like dogs and cats — kyunsoo
NOTICIAS
26.11 RCKSTR Entertainment sigue sin aceptar nuevos empleados o idols en sus filas hasta nuevo aviso. ¡Salimos del hiatus!
22.11 Solamente se podrá acceder a METEOR, VYR, KSJ y MYP Entertainment comprando el item “Cuenta especial” ya que permanecen cerradas hasta nuevo aviso.
29.12 ¡Llevamos contigo once meses! Muchas gracias por hacerlo posible y seguir con nosotros día a día. ¡Por muchos meses más!
ADMINISTRATIVAS
APOYO Y PNJ
DICIEMBRE DE 2018 La hora y tiempo del mes actual en Seúl, Corea. Usa esta información para hacer tus temas mucho más realistas.
¡HAPPY CHERRY CHRISTMAS EVERYONE!

like dogs and cats — kyunsoo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ir abajo

por Choi Bong Hee el Jue 05 Jul 2018, 19:48


04.07

Había pasado más de un mes desde que se sentía triste y sola. No era que hubiera cortado el contacto con ninguno de los dos muchachos, pero se sentía tan vacía que a penas lograba continuar su vida con normalidad. Solía estar más sensible por prácticamente todo y sucumbía a cada uno de sus caprichos (como comprar un gato nuevo, o hacerse un piercing, o hornear brownies) sin consciencia de lo que podría significar a largo plazo.

Generalmente, no sacaba afuera a sus gatos demasiado lejos, se quedaba en la misma cuadra de sus apartamentos, pero aquella noche el cielo estaba tan despejado que Bonghee simplemente comenzó a deambular por las calles de Seúl, con sus dos gatos, una jacket deportiva y una mascarilla que cubrían su cara y ropa deportiva. Estaba muy distraída, se le podía notar en la mirada, en cómo caminaba tranquilamente sin la más mínima preocupación cuando se exponía a ser asaltada o peor; reconocida y sin si quiera haber avisado a su manger.

No fue hasta que su gato más nuevo, Hunhun, hizo un movimiento increíblemente violento, haciendo que la correa se escapara de sus dedos que puso atención a lo que estaba ocurriendo. Estaba en medio de un parque, y un perro se había acercado quizás demasiado, asustando a los dos felinos y haciendo que huyeran al árbol más cercano. Bonghee quería ponerse a llorar. —¿Por qué eres así? Ven aquí—llamó a sus gatos.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


half agony, half hope

avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Choi Bong Hee

Volver arriba Ir abajo

por Invitado el Dom 08 Jul 2018, 19:57
Con varios días sin haber conseguido pegar un ojo, conseguía no parecer un zombie andando por las calles. Común resultaban sus bajos ánimos a causa del sueño perdido, al menos tenía la suerte de que fuese igual con las ojeras. Pero un pequeño efecto facial o un pesado caminar, ni siguiera las ganas de quedarse en cama y descansar antes de que fuera momento de prepararse para la gira, podían contra el buen humor que su pequeña perra tenía cada día. Acompañándola, mordiendo amistosamente sus pies mientras estuvo en el apartamento. Bastó que con su inteligencia llevara hasta ella la correa con que era paseada para que pronto estuvieran de pie en la calle, en lugar de Kyun con su cómoda pijama jugando los sims.

Pero Makki era y es su princesa, como la hija que no tiene y también otra de las razones por las que pasa tiempo en tiendas online comprando cosas. Gusto tiene la pequeña, un ladrido sí y dos para un no; así fue como termino con el vestuario para la salida de aquel día. Sin embargo, también fue su culpa que la paz que comenzaba a sentir se esfumara tan pronto comenzó a ladrar, no diría frenéticamente pero algo sí, agudo. Con su cabecita alzada miraba alerta el lugar. Se arrepintió de haberla dejado suelta cuando vio a una pequeña bola de pelos blanca alejándose del lugar en que se encontraba. ¡Makki! Quedó con la boca abierta por como había sido ignorada y abandonada, pero sin esperar nada salió corriendo detrás de ella.

Tampoco fue necesario recorrer tanto terreno, viéndola observar atentamente un árbol, dando un corto paso de un lado y luego al otro, quizás intentando captar mejor algún movimiento¡Dubu!Intentó llamar su atención, si no era por uno debía intentar con otro, pero bien que la nombrada prefirió seguir con el árbol. No pudo ignorar la igual presencia de otra fémina allí. Pues en realidad es un poco común en ella ladrarle a los árboles Contestó, no habiendo entiendo del todo que su pregunta se dirigía hacía alguien distinto.
avatar
123
Invitado

Volver arriba Ir abajo

por Choi Bong Hee el Lun 09 Jul 2018, 01:03


Estaba tan distraída, intentando hacer que sus dos bolas de pelo le pusieran atención para bajar del árbol que ignoraba los ladridos el pequeño canino junto a ella, hasta que otra mujer respondió a su pregunta. —¿Perdón?—preguntó completamente confundida, pues ni siquiera se había dado cuenta de su presencia hasta que habló, lo que solamente dejaba en evidencia lo distraída que estaba. Fue entonces cuando se percató del canino a sus pies y se dio cuenta que había confundido su pregunta. —Oh... lo lamento, le estaba hablando a mis gatos que pensaron que era buena idea treparse por ahí—señaló una rama del árbol donde la correa quedaba suspendida en el aire y dos pared de bolas brillantes las miraban desde abajo.

