midnight – amk [fb]
NOTICIAS
06.11. VYR, KSJ Y MYP CERRADOS Debido a la gran cantidad de personajes, no se aceptarán más personajes en dichas empresas (ni parte de grupos, trabajadores o búsquedas). Aquellos que no tengan color y no hayan subido su ficha antes de este mensaje, no podrán acceder a la empresa y tendrán que buscar otra. 21.10. RCKSTR CERRADO Debido a esta noticia la empresa de RCKSTR no estará aceptando nuevos miembros en la misma, ya sean Idols o personal. Pronto se abrirán los cupos para nuevos grupos y personal. 29.12 Abrimos el foro Hemos cumplido diez meses online, ¡muchas gracias por todo y a por muchos más!
ADMINISTRATIVAS
APOYO Y PNJ
NOVIEMBRE DE 2018 La hora y tiempo del mes actual en Seúl, Corea. Usa esta información para hacer tus temas mucho más realistas.
X
comeback stages julio
CANCIÓN:
SOMETHING NEW
DEBUT SOLISTA
MINI-ALBUM
ARTISTA:
HAN SU MI
KSJ
ENTERTAINMENT
240 PUNTOS CONSEGUIDOS
DORAMA:
FUGITIVE LOVERS
DEBUT:
ACTRIZ
ARTISTA:
HWAN TAE JOON
MYP ENTERTAINMENT 1445 PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
Últimos temas
» Some kind of friends | Libre
por Bae Kyul Wan Hoy a las 04:44

» is that... yoga? — nyumi.
por Bae Kyul Wan Hoy a las 04:20

» not food — jsh
por Kousaka Hitoka Hoy a las 04:10

» no longer — KTS
por Kousaka Hitoka Hoy a las 03:58

» kids problems — seonghun
por Son Seong Hun Hoy a las 03:37

» a new member — SSH
por Son Seong Hun Hoy a las 03:19

» stop looking at me - Noah
por Noah Voon Hoy a las 03:04

» the struggle is real – yanlin
por Go Ye Rim Hoy a las 03:01

» we win or we die, better know as we fucked up. — SSH.
por Son Seong Hun Hoy a las 02:28

» keeper ― KS
por Son Seong Hun Hoy a las 02:08

» The beginnings || SSH
por Son Seong Hun Hoy a las 01:37

» Registro Global.
por Miss N Ayer a las 23:07

» memory clock — HYW
por Hong Ye Won Ayer a las 22:17

» coffee shop soundtrack —amd
por Han Mi Yeon Ayer a las 21:02

» tender — uwk
por Um Won Sik Ayer a las 20:25

» gods and monsters { tramas
por Zhou Jian Tiang Ayer a las 18:22

» Esta vez lo haremos mejor | Seong Hun
por Son Seong Hun Ayer a las 18:14

» lost puppies — geunsuk, fb
por Son Seong Hun Ayer a las 18:00

» halloween shopping — YDH
por Yeon Ye Rim Ayer a las 17:36

» it's fate — LJM
por Yeon Ye Rim Ayer a las 17:25


midnight – amk [fb]

Ir abajo

por Oh Jae Chan el Dom 02 Sep 2018, 19:11

Primer sábado de Octubre de 2017, 00 hs

El día había sido bastante productivo. Llevado por los consejos de su psicólogo y psiquiatra, agendó encuentros con amigos productores, pasando una agradable tarde componiendo, riendo, bebiendo y comiendo. De allí nacieron también buenos proyectos para considerar a futuro y para cuando la pequeña reunión terminó, Jaechan se sintió realizado con el pequeño logro del día, tachando en su cuaderno la palabra socializar que encabezaba en su listado de actividades y mini objetivos.

El resto del día se la paso encerrado en su casa, terminando cosas del trabajo en su estudio, incluso aunque Momo había ido a visitarlo, no se había detenido porque una vez que se enfrascaba con algo, era dificil lograr que abandonara su labor, enfocándose en los pequeños detalles que terminarían de hacer una pieza en una obra maestra lista para ser presentada a algún artista de la empresa.

Se estiró perezosamente en su silla y luego giró, notando que Momo ya no estaba allí. De lejos se escuchaba el ruido de la televisión encendida, así que supuso que lo había abandonado -con buena causa- para entretenerse viendo algo. No la culpaba, había estado todo el tiempo pegado a su ordenador y ahora se sentía un tanto culpable por no haberle prestado demasiada atención. – Momo, ¿has comido? Había bastante comida en el refrigerador y... – suspiró y sonrió al verla completamente dormida en el sillón, con la cabeza en una posición extraña y que probablemente dolería al despertar. No supo si despertarla o simplemente acomodarla mejor en el sillón, no es como si fuera a echarla por ser tarde. Momo podía quedarse todo el tiempo que gustara.

Caminó hasta ella y se agachó, sentándose a su lado en el piso. – ¿Qué hacemos contigo? – miró de reojo a Yoda, su perro que había ido a husmear y luego se levantó, dispuesto a acomodarla mejor en el sillón. La sujetó con cuidado en sus brazos y luego miró el sillón. Era algo pequeño para alguien tan alta como Momo y tuvo que contener la risa para no despertarla, aunque la chica ya se removía al sentir que había sido elevada del mullido sillón. Optó finalmente por ir a recostarla sobre su cama, mientras él se quedaría con el sillón.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


There must be some kind of light to come
avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Oh Jae Chan

Volver arriba Ir abajo

por Ahn Myung Kyung el Dom 02 Sep 2018, 22:40

Había bajado en la parada más cercana a la residencia del varón, en lugar de dirigirse a la propia. La mochila se zarandeaba con pesadez de lado a lado en su espalda, cargando el laptop con el que tomaba apuntes, pues recién había acabado su jornada de estudio y, sonriente, como si ya supiera que fuera a oír buenas nuevas —o, sencillamente, esperando contagiarle de optimismo aún si había fracasado en aquella, primera misión contra la depresión— cuando la puerta se abrió para ella. Momo le abrazó de positividad y pidió le contara cómo había transcurrido su día. Sentada a su vera, conversaron hasta que los proyectos del hombre comenzaron a reclamarle mayor atención y ella, creyendo conveniente que tuviera un momento de productividad y descansara del día, lo dejó ser sin instarle a más palabrería.

