Onesies Twinsies [CC] || LMQ
NOTICIAS
26.11 RCKSTR Entertainment sigue sin aceptar nuevos empleados o idols en sus filas hasta nuevo aviso. ¡Salimos del hiatus!
22.11 Solamente se podrá acceder a METEOR, VYR, KSJ y MYP Entertainment comprando el item “Cuenta especial” ya que permanecen cerradas hasta nuevo aviso.
29.12 ¡Llevamos contigo once meses! Muchas gracias por hacerlo posible y seguir con nosotros día a día. ¡Por muchos meses más!
ADMINISTRATIVAS
APOYO Y PNJ
DICIEMBRE DE 2018 La hora y tiempo del mes actual en Seúl, Corea. Usa esta información para hacer tus temas mucho más realistas.
¡HAPPY CHERRY CHRISTMAS EVERYONE!

Onesies Twinsies [CC] || LMQ

Ir abajo

por Kim Ji Seong el Mar 18 Sep 2018, 17:47


18/09/18
09:15 am


Jason se había quedado hasta tarde ensayando la noche anterior, y por lo tanto se levantó con un hambre atroz y muy pocas neuronas funcionando en su cerebro esa mañana. Fue por eso que tras salir de su cama e ir al baño, el chico salió de la casa con su pijama aún puesto, sin percatarse (o sin que le importara en absoluto) de aquel detalle.

Entro en la primera tienda que encontró abierta caminando cual zombie, encaminándose directamente a la sección de las galletas, en busca de sus favoritas (las que venían rellenas con crema) ignorando por completo las miradas de incredulidad de la dependienta y los demás clientes. Lo cierto era que ni siquiera al Jason completamente lúcido le hubiera importado demasiado llamar la atención de aquella forma; él era, después de todo, el payaso de SPACE, y amaba hacer el ridículo (aunque muchas veces lo hiciera para ocultar sus inseguridades).
Una vez que tuvo sus galletas en la mano, se encaminó a la caja para pagar por ellas, pero no se dio cuenta de que había alguien en su camino, y chocó accidentalmente con la chica en cuestión.
—Lo sientoooo— se disculpó arrastrando un poco las letras al hablar, pero tratando con todas sus fuerzas por luchar contra la modorra y espabilar un poco.

avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Kim Ji Seong

Volver arriba Ir abajo

por Liu Mei Qi el Miér 19 Sep 2018, 06:48


Dormir en el departamento de  su hermano era una bendición cuando salía a las cuatro de la mañana de la empresa, pero una maldición cuando el mayor tenía que irse a trabajar “temprano” y la dejaba sin desayuno. Semidormida, fuera del edificio y aun usando su preciada pijama de panda, decidió que lo mejor era ir a la tienda más cercana y comprarse algo instantáneo para ella. Más tarde, cuando estuviese con más energías y el mayor volviese, se encargarían de hacer las compras. Debía dejar de ser tan descuidado.

Le importó poco que la miraran, tan solo sería una compra rápida y seguramente luego se olvidarían de ella. Con dificultad leía las cajitas de donas, ¿Sería demasiada azúcar para la mañana? Bah, le ayudaría a despertar. Sintió un ligero empujón y solo reaccionó dando un par de pasos hacia delante, eso hasta que una voz ajena logró despertarla un poquito más. —Uhm, no problema. — ni le había dolido, así que solo le miró rápidamente y asintió, luego tomó una caja random de donas y caminó en dirección a los lácteos. Uno, dos, tres pasos y se detuvo…la mente de Mei comenzó a procesar la imagen que acaba de ver. Se dio media vuelta  y pestañeó un par de veces viendo en la fila para pagar, la figura de un ¿Panda? ¡Panda! —¡Oh! — exclamó, dando largas zancadas para regresar a pararse a su lado y examinarlo de más cerca. En definitiva se trataba del mismo modelo que su pijama.  —¡Somos hermanos osos! ¡Pandas! ¿El tuyo también venía con una almohada de bambú?— preguntó, sin importarle que el joven se asustara o que las personas a su alrededor les miraran como si tuviesen tres ojos.

cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage



avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Liu Mei Qi

Volver arriba Ir abajo

por Kim Ji Seong el Vie 21 Sep 2018, 18:59


El joven tardó unos segundos en comprender lo que estaba sucediendo, pero en cuanto procesó la información que estaba entrando a su cerebro, sus ojos se abrieron enormemente por la sorpresa y todo el sueño que tenía pareció abandonar su cuerpo en un instante.
—¡Oh!— imitó a la desconocida,  señalando en su dirección y dando pequeños saltitos de entusiasmo.
—¡Hermana oso!— añadió luego, haciendo referencia a una película de Disney con el mismo nombre —Jamás creí que encontraría otro panda en la tienda, ¡debió ser el destino!— aseguró entonces, aplaudiendo mientras ignoraba las miradas de los curiosos, que los juzgaban en silencio. ¿Qué sabían ellos de pandas y onesies? Jason no se permitiría molestarse por la opinión de gente que no comprendía el arte de comprar el desayuno en pijama (aún cuando él lo había hecho casi por accidente).

—Espera, ¿el tuyo venía con una almohada de bambú? Eso es súper cool, el mío no tenía ese agregado— contestó aún lleno de entusiasmo, pero preguntándose cuál sería la diferencia entre uno y otro. Supuso que tendría que ver con el precio, pero como aquel atuendo había sido regalo de una fan, no tenía forma de saberlo con certeza.

avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Kim Ji Seong

Volver arriba Ir abajo

por Liu Mei Qi el Mar 25 Sep 2018, 02:47

Irradió pura alegría ante la reacción del joven, y tuvo que aguantarse las ganas de tomarlo entre sus brazos y apretujarle. No era lo correcto por más adorable que fuese el contrario. Dio saltitos con él, haciendo una clase de ritual que despertaba, más, la curiosidad de las personas a su alrededor pero seguía sin importarle. —¿Verdad? Y estuve tentada a cambiarme, pero algo me dijo que no debía…ahora todo tiene sentido. El universo si funciona con eso de las cosas inevitables. — Se alegraba mucho de no tener el mismo sentido de la vergüenza que su hermano, quien al verle en ese estado, dentro del departamento, casi la obliga a cambiarse. Por algo habían sucedido las cosas y ese algo era el joven frente a ella.

