo— mi manager me va a matar.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Song Ji Na

Volver arriba Ir abajo

por Gil Sang Hyuk el Jue 19 Jul 2018, 09:52

En vista de que hacerse el gracioso no funcionaría todo lo que había preparado meticulosamente aún en su deplorable estado físico y anímico se vio sesgado de la filosa navaja de la indiferencia que usaba la actriz. Un frio repentino le atacó mientras paseaba su manto por los pasillos cortos de esa farmacia, pareciendo un alma en pena en busca de descanso. Pensó sinceramente en salir de aquel lugar, adentrarse entre la oscuridad de la noche y perderse hasta llegar al departamento, pero no lo hizo, no era capaz de fallar nuevamente. Estaba cansado de defraudar a Ji Na, porque no había conocido a otro ser más nefasto que él mismo.

Regresó sobre sus talones, tomando de camino una frituras y cosas que sabía a la perfección que la actriz amaba comer, porque dos años de relación eran demasiado aunque se viesen tan poco ─¿Uh? ¿Qué dices?─ puso lo que llevaba en el mostrador pero sin dejar de mirar a la chica ─¿Has dicho algo?─ volvió a preguntar con duda, quizá ya alucinaba pero juraba haberla escuchado decir un par de cosas, de su billetera sacó el efectivo para pagar su compra al recibir la cantidad. Se acercó nuevamente a la actriz y suspiró cerca, aún se sentía un poco mareado pero ya no sabía si era por el alcohol, la falta de sangre en su cuerpo o la presencia de su acompañante. De la bolsa de su compra sacó una sombrilla transparente, no debía permitir que Ji Na se siguiera empapando con la lluvia. ─¿Vamos? Busquemos un lugar en el que podamos usar todo eso, y, yo, te pagaré por lo que has gastado─ se tambaleo un poco adelantándose para abrir el paraguas y pedirle que comenzara a caminar a su lado.

Les tomó solo un par de minutos encontrarse con una parada de autobús vacía y seca, pensó seriamente en continuar de largo hasta un lugar en el que se tuviera más privacidad pero había decidido abandonar ese lujo cuando le tomó de la mano y salió corriendo por la vía pública. Además que por la torrencial lluvia que habían sufrido las calles estaban poco más que desiertas ─¿Te parece sentarnos allí? o, ¿caminamos para encontrar otro lugar más abrigador?─ había procurado no tocarla nuevamente pero para llamar su atención buscó su mano más cercana obligándola a detenerse un poco, sus miradas se encontraron nuevamente y desvió la suya con rapidez ─Cuando, hayamos descansado un poco podemos regresar al restaurante. Perdón por actuar tan impulsivo antes, seguro que te metes en problemas nuevamente por mi culpa─ todos podían creer que se había aclarado su mente, pero la verdad era aún más confuso, en su interior solo quería deshacerse de esa presencia.

Ji Na llegó por sorpresa.

Siempre llegó por sorpresa y en el momento en el que más la necesitaba. Desde un inicio, con su luz y amabilidad natural, siempre sonriente y comprensiva ¿Por que una persona como ella deseaba estar con alguien tan falto de escrúpulos y de color propio como él? ─Ji Na─ susurró, su perfil era hermoso, rozando lo perfecto. No podía quitar su mirada de sus ojos pero se obligo a hacerlo, negando con la cabeza. No era el momento, se hizo el desentendido mientras buscaba en la bolsa que colgaba de su muñeca uno de los dulces preferidos de la chica ─¿Te siguen gustando?
avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Gil Sang Hyuk

Volver arriba Ir abajo

por Song Ji Na el Jue 02 Ago 2018, 04:49

La intromisión del mencionado la tomó por sorpresa, sus ojos se abrieron más de lo normal y su cuerpo se estremeció con sutileza, sin embargo, fue capaz de regalar al mayor una sonrisa tímida mientras restaba importancia a lo dicho con su mano libre y las mejillas suavemente enrojecidas por la sensación de pudor que le causó haber sido descubierta mientras reflexionaba en voz alta— sólo estaba pensando en voz alta —una más de sus extrañas manías— acabo de descubrir que dejé mi móvil en el vehículo —no mentía, mientras caminaba por los pasillos de la farmacia había intentado encontrar su aparato pero tras palpar entre toda su ropa descubrió que no lo llevaba con ella, había quedado olvidado en el asiento trasero del automóvil— Hans debe estar histérico en estos momentos —intentó dar a la situación la seriedad que merecía pero, bastó con imaginar la cara de ira de su manager para provocarle una carcajada sutil, la cual ocultó con la ayuda de su mano “te irás al infierno Jina, por hacerlo rabiar con tus actos impulsivos”.

