Oh man, this ain't real [PJH]
NOTICIAS
26.11 RCKSTR Entertainment sigue sin aceptar nuevos empleados o idols en sus filas hasta nuevo aviso. ¡Salimos del hiatus!
22.11 Solamente se podrá acceder a METEOR, VYR, KSJ y MYP Entertainment comprando el item “Cuenta especial” ya que permanecen cerradas hasta nuevo aviso.
29.12 ¡Llevamos contigo once meses! Muchas gracias por hacerlo posible y seguir con nosotros día a día. ¡Por muchos meses más!
ADMINISTRATIVAS
APOYO Y PNJ
DICIEMBRE DE 2018 La hora y tiempo del mes actual en Seúl, Corea. Usa esta información para hacer tus temas mucho más realistas.
?????
X
comeback stages diciembre
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
Últimos temas
» Music and fun. — PJR.
por Dong Seung Hye Hoy a las 10:25

» pillow PRISM - Vlive
por Seo Jik Hoy a las 06:34

» kitty paws —pwj.
por Kim Ye Eun Hoy a las 06:05

» Midnight city | GYH
por Gong Yun Ho Hoy a las 05:40

» Registro Global.
por Lee Yeon Ji Hoy a las 05:10

» oh, sweet girls —gyr.
por Go Ye Rim Hoy a las 04:39

» happy gee christmas — UT
por Seo Jeong Ha Hoy a las 04:38

» 太陽升起 [The sun is out] • Lian
por Zhao Wen Lian Hoy a las 03:17

» ¡Cuidado con el perro! — ZWL
por Zhao Wen Lian Hoy a las 03:02

» rocky raccoon —hbc
por Min So Ra Hoy a las 02:43

» music therapy – lgb [fb]
por Lim Gi Beom Hoy a las 02:17

» Lightenup | Young Ho
por Kang Young Ho Hoy a las 02:13

» replay —mdj + fb.
por Lim Gi Beom Hoy a las 01:53

» Ty govoriš' po-russki? | Ryu Cho Won
por Ryu Cho Won Hoy a las 01:51

» bloodstained —kbh, fb.
por Kang Hyo Rin Hoy a las 01:38

» miss hardheaded —libre
por Lee Dan Bi Hoy a las 01:26

» Seasons Change — UWK
por Ryu Cho Won Hoy a las 01:16

» Registro de Comebacks/Debuts.
por Moon So Yul Hoy a las 00:53

» thank u, next —canción especial.
por Moon So Yul Hoy a las 00:48

» our song cured my depression – Danbi
por Lee Dan Bi Hoy a las 00:38


Oh man, this ain't real [PJH]

Ir abajo

por Ahn Seong Gi el Vie 01 Jun 2018, 04:08

6 de Junio
12:30 horas

Un día libre, un maldito día libre había tenido esa semana, para poder hacer lo que quisiera, alejarse un poco de la ruidosa casa donde si, compartía con catorce personas y era un maldito caos. Eran su familia pero a veces necesitaba alejarse de todo por unas horas, entrenar, ir de compras, hasta salir a comer fuera, cualquier cosa que le hiciese sentirse como un chico normal y no como Anubis, miembro de Olympians. Esa mañana precisamente se levantó bastante temprano para no tener que decirle a muchas personas a donde iba, también para evitar que algún compañero se le sumase al plan, le daba algo de vergüenza que le vieran practicar artes marciales, era una cosa íntima.

Logró su objetivo y la verdad es que tras eso se permitió una buena ducha sin prisas antes de abandonar el gimnasio al que fue, sin esa presión de gente queriendo entrar porque tenía necesidades o prisa. Aunque en el fondo era consciente de que si se marchase de aquella casa lo echaría de menos, todo ese alboroto... era su vida, lo que veía a diario y ya estaba muy acostumbrado a ello, casi ni lo notaba, los horarios estaban muy marcados en el idol. Y un desayuno en una cafetería modesta y apartada, con sus gafas y la gorra, para cubrirse lo máximo posible, no quería que le reconociesen mucho porque siempre que veía a una fan no podía evitar pararse y hacerse fotos, después de todo los fans lo eran todo.

Estaba ya más que contento con su mañana e iba a tomar el bus para ir a un parque o al acuario, donde fuese, también a comer, había llovido durante gran parte de la mañana, cuando estaba en el gimnasio y la calle estaba llena de pruebas, se iba acercando a la parada y vio el bus que se aproximaba así que apretó el paso con tan mala suerte de que resbaló y cayó justo encima de uno de esos charcos, poniéndose perdido. Con un chasquido por lo adolorido de su trasero. Tenía la camisa y los pantalones embarrados, también mojados. El macuto con la ropa se manchó también y no pudo más que maldecir, ante las miradas curiosas de varias personas.
avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Ahn Seong Gi

Volver arriba Ir abajo

por Park Jun Hee el Jue 07 Jun 2018, 23:41


Largas horas en la oficina puliendo detalles a días del debut. El disco que descansaba ahora envuelto en plástico al fondo de su mochila era el resultado de mucho mucho trabajo, el suficiente para mantenerle insomne durante gran parte de la semana. No se quejaba de las rutinas, le ayudaban a mantener la mente distraída, alejada de los abismos que lo arrastraban cuando se descuidaba. Sabía, solo de mirar a los demás miembros de PRISM, que ellos también se encontraban de la misma manera, batallando distintos demonios. Le tentaba pagarle una visita a Myuk, en un arrebato infantil, cual crío que quiere enseñarle su último dibujo a sus padres para que le den esa archiconocida palmadita en el hombro y cuelguen la pequeña obra de arte en la nevera... pero tampoco podía pretender presentarse de nuevo en casa del chico, era la tercera vez ya esa semana.

El asfalto estaba mojado, su vista no se separó del suelo mientras andaba, sorteando charcos e ignorando la llovizna que se precipitaba por su paraguas —recién abierto—. Observó la cola que comenzaba a formarse frente a la parada del autobús, cual hormigas, y sopesó si tomarlo y volver a casa, o ignorarlo y tomar un desvío para hablar con Momo. Se sentía estúpidamente solo en aquel momento, sí, incapaz de pensar en otra cosa que en todas aquellas caras conocidas que lo rodeaban. Le costaba mucho manejar la soledad. El bullicio de las calles no menguaba este sentimiento.

Un extraño tropezó unos metros más allá, haciéndole alzar la vista y caminar hacia su posición. Eran fechas raras de verano para que estuviese lloviendo, pero el tiempo era muchas veces tan caprichoso como impredecible. Recogió la mochila del chico, tendiéndole la mano libre que no sostenía ni el paraguas ni la bolsa y le ayudó a incorporarse. —La calle tiene desniveles, se forman charcos bastante malos cuando llueve. En las noticias sugieren llevar botas apropiadas, aunque es una locura porque ya es Junio... —concedió, devolviéndole el macuto y desviando la vista a la parada vacía, y luego a su ropa. —¿Estás bien? Si planeabas tomar el autobús... —negó, con el tono de voz bastante neutra para la situación, pero no por ello siendo seco. Esa era su forma de ser habitual— ...la ciudad va demasiado deprisa a veces.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Park Jun Hee

Volver arriba Ir abajo

por Ahn Seong Gi el Vie 08 Jun 2018, 00:12

En cualquier momento de su juventud no hubiera dudado en reírse del traspiés, de la caída y hasta de haber manchado toda su ropa, provocando que sus padres le mirasen al llegar a casa con el ceño fruncido y dando paso al aluvión de preguntas que habría respondido con una sonrisa y alardeando de alguna hazaña. No obstante eso era el Seongi de su niñez, no el hombre en que se había convertido ahora y que tenía cierta fama y reputación por haberse convertido en aquello que tanto persiguió. Las gafas resbalaron un poco por la nariz y sus ojos pudieron ver directamente a la gente, no hizo sonido alguno ni le dio importancia, dispuesto a levantarse y seguir con su vida como la gente normal cuando ocurrió lo que sería normal, que alguien se parase.

