interlude: the things i've done —bws.
NOTICIAS
06.11. VYR, KSJ Y MYP CERRADOS Debido a la gran cantidad de personajes, no se aceptarán más personajes en dichas empresas (ni parte de grupos, trabajadores o búsquedas). Aquellos que no tengan color y no hayan subido su ficha antes de este mensaje, no podrán acceder a la empresa y tendrán que buscar otra. 21.10. RCKSTR CERRADO Debido a esta noticia la empresa de RCKSTR no estará aceptando nuevos miembros en la misma, ya sean Idols o personal. Pronto se abrirán los cupos para nuevos grupos y personal. 29.12 Abrimos el foro Hemos cumplido diez meses online, ¡muchas gracias por todo y a por muchos más!
ADMINISTRATIVAS
APOYO Y PNJ
NOVIEMBRE DE 2018 La hora y tiempo del mes actual en Seúl, Corea. Usa esta información para hacer tus temas mucho más realistas.
X
comeback stages julio
CANCIÓN:
SOMETHING NEW
DEBUT SOLISTA
MINI-ALBUM
ARTISTA:
HAN SU MI
KSJ
ENTERTAINMENT
240 PUNTOS CONSEGUIDOS
DORAMA:
FUGITIVE LOVERS
DEBUT:
ACTRIZ
ARTISTA:
HWAN TAE JOON
MYP ENTERTAINMENT 1445 PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
Últimos temas
» Some kind of friends | Libre
por Bae Kyul Wan Hoy a las 04:44

» is that... yoga? — nyumi.
por Bae Kyul Wan Hoy a las 04:20

» not food — jsh
por Kousaka Hitoka Hoy a las 04:10

» no longer — KTS
por Kousaka Hitoka Hoy a las 03:58

» kids problems — seonghun
por Son Seong Hun Hoy a las 03:37

» a new member — SSH
por Son Seong Hun Hoy a las 03:19

» stop looking at me - Noah
por Noah Voon Hoy a las 03:04

» the struggle is real – yanlin
por Go Ye Rim Hoy a las 03:01

» we win or we die, better know as we fucked up. — SSH.
por Son Seong Hun Hoy a las 02:28

» keeper ― KS
por Son Seong Hun Hoy a las 02:08

» The beginnings || SSH
por Son Seong Hun Hoy a las 01:37

» Registro Global.
por Miss N Ayer a las 23:07

» memory clock — HYW
por Hong Ye Won Ayer a las 22:17

» coffee shop soundtrack —amd
por Han Mi Yeon Ayer a las 21:02

» tender — uwk
por Um Won Sik Ayer a las 20:25

» gods and monsters { tramas
por Zhou Jian Tiang Ayer a las 18:22

» Esta vez lo haremos mejor | Seong Hun
por Son Seong Hun Ayer a las 18:14

» lost puppies — geunsuk, fb
por Son Seong Hun Ayer a las 18:00

» halloween shopping — YDH
por Yeon Ye Rim Ayer a las 17:36

» it's fate — LJM
por Yeon Ye Rim Ayer a las 17:25


interlude: the things i've done —bws.

Ir abajo

por Chae Eun Bi el Mar 04 Sep 2018, 02:59
( 07.09 @ 19h )


No miró el reloj, sabiendo que restarían tal vez unos minutos, tan sólo, para la hora de cierre. Corriendo calle abajo, el cartel de la farmacia se acercaba más y más a ella, figura menuda que exhalaba agotamiento, pues el recorrido hasta allá había sido largo. Pidiendo perdón cada vez que chocaba contra otro, se cercioraba después de que los documentos médicos que portaba en la mano —a nombre de la abuela y no el propio— se mantuvieran de una sola pieza. Las transparentes puertas automáticas se abrieron al notarla, haciéndola liberar un suspiro de alivio e ingresando en el establecimiento; había llegado por los pelos (quizás, no suerte), la agenda de la joven llena de anotaciones y relojes cruzados, habiendo escapado de la empresa de entretenimiento para llegar allí y suplir a la anciana, a la que había instado en la última semana para acudir ella misma, aunque siempre lo había olvidado.