Soltó un ligero suspiro, había algo de gracioso en ese pensamiento; mientras su chofer manejaba en dirección al bar, Jina se fue mentalizando lo que haría al llegar, se hizo jurar que no reaccionaria ante los encantos del cantante, su misión era bastante simple: llevarlo a salvo hasta su departamento para evitarle algún problema con la prensa, sin embargo, nada había ocurrido como lo imaginó, la prueba era justo esa: se encontraba caminando bajo la lluvia, compartiendo la misma sobrilla mientras buscaban un lugar donde poder descansar “la típica escena romántica a la que estas acostumbrada” aunque la diferencia era que, cuando actuaba sabía lo que acontecería, con Gil no era así, él jamás la dejaría saber lo que pensaba, siempre había sido su cajita de sorpresas personal.

— Aquí está bien, aunque siendo sincera, ya me había hecho ilusiones con la idea de pasar la noche debajo de un puente —intentó bromear para evitar caer en la incomodidad. Se sentó tan pronto sintió la mano masculina tomar la suya y sonrió— no es momento de preocuparse por eso Gil —intentó no prestar atención a la situación, tampoco quería poner a temblar entre sus brazos pese a conocer su destino; su manager se enojaría y mucho con ella, recibiría un fuerte castigo, pero eso era información que a Gil no le incumbía— ¿sucede algo? —cuestionó curiosa y preocupada al escuchar su nombre— Oh, lo recordaste —se sorprendió y aceptó con gusto la paleta— claro que me sigue gustando, es de mis dulces favoritos, pero antes debo limpiar ese desastre —dijo señalando la herida, la cual comenzaba a secarse. Sacó el material de curación y con destreza empezó a quitar los residuos de sangre seca tras desinfectar el área— qué suerte —expresó contenta— la herida no era tan profunda —y como toque especial le puso un curita con gatitos dibujados— lo siento, eran los únicos que tenían —ahogó la risa con la paleta que anteriormente había recibido.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Song Ji Na

Volver arriba Ir abajo

por Gil Sang Hyuk el Sáb 18 Ago 2018, 08:16

─Soy un idiota─ murmuró tras escucharla quejarse de cómo sería recibida luego de esa escapada, porque lo había provocado él. El manager de su chica siempre se lo dijo cuándo quedaban solos en alguna parte sin infórmaselo a ella. Sang Hyuk era un cáncer que estaba creciendo en ella, debilitándola y matándola lentamente. Se creyó todo, vaya que el hombre sabia manejar muy bien la mente de los jóvenes porque Sang Hyuk también era corrosivo para sí mismo. Sonrió con culpabilidad, solo para no dejarla con la idea de ser ignorada por alguien que la sacó a la noche fría sin protección  ─El puente más cercano está bastante lejos y es peligroso ir hasta allí, puede haber managers custodiando las calles adyacentes─ bromeo, como si nada entre ellos hubiera pasado durante casi cuatro años.

Cuatro años, eso era demasiado tiempo. Una diminuta sonrisa escapó infantilmente de sus propios labios ─Me alegro escuchar eso, aunque siendo sinceros trataba de que olvidaras la curación─ tras esa confesión y el suspiro que petó a los cielos dejo cae sus manos a los lados. Estaba nervioso, porque su piel ardía, porque sus labios se encaminaban a los de ella por inercia, porque la extrañaba ¡mierda que lo hacía! Cada pequeño espacio de su corazón sentimental ficticio necesitaba con urgencia de Song Ji Na, de su cuerpo, de su risa, de su maldita inteligencia que no le permitía meterse con ella o jugarle bromas porque era descubierto o cuestionado.