Se colocó bien las gafas para tomar esa mano que le tendían, despegando el trasero del suelo y sintiendo la prenda algo pesada por el barro y el agua. Escuchó sus palabras y sonrió por el detalle de las botas, no fue solamente eso lo que propició su caída, más bien su afán por llegar lo antes posible a la parada. —También influye que una persona no miré por donde anda a sabiendas de que ha llovido y posiblemente la calle esté llena de charcos. —añadió al tiempo que tomaba el macuto para que el chico no tuviese que hacerse cargo del mismo. Y como si le hubiera mirado un tuerto, ahí estaba, bien pero sin el autobús a parte del desastre que parecía, eso le provocó un suspiro pesado y que se calase la gorra algo más.

Miró un momento al chico que tenía delante y le pareció extrañamente familiar, aunque no lograba recordar de qué en ese momento tan malo, le mosqueaba tener esa sensación y no lograr descifrar el enigma. —Supongo que si... lo peor es que me he quedado tirado hasta el próximo y no se si me dejarán subir como estoy.  —Se mordió el labio inferior mientras su mano se rascaba la nuca. Bueno, no era lo peor del mundo, la gente ya no estaba tan interesada en su persona y habían empezado a circular con normalidad, solo destacaban ellos dos, uno por la gorra y las gafas y el otro por estar hablando con ese individuo. —Gracias por la ayuda. Imagino que ahora ya no puede salir nada peor que esto. —Giró sobre si mismo para mostrarse, con una sonrisa en los labios. —Me llamo Geongi por cierto... y bueno, tengo que decir que me resultas muy familiar, como si te hubiese visto ya antes pero no suelo venir mucho por esta zona demasiado.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Ahn Seong Gi

Volver arriba Ir abajo

por Park Jun Hee el Sáb 09 Jun 2018, 02:03

Ayudó al chico a incorporarse, comprobando que no parecía haberse hecho daño. Esperó que, al menos, tomar ese autobús no hubiera sido tan vital para él, que nadie le estuviera esperando, de lo contrario podía imaginar que tendría problemas. La calle seguía igual de repleta, los transeúntes apenas mirándoles, pese a la apariencia deplorable del contrario. Iba a tener que cambiarse de ropa, pero dudaba que llevase una muda encima.

Se quedó distraído con esos pensamientos, hasta que la pregunta del chico le interrumpió, percatándose de que podía decir lo mismo a la inversa. Le había visto antes, por supuesto. —Anubis, ¿no? —preguntó, bastante seguro de que lo era. Tan cerca de la zona de Seul donde estaban las empresas de entretenimiento, y con el inconfundible afán de esconderse tras una máscara demasiado obvia. —No voy a gritarlo así que no te preocupes. Eres famoso, debe de ser tedioso. —Habló de ello como si él no supiera del tema, y abrió su propia mochila para sacar las llaves de un coche.—Hace unos años estuve en un grupo de la  KSJ.

Permitió al chico adecentarse lo poco que pudiera mientras hablaban. Junhee no tuvo prisa por marcharse. Pese a que rara vez tenía  antiguos fans reconociéndole y persiguiéndole (la fama duraba un tiempo limitado, y las tragedias no eran plato que disfrutara la gente). Lo intentaban los primeros días, pero pronto quedó el chico solo, cuando la muerte de sus padres. ¿Cuan frágil sería Olimpians? ¿Quizá tanto como 2wink o las formaciones de sus compañeros de grupo? El ex-idol tenía esperanzas de que el contrario tuviese más suerte que él con su carrera si alguna vez sucediera un escándalo tan grande. —¿Ibas a algún sitio? El conductor no te dejará subir tal como vas... —hablaba del autobús— pero tengo coche y puedo acercarte a donde quieras. Tengo varias toallas en el maletero, no me molesta ponértelas en el asiento y que te acomodes encima. No eres el primer idol que tiene un mal día... la prensa rosa ama cuando hay fallos de cálculo, se hacen de oro con cada noticia.

Caminó hacia adelante, a la espera de si el contrario le seguiría o no, si se fiaría de él. —Busca Park Jun Hee en internet. —terminó por decir, dispuesto a probárselo si aún tenía dudas de quien era realmente. — Estuve en 2wink, el grupo se disolvió en 2015.

cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Park Jun Hee

Volver arriba Ir abajo

por Ahn Seong Gi el Sáb 09 Jun 2018, 02:38

No estaba preparado para que su brillante disfraz fallase ante ese chico, pero lo hizo y la boca de Seongi se abrió un poco para luego volver a cerrarse, mordiéndose el labio inferior. Se habría quitado el disfraz allí mismo, si es que a eso se le podía llamar disfraz, pero aún quedaba gente por las calles y le reconocerían, ellos si le abordarían, no serían tan amables como el contrario que pensaba callárselo. Lo agradeció la verdad, porque ya era lo único que le faltaba para que el día fuese redondo, una avalancha de posibles fans. —Gracias... no sabes cuanto, no estoy como para tener que quedarme a hablar con gente con estas pintas.— Dijo mientras el otro sacaba unas llaves, la de un coche, iba a preguntar algo cuando mencionó que pertenecía a un grupo que si había escuchado, los seguía porque allí había una de las mejores voces que jamás oyó.

En ese momento tenía muchas preguntas, demasiadas, casi había olvidado el hecho de ser descubierto, de que supiera quien era. Había asistido a algún concierto suyo, estaba seguro de ello, normal que le resultase tan familiar, empezó a repasar en su mente las caras, los nombres y tardó algo en dar con la tecla correcta y que todo cobrase sentido. Le había dejado de prestar atención y cuando por fin reaccionó, le estaba preguntado hacia donde iba, se ofreció a ayudarle y sería un estúpido si no aprovechaba esa oportunidad, estaba seguro que se arrepentiría una vez llegase a casa. —Estaba disfrutando de un día libre, pensaba ir a comer algo fuera, no regresar hasta tarde a casa, pero si... dudo poder moverme en un autobús con estas pintas y si la prensa me ve se cebarán conmigo, me veo saliendo en las revistas y los programas de cotilleos para mi desgracia. — así que le siguió hasta el coche, con una sonrisa, y cuando este le dio más datos para que le buscase agitó la mano para indicarle que no hacía falta, claro que sabía bien quien era, tras hacer memoria, pero lo sabía.

No pudo evitar quitarse las gafas al menos. —Se quien eres te conozco bien, aunque no te lo creas era bastante fan tuyo, me pegaría ahora mismo por haber tardado tanto en reconocerte. Me encanta tu voz, es una de las más especiales que he escuchado nunca y me jodió mucho cuando el grupo se disolvió. — lamentó ese dato— puedes llamarme Seongi y si, gracias por la ayuda... lo necesito. Creo que debería cambiarme pero si vuelvo a casa seguramente me pregunten y ya no pueda escapar, me encuentro ahora mismo en problemas.