Bonghee entonces se fijó en la cara de la mujer, parpadeando levemente en confusión, pues su rostro se le hacía sumamente conocido y fue entonces que el nombre de la muchacha apareció en su mente y pegó un salto hacia atrás. —¡Por los dioses! Eres Argelee—dijo, llevándose las manos a la boca, hablando suavecito. Al menos el mundo parecía estarle sonriendo por una vez en su vida. —Soy una gran fan. Hot Pink fue una increíble canción—dijo con tímidez. Momentáneamente, olvidó a sus mascotas metidas en el árbol, hasta que comenzaron a maullar, haciendo que el canino siguiera ladrando. —¿Es tu perro?—preguntó con mucha curiosidad. Al menos tendría la anécdota que sus gatos habían sido asustados por la increíble Seo Kyun Soo, una idol experta que admiraba mucho.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


half agony, half hope

avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Choi Bong Hee

Volver arriba Ir abajo

por Invitado el Miér 11 Jul 2018, 21:30
Sintiendo su nariz picar ligeramente, con la confusión de la contraria señaló con su cabeza a su pequeña mascota. Más fue ella la confundida y, como si recreara a Makki, su cabeza siguió hacía donde la joven apuntaba, inmediatamente apenas notar aquellas dos figuras detuvo su paso antes de quedar a su lado. No era un gato, eran DOS gatos, dos pequeños engendros del mal para ella, que incluso en altura le ganaban a su mascota. Sintió temblar su parpado inferior izquierdo al ver que la pequeña ni se molestaba en girarse hacía sí, de cierta forma también lo agradecía, por seguir sus instintos e igual cuidarla de aquellos animales.

Dando vuelta hacía la chica tan pronto se dio su acción, asustándola por un instante el salto, termino sonriendo levemente al ser reconocida, alzando un poco sus cejas al oír que es una fan. Si bien se negaba a avanzar un paso más, estaba feliz de haber encontrado a una… y con dos gatos. Muchas graciasDijo sinceramente a ambas cosas con una inclinación. Siendo en otra situación buscaría más un tema para entablar una conversación, pero no dejaba de mirar cada tanto el árbol de manera alerta. Perra, hija, protectora y protegida; sí, como prefieras decirleContestó intentando llamar su atención ¿Aquellos en verdad son tuyos?Cuestionó con una leve mueca, agachándose un momento. MakkiProbó de nuevo, pero más atenta seguía a los felinos.
avatar
123
Invitado

Volver arriba Ir abajo

por Choi Bong Hee el Vie 13 Jul 2018, 09:55


Era una situación completamente bizarra, para encontrarse a alguien como Seo Kyun Soo en medio del parque en la noche paseando a sus gatos. Pero tampoco estaba de humor como para ponerse a filosofar en lo pequeña que era la ciudad de Seúl, estando repleta de celebridades tampoco. —¡Es muy linda! Yo tuve un perro cuando era niña—dijo, señalando al perro. Bonghee en sí le gustaban mucho las mascotas. Pero su fobia a la sangre se debía a que cuando era niña fue testigo de cómo un automóvil atropellaba a su perro y desde entonces estaba un poco traumada con el acto y en su complejo de apartamentos tampoco le dejaban tener caninos, solo felinos.

Sí, lo son—asintió con la cabeza y le miró con cierta curiosidad. ¿Acaso no le gustaban los gatos? Entonces ella llamó al canino, y Bonghee pensó que sería muy entrometida si preguntaba aquello. —Dudo que bajen por sí solos... —suspiró levemente. Podía llamar a la policía, pero eso causaría demasiado revuelo y quizás fueran reconocidas. —Voy a escalar—decidió que era la mejor idea, porque en su pequeño cerebro, tenía la habilidad física de Spiderman.

Bonghee se acercó al árbol e intentó subirse a las ramas con su increíble metro cincuenta y cinco. En realidad, parecía una pequeña cucaracha subiendo por una pared.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


half agony, half hope

avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Choi Bong Hee

Volver arriba Ir abajo

por Invitado el Lun 16 Jul 2018, 20:35
Retrocedió nuevamente otro paso, asintiendo al cumplido. La propia Makki se sentiría halagada, pero Kyun más a veces veía tan sólo a una pelusa cuando la pequeña se las daba de diva e iba por su propia cuenta, ignorándola completamente. Triste para sí, pero real e igual de común le era morder la mano que le daba de comer, aunque fuese de manera “amistosa“.

Siguió sonriendo, más grande quizás, ladeando un poco la cabeza. ¿Si llamaba a los bomberos no serían capaces de colocarlos más arriba, verdad? Mal para la chica, pero podría consolarla, tal vez incluso darle un hámster, un conejo o algo que un gato no fuera y dejar a aquellos dos vivir en la copa. ¿Qué?Murmuró en cuanto escuchó lo que iba a hacer. Se aproximó a grandes zancadas, con ese poco tiempo la nariz seguía siendo una molestia a peor, ¿esperaba evitar el picor en los ojos o toz? Sí, gracias. Sabes, podrías dejarlos Dijo estando a unos pocos pasos de dar con el árbol. Conozco un pintor bastante bueno, si quieres puedo llamarlo que de aquí te saca un gran cuadro. Tú sólo vuelve a tierra Pidió, pero francamente sabía que no llegaría a funcionar. Mientras los felinos maullaban, la pequeña perrita había dejado de ladrar, moviendo su cola al volver a ver a Kyun cerca, pero ella sólo la veía con el ceño fruncido. Regresando su vista a la castaña con una sonrisa persuasiva y cejas alzadas.
avatar
123
Invitado

