I'll treat you better next time | Robin
NOTICIAS
26.11 RCKSTR Entertainment sigue sin aceptar nuevos empleados o idols en sus filas hasta nuevo aviso. ¡Salimos del hiatus!
22.11 Solamente se podrá acceder a METEOR, VYR, KSJ y MYP Entertainment comprando el item “Cuenta especial” ya que permanecen cerradas hasta nuevo aviso.
29.12 ¡Llevamos contigo once meses! Muchas gracias por hacerlo posible y seguir con nosotros día a día. ¡Por muchos meses más!
ADMINISTRATIVAS
APOYO Y PNJ
DICIEMBRE DE 2018 La hora y tiempo del mes actual en Seúl, Corea. Usa esta información para hacer tus temas mucho más realistas.
¡HAPPY CHERRY CHRISTMAS EVERYONE!

I'll treat you better next time | Robin

Ir abajo

por Choi Sa Ra el Lun 13 Ago 2018, 06:21

20 de Julio del 2018
23:40 pm


Malos, así describía los días que siguieron a esa platica padre-hija que mantuvo con el manager del grupo, odiaba sentirse vigilada; Min Ho no dejaba de llamarla, mandarle mensajes o concretar salidas juntos, cosas tan banales se habían vuelto un reto; es cierto, los chicos tenían prohibido mover un pie sin siquiera avisarle a su líder o a su representante, eran las reglas que se establecieron después del pequeño accidente con el alcohol que Sam y ella tuvieron, sin embargo, el exceso de seguridad no le incomodaba, lo encontraba en ciertos puntos divertido pues era una manera única de molestar a Robin…, Robin, justo era éste nombre el que no podía sacar de sus pensamientos, lo llevaba presente a todas horas. Tristemente no estaba solo, cada vez que pensaba en él un sentimiento de soledad la acompañaba ¿qué estaba mal? Se preguntó con insistencia “no hicimos nada malo”, fue su argumento— “ya no son niños, imagino que convivir con chicos tiene que ser difícil para ti, y de verdad entiendo que estás en edad de experimentar, pero sabes que no puedes tener ese tipo de relación con nadie de tu grupo” —las palabras de su manager volvían a azotarla, estaba confundida, confundida y dolida ¿acaso ya no podía ser cariñosa con ellos? La simple ida le aterraba— no quiero imaginar como hubiera reaccionado si me hubiera atrapado untando pomada en el pecho desnudo de Sam —golpeó su cabeza con la palma de su mano.

Después de la conversación privada que mantuvo con Min Ho había decidido marcar cierta distancia con sus compañeros, o al menos con uno de ellos, el mayor de los tres. Aunque, algo en su interior le decía que a éste no le interesaba mucho su cambio de actitud, después de todo ya no pasaban tanto tiempo juntos como antes. 5IN se había transformado en un trío y desde entonces, Robin se quedaba hasta tarde en la compañía, Sam pasaba todo el día ensayando y ella mejorando su técnica vocal, las únicas veces que lograban coincidir era para cumplir con alguna obligación de su agenda, no más. Aún así, le dolía el ver, que Robin no se acercaba a ella para preguntar qué ocurría— bobo —gruñó por lo bajo al tiempo que pateaba su bolsa de mano, la cual llevaba arrastrando por todo el pasillo.

“Y sí Min Ho habló con él”, de repente esa idea cruzó su cabeza, existía la posibilidad que Robin también hubiera tenido la misma charla, donde su manager les recordaba que ya no eran niños, que estaban creciendo y debían ser mas cuidadosos con sus muestras de afecto— Sam, necesito alcohol —sacó su móvil para intentar llamar al mencionado. Su distracción fue tal que no se dio cuenta que alguien mas caminaba hacia ella; fue imposible detener el impacto, su cuerpo chocó con el ajeno, era él, lo reconoció por su aroma— Robin —susurró sin intenciones de alzar la mirada— ¿qué haces aquí? Pensé que estarías en casa —finalmente regaló a su compañero una sonrisa— así que es aquí donde pasas toda la noche, vaya, Sam y yo creíamos que te escapabas para vivir la vida loca —bromeó en un intento de ignorar la inquietud de su pecho.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Choi Sa Ra

Volver arriba Ir abajo

por Roh Da Bin el Vie 17 Ago 2018, 08:52

Con un provechoso comeback, buenas promociones, y el concierto, 5IN estaba en una mejor racha y aunque eso era bastante bueno, significaba más trabajo…al menos para él. Ser líder implicaba más que presentar al grupo y ver que todos tuviesen botellas de agua en un ensayo, tenía que pasearse por la empresa para ver futuros proyectos, encargarse de revisar los horarios con el staff, mantener una buena actitud y cuidar a sus compañeros. Por supuesto, también tenía, como estudiante y futuro productor y compositor, estar atento a lo que los grandes de la empresa trabajaban y por supuesto enfocarse en sus propios proyectos. Eran días caóticos, y si bien le decían que estaba haciendo un buen trabajo, Robin sentía que no avanzaba y que cada día tenía más cosas pendientes.

Esa semana en particular había estado muy atareado, ocupado ayudando a un productor con un par de canciones y también recibiendo guía con una canción propia. Además de la canción especial que estaban preparando con Ki Seop. Se sentía algo mal por no pasar tiempo con sus compañeros, en especial con Sara, con quien apenas e intercambiaba unas cuantas palabras antes de desaparecer. Sin embargo, no tenía opción alguna más que asumir sus responsabilidades prácticamente viviendo en la empresa. Estaba muy cansado y algo estresado, y su límite llegó cuando no lograba que el puente ni el coro encajaran. Salió del estudio al baño, necesitando echarse agua fría en el rostro antes de seguir trabajando o bien azotar en el teclado de su computador.

Reconoció la figura de Sara desde lejos y en lugar de seguir su camino hacia el estudio, se dirigió directamente a ella. Por supuesto, la menor estaba en su mundo, y ni se dio cuenta como se acercaba hasta ella; la sostuvo por los hombros evitando que se tambalearan por el choque y arqueó la ceja al verse descubierto a pesar de que ella no le viese directamente. Instintos de ella, quizá. Arqueó una ceja, ¿acaso lo habían olvidado? Recordaba haberles dicho que estaría ocupado esa semana, o a lo mejor él no les había dicho. —Estaba trabajando. —respondió, corto y sin darle vueltas al asunto. La soltó y se metió las manos al bolsillo. —Ya quisiera tenerla tan fácil como ustedes. — aunque su risa fue amarga, no lo hizo con intención de reclamar o echárselo en cara. Ella no tenía la culpa de nada, menos de su mal humor. —Es bueno, si puedo seguir ayudando a escribir canciones y hacer las propias, creo que ponto me tomarán más en cuenta. Supongo.— pronto corrigió su voz y trató de verle el lado bueno a todo ese asunto.