—¡¿Qué?! —  se sintió indignad y robada, aunque ella no había sido la del trato injusto por la tienda. —A lo mejor no lo compramos en el mismo lugar…Es una pena, porque la almohada es mega cómoda.— Supuso que el modelo corría en diferentes sucursales y no todos eran tan generosos como en la que Mei solía comprar. Estaba agradecida de saberlo, y ahora con mayor razón cuando regresara a su departamento haría más compras online –excusas-. Miró a su alrededor y fue inevitable notar los ojos curiosos. —Ah, debemos de vernos tremendamente adorables. Mira como nos miran…la envidia. — susurró, mientras sonreía ampliamente. Por supuesto, tan solo les miraban extrañados pero había que ver el mundo de otra manera. Le observó de arriba abajo y recayó en lo que llevaba en la mano —También has venido por un nutritivo desayuno ¿mmm? — le mostró las donitas azucaradas que cargaba junto con una sonrisa cómplice.

cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage



avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Liu Mei Qi

Volver arriba Ir abajo

por Kim Ji Seong el Mar 25 Sep 2018, 19:03


Jason rió ante la despreocupación y alegría de la contraria; ahora que estaba un poco más despierto se daba cuenta de que no todos los días se encontraba uno con alguien que tan alegremente presumiera de estar vestido con pijamas en público, y se consideraba afortunado de haber encontrado a alguien justo el mismo día en que a él se le había ocurrido hacerlo. Al menos sabía que no estaría haciendo el ridículo solo.
—Tengo que confesar que en realidad yo no me di cuenta de que estaba saliendo de la casa en pijama... Estaba muy dormido. Supongo que era el universo que me estaba mandando una señal— contestó con evidente entusiasmo. Como era un gran fanático del anime y las películas de fantasía, le hacía gracia la idea de que el destino le estuviera indicando un camino, aún si era para algo tan mundano y simple como encontrarse con alguien en pijamas dentro de la tienda.

—Pues... No sabría decírtelo, el mío fue un regalo— dijo con tono casual, no queriendo exponerse como un Idol en medio de un lugar concurrido, y mucho menos vistiendo un onesie de panda. Si ella no le había reconocido (lo que no era tan extraño, SPACE era, después de todo, un grupo que apenas estaba comenzando a emerger), él no iba a exhibirse.
—Oh, está muy claro que desearían ser como nosotros, pero no tienen el mismo nivel de fabulosidad— añadió entonces, tragándose la risa. Si sus hyungs estuvieran allí, le darían una reprimenda por burlarse de desconocidos, así que agradeció que no estuvieran allí.
Al oír la pregunta de la chica, Jason sacudió el paquete de galletas frente a su propio rostro.
—Estas galletas me dan energía para comenzar la mañana— explicó con una sonrisa.

avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Kim Ji Seong

Volver arriba Ir abajo

por Liu Mei Qi el Dom 30 Sep 2018, 02:46


A pesar de la pequeña diferencia de que Mei sí había ido a la tienda en pijamas por su propio gusto, incluso bajo la amenaza de su hermano que se cambiara, estaba bastante satisfecha con encontrarse así con el chico. Definitivamente ese encuentro estaba destinado a pasar. —¿Verdad? El universo es muy confuso pero sabe por qué pasan las cosas. — le brillaban los ojos, pero es que no todos los días le sucedía algo tan increíble como coincidir con un extraño con la misma pijama.  La joven china hizo un pequeño puchero, algo celosa de que nadie le diera una pijama tan cool. Sin embargo, pronto volvió a sonreír con naturalidad. —Oh, entiendo. Pero bueno, es un buen regalo…te va genial. — Y es que no todos lograban verse tan adorables como el chico, o bien como ella –sí, se había visto en un espejo y le quedaba a la perfección ese estilo, gracias-.  

Ah, reconocía bien esa marca, de vez en cuando ella también comía esas galletas, principalmente cuando no le daba tiempo de prepararse algo más elaborado en las mañanas. Lo importante era tener el estómago lleno y energías antes de comer algo más fuerte. —A mí me sucede lo mismo con estas donas, muchos dicen que no es un desayuno nutritivo pero bah…personas como nosotros necesitamos esto para sobrevivir. — se encogió de hombros, porque a pesar de que elegía esos postres por la facilidad, también lo hacía porque en verdad le gustaban y sí, el azúcar era necesaria en su cuerpo.

Tomó un simple yogurt del refrigerador más cercano para completar su desayuno y miró al chico. Lo había encontrado y de alguna manera no quería perderlo tan pronto. Pero claro,  no todos tenían un día tan inactivo como Mei.—¿Te vas ya? Planeaba quedarme a comer aquí. Estoy evitando regresar y limpiar. — susurró lo último como si fuese un secreto o una actividad ilícita, y lo era considerando la mentalidad de su hermano.

cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage



avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Liu Mei Qi

Volver arriba Ir abajo

por Kim Ji Seong el Jue 04 Oct 2018, 03:16


—Por supuesto que me queda genial— dijo con un tono bromista que indicaba que aquella alta autoestima era fingida (aunque sí estaba convencido de que le quedaba genial, ridículo, pero genial) —Además de que fue un regalo hecho con mucho cariño, así que es doblemente genial— añadió. Lo que acababa de decir no tenía mucho sentido en realidad, pero no le importó.