Alisó las arrugas de la prescripción con ambas manos, echándose las hebras más despeinadas tras las orejas, y en lo que avanzaba, figura masculina daba la espalda al mostrador y cruzaba, camino a la salida. Se echó a temblar. El ancho de la espalda no coincidía, demasiado fornida, tal vez, hundida, otro tanto; cuánto había transcurrido (entre ambos, nada —se les murió la intimidad, las manos enlazadas con pulseras de amistad gemelas), pero la forma de clavar el talón en la tierra —como señalándola suya—, tan distinta de los ojos adustos, seguía siendo la misma. Uniforme escolar había sido sustituido, se privó de la curiosidad, diciéndose nada le daba derecho para la misma. Y quiso retirar los ojos, por ende, quiso mirar a la dependienta en bata blanca y sonreír, fingir la vida había seguido —que sí lo había hecho— y el corazón no le tiritaba en culpa, en quizás y, también, tal vez. La distancia era estrecha, el local no demasiado amplio, aunque a ella le pesó como si entre ellos existieran —no leguas, sino— años luz.

Agachó la cabeza como un animalillo penoso y asustado, apurándose hasta el mostrador y tendiendo los papeles, saludando bajito, tanto que la voz quedó bajo el pitido del escáner al pasar sobre el código. Y la mujer, que la atendía siempre, preguntó si algo malo ocurría, achacando el estado de la abuela a la causa de su mal, pómulos que se habían hundido (por el hambre de (re)conocerle —el de tantear hacia aquella mano callosa y llorarle disculpas,  aferrada a ella como si rogara salvación, preguntarle después, cuando el egoísmo hubiera caducado: ¿viviste? ¿o sólo sobreviviste?). Tomó la pequeña bolsa, caja en el interior, y salió a paso apremiante. En la calle, buscó de puntillas por la dirección en la que este había marchado, alzando la nariz como si pudiera olfatearlo —pues lo recordaba vívidamente, el olor (que desprendía tras un partido de fútbol, cuando ella lo aguardaba junto a la fuente con un cartoncito de banana milk y sonrisa)— y la espalda, apareció la espalda, como una violenta remembranza de la última vez que lo vio: ella echada en un charco de lodo, él con odio en vez de lágrimas.

Echó a correr sin vergüenza, corazón en la garganta, y aún si las piernas flaquearon continuó, se obligó a continuar, hasta que halló la tela de su chaquetilla y la agarró, con fuerza pero sin convicción, deteniendo el paso en un jadeo, ojos como charcos. Como aquella vez, cuando se abrazó las rodillas de sangre y barro, sólo miró el punto entre sus omóplatos y no se halló el coraje para nombrarlo.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage




avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Chae Eun Bi

Volver arriba Ir abajo

por Bak Won Sik el Miér 10 Oct 2018, 05:22


Prescripciones que no sabía si funcionaban verdaderamente. Se empeñaba en comprarlas. Acudía a la farmacia puntual, volcaba el sueldo y volvía a casa con los hombros bajos, pareciendo que hablaba solo en lugar de a la figura inmóvil del salón. Se había hecho a la rutina, al ambiente siempre lúgubre de la casa que todos tanto trataban de disimular. Ahogaba breves risas con la hermana en la cocina, ante el miedo de enfrentar el espacio vacío, el sonido de la televisión siempre puesta en el salón, como si eso pudiese dotar de cierta vida a la madre en la butaca. Los horarios eran dispares, y existían momentos en los que quedaba solo. Entonces no podía correr, sacaba la silla al porche trasero y se sentaba recurriendo al monólogo que sabía nunca sería respondido, hasta que llegase el momento de llevarla de nuevo al interior de la casa.

En la farmacia, fue escueto con la dependienta, las manos tomando las cajas, contándolas y guardándolas para desaparecer de allí cuanto antes. Su cabeza se inclinó en una reverencia que quedó en esbozo, y tras eso caminó pausado hacia la salida, esquivando cuerpos y miradas ante la bolsa cargada que sacaba de allí.

Casi no la reconoció. Los ojos de ella lo interrumpieron, clavados en él, lamiéndole la piel en arrebato lastimero, y Won Sik lo odió. La supo diferente, el cabello lacio, haciéndola ver más adulta, sin rastro de las trenzas, las pinzas, los recogidos medio deshechos con los que lo esperaba a la salida del pabellón de gimnasia. Sus zapatos se aceleraron, el cuerpo abandonando el establecimiento, llegando a apretar el paso, hasta que con las piernas daba zancadas, su respiración acelerándose. Sintió ensordecedor el pulso en el pecho, ardía, y entonces fue aminorando la marcha,   creyéndose lejos, deteniéndose en el cruce de dos calles.

Hacía años que no daba con Eunbi, tiempo en el que se había privado de pensar en esta, en la sonrisa amable que lo saludaba incansable cada vez que se encontraban. Y podría haber seguido así, las vueltas tranquilas a casa, las charlas triviales entre clases. Si tan solo... no hubiese... pero no.