─Que suerte─ repitió en un susurró, porque mentiría si decía que la había escuchado. Cerró los ojos ante la sensación de ardor en la parte afectada. Se aferró con fuerza a la orilla metálica de la parada de autobuses, el alcohol ardía y nublaba su mente. Pero no tenía un efecto como el de la risa de ella ─¿Que has hecho?─ se revisó en un reflejo borroso sobre el vidrio y rio también ─Está bien, creo que me queda totalmente ¿no soy un gato también?─ Tenía tanto que decirle y preguntarle, pero no sabía por dónde empezar ─Sé que parecía que no te ponía demasiada atención o que no me importaba demasiado lo que ocurriera contigo, pero puedo recordar cada conversación que tuvimos─ por ejemplo de lo la comparación con un gato, había sido solo una pequeña ocasión mientas se relajaba  a su lado ─Es tarde para decirlo pero siento lo de la perdida de tu padre. Quise ir, pero… no sabía si querías verme.
avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Gil Sang Hyuk

Volver arriba Ir abajo

por Song Ji Na el Lun 27 Ago 2018, 00:09

El comentario de Gil le provocó un ataque de risa espontanea, la imagen de las calles siendo custodiadas por todos los manager de su empresa se le antojó graciosa e irreal pero probable, tomando en cuenta la personalidad controladora de su representa podía jurar que algo así estaba sucediendo, sí ese no era el caso, entonces podía jurar que su manager estaba que echaba humo por todos sus orificios faciales; nariz, orejas, boca.. ¡Oh sí! Se estaba metiendo en un gran problema por culpa del cantante. Sonrió con disimuló al descubrir que, después de tanto tiempo nada había cambiado, Jina seguía arriesgando todo por él mientras el idol buscaba el camino de la discreción. Aunque, a esas alturas no estaba muy segura de que tan discreto era correr bajo la lluvia y tomados de la mano, no negó que le gustó la sensación, pero algo le decía que esa escena jamás se repetiría.

— ¿olvidarlo? ¿cómo olvidarlo sí minutos atrás parecía que te ibas a desangrar? Es impresionante la cantidad de sangre que puedo fluir de una herida tan pequeña —observó con real interés la pequeña herida— sólo espero que no te deje cicatriz, será difícil explicar el cómo te la hiciste —lo había visto con anterioridad, a veces los fans eran demasiado quisquillosos, podían darse cuenta de todos los cambios que el cuerpo de sus idols sufría, lo peor de todo era que, cuando algo no les gustaba se hacían escuchar. Era por ese aspecto que sentía una gran admiración por el vocalista de 7days, soportaba a la perfección todos esos comentarios y aceptaba los cambios que fueran necesarios para satisfacer las exigencias de sus seguidores o al menos eso era lo que creía hasta esa noche, todo acabó cuando lo vio sentado con la espalda curvada y ebrio en la barra de ese bar.

Al final le regaló una pequeña sonrisa y tras reunir todo el valor que en ese momento podía encontrar, posó su mano sobre la ajena para dar una pequeña palmada— te creo —confesó con la vista fija en los oscuros orbes ajenos— jamás me quejé de tu falta de interés sobre mi —a Jina lo que realmente le molestaba era su falta de comprensión, su poco valor y su egoísmo, hacerla sentir como sí fuera algo malo, algo que sí era descubierto acabaría con su carrera para siempre. Soltó un hondo suspiro para desviar su mirada hacía el vacío de la calle— claro que quería verte —confesó tras entender, que quizá esa era su ultima oportunidad para estar con él y hablar de todo lo que por orgullo ocultaron— me hiciste mucha falta pero, jamás me hice a la ilusión de verte de pie atrás de mi puerta, eres tan... tú y estabas tan decidido a dejar todo por tu grupo que lo entendí, Gil Sang Hyuk no era una persona en la cual me podía apoyar.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Song Ji Na

Volver arriba Ir abajo

por Gil Sang Hyuk el Mar 04 Sep 2018, 03:48

«No tienes idea» esa frase se quedó atorada en su garganta, en Sang Hyuk no solo las heridas físicas sangraban demasiado. Cuando era ofendido, cuando ofendía, cuando traicionaba o era traicionado, ese recuerdo podía vivir por años en su mente, atormentándolo, desangrándolo. No podía explicar eso sin parecer una víctima de las injusticias de la vida, y nunca fue de quienes culpaban a los demás. Todo lo contrario, siempre era él, siempre su culpa, su ineficiencia, su debilidad. Eso le había hecho explotar y sentir que debía abandonarlo todo. A su vez ese pensamiento de abandono lo hizo sentir culpable y embriagarse con la esperanza de chocar con un árbol y perder la memoria de sus terribles acciones. Lastimaba a todos, los utilizaba de maneras espantosas, su más grande víctima era la chica que ahora curaba sus heridas.

Se dio cuenta de lo estúpido que fue por abandonar una oportunidad maravillosa de ser feliz, solo por satisfacer a gente que no conocía.