Volver arriba Ir abajo

por Choi Bong Hee el Miér 18 Jul 2018, 13:34


Bonghee estaba demasiado concentrada mirando a los felinos subidos a la rama como para darse cuenta que la otra chica se alejaba disimuladamente de donde estaba. Era muy tarde para arrepentirse también, porque ya estaba a como medio metro del suelo, agarrada del árbol como si su vida dependiera de ella. Cuando era pequeña, era la persona más curiosa y torpe del mundo, se había rasurado la lengua, comido desodorante, escalar un árbol no debía ser realmente un reto para ella.

No puedo dejarlos—dijo, mirando desde arriba a la otra chica mientras acomodaba el pie sobre una irregularidad el árbol para sostenerse mejor. Le miró como si le acabara de decir que fueran a un robar un banco. —Estos gatos son mi vida—le dijo con convicción. Si bien, no esperaba que la entendiera, la dependencia emocional de Bonghee hacia sus gatos no era del todo sana después de todo. Había comprado su último gato solamente porque estaba triste, era obvio que no podía dejarlos ahí. —No te preocupes, estaré abajo rápidamente—quizás estaba confiando demasiado en su habilidad física, el pensar que podría llegar un par de metros más arriba, agarrar a los felinos y volver sana y salva. También asumió que la otra chica se estaba preocupando por ella.

Bonghee subió sobre la rama en la que estaban sus gatos, sentándose en la base de la misma, al tiempo que estiraba los brazos para agarrarlos sanos y salvos. —¡Los tengo!—gritó con emoción, y luego comenzó a removerse nerviosamente sobre la rama. ¿Ahora cómo carajos iba a bajar?
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


half agony, half hope

avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Choi Bong Hee

Volver arriba Ir abajo

por Invitado el Miér 25 Jul 2018, 20:15
Y como bien creía, acertada estaba. Tampoco esperaba la joven castaña dejara a aquellos animalejos ahí en lo alto, sería algo cruel, pero igualmente, si ellos se habían podido subir tan difícil no les resultaría bajar. Desordeno sus propios cabellos en cuanto recibió sus palabras, observando por un instante a su alrededor antes de regresar a ver como se sostenía.

Si por el arte no cedía, qué tal su propia seguridad Por favor, te vas a lastimar Probó decir, igualmente temía eso se hiciera realidad. Vamos Kyun, ¿no era mejor simplemente dejar la ronda y volver a tu onda? Sí, dejar a los gatos allí y zafarse de estar en ese lugar cuando aquellos dos saltaran y dejaran a su dueña ahí montada; pero seguía pateando la lata. Negó repetidas veces aunque ella no lo viera, buscando otras opciones para disuadirla. Soy una buena defensora de la naturaleza, y aunque el tronco sea fuerte las ramas no tanto, estás dañando al pobre árbol. Por favor baja Pidió pasando a apretar con fuerza sus labios. No es como si ella misma no se hubiera subido a un árbol alguna vez en su vida, demasiadas cuando niña, y demasiados golpes también. Pero ni su terrible intento funcionaba.

Contuvo la respiración un momento a penas la vio sentada, así al menos era más seguro, si la rama era resistente claro. Suspiró cuando tomó a los felinos, y apenas se dio su exclamación la pequeña perra regreso a sus ladridos, pero fulminarla con la mirada no serviría de nada. Verla moverse así la ponía igualmente nerviosa, ¿necesitaba una escalera, dónde la buscaba? ¿Debía decirle que se tirara que ella la atrapaba? Sino al menos aminoraba su caída, pero con dos gatos mejor al suelo, pasaba máximo la cría de uno. Era buena samaritana, se decía una y otra vez en su mente. Sí la ayudaba, tendría la molestia de su alergia acrecentada… Si prefieres… yo atrapo a uno y tu bajas al otroCarajo con lo de buena samaritana, lo prefería a que la menor resultara herida por una posible caída.
avatar
123
Invitado

Volver arriba Ir abajo

por Choi Bong Hee el Sáb 28 Jul 2018, 23:44


Ignoró sus palabras, mientras subía, porque estaba demasiado concentrada en no caerse de una altura de cuatro metros como para preocuparse en lo demás.   —No se va a quebrar, tampoco estoy tan gorda—se rió nerviosamente cuando estuvo sentada y estable. Intentaba sonar tranquila, cuando en realidad estaba un poco asustada de estar ahí arriba con la posibilidad de salir herida de alguna manera. Pero ella solita se había metido en aquella cuestión así que ella sola iba a tener que bajarse de ahí, aunque le costara.

La miró desde arriba con curiosidad, cuando se ofreció a agarrar uno de los gatos. Como Bonghee nunca tenía nada más que hacer que cuidar de aquellas bolas de pelo, los tenía demasiado cuidados y ni siquiera tenían uñas filosas que pudieran herir a la chica. Así que lo vió como una fantástica idea. —¿De verdad? ¡Está bien!—no dudó en aceptar la ayuda mientras agarraba al felino más viejo de color gris. Su fea cara la miró como si le estuviera diciendo que si lo tiraba no le hablaría en todo el resto del año. Pero tampoco tenía demasiada opción. —Ahí va—tampoco tenía demasiado miedo si no lo atajaba. El gato había saltado de alturas más grandes y los gatos siempre caían de pie ¿verdad? Se inclinó hacia un lado lo más que podía sin resbalar y dejó caer al felino directo a los brazos de la otra solista.

