I'm not bad, less dangerous -SMH
NOTICIAS
26.11 RCKSTR Entertainment sigue sin aceptar nuevos empleados o idols en sus filas hasta nuevo aviso. ¡Salimos del hiatus!
22.11 Solamente se podrá acceder a METEOR, VYR, KSJ y MYP Entertainment comprando el item “Cuenta especial” ya que permanecen cerradas hasta nuevo aviso.
29.12 ¡Llevamos contigo once meses! Muchas gracias por hacerlo posible y seguir con nosotros día a día. ¡Por muchos meses más!
ADMINISTRATIVAS
APOYO Y PNJ
DICIEMBRE DE 2018 La hora y tiempo del mes actual en Seúl, Corea. Usa esta información para hacer tus temas mucho más realistas.
¡HAPPY CHERRY CHRISTMAS EVERYONE!

I'm not bad, less dangerous -SMH

Ir abajo

por Invitado el Mar 14 Ago 2018, 22:16
Miércoles, 08 de Agosto, 2018
07:30 pm...



Con un despertar tedioso en pelea con la alarma, y una batalla para conseguir no quedarse dormida durante sus clases del día. Recibiendo regaños de parte de algunos profesores por no prestar atención a las lecciones. No había nada de especial en ese día, eso veía desde que se levantó a las seis con un estruendoso ruido a su lado. Se sentía decaída, algo normal en realidad.

Pero quería hacer algo diferente. No estaba en sí acampar fuera de las empresas para ver si se llegaba a encontrar con algún o varios idols que le gustaran. Más serviría para distraerse de otras cosas, además ese día no tenía trabajo en conjunto por tener sus clases de canto. Apenas salió de esta fue a parar a una de sus tiendas favoritas, cerca de KSJ, con dulces por doquier y demás chucherías, tenía planeado hacer un regalo. Preparada una caja en donde algunas bolsas acabaron, sería para deleitar a su grupo favorito con las cosas que más sabía que les gusta, y podía hacer o conseguir claro. Se vio más recuperada y con los ánimos más elevados por el simple hecho de terminarla. Más nervios cuando estuvo de pie fuera de SYK Entertaiment.

Veía la puerta de entrada con un bolso en su espalda y una caja naranja poco adornada en sus manos. No se creía en la posibilidad de coincidir con 5in, aún si estuvieran ahí por algún ensayo, quizás por ello no insistió consigo misma en cambiarse el uniforme escolar. Màs el tiempo transcurrió sin llegar a avistarlos, menos a Yoomi. De un momento a otro sus manos comenzaron a temblar, era algo tonto ver con tanta insistencia una puerta de vidrios ahumados. Pero tampoco permanecería ahí lo que restara del día, no tocaría más que la racional decepción.
avatar
123
Invitado

Volver arriba Ir abajo

por Invitado el Mar 14 Ago 2018, 23:16
Después de un duro día de trabajo, lo que el mánage Sam quería hacer era ir a casa, beber una copa de vino tinto con su cena, ir a la ducha y a dormir. Los chicos estaban trabajando duro y él estaba trabajando también para conseguirles programas y apariciones en la televisión, necesitaban estar muy presentes ahora para que las fans y el público en general se acostumbrase a esa nueva imagen de tres idols en vez de los que eran antes. Se despidió de algunos compañeros, e iba a salir por la puerta, cuando una de las chicas que había en el mostrador de recepción llamó su atención. —Mánager Sam, no quiero alarmarte, pero hay una estudiante ahí fuera, lleva un buen rato y no parece querer irse, creo que está esperando a algún grupo.

Minho alzó una ceja y se ajustó la mochila, a veces ocurría eso, con la esperanza de ver a sus ídolos, había chicas que eran capaces de faltar hasta a sus clases obligatorias. Salió por la puerta principal, de vidrios ahumados, y localizó sin dificultad a la chica de instituto sobre la que le había advertido la recepcionista. Al parecer ya no sólo esperaba, sino que hasta miraba por la puerta. —Buenas tardes, estudiante. ¿Hoy en día no os mandan tareas suficientes como para que perdáis aquí el tiempo? —Preguntó de forma amistosa.