Sonrio de regreso, sin querer hacerlo realmente, era un acto de reflejos que usaba con ella. Desde que su relación era la de simplemente dos amigos que sentían el corazón dando tumbos pero fingían no escucharlo y se limitaban a disfrutar el tiempo juntos. En aquellas épocas oscuras ya existían los problemas, pero Sang Hyuk y su personalidad protectora se obligaban a sonreír para no preocuparla. ¿Qué haría ella si supiera todo lo que acababa de pensar? Posiblemente lo golpearía y se sentiría ofendida ─Lo sé─ dijo, con cierta severidad ─Jamás te quejaste de nada─ y era quizá eso el principal problema. Si fuera otra chica, si estuviera bajo esa presión contante para seguir adelante ¿Hubiera sentido de todas formas que la estaba arrastrando a cientos de problemas? Quería dejar de ser egoísta y poderle decir que nunca salió de su mente, pero era poner excusas.

Lejos de la reacción que pensaba iba a tener, sus palabras le dieron un tipo de señal. Debía dejar de preocuparse por haber lastimado a Ji Na, era una mujer fuerte ahora, que no temía de expresar sus preocupaciones o su enfado. Sonrió ligeramente, a penas lo necesario para que no pareciera una sonrisa de burla pero tampoco le diera tiempo de pensar demasiado en el significado ─Muy bien, entonces no tiene caso que me excuse por no haberme presentado. Me preocupaba tener que disculparme por eso, al final de cuentas tienes razón, tu y yo fuimos un intento raro y desesperado de novios. Finalmente entiendo que confiábamos poco en el otro ¿no?

Apretó los dientes acariciando el curita, disfrutando la sensación de dolor debajo de sus dedos. Se puso de pie ─Volvamos ahora, no quiero otra charla a solas con tu manager. La primera aún viaja por mis sistemas nerviosos─ ¿Por qué se sentía tan cansado? Deseaba poder dejar de hablar y empujarla a que corriera sin él. Al menos de esa forma se convencería de que Ji Na nunca volvería. Y podría deshacerse de todos esos sentimientos sin remordimiento. ─En medio de mi locura, durante estos meses desde nuestra separación, tenía tu voz en mi cabeza. Que constantemente me criticaba por dejar de luchar por ti─ sonrió respirando libremente al viento frió de la noche.
avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Gil Sang Hyuk

Volver arriba Ir abajo

por Song Ji Na el Sáb 08 Sep 2018, 04:31
— No, nunca lo hice —repitió perdida en sus pensamientos. Jina se esforzó por ser la novia ideal; la mujer enamorada que esperaba con los brazos abiertos a que su pareja tuviera tiempo o ganas de estar con ella, a quien no le importaba los mensajes ignorados o las llamadas desviadas, sí él le marcaba o mensajeaba ella respondía al instante y con los ojos llenos de esperanza, jamás le reclamó por tiempo, nunca tuvieron esas peleas donde la actriz le reclamaba su evidente descuido, nunca hubo lágrimas por cancelaciones a ultima hora, todas esas emociones quedaban ocultas baja una máscara de “entiendo”, quería comprender la situación del cantante, sabía que las cosas no siempre resultaban fáciles para él es por eso que se limitó a ser la joven obediente y dócil, no hubo reclamos mucho menos berrinches de su parte; tan leal como un cachorro a quien no le importa cuantas veces su dueño lo maltrate siempre corre maneando la cola a su encuentro— y a veces me pregunto sí ese fue mi error —soltó con la vista fija en las grandes nubes que amenazan con soltar otra ronda de pesadas y frías gotas de agua— quizá lo que realmente necesitabas era a una novia berrinchuda a quien no le importara sí eran las tres dela mañana y su novio no había descansado, ella lo quería en ese instante frente a su puerta con una caja de chocolates y un ramo de flores —soltó una risa burlona, ni ella se imaginaba en un papel así.

Dejó salir un suspiró y se estremeció al sentir la brisa golpear su cuerpo, la temperatura comenzaba a descender— será una noche fría —susurró para si misma y en un acto reflejo se ajusto su chamarra para resguardar el calor de su cuerpo e impedir que sus extremidades comenzaran a bailar en contra de su voluntad.