Una vez se aseguró que su bebé estuviera a salvo, agarró al otro con un brazo mientras hacía malabares para salir de la rama y comenzar a escalar hasta abajo. Y todo iba muy bien, hasta que faltando unos cincuenta centímetros para llegar al suelo, una ramita se quebró y cayó al suelo de trasero, no sin antes torcerse un poco un tobillo. —Estoy viva—dijo mirando al gato blanco entre sus brazos.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


half agony, half hope

avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Choi Bong Hee

Volver arriba Ir abajo

por Invitado el Sáb 04 Ago 2018, 11:30
Negó con la cabeza, al menos podía sacar algo de eso —Linda, nunca dije que lo estuvieras— Contestó frunciendo el ceño. Pero sí, ahora más que por su alegría, un estornudo presente, temía por la integridad física de la menor. Aún más con los recuerdos de las caídas de sus hermanos, tantos sustos que le llegaron a causar los más pequeños habían hecho, precisamente, que ella hubiera dejado de hacerlo, para darles el ejemplo. Una fractura sería algo lamentable, aún más a quien ahora reconocía como una compañera del medio musical.

No podía creer que en verdad lo fuera a hacer, Makki se había quedado repentinamente en silencio, quizás ella también lo había adoptado como una especie de broma, pero si ella misma tampoco se lo creía. Pronto vio caer e pequeño cuerpo gris en su dirección, un nuevo estornudo, pero fue lo justo para echar su propio cuerpo hacía adelante y conseguir atraparlo —Es una broma— Se dijo a sí misma, repetidas veces en voz baja. —Y tú no me harás nada, ¿verdad?— Preguntó al felino, estándose congelada en esa posición, manteniendo al minino lo más alejado posible de sí.

Demasiado distraída manteniendo el contacto al mínimo, mientras la perrita corrí a sus pies ladrando, pidiendo que la dejara atacarlo. El sonido del golpe llamó su atención inmediatamente, e hizo que soltara al gato y corriera en dirección a la chica, agachándose a su lado. —¿Estás bien? Ohi, Dios, ¿te duele algo? ¿Una silla, camilla, ambulancia?— Preguntó tampoco sabía si era mayor el golpe que pudo recibir, pero si estaba al tanto de su molestia nasal y el sentir de sus ojos picar, mal que había querido evitar.

Contuvo un estornudo sin recordar los pelos que en sus manos pudieron haber quedado —Estoy muerta— Repitió con una modificación de lo que la contraria había querido decir. No diría que era una fobia, de ser así hacía rato que habría desaparecido, más no le gustan, un tanto los aborrecía, pero respetaba su independencia mientras más lejos se fueran de sí, mejor. Pero se había aventurado a atajar uno, e interiormente se encontraba saltando de su cierto arrepentimiento.
avatar
123
Invitado

Volver arriba Ir abajo

por Choi Bong Hee el Mar 07 Ago 2018, 23:28


El dolor tardo en llegarle un par de segundos, en los que se quedó quieta en el lugar donde había caído. El gato blando aferrada a la muchacha como si lo fuera a tirar en un río. No se había dado cuenta del dolor en el tobillo hasta que pasó un minuto. Y aún así, no era nada demasiado doloroso, ni nada que tampoco había sentido con anterioridad estando en las prácticas. Había aprendido a hacerle caso omiso a esos pequeños dolores, así que cuando la otra chica se acercó para preguntarle si estaba bien, asintió con la cabeza y formó un círculo con los dedos, en un signo de "okay". —Estoy bien, solo me resbalé en el último segundo—se rió, al tiempo que se apoyaba en el pie bueno para levantarse.

A penas se levantó, el gato gris llegó corriendo y se subió a sus brazos como si fuera el árbol y Bonghee se concentró en los felinos por unos segundos, hasta que escuchó a la mujer decir que estaba muerta y entonces la examinó con cuidado. Tenía la cara de alguien que parecía estar a punto de de estornudar. Bonghee tampoco era tan estúpida como parecía, y poco a poco fue conectando los puntos, las pequeñas pistas antes de dar justo en el clavo. —Espera... ¿eres alérgica?—saltó, agarrando a sus gatos con fuerza. Se sintió terriblemente culpable, de saber que la había hecho atajar al gato por puro egoísmo, por no querer llamar a los bomberos o la policía. —Oh dios mío, lo lamento tanto—quiso acercarse para disculparse como debía, pero temió hacer las cosas más graves. —Debiste haberme dicho, oh dios... —entró en pánico por unos segundos, comenzando a dar vueltas en el mismo lugar, coja, porque le dolía apoyar un pie.

¿Qué hacemos, qué hacemos? —comenzó a pensar en voz alta mientras daba vueltas y luego se detuvo.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


half agony, half hope

avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Choi Bong Hee

Volver arriba Ir abajo

por Invitado el Miér 08 Ago 2018, 06:41
Dio un suspiro de alivio, relajando sus hombros. Mirando con cierto rencor a su mascota por seguir sus instintos contra los gatos, igualmente debía de dejar la exageración; no parecía tener una fractura o algo parecido, caso contrario la llevaría cargada a un hospital de ser necesario, Makki siempre podría cuidar a los gatos en otro árbol.

