goodbye lovers and friends - Jik
NOTICIAS
29.12 Abrimos el foro Hemos cumplido siete meses online, ¡muchas gracias por todo y a por muchos más! 00.00. Novedades Pronto nuevas novedades
MISS C
MISTER L
MISS N
BABY C
BABY L
BABY N
AGOSTO DE 2018 La hora y tiempo del mes actual en Seúl, Corea. Usa esta información para hacer tus temas mucho más realistas.
X
comeback stages julio
CANCIÓN:
SOMETHING NEW
DEBUT SOLISTA
MINI-ALBUM
ARTISTA:
HAN SU MI
KSJ
ENTERTAINMENT
240 PUNTOS CONSEGUIDOS
DORAMA:
FUGITIVE LOVERS
DEBUT:
ACTRIZ
ARTISTA:
HWAN TAE JOON
MYP ENTERTAINMENT 1445 PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS

goodbye lovers and friends - Jik

Ir abajo

por Kang Sun Mi el Mar Jun 12, 2018 10:08 pm
15 de Junio, 16 hs

Sunmi y Jik enfrentados por una mesa, divididos, lejanos. La puerta se cerró tras ellos y tanto CEOs como managers ocuparon un asiento en aquella mesa, haciendo las debidas presentaciones, pero se encontraba demasiado abstraída en él como para seguir el hilo de aquellos hombres de negocios. Que hicieran con ella lo que quisieran. Así era siempre y ya le daba más o menos igual, pues allí no era persona, sino producto comercial, de deseo y cientos de wons. No mucho más.

Sus ojos se posaron vagamente sobre el contrato, luego en él, escuchando sin mucho interés las cláusulas. Lo observaba fijamente e inexpresiva. Mírame. Por dentro, un mar de recuerdos que se agolpaban.

— Octubre de 2017, 15 hs

Risas infantiles colmadas de diversión y burla inundaban la habitación. El sol otoñal filtrándose por la ventana del hotel, iluminando con tonalidades doradas el rostro de Jik. Una imagen majestuosa a sus ojos, a pesar de que el ceño de éste se le frunciera, haciendo que Sunmi se detuviera y acariciara cariñosamente el cabello, echándoselo hacia atrás. — ¿Ya te has enojado? — el mohín en sus labios, en forma de falso reproche. — Lo siento — murmuró despacio, antes de echar sus brazos alrededor de su cuello, arrodillándose en la cama a su lado para abrazarlo de forma cuidadosa. — Te recuerdo que sólo me quedan treinta minutos más. Hazlos valer — un susurro en su oído y los labios que se curvaban en una sonrisa algo amarga.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Kang Sun Mi

Volver arriba Ir abajo

por Seo Jik el Mar Jun 19, 2018 2:15 am
Mirarla era asomarse al daño —de lo que fueron (no, de lo que pudieron ser) y ya nunca—, por eso los ojos caían a sus propias manos, bajo la piel blanquecina el relieve de las venas, el bombeo delatando su indiferencia nada más que una farsa y las falanges largas deshacían el envoltorio del chupa chups, hábito meticuloso que aplacaba nervio y temor; ella debía saber que, cuando se llevaba el dulce a la boca, mataba con este todas las palabras que no llegó a decirle —se descuidaba a propósito, declarando tengo una guerra aquí pero sigo en paz con informal rencor.

Todo había ocurrido al mismo tiempo, como si cada astro hubiera decidido apuntarlo y el universo hubiera reparado de pronto en él, juzgando su vida calma y arrojando a la misma tal caos: el contrato —finiquitado—, la fotografía de la fémina (la hubiera llamado suya) en otra boca, la reinserción en un grupo distinto, el proyecto que en aquellas fechas vería finalmente la luz —y un añadido: aquella sala, llamándolos (como si sed de sangre), contrato en la mesa y el forzado lazo que los casaba colaboración. Los dientes tiritaban contra el caramelo, el interior de la boca teñido de rojo y, rechazo tallado en sus facciones, los dedos repelieron el papel —en aquella moción, los orbes se elevaron (cayeron hacia arriba: infierno hecho carne) cuando la contempló.


—octubre de 2017


Siempre gustó de jugar con él. Jik lo supo y, aún así, se lo permitió.
Voz filosa que interrumpió las líneas, apacibles y continuadas de su rostro: desmoronándose el ceño hasta fruncirse sobre los orbes, sombra proyectándose en los mismos, que refulgían en colores del atardecer. Echado en las sábanas blancas, el cabello revuelto le caía sobre el orbe izquierdo y las falanges delgadas de Sunmi acariciaron hacia atrás, despejando el semblante de tonto enfado. Y cuando Jik la miraba, de aquella forma, juraba se arrodillaría y elevaría un rezo infinito a su nombre; pendiendo de su cuello, aquella mujer era una luz cobarde disfrazada de sombras. Una de sus manos, caliente, se ciñó a la cintura, rindiéndose a la mención del tiempo caduco, echando el peso sobre ella y frenando la inercia con la otra.