Asintió con entusiasmo cuando la oyó hablar sobre las donas y que aquello era lo que necesitaban para comenzar el día con energías.
—¡Eso es lo que yo digo siempre! Pero mis hyungs insisten en que tenga desayunos sanos bufó como si aquella fuera una idea impensable —Además, dicen que no es buena idea que consuma tanta azúcar apenas comenzar la mañana, que no lo necesito para ser una "bola hiperactiva de atraer problemas"— hizo comillas para acompañar su última frase.

Su boca se abrió perezosamente para formar una pequeña "o" de sorpresa cuando escuchó la opción de desayunar allí mismo, pues ciertamente no se le había pasado por la cabeza antes. Levantó su brazo hasta la altura de su cara y miró su muñeca por unos segundos, olvidando que no llevaba puesto su reloj en esos momentos. En cuanto cayó en la cuenta de su error, chasqueó la lengua y se encogió de hombros.
—Oh, supongo que podría quedarme un rato... Aunque debería llegar a casa antes de las once— de lo contrario, estaba seguro de que se ganaría una gran reprimenda, en especial por haberse ido sin avisar—Además, no me vendría mal posponer la limpieza por un rato a mí también— añadió imitando el tono confidencial de la chica, ¡finalmente encontraba alguien que lo comprendía!
Fue en ese momento que se dio cuenta de que no conocía su nombre.
—Disculpa, pero creo que olvidamos presentarnos...— observó con una pequeña sonrisa de culpabilidad.

avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Kim Ji Seong

Volver arriba Ir abajo

por Liu Mei Qi el Vie 05 Oct 2018, 05:46


Continuó sonriendo, a ese paso el otro probablemente provocaría que sus mejillas se entumieran. Era bastante adorable, y era peor mientras siguiera usando ese pijama. ─En definitiva, te envidio por tanta genialidad. ─ dramatizó, limpiándose las lágrimas falsas aunque a los pocos segundos se soltó a las risas.

Arqueó las cejas, curiosa por saber más de la vida del joven pues al parecer no solamente tenían en común el uso del pijama sino también en gustos y rasgos de personalidad. Ahora si todo se estaba tornando bastante interesante y divertido. Le palmeó el hombro y negó con suavidad. ─Oh, tus hyungs no saben lo que es la buena vida. ─ se lamentaba que pocos pudieran entender cuán importante era el azúcar para personas como ellos. Si, tenían energías pero ¿Cómo creían que se recargaban? No era por medio de la luz solar…pff. ─Mi hermano me llama casi de la misma forma, solo que él no dice en voz alta que atraigo problemas…lo piensa pero se lo guarda. Te diré que somos incomprendidos por nuestros mayores.─ se encogió de hombros, mirándole con una sonrisa orgullosa.

Por un instante creyó que tendría que dar por terminado ese encuentro y despedirse pero, ante la respuesta del chico dio un par de saltitos en su lugar. ─Yey, aún tenemos algo de tiempo. Qué bueno que te unes al lado oscuro de evadir las responsabilidades. ─ Tenían tiempo de sobra, pues aunque estaba bien hacer a un lado la limpieza por un rato, en algún momento tendrían que volver y enfrentarse a la cruda realidad. Sin embargo, por el momento, no tendrían que preocuparse por ello. Se formó, esperando pagar los artículos de desayuno y no pudo reprimir un chillido agudo de felicidad. ─Esto es lindo, no quería desayunar sola. Gracias. ─ nunca le había gustado y ahora encontraba a su salvador. Lo miró, parpadeó, y sonrió con vergüenza. Lo había atacado en el pasillo y ni le había dicho su nombre…típico de Mei.─Ah cierto. Soy Liu MeiQi…Mei para más fácil. ─  extendió la mano, porque se requería una presentación formal. ─¿Y tú te llamas? ─

cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage



avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Liu Mei Qi

Volver arriba Ir abajo

por Kim Ji Seong el Miér 10 Oct 2018, 03:37


Jason asintió con vehemencia al escuchar las palabras de la mayor, mostrando así que estaba completamente de acuerdo.
—En efecto, no tienen ni idea de lo que es bueno. Y por supuesto que no nos comprenden, la gente como nosotros nunca es tomada en serio— dejó escapar un suspiro extremadamente dramático. En realidad, sus compañeros de grupo controlaban el nivel de azúcares y comida chatarra que el menor consumía no porque les gustara verlo sufrir de abstinencia, sino porque por normativa, en la empresa tenían que compensar con entrenamiento de más si lo hacían, y todos sabían que a Jason le encantaba comer porquerías, pero era más bien vago a la hora de hacer el ejercicio extra que ello conllevaba.  Aunque la parte de que no querían darle más motivos para tener energía de sobra también era cierta, claro.

Pagó su propia compra después de que ella lo hiciera, y la siguió mientras asentía con una sonrisa al oírla agradecerle por la compañía y luego presentarse.
—Oh, ¿eres extranjera?— preguntó con interés, no todos los días tenía oportunidad de conocer a alguien de otro país. Estrechó su mano con fuerza —Yo soy Jas- Ji Seong. Kim Ji Seong— tuvo que corregirse, ya que estuvo a punto de presentarse con su stage name, algo que solía hacer mucho alrededor de los fans, y que se estaba convirtiendo en una costumbre para él. Tenía que trabajar en ello, o de lo contrario era capaz de olvidarse hasta de su propio nombre.