Se acercó al maletero para coger esas toallas. —Quizá una tienda de ropa, pero no se si llevaré suficiente... acabo de venir de hacer deporte, la ropa que llevo en esa mochila está sudada, no sirve. ¡Qué fastidio!.— masculló, mirándole, la verdad es que estaba en problemas serios, al final le iba a tocar ir a casa, hacer precisamente lo que estaba tratando de evitar.

cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Ahn Seong Gi

Volver arriba Ir abajo

por Park Jun Hee el Dom 17 Jun 2018, 20:33

Asintió brevemente al chico, habiendo estado en situaciones similares. Le sorprendía que estuviese usando el transporte público en lugar de un servicio privado. Más raro aún era que una horda de chicas quinceañeras no lo hubiesen sitiado en plena calle. En su lugar, había necesitado un charco para deshacerle toda la fachada casual.

Día libre, ¿no? —preguntó, a la par que caminaba hacia su coche. Varias personas se habían girado hacia ellos, y si bien no parecían haber situado su cara aún, Junhee sabía que solo era cuestión de tiempo. Abrió el BMW, sacando del maletero una toalla, y se la tendió al chico, antes de acomodarse en el asiento del conductor. El vehículo no era gran cosa, gama media. No porque no hubiese podido en su momento, sino porque los coches tampoco emocionaban al chico especialmente, y a sus ojos, mejor era pasar desapercibido que aparcar un Bugatti en pleno Seúl.

Arrancó, una vez el contrario subió a su derecha, y agradeció los cristales tintados, porque al menos eso sí se lo había permitido. — ¿Dónde quieres que te deje? —preguntó, sin saber por donde quería retomar los planes Seongi, y preguntándose a sí mismo, si deseaba volver ya a casa o quería pasar a comprar alguna cosa. Optó por lo primero. — Puede que me pille de camino a la Morgue. —contestó, inconscientemente, ajeno a lo que la palabra podría hacer pensar a su nuevo copiloto. Recapacitó. — No se me ha muerto nadie, llamamos así a la casa, los de mi grupo y yo.

Se detuvo en un semáforo, tamborileando un poco con los dedos sobre el volante. Le pilló un poco desprevenido el halago, no acostumbrado a encontrarse con personas que admiraran su trabajo desde que estuviese en 2wink. Bastó la disolución del grupo para que todo se le antojase un poco como un sueño. Unos meses más, y casi dudaba de su veracidad, de que hubiese sido idol alguna vez. —...Gracias. Ni me acuerdo de la última vez que me dijeron eso. —dudó, cortado de repente, con la vista puesta en la carretera y las manos abandonando únicamente el volante para cambiar las marchas. — Habéis llegado a mucho más que nosotros en Olympians, y en muy poco tiempo. No quiero ni imaginarme como será. Hoy en día todos los grupos tienen lightstick, los océanos de los conciertos serán preciosos. Oí que llenasteis el Olympic Stadium... parece casi hecho para vosotros, el nombre —bromeó.

cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Park Jun Hee

Volver arriba Ir abajo

por Ahn Seong Gi el Dom 17 Jun 2018, 21:18

Día libre, el primero en mucho tiempo, no se equivocaba el contrario, al menos hasta que el desastre acudió y lo nubló todo, pero bueno, cosas de la vida. —Si, ya sabes como va esto, para uno que tienes lo mejor es disfrutarlo a fondo, salir de casa y no regresar hasta que caiga la noche o más incluso, aunque luego estés hecho un desastre por la mañana.— comentó mientras tomaba la toalla que le ofrecía para empezar a secarse un poco, pero al final optó por enrollar esta a su cintura para no mancharle los asientos del coche cuando finalmente aceptó subirse como copiloto y ver que podía hacer con su vida en ese momento.

Se fijó en que los cristales eran tintados y sonrió disimuladamente, eso eran maneras de idol, sin duda, les daba mucha privacidad y podía relajarse bastante, al menos para pensar en donde le podía dejar, alguna tienda no muy lejos de un presupuesto medio, por si no llevaba suficiente efectivo. Estaba en ello cuando escuchó lo de la morgue y giró la cabeza para mirarle algo sorprendido, creyendo que le estaba entreteniendo cuando debía estar destrozado por  alguna pérdida, pero no tardó en aclarar que era la casa de su grupo. Suspiró Seongi, llevándose la mano al pecho por el susto. —Me has dado un susto... joder, ya creía que te estaba molestando.— tardó en en darse cuenta de que dijo grupo, sabiendo que él no estaba en ningún grupo desde el anterior y la polémica. —Puedes dejarme cerca del centro, creo que hay una tienda por allí donde comprarme algo, creo tener suficiente para ropa que no sea de marca.— no quiso hacer un comentario sobre eso del grupo, aún no.

Al parecer el halago le pilló desprevenido pero Seongi creía que era cierto, que ese chico tenía una de esas voces únicas en el mundo y aunque este empezó a ponerle por las nubes por los éxitos de su grupo, prefirió no darle importancia, por más que tuviera razón. —Si, tenemos muchos fans y nos gusta nuestro trabajo, la verdad es que hemos tenido mucho éxito y como dices llenamos hasta estadios famosos. Y entre tú y yo, a mi esos palitos... no me gustan mucho, nunca los entendí, soy de vieja escuela para eso, sacar un encendedor y con eso alumbrar en los conciertos.— seguro que no diría nada Junhee, y Anubis iba a seguir promocionando estos como hasta la fecha.

Ya que les quedaba un rato para llegar a la tienda, decidió aventurarse un poco, esperando no molestarle. —Has dicho que llamas Morgue a la casa de tu grupo... pensaba que estabas retirado de la música desde lo que pasó con 2wink. ¿Estás metido de nuevo en la industria de la música?— preguntó con un evidente tono curioso, porque si iba a volver tenía que saberlo para seguir su carrera desde el principio, no se iba a perder a uno de sus cantantes favoritos en un nuevo debut. —Perdona si me meto donde no me llaman, pero me ha parecido curioso lo que mencionabas de tu grupo.— no quería meterle en problemas, casi no se conocían, pero Seongi solía ser muy directo a veces.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Ahn Seong Gi

Volver arriba Ir abajo

por Park Jun Hee el Lun 25 Jun 2018, 11:45


Eres bastante más enérgico que la mayoría de idols que conozco —confesó, encontrando algo curioso que salir hasta bien entrada la noche fuese la definición de Seongi de disfrutar de un día libre. Junhee era más de estar en casa y abandonarse a la manta, el colchón y las series en servicios de streaming... todo un clásico de chicos introvertidos que tanto a él como a todos los de PRISM les iba muy bien. Tenían suerte en ese aspecto, en que sus gustos y aficiones fuesen tan similares. Se llevaban casi cinco años con Jik, Jaechan y él, y la diferencia de edad apenas se notaba.

Mantuvo la vista puesta en los semáforos, deteniéndose una vez el que se encontraba frente a si cambió a ámbar. Se quedó distraído, con la vista puesta en los peatones, pues si bien tenía coche, no le gustaba mucho conducir. Era una responsabilidad que no quería tener si alguna vez perdía el control del vehículo, y que le recordaba demasiado a los padres. Él piloto, ella azafata. Ahora, y en la mayoría de sus sueños, pasto de los peces. —Ah, no te preocupes, no me he vuelto asesino aún. —le quitó importancia al asunto, esbozando apenas una sonrisa suave. —Empezó como un chiste, al final se hizo oficial. —Tenían un humor particular para ciertas cosas, eso era innegable.