—¿Dijiste que necesitabas alcohol? ¿Por qué? — porque, hasta donde sabía, ella estaba bien ¿No? Tenía tiempo para ella y podía descansar ahora que las promociones habían terminado, no entendía para qué necesitaba alcohol.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Roh Da Bin

Volver arriba Ir abajo

por Choi Sa Ra el Lun 27 Ago 2018, 01:43

Sintió una pequeña pero significativa descarga eléctrica recorrer su cuerpo tan pronto las fuertes manos de su líder sostuvieron con delicadeza sus pequeños hombros, le gustaba, aunque sonara algo perverso al admitirlo, pero a Sara le gustaba esos pequeños roces entre ambos, sentir la tibiez de Robin sobre la propia le provocaban infinidad de emociones agradables, se había atrapado a sí misma observando su mano cuando ésta por accidente tocaba la del rapero, no fue cosa de una sola vez, aquel hecho se repetía con demasiada frecuencia, quizá esa fue una de las mil señales que la llevaron a aceptar sus sentimientos por él, tristemente tuvo empezar a disimular a evitar cualquier contacto con el mayor por miedo a ser descubierta, además, hacerlo sería darle la razón a su manager y no, aquel era un juego en el cual Sa Ra se negaba a perder— ah —soltó sin mucha emoción— porqué no me sorprende —mordió con suavidad su labio inferior al descubrir que aquel comentario había sonado a reclamo ¿estaba molesta con él por pasar tanto tiempo en la compañía y menos con ellos? , lo estaba, pero…, no podía culparlo, incluso se podía decir que lo entendía, él sólo buscaba la manera de cumplir con sus obligaciones como líder, injustamente le habían dado una carga difícil de soportar— deberías des… —se preocupó por él, por ver sobre esos ojos unas largas manchas oscuras, además, su aspecto no era el mejor, parecía que los años lo habían envestido y revolcado por un mar de vidrios pero…, fue su comentario, esas venenosas palabras las culpables de hacer que Sara pensará dos vez antes de manifestar su preocupación.  

— Ya veo —soltó carente de emoción, le había dolido y mucho el ver que, el viejo Robin había regresado, claro que, esta vez ella no se tiraría a llorar ni haría un berrinche como aquella vez en el estudio, no lo haría, no le daría el gusto— pues felicidades, es bueno que te tomen más en cuenta, quizá logres hacer tu debut como solista…, eso es algo que siempre has querido —le regaló una sonrisa amplia aunque por dentro sus sentimientos libraban una feroz lucha por tomar el control de su cuerpo— por qué estoy cansada, por eso —soltó como sí fuera lo más lógico del mundo— quizá no te das cuenta Robin, porque te la pasas encerrado en tu mundo pero…, Sam y yo también nos estamos esforzando para dar lo mejor —intentó frenar sus palabras pero tan pronto estas emergieron supo que no había vuelta atrás, la daga estaba clavada sobre su pecho y necesitaba liberar su desilusión— no la tenemos tan fácil como acabas de decir, no te das cuenta porque te la pasas encerrado en vez de hacer tu trabajo como líder —mordió su labio y se preguntó ¿había ido demasiado lejos?— no sé si sabías pero Sam llega hasta la una o dos de la mañana y despierta con dolor muscular porque se la pasa encerrado mejorando su baile, lo tengo que obligar a tomar analgésicos y usar pomadas. Hace unos días mi entrenador vocal me regañó por sobre esforzar mi voz, anduve ronca por varios días por culpa de pasar hora y horas entrenando, por eso, por eso necesito un trago porque no quiero seguir preocupándome por ustedes —soltó un hondo suspiro— no eres el único que se está esforzando.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Choi Sa Ra

Volver arriba Ir abajo

por Roh Da Bin el Vie 14 Sep 2018, 03:21

Robin no tardó en darse cuenta como la atmosfera alrededor de ellos cambiaba, fue obvio. Sara dejaba de sonreír y escupía el sarcasmo con sus palabras; por un momento se desconcertó ante el repentino cambio de humor en la mujer pero, escucharla un poco más le reveló que, al fin y al cabo, el culpable era él. Si tan solo cuidara mejor sus palabras y no hablara por hablar se ahorraría muchos problemas. Sin embargo, la joven solista tan solo amedrentaba la situación. ¿Robin encerrado en su mundo? Ojalá tuviese esa suerte. —Pues lamento no tener la madera de líder, pero estoy tratando.— De todo lo que se había quejado eso era lo que más le dolía. Sara bien sabía lo mucho que le preocupaba la posición de líder, de no ser capaz de llenar los zapatos del anterior y enterarse de que no estaba haciendo bien su trabajo de la boca de su compañera era una patada en el estómago. Y aunque entendía que había estado algo ausente esos últimos días, le ofendía que lo subestimara o pensara que no le importaban ella y Sam. —Claro que lo sé, no es como si no hablara con él o no lo viera aquí. Intento que se vaya temprano pero no quiere, tampoco lo voy a obligar…él sabe sus límites. Me da gusto que intente mejorar pero es una opción sobrecargarse…yo no he tenido muchas opciones, Sara. — Ser líder después de un caos, encargarse de lo que los productores o directivos le pedían, ir de aquí a allá poniendo en segunda sus deseos…no le gustaba quejarse pero Sara se la estaba poniendo difícil.

—Pero, ¿Qué quieres? No puedo estar al pendiente de todo, no sé cómo. Me necesitan aquí, me necesitan ustedes…¿Qué demonios debo hacer? — se pasó una mano por el cabello intentando calmar su frustración, pero con la petición de que se cortara el cabello ahora extraña sentir las hebras entre sus dedos y jalarlas ligeramente. Sin querer incluso le habían quitado su calmante. Miró a la menor y deseaba darse la media vuelta y salir de ahí como muchas veces antes lo había hecho, pero ya no era él mismo y no se podía dar el lujo de dejar la situación como tal. Además, tampoco quería arruinarlo cuando había tenido tan buenos momentos con la joven desde el último comeback. Admitía que Sara se había convertido en alguien bastante especial. Suspiró profundamente y entonces notó que se encontraban a mitad del pasillo, donde cualquier curiosos podía capturarlos y escuchar. —¿Sabes? No voy a discutir esto en el pasillo. — sin más, la tomó de la muñeca y la llevó al cubículo donde había estado trabajando.