Fue entonces, y solo entonces, que el chico se dio cuenta de que tampoco no sabia la edad de su interlocutora. Oh, sus hyungs se enfadarían tanto si resultaba ser que le había estado hablando de forma tan informal a alguien mayor...
—Me acabo de dar cuenta de que posiblemente debería llamarte "noona" o "sunbae"...— dijo con el rostro de quien ha hecho una metedura de pata y recién lo ha notado.

avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Kim Ji Seong

Volver arriba Ir abajo

por Liu Mei Qi el Lun 15 Oct 2018, 06:12


Se sorprendió un poco que el joven apenas notara, por su nombre, que ella era extranjera. ¿Acaso había mejorado tanto su pronunciación? Ah, ya quería volver a su hogar y así poder presumirle a su hermano, así como correr con sus amigos y agradecerles mucho las extensas horas de estudio y practica de coreano. Con una enorme sonrisa, asintió. —Exacto. Soy de china, me mudé hace…¿Ocho años a Corea? Huh, sí que vuela el tiempo.— Hacía tanto tiempo que nadie le preguntaba que había olvidado los años que habían pasado desde que dejó su país natal. —Ji Seong. Cool. Un gusto. — Repitió el nombre para no olvidarlo, aunque dudaba hacerlo con lo que había pasado ese día. Se quedaría grabado en su memoria y esperaba encontrarse con el joven nuevamente.

Parpadeó, confusa por su mortificación. Luego recordó lo importante que eran las formalidades en Corea. —Ah. No tienes de qué preocuparte, puedes decirme noona si quieres pero simplemente puedes llamarme Mei.  Como a ti te parezca mejor.— mencionó mientras abría el paquete de donas y se llevaba una a la boca para finalmente darle un mordisco. Juraba que eran el paraíso hecho comida. Después de saborear un poco, continuó. —Realmente no me molesta, no soy muy apegada a eso de las jerarquías y no solo por ser extranjera. — simplemente a que Mei era un persona muy despreocupada y amistosa, por lo que el habla formal quedaba en segundo plano a menos que se tratara de algún anciano, sus padres, o bien una figura pública o famosa.

—No sabes cuanta lata me dio eso los primeros meses aquí. Las personas con las que estudiaba y bailaba me regañaban a diario.— Había sido de las cosas más difíciles, más cuando se trataba de aquellos que “nacían antes”, en el mes de enero y febrero. Oh era tan problemático y más porque muchos no se ponían en su lugar. Del coraje a recordarlo, le dio una violenta mordida a su dona.

cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage



avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Liu Mei Qi

Volver arriba Ir abajo

por Kim Ji Seong el Mar 16 Oct 2018, 01:55


Jason estaba realmente sorprendido de oír la cantidd de años que Mei Qi llevaba viviendo en Corea, él no creía tener el valor suficiente como para pasar tanto tiempo en un país extranjero, no eran pocas las veces que le entraba la nostalgia de su hogar, y sus padres ni siquiera vivían tan lejos (aunque sí no demostraban mucho entusiasmo por verlo ya que no apoyaban su decisión de convertirse en Idol, pero esa ya era otra historia).
—Ocho años son un montón de tiempo— comentó. En otra ocasión hubiera soltado alguna broma de cómo él podría hacer lo mismo sin problemas para ocultar el triste pensamiento de que se sentiría terriblemente aislado si fuera ella, pero aún estaba comenzando a procesar correctamente la información que recibía, era demasiado temprano en la mañana como para empezar a ser sarcástico y bromear para ocultar sus verdaderos sentimientos, como solía hacer siempre (aunque a decir verdad, sus amigos lo conocían muy bien y su actitud despreocupada no engañaba a nadie a estas alturas...).

—Noona será— dijo con una pequeña sonrisa. Sabía que había muchas personas extranjeras que no se amoldaban con facilidad a las costumbres coreanas de los sufijos, o que simplemente no les veían sentido alguno, pero a él lo habían criado en una casa en la que aquello era el día a día, y Jason solo obviaba los sufijos cuando quería hacerse el rebelde y molestar a sus hyungs —Es que las costumbres son difíciles de eliminar— se excusó entonces, porque tampoco quería que pareciera que estaba ignorando su postura de que aquello no importaba para ella.
Y no pudo evitar dejar una pequeña risa a la par que comía una galleta al oírla protestar, porque él también se había ganado más de un reproche cuando se pasaba de listo en su casa.
—Lo entiendo. Mis hermanos solían regañarme constantemente cuando los llamaba sin honoríficos para molestar— confesó.

avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Kim Ji Seong

Volver arriba Ir abajo

por Liu Mei Qi el Sáb 20 Oct 2018, 06:33

—Sí, pero cuando haces lo que te gusta…ni los sientes. — tenía razón, ocho años eran bastantes pero Mei no había recaído en ese hecho hasta que el otro lo había mencionado y era precisamente porque se la había pasado muy bien en Corea. —Además, no me mudé sola. — supuso que haber viajado con su familia le había ayudado mucho a no sentir tan grande el cambio, contrario a lo que muchos extranjeros le habían comentado.

Sintió unas tremendas ganas de estirarse y pincharle las mejillas pues, se escuchaba tremendamente adorable llamándole así. No siempre tenía la suerte de encontrarse con alguien menor a ella, y aunque siempre les daba la libertad de llamarla con confianza, no negaba que sentía cierta emoción y calidez cuando le llamaban noona o unnie. Asintió un par de veces efusivamente, las orejas de panda moviéndose sobre su cabeza. —Ni me lo digas. Fueron años de aprender con errores y regaños. — pero a fin de cuentas había aprendido y eso era lo importante. Volvió a reír, ahora imaginándose la situación del contrario. —¡Oh! Pero la verdad es que esa clase de regaños valen la pena. Sus rostros enojados son lo mejor. Yo amo molestar a mi hermano también. — lo entendía por completo. A veces valían la pena unas cuantas reprimendas solo para divertirse un poco.