Lo contempló con la barbilla sobre el dorso de la mano, pero eventualmente la actividad dejó de parecerle entretenida y abandonó silente la estancia, dirigiéndose hacia el salón, zapping desde el sillón y llamando la atención de Yoda al palmearse las piernas (canturreaba ven conmigo, bonito —pero Yoda se echó en su cama y durmió largo y tendido). Nada interesante se emitía, así que desplazó la atención del televisor al teléfono —redes sociales— y el recibir un email de la universidad le dio la idea para ponerse manos a la obra, laptop sobre las rodillas, para continuar el ensayo que había dejado a medias en clase —aunque no requería una atención inmediata, más no tenía otra cosa por hacer. Los ojos comenzaron a llorarle cansancio y hambre frente a la pantalla, cerrando el dispositivo y dejándolo en la mesa baja, regresando al televisor, dejando cualquiera de los canales y abrazándose a un cojín, visión borrosa hasta que los párpados cayeron rendidos.

Mecida en los brazos cálidos, el cuerpo se le removió, gruñendo sin consciencia una protesta para que volviera a ser dejada en su lugar —sillón incómodo, rodillas pegadas al pecho—, pero nadie obedeció. Sintió en la espalda el blando colchón y, en vez de arrojarla al sueño profundo, la hizo despertar de un pequeño respingo, abriendo los ojos y olvidando de inmediato el sueño que había tenido. Las manos atajaron los hombros ajenos, intención indescifrable —quizás lo retenía, quizás se preparaba para atacarlo—; cuando recordó dónde estaba y comprendió que se trataba de Chan, las manos cayeron sobre su rostro de ojos llorosos, abriendo la boca en un bostezo. Cualquier otra se hubiera apurado en salir de la cama, de la habitación, pero entre ambos había suficiente confianza y libertad como para aquello; ni sexo ni edad habían sido nunca obstáculo para su amistad. La lengua le pedaleó un mal sabor de boca, retirando las palmas y balbuceando:— Tengo hambre.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage



avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Ahn Myung Kyung

Volver arriba Ir abajo

por Oh Jae Chan el Lun 03 Sep 2018, 02:56
Creyó por breves segundos que su misión estaba cumplida y había logrado no despertarla, pero los brazos de la fémina lo retuvieron, sobresaltándolo un poco en sorpresa, quedando quieto sobre ella, apoyando una mano en el colchón para mantener el equilibrio. Finalmente le soltó y Jaechan pudo sentarse en el borde de la cama, contemplando con un dejo de ternura el rostro de Momo, la forma en que bostezaba y la revelación de que tenía hambre. En efecto, el estómago de Chan rugió. – Creo que yo también – Ladeó un poco el rostro, contemplándola desde su posición. – Fallé. Pensé que no te despertaría. Sólo quise intentar que durmieras en un lugar más cómodo – miró la hora en el reloj de su mesa de luz que marcaba medianoche. El tiempo había volado.

Perdón. Me entusiasmé de sobra con lo que estaba haciendo pero ya terminé con todo y tengo tres opciones – fue alzando sus dedos, conforme iba dejando las opciones. – Mi menos favorita, acompañarte a casa, pero hace frío y creo que ninguno de los dos quiere helarse el trasero ahora. Pero entiendo que estés cansada y que quizás tu cama sea más cómoda que la mía – ladeó la sonrisa y prosiguió. – Opción dos: Cenamos y elegimos alguna película o serie para mirar. Creo que tengo bastante comida en la nevera, o bien podemos ordenar algo, o cocinar. Lo que prefieras, eres la invitada– y ahora, faltaba la última opción. – Y como sé que eres una ñoña que se ha traído sus cosas para estudiar, podemos cenar y ver qué podemos hacer con tus exámenes o entregas

No quería ser la mala influencia que distrajera a Momo de sus verdaderas prioridades, a pesar de que aquello fuera otra noche más -de tantas- en las que ambos se quedaban trasnochando y charlando. Después de todo, Jaechan realmente dormía poco.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


There must be some kind of light to come
avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Oh Jae Chan

Volver arriba Ir abajo

por Ahn Myung Kyung el Mar 04 Sep 2018, 00:39

El rugido, proveniente del estómago ajeno, confirmó que no sólo ella se hallaba hambrienta mas preguntó, con timbre perezoso:— ¿Seguro que no te has tragado un león? —y la boca se le torció, burlona, haciendo un ademán hacia el abdomen del otro, como si fuera lo suficiente abultado para que allí cupiera un león al completo —sin pedacitos, sin masticar—; la idea le causó gracia. Apoyó las palmas en el colchón, inclinándose hacia adelante para no caer en el sopor, sacudiendo la cabeza con lentitud. — Mejor. —fue lo único que dijo. Prefería hablar con él  otro rato, en lugar de apoderarse de la cama ancha sin más, y es que no había ido hasta allí con el propósito de caer dormida. Contemplándolo, a tan corta distancia, seguía la aterciopelada piel del rostro y las pestañas se le hacían tirabuzones —le había dicho, anteriormente: tu piel pide que la toquen, Channie y él le había reído—. Se movieron los ojos hasta los largos dedos que le enumeraban y Momo sonreía, preguntándose qué cosa tan bonita había hecho en la vida para que alguien tan valioso estuviera en ella.