Sin embargo, bastaron tan solo unos segundos de observación superficial para que se diera cuenta de que había algo que no le gustaba nada. Esa caja naranja. No sabía dónde había escuchado o leído que últimamente las sasaeng llevaban cosas para los idols en cajas de ese color, y estaba claro que viniendo de sasaengs, los supuestos "regalos" nunca eran agradables. —¿Qué llevas ahí? Sé sincera si no quieres que avise a los guardas de seguridad. ¿Cómo se te ocurre venir aquí a hacer daño? ¿No os dais cuenta de que los idols también son personas como vosotras? —Preguntó, esta vez sin atisbo de amabilidad, a la par que se cruzaba de brazos.
avatar
123
Invitado

Volver arriba Ir abajo

por Invitado el Miér 15 Ago 2018, 00:31
Había quienes permanecían demasiadas horas, por no decir la verdadera capacidad de algunos por estar días, si es que se lo llegaban a permitir. Por su parte sólo hizo falta una tristemente hermosa hora y media a la expectación, antes de ver a una persona que, aunque no esperaba, podía estarse en su lista. Contuvo la respiración en cuanto lo vio salir y más al él acercársele. El manager de su grupo favorito en frente de sí, aquello no formaba parte de su plan maestro para llegar a conocer a su grupo favorito, pero era una variable bastante aceptable.

Su rostro se frunció levemente bajando la cabeza un poco en cuanto lo escuchó hablar, por la tarea siempre se hallaba bien con ella, siempre buscaba hacerla el mismo día en que la recibía. Claro que aunque eso formaba respuesta a la pregunta, esta le resultó bastante mala. —Disculpe, yo tan sólo quería… —Pero su verdadero motivo, parecía estarse algo alejado de lo que él creía. No dando tiempo para terminar su oración, por varias razones le recordaba a algunas de las veces que fue al lugar de trabajo de sus padres, sin preverlo antes. Su faz pasó a descomponerse más —De hecho son… ¡No! Yo sólo… —Pero más forma de excusarse no tenía, prefirió esperar terminara de hablar, algo así resultaría la secuencia de discusiones con sus padres en las últimas semanas.

Tragó con fuerza, apartando lo emocional, buscando dar buena cara al comienzo de la situación. —Yo no pretendo hacerles daño, y estoy enterada de ello —Contestó rápidamente con el ceño levemente fruncido, con tristeza por de esa manera conocer a alguien que también es importante en su vida, no es como si lo supiera claro y menos parecía importar. Y aunque èl no lo supiera conocía a una antigua integrante del grupo, le pesaba pensar de tal manera, pero es cierto. Buen ánimo, Soohye, se decía mentalmente.  —Sólo quería mostrarle con esto mi apoyo a 5in, si es que me los llegaba a cruzar —Inició con una sonrisa, intentando tranquilizarlo, más termino en un murmullo bajando de nuevo la cabeza. —Son botanas, puede comprobarlo —Dijo rápidamente extendiéndole la caja, seguía con el temblor, acrecentado gracias a la presencia del manager y el aura que le inspiraba en ese instante.
avatar
123
Invitado

Volver arriba Ir abajo

por Invitado el Miér 15 Ago 2018, 23:35
Los balbuceos de aquella adolescente no ablandaron su corazón lo más mínimo. Fuera a llevarles esa caja al grupo que fuera, parecía una sasaeng y eso era totalmente condenable. Cruzado de brazos, escuchó cómo ella comenzaba a excusarse, cosa que tampoco hizo que él dejase de estar serio. Al menos se estaba mostrando educada, al contrario de lo que él pensaba que era el comportamiento real de una sasaeng... Por suerte no había conocido (hasta ahora) a ninguna persona así y no se había tenido que enfrentar a eso.

Cuando escuchó el nombre del grupo del que él era mánager se puso en tensión, ¿sus chicos tenían sasaeng? No era lo mejor que les podía pasar después de los malos momentos que habían tenido que atravesar no hacía demasiado tiempo. Casi no escuchó lo último que dijo, pero pudo escuchar la palabra "botanas" y por un momento dudó de que realmente fuera una fan sasaeng. La niña le estaba extendiendo la caja y él se encontraba ahí parado sin saber qué hacer. ¿Y si era alguna rata muerta o algo con sangre? Había escuchado cosas espantosas de ese tipo de cajas. Intranquilo, agarró la caja naranja y la abrió después de romper el precinto. Lo hizo despacio, casi no quería ni ver lo que había dentro.