Cerró la puerta tras de sí una vez dentro y, frente a frente, se recargó en la pared esperando que la frialdad lograra bajarle el enojo y curara su dolor de cabeza. Se valía soñar. —Perdón por no notar que tenías problemas con tu voz. He estado...cansado y frustrado.— admitió, sin más, esperando que su disculpa sonara tan sincera como en verdad lo era y que su rostro tenso no lo traicionara.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Roh Da Bin

Volver arriba Ir abajo

por Choi Sa Ra el Vie 21 Sep 2018, 05:04
Un pinchazo de culpa atravesó su pecho, reconocía la crueldad oculta tras su comentario pues sabía, mejor que nadie, lo estresante que era para Robin su rol de líder, dudaba de tener las habilidades requeridas para desempeñar a la perfección ese nuevo papel, se lo confesó aquella noche en la sala, mientras ambos veían películas y se refugiaban de sus problemas. Sara por su parte, le había asegurado que estaba haciendo un excelente trabajo, se lo juró con una de sus sonrisas y miradas sinceras porque en ese momento así lo sentía pero ahora, sus palabras se contradecían al igual que sus sentimientos; creyó por unos segundos que todo saldría bien, que podrían superar esa enorme adversidad sin embargo todo indicaba que las heridas seguían abiertas, al menos algunas de ellas…, quiso creer que esa situación los terminaría uniendo pero…, “¿Por qué siento que nos estamos alejando?” se cuestionó inmediatamente “quizá sólo eres tú”, concluyó con amargura.

Lo entendió, no podía culpar a sus compañeros por ese evidente ataque de angustia, la partida de sus compañeros le habían dejado más que un vacío, la llenaron de inseguridades, inseguridades que le hacían dudar de sus habilidades.

—¿No has tenido muchas opciones? —repitió a manera de mantra— ¿alguno de nosotros las tenemos? —no deseaba seguir hablando del tema pues temía que sí alargaban esa charla uno de los dos terminaría enojado o peor aún, lastimado. No, no estaban capacitados para soportar más problemas internos, debían de estar unidos, ser un equipo y caminar juntos, al mismo ritmo entonces ¿por qué sentía que se estaba quedando atrás?

Resopló con fuerza y tras pensarlo por fin posó su mirada en Robin quien inesperadamente la tomó del brazo, al inició se resistió, no quería estar a solas con él, no en ese momento más sus esfuerzos fueron inútil el chico frente a ella le ganaba en fuerza, peso y altura— ya no importa —soltó con frialdad cuando el mayor se disculpó por su falta de atención hacia ella— no es la gran cosa —susurró para ocultar el dolor que le ocasionó descubrir que no era la prioridad de su líder, “nunca lo fuiste”, se torturó antes de desviar la mirada a un punto neutro de esa habitación ¿por qué era tan incomodo estar a solas con él? Deseo que el menor del grupo se encontrara con ellos, al menos Sam sabría como romper esa tensa atmósfera— estar con nosotros —soltó tras unos minutos de silencio— eso es lo que debes hacer, estar con nosotros porque somos un equipo, esto no se trata de Sam, de ti o de mí, los tres estamos tan ahogados de esto que nos necesitamos y lo único que estamos haciendo es buscar excusas para mantenernos ocupados —resopló sin pensar, las ganas de beber se habían intensificado pero dudaba mucho que su líder le permitiera hacer semejante tontería— sabes, creo que de manera inconsciente nos estamos preparando para lo peor, al parecer los tres sospechamos que un día nos llegaran con la novedad de que 5IN se disuelve y nosotros tendremos que seguir caminos diferentes…, es por eso que nos hemos aferrado a la idea de seguir mejorando, ninguno de los tres desear renunciar a su sueño de ser famoso.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Choi Sa Ra

Volver arriba Ir abajo

por Roh Da Bin el Mar 25 Sep 2018, 08:28

Estaba siendo un completo idiota. Ni él podía creer que estuviese tratando a su compañera de esa manera. Robin no debía jugar la tarjeta de víctima cuando los tres habían pasado por lo mismo, no importaba que hubiese resentido más de lo que mostraba la partida de los chicos ni tampoco que el cargo de líder fuera un constante recordatorio de ello. Sara no sabía de sus constantes inseguridades porque él así lo quería, así que no debía reclamarle algo que ella desconocía. Mucho menos debía hablarse así cuando la menor tan solo buscaba ayudarle y estar ahí para él.

La joven tenía razón, necesitaba estar con ellos y no solo ser un líder fantasma. Podría sacrificarse todo lo que quisiera pero si ellos no lo sabían, ¿Cómo le ayudarían a levantarse? O si ellos lo necesitaban y él estaba “ocupado” ¿Cómo planeaba ayudarles? Estaba muy mal. —Supongo que nos sentimos presionados…como dices, estamos al límite pensando demasiado. Vivimos una constante competencia y sabemos que fácilmente podemos ser reemplazados en el momento que dejemos de vender. Y sí, en algún momento 5IN tendrá que acabar por uno u otro motivo. — era difícil asimilar esa idea, pero Robin entendía que nada podía ser eterno. —Pero sí depende de nosotros sí sucede pronto o mucho después, y yo quiero seguir con ustedes. — Aunque aún era joven y seguía cometiendo errores, ya no estaba dispuesto a huir de lo que temía, ni tampoco podía dejar que sus palabras hirientes crearan cicatrices en otros. Su miedo por perder aquello que atesoraba continuaba en él, pero eso no debía impedirle demostrarle su cariño y pasión a las personas y lo que amaba hacer; estar en un escenario y 5IN, era lo que más le importaba y tenía que luchar por ello. Sara, siendo una persona muy preciada para él, tampoco debía seguir lastimada en sus intentos por mejorar…ella menos que nadie se merecía eso.

Pero para todo, tenía que haber ciertos sacrificios, miró el suelo, avergonzado por la petición que saldría de sus labios y que quizá no sería del agrado de la menor. —Así que por favor, entiende que debo estar aquí, a merced de la empresa, para que sigamos juntos. No quiero una vida de fama si no es con ustedes.— La verdad es que no quería estar sin ellos. Alzó la vista y, armándose de valor, tomó las manos femeninas entre las suyas; acarició el dorso, calmándose a sí mismo sintiendo la suavidad bajo sus yemas y el calor que emanaba del cuerpo ajeno. —Pero entiendo que no está bien que nos alejemos así. No es lo que busco. Hablaremos y encontraremos una solución. Perdóname. — hablarían los tres, buscarían un equilibrio y se encargaría de que dejasen de preocuparse por nimiedades. Suspiró, recargando la frente en la cabeza ajena…estaba jodidamente cansado pero se sentía mejor. Sara, de alguna extraña manera, siempre lograba sacar lo peor y lo mejor de él. —Solo dame tiempo. — y aunque solo necesitaba un momento, sabía que nadie podía contra el tiempo y no estaba seguro de cuanto lo esperaría.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Roh Da Bin

Volver arriba Ir abajo

por Choi Sa Ra el Mar 02 Oct 2018, 06:00
Soltó un escandaloso suspiró sin importarle si su compañero lo llegaba a mal interpretar, hablar con Robin resultaba en ciertas ocasiones, agotador. Se sentía cansada de manera física y emocional, varios fueran los momentos en los cuales intentó entender el comportamiento de su líder, su manera de ser y pensar pero siempre se quedaba a mitad de camino, cuando creía que por fin había alcanzado el nivel de compresión y unión que deseaba tener con el mayor, algo; ya fuera externo o interno a ellos la golpeaba con tanta fuerza que terminaba desorientada por lo cual tenía que empezar de nuevo, su vida era un constante avanzar tres pasos y retroceder cuatro, al menos cuando se trataba de Robin ¿por qué? ¿por qué no podía acercarse a él de la misma forma que con Sam? ¿Por qué las cosas tenían que ser tan complicadas entre ellos? Nunca lo entendería, eso era seguro, de lo que comenzaba a dudar era si su paciencia se mantendría firme, temía que un día simplemente perdiera toda esperanza y que, aquel joven que tanto le fascinaba se volviera en uno más, ya le había ocurrido, años atrás con Sung Yeol “todo apunta a que la historia se repite”, se recordó con amargura.