Rompes el corazón de miles de fanboys y fangirls diciendo eso. Hoy en día se sacan enseguida para los grupos rookies. Recuerdo cuando estaba de trainee la primera vez, antes de 2wink, que todavía habían grupos medios que no tenían. El que te hicieran un lightstick era una especie de símbolo de... ¿madurez del grupo? No lo sé. Comenzaron a hacerse muy populares. Son bonitos, a las empresas les encantan, a los fans les encantan... no me acuerdo que fandom fue, pero tardaron un poco más de lo normal en sacarles un lightstick y casi que comenzaron a fabricarselos ellos mismos con linternas y botellas de Sprite... la empresa tardó menos de un mes en sacar el "totem" después de eso... y luego a los integrantes del grupo no les gustó, pero esa es otra historia. — Miró alrededor, una vez se fueron acercando al centro, en busca de algún lugar para aparcar que fuese medianamente discreto. No estaban demasiado lejos de las tiendas, y el otro debería poder arreglárselas sin problemas. —Si es porque no llevas dinero encima, puedo prestarte y ya me lo devuelves la próxima vez que nos encontremos. —comentó, decantándose por uno de los garajes subterráneos, aparcando el coche y poniendo el freno de mano.

Me delaté yo solo, puedes preguntar, no pasa nada... y sí, algo así. Debutamos en una o dos semanas. SYK no ha querido hacer mucha publicidad del tema para que no se causen demasiados "disturbios" en el debut show. Todos tenemos bastante mala reputación según a quien le preguntes, pero eso es un riesgo con el que ya contábamos.


cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Park Jun Hee

Volver arriba Ir abajo

por Ahn Seong Gi el Lun 25 Jun 2018, 18:44


¿Ser enérgico era un cumplido o solo se lo estaba imaginando?, la verdad es que Seongi era joven, le gustaba poder hacer ese tipo de cosas normales que no eran noticia para los habitantes de Seúl y que en cambio ocupaba portadas de revistas si era él quien aparecía. No sabía cuantos idols conocía Junhee pero dudaba que la mayoría se quedasen encerrados un fin de semana en casa sin disfrutar de la vida, con tantos compromisos como tenían un poco de desahogo no venía mal. —Para mi es solo disfrutar de las cosas que haría de normal si la prensa no estuviera merodeando alrededor mía.— comentó sin más, bastante intrigado y queriendo saber si Junhee era uno de esos que se quedaban en casa a ver la tele o hacer cualquier otra cosa.

Pues fuera chiste o no, era un nombre oscuro y que no invitaba a nadie a cruzar esa puerta, si a Seongi le decían de ir a una casa apodada la morgue se lo pensaría mucho y eso que su nombre artístico era el de Anubis, un dios de la mitología egipcia que estaba relacionado con el inframundo y pesar corazones en una balanza con una pluma, igualmente siniestro. —Sigue siendo oscuro, demasiado, parece el nombre de una película de terror donde todos se quedan encerrados en una morgue y a saber que clase de cosas les pasa a sus protagonistas... sería una idea muy buena para Hollywood, suelen aprovechar esa clase de elementos para hacer desde mierda pura a buenas pelis que ver una noche con el bol de palomitas.— no quería meterse con el nombre de su casa, solo era una divagación sin sentido que hizo por sentir aún nervios en la boca del estómago, le pasaba con gente a la que admiraba por alguna cualidad especial.

Si que iba en una línea diferente con eso de los lightstick, pero es que no le gustaban para nada, sabía muy bien que era un elemento que todos los grupos con una base de fans importante y una fama ya reconocida tenían, pero era un elemento que vender para sacar dinero y poco más, una evolución de los mecheros de los conciertos que en realidad solo atendía a incrementar el merchandising de dichos grupos. —Mi opinión es un poco diferente a la del resto por eso me la callo y soy buen idol, promocionando esos chismes con una sonrisa. Aunque estoy siendo algo hipócrita pero bueno, cosas que se nos exigen en contratos y por el bien del grupo, no quedaría bien que yo saliese diciendo que me parece un saca cuartos innecesario teniendo linternas en casa, mecheros o nuestra imaginación para fabricar algo más barato. Al final se ha quedado como una seña de identidad cuando vas a ver a un grupo... no se puede luchar contra algo que todos hacen y que sabes que a tus fans les gusta, porque los fans son lo primero y si ellos son felices con ese chisme en los conciertos debes tragarte tu opinión y que ellos lo disfruten.— quizá habló demasiado, pero dudaba que Junhee fuera a vender una exclusiva a una revista, podía fiarse de él habiendo sido idol.

Cuando se ofreció a dejarle dinero se ruborizó un poco, no es lo que quería, no llevar suficiente efectivo no era un problema, podía tirar de tarjeta a las malas pero no deseaba gastar mucho dinero en algo que no necesitaba porque su armario estaba bien surtido. —Yo... bueno, supongo que podría aceptar el ofrecimiento, pero como dices, te lo devolvería, no me gusta que piensen que soy un aprovechado cuando encima tengo un trabajo que me da dinero para vivir por mi cuenta.— la verdadera razón por la que aceptaba que le prestase dinero era porque se aseguraba de volver a verle, un poco egoísta Seongi quizá, pero tenía derecho a poder ser fanboy de vez en cuando y le había caído bien Junhee lo poco que le conocía.

Fue a aparcar a un subterráneo y le miró cuando confesó que iba a debutar nuevamente, no se lo perdería, si podía librarse iría al lugar para verlo con sus propios ojos. —Yo creo que está bien que vuelvas a debutar, que una empresa quiera apostar por gente que desea regresar tras un parón por los motivos que fuesen. Yo iré a verte, si me dices donde será allí estaré, entremezclado con el público para que no me reconozcan y disfrutar de nuevo de tu música. Debemos apoyarnos entre compañeros de profesión y como te dije, soy fan tuyo, no me voy a perder tu vuelta a los escenarios.— salió del coche, esperando a Junhee, quitándose la toalla para dejarla bien doblada en el asiento del copiloto, no iba a ir con eso por la zona comercial, prefería las miradas indiscretas por la mancha seca. —Hay una tienda por aquí cerca que tiene ropa bonita y económica, debería servirme... pero por si las moscas ven conmigo, seguro que tu opinión me sirve de mucho, es ya costumbre tener a una o varias personas opinando sobre los conjuntos, me cuesta ir solo a según que sitios porque me siento fuera de lugar.— claramente quería conocer un poco más al chico.


cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Ahn Seong Gi

Volver arriba Ir abajo

por Park Jun Hee el Mar 10 Jul 2018, 02:23


Habían muchas justificaciones que Junhee podía dar para explicar el porqué de un nombre como "La Morgue", pero  dejando a un lado el humor negro tras el chiste, era incapaz de encontrar algo que no le hiciera ver como un maníaco depresivo. No deseaba darle esa apariencia a Seongi de buenas a primeras, apenas conociéndose. No podía decirle que había conocido a sus compañeros de banda en el psiquiátrico dispuesto por la empresa, que habían terminado hablando en la sala de espera y que aún recordaba ese innecesario olor antiséptico. Tampoco iba a decirle como la casa parecía igual de silenciosa con ellos dentro que fuera, y el como eran muchos días grises en los que acaban unos y otros acudiendo a las habitaciones de los demás, con tal de evadir la mente en cosas diferentes. Su relación con los miembros de PRISM era estrecha, era bizarra y precisamente por eso funcionaba: eran los tres un atajo de maníacos depresivos que no se molestaban en ocultarlo demasiado. Su relación con la prensa era escueta, su emotividad también e irónicamente eso parecía avivar el interés de los fans. Seguían pensando en nombres para el fandom a día de hoy, bajo presión de su manager quien les instaba: "a no elegir algo que indujera al suicidio". Todos ellos, eran una influencia de mierda, pero el percatarse de ello llegaba a hacerles sonreír.