Tan pronto el segundo gato llego a su dueña, Kyun volvió a retroceder, cayendo sentada sin molestia alguna por ello. Atrayendo por fin la atención de su mascota quien fue junto a su pierna, siguiendo alerta a quienes la castaña tenía en brazos. Se sacudió las manos, buscando quitarse los pelos que entonces recordó. Y mientras contenía un estornudo más trato de señalar con sus dedos el mínimo. —Un poquito— Contestó, continuando tapándose la boca y la nariz. Mirándola levantarse decidió hacer lo mismo, mientras se daba su disculpa. —Descuida, no fue tu culpa— Era la propia, por haberle quitado la correa y dejar en libertad a su pequeña. Risa le había provocado, de no ser por la incomodidad de precisamente su alergia. —¿Necesitas que te ayude?— Preguntó al ver su andar, porque aunque ella estuviera interiormente arrancándose la piel de las manos, no quería decir que no pensara en la contraria tan sólo por aquellos dos en sus brazos.

Tomó igualmente a la perra entre sus brazos. —Sólo debo tomar una medicina, anti alérgico exactamente— En verdad, no había tenido contacto con un gato desde hacía bastante tiempo, había sido cautelosa con ellos, su manager y conocidos. Principalmente por lo sucedido cuando recién iniciaba su carrera. —Cuanto antes mejor— Dijo con el presente dolor en su garganta, lo mejor era respirar profundamente y mantener la calma.
avatar
123
Invitado

Volver arriba Ir abajo

por Choi Bong Hee el Sáb 11 Ago 2018, 12:42


Era muy fácil olvidar que no todo el mundo era tolerante a los gatos, ya fuera simplemente porque no les gustaba o porque, como en el caso de la otra chica, tenían alergia. Y aunque la mayor le dijera que no se preocupara porque no era su culpa, no podía evitar hacerlo. Nunca se había topado con alguien que tuviera alergia a los gatos y no tenía ni idea de cómo actuar, era confuso y estresante al mismo tiempo. —¡No, está bien! Yo puedo hacerlo, solo caminaré más lento de lo normal—dijo rápidamente, aunque en realidad podía traducirse como un "ni te acerques".

¡Oh! Hay farmacias por aquí cerca—dijo, cuando la mayor tomó al perro entre sus brazos para evitar que sus mascotas terminaran huyendo de nuevo. —Yo solo necesito comprar una compresa y estaré como nueva—asintió con la cabeza, más para sí misma que para la otra chica. Bonghee entonces comenzó a moverse, caminando del parque hacia las tiendas de la ciudad, con sus gatos ocupando sus brazos, y caminando lento pero seguro. También mantenía cierta distancia de la otra, para que los pelos de gato no le causaran demasiados estragos. —Ahí hay una—señaló el cartel de "farmacia" que brillaba después de unos cuantos minutos de haber comenzado a caminar.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


half agony, half hope

avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Choi Bong Hee

Volver arriba Ir abajo

por Invitado el Jue 16 Ago 2018, 21:21
¿Lento? ¡Más lento! Si lo que Kyun más quería hacer era salir corriendo, ejercer una mucha mayor distancia de esos animales. Su parte humanitaria actuaba de impedimento, después de todo era quien le había dado tantos derechos a su pequeña mascota, como para creer que la mejor idea perseguir a unos gatos.

Asintió rápidamente, apretujando a la pequeña perita contra su pecho. Un castigo placentero para sí, por a la vez tenerla más cerca, mal para ella al querer tener su espacio. Por unos instantes su paso fue más rápido, al estar distraída regañándola y diciéndole estúpidos castigos, que seguramente no llegaría cumplir. No fue hasta la salida del parque que se percató y disminuyo su paso.

Mordiendo su labio, en verdad deseaba correr cuanto antes y tomar un analgésico, frotarse las manos hasta que quedaran rojas igual que sus muñecas y no ver a aquellos ni en pintura. Alzó su rostro como si las palabras de la meno fueran un coro de ángeles, ante la dolencia que presentaba por culpa de su indeseable alergia. Y ahí si se permitió aumentar su velocidad, entrando cuanto antes. Buscando entre los pasillo algo desesperada, más termino por preguntarle a un dependiente. Igualmente añadió al carrito que no llevaba la compresa que la castaña había mencionado, no estaba de más ayudarla en algo, por mínimo que fuera.
avatar
123
Invitado

Volver arriba Ir abajo

por Choi Bong Hee el Sáb 18 Ago 2018, 16:46


Bonghee caminaba lo más rápido que podía, intentando mantener el paso de la otra muchacha y al mismo tiempo no atrasarla demasiado de obtener su medicina para la alegría. Kyunsoo no le dijo nada durante todo el camino, y Bonghee tampoco se molestó en hacer conversación, en vez de eso, se preocupó por pensar en las razones por las que había terminado de aquella manera; en un parque, cojeando hacia una farmacia con sus dos gatos aterrados entre sus brazos, mientras sentía molestia en el tobillo después de haber escalado un árbol. La situación parecía completamente sacada de una película de comedia.

