i guess it'll never change, huh —bws.
NOTICIAS
29.12 Abrimos el foro Hemos cumplido diez meses online, ¡muchas gracias por todo y a por muchos más! 29.09. Trama especial Halloween Apúntate a nuestra trama especial aquí y disfruta de Halloween todo el mes de Octubre. 08.10. VYR Y KSJ CERRADO Debido a la gran cantidad de personajes en VYR y KSJ, no se aceptarán más personajes en dichas empresas. Aquellos que no tengan color y no hayan subido su ficha antes de este mensaje, no podrán acceder a la empresa y tendrán que buscar otra.
ADMINISTRATIVAS
APOYO Y PNJ
OCTUBRE DE 2018 La hora y tiempo del mes actual en Seúl, Corea. Usa esta información para hacer tus temas mucho más realistas.
X
comeback stages julio
CANCIÓN:
SOMETHING NEW
DEBUT SOLISTA
MINI-ALBUM
ARTISTA:
HAN SU MI
KSJ
ENTERTAINMENT
240 PUNTOS CONSEGUIDOS
DORAMA:
FUGITIVE LOVERS
DEBUT:
ACTRIZ
ARTISTA:
HWAN TAE JOON
MYP ENTERTAINMENT 1445 PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
Últimos temas
» Registro de Comebacks/Debuts.
por Ahn Seung Gi Hoy a las 17:32

» Resurgiendo de las cenizas - Prep. CB
por Ahn Seung Gi Hoy a las 17:26

» new places to know - BHJ
por Park Hae Woo Hoy a las 16:19

» breakfast at tiffany's — PHW
por Park Hae Woo Hoy a las 16:19

» Eso te sienta bien - BHJ
por Park Hae Woo Hoy a las 16:19

» (fb) run run run — saj
por Shil Ahn Ji Hoy a las 15:53

» Unpredictable. — Tramas
por Park Min Ju Hoy a las 15:00

» waking up — JS +16
por Jang Soo Hoy a las 14:55

» A beautiful day - IKY
por Jang Soo Hoy a las 14:54

» Rapper's duel [ensayo] || Yanlin
por Jin Yanlin Hoy a las 13:46

» Trueque - KDW
por Jin Yanlin Hoy a las 13:46

» i (don’t) need your help — KH
por Kang Tae Su Hoy a las 13:22

» orange — Um Gang
por Kang Tae Su Hoy a las 13:15

» tender — uwk
por Um Won Sik Hoy a las 13:04

» shut up - HDB
por Moon Yeo Jin Hoy a las 13:02

» don't let me think - Baek
por Moon Yeo Jin Hoy a las 13:02

» 미안해 — Aurore.
por Moon Yeo Jin Hoy a las 13:01

» Very important people. — (0/4)
por Park Min Ju Hoy a las 11:18

» I'm here for you - Wontae
por Yang Mi Hoy a las 08:57

» Buenas noticias - Wontae
por Yang Mi Hoy a las 08:57


i guess it'll never change, huh —bws.

Ir abajo

por Jung Tae Min el Mar 28 Ago 2018, 08:24

veintiocho de agosto
martes, madrugada

Salió del restaurante solo cuando la persiana cayó al suelo, dándolo por cerrado y su jornada laboral, por terminada. Profirió un suspiro, cansancio y alivio, pues no podía —o mejor dicho, no debía— quejarse; por lo menos, tenía trabajo —los ingresos eran continuos (en diferentes direcciones), aún si regresaba de madrugada a casa y apestando a parches para el dolor. En noches como aquella, deseaba poder sentirse más enfadado de lo que se sentía agradecido, hundiendo las manos —no, puños— en una chaqueta más fina que su habitual chaquetón —aquél lleno de agujeros, sí, aunque esta chaqueta no estaba en mejores condiciones—; deseaba soñar normalidad, convertirse en mediocre adolescente que tuviera una paga semanal de mamá y papá, emplearla en salir con amigos y quejarse de que no le hubieran consentido el último capricho.

Las calles estaban desiertas, aunque la oscuridad estaba salpicada por las luces de colores de pubs nocturnos y ocasionales coches; cuando abandonó la zona más comercial, sin embargo, hundiéndose en las urbanizaciones y dirigiéndose hacia la suya —no había degradado de viviendas más acomodadas hasta la propia; todos los edificios y casas, en aquella zona, eran agujeros de ratas—, no había luces que alumbraran la noche, incluso la Luna parecía haberse escondido tras una nube. Cruzó la calle, una ventana abierta estaba alumbrada —luz amarilla—, divisó un objeto volando de costado a costado, discusión de pareja pensó, sin pestañear al oír el vidrio de la bombilla quebrarse. Dos perros famélicos se abalanzaron contra una verja, el cuerpo queriendo imponerse a la fuerza de las cadenas que los sujetaban por el cuello, ladrando a su figura impasible con ojos enloquecidos por el hambre.