No le des mucha importancia, fue una broma que empezó Jaechan y que seguimos haciendo. Se ha ido un poco de las manos. —Mejor eso que nada, a su parecer, y deseaba en el fondo que el chico no quisiera ahondar más. Temía no tener respuestas. — Los fans son importantes... y por real que se quiera ser con ellos, siendo idol es imposible. No deberías ser duro contigo mismo, lo haces bien.

Salió del coche, sopesando que hacer, esperando a ver si aceptaría la propuesta, y ante sus dudas, terminó buscando la cartera, hasta dar con los billetes de wons. —Eres un idol, no puedes ir con cualquier cosa o sabes como es la prensa. Si no quieres gastar mucho, compra al menos alguna sudadera de Adidas o Nike. Están alrededor de los 60/70 dólares americanos. —Le ofreció el dinero antes de que protestara. No sabía cual era el gusto en ropa de Seongi, pero consideraba las marcas deportivas suficientemente universales como para que le gustasen... por no hablar de que eran muchos los grupos de idols que habían firmado para representarlas en el pasado.

Esperamos el debut en las próximas dos semanas... somos un grupo pequeño de tres, incluyéndome. No es el sonido que tenía 2wink, es más... ¿tranquilo? No lo sé. Nos gusta. Si nada cambia, el nombre será PRISM y el album Good Evening. Llevamos un tiempo trabajando con la agencia... Jaechan, Jik y yo. —Le abrumaba un poco la efusividad del otro idol por su debut. Al propio Junhee le costaba asimilarlo, ni siquiera las tenía todas consigo. Habían recibido opiniones mezcladas en la cúspide de su empresa, y se podía sentir la tensión en las salas cada vez que se hablaba del día del anuncio de su comeback... juraba que uno de los CEOs estaba quedándose calvo con la tontería. —Suceda lo que suceda nos hacía ilusión probar de nuevo.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Park Jun Hee

Volver arriba Ir abajo

por Ahn Seong Gi el Miér 11 Jul 2018, 19:47


Tampoco ahondaría mucho más en el tema de su casa, no estaba bien, apenas se conocían y ya habría resultado algo pesado con sus preguntas, tampoco es como si entendiera el humor de ese tal "Jaechan" que mencionaba, trataría de acostumbrarse al nombre y listo, a otra cosa. Y si, eso lo entendía, sus fans eran muy importantes por eso mismo nunca diría o haría nada que los pudiera molestar, dentro de lo razonable por supuesto. Conocía de las sasaeng y de la parte más fanática de lo seguidores que seguramente ni aceptasen el que pudieran hacer vida normal o tener parejas. Tampoco le preocupaba esa parte, era imposible tener nada con los horarios tan estrictos.  —Se que si, pero poder desahogarse con alguien que entiende por lo que pasamos está bien de vez en cuando. No le puedo decir a muchas personas que no me gustan aquellos chismes porque me miran raro, incluso en mi propia casa, así que contigo haré una excepción.— le guió un ojo, obviando a conciencia seguir hablando de su casa.

Odiaba no poder ponerse algo sencillo para variar, ni que fuera malo llevar ropa de marcas menos conocidas, a veces algunas prendas eran más bonitas y no dolían a la cartera. Además ya iba manchado de barro por caer en ese charco, si querían podían hacerle fotos para sacar conclusiones precipitadas como de costumbre. Le vio sacar los wons, abatido porque tenía razón en lo de la imagen pero cuando le ofreció el dinero le detuvo un momento, porque no le gustaba coger así el dinero, de buenas a primeras. —Hagamos una cosa, te guardas el dinero, vamos a la tienda, escojo las prendas y miro cuanto llevo, si me falta lo pones en la caja, así no me pareces que me das dinero y no me siento tan mal por cogerlo prestado— le parecía mejor forma de hacer las cosas, así se aseguraba además que no escapaba y llegaba a la tienda.

Acabó tirando de su manga para encaminarse a la tienda más próxima con la ropa de marca a la que aludía y fue escuchando su relato, un tanto agridulce porque le gustaban las canciones que cantó anteriormente y el ritmo más tranquilo no iba a ser lo mismo, pero seguro que estaba bien, no lo dejaría de escuchar solo por eso. Entendía que tuviera ganas de volver, a medias, quitando las cosas como dietas y obligaciones ineludibles, porque ese mundo tenía cierto magnetismo. —Seguro que puedo escaparme en dos semanas un rato para verlo, el nombre de la canción ya pinta bien y quiero apoyar el proyecto desde el principio.— acabó entrando en la tienda y fui directo a por las sudaderas y los pantalones, no se decidía al color y miró a Junhee. —¿Qué te gusta más?, no se que colores elegir, siempre tengo problema con eso, me suelo fiar de lo que me dicen.— ya que le dejaba el dinero le haría un poco partícipe de la decisión. —Si no es una pregunta indiscreta... ¿Qué te llevó a decir que querías volver a esto?, quiero decir, habría algo que hiciera click en tu mente para dar el paso.— tenía curiosidad pero no iba a meterse donde no le llamaban, si no quería responder lo dejaría estar.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Ahn Seong Gi

Volver arriba Ir abajo

por Park Jun Hee el Jue 12 Jul 2018, 01:33


El afán de Seongi por preguntarle comenzaba a hacérsele un poco abrumador, siendo que no se conocían más allá de un trato cordial. Descubrir que el chico, actualmente más famoso de lo que él había sido nunca, era fan de lo que había hecho en 2wink llegaba a chocarle. Siendo sincero se sentía bastante conforme con su historial previo de idol, pero nunca le hubo parecido para tanto, o tal vez directamente, pese a ser bueno, no le llenaba tanto como debiera. Las cosas habían cambiado mucho desde la muerte de sus padres, y supo que era un tema peliagudo que tenía que tratar con pinzas a la hora de responder. Trató de mantener el tono amable, sin estar enfadado, pero temiendo que la naturaleza del tema pudiese oscurecer un poco el ambiente de la conversación. —Tras... dejar 2wink, estuve unos meses sin hacer nada en Seul. Conocí a otra persona y comenzamos a vernos a menudo. Llevaba aislado un tiempo hasta entonces. De alguna manera decidí que lo mejor era volver a Jeju, a la casa de mis padres, y me instalé y demás. Retomé las clases de baile en mi vieja academia y fui tomándole gusto de nuevo.

No sabía si esa respuesta saciaría la curiosidad del menor, pero sentía que era lo mejor que podía darle. Esperó a que tomara el dinero, sin escocerle prácticamente, pues pese a no estar en un grupo, poseía ahorros de sus tiempos de idol y eso le permitía vivir de manera bastante acomodada. La negativa le pilló un poco desprevenido, dispuesto a insistir, pero el repentino ademán de Seongi tirar de él dentro del comercio le previno de ello.— Bueno... como quieras, claro.

Se vio dentro del establecimiento con rapidez, mirando alrededor, y consciente de que habían muchas posibilidades de que se cruzaran con alguien que los reconociera... a Anubis, por supuesto, no a él. Observó al chico enseñarle dos camisetas, y estuvo a punto de responder, cuando percibió movimiento a su derecha, acelerado—Deberíamos haber previsto esto —masculló, una vez dos o tres chicas quinceañeras asomaron la cabeza, los ojos casi haciéndoles lucecitas de la emoción.