Colocó las manos bajo su barbilla, lista para relatar su anécdota. —Odia que le llame Oppa cuando están sus amigos porque en primera no estamos acostumbrados y en segunda porque le fastidia que sus amigos le hagan burla o le piquen. — siempre se queja por ello, y Mei encuentra cierto placer en verlo avergonzado, molesto y celoso. En cierta forma, supone que sus amigos también pues ya no le temen en lo absoluto a sus amenazas—Corea ama el actuar cute.pero no lo decía de una mala manera, más bien le parecía encantador y algo curioso. Había sido de lo más emblemático que aprendió al llegar ahí.

cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage



avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Liu Mei Qi

Volver arriba Ir abajo

por Kim Ji Seong el Lun 22 Oct 2018, 02:57


—Oh, entonces tuviste mucha suerte, Noona— aseguró al escucharla decir que no se había mudado sola. Él sabía lo que era estar solo en una ciudad desconocida, y no era agradable, ni siquiera sin haberse mudado de un país extranjero. Aunque siempre se decía a sí mismo que por un lado era mejor así, que si sus padres le hubieran acompañado su vida sería más o menos un pequeño infierno, teniendo que soportar todos los días la desaprobación de sus progenitores y las burlas in-intencionalmente crueles de sus hermanos. Sí, pensándolo bien estaba mejor solo...

—Es que molestar a los hermanos es un deber obligatorio...— sonrió. Hablar sobre ello le traía recuerdos de las trastadas que él y sus hermanos solían hacer juntos (o por separado también) —Claro que en mi caso funcionaba también al revés. Los menores también me gastaban bromas, nosotros íbamos de "todos para uno y uno para todos" en ese sentido, nadie se salvaba— hizo una pequeña pausa antes de añadir —Bueno, excepto Ji Su. Ella es la princesita de la casa, así que nadie se atrevía a ponerle un dedo encima... Pero cómo se aprovechaba de eso la muy maldita— rió. Su hermanita aprendía rápido el arte de las bromas, era el orgullo de todos sus hermanos mayores, pero también se salvaba de todos los castigos por ser la única mujer y tener esa carita tan inocente de la que le encantaba aprovecharse.

Rió al escuchar la anécdota de la mayor, se imaginaba en qué dirección se encaminaba aquello. Ningún hermano menor que se precie pasaría la oportunidad de llamarle "oppa" en cada ocasión que pudiera sabiendo que le molestaría que lo haga.
—En una ocasión, me pasé una semana llamando "oppa" a uno de mis hermanos mayores y "noona" al otro, con la ayuda de mi hermano menor— relató a continuación, ya que su historia le recordó a la suya propia. Había algo de nostalgia en sus palabras, no solía hablar de sus hermanos con mucha gente, y les echaba bastante de menos.  
Dejó escapar una risa al oírla decir que a Corea le gustaba actuar cute. Vestido con un onesie de panda como pijama no estaba en la mejor de las posiciones para negar ese argumento, así que se limitó a asentir y encogerse de hombros.
—Supongo que es algo que nos gusta, sí... Pero es que somos cutes por naturaleza, no podemos evitarlo— batió sus pestañas exageradamente para acompañar sus palabras.

avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Kim Ji Seong

Volver arriba Ir abajo

por Liu Mei Qi el Vie 26 Oct 2018, 06:21


Por lo que le contaba, no era difícil imaginarse la escena de sus hermanos que parecían tener una relación bastante buena y divertida. —Woah… entonces era una guerra sin piedad. Y, por lo que entiendo, ¿Solo tienen una hermana? ¿Cuántos hermanos tienes con exactitud? — preguntó con curiosidad pues entendía que tenía bastantes hermanos. Era realmente encantador, pues ella solo contaba con dos pero su hermano mayor nunca jugó así con ellos dos, así que Mei solo compartía una relación divertida, de bromas y piques, con el otro.

Volvió a soltar una escandalosa carcajada, y tuvo que taparse la boca temiendo que algún pedazo de dona se le cayera de la boca. Tenía que comportarse como señorita pero, ¿Cómo hacerlo cuando las historias de Ji Seong le hacían reír como foca? Era difícil. —¿De verdad? Oh por dios debió ser tan frustrante y embarazoso para ellos. Lo siento pero tendré que intentarlo también en algún momento. —Seguramente su hermano se moriría si le llamaba noona en público. Se llevaría un par de castigos y muchas malas palabras en chino pero, valdría la pena.

De nuevo sintió esa necesidad de estirar la mano y pincharle la mejilla o bien atraparlo en un asfixiante abrazo, pues el menor realmente quedaba a la perfección con la palabra cute y más usando ese pijama. —Quizá tienes razón, aquí hay mucha gente adorable y simpática. — le guiñó el ojo, ya que era obvio que hablaba de él. Aunque, en su estadía en Corea de verdad había conocido gente muy linda…Yong y Yei, por ejemplo. De solo pensar en ellos y sus adorables rostros, sonrió y se juntó las manos frente a sí. —Quisiera robarlos…eso suena muy creepy de mi parte ¿verdad? Pero descuida, no soy tan peligrosa. — hizó una ademán con la mano para que le restara importancia a su comentario. A veces no sabía cómo expresarse bien y usaba mal las palabras, lo bueno es que casi siempre se daba cuenta a tiempo para poder corregirse. —Me refiero a que no te haría nada, lo peligroso es porque me pasan cosas muy raras a veces. Me pasan, no las hago. —aunque si se lo ponía a pensar, a veces sí era su culpa. Mejor, le dio otro gran mordisco a su dona.

cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage



avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Liu Mei Qi

Volver arriba Ir abajo

por Kim Ji Seong el Dom 28 Oct 2018, 02:11


—Somos cinco en total— explicó ante la pregunta de Mei Qi, ayudándose de los dedos de su mano derecha para contar y poder explicarlo mejor —Jisuk hyung, Jisun hyung, luego voy yo, después Jiseok, que es menor que yo, y por último Jisu, la más pequeña y única niña de la casa. Como habrás notado, Noona, mi familia es bastante tradicionalista— dijo refiriéndose a los nombres. Todos en su familia (salvo su madre) compartían el nombre "Ji"; era por eso que el chiste de que Jiwon era su hermana perdida le causaba más gracia a Jason, porque reunía hasta aquel requisito (si su segundo nombre comenzara con S el chico la hubiera obligado a hacerse una prueba de ADN solo para estar seguros, porque ya sería demasiado).
—Supongo que mis padres no tenían mucha imaginación para los nombres. O quizás querían que todos tuviéramos nombres parecidos para que cuando llamaran a uno fuéramos todos— dijo con tono humorístico. A decir verdad hasta a él le parecía algo boba esa manera de nombrarlos, pero eran una pequeña familia de campo después de todo, y algunas de las tradiciones familiares que tenían eran de lo más extrañas.
Ah, hablar de sus hermanos y su familia iba a acabar dejándolo sentimental... Cuando volviera junto a sus compañeros de grupo acabaría pegándose a Joon-ho cual garrapata por el resto del día por culpa de la nostalgia.

—Lo fue— asintió riendo —Me aseguré de tener algo que decirles cada vez que llevaran visitas a la casa durante esa semana— añadió con picardía. Aquello le había costado caro, pues sus hermanos luego se habían vengado de él cambiándole el azúcar por sal cuando estaba preparándose el desayuno la semana siguiente, pero en su opinión había valido la pena cada mililitro de chocolate caliente salado que consumió antes de darse cuenta del engaño.
—Ah, no te preocupes. Yo soy experto en hacer y decir cosas raras. Eso sí, sería genial si no me secuestraras... Sé que soy adorable y todo eso, pero dudo que alguno de mis amigos quiera pagar el rescate— bromeó.

avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Kim Ji Seong

Volver arriba Ir abajo

por Liu Mei Qi el Sáb 03 Nov 2018, 07:11


—¡Cinco! Vaya…y yo quejándome que somos tres. Dime, ¿Cómo le hacen para elegir el postre?— Porque era un caos cuando estaban los tres en casa, y aunque ahora solo tenía que lidiar con Fen…igual era un desastre por tener gustos completamente diferentes. No se quería imaginar lo que pasaría con cuatro personas más. ¿Y el baño? Oh por dios, tampoco se lo quería poner a pensar. O bueno, a lo mejor tenían más de tres baños. ¿Qué demonios estaba pensando? Negó levemente, sonriendo y repitiendo los nombres en su cabeza. —Oh, no lo sé, pero quizá si fue para no confundirse demasiado. Pero todos sus nombres se escuchan lindo, creo que es algo realmente adorable. — Le hubiese  gustado que sus hermanos y ella tuviesen algo similar, que sus nombres hasta rimaran, pero sus padres habían elegido muy a su gusto. No podía quejarse, al menos su nombre le encantaba.

Mei volvió a reír abiertamente, imaginándose la satisfacción que Ji Seong habría sentido por tal hazaña. Avergonzar a los hermanos mayores era genial, pero frente a visitas familiares o de amigos era muchísimo mejor. Soltó un larguísimo suspiro y se recargó en sus manos, si antes se había sentido en confianza ahora mucho más. El contrario solo le estaba dando cuerda.  —Ahhhh que bueno que me entiendes. — era algo raro encontrarse con personas que hablaban o pensaban como ella, de hecho solo uno de sus compañeros de baile, su querido Yong, era así. Por supuesto que estaba feliz de encontrar a alguien más como ellos. Soltó un quejido indignado y le tomó la mano, negando con suavidad. —Seguro que sí pagarían rescate, eres divertido y dudo que se aburran cuando están contigo. Perder a una persona así sería…terrible. — se quedó meditando, y luego lo soltó, solo para tomar otra dona, de las últimas, y llevársela a la boca. Pensándolo bien.  —Olvídalo sí te secuestraré para presumir que tengo un dongsaeng cool y gracioso. — no sabía si era adecuado decirle así tan pronto, sentirse tan familiar, pero el menor era tan lindo que realmente deseaba que fuese su hermanito. No podría robarlo, pero si adoptarlo al menos de palabra, ¿no?

cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage



avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Liu Mei Qi

Volver arriba Ir abajo

por Kim Ji Seong el Lun 12 Nov 2018, 20:15


—Por lo general, nos tocaba compartir todo— explicó encogiéndose de hombros. No siempre podían tener postre, aunque una de las ventajas de tener plantaciones y animales propios era que casi siempre había frutas o leche fresca para consumir, y ya eso era considerado un manjar de sobremesa para ellos. Pero cuando sus padres compraban chocolates o algún otro dulce, siempre lo compartían a partes iguales.
—Bueno, sí, son nombres bonitos— accedió de buena gana. Después de todo, él estaba conforme con su nombre, y aunque la costumbre familiar se le hacía bastante ridícula en cierto punto, era agradable compartir algo así con todos sus hermanos —Aunque no voy a negar que es un poco confuso a veces— añadió riendo. Incluso hoy en día, que ya no vivía con su familia, cuando escuchaba que alguien le llamaba a la distancia dudaba unos segundos en acudir, no estando seguro si había oído bien su nombre o necesitaban a alguno de sus hermanos (eso, claro, hasta que se acordaba que ninguno de ellos estaba allí).

