{Recuerdo} El amor es doloroso. Las despedidas lo son aún más= KDY
NOTICIAS
26.11 RCKSTR Entertainment sigue sin aceptar nuevos empleados o idols en sus filas hasta nuevo aviso. ¡Salimos del hiatus!
22.11 Solamente se podrá acceder a METEOR, VYR, KSJ y MYP Entertainment comprando el item “Cuenta especial” ya que permanecen cerradas hasta nuevo aviso.
29.12 ¡Llevamos contigo once meses! Muchas gracias por hacerlo posible y seguir con nosotros día a día. ¡Por muchos meses más!
ADMINISTRATIVAS
APOYO Y PNJ
DICIEMBRE DE 2018 La hora y tiempo del mes actual en Seúl, Corea. Usa esta información para hacer tus temas mucho más realistas.
¡HAPPY CHERRY CHRISTMAS EVERYONE!

{Recuerdo} El amor es doloroso. Las despedidas lo son aún más= KDY

Ir abajo

Jueves, catorce de agosto.

La mejor parte de todo es la que se desconoce

Narra Min Suk.

 La mañana me fue recibida con un golpe de brisa al rostro; bostezos iban y venían de mi boca, mis ojos ardían a causa del sueño. Aquello quizás traería un horrible humor consigo el resto del día.
 Vestí sencillo. No es como si pretendiese que era relevante el qué pudiesen decir las personas de mi atuendo. Como si fuese a importarme.
    Hace una semana que llevaba a mis talones los chupamedias del resto de los novatos, a rastras de mí. Me rogaban que cubriese un “pequeño trabajo” que les fue asignado, pero decían no sentirse capaces de completarlo sin romper las reglas de la compañía; ineptos todos.
     Tomé un taxi el cual me trasladó desde el asqueroso lugar donde vivo hasta la dirección anotada que entregué al conductor. ¿Tanto trabajo supondría fotografiar a un grupillo? Siquiera recuerdo el nombre, qué inútil. Otro bostezo, el tema me hastiaba bastante. Más les valía darme paga extra, o una cabeza iba a rodar. Un fotógrafo de mi clase–con máster, incluso–merecía algo mejor, menos ser llamado “novato”, incluso tuvieron el maldito descaro de no escribirme el nombre del grupo. Todo de boca a boca se olvida tarde o temprano.
     Caminé al interior del edificio al bajar del vehículo. Una baja música me llenó los oídos, siendo conocida. ¿Dónde la habría oído antes? Llegué hasta al recepcionista de entrada, mostrando una mirada suave, junto a facciones mas sueltad–Buenos días–dije, luego me aclaré la garganta–¿Podría decirme en que piso y salón está el “grupo rookie”–chiste, no recordaba bien si así se decía–que solicita photo concept para un nuevo comeback?
avatar
123
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Estábamos en camino a mi empresa, las fotos de nuestro debut serían tomadas ese día, y las chicas y yo nos mantuvimos hablando todo el camino. Comimos chocolate, porque nunca faltaban los dulces. Cuando llegamos entramos directo, estaba rodeada por ellas, todas saludando a la recepcionista, siendo yo la última en hacerlo —Hola, buenos días— dije tratando de alzarme por estar en el centro del grupo. Al momento que íbamos avanzando pude ver una figura masculina pálida, pero la ignoré y sólo seguí hasta el estudio. En tanto llegamos, quedó esperar al fotógrafo que nos iría llamando mediante al staff.
avatar
123
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Una vez dadas las explicaciones de la recepcionista, asentí.
 Un grupo de chicas apareció de la nada, dando bullicios molestos y risas tormentosas, fruncí el ceño como muestra de mi desagrado. Divisé la silueta y voz de MinHyo, mi mejor amiga, quién iba junto al grupillo de niñas recién llegadas, saludé discretamente con la mano en tanto ella devolvió el gesto. Suspiré.
—Tras ellas es que debes ir, chico—comentó el recepcionista, miré a la nada para luego hacer una última inclinación y correr en dirección a donde se habían ido.
  Luego de subir un par de pisos por el ascensor, llegué hasta una puerta color blanquecino y toqué dos veces, una amable señora de cabello gris atendió, seguramente era la mánager.
—Tú debes ser Yoon Min Suk, ¿cierto?—cuestionó con una sonrisa, en lo que yo asentí gélido, me dio espacio para dar paso al set del grupo. Todo era tan... limpio, admiraba la decoración en tanto la mayor me daba indicaciones para poder iniciar mi trabajo. Di paso a un cuarto de paredes blancas, el cual reservaba a su pared inferior un enorme fondo de colores pastel; saqué de mi mochila el equipo que empezaría a armar. ¿MinHyo estaría presente? Quizás eso me ayudaría a tener todo más dinámico.
avatar
123
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Las chicas y yo nos encontrábamos en una habitación de descanso esperando nuestro llamado para iniciar la sesión, me encontraba jugando con mi cabello y pensando en lo aburrida que estaba — Namhyo dame chocolate — grite hacia la otra esquina donde se encontraba Hyo con una barra de chocolate escondida — No te hagas la sorda, ven vamos dame un poco — me acerque hacia ella arrojándome encima y solo reí, a pesar de todo tenia a las chicas y ellas me ayudaban a no aburrirme, — Gracias — dije separándome de ella con mi misión cumplida, mi pedazo de chocolate se encontraba en mis manos y no tarde mucho en comérmelo.