— ¿Qué hay de malo en ser una buena estudiante? —reprochó, pero sabía que Jaechan, en realidad, sólo tenía buenas palabras hacia a aquél hábito. — No tengo exámenes cerca, sólo una entrega, pero está casi terminada. —aseguró; además, no se sentía con ganas de ponerse a hacer aquello a tan tardías horas. — Opción cuatro. —no había nombrado ninguna, pero los dientes vestidos de brackets aparecieron en sonrisa fugaz. Boca de piñón, fruncida, y cuatro dedos alzados que se sacudieron frente a él. — Preparas la cena. —el meñique bajó— Inflamos el colchón y yo duermo allí (tú estás demasiado viejo). —escondió el anular— Desayunamos algo especial. Mmm... ¡un desayuno americano! O francés, podemos buscar la receta para hacer crepes en Naver. —sugirió, al bajar el dedo corazón. Sólo el índice restaba, y este lo hundió en el pecho de Jaechan, desviándolo después al propio— Pasamos el sábado juntos.

La mano cayó al regazo, el rostro se torció hacia a un lado, la sien le rozó el hombro al hombre, aunque no la reclinó sobre el mismo. — Bueno, sé que aún estás en modo ermitaño... —Del mismo modo en que sabía que no era para él fácil nada de aquello. Levantarse de la cama, por ejemplo; quizás la mañana próxima no podría hacerlo— Para eso he venido. —confesó, apretando los labios en la encarnación del emoticono ":3". No iba a dejarlo hundirse en su miseria, en recrearse en soledad y pena, no; no iba a dejarlo retroceder. — Encontré una tienda de discos que te encantará. —las palabras se empujaron unas con otras, apresurada, buscando convencerlo de aquella forma.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage



avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Ahn Myung Kyung

Volver arriba Ir abajo

por Oh Jae Chan el Miér 05 Sep 2018, 05:13
¿Opción cuatro? – miró sus dedos y luego a ella, dejando entrever una sonrisa porque intuía que Momo muy seguramente ya tenía algo entre manos. – Te escucho – Los planes de la muchacha consistían en cena, dormir, desayunar y pasar el resto del día juntos. Un plan que en definitiva le seducía bastante, ya que cuando salía con ella, era mucho más sencillo lidiar con el exterior, la gente y el bullicio. Su frescura, sus risas y la forma de ver la vida, le contagiaban aquella simpleza y devoción por las pequeñas cosas, que muchas veces a él le faltaba. – ¿Por qué siempre tus ideas terminan siendo más tentadoras que las mías? – chasqueó la lengua con fingida pena y terminó asintendo con la cabeza.French toasts de desayuno – sugirió. – tengo mucho syrup que un compañero de trabajo trajo de Canadá –

Modo ermitaño. Rió, sabiendo que la descripción era real. Generalmente tenía sus días y varios altibajos, pero sucedían con menos frecuencia gracias a la medicación y la terapia, además claro, de rodearse con gente que lo incitaba a salir y vivir. De lo contrario, su vida solo recaería en su ordenador y sus instrumentos musicales. – Suena como el plan de fin de semana perfecto. Me apunto – llevó las manos al rostro de Momo y tiró de sus mejillas. – Siempre terminas convenciéndome de cosas que no planificaba. ¿Qué clase de brujería haces? – la soltó y se levantó de la cama, estirando sus brazos, terminando de desperezarse luego de haber pasado tanto tiempo sentado.

¿Qué te apetece comer? No tengo cosas demasiado elaboradas, pero creo que hay sobras de pizza – Porque el delivery había sido lo más recurrente en su vida a lo largo de esa semana. – O puedo cocinar algo rápido – estiró su mano para que Momo la tomara y así la ayudó a levantarse. – Aunque tal vez hay kimchi – Su madre en teoría había dejado uno hace una semana, pero considerando que sus amigos solían saquear su nevera, era posible que ya no estuviera. – Si es que mis amigos o sobrino no lo comieron

Caminó en dirección a la cocina y tiritó del frío. A su paso, tomó una manta que había dejado sobre una silla y se cubrió con ella. – Debo arreglar la calefacción, lo siento
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


There must be some kind of light to come
avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Oh Jae Chan

Volver arriba Ir abajo

por Ahn Myung Kyung el Jue 06 Sep 2018, 18:32

Soy más esporádica que tú, ¿no es obvio? Señor aburrido. —respondió, párpados caían pesados, varios aleteos. Aún si jugaba a la arrogancia, la sonrisa irradiaba paz, desafiaba la magnitud del Sol —qué iba a hacer; había nacido con aquél allí. Asintió, de acuerdo con el cambio en la agenda, ya que nunca antes había probado las mismas. — Entonces, ¿es verdad que le ponen sirope a todo? —quiso saber. Siempre se había hallado interesada en el mundo y las distintas costumbres, deseando —algún día (todo lo necesario en una mochila)— poder ir por sí misma a beber de todas. Creía que aquella era la forma única de crecer y no estancarse. La risa de Chan dio volteretas en su estómago, brincó hasta subirse a sus pómulos, morder aquellas manzanas y esbozarle una son/risa a medio camino de ambas.