—¡ANUBIS OPPA!
—¡No puede ser!
—¡SEONGI-AH~! ¡Una foto por favor!

Junhee giró la cabeza, algo agobiado por la situación, pese a disimular. Lo más cercano que había tenido a interacciones con sasaengs en el último tiempo había sido hace dos años en el portal de su casa... no quería repetir, pero le era inevitable. Le quedaba conformarse con la ventaja de que no iban buscándole a él. Dejó que las chicas se aproximaran, rodeando a Seongi y pidiéndole un par de fotos y autógrafos mientras buscaba a la encargada con disimulo. Tenía experiencia en aquello, y era cuestión de tiempo que una nueva avalancha se precipitara contra ellos.

Hola, disculpe, he venido con un amigo a comprar... pero nos hemos encontrado con una multitud importante... ¿le importaría pasarnos al tercer piso y prevenir que suban demasiadas personas? —debería haber bastado ahí, pero decidió elaborar más, mencionando las palabras mágicas.—Me aseguraré de que Seongi-ah deje una buena crítica en su página web y corra la voz a sus cercanos... nos gustaría ver la nueva colección de Gucci.

cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Park Jun Hee

Volver arriba Ir abajo

por Ahn Seong Gi el Sáb 14 Jul 2018, 20:56


Sonaba por cómo lo decía que había tenido una relación con alguien, pero ahí no se metería, eso era impertinente por su parte, necesitaba conocer muy bien a alguien para llegar a esos extremos. De todas formas le alegró mucho que tras volver a su casa se centrase en si mismo y en retomar aquello que le gustaba, el mundo de la música no podía perderse su voz y encima era de Jeju, como él mismo, eso lo hacía todo mejor. —Vale, lo primero es que me alegra que nunca abandonases la ilusión... pero eres de Jeju, como yo, los que somos de allí no nos podemos rendir y con más razón ahora te apoyaré pase lo que pase, debemos estar unidos.— se le vio más animado, porque encima era del mismo lugar que él, eran compatriotas. Tampoco quiso entusiasmarse más que no deseaba parecer un bicho raro a ojos del contrario.

Estaba centrado en la elección adecuada cuando de repente, en vez de recibir la respuesta esperada por parte de Junhee, fue asaltado por fans que gritaron desde varios metros en la distancia. No podía no atender a las chicas, pero seguramente Junhee viera que eso le arruinaba un poco la compra. —Lo siento, no tardaré mucho, no puedo decirles que no.— se inclinó un poco antes de ir con ellas con una buena sonrisa, tomando la cámara para hacer esas fotos que tanto querían. También accedió a firmar unos autógrafos claro está y a charlar con ellas un poquito, sin decir nada confidencial. Intentó un amago de marcharse pero ellas estaban cortando el paso, bien posicionadas y lo tenía difícil, más cuando empezaron las preguntas por su ropa, que estaba manchada y no se podía esconder lo más mínimo. No quiso mentir así que se hizo un poco el misterioso y comentó que era a consecuencia de un accidente en la calle, nada grave.

Tenía ambas camisetas en la mano todavía y las chicas estaban dando su opinión sobre el color, las tres no se ponían de acuerdo ni entre ellas pero aguantó de forma elogiable el tipo con esa sonrisa suya tan ensayada ante las cámaras. No esperó que fuera el propio gerente de allí el que se acercase con Junhee para comentar a las chicas que tenía que irse porque le esperaban para mirar lo acordado. Las chicas claramente pusieron muecas tristes pero se hizo una foto más y se despidió formando un corazón con las manos, dejándose arrastrar hacia las escaleras que subían a otra planta. —Junhee, no entiendo nada, explícame.— quiso saber, porque se estaban metiendo en la zona cara de tiendas, por el cartel, Gucci, algo que no entraba dentro de sus planes bajo ningún concepto. —¿Gucci? Junhee... ¿qué hacemos aquí?.— necesitaba que aclarase todo, aunque entendía que lo que estaba haciendo le salvó de las fans y un posible corrillo al salir de esa tienda.

cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Ahn Seong Gi

Volver arriba Ir abajo

por Park Jun Hee el Jue 26 Jul 2018, 05:14


Una decisión desvergonzada sin consultar al otro. Eso los había llevado ante las puertas del paraíso y la ruina financiera hecha boutique. Junhee adoraba la marca de moda, pero también comprendía la importancia de la moderación en aquellos lares. Las situaciones desesperadas requerían medidas desesperadas, y en aquella ocasión significaba aumentar un poquito el presupuesto de sus compras. —Significa... que quizá dejemos Adidas para otra ocasión. No me culpes, Seongi, era el unico sitio que se me ocurría en este centro, donde pudiera meterte sin que nos persiguiesen quinceañeras.


Echó a andar entre los maniquíes y carritos, tentado en mirar para si mismo también. Ignoró los diseños más extravagantes, buscando una cosa más sencilla, elegante, y añadiendo un par de camisetas a su carrito personal. —Te presto el dinero, no te preocupes. Tampoco es como si pudieses esconderte tras las compras. Eres alguien famoso.

Se tomó la libertad de elegir un par de camisetas para el otro chico, pensando que le quedarían bien, y las echó en el carrito, distraído y dispuesto a convencerle en caso de que se negara a comprar. Podía permitirselo y Junhee lo sabía, mucho mejor que él mismo, que nunca había sido tan famoso. —Te quedarán bien, anímate. —comentó, recordando lo dicho antes por Anubis, el hecho de que compartían lugar de procedencia. —Ah, Jeju es preciosa. Me costó volver al principio, pero lo cierto es que no me arrepiento. ¿Eres de Jeju ciudad? La academia de baile cercana a la plaza del centro era mi academia... buenos maestros, pacientes, se preocupaban por formar bien, independientemente de quien fueses. No me cansaré de recomendarlos. Todavía me paso por allí cuando tengo ocasión.

Miró lo que llevaban en el carrito, y finalmente arrastró a Seongi a probadores. Se las arregló para añadir una gorra y una bolsa pequeña de saco por el camino, para mayor desesperación del otro idol. Hablaba con una sonrisa amable a las dependientas, inclinándose brevemente al pasar por su lado, devolviéndoles los saludos formales. Entró dentro de uno de los probadores, una sala de cinco metros cuadrados, con luces, un pequeño podio, sillas y un minibar.— Puedo dejarte solo si gustas con la ropa que es para ti e ir yo a otro probador. No me es molestia —concedió, dándole igual, en su caso, si el chico de Olympians estaba o no allí delante. Eran solo camisetas, y tampoco les llevaría mucho tiempo.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Park Jun Hee

Volver arriba Ir abajo

por Ahn Seong Gi el Jue 26 Jul 2018, 19:16


Quería salir corriendo de allí, sin mirar atrás pero por otro lado entendía que estaba en lo cierto, no había muchos sitios donde las chicas no pudieran pasar para ocupar su tiempo, solo las grandes tiendas de lujo donde gente con dinero podía tener esa intimidad que tanto necesitaban. Maldijo interiormente, en otra ocasión le habría encantado ir de compras pero no en ese momento, teniendo que ser el otro quien pagase, no le podía hacer el feo cuando a parte de llevarle en coche, prestarse a dejarle dinero, le salvó de las fans. —Nada muy caro, eso que quede claro, compramos camisetas normales, pantalones normales, de lo más barato que no quiero arruinarte.— cedió, caminando por la tienda, mirando las distintas prendas.

