gucci gang and then, me —pgs.
NOTICIAS
26.11 RCKSTR Entertainment sigue sin aceptar nuevos empleados o idols en sus filas hasta nuevo aviso. ¡Salimos del hiatus!
22.11 Solamente se podrá acceder a METEOR, VYR, KSJ y MYP Entertainment comprando el item “Cuenta especial” ya que permanecen cerradas hasta nuevo aviso.
29.12 ¡Llevamos contigo once meses! Muchas gracias por hacerlo posible y seguir con nosotros día a día. ¡Por muchos meses más!
ADMINISTRATIVAS
APOYO Y PNJ
DICIEMBRE DE 2018 La hora y tiempo del mes actual en Seúl, Corea. Usa esta información para hacer tus temas mucho más realistas.
¡HAPPY CHERRY CHRISTMAS EVERYONE!

gucci gang and then, me —pgs.

Ir abajo

por Seo Jik el Dom 12 Ago 2018, 19:56
03 de agosto, 22h


Finalizó el entrenamiento prontamente, tan fatigado que, sabía, proseguir con los ensayos no serviría de nada. El regreso del disparejo trío se acercaba a pasos agigantados y, secándose el sudor con la tela de la camiseta, sabía que no podía flanquear entonces por algo tan banal como el cansancio, pero sentía agujetas en cada músculo existente de su anatomía y, caminando con lentitud —tanto como le permitían sus kilométricas piernas—, apagó las luces del aula, saliendo de la misma y de la empresa. El Sol, al parecer, había decidido regresar a la cama también; el cielo estaba teñido de hermosos azules y violetas en su camino a casa, esto distrayéndolo durante el trayecto en autobús, ningún asiento vacío, sosteniéndose en las asas que pendían del techo y dejando que los bruscos giros del vehículo lo movieran de lado a lado —los ojos a medio cerrar, suspirando cada vez que una curva lo sacudía.

Introdujo el pin, la puerta de la casa —tan alta como estrecha— recibiéndolo con un ya conocido pitido, dejando las zapatillas en la entrada y contemplando que allí sólo había un par de las mismas. Se preguntó cuál de sus compañeros había regresado y cuál seguía en la sala de ensayos; cruzó, con rapidez, el deseo de que fuera Junhee quién siguiera allá y por el bien de aquél —era el peor de los tres en cuanto a la coreografía y Jik, el mayor de los perfeccionistas. El baño estaba vacío, así que tomó la ducha sin preocuparse por sacar un par de calzoncillos nuevos o el pijama, teniendo que salir después con la toalla envuelta entorno a la cintura. Colándose los boxers, el móvil sobre su colchón vibró en repetidas ocasiones, iluminando la pantalla que mostraba una llamada perdida y varios mensajes sin leer a nombre de Gu(mmy)n Bear . Se preguntó en qué momento Gunsoo había tomado su teléfono para cambiar el nombre. Contemplando el pijama sobre la cama, se debatió entre si ignorar los mensajes o no, y cuando finalmente desbloqueó el móvil, apretó la boca como si se hallara en descontento consigo mismo. Las gotas del cabello caían sobre la pantalla táctil mientras leía los mensajes, respondiéndolos con perezosos monosílabos.

Sentado en el incómodo —pero lujoso— taburete, se valió de este para girar de lado a lado y contemplar así el pub, alumbrado en neones morados, repleto de personas de la farándula que conversaban con tranquilidad entre la barra, la zona de sofás y las mesas a ras de suelo. Gunsoo había prometido que estaba allí en lo que Jik iba de camino, sin embargo, Gun no había estado allí. Ni si quiera estaba sorprendido. Cambiando la postura de las piernas —tan largas que le estorbaban en aquél espacio—, reclinó una vez más al barman, quién le dirigió una mirada del todo hostil, como si cometiera un crimen por estar allí sin pedir nada. — Espero a un amigo. —dijo, el otro asintió y pasó un paño por la barra, pero sin mucho convencimiento. Apoyó la mejilla sobre su puño, reclinado en la barra oscura, ojos aburridos que recorrían el local, preguntándose cuándo aparecería la melena rubia. Y no apareció, rubia. Un moreno Gunsoo arribó, vistiendo a juego con las marcas caras de los allá presentes cuando Jik, alzando la mano libre para hacerse notar, apenas y se había peinado antes de salir.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage



avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Seo Jik

Volver arriba Ir abajo

por Park Gun-Soo el Dom 02 Sep 2018, 17:57


Shit is going down. Necesito un(os) tragos.