Se sintió tan feliz de saberlo convencido, que sólo cerró los ojos con fuerza y permitió tirara de la suave piel de sus mejillas, masajeándolas después. No era extraño que la tratara como una niña un instante y una adulta al siguiente. Una... —bajó las manos de su rostro— poderosa. —los ojos se entrecerraron, desafiante, siguiendo la broma. No tenía problema en ser comparada a una bruja, le gustaban del mismo modo en que le gustaban los fantasmas o los aliens. Aprovechando el estiramiento del varón, alargó la mano y hundió los dedos entre la última costilla y la carne, el punto justo donde se escondía el intermitente de la risa, y volvió a esconderla rápidamente, cubriendo con los brazos kilométricos su menudo torso, protegiéndose de una posible venganza. Pero en lugar de aquello, Jaechan estiró la mano y ella la tomó confiada, bajando del colchón con su ayuda. — ¿Ramen y kimchi? —le propuso; la pizza fría le había dejado la nariz arrugada por el asco.

¿Tienes nevera de alquiler? —bromeó, aunque la mención del sobrino la había hecho sonreír con añoranza. Era un niño tan travieso como adorable, y parecían haber congeniado bien y pronto la primera —única— vez que se conocieron; Momo había pillado rápidamente el truco al skate —mantenerse sobre el mismo, tomar impulso, derrapar— y el niño le había dado el visto bueno, aunque en principio preguntó si no era muy joven para ser la novia de su tío, mientras este estaba en el lavabo. — No importa, veamos qué encontramos. Estoy bien con cualquier cosa. —lo tranquilizó, siguiéndolo— Excepto la pizza fría. Suena a algo que me dará pesadillas. —No sentía frío (de hecho, notó la baja temperatura porque este la mencionó), incluso yendo en calcetines por la casa, pero ella llevaba un jersey de punto y Chan apenas una camiseta, así que solo dijo:— Abrígate. —no reproche, más como un ¡duh! Al verlo envolverse en la manta, deteniéndose en la cocina, Momo se relamió idea y echó los brazos por sus hombros, desde la espalda, saltando sobre la lumbar y aferrándose con las piernas sobre su ombligo, apretada a él como un koala, el cabello echado a un costado y los brazos evitando ahogo.

Apoyó la barbilla en su clavícula. — Se está cómoda desde aquí. ¿Y tú? ¿estás calentito? —ladeó el rostro ligeramente, mirándolo. ¿Cómo iban a estar cómodos? Era un gigante echado sobre otro. La risa le estalló contra la mejilla de Channie, jovial, ondulándose. Pero sus extremidades se apretaron más a la anatomía del varón, al apaciguarse. Este no necesitaba sujetarla, ella hacía toda la fuerza con sus propias piernas, así, preguntó:— Oye, ¿puedes cocinar así? —curiosa, retándolo.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage



avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Ahn Myung Kyung

Volver arriba Ir abajo

por Oh Jae Chan el Lun 10 Sep 2018, 01:48
Sus pies se arrastraban sobre el piso conforme caminaba a la cocina y tomaba de la mano a Momo; holgazán, perezoso, un poco cansado quizás pero la sonrisa ladina no se desvanecía de su rostro. Suponía que su acompañante irradiaba aquella frescura y juventud que él necesitaba y producto de ello, su ánimo cambiaba. Pero además de tener una personalidad chispeante, también era inesperada, asombrándolo a diario, tal y como lo hacía ahora al trepar sobre su espalda, por poco perdiendo el equilibrio. – ¿Qué haces allí? – giró un poco su rostro y las pieles se tocaron de forma sutil, rompiendo ambos en risas cómplices, erizándole un poco la piel ante la cercanía. – Estoy abrigado de sobra ahora – la acomodó mejor y la llevó consigo hasta la cocina, revisando qué cosas había en la nevera. – No lo sé, ¿quieres que probemos? – inquirió, ante la pregunta de si podría cocinar así. – Si lo logro, ¿qué me gano?

Sacó varios ingredientes de la nevera y comenzó a ponerse manos a la obra. – Cuando dormía en los dorms con mis ex compañeros de grupo, era el encargado de cocinar – le relató, mientras también ponía a calentar huevos, echando luego cebollas y hongos junto a la carne en otra olla. Siguió colocando sus especias favoritas y terminó poniendo agua, para dejar un buen tiempo que todos los ingredientes fueran cocinándose y uniendo los sabores.

Momo, soy viejo, ya no puedo seguir sosteniéndote – admitió entre risas y con cuidado la apoyó arriba del desayunador, dejándola sentada allí. Al darse vuelta y contemplarla, notó lo adorable que se veía, aún algo somnolienta. Tiene dieciocho años. Dieciocho. Repite, dieciocho. Se sentía apenado consigo mismo, por fijarse en ella de esa forma y se alejó un paso, apoyándose del lado contrario, cruzándose de brazos. – Cuéntame que has hecho en la semana. Yo sólo estuve tapado en trabajo y con proyectos de grupos rookies, nada relevante. Supongo que tu vida es más interesante
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


There must be some kind of light to come
avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Oh Jae Chan

Volver arriba Ir abajo

por Ahn Myung Kyung el Sáb 15 Sep 2018, 05:15

—  Momo-manta. —farfulló, masticando la tonta idea de un anuncio (de teletienda, obviamente) similar al de la batamanta pero en su lugar, ella, con una manta en lugar de cuerpo y su cabeza intacta (también manitas, a los lados): ¡Momo-manta! —porque no era en absoluto terrorífico, claro que no. Pestañeó varias veces, como si saliera de la ensoñación, y asintió una vez, a su pregunta, aferrándose con ahínco a él para que no fuera necesario cargarla. Divertida porque de pronto se hubiera tornado un juego, apretó los labios, pensándolo a la melodía de un:— Mmm... —que duró unos breves segundos— Un beso. —respondió, con naturalidad. No debía haber contemplado demasiado sus palabras, parecía, pues era criatura de impulsos, sin embargo, no parecía haber quedado petrificada por su propia necedad o niñería, simplemente unió sus propios dedos y desvió la atención a los utensilios de cocina, a la nevera —como si no fuera en serio, aunque sin hacer nada por aclarar que se trataba de una broma (¿lo era?).