Suspiró, asintiendo —Se que soy famoso, pero al menos comprando deberían respetar un poco, sobretodo si mi ropa está como está, aunque seguro que ni se han fijado en eso. Y Bueno si, gracias por todo, lo del dinero y el coche, desde luego hoy te has convertido en mi salvador.— Le vio escoger prendas que no parecían de su talla, luego entendió que eran para que se las probase, así que no dijo nada, solo asintió porque si que le iban a quedar bien, además eran bonitas, nada muy llamativo. —Si, soy de Jeju ciudad, pero nunca fui a la academia de baile, no es mi mayor fuerte, se que puedo aprender un poco más y me esfuerzo mucho, pero prefiero el rap y cantar, es lo mío. Aún así cuando era trainee sudé mucho, usé la sala de ensayos para bailar hasta que me dolieron los pies, luego siempre acababa con estos en agua. Lo que más extraño de Jeju son las vistas y una pequeña heladería muy cerca del centro, con helados de muchos sabores y en recipientes que parecían pequeños cofrecitos de papel.— comentó, dándose cuenta que el carrito comenzaba a llenarse tras echar unos pantalones que pegaban con las camisetas escogidas.

Pero mientras llegaban le dio tiempo a escoger más cosas, estaba pasándose un poco, le avergonzaba porque era mucho dinero pero cualquiera discutía con él, le dejó claro que pensaba pagar de todas formas y ya no podían escapar de la tienda. Se metieron a los probadores y cuando le habló se encogió de hombros, vivía con tanta gente que la privacidad era un lujo que apenas podía permitirse. —Quédate, hemos llegado a ser seis cambiándonos a la vez en una sala, no creo que esto sea peor que aquello.— le guió un ojo y tomó las prendas escogidas para él, colocando estas en el gancho más cercano. Se empezó a desvestir sin más, como si nada, esperando que el contrario se animase. Se probó primero las camisetas, mirándole para esperar su opinión, la verdad es que le quedaban bastante bien, quizá la segunda un poco larga, pero solo eso. —Tienes buen gusto con la ropa, eso es importante. Creo que combinarán bien con los pantalones y sinceramente estoy deseando ponerme algo que no esté manchado, me la llevaré puesta.— comentó, empezando a sacarse los pantalones, aunque tropezó y chocó con el otro, de no se rpor Junhee se la habría pegado contra una de las paredes del pequeño probador. —No, me equivocaba, esto es peor que aquella vez que fuimos seis, el espacio es mucho más pequeño.— se rió, tratando de separarse del contrario.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Ahn Seong Gi

Volver arriba Ir abajo

por Park Jun Hee el Dom 05 Ago 2018, 23:22


Los fans no ven el que te encuentres indispuesto, solo que su bias se encuentra a menos de un metro de distancia y tienen que aprovecharlo —sonrió, muy consciente de lo fuerte que resultaba el fenómeno fan y lo peligroso que podía llegar a ser, especialmente para los idols. Las sasaengs eran demasiado comunes para su gusto. —Esas eran medianamente aceptables. Respetaron a los de seguridad y dejaron que te fueras. He visto y oído casos peores. —Todos lo habían hecho.

Pasó con la ropa dentro de uno de los probadores, el cual consideró relativamente amplio en comparación con su habitación en La Morgue, pero que no esperó, sería estrecho a ojos de Seongi. (Perspectivas muy distintas acorde a los lujos que poseían en cada casa, PRISM y Olympians, unos rookies y los otros expertos). Fuera como fuere, comenzó a cambiarse, dejando su camiseta colgada a un lado y reemplazando esta por una de las que había elegido. Se giró de cara al espejo, diciéndose que era bonita, y tras girarse un poco sobre si mismo, optó por dejarla en la pila de posibles compras antes de pasar a la siguiente. —Bailar no es lo que mejor se me da, Jik lo hace ver super natural en comparación con nosotros, pero sí que es algo que me gusta. Es un poco tarde para ello, eres un idol con mucho recorrido, pero creo que te habría gustado la academia cuando eras más pequeño.

Descartó dos camisetas, escuchando a Seongi a su lado, antes de girarse por la mención de los helados —Eran geniales ¿verdad que sí? Si eras cliente regular hacían la vista gorda y te llevabas más helado en la tarrina por mismo precio. Nadie hace cosas así en Seul. Son las ventajas de las ciudades pequeñas. —Fue a girarse, sin advertir el tambaleo del otro, y al verse contra la pared se tensó un poco, dudoso de qué hacer. Se quedó parado, en silencio y tras unos instantes apartó la vista un poco, ayudando al chico a incorporarse. Fue cuidadoso, abogando por las formalidades, y sin ser necesario se disculpó con la cabeza, volviendo a crear distancia. La incertidumbre siguió presente. —Evita matarte, Seongi. No puede ser que sobrevivas a hordas de fans y no a un probador.

Terminó sentándose en un taburete del habitáculo, esperando a que acabase el idol, y mientras decidió que llevarse para si, optando por hacer la vista gorda al traspiés del contrario y a la situación, que si bien le tenía algo fuera de su zona de comfort, no terminaba de serle incómoda. Estaba... bien. —¿Sabes qué vas a llevarte? Me gusta la blanca básica para ti. Se lleva mucho ahora mismo y me parece que te pega.


cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Park Jun Hee

Volver arriba Ir abajo

por Ahn Seong Gi el Mar 07 Ago 2018, 19:05


Estaba en lo cierto, de entre todas las fans con las que se podía encontrar, esas habían sido amables, más que amables realistas y supieron entender la situación cuando se marchó, además lo hizo con una sonrisa y despidiéndose con los brazos para interactuar más con ellas. —Claro que si... internet y las noticias están plagados de ellos, nunca he tenido quejas de mis fans, saben comportarse pero hay cada sasaeng por ahí que da miedo. El día que me llegue a tocar una de esas te aseguro que lo pasaré fatal, me cuesta un poco mantenerme positivo si alguien me hace sentir incómodo.— comentó, recorriéndole un escalofrío solo de pensar en esa posibilidad.

Dudaba que bailar estuviera hecho para él, al menos al nivel que exigía su CEO para estar delante de las cámaras y llevarse la atención principal, el problema es que bailaba bien pero como a todo idol, lo que se les pedía era muchísimo, lo mejor, sobresalir. De todas formas estaba contento con lo obtenido con tantos años de práctica, no se iba a quejar de poder mantener las coreografías de las canciones como lo hacía y en perfecta sincronización con sus compañeros. —La verdad es que lo dudo un poco, de pequeño ese tipo de sitios me daban un poco de respeto, destacaba demasiado y la gente me miraba mucho, eso me condicionó hasta que pude superarlo.— su estatura fue motivo de muchos dolores de cabeza y más que bailar, aprendió artes marciales por estar siempre preparado ante gente que le quisiera buscar problemas. —Por eso iba siempre, de pequeño sobretodo, te atendían muy bien, era un trato más personal, aquí en Seúl todo va más deprisa, te acabas acostumbrando pero siempre echas de menos tu casa. sobretodo cuando tenías tan poco tiempo libre para ir a ella.