No echó la vista atrás, pues nada entraba o salía de aquél lugar; de salir, eventualmente, se regresaba y pensó, inevitablemente pensó, en Gyuri (la caja torácica se le sacudió z o r r a —insultos en retahíla como sinónimo de vuelve, joder, vuelve / para salvarme—). Fue cuando escuchó el chirrido de una lata caer por el bordillo de la acera, rodando carretera abajo, que los ojos buscaron al otro. En la acera contraria, una figura más caminaba de regreso. La piel clara —solo ropa interior— brillaba temblores bajo los azules y plateados de la noche, y aquella visión sí fue obstáculo, entorpeciendo a Taemin, haciéndolo retraerse de su velocidad y destino para detener los pasos en sí. Contempló al muchacho deambular, el peso de una palma descalza a la otra, tan triste y mecánico como la imagen del Cristo en una procesión.

Las inmóviles pestañas del curioso encerraban una eternidad. Recordó a Wonsik en uniforme escolar (una imagen que podía recrear en diferentes años —cursos— y aulas, escritorios pegados y manos enlazadas —a la fuerza— en excursiones); el niño que hizo añicos la incomodidad con el monólogo; el dedo índice que le señaló ¡te ríes! —debían hacerlo: ambos habían sido marcados parias—; charlatán, de pronto callado tras los cabecillas, empujones a la anatomía delgada, burlas al atropellado y desordenado diálogo de Taemin y este sólo miraba a aquél, quién rehusaba sus ojos; dejó los documentos en la oficina y trazó por vez última el camino hasta la puerta, en el pasillo, sus hombros chocaron —ninguno se disculpó.

Los pies reaccionaron, de nuevo. ¿Por qué? se preguntaba, no muy seguro de si tal pensamiento lo dirigía a Sik o a sí mismo, a medida que acortaba la distancia y posaba la palma sobre el hombro desnudo del varón. No dijo nada, aguardó su reacción, contemplándolo en la quietud que Wonsik bien conoció, una vez, y se despojó de su chaqueta, alargándola hasta que quedara al alcance del otro; no era mucho, pero por lo menos era larga. Se inclinó hacia adelante, colando el índice por el talón para sacarse ambas zapatillas y empujarlas con el pie hacia la vera del otro. — Póntelo. —pidió (el habla exenta; prueba de que aún confiaba en él), la brisa nocturna aún mecía al contrario como a una criatura endeble; Taemin no podía soportarlo. Hundió las manos en los bolsillos de sus pantalones, gesto adherido a sí, y caminó sobre el asfalto frío. Llevaba calcetines dispares.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage



avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Jung Tae Min

Volver arriba Ir abajo

por Bak Won Sik el Sáb 15 Sep 2018, 16:59


Había terminado desistiendo en su ademán por buscar cobijo bajo los techados, por esconderse detrás de cada contenedor u obstáculo en la calle, cuando la avenida se hizo irremediablemente más ancha. Con las manos apretadas en puños, los nudillos blancos —arrolladora rabia, frustración—, caminaba de manera casi mecánica. Un pie delante del otro, descalzo, tratando de obviar las miradas esporádicas de los pocos viandantes que, a esas horas, lo tomaban por loco, pobre o chapero. Suspiró, sin juzgarlos, el aire exhalado siendo una manera de contenerse, porque deseaba gritar —joder, quería hacerlo— y a un nivel más personal: deseaba llorar, pero sabía que no estaba en posición de permitirse el lujo, ni era algo disponible para alguien como él, de esa zona, obligado desde pequeño —por la vida—, a asimilar y aceptar la correlación entre lágrimas y debilidad.

Detuvo el curso de sus pasos, la vista desviándose a ambos lados de la calle, la mirada vaga ante el semáforo que, a falta de coches, decidió ignorar. Lo esperaban en casa, pero no quiso pensar en ello, tentado de escalar la fachada como tantas otras veces y buscar cobijo en su habitación —agujero, refugio, cueva— durante al menos unas horas antes de presentarse en el salón. Estiró un poco el cuello, cansado, el cuerpo tenso, alerta a los alrededores, en caso de que la situación requiriera —posible— salir corriendo. Cometió el error, de distraerse, el estómago revolviéndose de hambre ante el olor cercano del horno de una pizzería. La mano ajena lo sobresaltó, siendo el primer impulso girarse con el puño alzado, la mano cerrada con firmeza, preparada, para pegar y huir.