Oh, ¿en serio? —no ocultó su asombro— No te tomaba por un cocinitas, ¿acaso has estado ocultándolo de mí a propósito? —inquiría, con cierto eco desafiante; Chan sabía cuánto apreciaba la comida o, mejor, la buena comida. Lejos de toda broma, Momo sonreía con ligereza, oliendo encantada lo que se iba cociendo en la olla y tratando de adivinar así de qué se trataba; pero tan cerca, no podía evitar ladear el rostro para contemplarle la aterciopelada piel de cerca y con el dorso del índice, con suavidad, acariciársela —no era un gesto extraño, después de todo. Abrió la boca para alabarle aquella, pero Chan se adelantó. Ella se aferró a su espalda hasta el último momento. — Nooo, ¿por quéee? No peso nada, ¡mira! No necesito que me cojas, soy como un mono, ¿lo ves? —aún se aferraba a él de brazos y piernas, literalmente, mientras este se inclinaba hacia atrás para dejarla sentada en la encimera. Se resignó, farfullando queja en voz baja. — Qué débil, Channie. —chasqueó la lengua y se cruzó de brazos, aunque estos terminaron por bajar al regazo, notando que el varón la contemplaba. ¿Qué?, se le quedó en la lengua, pues hubo algo extraño en cómo se alejó de ella de aquella forma (el corazón se le encogió como una pasa, por algún motivo).

Para nada. —suspiró; su vida era la misma de siempre, una rutina que llevaba como un reloj (qué contradicción, con lo espontánea que ella llegaba a ser). Eso es bueno, ¿sabes? —dijo, de él, alargando el brazo hasta un cajón bajo su rodilla, de donde sacó una bolsa —cerrada con una pinza— de picos de pan, llevándose uno de aquellos a la boca. — Tu trabajo es muy creativo, así que en realidad todo eso te ayuda con tu depresión. Aún así, no deja de ser trabajo. —le recordó, pues ya le había insistido en incontables ocasiones que debía hallar un pasatiempo del que disfrutara, uno que no le produjera estrés y que pudiera utilizar para canalizar sus emociones, aunque ni ella misma tenía algo así —fuérzate, le tarareaba, como un estribillo; Momo asistía cada fin de semana a cortas clases por eso mismo. — Estoy orgullosa de ti. —dijo de pronto, comiendo otro pico de pan y arañando con la uña el aparato dental, allá donde había quedado atorada una miga.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage



avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Ahn Myung Kyung

Volver arriba Ir abajo

por Oh Jae Chan el Dom 16 Sep 2018, 19:31
No soy debil, soy viejo y estoy agotado – bromeó. ¿Con esto merezco al menos un beso en la mejilla?Estoy yendo a correr también – le hizo saber, que si bien no era un hobbie, le despejaba la mente y era algo que su psicólogo le había aconsejado; actividad física diaria, aunque sean sólo cuarenta minutos.y tal vez me anote a un curso de fotografía o empiece a componer canciones sólo para mi, que nunca verán la luz, porque soy un maldito egoísta – volvió a controlar todo lo que estaba cocinando, sacando luego paquetes de ramen para ponerlo en una de las ollas y ladeó un poco los labios al oír que Momo estaba orgullosa de él. – ¿Lo estás?

Se giró hasta estar una vez más frente a ella y apoyó ambas manos a cada lado de Momo, sobre el desayunador. El cuerpo inclinándose un poco para descansar y la contempló con curiosidad. Muchas veces se preguntaba como alguien tan vivaz como ella, le había abierto las puertas para entrar en su vida.
Con gesto nervioso, quizo poder acercarse un poco más a ella y lo estaba haciendo, casi palpitando la tensión en el ambiente, hasta que Yoda comenzó a ladrar, haciéndolo dar un pequeño respingo, obligándose a prestarle atención. ¿El motivo de su ladrido? El agua estaba saliéndose por todos lados de la olla. – Aigooo – rápidamente apagó el fuego y miró con decepción el desastre sobre su cocina.