—¡Es que molestar a los hermanos es siempre tan divertido!— dijo con entusiasmo, como si acabara de decir la ley más fundamental del universo entero —Yo no sé qué haría si no pudiera hacerle las bromas de siempre a mis hyungs— suspiró de manera dramática.
Negó con la cabeza, aunque algo divertido, al oírla asegurar que pagarían por su rescate. Estaba seguro de que en realidad sí lo harían, pero le gustaba bromear a expensas de sus compañeros de grupo.
—No estoy seguro, ellos me quieren, pero también los saco un poco de sus casillas. Soy el prankster del grupo, y si se vieran librados de mí creo que hasta harían una fiesta para celebrar— rió. No le molestaría que lo hicieran, siempre y cuando le guardaran pastel.
—Pero no necesitas secuestrarme para que sea tu dongsaeng cool y gracioso, noona— aseguró de buena gana —Quiero decir, no es considerado secuestro si la "víctima" accede a hacerlo voluntariamente, ¿verdad?— guiñó un ojo con picardía.

avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Kim Ji Seong

Volver arriba Ir abajo

por Liu Mei Qi el Jue 22 Nov 2018, 08:10


¿Compartir? Se sintió mal porque ahora que se lo pensaba su hermano y ella parecían unas crías malcriadas peleándose por el postre. El rubor se apoderó de sus mejillas y jaló ligeramente el onesie para que le cubriera un poco. Debía aprender un poco más de la familia de Ji Seong. Sonrió, imaginándose lo divertida y cálida que debía ser la familia del menor, y de las muchas anécdotas que tenían para recordar y contar. —Oh bueno, si lo ponemos de esa manera si es bastante lioso. Debe ser algo problemático.— rió, suponiendo que era algo confuso cuando les llamaban y no podían escuchar con claridad, incluso los padre debían tener problemas con ello en ocasiones.

—¿Verdad? A demás es otra forma de demostrarles lo mucho que se les quiere. — molestarlos era sumamente divertido y sí, era una forma de mostrarles que los apreciaban. Asintió, porque las palabras de Jiseong eran muy ciertas. —Podremos quejarnos a veces pero, siempre necesitaremos de los hermanos. — Ella tampoco se podía imaginar una vida sin sus dos hermanos mayores, no solo por hacerles bromas y molestarlos, también porque eran sus protectores y confidentes. Su vida sin ellos sería bastante monótona y probablemente sin ellos no sería ni la mitad de persona que sería en la actualidad.

Rió creyendo un poco difícil que hicieran una fiesta si se esfumaba así como así; el bromista del grupo era esencial para…dejó de reír y le miró de forma curiosa. —¿Grupo? ¿Grupo de amigos? — supuso que se refería a ello, aunque también ser que se trataba de un grupo en específico. Se encogió de hombros, porque a fin y al cabo eso no cambiaba nada entre ellos. —Pues entonces de ahora en adelante serás mi dongsaeng cool y gracioso, y mi hermano panda. Obvio. — le guiñó el ojo también y le dio un mordisco a su última dona. —De hecho, ¿Podemos tomarnos una foto y e intercambiar números?— honestamente necesitaba una foto para el recuerdo y esperaba que ese encuentro divertido y adorable pudiese volver a repetirse con el menor.

cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage



avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Liu Mei Qi

Volver arriba Ir abajo

por Kim Ji Seong el Sáb 24 Nov 2018, 15:43


—Siempre lo fue— asintió riendo. Era toda una aventura para sus padres cuando querían llamar a uno solo de ellos y de repente tenían cinco pares de ojos mirándolos con cara de "¡yo no fui!" preguntándose qué habría sucedido esta vez —Aunque por otro lado, resultaba muy útil cuando nos querían llamar a todos al mismo tiempo...— sonrió al recordarlo.

Asintió al escuchar las palabras de Mei Qi sobre los hermanos, aunque tuvo que reprimir el impulso de también encogerse de hombros, y se quedó algo pensativo. Él quería mucho a sus hermanos (les jugaba tantas bromas pesadas porque era la forma en la que compartía momentos con ellos, y todos se divertían planeándolas), pero reconocía que, aunque los extrañaba, podían ser muy idiotas a veces y estaba claro que no se tomaban en serio el trabajo que Jason tanto amaba hacer. Ellos creían (principalmente porque sus padres se lo repitieron hasta el cansancio) que ser Idol no era una forma muy decente de ganarse la vida, aunque él no entendía muy bien la razón por la que pensaban así.
—Bueno, ellos son mis conejillos de indias en los que puedo probar mis ingeniosas bromas, así que no sé qué haría sin ellos— dijo en tono bromista, intentando alejar los pensamientos tan deprimentes que se le estaban viniendo a la cabeza al recordar a su familia.

—Creo que quizás con el sueño que tenía hasta hace un rato olvidé mencionarlo...— dijo de forma pensativa. No recordaba haber dicho que era Idol, pero tampoco recordaba no haberlo dicho. Ese era el problema cuando recién se despertaba: tardaba su buen tiempo en reaccionar al mundo exterior —...Pero soy parte de un grupo de K-Pop. SPACE, de MYP— explicó. No tenía motivos para ocultarlo, después de todo, y nunca dejaría pasar la oportunidad de hacerle promoción descarada a su grupo.