— Creo que esta charla ya la habías tenido —confesó con una sonrisa forzada— pero tienes razón, de nosotros depende sí 5IN continua como un trío o definitivamente nos separan —la simple idea le causa escalofríos ¿qué sería de su vida sin ellos? No, no quería pensar en eso, al menos no en ese momento.

Las palabras de su líder le robaron un suspiro el cual disimuló, no sería correcto dejar al descubierto en una situación como esa su lado frágil, Robin aún no podía presenciar esa parte de ella que se inclinaba hacia él, la misma que siempre estaría en total de acuerdo con lo dicho por el mayor, sin embargo, fue complicado para Sara mantener la tranquilidad pues sus manos se vieron atrapadas de manera inesperada por las masculina— Robin —susurró— yo…,—pero sus palabras se cortaron tras sentir la calidez del chico sobre su cabeza, en un inesperado movimiento su frente quedó rozando la ajena, en aquella posición podía sentir la calidez emanar de su compañero, su aroma…, su aliento chocaba contra sus labios arrancándole un mundo nuevo de sensaciones que estremecieron su cuerpo y aceleraron sus latidos ¿No estaba demasiado cerca? Quizá sí, pero deseaba mantenerse en esa posición, aunque fuera por unos segundos más— ¿tiempo? —cuestionó sin romper la distancia— Oh Robin, me pides un favor que no está en mis manos —soltó con melancolía y una punzada sobre su pecho— muchas cosas no dependen de nosotros, no sabemos cuanto tiempo más seguiremos juntos, pueden ser días, semanas o incluso un año —sin darse cuenta sus ojos quedaron atrapados sobre los labios del mayor, estaban demasiado cerca bastaría un suave empujón de su parte para tocarlos, para descubrir por fin que de que sabor era…, “no puedes”, recordó las palabras de su manager “aunque quieras, no puedes”, bastó aquel recordatorio para que Sara rompiera la cercanía entre ambos ¿sería correcto mencionar a Robin su conversación con su representante?
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Choi Sa Ra

Volver arriba Ir abajo

por Roh Da Bin el Vie 05 Oct 2018, 03:55

Pensar en la disolución del grupo no le sentaba bien; volvía a ser una cría en una casa sola y vacía, un joven temeroso de encariñarse con las personas que compartían su mismo sueño pero desaparecían día a día, un joven que se había cerrado para elegir un camino solitario y no tener que lidiar con otros. Robin con 5IN había cambiado, había llegado lejos y había mejorado en muchos aspectos…se había encariñado demasiado y la sola idea de perder su zona de confort le aterraba.

Tan cerca, podía ver los detalles de su rostro y si se lo proponía contar las pestañas que enmarcaban los ojos de Sara. Sin embargo, las palabras de la joven, sus labios, le distraían. Agradeció que se alejara de él, pues temía que en un arrebato pudiese perder toda cordura y le besara. No era momento. No lo era. Miró el suelo, ahora incapaz de mirarla y que viera cuan cansado, avergonzado y temeroso estaba. Todo se estaba juntando en su cabeza: su deber y fallas como líder, su nivel como artista, el miedo a perder el grupo y el constante e inusual sentimiento hacia Sara. Era demasiado.─Lo sé. Pero te pido tiempo a ti…espérame. Voy a ser mejor, voy a darme tiempo para ustedes…solo no pierdas la fe en mí. Por eso te pido tiempo. ─ Entre todos lo que le apoyaban, la incondicional ayuda de Sara era lo que le había impulsado a seguir creciendo como artista y persona, y pensar que podía herirla o decepcionarla le dolía. Era por eso que, de todo, necesitaba que principalmente ella se comprometiera a esperarlo y comprenderlo. Era una petición muy egoísta, pero tenía que hacerla.

Solos ahí, con las manos entrelazadas, alzó el rostro y se le quedó mirando. Muchas más preguntas y dudas comenzaron a surgir y sin poder quedarse callado, abrió la boca; ─¿Sara? Lo que dices es cierto…no sabemos cuánto tiempo estaremos juntos los tres pero, si acaso piensan separarnos en algún momento, si nuestro contrato llega a su fin, ¿Buscaremos otra oportunidad los tres juntos? ─ en alguna noche de insomnio lo había pensado. Si en algún momento los cortaban de la empresa, ¿Qué harían? ¿Se separarían o los tres buscarían seguir son su sueño juntos? ¿Y si solo cortaba a uno y a dos no, o a dos sí y a uno no? ¿Qué pasaría? No sabía de ellos, pero el actual Robin buscaría la forma de quedarse con los otros dos aun cuando pudiesen ofrecerle el camino de solista que tanto había anhelado tiempo atrás.

A los segundos, se sintió mal por preguntarle algo tan comprometedor y desconsiderado, así que simplemente sonrió con melancolía y negó. ─Perdón. Olvida eso.─ le soltó una mano, solo para llevarla a su cabello y acomodar algunas hebras tras la oreja de la menor. ─Es solo que no miento cuando digo que solo quiero estar en un escenario contigo y Sam. ─ Se perdió, otra vez, en su mirar…dios esa cercanía le estaba matando. Era una terrible tortura de la cual no quería alejarse. ─Quiero permanecer contigo. ─ susurró, y sin querer sucumbir a sus deseos ni tampoco hacerle caso a la lógica, la atrajo en un abrazo rodeándola de la cintura y los hombros.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Roh Da Bin

Volver arriba Ir abajo

por Choi Sa Ra el Vie 12 Oct 2018, 04:20

— Nunca he perdido la fe en ti, Robin —sus palabras fluyeron sin pasar por el filtro de la reflexión, en ese momento y con la cercanía de ambos cuerpos era imposible para ella detenerse a razonar, lo sabía, siempre lo supo pero se negaba a aceptar sus sentimientos hacía el mayor; estaba enamorada de él, no lo veía como un amigo menos como un hermano, no podía compartir los momentos que con Sam vivía por la simple razón de que su querer era diferente; el menor era su mejor amigo, ese hombro en el cual llorar y una mano cómplice cuando el aburrimiento se apoderaba de su espíritu sin embargo Robin era paz, sus brazos le trasmitían calor y fortaleza, le hacían sentir segura; su aroma bastaba para provocar una sensación de revuelo sobre su estómago, una mirada; una mirada suya bastaba para ser feliz— jamás lo haría —aferrada aún a los brazos ajenos suspiró — pero eso no evita que tenga miedo, todos los días al levantarme temo porque sea el último que pasemos como grupo. No hemos cumplido con sus expectativas y eso es peligroso —todos lo sabían, no era un secreto que cuando un grupo o artista no cumplía con lo esperado por su empresa ésta simplemente lo desechaba porque así era la industria, un ir y venir sin importar el esfuerzo ajeno.