Agradeció que nada de ello se había desperdiciado y suspiró, algo vencido. – Aún podemos cenar, tengo todo bajo control – anunció y se llevó las manos a sus mejillas, aplastándolas. – quise impresionarte y ha salido mal – rió y fue en busca de los bol para el ramen, repartiendo las porciones entre ambos. – Ve a sentarte, enseguida voy con todo – le aseguró, mientras se movía de un lado al otro por la cocina para ir buscando todo lo que necesitaban para finalmente cenar.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


There must be some kind of light to come
avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Oh Jae Chan

Volver arriba Ir abajo

por Ahn Myung Kyung el Vie 05 Oct 2018, 05:03

Viejo... —masculló, alzando la mano extendida como si fuera a golpear su brazo, pero nunca lo hizo. La hundió en la bolsa de pan— ¡Yah! Si eres viejo, lo eres de espíritu y es culpa tuya. Mi abuela es una anciana, pero no es vieja, ¿sabes? Porque sigue buscando formas de reinventarse a sí misma. Por la edad... podemos llamarte madurito sexy —propuso, pero no iba en serio, añadiendo un:— o todavía no. —con una desaprobación juguetona y una sonrisa torcida. Lo escuchó mientras comía pan, asintiendo para sí a las ideas que enumeraba, todas ellas pareciéndole buenas. — No eres nada egoísta, —reprochó— eres la persona menos egoísta del mundo. —En la universidad, no eran pocas las bocas que lo alababan. Por mucho que pareciera esforzarse por la vida de ermitaño, como Momo decía, seguía siendo alguien definitivamente carismático y poseedor de un corazón gigantesco (tan ancho, que Momo podría mudarse allí en invierno para no pasar frío).

Asintió de nuevo, de inmediato. — Claro que lo estoy. —Estaba dispuesta a enumerar las razones por las que se hallaba orgullosa de él, pero al alzar los ojos, Chan estaba allí. Había apoyado ambas manos en la encimera y la contemplaba en una cercanía que cualquiera llamaría peligrosa. La fémina bajó la bolsa de pan hasta las piernas, aunque aún la sostenía, y los ojos le titilaron al contemplarlo de aquella forma —el corazón salió, dio una maratón al mundo y después regresó—, quieta en el reducido espacio, pero pestañas apuntaron a los labios ajenos e imploró, acercando la barbilla con sutileza, porque el varón terminara de acortar la distancia. No pasó. El ladrido los hizo brincar a ambos, alertándolos del desastre que ocurría sobre los fogones.

Dejó la bolsa de pan en la encimera y bajó de la misma de un brinco, notando el pelaje del animal contra los tobillos desnudos mientras se movía, alargando los brazos en ademán de ayudar, pero el otro se adelantó. — ¿Seguro que no necesitas ayuda? —inquirió, sin retintín, preocupada porque fuera a prenderle fuego a la cocina. Se agachó para tomar en brazos a Yoda, que batía la cola alegremente, con las orejas puntiagudas, bien atento de la situación. — Ni si quiera Yoda se fía. En fin, grita fuerte si nos necesitas~ —canturreó, moviéndose por la casa conocida hasta el comedor, como Chan le había pedido.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage



avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Ahn Myung Kyung

Volver arriba Ir abajo

por Oh Jae Chan el Jue 11 Oct 2018, 02:33
N-no...Estoy bien, descuida – aún estaba un poco nervioso por lo que probablemente podría haber sucedido de no ser porque su gran amigo Yoda había comenzado a ladrar para avisarle del desastre en la cocina, y por supuesto, había matado todo el mood que Chan había llegado a alcanzar. Suspiró y miró todo lo que había en la cocina, poniéndose nuevamente manos a la obra para llevar todo al comedor y que pudieran finalmente cenar.

vamos, aliméntate antes de que se enfríe o vuelvas a caer dormida – se sentó justo frente a ella y le miró con gracia. Sin saber cómo, terminaba pasando más tiempo con Momo que con nadie más. Quizás era porque ella le dejaba ser, comprendía sus inseguridades y los días que simplemente no deseaba hablar, lo acompañaba en el silencio. – ¿te gusta? – señaló el bol que contenía el ramen y luego comenzó a comer del suyo, llevándose una buena cantidad y medio riendo. A pesar del pequeño accidente, su comida tenía un sabor óptimo.

es muy probable que me quede dormido mañana, no dudes en empujarme de la cama si hace falta – generalmente los sábados eran los días que más agotado estaba, acumulando el cansancio de la semana y sumado a eso, los medicamentos para dormir eran más que eficientes. – tiendo a dormir bastante los domingos – bajó un poco la vista y ladeó los labios. En general, podía decirse que los domingos era una mierda depresiva más semejante a un potus o una roca.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


There must be some kind of light to come
avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Oh Jae Chan

Volver arriba Ir abajo

por Ahn Myung Kyung el Sáb 13 Oct 2018, 10:24
Estaba jugando con Yoda cuando lo vio llegar, así que abandonó la pelota y se sentó en la mesa, inquieta por el hambre. Contempló el vaho que provenía del ramen caliente y sonrió; al final, terminaban alimentándose de cualquier cosa. Con los palillos, tomó un poco de kimchi y lo enredó con el ramen, soplándolo antes de llevárselo a la boca. — Sabe a ramen. —dijo, con los ojos pardos emitiendo destellos de travesura. Era lo más básico de la cocina coreana, ¡solo faltaría que no supiera preparar ni si quiera eso! Puso kimchi, también, sobre los palillos de Jaechan, justo cuando iba a llevarse los fideos a la boca, animándolo con una sonrisa silenciosa a dar el bocado. Comió con gusto, asegurándose de no correr, pero apaciguando a tiempo las quejas del estómago.

Créeme, lo haré. —le aseguró, porque Momo no necesitaba de ningún permiso para dar saltos o arrastrar a nadie a ser productivo (estaba en su sangre, decía su madre). Tan pronto pensó en esta, se puso en pie para tomar su teléfono y notificarla de que no dormiría en casa, aliviando la preocupación creciente que había quedado plasmada en un par de llamadas perdidas. Su madre no conocía personalmente a Chan, pero Momo sabía que le agradaba (pues mucho había oído de él) y que confiaba en que era un buen chico, quizás porque no sabía de la diferencia de edad entre ambos, pero fuera como fuera, Momo le dijo la verdad y la mujer no opuso nada en contra. — Mi madre. —le explicó al varón, a la par que dejaba el aparato bloqueado al lado de la mesa.