Cuando vio el contenido de la caja soltó un suspiro sonoro. Se había equivocado por completo con aquella niña, no era ninguna sasaeng y además era una fan de 5IN. Había tratado mal a una fan de 5IN cuando el grupo estaba pasando por una época que, por decir algo, podría ser mejor. Si aparecían noticias como que su mánager había despreciado a una fan su grupo tendría consecuencias de nuevo. Le devolvió la caja e hizo una pequeña reverencia. —Siento muchísimo la confusión, el color de la caja me ha hecho pensar algo completamente equivocado. —Se volvió a incorporar y abrió la puerta de la compañía, indicándole que entrase con él. —5IN ya no está aquí, pero como disculpas por este error voy a darte un detalle de su parte, ¿me acompañas?—Preguntó, entre arrepentido y esperanzado porque eso arreglase la situación.
avatar
123
Invitado

Volver arriba Ir abajo

por Invitado el Vie 17 Ago 2018, 03:44
Siendo agarrada la caja, paso a sujetar con fuerza las correas de su bolso mientras el objeto era inspeccionado. Desviando la mirada, en vedad no esperaba llegar a recibir ese tipo de trato, ninguno de hecho. Pensaba que sería tan sólo un poco de tiempo perdido, pero espiraba con tranquilidad por saber que, al menos ella como fan, no había hecho nada malo contra los idols que seguía; aunque en cuanto a seguridad los entendía.

Pronto vio siéndole de nuevo tendida la caja, no quedo de otra que soltar las cuerdas con algo de incomodidad al respecto. Intentando sonreír de la mejor manera cuando dio la reverencia y escuchó su disculpa, agradecía se hubiera arreglado rápido. De ser en otro momento, la idea de tender la caja habría permanecido bloqueada igual que su actuar. —¿El color de la caja? —Cuestionó. Sin compréndelo, su rosto se frunció más. Suspiró, con sus hombros bajos viendo la puerta en frente de sí abrirse.

Con desilusión en cuanto se dio con que el grupo no estaba ahí. Triste le resultó terminar aquello, a como lo veía; su retira de regreso a casa, con sus padres obviando el hecho por la expresión de su hija. Más la confusión volvió, y su no saber qué hacer también. ¿Un detalle? Un detalle… ¡Un detalle! No es lo que esperaba, máximo llegar a entregar el regalo gracias al favor de algún trabajador que se apiade de ella. Tenía bastante con su música, memes y demás material, oficial o por parte de otros fans.

Asintió rápidamente pasando por la puerta, grandes dudas asaltaban su mente. Al estilo de los shocks de Sam, su rostro seguía levemente serio. No tenía palabras, no se le ocurría nada para decir, menos como agradecer un detalle no planeado para sí. Optó por el silencio, esperando el mayor indicara el camino, o si sólo debía esperar en la entrada.
avatar
123
Invitado

Volver arriba Ir abajo

por Invitado el Sáb 18 Ago 2018, 17:40
Pensar que su grupo podía tener sasaengs le puso en guardia, era cierto, pero después de que Sara tuviera problemas con sasaengs no podía mostrarse de otra forma ante cualquier amenaza potencial de ese estilo. Se llevó una mano a la nuca y mientras ella entraba tras él por la gran puerta, decidió explicarle un poco lo que había pasado, con intención de evitar que algo así pudiera sucederle de nuevo en el futuro. —Escuché que algunas fans sasaeng ahora entregaban cosas malas a los idols en cajas de este color. —Indicó, señalando la caja de la chica.

Sonrió a la compañera que estaba en la recepción y le hizo un gesto con la mano, como para indicarle que no tenía que preocuparse por esa niña. Si jugaba bien sus cartas, podía evitar que perdieran una -o más- fans por su rudeza. —¿Me acompañas al despacho? Vas a estar donde los miembros de 5IN han pasado bastante tiempo en esta empresa. —Dijo algo más calmado mientras se dirigía al ascensor. No tardó mucho en llegar al piso donde estaban. Pidió a la niña con un gesto que entrase ella primero al ascensor.

Cuando llegaron a la planta donde estaba su despacho, la guió sin hablar demasiado y abrió la puerta. —Entra, por favor. —Pidió antes de entrar él. Dejó la puerta abierta, tampoco iban a tardar demasiado tiempo, simplemente tenía que encontrar lo que había pensado darle. —Oh, ¿Te importa que guarde eso? Seguro que los chicos van a estar muy felices cuando se lo dé de tu parte. —Dijo extendiendo un brazo para que la chica se lo pudiera dar. Había posters de Dabin, Sara y Kiseop enmarcados en la pared, pero no era nada de eso lo que él quería darle, seguramente esos posters también los podría tener cualquier fan a día de hoy.
avatar
123
Invitado

Volver arriba Ir abajo

por Invitado el Mar 21 Ago 2018, 03:46
Asintió rápidamente. No estaba al tanto de nada realmente, venía a enterarse en ese instante; y agradeció firmemente haberse encontrado con el manager Sam antes de que un guardia interviniera. Aunque igualmente se habría resuelto la situación, el final sería diferente. De regreso a casa con una cara más deprimente que cuando salió por la mañana, los comentarios irónicos de su hermana menor y su papá resoplando por una nueva desilusión en su hija. —Entendido, cuidaré más mi arcoíris —Respondió con un mejor intento de sonrisa, bromeando un poco. Pero pronto volvió la seriedad a su rostro.