Negó con la cabeza, aquella pregunta se la había hecho ella misma varias veces ¿qué pasaría si decidían terminar el grupo? ¿seguirían juntos? ¿tomarían caminos separados? Aunque su deseo era permanecer al lado de sus compañeros sabía que no podía anteponer su egoísmo al deseo verdadero de los otros dos, sí ellos aceptan seguir caminos en solitario Sara aceptaría sin rencores su decisión— está bien, yo a veces me pregunto lo mismo ¿seguiremos juntos o dejaremos que nos separen? —sonrió con gesto melancólico y tras sentir la caricia se dedicó a cerrar los ojos para disfrutar de ese momento— yo tampoco —susurró correspondiendo el abrazo. Sus manos terminaron entrelazadas por detrás de la espalda masculina y su cabeza apoyada sobre el pecho de su compañero, aquel era su nuevo lugar favorito— no quiero alejarme de ti…, sería demasiado doloroso saber que no te podría volver a ver. Me he acostumbrado a ambos, a ti y Sam pero, tampoco puedo atarlos a mí, sí un día se presenta la oportunidad de triunfar fuera de 5IN debes tomarla, Sam igual deberá hacerlo —se despegó tan sólo lo suficiente para alzar su mirada y poder ver el rostro ajeno— tienes que prometerlo Robin, nosotros no seremos la razón de evitar que crezcas como músico porque a mi ver, eres uno e los mejores —no lo pensó y regaló con su mano una caricia a la mejilla de Robin— no importa lo que pase, siempre serás nuestro rapero estrella.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Choi Sa Ra

Volver arriba Ir abajo

por Roh Da Bin el Miér 17 Oct 2018, 07:27

“Nunca he perdido la fe en ti…” Esas simples palabras significaban mucho para el joven líder. De todas las personas que podían darle consuelo, de decirle que confiaban en él, Sara siempre sería quien mejor le haría sentir. La razón era tan sencilla e inocente que le daba miedo aceptar lo mucho que ella significaba para él, lo sencillo que había sido enamorarse de la joven. Ya lo había aceptado y asimilado, pero quizá aún no estaba listo para decirlo. No aún, pero no sabía cuánto tiempo podría aguantar su silencio. Sin embargo, en ese momento había cosas más importantes que tratar y, como líder, calmar todo impulso y procurar en consolar a su compañera. Acaricio su cabellera con suma delicadeza. ─No, pero no es culpa de nosotros tres. Quizá como grupo no se cumplieron las expectativas, pero como trío nadie va a negar que lo estamos haciendo bien…solo hay que seguir así. ─ Los tres estaban haciendo un buen trabajo a pesar del fiasco que habían pasado y todos les alababan es esfuerzo. Si seguían trabajando duro los tres, nada podría detenerlos.

Supuso que todos en algún momento se preguntaban qué sucedería una vez un grupo se desintegrara por el motivo que fuese: ¿Vivirían una vida normal? ¿Quién seguiría en los escenarios? ¿Quién en un grupo? Eran muchas opciones y Robin aún no lograba verse de ninguna forma. Quizá porque no era el momento o también porque no quería imaginarlo, de cualquier forma suponía que era lo mejor. Que las preguntas siguiesen acumulándose en su cabeza, mientras más veía a Sara más quería seguir estando a su lado por un largo tiempo. Se sintió mal por haber sacado ese tema y entristecerla más, sin embargo tuvo que sonreír al recibir tantos halagos y preocupación hacia su persona. ¿Cómo podía ser tan dulce e inocente a la vez? Colocó su mano sobre la femenina y mantuvo la caricia en su rostro. ─Lo prometo, princesa, pero, ¿de qué hablas? Aquí los que más oportunidades tienen son ustedes dos. ─ hizo una pausa, y rio mientras negaba un poco ¿Acaso no lo veía? ─Sam es un excelente bailarín, su rap es de buena categoría y no canta nada mal. Además su personalidad es un plus. Él va a llegar lejos. ─ Ki Seop tenía tanto potencial para pararse solo en un escenario y dominarlo. Miró a Sara, aceptando la perdición en su mirada y apretó la mano de la joven. ─Y tú, tu eres una increíble vocalista con muchas probabilidades, que seguramente si se lo propone podría dominar el rap. Bailas muy bien y, Sara, eres preciosa. Muy preciosa. ─ llevó la mano a su labios y tuvo que besarla para impedir una catástrofe, porque sería tan fácil inclinarse y besarla que le daba mucho miedo hacerlo. Pero ¿Por qué le miraba de esa forma? Sara se lo estaba poniendo muy difícil.

Soltó un suspiro, solo para soltarle las manos y sostener su mentón. ─¿Quién no querría seguir viéndote en un escenario? Sería tu fan número uno. ─ le dio un ligero apretón y sonrió.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Roh Da Bin

Volver arriba Ir abajo

por Choi Sa Ra el Lun 22 Oct 2018, 03:52
Las palabras de su líder provocaron que con sus labios esbozara una sonrisa tranquilizadora, la observación lanzada por el mayor tuvieron efecto sobre ella y como arte de magia sus dudas fueron disipándose poco a poco, sabía que no se irían del todo, el miedo continuaría escondido dentro de ella pero al menos podía jurar que esa noche dormiría con la mente tranquila, por fin después de varios días lograría conciliar el sueño; lo necesitaba— nos estamos esforzando, eso es cierto. Es más sencillo abarcar todas las áreas con tres personas, tú te encargas del rap, Sam del baile y yo de la parte vocal, es más sencillo para nosotros repartirnos las líneas de una canción —además esa manera tan simple les ayudaba a sobresalir, podían jugar con sus partes, Sara deseaba invertir posiciones para mostrar a sus fans que eran asombrosamente talentosos. Era cierto, la partida de sus otros dos compañeros le había dolido pero, no podía seguir refugiada en ese sentimiento, aún tenía a Robin y Sam, y por una extraña razón sentía que serían ellos tres por mucho tiempo más— peo nos está costando —no fue capaz de frenar sus palabras, sus emociones se encontraban a flor de piel por culpa de la cercanía que ambos mantenían en ese momento— nos hemos estado alejando, Sam, tú y yo, ya no pasamos tanto tiempo como antes, y extraño eso, los días donde desayunábamos juntos —quizá estaba siendo algo egoísta por aferrarse a algo que ya no podían tener, estaban cambiando, ganado más fama y comenzando a brillar por cuenta propia, era obvio que al final terminarían alejándose “los buenos momentos siempre encuentran su final”  