Terminó el vaso de agua y sus ojos se dirigieron a Yoda, que sentado en su cómodo cojín, los contemplaba con cierta tristeza (haciéndola sentir culpable, como a cualquier humano, por no haberle dado un poco de la comida); apartó de él los ojos para no caer en esa tentación, y se puso a recoger los cacharros, llevándolos de vuelta al fregadero. — Hagamos cadena de trabajo. —propuso, alzando el rostro para encarar al varón que, tras ella, había acudido con el resto de utensilios. — ¿Yo friego y tú secas? —ya se había remangado. El jabón se hizo espuma, y el agua tibia cubrió el silencio entre ambos, nunca incómodo. Momo tarareaba por lo bajo la última canción de la radio, y el codo le chocaba con el del hombre en una casualidad ñoña.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage



avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Ahn Myung Kyung

Volver arriba Ir abajo

por Oh Jae Chan el Dom 14 Oct 2018, 03:03
¿Tu madre? ¿Le has dicho que estás...? – se rascó la mejilla, incómodo. La brecha de edades entre ellos era bastante amplia y no sabía que tan feliz podría estar la madre de Momo, sabiendo que estaba quedándose en la casa de un hombre (aunque no se sintiese como tal, hombre, más bien niño) que le llevaba varios años. Indefectiblemente, aquello le dio un sabor algo amargo. Algunos podrían llegar a mal interpretar, cuando en realidad lo que deseaba era cuidar de ella.

Terminando ya con la comida, se levantó en silencio, aún un poco turbado por la oleada de pensamientos de si aquello estaba bien, si era correcto y si era enfermizo haberla querido besar momentos atrás. Estás muy mal. Asintió quedamente con la cabeza cuando ella le dijo que lavaría y el secaría e intentó esbozar una sonrisa, aunque seguramente le salió bastante mal. ¿Qué hacía allí lavando platos con él, cuando podría estar saliendo con chicos de su edad, juntándose con amigos de la universidad, teniendo citas...? La miró de reojo cuando le pasó un plato para secar y reprimió un suspiro. ¿Qué era lo que hacía que Momo estuviese a su lado?

Con ese pensamiento, tras terminar de secar los trastos, Jaechan fue a cambiarse por su pijama, lavar sus dientes y regresar casi a la par que Momo. El sueño comenzaba a dominarlo, así que le indicó que pasara a su habitación. – Momo, ¿no sales con nadie en la universidad? - preguntó entonces, mientras abría las sábanas de su cama y se metía dentro. – ¿no es más entretenido ir a beber o lo que sea que haga la gente de tu edad? – se recostó de costado, al borde de la cama, sólo para contemplar a la chica abajo, recostado en el colchón del piso.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


There must be some kind of light to come
avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Oh Jae Chan

Volver arriba Ir abajo

por Ahn Myung Kyung el Lun 15 Oct 2018, 09:51
Asintió. — Bueno, —comenzó a decir, desconociendo hacia dónde viraban los pensamientos de Chan— confía en mí y nunca me regaña por nada. A cambio, soy sincera con ella. —Quizás, era otra de las tantas cosas que tenían que ver con el cáncer, pero su madre realmente no le había puesto impedimentas en hacer lo que deseara una vez salió del hospital; solía mostrarse continuamente preocupada, aunque a menudo sonreía para que Momo no se sintiera mal. El mismo tipo de sonrisa pareció esbozar entonces el varón, mientras fregaban la vajilla. Ella miró un poco más aquella mueca que no le alcanzaba a los ojos, y pese a su curiosidad no dijo nada, desviando de ella la atención y diciéndose que debía seguir respetando su espacio.

Mientras tarareaba, se preguntó si no estaría teniendo una buena noche, prometiéndose que al día siguiente todo funcionaría e iría bien, porque incluso si Chan resultaba incapaz de salir de la cama, se quedaría con él. Todo estuvo... callado mientras se aseaban y cambiaban —Momo bastándose de una de las camisetas como camisón—, y en todo aquél tiempo, Momo se mostró serena, un silente apoyo tras él que apagaba las luces de las habitaciones a medida que se dirigían al dormitorio. Cerró la puerta del mismo y se vio sorprendida por la pregunta, dirigiéndose al colchón que había preparado en el suelo. — ¿A qué te refieres? —preguntó, dubitativa, no sabiendo si se refería a su vida sentimental o simplemente a salir con amigos, y en cualquiera de los casos, no terminaba de comprenderla (¿a qué venía?).  

Se metió en las sábanas, el cuerpo inclinado hacia la cama grande y elevando los ojos para contemplarlo. La gente de tu edad, de pronto comprendió parte de lo que lo había estado turbando. — No bebo. —respondió, a medida que sus comisuras se alzaban. — Salgo con otros amigos, cuando me apetece. Además, tú eres alguien de la universidad. —reprochó, tirándose de las hebras y peinándolas distraídamente sobre su pecho— ¿Qué hay de malo en salir contigo? ¿no puedo?
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage



avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Ahn Myung Kyung

Volver arriba Ir abajo

por Oh Jae Chan el Miér 17 Oct 2018, 02:08
Sus brazos abrazaron su almohada y su mejilla se aplastó en ella, contemplando a Momo desde su cama, pestañeando con lentitud al escuchar sus palabras. – No es eso – murmuró, siendo incapaz de explicarle cómo se sentía. Para personas tan inseguras y acomplejadas como él, siempre le sería extraño que alguien quisiese pasar tiempo a su lado. Y temores como soy aburrido, no soy interesante o molesto al resto eran más que frecuentes, haciendo que más de una vez se alejara a propósito del resto por culpa de todos esos pensamientos. – No te preocupes – sentenció finalmente, restándole importancia. No quería enfrascarla en una larga conversación sobre sus complejos, depresión y ansiedad. – Duerme bien – estiró su brazo para alcanzar su clonazepam y una botella de agua, bebiendo la medicación como de costumbre. – Si tienes frío, despiértame, te daré más frazadas