Sobre ella, en el colchón, balanceó su postura y sin asfixia hizo de sí una dulce cárcel. La palma subía, se estrechaba a cada curva pero no se detenía en la lujuria, sino que yemas alcanzaban mentón, descansaban pómulo. La nariz se inclinaba en un roce familiar y la boca le buscaba aquellos labios entreabiertos, aquella risa que aún hacía eco en el habitáculo con el recordatorio de ser jóvenes, de estar vivos, de (gnom, gnom, gnom —los gusanos, encargolándose, devorándole corazón) a/m/a/r/s/e. Con labios húmedos, la voz perezosa de quién prefiere hablar contra la piel, murmuró (en su arco de cupido):— Suficiente para reconciliarnos.ni si quiera recordaba el motivo del enfado. La punta de la nariz le respiró el cuello, allá donde sentía el pulso de la yugular con los labios— Déjame. —imploró, temblando de deseo (y tanto más), cuando echaba el rostro hacia atrás para mirarla, para no condicionarla. Brillaban los irises, era preciosa.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage



avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Seo Jik

Volver arriba Ir abajo

por Kang Sun Mi el Miér Jun 20, 2018 6:16 pm
“¿De qué porcentaje de ganancias estamos hablando?” “¿De qué forma creen que esto beneficiaría a Sunmi y no sólo a su chico?” “Sunmi es nuestro pequeño diamante y, como bien sabrán, debemos cuidar sus intereses”. Risas, una caricia en su rostro que le erizó la piel y la conversación se volvió algo lejana. Un murmullo molesto. Respiró hondo y su mano terminó por tomar el contrato, leyéndolo, sin mucho por aportar porque la decisión final estaba en manos de PLM y SYK, y no en ella.

¿Y tú qué? ¿También te ha comido la lengua el ratón?. La comisura de los labios se elevó. La espalda se apoyó por completo en el asiento y continuó contemplando con detalle una y otra vez sus facciones a pesar de sabérselas de memoria. Le gustaría decir mejor que nadie, pero la realidad, aquella era una afirmación incierta.

– Octubre de 2017, 15 hs


Su cuerpo cayó vencido sobre el colchón. Imploró poder serenarse conforme sus manos recorrían su cuerpo. Sus labios se entreabrieron emanando un último suspiro,  como si se tratase de Ophelia, la musa de Millais, antes de acoger sus labios.

Su mente era una lucha entre todos aquellos demonios que la atormentaban y la dulzura con la que Jik la trataba. Intentó aferrarse a eso último, pero los primeros siempre resultaban ser más fuertes y perturbadores, haciéndola temblar como una hoja ante el simple contacto de sus labios sobre su cuello. Es Jik. Es Jik. Nadie más que él. Sólo es Jik.No – le detuvo, con las mejillas encendidas al rojo, la respiración algo entrecortada. Solo entonces -para ocultar su miserable temor- le tomó el rostro y le besó.  Lo distrajo de lo que realmente quería ocultar a él y a todos – Déjame a mi – susurró de la misma forma, con pereza de separarse, hasta ingeniarse en atraparlo debajo de ella y abrirse camino hasta su cuello, siguiendo un cuidadoso camino por la cavidad de su clavícula.  – Jik…Te quiero. Se detuvo, se desmoronó poco a poco y el rostro cayó, oculto en su cuello. Los brazos se aferraron a él y cerró sus ojos, haciéndole cosquillas con sus pestañas.

Quería decirle tantas cosas, contarle tantas otras, pero nada parecía querer salir de su interior que aún seguía en conflicto. Tenía miedo y sobre todo vergüenza. ¿Qué pensaría de ella? ¿Y por qué comenzaba a preocuparse más de la cuenta? Sunmi había llegado a un punto en el que comprendía, debía escapar y no involucrarlo más.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Kang Sun Mi

Volver arriba Ir abajo

por Seo Jik el Mar Jul 31, 2018 6:10 am
—octubre de 2017

Las pupilas del varón se achicaron ligeramente, comprendiendo de aquél otro beso una farsa, una distracción al temblor irregular que le había sacudido el cuerpo. Comprendió, sí, pero no del todo. Con labios de almohada, quiso dormirle aquella defensiva, aquél pánico que la había sacudido y del que se avergonzaba lo suficiente como para no poner en voz alta. Habían revertido postura y Jik, cumpliendo con su petición, la dejó hacer con él cuánto gustara. Había sido siempre así, ofrenda de su corazón en cada nimio gesto y, cerrando los ojos, suspiraba cuando Sunmi desistía en treparle con los labios cuello arriba. Pudo protestar, sin embargo, había aceptado —sin voz, con algo quizás más importante— y solo yacía. Su nombre le despegó los párpados, se preguntó qué venía tras aquél, pero ella nunca continuó.