— Qué dices, Robin tú también eres bueno —se asombró del pensamiento de su líder— ambos estamos en acuerdo sobre nuestro pequeño Ki Seop, él tiene muchas oportunidades para brillar, su talento va en aumento. Es de las personas que alcanza todo lo que se propone —era talentoso y Sara tenía mucha fe en el menor del grupo— pero deberías pararte frente al espejo y darte cuenta que eres igual de talentoso —soltó algo avergonzada por estar halagando al mayor— sabes componer, tu rap es de los mejores y tu voz no es mala, te he escuchado cantar cuando te duchas —intentó contener la sonrisa que amenazó con brotar al recordar el día en que ella y Sam lo grabaran cantando mientras se duchaba— y el baile, siempre se puede perfeccionar, solo es cuestión de práctica.

Estaba dispuesta a enumerar las razones por las cuales el rapero sería exitoso en solitario cuando sus palabras la abofetearon llevándola al silencio total, sus mejillas se tiñeron de carmín por culpa la calidez que azotó su cuerpo tan pronto sintió los labios ajenos sobre su mano— Robin —susurró cuando el mencionado poseyó su barbilla ¿por qué tenía que actuar como una tonta frente a él? Cuando no lograba obtener la atención del mayor se comportaba como una niña caprichosa, solo así lograba lo deseado y eso le hizo sentir mal “debes de madurar” se aconsejó antes de soltar una sonrisa tímida— no me importaría que tú fueras mi único fan, me bastaría tu apoyo para ser feliz —confesó antes de levantarse sobre la punta de sus pies y besar, en un acto impulsivo, la nariz ajena.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Choi Sa Ra

Volver arriba Ir abajo

por Roh Da Bin el Lun 05 Nov 2018, 00:28

Por supuesto que entendía su preocupación, pues él también pensaba en ello, sin embargo no estaba nada bien que se mortificaran demasiado. Robin lo había estado haciendo y al final tan solo resultó en que se cerró por completo, alejándose de sus compañeros sin querer; ahora que Sara le exponía sus miedos y todo lo que había estado pasando, veía cuánto daño había hecho por temer demás. —Sé que nos está costando pero, para todo hay un tiempo. Después de esa mala racha en la que pensamos que 5IN se hundiría, salimos a flote y estamos ganando algo de fama. Pero con algo de fama y reconocimiento viene mucho trabajo y quizá también es culpa nuestra, mía en especial, al enfocarme solo en ello. — como líder, nunca debió cerrarse tanto pero agradecía que sus compañeros entendieran que todo era muy nuevo para él. Había aprendido la lección y no volvería a equivocarse nuevamente, no quería ver a Sara llorar otra vez. —Pero gracias por preocuparte y decirlo, seguiremos esforzándonos pero habrá que hacer un espacio para los tres. — sería un proceso lento, pues las inseguridades no se irían con simples palabras pero, al menos ya estaban aceptando el problema y de ahí todo sería cuestión de trabajarlo.

Soltó una carcajada, más animada y jovial, sintiendo un calor expandiéndose por su pecho al escuchar todos los talentos que Sara listaba. Se sentía bien ser suficiente para alguien, no tener que demostrarle nada y que aun así le diera un gran valor…e incluso que viese sus fallas y de todas maneras confiara y apostara todo en él. —Gracias Sara pero, espera, ¿Me has escuchado cantar en la ducha? ¿Acaso me has espiado? — reclamó, bromeando, solo para recibir otra sonrisa y degustarse con la imagen de la hermosa joven ruborizada.

Adoraba verla sonrojada, en ese estado inocente y dulce que muy pocos podían presenciar. La vocalista siempre era ruidosa y divertida, y aunque se avergonzaba en ocasiones, no siempre adquiría esa mirada tímida y ese rubor en sus mejillas como cuando estaba con él. Robin era muy afortunado. Sintió los labios sobre la punta de su nariz, un acto tan tierno que logró sacarle una amplia sonrisa. —Tsk, ay princesa, te conformas con muy poco. — ¿Él como único fan de alguien tan talentoso como ella? Seguro habría más quienes se morirían por la joven, pero el pensamiento no sentaba bien en su cabeza. La observó, meditando que tan malo sería desear a Sara solo para él. No pudo evitar llevar ambas manos al rostro femenino y acarició con delicadeza la piel bajo sus dedos. Estaba perdido en su mirada, en todo ese rostro perfecto que día con día había aprendido a querer como a ningún otro…la quería. Así de simple. —…hey, ¿Princesa? ¿Estaría muy mal si quisiera besarte? ¿Puedo? — preguntó en un hilo de voz, frágil y delicado, mientras sus dedos seguían acariciando su preciosa piel.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Roh Da Bin

Volver arriba Ir abajo

por Choi Sa Ra el Dom 11 Nov 2018, 03:55
— Tienes razón, toda la culpa es tuya —rodó los ojos con toque sarcástico aunque por dentro sus intenciones habían sido sólo bromear con él, romper esa atmósfera semi-tensa que se tejió entre ambos por culpa de su inesperado encuentro en el pasillo, lugar donde Sara decidió iniciar una discusión que presentía, perdería. Siempre era así cuando se trataba de su líder; ella usaba la emoción como guía en cambio, Robin se dejaba arrastrar por la razón y los hechos, eran dos seres demasiado opuestos, contrastantes; incluso arriba del escenario aquellas diferencias quedaban visibles para sus fans quienes encontraban encantador las diferentes tonalidades en las personalidades de los últimos tres integrantes de 5IN— sólo por eso te tocará invitarnos a cenar, necesitamos con urgencia un momento familiar —deseaba con toda sus fuerzas, regresar aunque fuera por un día, a esa época donde podían convivir en armonía, donde los tres se sentaban a perder el tiempo y se encerraban a ver películas de terror con la única intención de probar quien era el más valiente, aunque conocieran de antemano las reacciones de cada uno: Robin optaba por dormir a media película, Sam terminaba sugestionándose y no queriendo ver más inventaba cualquier excusa para marcharse, solo Sara se quedaba en su lugar, sin despegar los ojos de la pantalla— tenemos que, los extraño demasiado —corroboró su comentario con un abrazo firme.