Claro que la única razón para que hubiera terminado así había sido su distracción. De no haber estado pensando y haciéndose ideas de lo que Eunyong y Jitaek estuvieran haciendo en esos momentos con sus respectivos compañeros, probablemente Bonghee ni siquiera se hubiera salido de su ruta usual.

En cuanto llegó a la farmacia, Bonghee se detuvo unos segundos para mover el pie al tiempo que la otra desaparecía entre los estantes. Como estaba completamente inútil, tardó demasiado en buscar la compresa, y cuando se acercó a la otra para decirle que ya estaba lista, miró la compresa en el carrito de la otra. Bonghee le sonrió cálidamente —¿Ya encontraste lo que necesitabas? ¿Quieres que te ayude en algo?—preguntó, aún manteniendo la distancia para que sus mascotas no fueran de algún mal.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


half agony, half hope

avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Choi Bong Hee

Volver arriba Ir abajo

por Invitado el Mar 28 Ago 2018, 21:00
Sentía en su cuerpo recorrer esa extraña y horrible sensación, igual que cada cuanto la luna se alineaba y, junto al hombre lobo aullándole, ella tocaba a un felino. Lo aceptaba muchos eran lindos, en cuanto a apariencia, ¿quién no había visto un video de ellos haciendo boberías? Peo resultaba espantoso tener esas reacciones, y más aún que una de tus estúpidas compañeras cuando eras adolescente jugara con un estúpido gato sólo para molestarla, justo en el apartamento que compartían. Nunca resultaron graciosas sus bromas, menos cuando le resaltó el odio a ellos. Lindo, igual a vete a la mierda y no vuelvas.

Detestaba avanzara tan rápido, sentía sus vías contraerse y molestia en las manos, ¡¿?acaso alguien llevaba un pañuelo por ahí! ¡Kyun estás en una farmacia! —¿Podrías pasarme una caja de pañuelos?— Pidió, con la mejor de sus sonrisas. Indirectamente matando con la mirada a la carga en los brazos de la chica. —No te preocupes, yo pago. Si requieres algo más puedes añadirlo, no des de menos tu golpe
avatar
123
Invitado

Volver arriba Ir abajo

por Choi Bong Hee el Miér 29 Ago 2018, 22:29


Comenzó a buscar un pañuelo a la velocidad de la luz, poniendo a los gatos en el suelo y sosteniéndolos de la bonita correa de colores neon antes de agarrar una caja, abrirla ahí mismo y pasársela a la muchacha, siempre manteniendo la distancia para que sus mascotas no fueran más perjudiciales para ella — Aquí tienes—le dijo, dándole un pañuelo para que se sonara la nariz.

Oh, no, yo estoy bien. En casa también tengo parches y compresas... —insistió, con su pequeña cantidad de cosas era suficiente. No era por ser humilde, el dolor era agudo, pero sabía que con los cuidados necesarios se le iría, y era más preocupante saber que la otra chica en verdad podría sucederle algo gracias a alergia.

¿Estás bien? ¿Estás segura?—volvió a preguntar, para asegurarse que no se iba a desmayar o morir en medio del pasillo.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


half agony, half hope

avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Choi Bong Hee

Volver arriba Ir abajo

por Invitado el Jue 30 Ago 2018, 20:41
A punto de soltar un gracias, un nuevo de estornudos la asaltó, tomando con rapidez el pañuelo para evitar la contaminación, de cierta forma en un mundo que de por sí ya bastante lo estaba. Tapándose la boca, asintió velozmente, no insistiría de igual forma, confiaba en que al estarse sola podría cuidarse bien. E igual manera, de lo contrario, según recordaba ella tiene un hermano… otro idol, si no se equivocaba. Él podría estar un tiempo con ella, o al menos proveerle ayuda si es que la necesitaba.

Entre le daba su tarjeta a la cajera para pagar, intercambiaba miradas con los gatos. Escudriñándolos con la mirada, cual Makki estándose alerta ante cualquier ataque o invasión a su territorio, es decir, su espacio personal. Ella podía seguir con la posible necesidad de la contraria, más siempre buscaba menospreciar sus sentimientos negativo; en este caso sensaciones. A poco de negar con un genial, otro ataque le dio. Con mayor duración y pesadez interior, la perrita termino saltando de sus brazos y volviendo a ladrarle, como quien no quiere la cosa, a la carga de la castaña. Mientras Kyun sólo trataba contenerse, escuchando algunas quejas de la dependienta como por ejemplo, la permanencia de animales en el local. —Podrías recibirla tú, necesito ir afuera— Comentó rápidamente, antes de caminar a buen paso hacía la salida.

Más termino tirando la mercancía de un estante cuando otro estornudo vino a ella, siendo más insoportable al tener la presencia de los felinos cerca. —¡Lo siento, lo siento…!— Se disculpó varias veces, agachándose y recogiendo cuanto podía sin perder tiempo. Nunca comprendía sus momentos de torpeza cuando sus males actuaban, por más de ser tan obvios.
avatar
123
Invitado

Volver arriba Ir abajo

por Choi Bong Hee el Sáb 01 Sep 2018, 11:18


Bonghee fulminó con la mirada a la dependiente que se quejaba de las mascotas, cuando estaba segura de que no había ningún rótulo que le dijera que no podían ingresar con mascotas —No te preocupes, yo la sostengo—se pasó un gato a la otra mano, mientras doblaba de un lado a otro peligrosamente para agarrar entonces a la perrita que saltó de los brazos de Kyunsoo, y fue a parar a los de Bonghee, quién lo agarró rápidamente para evitar que se comiera a sus gatos.