Le intimidaba un poco el lugar, sin una razón en realidad. No debería distarse tanto de KSJ, ambas empresas se dedicaban a la música, en especial. Las políticas y dietas ya eran otra cosa, sin embargo, se preguntaba cómo habría sido para Liddie ellas; nunca tuvieron la oportunidad de hablar sobre eso, siempre habían cosas mejores para tratar. Sus ojos brillaron repentinamente, con pequeña y verdadera sonrisa en sus labios, se hallaba feliz de tener la oportunidad de visitarlo; hecho que causo apretase más contra sí la caja en sus manos. Pasando a estar dentro del ascensor, a sí misma le inquietaba su silencio. De ser otra persona, u otro lugar, podría desenvolverse mejor. Pero quizás también estaba bien demostrar su calma y cero peligro para con cualquiera.

Tan pronto salieron de la poca dimensión, los nervios se acrecentaron en su interior. Donde ellos pasan bastante tiempo, no sería como la tienda de dulces cerca de su empresa para ella, pero si es significativo. Se dedicó a observar su alrededor, con mucha atención en los detalles, pero sus ojos siempre acababan en los posters de sus idols. Viajando entre los tres rostros, terminando en su bias. Se acercó a ellos, dándose con su enmarcación y la palabra oficial escrita con sello rojo para sí en el centro a toda vista. Pero claro, eso era lo menos importante.

Reacción segundos después el brazo del mayor fue extendido. —Claro, claro. ¡Muchas gracias! Sé que no es mucho, podría haberlo preparado mejor, pero por favor dígales que es parte general de Sinners —Pidió con una gran sonrisa, entregándole el objeto. De darse la ocasión, y no haberse gastado el dinero de su trabajo medio en cosas para sí misma, la caja en primer lugar habría sido más grande, con muchas más cosas y notas colectas por parte de otros fans que conocía. Y entonces, como si hubiera recargado su energía, se volvió hacía los posters nuevamente. Con una mayor fuente de… ¿esperanza, quizás? Tan sólo por ellos llegar a tener algo que ella había arreglado. —¿Sabe que no tiene que darme nada, cierto? No vine con la intención de recibir gran cosa, tan sólo darla
avatar
123
Invitado

Volver arriba Ir abajo

por Invitado el Vie 24 Ago 2018, 20:26
Sabía que ese comentario había intentado ser una broma, así que sonrió. Después de todo no quería que las fans tuvieran una mala impresión de 5IN por su culpa, o que pensasen que el mánager era temible y no quisieran acercarse a ellos por eso. Tomó el paquete que la niña volvía a extenderle y lo guardó en un pequeño frigorífico que había en una esquina del despacho. —Gracias por esto, está perfecto así. Estarán muy contentos de que sus fans se preocupen así por ellos. —Admitió con una sonrisa tranquila, precisamente cosas así eran las que les hacían falta a los chicos ahora y no continuos sermones por su parte, que era lo que parecía que se dedicaba a hacer casi exclusivamente en el último tiempo.

Siguió buscando en unas estanterías, era una tontería pero eso podría hacer que se alegrara, y estaba seguro de que irían directas a internet y darían a ver una cara más cercana de 5IN. —¿Ah? —Preguntó tras escuchar lo que ella le dijo, claro que sabía que no tenía que darle nada, pero estaba claro que él se había comportado con ella como si fuera una persona non grata, y no quería dar esa impresión a los fans, bastante mal lo habían pasado ya como para perder fans por culpa de un mánager inepto como él. —Creo que está por aquí. —Murmuró, haciendo caso omiso de lo que la chica le había dicho. Tomó una carpeta fina y sonrió orgulloso, ahí estaba. Seleccionó las fotografías de los chicos que aún conformaban el grupo de 5IN y se las extendió a la fan que tenía delante.