Sus ojos se abrieron al mismo tiempo que sus mejillas se teñían de rojo, elevando de esa manera su calor corporal. Inmediatamente negó con la cabeza y enfatizó usando sus manos— No.., no —se apresuró a aclarar el mal entendido, lo que menos deseaba en ese momento era que Robin la viera como una acosadora o pervertida— fue idea de Sam —al no encontrar otra solución terminó confesando la verdad— Sam tuvo la idea de grabarte mientras te duchabas, entró a escondidas al baño mientras que yo me quedé vigilando la puerta para que nadie nos viera. Pensábamos usar la grabación a nuestro favor —sonrió avergonzada, pero no arrepentida de lo hecho, ese era el trabajo de los menores; buscar infinidad de maneras para avergonzar a los mayores, incluso su mánager se vio preso de sus travesuras.

Terminó regalándole una sonrisa tímida y tras encogerse de hombros restó importancia a lo dicho por Robin. No le importaba tener como único fan al rapero, a Sara le bastaba con sentir su apoyo y cariño, amaba cantar, se sentía agradecida por la fama obtenida; en más de una ocasión juró que no cambiaría nada de lo vivo hasta ahora sin embargo, el joven frente a ella era la prueba tangible de que su mentira, lo haría, la vocalista de 5IN sería capaz de dejar todo a cambio de unos cuantos minutos a su lado— para mi vales mucho —susurró con la mirada perdida, presentía que sí se atrevía a verle terminaría perdiendo todo rastro de cordura. Más no esperó la reacción de su líder, el contacto de sus manos contra su piel, aquellos ojos sobre su rostro y las palabras que brotaron después fueron el detonante que necesitó para aceptar por fin, sus sentimientos hacia él. Estaba enamorada, era Robin, siempre había sido Robin y no deseaba cambiar las cosas, disfrutaba de quererlo, quería amarlo y sentirse amada por él— hazlo —susurró antes de aventurarse a unir sus labios con los ajenos.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Choi Sa Ra

Volver arriba Ir abajo

por Roh Da Bin el Lun 19 Nov 2018, 04:25

Una cena para ellos no sonaba mal, de hecho a pesar de que a veces se quejaba de lo mucho que lo hacían gastar cada que los invitaba a comer, esta vez aceptaría gustoso y sin ningún reproche. —Iremos a cenar, lo prometo. ¿Pizza? — La pizza no solo era la opción más rápida y sencilla, se había vuelto una tradición entre ellos. Después de un comeback, algún photoshoot o simplemente un ensayo normalmente terminaban en alguna de sus pizzerías favoritas. Supuso que para una cena juntos, después de mucho tiempo, era adecuado ir a sus lugares favoritos y donde habían creado buenos momentos. Cliché, pero para él sonaba bien.

Soltó una carcajada, una que logró que su rostro y estómago dolieran y una que hacía mucho tiempo no salía de él gracias al rostro de Sara. Se veían tan graciosa así, avergonzada y sorprendida, intentando explicarle esa situación y salir inocente de ello. No estaba molesto, solo algo impresionado de que aún no usaran el video en su contra y que tuvieran las agallas de grabarlo en el baño. Ahora sabía que necesitaría tener más cuidado con ese par pues, en todos los sentidos, no dejarían de sorprenderlo. —Claro, échale la culpa a Sam. Aunque, conociéndolo, sí lo creo capaz de ese plan macabro. — negó ligeramente, recordando que en la cena tendría que regañarle y hacerle que le mostrara ese vídeo. Miró a la joven con una sonrisa burlesca adornando su rostro y le picó el costado. —Tranquila, te perdono a pesar de ser cómplice y de que hayas visto ese vídeo.— Quizá no lo había visto, pero no perdería la oportunidad de verla apenada nuevamente. Y, al fin y al cabo, a él no le apenaba en lo absoluto lo que hubiese visto.

Para él, tener valor para alguien era algo que siempre había querido pero el sentimiento era mucho mejor porque se trataba de Sara. Observó sus ojos, no iba a besarla sin su permiso, pues no quería abrumarla ni asustarla, así que cuando la joven respondió y empezó a acercarse a él, se apresuró a eliminar toda distancia entre ellos. Empezó con un mero roce, disfrutando de la suavidad de sus labios, y acarició con la yema de sus dedos las mejillas de la joven. Estuvo así unos momentos, disfrutando de la inocencia de ese beso, sin embargo pronto comenzó a moverse contra ellos, lento y con delicadeza y sus brazos sostuvieron la delicada cintura. Finalmente, el aire le hizo falta; separándose de ella, volvió a enfocar su mirada en Sara y sonrió. —Me gustas, y mucho. Más de lo que puedas imaginar. — más de lo que él podía imaginarse incluso. —No podía seguir quedándome con las ganas de besarte, lo necesitaba. Y sé que esto va a complicar las cosas pero, no creo que un solo beso me baste. — era complicado con la empresa, con el manager, con Sam…con todo y una parte de él quería arrepentirse pero realmente no estaba arrepentido de nada. No podía. No cuando sostenía así a Sara y sus labios aún estaban rojos por el beso. —Y creo que no está bien pero, no me importa. —
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Roh Da Bin

Volver arriba Ir abajo

por Choi Sa Ra el Vie 23 Nov 2018, 03:28
Involuntariamente una sonrisa se dibujó sobre sus labios tras escuchar la propuesta de su líder a la cual terminó asintiendo con un movimiento suave de su cabeza— pizza será —confirmó sintiéndose feliz con la idea de que, después de mucho tiempo y tras tantos problemas por fin podrían tener un momento de paz entre ellos tres, lo necesitaban y con urgencia. Debido a las circunstancias no habían sido capaz de sentarse en la misma mesa, verse a la cara y prometer que todo estaría bien; lo intuían o al menos Sara así lo sentía; sus lazos se había fortalecido, la relación con Robin y Sam se volvió más fuerte tras los sucesos que dejaron a 5IN con sólo tres integrantes, ahora podía apostar que sin importar qué, seguirían juntos como equipo, dentro o fuera de SYK los tres encontrarían la manera de subir juntos a un escenario y dar esos divertidos espectáculos que tanto les caracterizaba— es una promesa —terminó susurrando— tan pronto te deshagas del trabajo iremos por esa pizza, creo que Sam estará muy contento con la idea —podía asegurar que el bailarín extrañaba de la misma manera esos momentos entre ellos.