Estuvo a punto de girarse, batallando por mantener a los tres animales queditos —por suerte, sus gatos eran las cosas más tranquilas del mundo, pero se encontraban tensas ante la insistencia del canino—, cuando un estruendo le hizo girar la cabeza para ver todas las cosas volando por los aires debido a un potente estornudo. Era como estar viendo la escena de un dorama —Oh dios mío... ¿estás bien? —hizo el ademán de acercarse, pero el canino se revolvía en sus brazos y no era capaz de hacerlo, por su propio bien. Bonghee miró de mucho a la dependienta y señaló a la otra artista —, ¿por qué no está ayudándola? —le preguntó, haciendo que la otra mujer solamente suspirara pesadamente antes de acercarse a Kyunsoo y ayudarle a recoger.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


half agony, half hope

avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Choi Bong Hee

Volver arriba Ir abajo

por Invitado el Dom 02 Sep 2018, 19:34
—Disculpe, lo siento— No dejaba aquello con un tono congestionado, mientras la dependienta estaba a su lado recogiendo igualmente. No podía evitarlo, peor le había resultado el día en que regreso a su hogar y se encontró con el mal y la vista de ella en el concurso de comer; no había parado de disculparse de mil maneras en todos los idiomas que conocía, tantos sinónimos terminaron afectándola y cansando a la mujer, llegando a un acuerdo mutuo. Pero claro, eran dos debilidades diferentes.

Ni siquiera había escuchado a Bonghee, de tantas palabras que repetía, verificando el estado de su mascota y las de su inesperada compañera. Termino de poner de nuevo en el estante el último producto. Era extraño la reacción retardada, sus manos ya se hallaban enrojecidas. Una opresión se instaló en su pecho, resultaba extraño. Recordaba haberla tenido hacía mucho tiempo, el mismo en que el aire se le iba y se dio más su alergia a aquellos animales. Pronto resultó pesado, jadeaba mientras buscaba tomar aire por la boca. ¡¿Cómo se le ocurría pasar tanto tiempo junto a aquel par?! El pánico por la falta de oxígeno comenzó a reflejarse en su rostro
avatar
123
Invitado

Volver arriba Ir abajo

por Choi Bong Hee el Miér 05 Sep 2018, 08:35


Bonghee había comenzado a saltar de un lado a otro, impaciente y prepotente de no poder hacer nada de nada más que mirar desde la distancia la escena. Se sentía como la persona más tonta y mala del mundo, sin poder acercarse porque sus gatos eran la razón principal por la que la otra solista se encontraba en ese estado. Si tan solo no se hubiera dispersado como lo hizo y se hubiera mantenido en su zona habitual, entonces nada de eso hubiera pasado.

¡Voy a llamar a una ambulancia!—chilló entonces, cuando notó el pánico en la cara de la muchacha y le lanzó los tres animales a la dependiente, quién los agarró pero miró de igual manera en pánico a Bonghee. Sus dedos trabajaron rápidamente sobre el teléfono y en menos de diez minutos, una ambulancia entró en la tienda, mirando cuestionablemente a las tres mujeres. Bonghee intentaba ayudar a Kyunsoo, pero no sabía que hacer. La dependienta estaba del otro lado de la sala con las mascotas, sin moverse.

Los paramedicos se acercaron entonces a Kyunsoo, y la comenzaron a examinar y tratar inmediamente en el mismo lugar, sin pensar que era necesario llevarla hasta el hospital por ahora, pero si sacaron a los tres animales fuera, donde la dependienta se quedó cuidándolos —¿Estarás bien?—preguntó con claro temor en la boca.

cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


half agony, half hope

avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Choi Bong Hee

Volver arriba Ir abajo

por Invitado el Jue 06 Sep 2018, 19:58
Terror, como nunca. Podría compararlo con la única vez anterior, pero le resultaba igual de terrible el sentimiento de asfixia en sí. Intentando inhalar aire por cómo podía, le resultaba al menos grato nadie se fijara realmente en dos idols en una farmacia; claro como si en verdad algo además de Makki en buenas manos la hiciera sentirse levemente mejor. Sentía sus ojos lagrimear, y no conseguía concentrar en lo que los demás presentes pudieran o estuvieran diciendo. Sujetándose firmemente del estante con una mano, con la otra en su garganta como si fuera ayudar a apaciguar la sensación.

No fue sino hasta que la ayuda estuvo a su lado, atendiéndola, que por fin levanto la cabeza. Con la cara levemente sonrosada por la falta de aire y sus esfuerzos de conseguirlo, procuraba asentir o negar cualquier cosa que lograra captar de lo que el paramédico le decía, mientras este intentaba la calma volviera a ella. Entre tratos e insumos para su alivio, largos minutos se sumaron a su ataque; torturándola por su desfavorable alergia. Observó a su mascota y su joven acompañante a un lado, distante por si al caso. Intentado sonreírle para, igualmente, transmitirle la poca tranquilidad que había conseguido recuperar. ¿Qué paso con los tiempos donde se consideraban a los gatos criaturas viles?