Cuando termine mi porción se acercó nuestra Staff y nos dijo que comenzáramos a pasar aleatoriamente y sin dejar que aquella mujer terminara la oración Minhyo fue la primera de todas en salir — Debería estar sorprendida pero ella siempre es así, va dashi run — me senté y parecía que todas estaban esperando que la otra chica regresara para poder entrar ellas. Pasaron unas dos horas y todas ya habían tenido su tiempo para las fotos, mientras que yo me mantuve de ultima, — Dayeon es tu turno, solo faltas tú para las individuales — la Staff me llamo para cumplir con mis fotos. Me levante del sofá y comencé a caminar hacia la otra habitación, no tarde mucho en abrir la puerta y entrar, ni siquiera note a el fotógrafo Me pregunto mi nombre y de inmediato su voz se me hizo familiar — Kim Da Yeon
avatar
123
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Era crucial, solo: tomar fotos, entregarlas e irme. No tanto trabajo, ¿cierto?
 El equipo estaba listo en tanto la primera chica entró, me posicioné en el lente de la cámara—Qué bueno verte, Hyo. Te ves hermosa hoy—halagué a la chica, quién solo rió musitando un «lo sé» que me hizo negar, aveces es narcisista la niña. Las chicas fueron pasando poco a poco, unas conocidas, otras que se veían muy lindas, pasaban en dúos, tríos, solitario, tan solo restando una.
—¿Nombre?—cuestioné, sereno limpiando ligeramente la lente de la cámara con la concentración mental a millón.
«Kim Da Yeon» escuché, mis ojos se abrieron como platos y miré directamente a la chica.—¿Qué...? ¿Qué dijiste?—pregunté, como idiota, claro estaba, ¿en realidad tenía a DaYeon en frente? ¡¿Es enserio?! Mi corazón golpeteó dolorosamente, relamí mis labios y mis vellos se erizaron, giré el rostro rápidamente atrás—¡Noona! ¡¿Tiene otro fotógrafo?! ¡Estoy fatigado!—grité a la manáger que permanecía tras la puerta, con la pequeña esperanza de poder huir de ahí ahora.
avatar
123
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Al escuchar la voz del fotógrafo me pareció la misma de la recepción, no, eran las mismas. Y como si fuera poco esa voz me causaba escalofríos, la conocía pero no recordaba —Kim Da Yeon— dije cuando volvió a preguntar mi nombre. Lo peor del caso es que aquel hombre comenzó a actuar raro y en todo esto yo era la confundida —Lo siento, pero eres el único que se encuentra y necesitamos el trabajo final— anunció la del staff cuando preguntó por para ello.

Me acerqué a la pantalla poniéndome en el centro, seguido de mí fueron las maquillistas quienes me retocaron, mi trabajé me gustaba bastante y tenía que agradecer a los de vestuario y peinado. Era nuestro primer álbum, y sentía que era un gran comienzo para Moon —Disculpa, ¿tienes algo en mente? ¿Quieres que intente algo, o te quedaras callado?— pregunté en tanto él se tapó la cara con la manta de la cámara, como si le molestara la luz o algo —¿Empezamos entonces?
avatar
123
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Suspiré, tenía que calmarme. ¿Desde cuando me tornaba tan nervioso? Era estúpido. Yo parecía un estúpido. Me centré en ella, y logré aclarar mi duda: era ella, o, al menos una versión más adulta, más... ¿Madura? Mi corazón dio un vuelco, acompañado de una sensación de vomitar.

—Solo... Actúa lindo, no más—le solté sereno, ¿qué pasaría si caía en cuentas que era yo quién estaba con ella, no nos veíamos desde... eso. Quizá desde casi cuatro o cinco años, no alcancé a recordar del todo, pero tampoco me hacía del todo falta. Tragué con dureza, admirando las poses, no esperé menos de su belleza, la cual se había intensificado con el correr de los años, no era de extrañar. La cámara hizo el flash, las pupilas de la chica se dilataron y yo sentía que el corazón me explotaría, necesitaba salir de ahí.
avatar
123
Invitado

Volver arriba Ir abajo

123
Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:

No puedes responder a temas en este foro.