Asintió complacido, no todos los días se ganaba una nueva hermana panda y noona cool y divertida, y estaba feliz de haber conocido a Mei Qi en aquellas circunstancias tan inusuales.
—Por supuesto, no podría irme de aquí sin que nos tomáramos una foto primero, o mis hyungs no me creerían— dijo con una sonrisa, sacando su móvil (que tenía convenientemente guardado en uno de los bolsillos de su onesie) para intercambiar números.
—Mi foto de perfil es un poco ridícula, pero resume bastante bien mi personalidad— dijo de forma alegre, ya que no le importaba que lo vieran en sus momentos más ridículos (de hecho, le encantaba hacer caras raras a los fans sabiendo que luego lo transformarían en un meme. Se sentía orgulloso de ese logro).

avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Kim Ji Seong

Volver arriba Ir abajo

por Liu Mei Qi el Jue 06 Dic 2018, 07:35


Se preguntó si en algún momento podría dejar de reír con el menor, pero concluyó que probablemente no, pues ambos siempre parecían encontrar algo divertido qué decir. —Te entiendo. Yo igual experimento con ellos…a mi hermano más de una vez lo he maquillado. Es una suerte que nos parezcamos un montón. — aunque el menor experimentaba con ellos con bromas, se podría decir que estaban en el mismo bando de usar a los mayores. Así que por supuesto lo entendía. Además, se podría decir que al maquillar a su hermano también contaba como una buena broma…porque realmente a veces no lo necesitaba para ver qué estilo quedaría con ella, lo hacía solo por molestar.

Parpadeó un par de veces, asimilando la noticia de que la encantadora criatura frente a ella era un Idol. Vaya, y ella pensando que se trataba de un estudiante común…se encogió de hombros, realmente no importaba. —Hmmm, sí he escuchado de ustedes. ¿Hellevator? — si no mal recordaba. Normalmente solo escuchaba las canciones y checaba as coreografías, pero no podía tanta atención a los miembros. La verdad es que solo conocía bien a los grupos y solitas de su empresa. —Es genial. — sonrió, sincera y sin intenciones de abrumarlo. La verdad es que no sabía qué decir, pues estaba algo acostumbrada a toparse con Idols al trabajar en una empresa. En realidad estaba más emocionada por su personalidad y su muy buen gusto al vestir.

—Déjame ver….¡Ay pero sí te ves adorable! — exclamó, haciéndose hacia adelante para poder mirar su fotografía. En definitiva tendría que poner adorable panda como apodo, porque de un solo vistazo sabría que se trataría de él. —Igual me encanta tomar fotos random y graciosas. — sin pena y duda, le mostró la foto de perfil con su hermano, ambos haciendo rostros bobos mientras se aplastaban la nariz. Finalmente picó la app de la cámara y se acercó un poco para que ambos quedaran bien enfocados. Esa foto debía salir perfecta para que el menor pudiese presumirla bien a sus compañeros de grupo. Se acomodó el gorro del onesie y finalmente sonrió ampliamente. —Bien, entonces. Sonríe, Pandoso. — dio un par de clicks y luego regresó a su lugar, mostrándole las fotos que había tomado.

Tomó con delicadeza el celular del menor y guardó su número en sus contactos.. —Y, aquí está mi número. Manda un mensaje y te guardo. También te enviaré las fotos.— le devolvió el celular al contrario y le dio un suave apretón a su mano antes de volver a meterlas en los bolsillos de su pijama. —No dudes en llamarme para cualquier cosa, ¿vale? — memes, imágenes divertidas o incluso par algo más serio, Mei se aseguraría de estar ahí para el menor. Podía ser algo presuroso pero, sabía que no se arrepentiría de nada relacionado a Ji Seong.

cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage



avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Liu Mei Qi

Volver arriba Ir abajo

por Kim Ji Seong el Jue 06 Dic 2018, 18:47


Asintió con una enorme sonrisa al escuchar sus palabras, simpatizando con su hermano por ser víctima del maquillaje (como él lo era también en ocasiones), pero festejando la travesura de la chica.
—Mi hermanita a veces también me utiliza para practicar sus habilidades como maquilladora— dijo riendo. En realidad era porque a su madre no le parecía bien que una niña de la edad de Ji Su utilizara maquillaje, entonces ella lo extorsionaba para que se dejara pintar la cara en su lugar, y así de paso practicar para un futuro en el que finalmente se lo permitieran. Parecía un buen gesto de su parte como hermano mayor, pero lo cierto era que Jason estaba aterrado de que la pequeña se vengara de él si no aceptaba. Era divertido, por supuesto, pero no podía negarse: siempre acababa entre la espada y la pared. Ji Su lo tenía completamente amenazado con toda clase de cosas, y sabía que no dudaría en cumplirlas.

Asintió con orgullo en cuanto Mei Qi reconoció a su grupo, siempre era agradable ver cómo iban ganando reconocimiento con el paso del tiempo.
—Exactamente, Hellevator. Por supuesto que es genial, es por mi presencia— bromeó. La verdad era que de todas sus canciones, esa era una de sus favoritas.
—¿Adorable? Eres la primera en decirlo. Creía que me veía más como un meme andante— dijo sorprendido de sus palabras al ver la foto de su perfil. No era que le molestara, solo le causó curiosidad. Luego le contaría a sus hyungs para que se sintieran amenazados por la competencia y empezaran a llamarlo "adorable" también.
—A mí también me gusta hacer eso, tengo toda una carpeta de fotos graciosas en mi teléfono— dijo riendo al ver la fotografía que la chica le enseñó.

Posó para las fotos, primero de manera normal pero también haciendo algunas caras raras, porque no sería Kim Ji Seong si no hacía un poco el ridículo. Y cuando Mei Qi anotó su número en su teléfono, Jason se aseguró de agendarla como "hermana oso" antes me mandarle un mensaje lleno de emojis varios para que ella también pudiera guardar su contacto.
—Listo— anunció con una sonrisa —Gracias, Noona. Lo haré. Y si alguna vez quieres una entrada para el convierto de alguien de MYP me avisas y veré qué puedo hacer al respecto— ofreció. No estaba seguro de si podía conseguirle una, pero al menos podía intentar.  

avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Kim Ji Seong

Volver arriba Ir abajo

por Contenido patrocinado
123
Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:

No puedes responder a temas en este foro.