La sintió tornarse cuerpo cansado y endeble, cayendo sobre el pecho que la recibió y los brazos, quizás algo tardíos, la envolvieron con la incertidumbre de si aquello estaría bien o si, por el contrario, sólo necesitaba de él soporte y no refugio. Inspiró el olor de sus hebras y, cuando habló, la boca le besó casualidad el cabello. — ¿Sí? —era más, mucho más que un vocablo entre signos interrogantes, y ella debía saberlo. Así, el techo tan blanco y ellos tan grises, haciéndose pequeñitos en el colchón deshecho, las yemas del varón le dibujaron círculos en la espalda, como un recordatorio de que estaba allí y seguía aguardando —por ella; contara lo que quisiera, fuera quién quisiera. No se atrevió a decir otra cosa, teniendo la sensación de que, de hacerlo, Sunmi se alejaría —tal vez, para siempre.

—15 de junio.

Odió aquella caricia. Aquél tacto de horripilante cercanía por el que la otra debió haberse sorprendido y, al no hacerlo, Jik lo contempló con más odio aún. Los ojos, más oscuros que todas las noches, la sentenciaron en pasado y en presente, inquiriendo por qués. ¿Cómo podía dejarse mancillar por tal bruta mano, cuando las suyas siempre habían estado tendidas hacia arriba? Aguardando a que ella se acercara, como un animalillo herido y frágil. Calló: ¿debí levantar tu falda y forzar mi hombría? ¿Por qué sólo temblaste cuándo te amé?

(que fuiste de mí y nunca mía,
y eso era lo más bonito)

Apartó la mirada con cobardía. El mánager dirigió los ojos a él, pero este no los correspondió.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage



avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Seo Jik

Volver arriba Ir abajo

por Kang Sun Mi el Dom Ago 05, 2018 8:20 pm

–Octubre de 2017


Se sentía un poco rota, otro tanto avergonzada. Débil y cobarde. Los ojos se le humedecieron y amenazaban soltar unas lágrimas, motivo por el cual no se despegó de él y mucho menos alzó la mirada. El llanto en su interior estaba siendo reprimido a pesar de estar acongojada. Finalmente desistió de contarle todos sus temores y negó suavemente con la cabeza. – No es nada, olvídalo. Sólo una tontería – sonrisa quebrada, mejillas rojas. Le miró y despegó sus manos de él, sólo para tomar su rostro. – Me gustas – conforme dijo eso, su teléfono empezó a vibrar. – mucho – los labios le besaron con delicadeza una y otra vez, hasta que el llamado se hizo un poco insufrible, dificil de ignorar y haciéndole escapar un suspiro. – tengo que irme – las manos se apartaron de él y tomó el teléfono. Un intercambio veloz de palabras con su manager, el horror personificándose en su rostro ante la revelación de con quién estaba citada esa tarde en la empresa y colgó. Mirada inerte. Recuerdos que la hacían sentir impura se agolparon en su mente. Y antes de que Jik pudiera detenerla, se levantó rápidamente del lecho. No miró en su dirección, no le dedicó una sonrisa. Sólo buscó su abrigo y pertenencias. Si volteaba, flaquearía y él la vería hecha trizas. – Te llamaré luego – despedida abrupta, silencio en la habitación y la estela de perfume se evaporaba conforma Sunmi abandonaba el recinto.

No estaba muy segura de poder volver a verlo.

15 de Junio de 2018

¿Qué te parece la canción, Sunmi? – no la escuchó. Ignoró la letra. No sabía como se oía la melodía. Su mente se había abstraido de todo y miró con ojos confusos a uno de los CEOs de PLM. – No estoy segura – Respondió con frialdad y se encogió de hombros. – ¿Lo consideran rentable? ¿Atractivo? ¿Se beneficiara más él o yo? – Calculadora. El papel de robot sin corazón le quedaba bien o eso creía. – Podríamos analizar otras propuestas también – Y rezaba para que tanto su manager como el CEO estuviera de acuerdo. Que aguardaran a que llegara alguien más apto a ella. Después de todo, sabía que Jik tuvo algunas controversias por lo de su grupo, aunque le tenía sin cuidado. Lo único que quería hacer, era evitarse el mal trago de ambos por tener que trabajar juntos. Sabía que merecía su odio, más no quería enfrentarlo porque en su corazón, aún lo quería.