Caos, drama, armario revuelto y una cantidad excesiva de bolsas Gucci, Prada y Saint Laurent por el dormitorio. Había asesinado la extensión de la tarjeta de crédito de su padre como un maldito crío consentido, ahogando penas en moda y pañuelos que no necesitaba. Al contemplar sus alrededores, sintió lástima por sí mismo. – Esto no es cashmere – los ojos se le humedecieron y volvió a tomar su teléfono, escribiendo violentamente y de forma rápida con los dedos, labios apretados, conteniendo las ganas de gritar.

Jik, esto es serio. Me falta el aire. Salgamos.

Envío la dirección del bar del manager Kang y siguió revolviendo entre las bolsas de ropa, infringiendo una mueca de horror al contemplar las zapatillas de Balenciaga que había jurado no comprar por nada en el mundo. – Has perdido la cabeza – su mano se fue al pecho y se desestabilizó en el piso, mirando de forma miserable las compras compulsivas de la tarde. En verdad estaba mal. – SUNGYEOL, BAJA LA MÚSICA – Chilló, pero nadie respondió. – YEOL – en un arranque, se levantó del piso, sosteniendo aún las Balenciaga y la lanzó directamente a los parlantes, sobresaltando al maknae. – ¡No puedo pensar! – abatido, regresó a su habitación sin dar tiempo alguno a respuesta y comenzó a engalanarse para salir.

Una hora más tarde de lo pactado, Gunsoo llegó al bar, con anteojos de sol -aunque era de noche- dos guardaespaldas detrás -gracias a Kang- con una gorra y un cubre bocas, como si algo de todo eso no era llamativo. Y conforme avanzaba por el lugar, iba deshaciéndose del disfraz, hasta quedar frente a Jik, dejando todo sobre la barra. – un dry martini – Ni siquiera sabía que era, pero escuchaba a Hyorin pedirlo muchas veces, así que se aventuró.

Todo se está hundiendo como el Titanic – apoyó la cabeza en la barra, mirando a la nada. El martini llegó, obligándole a enderezarse y fijarse en Jik. – ¿No bebes nada? Pide lo que quieras, es a cuenta de la casa – suspiró exageradamente y bebió un trago. Sabía feo, pero igual continuó. – Nuestro manager me ha echado de los dormitorios – soltó, haciendo una mueca tras tragar el martini. – ¿Cuanto crees que puede llegar a empeorar mi vida?
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


s  u  n  b  e  a  m
avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Park Gun-Soo

Volver arriba Ir abajo

por Seo Jik el Miér 05 Sep 2018, 18:32
Una hora tarde y ni si quiera le saludó. Con resignación, Jik giró el taburete y se encajó en la barra, no sin antes dedicarles unas sencillas reverencias a los dos hombres fornidos que habían acompañado a su amigo, junto con un:— Hola, buenas. —algo torpe. Si estos apreciaron su gesto, no se lo hicieron saber, ya que ni si quiera le echaron una mirada, dirigiéndose algo más lejos; Jik esperó que no muy lejos, pues Gunsoo había empezado ya a beber y tenía toda la pinta —además de haber terminado un photoshoot para la portada de Vogue Korea y haber ido hacia allá— de que no aminoraría el ritmo a lo largo de la noche. El barman, encantado con que por fin fuera a pedir algo, se echó hacia adelante con tanta efusividad que a Jik le resultó agresiva. — Eh... un Nostalgia. (*) —pidió, dejando que aquél se pusiera manos a la obra. Era el único nombre de cóctel coreano que conocía.

— Considerando que te ha echado pero estás en su local, diciendo que "invita la casa", yo diría que puede empeorar bastante. —no pudo evitar comentar, la voz salpicada en sorna. Recibió la copa y la sostuvo por el fino cristal, retirando el menudo paraguas que decoraba su bebida antes de darle un sorbo y colocarle aquél a Gunsoo, entre las hebras oscuras. — Aigoo... —exhaló, la pesadez se echaba hacia arriba, compadeciéndose, sí, mas de forma liviana, no convencido aún de la magnitud del problema. Había visto al Mánager Kang en apenas una, quizás dos, ocasiones; sólo sabía de él lo que Gunsoo le había dicho, pero estaba seguro de que incluso Satán apreciaba a aquellos, sus polluelos, y no creía  poder tomar una decisión tan drástica sin más. — ¿qué hiciste esta vez? —preguntó, con los ojos en el líquido de color amarillo, en lugar de en el varón.