El tirón de la chaqueta lo sacudió por dentro, y se supo frágil, incapaz de mirarla, escucharla siquiera sin volver al entorno de hospital, a las figuras que en bata blanca tiraban de él para prevenirle de entrar en el quirófano y verla a ella, madre, manchada de gris. Le tembló la mano en torno a la bolsa, exhalando aire con las pupilas detenidas sobre el asfalto, y entonces viró, gesto brusco, el brazo zafándose, apartándola a ella, empujándola lejos de si como si de nada, un peso muerto, se tratase. —...No —Mandíbula tensa y frase inacabada, mientras trataba de formar el resto, los pensamientos atropellándose y derramándose en una masa uniforme de la que no extrajo sentido.

¿Y por qué ahora? ¿Por qué? Cuando la había creído fantasma ya, en el pasado. Reencuentro muy poco probable con ella marchando al colegio privado, privilegiada, alejándola de la normalidad —la suya—, del deshecho, de la herida. Giró el rostro, advirtiéndola en el suelo, sobre el asfalto, rodillas raspadas y siquiera parpadeó, aún cuando se superpuso sobre ella la imagen menuda de la niña en el charco de lodo, de la pulsera de cuerda rota a sus pies.

Márchate.—reprimió: por favor.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Bak Won Sik

Volver arriba Ir abajo

por Chae Eun Bi el Sáb 13 Oct 2018, 11:05
El asfalto arañó las rodillas desnudas, el peso moviéndose a un muslo con lamento, llevando en gimoteo las manos vacías a la sangre —la bolsa se le había desprendido de los dedos y, un poco más allá, yacían las cajas de medicamentos, contemplándola tan patéticas como ella. Y aunque previó el rechazo, el corazón se resintió como si hubiera sido quién cayó al suelo, en su lugar. Como las hojas caducas que, en temblores, se aferraban a las ramas flacas de los árboles moribundos, Eunbi había osado agarrarse a él en una súplica imposible (que Wonsik, aún si ella no la dijo, debió oírle) y había respondido (entre dientes, había marchitado la frágil esperanza de la muchacha con uno —solo, ¿sencillo?— vocablo); como las hojas, cayó en abandono y con ojos de otoño —de nostalgia, de crepitar, de hogar— lo contempló.

Los viandantes los sortearon, repudio para él y compasión para ella, y apremiada por aquellas miradas se puso en pie, sacudiéndose la falda con los medicamentos de nuevo en la bolsa y sus manos cometieron el error de alargarse una vez más —la razón, más rápida, le rogó detenerse y así lo hizo (antes de alcanzarle las manos). El corazón latía injusticia, deseosa de hacerse oír entre el rumor, alegar "él es inocente" pese al riachuelo de sangre que llevaba en las rodillas; y aunque pareciera falsa, aquella era la verdad última. Eunbi, aún si torpe y frágil, aún si pálida y bonita, era la única culpable. — S-sí... —el inevitable tartamudeo, remordimiento de mirarlo, ojos que se movían abnegados (pero ella había sostenido todo aquél tiempo en la garganta y las lágrimas no le caerían tan fácil).

Sí, me marcharé, me marcharé —repetía, deseando convencerlo con desgaste, como si dejara arma en el suelo y alzara las manos limpias— pero... por favor, solo... yo... —Al final, lo miró. Con los orbes, otra vez; con los orbes, lo apuntaba. Llevaba los ventrículos enredados en el gatillo y su historia se hizo bala en la recámara. Egoísta o no, hubo un disparo.

— Lo siento.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage




avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Chae Eun Bi

Volver arriba Ir abajo

por Bak Won Sik el Vie 02 Nov 2018, 11:52


Caminaban a su alrededor los pocos viandantes que volvían a casa, hogar. El muchacho los sufrió silencioso, las miradas que cuestionaban, que pedían castigarlo por tal rechazo a la joven, delicada, que ahora yacía en el suelo. Le pesó el pecho, aliento cortándose, culpa lamiéndole el subconsciente, preguntándole en que momento comenzó a pegar chicas. No se movió, pese a sentir el alma dar pasos hacia atrás, la duda cruzándole los ojos mientras bailaba con el arrepentimiento. Sintió impotencia, queriendo desaparecer de ahí, esfumarse, ser nada y todo, ser viento. Evitaba la mirada lastimera de ella, cachorro, que aún hablaba, aún formulaba frases, llenándolo de indecisión.

Habían crecido, habían crecido mucho desde que ella lo persiguiese por el instituto. Muchas veces se preguntó como era posible que edificio tan maltrecho pudiese tenerla de alumna a ella, que poco más tarde marchó a ser una de aquellas vestida de uniforme elegante, cabello trenzado de manera impoluta. Y también se preguntó que vio en él, nadie, una sombra más, moviéndose siempre de aquí a allá con Taem… le escoció el nombre en la garganta, sabiendo el pasado, ácido y el presente, sal que hurgaba en la herida.