Le desorientó el rostro familiar, como lo recordaba, similar en estatura, ojos oscuros y cabello igual. —Taemin —formó en los labios, cada sílaba un golpe cargado de ambos nostalgia y asco —no hacia él, hacia sí—. Lo había dejado solo al fin y al cabo, obligado a elegir entre él y la seguridad. Ley del más fuerte, de la calle, sobre la que tuvo que escudarse —y excusarse— repitiéndose esos años que, no habiendo sido autor del acoso, no era responsable de ello. Mentira.

Sus ojos contemplaron la chaqueta, la incertidumbre visible en sus gestos, disculpándose brevemente al bajar el puño mientras el contrario tendía, imperativo, la prenda hacia él. Guardó silencio, cerca de declinar la oferta, cuando escuchó el alboroto de un grupo de chicos que, ajenos a todo, cruzaban el fondo de la calle. Se enfundó la susodicha, el calor ajeno aún presente, y buscó cerrarla en la medida de lo posible, las manos escondiéndose tras las mangas, sin ánimos para protestar cuando le ofreció también las zapatillas. No lo miró, incapaz mientras se calzaba, y en su lugar reconoció bien los calcetines —los de Taemin—, él mismo siendo culpable de haberlos llevado de igual manera. —¿Por qué? —murmuró, sus piernas dudosas de comenzar a andar junto al otro, las interrogantes inundando todos sus gestos ante la repentina amabilidad de quien debía rechazarlo. —Debes delatarme y correr la voz, no tenderme la mano... no funcionan así las alianzas... —parecía un padre, negando, enseñándole, sabiéndolo contrario a los códigos de conducta, creencias compartidas por otros a su nivel— yo no estuve ahí —ácidas las palabras en sus labios, le corroían la garganta al hablar, culpable— para ti.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Bak Won Sik

Volver arriba Ir abajo

por Jung Tae Min el Sáb 15 Sep 2018, 23:32
Las pupilas se alzaron del rostro al puño y no se movió un ápice, impertérrito, encaró a los nudillos sabiendo que lo apuntaban tiritando frío y miedo —que su violencia era como la del perro pequeño al extraño, rabo entre las patas. Las pestañas cayeron con calma sobre sus rasgos al oírlo decir su nombre, no lo saludó. La chaqueta tendida no parecía ofrenda de paz sino de caridad; una lástima putrefacta que se adhería a la curvatura de la espalda, cuando se plegaba acordeón y salía de los zapatos gastados —tendiéndoselos también. No había amabilidad, pese a la lentitud en cada gesto: era una pesadez turbia y, cuando hundía las manos en los bolsillos de sus pantalones, llevaba interrogantes bajo las uñas (del por qué, que en triste melodía el otro puso en alto) y sin responderlos, echó a andar.

El pulso ofuscado se repetía lo mismo —bajo la tráquea, como si fuere alfombra, pareció barrer los escombros (aquellas razones inconexas que en la lengua se le enroscaban)— y, con sapiencia de enojo y de frágiles, calló; chapotearon las palabras ajenas allá por el tórax —pulmón, corazón—, cayendo una tras la otra, empujadas por aquella voz desesperada y cuerpo de hombre a medio hacer que lo perseguía pese a la puntillosa queja. Alzó la barbilla, en soslayo, y los orbes le reflejaron plata —Luna, navajas— al mirarlo, una guerra encerrada en cada uno, remembranza de lo marchito. — De na-na-nada. —musitó, con los dientes apretados; Wonsik nunca había sabido cómo ni cuándo dar las gracias (y si Taemin lo sabía, era porque las similitudes siempre habían sido más anchas que las diferencias). El asfalto rugoso se clavaba en sus plantas pero no se quejó, manteniendo el andar de prisas pues solo los necios permanecían en aquellas calles demasiado tiempo y cerca del cruce, atisbó los rectos omóplatos de una tríada de jóvenes —aún así, mayores— que en baja conversación bajaban la calle que ellos subían.

Veloz echó un vistazo al aspecto del contrario —las piernas desnudas, el corte recto del calzoncillo— y profirió un bufido, envolviendo con las largas falanges el brazo ajeno y hundiéndose con él en un entresijo de la calle. Lo soltó, en la boca del callejón, apoyándose con un hombro en los ladrillos húmedos y aguardando callado a que aquellos cruzaran sin advertirlos; la cicatriz, en el costado, le pulsaba en recordatorio de lo necio que podía llegar a ser. Deseaba rehuir la figura del contrario, pero se traicionó y sostuvo con frustración una de las solapas de la chaqueta —la suya, prestada—, tirando de esta y recolocándosela de un tirón. Cuando la mano cayó, a su lugar, sintió que aquello era poco más que una niñería, en retrospectiva a la eternidad en la que Wonsik sí estuvo, en la que Wonsik fue el único —a su vera. La traición era ya una úlcera y, asomando la nariz, vislumbró las siluetas al fondo de la calle y sintió que el tiempo se movía a tropiezos —la huida se le formaba en el talón, tan cobarde como el puño con el que Sik lo recibió.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage



avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Jung Tae Min

Volver arriba Ir abajo

por Bak Won Sik el Miér 19 Sep 2018, 19:49
Lo miró, con la impotencia presa en las pupilas, pues si bien quería decir todo, se quedó mudo. Sus labios permanecieron sellados, hundiendo los pies en las zapatillas del chico —misma talla— como algún día habría hecho también cuando eran más jóvenes. Era lejano. Parecía haber acontecido una eternidad. Apenas vislumbraba el aula donde se quedaban a dibujar ambos durante los recreos, la mano de él, Taemin, cambiándole los colores cada vez que se adelantaba a pintar un cielo rojo, un sol verde, una hoja azúl. Exhaló tras cerrar la chaqueta, la mirada dirigiéndose al suelo, y ante la forma recortada de sus sombras, solo sonrió; nostalgia.

Interrumpido por el atropellado hablar del otro, comenzó a seguirle, ambas figuras avanzando como si de marcha fúnebre se tratase. Escuchó al grupo de jóvenes precipitándose hacia ellos en la calle, y el temor se aferró a sus entrañas. Le tomó desprevenido el tirón seco del otro, hundiéndole en un callejón, y apenas respiró esos instantes, observando con el contrario las figuras que, ajenas a ellos, avanzaban tranquilas derrochando risas y golpeando una lata sobre la acera. Tragó saliva, el cuerpo congelado contra la pared de ladrillo, como si de moverse un ápice, fuera a despertar un millar de alarmas. Esperaron, hasta que las voces se fundieron con la ciudad, volviéndose espejismo, y tras eso se movió, tomando leve, por inercia, la muñeca ajena. —Vamos. —Echó a andar —no, correr— y se aseguró de que le siguiese el otro al principio, sorteando calles y pequeñas avenidas.

Y qué sensación de falsa libertad. La brisa en el cabello, los zapatos golpeando el asfalto, escena que se repetía una y otra vez en dieciocho años. Casi pareciera que se detuviese el tiempo, la realidad aislándose de ellos, a la par que, por unos instantes, Wonsik olvidaba la traición, y recordaba solo compañero.

Suspiró de alivio, reconociendo el amasijo de casas que componía el sector del barrio en el que se habían criado, y entonces rió un poco, yendo a girarse hacia Taemin. Fue un cosquilleo agradable, el retorno de una calidez apagada.— Nos lib... —Se detuvo, los labios volviendo a tocarse, sellándose. Quedó helado, contemplando el hueco contiguo en la acera. Vacío.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Bak Won Sik

Volver arriba Ir abajo

por Jung Tae Min el Lun 08 Oct 2018, 08:57
La voz, el vamos: pistoletazo de salida y carrera. El asfalto se clavaba en sus palmas, pero no aminoró, se movieron a la vez al torcer cada esquina y las hebras enmarcaban su rostro con brincos de júbilo; parecían tan jóvenes como lo eran —pero algo más: libres. En los pulmones se le arrugó una risa y, en respiraciones de vaho —dragones menudos, dormidos—, la retuvo. La cadencia de ambas anatomías se manifestó como algo extraordinario e imposible, como si el tiempo no se hubiera hecho paréntesis en su historia, y sin embargo. Se le retorció la muñeca huesuda, enjaulada entre los dedos del muchacho; no hubo angustia en el tirón sino en lo cálido de la palma, en cómo aquella le hacía tragar saliva y contradicciones (de querer escupir aquella carcajada imperfecta / de querer llorar crío con golpes y balbuceos) —por eso la arrancó del otro.

Corrió otro poco a su vera, ya entre las casas y patios pobres, y halló bajo las rodillas aquél arrojo cobarde que le había latido un instante atrás —la misma cobardía que solía disfrazar de indiferencia—, echando allí el peso de lo visceral para repudiar toda conexión restante (quiso emborronar aquella con los puños, como el grafito con el que dibujaban en horas muertas), forzándose a. El abandono. ¿Y por qué a él se le hacía tan difícil? Sus pasos mintieron, tornándose silentes como los de un felino, y en el tórax dejó de haber ninguna risa, o libertad, o ganas. Pero los orbes lo miraron y la comisura, traicionera, se elevó; el miedo de encuentro y perdón le amordazó la nostalgia, así, también echó abajo la mueca y alzó barricadas. Antes de que el otro se percatara, se escabulló por un callejón a la izquierda y anduvo entre contenedores de basura, adentrándose en su propia casa por el patio sin luz. Se descalzó, dejando los calcetines enlodados en el suelo y forzó con truco el pomo, maldiciéndose por olvidar las llaves en los bolsillos de la chaqueta.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage



avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Jung Tae Min

Volver arriba Ir abajo

123
Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:

No puedes responder a temas en este foro.