—L-lo estaré— Contestó, queriéndolo reafirmárselo a sí misma como a la solista. ¿Por qué parecía que últimamente su mala suerte se marcaba con un bello marcador rojo en un horrible círculo? Quizás eso fue lo que la hizo soltar una lamentable lagrimilla por el lado que no le resultaba visible a la chica. Algún beneficio de llorar más por un ojo que del otro. En ese momento no tenía a su manager para recalcarle ciertas cosas, descuidos y torpezas, le resultaría una estupidez que se hubiera ofrecido a “atajar” a un gato; pero como era buena debía contarle cualquier afección a su salud. Tendría que ir a algunas consultas antes de hacer la gira planeada, pero el punto era que, estando ella mal o no, la realizaría. —Siempre termino bien, después de todo— Comentó, sin un por qué. Más para su reflexión misma sobre cosas distantes.

Of: Holy sh. Eso queda, ¡adelante!
avatar
123
Invitado

Volver arriba Ir abajo

por Choi Bong Hee el Sáb 08 Sep 2018, 21:58


Desde que la ambulancia estaba ahí, uno de los paramédicos notó el pie levemente hinchado de Bonghee y le ofreció una compresa que no pudo negar. Así que estaba sentada en una silla, con un pie subido sobre otra y una compresa fría sobre su tobillo. Era bueno que aún era verano y no hacía realmente frío, por lo que la compresa se sentía relativamente bien sobre su piel.

Pero no tenía tiempo de estarse preocupando su superficial lesión por torpe, porque estaba demasiado concentrada mirando lo que le hacían a la otra solista, absteniéndose de echarse a llorar de la culpabilidad que le había dado y la prepotencia de no poder hacer nada al respecto, pero se sentía más aliviada cada vez que notaba como iba mejorando poco a poco —Lo lamento tanto—volvió a musitar, a pesar de que le dijo que estaría bien y los paramédicos corroboraban su respuesta.

¿Necesitas que te lleve a casa luego? ¿Llamo a alguien?—preguntó. Ella ya había llamado a su manager, que había salido corriendo de donde fuera que estaba para irla a recoger, quizás la mayor quería hacer lo mismo, desde que los paramédicos habían comenzado a recoger sus cosas.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


half agony, half hope

avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Choi Bong Hee

Volver arriba Ir abajo

por Invitado el Dom 09 Sep 2018, 20:03
Odiaba hacerlo, en verdad. Pero lo hacía, sonreía. —No, ya se ha hecho suficiente— Dijo sin malicia alguna, no buscaba notar su molestia más con esta sonó, y teniendo las suyas propias a un presentes por el ataque de asma. Se repetía varias veces que todo había comenzado por su propia culpa, no la de chica por tener dos horribles animales. Repentinamente se sintió estúpida por su tartamudeo de antes, más por su raro sentimentalismo y dejar escapar una lágrima. Volvió su mirada a ella, frunciendo ligeramente el ceño. Consideraba lo mejor era hacerlo por su cuenta. —Te lo agradezco, mucho el de llamar a emergencias. Pero puedo seguir sola— Dijo, extrañamente seca. Levantándose del suelo con la mirada de los funcionarios. —¿Puedes bajarla?— Pidió a la cajera. Por un momento la pequeña perra comprendió el estado de su, por decir, ama; ignorando a los gatos fue con la cola en alto hasta Kyun.

Dedico una última mirada la joven solista, con una sonrisa de lado, quizás para demostrar que no se hallaba enojada o algo por el estilo. —Espero te mejores, Bong Hee— Pronunció, mientras insultaba en su mente a las mascotas de la nombrada, pasando a dejar a su lado la compresa que ella misma había comprado, ahora sería para su uso posterior. Saliendo finalmente de la farmacia, con su tarjeta en mano al favor de un paramédico, y la bolsa con lo demás. ¿Esas eran formas de terminar lo que había iniciado como un alegre paseo?

Off: Ya finalizo, no sè si quieras responder o me dices y cierro directo.
avatar
123
Invitado

Volver arriba Ir abajo

por Choi Bong Hee el Mar 11 Sep 2018, 22:22


Bonghee no había parado de verse como perro al que acababan de patear todo el tiempo, mirando a la otra con los ojos grandes y aguados, a punto de echarse a llorar en cualquier momento después de ver la crisis por la que había pasado. Ponía poca atención a lo que sucedía a su alrededor, solamente se concentraba en el aspecto de la otra chica —¿Estás segura? Es decir, no me importaría pagarte un taxi, o esperar a tu manager o... —intentaba pensar en las miles de cosas que quería hacer por la chica, pero se quedó sin pensamientos después de ver al canino de nuevo en los brazos de la otra.

La menor se quedo quieta en su lugar, mientras veía a la otra salir simplemente, caminando como si nada hubiera pasado. Bonghee pensó que era un poco extraña, en realidad, toda la situación había terminado un poco bizarra, si tenía que ser honesta —Sí, espero que mejores... —susurró a la nada, antes de desplomarse en el suelo. La cajera parecía tan sorprendida como ella, y soltó a los felinos para después acomodar un poco mientras Bonghee esperaba a su manager. Cuando este llego, la regañó, obviamente, pero también se aseguró de que estuviera bien y luego se fueron de vuelta a casa en un taxi.

[terminado]
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


half agony, half hope

avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Choi Bong Hee

Volver arriba Ir abajo

por Contenido patrocinado
123
Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:

No puedes responder a temas en este foro.