Arrugó el entrecejo al escuchar las palabras de quien fue su pareja y su más grande amor “Sí Gil, hazte la víctima para calmar tu culpa”, sonrió con gesto cínico, poco le importaba lo que él pensara de su reacción “vamos, dilo.., di que te arrepientes de haber estado conmigo”. Lo observó dejar su lugar y aunque la ausencia de su cuerpo hizo estremecer su cuerpo no se inmutó, se mantuvo sentada con la vista fija en delgada silueta masculina— ¿cómo lo haces? —su voz era seca, fría— ¿Cómo haces para volverte la víctima de toda tragedia que tú ocasionas? Es una habilidad que siempre he admirado de ti —se levantó y decidida caminó hasta él, Jina había cambiado, ya no era más esa niña tonta que agachaba la cabeza y se tragaba sus palabras; sobre ella Gil ya no ejercía el poder de la dominación— esa vocecita en tu cabeza tiene nombre, se le llama culpa porque si bien recuerdo, fuiste tú quien decidió terminar poniendo como pretexto un absurdo, no te importó mi opinión, ni siquiera me dejaste dar una explicación; simplemente juzgaste, jugaste conmigo y no sé si algún día te pueda perdonas por eso —sentir su cuerpo tan cerca, presenciar de nuevo ese aire egoísta en él provocaron que el corazón de Jina se desbocara, sus ansias aumentaban y el deseo comenzaba a nublar su razón; el hombre frente a ella podía ser un ser egoísta y manipulador pero eso no la convertía en una mártir, ella era igual o peor porque a pesar de todo el daño lo seguía amando como la primera vez, lo seguía deseando y sabía, que por él haría lo que fuera. Sin frenar su impulso se aferró con fuerza al cuello de la camiseta del vocalista y en un inesperado movimiento lo atrajo hacia ella para rozar sus labios con los ajenos, aquel pequeño roce se convirtió en un casto beso que no duró demasiado, se alejó con la misma velocidad que lo acercó a ella— buenas noches, Sang Hyuk.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Song Ji Na

Volver arriba Ir abajo

por Gil Sang Hyuk el Vie 14 Sep 2018, 07:57

No respondió a la provocación, al sarcasmo. ─No creo que sea un error, forma parte de tu personalidad. No hubiera hecho nada para cambiar esto─ a veces él también se preguntaba si necesitó un poco más de motivación en esa relación, pero siempre concluía que no. La miró fijamente cuando lanzo ese comentario que, sinceramente, no alcanzó a comprender, solo se encargó de mirar hacia el cielo nublado, que amenazaba con volver a abrir sus nubes por la mitad y empaparlos en agua, haciendo aún más difícil el camino de regreso. Su voluntad estaba hecha nudo, su valentía se había roto con el último comentario que el mismo soltó. Lamentaba de corazón no tener las palabras correctas para cerrar ese círculo que quedo pendiente hace mucho tiempo. Su relación, incluso su amistad se había deteriorado de esa lamentable forma.

Ahora miraba el suelo en silenció, dejándolos a cada uno disfrutar el silencio formado, hundiéndose en sus pensamientos profundos y analíticos, pensando en que debieron hacer eso desde un inicio ─No trató de hacer la victima de nada, he dicho solamente que no encontraba las palabras para disculparme contigo, pero como veo que no las necito pensar demasiado, solo quiero que quede claro que lo lamento. Es la primera vez en cuatro malditos años que me disculpo con alguien y sigues siendo la única que me pone a temblar de angustia. Porque nunca supe si la magnitud del daño tras la separación era el mismo para mí que para ti. ¡¡Por que no merecías mi maldita actitud!! ¿Por qué es tan difícil tratar de hablar contigo?─ susurró ya más tranquilo, arrepintiéndose al instante de haber alzado la voz.  Lo sabía a la perfección, era culpa.

─Yo no estoy pidiendo tu perdón─ había un aire vació en él, algo de orgullo magullado. Trataba de hacerle entender que aunque era tarde le quería ofrecer una discusión civilizada llena de las respuestas que nunca pudo expresar. Pero tampoco podía decirle que era un poco de despecho tras ver lo ocurrido con Jungwoo y su noviecita. Su sorpresa, tras ser sujetado de esa forma salvaje duro apenas un par de segundos. Porque las palabras que exigían explicaciones fueron ahogadas en ese par de labios fríos, no respondió al beso. Por qué no creía que lo hiciera a posta, suspiró cuando se alejó de él ─No pensarás en irte sola, no te dejaré─ comenzó a caminar luego de tomarla del brazo, tal como la había arrastrado hasta ese lugar, pero con menos prisa y más tranquilidad ─Si este camino me sirve de algo que sea para decirte lo que he tratado con palabras buscadas y pretenciosas. Nunca te utilicé o hice algo como jugar contigo. Todos mis sentimientos fueron sinceros tanto como los tuyos. Pero en un momento en el que tuve que elegir entre tener que  dejar que ambos creciéramos profesionalmente o correr el riesgo de truncar tu carrera o la mía, elegí lo más cruel. Por eso no pido que aceptes mis disculpas o que perdones lo que hice. Me basta con saber que no deberé de correr la mirada cuando me encuentre contigo nuevamente.