Tras un largo suspiro, apagó la luz y dejó de lado su teléfono móvil, hábito que había dejado hace relativamente poco por recomendación de su psicólogo, pues a menudo Instagram y las redes sociales en general lo hacían sentir bastante solitario y miserable.

Se giró hacia el otro costado y se quedó un buen rato mirando a la nada, pensando en que quizás el día siguiente sería mucho mejor y sonrió para sí mismo, algo reconfortado con la idea de tener buenos planes con Momo.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


There must be some kind of light to come
avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Oh Jae Chan

Volver arriba Ir abajo

por Ahn Myung Kyung el Miér 24 Oct 2018, 15:18
Quiso insistir, enfrascarse en un tonto debate contra los complejos del varón, hacerle saber que para ella era importante y siempre bienvenido, que a sus ojos era maravilloso; y sin embargo supo que debía callar y simplemente dejarlo ser por aquella noche, permitirle descanso y un día nuevo —y así hizo. Tiró de las sábanas, arremolinándolas cómodamente contra ella, y suspiró un meloso:— Buenas noches. —cerrando los ojos a la par que la luz. Pensó que, de tener frío, lo mejor sería que la abrazara, pero aquello también lo dejó estar. El pensamiento se arrugó y se ensancharon los sueños, sumiéndola en un profundo y sereno letargo.


Tan pronto los haces de luz dorada entraron, como a puntillas, en el habitáculo, los párpados se le abrieron —pestañas desenredándose las legañas y los sueños— y, tras un rápido viaje ida y vuelta del baño, se detuvo junto a la ancha cama y contempló el dormido semblante de Jaechan, sonriendo bobamente, complacida al verlo dormir del tirón —medicación, lo sabía— y sintiendo un último y escueto pellizco de culpa, antes de. Echada sobre él, trepó cama y espalda; las hebras cayeron sobre la mejilla a la que se asomaba. — Buenos díiiiaaas, dulce flor, joven árrrboool, pajarillo mío pío~ —con la voz ronca, se echaba a reír; de oírse tan lamentable, pero la ilusión seguía allí y se entreoía intención en su tontería.

Los ojos lucían hinchados por el reciente sueño y, aún así, cuando los pómulos se le alzaban en risa, parecía tan bonita como de costumbre. Las manos zarandeaban sin mucha crueldad el hombro de Chan, la voz cayéndole caliente en la piel:— Que vamos a salir a hacerle la competencia al Sol~ —seguía. E hizo el cuerpo rodar, y los calcetines dispares subieron al colchón con ella, y en diagonal sobre el pecho del varón, sus manos retiraron las hebras de sobre las cejas, en una caricia tierna, y le dedicó una sonrisa inhumanamente luminosa —dientes desnudos, los aparatos dentales aún en su recipiente. — ¡Oh! ¿Ya estás despierto? —pero ella sabía que lo estaba, porque la miraba, también.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage



avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Ahn Myung Kyung

Volver arriba Ir abajo

por Oh Jae Chan el Sáb 27 Oct 2018, 23:14
El peso sobre su cuerpo le hizo soltar un quejido, más no por dolor, sino de quién se sabe holgazán por las mañanas. Un rezo al déjame cinco minutos más, que se vieron interrumpidos al oír la cantarina voz de Momo. ¿Dulce flor? Poco a poco fue abriendo los ojos, moviéndose como oruga envuelta en edredones. – es temprano – la voz ronca le saludó y contempló la luz del sol con un ojo cerrado y otro abierto. Un mechón de cabello rebelde hacia arriba y la expresión que aún no terminaba de comprender la situación. – Momo, no – sus hombros se movían al suave forcejeo de la muchacha y él buscaba refugio en su almohada.

Cambio de posiciones, vuelta a la realidad. Corazón desbocado y el rostro precioso de Momo le enseñaba una sonrisa a él, y nadie más que él. No contestó. Su presencia lo deslumbraba e irradiaba alegría. – ¿No lo sé? Tal vez aún seas parte de mi sueño, parte de la canción que ideaba en mi cabeza – terminó de decir luego de varios segundos en silencio, devolviéndole el gesto, una sonrisa ladina, tímida. – ¿Cómo saberlo? – removió su brazo fuera del edredón y la mano acarició la mejilla de Momo. – oh – continuó la caricia hasta jugar con las hebras de su cabello. – es real – no soñaba, estaba despierto.

Treinta minutos más – ni cinco, ni diez. Treinta.

La mano que recorría las hebras, había alcanzado la parte posterior del cuello de Momo, la acercó entonces a él, pero a medio camino se arrepintió, optando por acomodarla a su lado, dejarla descansar cerca de su cuello, abrazándola luego por encima. Cerró los ojos y sonrió infantilmente al no dejarla escapar. – No tienes salida
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


There must be some kind of light to come
avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Oh Jae Chan

Volver arriba Ir abajo

por Contenido patrocinado
123
Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:

No puedes responder a temas en este foro.