Agradeció que le ayudase a tomar de nuevo el equilibrio y se sintió algo avergonzado porque casi se le echó encima, le vio disculparse cuando el que tenía que hacerlo era el propio Anubis. Por eso bajo la cabeza y no dudó en hacerlo, agradeciendo ya de paso el gesto. —Lo siento, fue un accidente, que vergüenza... ¿Estás bien, no te hice daño?— aparentemente parecía estarlo, pero era mejor asegurarse y preguntar, una confirmación para sentirse mejor, sobretodo que aceptase sus disculpas. Tras eso se fue al otro extremo del probador, dos pasos más a un lado, para que el otro se sentase mientras se probaba las cosas, escuchó sus consejos y estaba de acuerdo con él, la blanca le quedaba bastante bien, pero por su imagen siempre llevaba colores más oscuros, era una decisión difícil. Al final se fió del instinto del contrario y se la colocó, poniéndose unos vaqueros para ver como quedaban, sin abotonar del todo estos. —Creo que optaré por la blanca con estos vaqueros, creo que me quedan bien, combinan, y sinceramente prefiero llevármelos ya puestos. ¿Crees que habrá problema en que salga con la ropa si le explicamos lo sucedido?, empiezo a sentirme incómodo llevando algo con las manchas húmedas de barro...— comentó mirándose al espejo, moviéndose para ver que le quedaba bien. —Tú deberías llevarte esa camisa negra, se lleva mucho abierta con una camiseta debajo, o al menos queda bien, es negra, pero el negro combina con todo y te favorece, a juego con tu pelo. comentó, tendiéndole la camisa.


cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Ahn Seong Gi

Volver arriba Ir abajo

por Park Jun Hee el Lun 17 Sep 2018, 23:57


Esperó no ofender al contrario tras rehuirle tan grácilmente. Se apoyó en las formalidades coreanas, su cuerpo reaccionando un poco mecánico para restaurar una distancia que se había hecho, por unos instantes, inexistente. De vuelta en una de las butacas, sus dedos tamborileaban los unos con los otros, esperando al otro idol y buscando la ropa que esperaba comprar. Tenía el silencio asentado en los labios. No los despegó con repentina timidez, niño abandonado, aun con la respuesta del contrario, que le trajo de nuevo a la realidad.

Concuerdo, es muy bonita —asintió en referencia a la ropa que decidió llevarse. Él mismo se adelantó, doblando con cuidado las prendas descartadas y se incorporó, esperando a que Seongi terminase de arreglarse. —Estoy seguro de que no se molestarán. Puedes darme si quieres lo que no te guste y lo voy dejando fuera. —Iba a tener que pagar todo igualmente, así que necesitaría que Seongi saliese tarde o temprano, para indicarle a la mujer que prendas debía agregar a la cuenta. Se despidió momentáneamente del chico de Olympians, apartando la cortina para ir al exterior, y tras eso buscó la caja, dejandole la ropa a la mujer. —Serán cinco en total... Seong Gi tiene dos más dentro, se las quiere llevar puestas si no es molestia. Tuvo un altercado antes... un vehículo, un charco, ya sabe. No lleva dinero consigo así que me ofrecí a hacerle el favor. —Sonrió con amabilidad, con aires de ciudadano ejemplar, marido perfecto, la alegría de todo padre para su hija, y cuando vio finalmente a la dependienta asentir apresuradamente, supo que ya había ganado. Dejó que se demorara lo que quisiera, a medida que hacían tiempo para Seong Gi, y optó por revisar el móvil, encontrando distintos mensajes.

Son idols ¿verdad? —escuchó, girando el rostro hacia la muchacha, y acto seguido asintió varias veces. —Sí, Seong Gi es de Olympians... yo estuve en 2wink, actualmente estoy con otro proyecto. Es más probable que lo conozca a él. —Sacó la tarjeta, haciendo tiempo, y llegado el otro chico terminó el pago, alargando los brazos para tomar las bolsas. Accedió a un autógrafo, cuando la dependienta lo pidió a ambos, y tras eso se dirigió a la salida, dándole las gracias al encargado que tan amablemente los había sacado del apuro antes. —Llevas la otra ropa, ¿verdad? —preguntó, girándose hacia el contrario, quien parecía más tranquilo ahora que se había cambiado el conjunto sucio. —Lo peor que puede pasar si te ve la prensa es que hagan un titular criticando el mal estado de algunas calles... y eso no es necesariamente malo. Seguro que te ponen en buena situación y hasta te colocan como defensor de los espacios públicos... —le hizo gracia, buscando en sus bolsillos las gafas de sol. De vuelta en el exterior, debían volver a ir con cautela. —Quítale importancia. Te aseguro que ahora mismo tienen un millar de cosas más controvertidas de las que estar hablando. La industria no se detiene y todo el mundo quiere dar su opinión.


cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Park Jun Hee

Volver arriba Ir abajo

por Ahn Seong Gi el Jue 20 Sep 2018, 00:26


Una vez salvado el momento incómodo del choque ambos quedaron en sus posiciones originales, de normal esto no le resultaba tan violento porque solía pasar con sus hyungs, pero ante un desconocido la cosa cambiaba por supuesto, más tratándose de quien era. Esperó de verdad no haberle hecho daño pero al ver que se iba a una de las butacas comprendió que no, que estaba perfectamente y que no había pasado nada.

Pues se la llevaría puesta, le haría caso, además en una tienda tan cara como aquella dudaba que los fueran a tratar mal o a montar un escándalo por algo como aquello, tan solo había que decirlo y pagar, entonces saldría como nuevo. Tomó la ropa que no se iba a llevar y la dobló para dársela a Junhee, total, se iba a adelantar así que se daría los últimos retoques. —Salgo enseguida, recogeré la ropa sucia y me calzaré.— cuando salió se quedó allí pensativo, con una sonrisa discreta, la verdad es que ya no se quejaba del día, ni del accidente, no al haber salido todo tan bien. Casi ni pensaba ya en que el otro iba a pagar, estaba más tranquilo y empezó a recoger la ropa sucia para doblarla y salir, pidiendo una bolsa a una chica que pasaba por allí y trabajaba en la tienda.

Tras eso caminó al mostrador donde el chico ya estaba hablando con la dependienta, no pudo evitar sonreír a esta cuando sugirió lo del autógrafo y posó para la foto sin problemas, saliendo de allí una vez finalizado todo. —Pues claro, imagina que me la olvido y alguien se la lleva diciendo que es mía, sería un fastidio.— comentó, alzando la mano con la bolsa, con el distintivo emblema de la marca. Le hizo gracia lo que estaba imaginando y asintió con un encogimiento de hombros,  para detenerse cerca de una para de taxis y seguir escuchando a este. —Nunca sabes lo que pueden decir, hay de todo, aunque el mundo siga y los conflictos entre idols o los problemas ocupen la primera página, estos pequeños detalles siempre quedan en un lateral o en la página de sucesos graciosos del corazón.— esas revistas no tenían piedad.

Antes de despedirse de él, quiso asegurarse que podría devolverle el dinero, porque ante todo era un chico de palabra y sacó su móvil, rebuscando entre sus cosas un papel para escribirle su número, a la antigua usanza, esperando que lo aceptase. —Es para poder comunicarme contigo cuando pueda devolverte el dinero, también porque si te parece, para agradecerte me gustaría invitarte a un café uno de estos días, he oído que hay uno de gatos donde puedes verlos y acariciarlos.— le entregó el papel, inclinándose para despedirse y tras eso decidió caminar para tomar un taxi, rumbo a casa, a contar todo lo pasado a alguno de sus compañeros para que se riesen de él y comentasen lo torpe que podía llegar a ser.

cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Ahn Seong Gi

Volver arriba Ir abajo

por Contenido patrocinado
123
Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:

No puedes responder a temas en este foro.