Estas postales individuales son del pre-debut de 5IN, no han sido publicadas en ningún sitio todavía. —En las postales se veían Sara, Kiseop y Dabin bastante más jóvenes e ilusionados que ahora, sin saber todo el futuro que tenían por delante. —Es solamente un pequeño detalle de 5IN para sus fans, disculpa mi actitud de antes y acéptalo por favor. —Dijo con tono de voz suave. Buscó algo en un cajón y extendió un sobre blanco a la chica. —Toma, así no se estropearán. —Terminó, esperando que ese pequeño gesto hiciera que quedase contenta.
avatar
123
Invitado

Volver arriba Ir abajo

por Invitado el Dom 26 Ago 2018, 22:17
Sonrió ampliamente con sus palabras. En verdad lo esperaba, hacerlos aunque fuera un poquito felices; aunque quién no era feliz con la comida. Un sólo trancazo con las patas de Cheese a quien diga lo contrario. Las salidas de 5in era algo que igualmente la ponían mal, principalmente por Liddie, y las cero noticias hacía su persona de ella. El estado del trío que permaneció, se preguntaba sobre ello realmente, fuera de las demostraciones a cámara, y del concierto más reciente, al que por cierto ella misma había asistido.

Su nula reacción a su comentario, un cincuenta por ciento de sí prefería dejara la búsqueda, mientras la otra sólo quería estarse un poco más cerca a sus idol. Observó con curiosidad como seguía con su tarea, con sus ojos siguiendo brevemente entre los posters de primera mano, volvió en cuanto él tuvo una carpeta entre sus manos. ¿Su sentencia de muerte? Bromas fuera de lado. Abrió ligeramente la boca, haciendo un extraño gesto con sus manos, esperando poder tomarla. Curioseó un poco a simple vista, levantando con extremo cuidado la tapa; una boba sonrisa se posó en sus labios. —Muchas gracias —Dijo queda pero felizmente con una reverencia. Recibiendo también el sobre, paso a quitarse el bolso y con algo de lentitud guardar allí las imágenes.

Una pequeña parte lo veía como un soborno, un lindo soborno que quizás terminaría en su twitter, o guardado como cuerno de unicornio. Aunque lo malo había pasado, sentía revuelto su interior por el regalo. Aún así la mueca interior nunca paso a su expresión facial, a pesar de ello le alegraba tener. —No se preocupe, nada malo saldrá en las redes —Comentó, por si al caso, con una sonrisa.
avatar
123
Invitado

Volver arriba Ir abajo

por Invitado el Dom 09 Sep 2018, 12:16

Hizo una pequeña reverencia como respuesta al agradecimiento de la niña que tenía delante, y aunque intentó ocultarlo, se sorprendió ante lo que le dijo después. —Oh, te lo agradezco. —Respondió con una sonrisa, algo avergonzado porque parecía que ella se había dado cuenta de su plan al final. Aun así, prefirió no darle más importancia y le hizo una señal con la mano indicándole que ya podía salir del despacho. —Espero que sigas apoyando a 5IN en sus nuevos proyectos y ojalá que haya más fans como tú mostrando su cariño al grupo. —La acompañó hasta el ascensor y la puerta de salida, de todos modos él también había terminado su jornada. —Ah, pero por favor, no muestres más actitudes sospechosas o en cualquier momento podrías tener un problema. —Terminó, recordando cómo a él le habían avisado al principio de que había una alumna esperando en la puerta de la compañía. —Cuídate, y espero verte a ti y al resto de fans en el próximo evento de 5IN. —Dijo despidiéndose de ella.
avatar
123
Invitado

Volver arriba Ir abajo

por Invitado el Mar 11 Sep 2018, 17:00
Dio su mejor sonrisa, más despreocupada por segundas intenciones. Dándose más por preservar un tanto la imagen del lugar en que se hallaba antes de seguir por la puerta en su dirección de regreso al inicio. —¡Eso ni dudarlo!— No por nada se la pasaba molestando a su hermana y compañeros, del dale y dale con el tema del grupo. Un disco rayado muchas veces, dando más alegría cuando llevaba material nuevo para discusiones.  Casi que se rio en tanto se mencionó sus actitudes, a su parecer lo sospechoso sería que se estuvo más tranquila, no tan extraño para su día. —Prometido— Pronunció, si lo que esperaba era hiperactividad eso se tendría. Aunque no creía lo pudiera mostrar, igualmente esperaba un segundo encuentro quizás más amistoso. —No más cajas naranjas de mi parte— Comentó, detallando un poco la recepción, por ende a una de quienes creía había avisado de su presencia. Dio una reverencia a ellas con una amplia sonrisa, agradecía al menos el encuentro.

Repitió estas mimas en tanto estuvo fuera al manager. Asintiendo efusivamente antes de caminar rápidamente hacía su hogar, siendo ya de noche igualmente no creía sus padres se fueran a molestar.

off: Paso a cerrar, ¡gracias por el tema! <3
avatar
123
Invitado

Volver arriba Ir abajo

por Contenido patrocinado
123
Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:

No puedes responder a temas en este foro.