(*) Nostalgia, cóctel hecho de Soju de Andong, zumo de lima y hojas de menta.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage



avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Seo Jik

Volver arriba Ir abajo

por Park Gun-Soo el Dom 14 Oct 2018, 23:22
¡Pues nada! ¡No he hecho nada! Es la primera vez que sinceramente me he portado bien – en parte. Pero Kang era un exagerado y sabía que había estado buscando hasta la más mínima excusa para aplicarle un correctivo al alborotador de Park Gun Soo.He llegado sólo dos horas tarde del toque de queda y se me ha puesto a revisar el cuello en busca de marcas para ver si había salido con alguien, y luego decidió exiliarme a Roomate – le explicó de un tirón, deteniéndose solamente para beber todo el contenido del martini de una sola vez, pidiendo enseguida otro más. Hizo una pequeña mueca, acostumbrándose aún al alcohol y le miró.

Roomate es un programa en el que te ves obligado a convivir con otros idols – prosiguió. – y como Kang es tan brillante, cree que ha de ser buena idea ponerme bajo la vista de todo Corea. ¿Qué le proporciona la seguridad de que no vaya a hacer una gran idiotez en público? Es decir, se que no lo haré, ¿pero quién le garantiza que no haya un desliz? – bramó, de forma exagerada, dejando escapar finalmente un suspiro agotado. – y eso no es todo – se llevó las manos al rostro y las arrastró de forma miserable. – creo que es mi culpa que Jiwon de Cherriez haya abandonado el grupo... – esto último, se lo confesó en voz más baja.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


s  u  n  b  e  a  m
avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Park Gun-Soo

Volver arriba Ir abajo

por Seo Jik el Mar 23 Oct 2018, 23:08
No he hecho nada era una respuesta demasiado vaga, y por supuesto, Jik no la creyó, permaneciendo callado, yemas sobre su copa fría. — Solo. —añadió por lo bajo, en una burla exasperada. Tenía la sensación de que, para Gunsoo, cinco minutos y dos horas eran prácticamente lo mismo. — ¿Roomate? —inquirió, desconociendo el término— Parece inofensivo. —añadió. Atisbó de reojo cómo terminaba la copa del tirón y pedía la siguiente, diciéndose que, en efecto, no tardaría demasiado en ponerse tan borracho como una cuba; él, por su parte, aún no había dado el segundo sorbo, así que lo tomó. Convivir. Oh oh. —no pudo evitar verbalizar. Gunsoo era su amigo y lo apreciaba mogollón, pero de veras no imaginaba algo tan malo como compartir vivienda con él, que era un experto en drenarlo física y emocionalmente, y pensando en aquello, dio un tercer sorbo de su copa, la mirada perdida en algún punto tras la barra, en la fila de botellas.

Era una mala idea, estaba de acuerdo con el muchacho, y no comprendía qué estrategia estaba llevando su mánager, pero se temía que esta era una pésima. Sé que no lo haré, hizo una mueca. Abrió la boca, queriendo decir algo, pero tras el suspiro, el idol volvía a hablar y a él la boca se le cerró en un sonoro golpe de dientes. Parpadeó en repetidas ocasiones y alargó una mano, palmeando el hombro ajeno, como si con aquello pudiera despejar todo su malestar. — Probablemente hagas una idiotez en público. —regresó al tema del programa, en un comentario de lo más desalentador— Pero —quiso decir algo en positivo—, tal vez no pase nada malo... tus fans te adoran. En serio, da igual lo que hagas, seguro que se reirán, harán uno de esos vídeos y te saldrán diez fansites más de debajo de las piedras. —Y hablaba desde la experiencia, que ya había sido testigo de aquella situación, por lo menos, un par de veces. Retiró la mano del hombro y ladeó el rostro para mirarlo. — Jiwon... ¿Por qué dices eso? —preguntó, con cautela. Jik no era estúpido: Gunsoo solía hablar de ella con asiduidad y había deducido que algo ocurría entre él y la fémina, se preguntaba exactamente qué.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage



avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Seo Jik

Volver arriba Ir abajo

por Park Gun-Soo el Sáb 10 Nov 2018, 18:31
Gracias Jik, eres un excelente amigo – dijo con amargura cuando el chico había reafirmado el hecho de que probablemente haría una idiotez en público. Y no lo culpaba. Estaba siendo igual de realista que él. No había posibilidad alguna de que terminara saliendo ileso y puro de ese programa. Sin embargo, la curvatura de sus labios se alzó bobamente al oír el resto de la oración, haciendo que Gunsoo se enderezara inmediatamente, olvidando por completo lo miserable que se sentía dos segundos atrás. – ¡Eso es! – dio un golpe a la barra, sobresaltando a unas chicas que tenían detrás. – Lightning me ama – se abrazó a sí mismo y cerró los ojos de forma soñadora. – ellas me defenderán. Las amo, ¿sabes? A todas. Me hacen reír siempre – parecía un ebrio amoroso y ni siquiera había bebido demasiado.

Y entonces, el Gunsoo y feliz y confiado volvió a ensombrecer, desinflándose como globo a la mención de Jiwon. – Soju, por favor – le pidió miserablemente al bartender, antes de soltar un resoplido. – que le he hecho saber que me gusta, de la forma menos elegante y linda posible. Creo que la espanté – dio un buen trago a la botella e hizo una mueca tras devolver la botella a su lugar. – confundí las señales, o no sé. Pero un día la besé y...Y ella ¿me besó? ¿Creo? ¿Pero luego me empujó?
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


s  u  n  b  e  a  m
avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Park Gun-Soo

Volver arriba Ir abajo

por Seo Jik el Sáb 01 Dic 2018, 15:11
También se sobresaltó ante el golpe, dirigiendo una mirada a su alrededor y, al encontrarse con los ojos de unas muchachas, inclinó la barbilla en una reverencia más bien torpe —disculpas en nombre de Gunsoo— que ellas aceptaron con un nervioso ademán de manos. Cuando volvió a llevar los ojos a su amigo, este se hallaba en mitad de un ebrio abrazo que le hizo encogerse de vergüenza ajena, profiriendo un:— Brr. —al sacudir la cabeza, como si se desprendiera de aquella imagen y sensación. Será una nochecita larga, volvía a pensar, con mayor certeza; Gunsoo apenas llevaba dos copas. Terminó la suya, sin intento alguno por esconder su disgusto y dejó que el barman se llevara la copa vacía. — Otro vaso. —se sumó a la petición de soju. No iba a negarle aquello a Gunsoo,  dándose cuenta de que había presionado la tecla equivocada (la chica) y llegando a echar de menos al tonto ebrio de antes —se suponía que el pesimista era él.

Tomó la botella y sirvió el licor en el vaso de Gunsoo, empujándola en su dirección para que él hiciera lo mismo y sirviera el suyo —cultura—, pero en lugar de eso contempló, con perplejidad, cómo bebía del morro sin más. Llamó al barman con un par de dedos alzados, señalando uno de los brebajes, al azar, que estaban sirviendo en el otro extremo. — ¿Crees? —inquirió al mismo tiempo, callando para dejarle terminar su explicación— Crees. —insistió— ¿Cómo no puedes estar seguro de si te besó o no? —Además, al decirle que se había confesado de forma poco elegante, Jik se estaba imaginando toda clase de cosas. — ¿Y crees que por eso se ha ido de la empresa? ¿De su grupo? —su voz cada vez se alzaba más; le costaba creerlo. Se bebió la mitad de su... lo que fuera, de un trago. — ¿Entonces qué? Te empujó, ¿y qué hiciste? ¿Cómo puede ser que por dos besos haya abandonado todo? —negó con tanta brusquedad que se mareó— Ha tenido que pasar algo más. El mundo... no es tan extraño. —lo miró de reojo. No podía ser culpa suya, ¿o sí? Entrecerró los ojos con sospecha.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage



avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Seo Jik

Volver arriba Ir abajo

por Contenido patrocinado
123
Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:

No puedes responder a temas en este foro.