Analizaremos mejor la situación actual de ambos. Pero momentáneamente, nos gustaría que guarden esta canción para ellos dos, en caso de que regresemos con una respuesta afirmativa a la colaboración

Todos parecieron estar conformes con la resolución y Sunmi sonrió angelicalmente cuando le dieron un apretón en los hombros, haciendo luego unas reverencias ante todos tras haber terminado aquella escueta reunión. Se detuvo entonces brevemente ante Jik cuando el resto salía y le enfrentó con la mirada. Esto soy ahora. Le dolía, pero así funcionaban las cosas entre ella y PLM. Un objeto y nada más. – adiós – rápidamente tomó su mano y depositó un pequeño papel, marchándose sin decir nada más.

"Sabotearé la colaboración, si así lo quieres.
Sólo dímelo y dala por muerta."

Ese era, de alguna forma, su último favor y disculpa.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Kang Sun Mi

Volver arriba Ir abajo

por Seo Jik el Dom Ago 05, 2018 9:29 pm

—octubre de 2017

Debió decirle, lo mucho que a él le importaban sus tonterías; pero aquellos orbes de miel lo miraron llenos de miedos y lágrimas. Los dedos de pianista sostuvieron el rostro —mueca de sorpresa—, que la miraba —embelesado, vulnerable ante su belleza (trágica)— y, como ella, desplegó los brazos de sobre su figura para llevarlos al rostro, retirando las hebras claras del camino y cobijando en las palmas las mejillas ruborizadas —las apretó ligeramente, no siendo plenamente consciente de ello. Los pulgares ásperos acariciaron la piel suave, el corazón trotando al oírla; nunca había dicho, hasta entonces, e inclinaba el rostro hacia adelante para corresponderla, besos que trotaban a contra reloj, ambos ignorando —tanto como les fue posible— a aquella intrusa que se les había colado en la cama: impertinente melodía telefónica.

Se inclinó en el colchón, los brazos envueltos entorno a la cintura femenina, como si así pretendiera hacer de ancla, impedirle marchar a quién sabe dónde —y con quién—, en lo que esta atendía. Un ruego lastimoso le brotó en cada beso, cuando presionaba los labios sobre la piel del cuello y la clavícula; sin lascivia, sólo pausa, como si las manecillas fueran a acompasarse a. Pero no, claro que no. Y ella se le escapó de entre los brazos, allá en el borde, Sunmi se movía con prisas y mentiras. El cabello desarreglado lo despidió mil veces, la curvatura al final de la espalda, las piernas kilométricas, pero su rostro no —su rostro no se atrevió, tampoco su voz (a la honestidad del adiós y no el luego). Así que él ni hizo ni dijo; aquél Jik impotente llevó las manos a su rostro, escondiéndolo allí, sacudido por el eco del portazo. Supo que no volvería. La batalla —por la rectitud— de nada sirvió, las aletas de la nariz batieron llanto y las lágrimas pendieron de su barbilla, brillosas bajo las luces doradas de la habitación, demasiado grande para él solo.


—15 de junio.

Había detenido las vueltas del chupa chups en su boca, este abultado en una de sus mejillas, y lo quebró con las muelas al oírle aquella voz. Bien sabía que era un disfraz, de la misma forma en que sabía, ella había escogido vestirlo y por ello, ya no se hería (mas la compadecía, criatura que no sabía fingirse osada, que soterraba un veneno sutil como si acento, que movía los ojos por la sala como si todo allí, incluso él, fueran puras matemáticas —síes o noes, correctos o incorrectos—). Ambas empresas tomarían su decisión sin necesidad de que ellos intervinieran en la reunión, por lo que Jik aguardó, ya con cierta impaciencia, a que esta terminara de una vez por todas. Nunca se le había ocurrido pensar que, del mismo modo en que algunas personas podían hacerle sentir en casa, habría alguien —Sunmi— que, juraba, podía arrastrarlo al mismísimo infierno.

Reverenciándose con buenos modales y poca sinceridad, siguió el paso de los hombres en traje y la mano del mánager lo detuvo junto a la puerta, indicándole con una mirada que debía aguardar a que la fémina saliera primeramente. Envarado, la pausa de aquella no lo sorprendió, creyendo que hurgaría en el corazón y sin embargo, todo lo que hizo fue rozarle la mano, pegar en su palma un papel bien doblado, marchar —entonces, sí— con un adiós. Sonrió, qué amargo, y no desplegó el mensaje de inmediato, encaramándose al pasillo y a una papelera, deteniéndose antes de arrojarlo. Lo arrojó. Al interior de su bolsillo, inquieto por las palabras —por la caligrafía, que nunca le había conocido. Se maldijo por ser tan blando.

(Por quererla).
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage



avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Seo Jik

Volver arriba Ir abajo

por Contenido patrocinado
123
Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:

No puedes responder a temas en este foro.