Momentos donde los problemas pasaban a segundo plano y solo había espacio para la diversión, como ese día en el dormitorio donde grabaron a Robin cantando en la ducha, Sara podría catalogarlo como uno de sus instantes más bochornosos pero divertidos, ya que, no existía algo que ese par amara más que hacer enojar al rapero, lo realmente gracioso era que no era del desconocimiento de nadie que el mayor era su blanco favorito y aun así, seguían sorprendiéndose por la destreza mostrada en cada una de sus bromas—  siempre ha sido la mente perversa, yo lo sigo porque me amenaza —se victimizó aunque claro, creer aquello sería un completo error— no.. yo no, no lo he visto, jamás lo vi —susurró con el rostro completamente enrojecido y su pulso a mil, el pudor de Sara le impedía atentar contra la privacidad de sus amigos— no soy ninguna pervertida —confesó con timidez y la mirada fija en un punto muerto de la habitación.

Más se vio obligada a regresar su mirada hacía ese rostro que ante sus ojos era tan encantador como atractivo, las palabras masculinas le robaron el aliento y sus pensamientos dejando en su lugar una Sara movida por el impulso, por eso no dudo en corresponder al beso cuando sintió los labios ajenos moverse contra los suyos; fue suave, lento…, lo disfrutó a cada segundo y cuando la necesidad de oxigeno se hizo presente no pudo hacer más que sonreír— lo sé, es complicado y no está bien —era la triste realidad— pero…, al menos por esta noche, mientras estemos aquí no pensemos en eso —imploró con sus manos aferradas al pecho masculino— me temo que, me gustas, también me gustas Robin —sin pensarlo se abalanzó por segunda vez contra los labios contrarios, iniciando un segundo beso; igual de suave y tierno que el primero.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Choi Sa Ra

Volver arriba Ir abajo

por Roh Da Bin el Dom 25 Nov 2018, 02:02

Robin se aseguraría de terminar su trabajo pronto, o bien no tener que hacer nada al día siguiente para salir por esa pizza. Era algo que todos necesitaban y no podía esperar ver el rostro de Ki Seop cuando le dijeran sobre los planes. El menor seguramente abusaría y pediría más de la cuenta al saber que el líder pagaría, pero por ser una ocasión especial consentiría cualquier cosa.

—Los dos son una amenaza para mí. —rodó los ojos, porque lo que era verdad era que ambos chicos eran un par de traviesos latosos. Unos que nunca cambiaría por nada. Soltó un par de risas y revolvió los cabellos largos de la joven, solo para hacerla sonrojar más. —Claro que lo eres Sara. No mientas. — como adoraba que la joven tan carismática se volviese tímida en su presencia. Era algo que no dejaría de hacer en cada oportunidad que tuviese.

No quería que se sofocaran con aquellas declaraciones, esa no había sido la razón por la que había decidido decirle lo que sentía y estaba seguro que ella tampoco. Lo único que quería es que ella supiera lo mucho que le gustaba e importaba y como motivo egoísta también quería sentirse liberado de sus propias confusiones. Porque ahora podía estar en paz, no solo por haber admitido lo que sentía, también porque Sara gustaba de él. Lo que sentía en esos momentos era inexplicable. Con una sonrisa, la envolvió en sus brazos y dejó que ella guiara ese beso, correspondiéndole con la misma ferviente emoción. Sin embargo, se separó, tomó el rostro ajeno entre sus manos y le obligó a que le mirara. —Te propongo algo, vamos a enfocarnos en unir al grupo primero. Sam, tú y yo tenemos que hablar y solucionar esto. — Tenían que ir por partes, primero tenían que arreglar el distanciamiento que tontamente Robin había provocado. —Luego hablaremos de esto. — porque habría cambios, era obvio, y tenían que hablarlo. Pero como ella, no quería pensar en ello en ese instante. —Pero, por un momento olvidémonos de todo. Nada más existe tras estas paredes. — La trajo hacia él y besó delicadamente sus labios, una, dos, tres veces…luego miró sus ojos, perdiéndose un momento en ellos. —Solo por hoy. — Sonrió y volvió a besarla, dejando atrás toda preocupación y angustia, pues la joven entre sus brazos era muchísimo más importante en esos momentos y no dedicarse a besarle y darle todo su cariño era una completa estupidez.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Roh Da Bin

Volver arriba Ir abajo

por Choi Sa Ra el Lun 03 Dic 2018, 05:10


— Lo somos, es cierto —aceptó con todo el cinismo posible— pero aún así no nos cambiarías por nada ni nadie, lo sé; detrás de esa faceta de chico rudo se esconde un corazón bondadoso —mientras daba su argumento su dedo se encargó de pinchar el pecho ajeno— además, sin nosotros tu vida sería sumamente aburrida, somos ese plus que necesitas —había escuchado algo similar salir de los labios de su mánager, una tarde mientras el mayor se quejaba con alguien más sobre lo complicado que era lidiar con aquel trío; demasiado inquietos, despiertos y creativos; siempre ideando maneras de hacerlo enojar pero pese a todos los enojes que le daban jamás los dejaría, eran su razón de ser, sus niños; esos hijos que esperaba nunca tener.

soltó un quejido y chasqueó la lengua— no lo soy —suspiró irritada— el pervertido es Sam, cuando dormían en la misma habitación tomaba fotografías de tu ropa interior, decía que serían una excelente manera de chantaje. Debes cuidarte de él, tiene una menta realmente perversa —y tomando en cuenta lo unidos que eran Sara jamás lo delataría, al contrario, esta dispuesta a ser arrastrada por él y carga con un pedazo de culpa por sus bromas pesadas, porque de eso trataba la amistad que entre ellos dos se formó tan pronto supieron debutarían en el mismo grupo.

Lo escuchó sin perderse cada expresión de ese rostro, Robin había logrado provocar en ellas sentimientos que siempre consideró cursis, y de los cuales juró se alejaría pues había escuchado rumores sobre grupos disueltos por conflictos amorosos, su misma empresa tuvo un grupo "mixto" que se separó por la misma razón, y no, la simple idea de hacerle eso a Sam le provocó una punzada de dolor y arrepentimiento, ella no dejaría que eso pasara y podía confiar en que Robin también, ambos eran maduros pese a no pasar de los veintitrés, podía confiar ciegamente en él, en Sam pero sobre todo, en ella misma. Encontrarían una solución, pero justo como el mayor acababa de decir, no era momento de pensar en ello, al menos no en ese instante cuando los labios húmedos y rojizos del rapero exigían su atención.
Al final terminó respondiendo con la misma intensidad cada beso y sin darse cuenta terminó con sus brazos rodeando el cuello masculino mientras se enfocaba en grabar en su memoria ese dulce sabor— es una promesa, primero haremos crecer a 5IN y después, tú y yo podremos tener nuestro tiempo —en parte le dolía aquella decisión y con lo posesiva que era no estaba segura sí lograría mantenerse al margen de la situación pero al menos lo intentaría, sabía que el grupo era primero, recién empezaban, no podía dejar ir todo a la borda— ¿todo saldrá bien, verdad? —cuestionó con los labios rozando los ajenos.

FINALIZADO
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Choi Sa Ra

Volver arriba Ir abajo

123
Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:

No puedes responder a temas en este foro.