Fue el egoísmo de saberse culpable y de verse reflejado en ella, arrastrándose, que lo hizo volver un poco en sí y ver la sangre por vez primera en las rodillas. ¿Acaso no había hecho él lo mismo con el otro chico? ¿Acaso no había esperado el arreglar las cosas, el volver hacia atrás el reloj para que las cosas volviesen a ser como antes?

Su cuerpo viró, llegando a agacharse, la mano alargándose en oportunidad silente que buscaba levantar a la chica del suelo… y quizás aquello hubiese quedado ahí, con ambos dolidos pero no peor de lo que ya estaban… pero sintió bala, sacudiéndole la disculpa, sabiéndole a polvo, humo, alquitrán. Paladeó el egoísmo de ella, sin poder aceptarlo, sin poder tomar las palabras, dos palabras, para excusar la figura inmóvil de su salón. Las sintió una risa, solo aceptables en un contexto más ligero, quizá al saltarse a alguien en una cola, perder algo prestado o malentender una situación. Se alejó de ella, casi golpeado por la inercia del disparo, las pestañas temblándole en intento de reprimir agua. Tropezó con los pies, escuchando insulto de un hombre a su derecha y que solo pudo ignorar.

No, no somos iguales. Se repetía, pues él no había emitido bala, disparado a Taemin, buscado disculpa y descanso, al retirarse peso de los hombros. Giró sobre los talones, el semáforo cambiando a… ¿qué? Y echó a correr al otro lado, como si acera contraria fuera isla y él náufrago. Sorteó pitidos de coches, las manos aferrando con fuerza la bolsa, el correr acunándole el corazón.

No se detuvo hasta llegar al edificio oscuro, sacudiéndose las zapatillas, y con la televisión de fondo sonando en el salón, apoyó la frente en la pared.

cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Bak Won Sik

Volver arriba Ir abajo

por Chae Eun Bi el Mar 06 Nov 2018, 01:50
La palma tendida se parecía mucho al patio de recreo. Anheló el tacto de la misma, que antaño se le había posado sobre la cabeza, cálida en la espalda o ceñida en su muñeca, conduciéndola hacia otra parte con la terquedad (otro nombre para determinación) que a Eunbi siempre le había causado risa. No había nada que deseara más que estrechar aquella mano para ponerse en pie, como si de esa forma pudieran sellar todas las grietas pero, qué injusto, si lo hubiera hecho; qué injusto, si se hubiera rendido a su corazón y, sin más, lo hubiera abrazado. Se puso de pie por su cuenta —habiéndose tragado el impulso—, pronunciando a la par los dos vocablos que excusaban el motivo (por el que no se atrevía a tocarlo), y vio el impacto.

La pérdida de gravedad, cómo el cuerpo retrocedió en un tropiezo y no pudo hacer nada. Nada, excepto contemplarlo —hacerse pedazos. Con una mueca de angustia, probó a llamar su nombre pero la voz, estrangulada, nunca alcanzó el oído. No trató de perseguirlo, cuando Wonsik echó a correr. Lo dejó de marchar, cubriéndose la boca con la palma para ahogarse un sollozo —como de horror— al percatarse de lo que había hecho. Le había fallado una vez más. Una mujer, de la edad de su madre, la sostuvo contra su pecho y le preguntó qué había ocurrido, si acaso el muchacho le había robado algo. Cuando la miró, esbozó la sonrisa de consuelo más triste que aquella mujer había visto nunca. Negaba, pero el estoy bien era pisado por el congojo del sollozo, cada vez.

No regresó a casa, sino a la iglesia. El cura la contempló desde el otro extremo del pasillo y ella mendigó un momento, solo un momento. De rodillas junto al confesionario, se santificó, y apretando el corazón entre las palmas enlazadas lloró Padre y a este le relató sus pecados, como si fueran los del mundo. El hombre, que los había oído antes, profirió un largo suspiro tras la red. — Quedas perdonada ante los ojos de Dios.

¿Pero Padre, por qué no me siento absuelta? —instó. Sus lágrimas parecían perlas talladas sobre su rostro blanco. Y el sacerdote respondió:— Porque aún te niegas a liberarte de la culpa, hija mía, y cerrando así el corazón, ni si quiera a Dios permites te alcance.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage




avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Chae Eun Bi

Volver arriba Ir abajo

123
Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:

No puedes responder a temas en este foro.