Quería indicarle que jugar con el beso era demasiado para él, no preguntaría sus intenciones ─Hoy, todo se ha complicado nuevamente. Por eso bebía, por eso pensaba tantas cosas estúpidas. Quizá, no pueda encontrar otro tiempo para hablar. Prometo no volver a hablarte, buscarte o pensarte siquiera─ se detuvo un poco, un par de cuadras antes de llegar al lugar del que habían corrido. Levantó su mano y besó pulcramente el dorso de la misma.  ─Espero, que mi actitud celosa hacia ese actor con el que te emparejaban, que mi forma de actuar o dirigirme a ti no hayan quitado la ilusión de ser feliz. Cuéntale a tu manager que he cambiado─ guiñó un ojo estando, por primera vez, en paz con él mismo.
avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Gil Sang Hyuk

Volver arriba Ir abajo

por Song Ji Na el Dom 16 Sep 2018, 03:41

Sus palabras le arrancaron una sonrisa invisible, una parte de ella quería creer en lo dicho pero otra no, ese lado oscuro que le gustaba atormentarla le gritaba que no se dejara conmover por toda ese palabrerío, Gil era un hábil manipulador, la clase de persona que lograba meterse en la cabeza de las personas para manipularlas, muchas veces ella se sintió de esa manera cuando estaba con él, manejada a su antojo, sin embargo, decidió creer la primera opción, se habían amado, de maneras diferentes pero el resultado fue el mismo; disfrutaron de su relación pese a todos esos inconvenientes. La actriz siempre mantendría la creencia de que Gil sería más grande amor, no sólo se había enamorado de él, también aprendió a admirarlo y respetarlo, ante sus ojos siempre sería el hombre perfecto.

No dijo nada tras ese largo discurso, ella no conocía la magnitud del daño que su separación dejó en él, desconocía por completo cómo había sobrellevado su separación, sí el hombre frente a ella lloró por no tenerla a su lado, sí sintió la frialdad de la cama o se vio tentado a pedirle una segunda oportunidad, Jina si las sintió, cada una de ellas, la cuales dejaron a su paso un amargo sabor, una cicatriz que jamás desaparecería.
Entendió que no importaba cuanto daño se habían provocado, o las veces que se disculparan uno con el otro, su tiempo juntos había expirado. Lo sintió en aquel contacto, en la manera en que sus fríos labios no se inmutaron, en la vida de Gil ya no había lugar para ella, el cantante se encargó de sacarla de su vida y aunque le doliera aceptarlo, así sería por el resto de los años que le quedaran por vivir.

— No tienes nada de que preocuparte —estaba sorprendida por la habilidad del chico para reducir todo a la nada, con pocas palabras y en menos de un segundo convirtió todo en un momento sin significado, aquel reencuentro perdió la magia que la actriz encontró en él, quizá era hora de dejarlo ir, de hacer justo lo que él.., soltar y seguir con su vida— haré lo mismo —retiró su mano lo más rápido posible, aquel contacto sobre su piel le había quemado— prometo no volver a hablarte, buscarte o pensarte siquiera, no más Sang Hyuk para mi y con respecto al actor, debes saber que era homosexual, es por eso que su empresa se empeñaba en emparejarlo con quien tuviera la oportunidad —se abrochó la chaqueta y ocultó sus manos en los bolsillos de la misma— por cierto, la próxima vez que salgas a emborracharte asegúrate de tener a alguien de confianza a tu lado, al parecer es demasiado peligroso para ti —dijo en referencia a la herida sobre su ceja— suerte a ti y a 7 days —hizo una reverencia al cantante y caminó hacia el bar, ni siquiera el dolor de esa despedida podía ser opacado por el terror que le esperaba dentro del local, su manager le daría una fuerte reprimiendo pero ¿importaba? No, ya había perdido lo que realmente le importaba.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Song Ji Na

Volver arriba Ir abajo

123
Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:

No puedes responder a temas en este foro.