No big deal | OJS
NOTICIAS
26.11 RCKSTR Entertainment sigue sin aceptar nuevos empleados o idols en sus filas hasta nuevo aviso. ¡Salimos del hiatus!
22.11 Solamente se podrá acceder a METEOR, VYR, KSJ y MYP Entertainment comprando el item “Cuenta especial” ya que permanecen cerradas hasta nuevo aviso.
29.12 ¡Llevamos contigo once meses! Muchas gracias por hacerlo posible y seguir con nosotros día a día. ¡Por muchos meses más!
ADMINISTRATIVAS
APOYO Y PNJ
DICIEMBRE DE 2018 La hora y tiempo del mes actual en Seúl, Corea. Usa esta información para hacer tus temas mucho más realistas.
¡HAPPY CHERRY CHRISTMAS EVERYONE!

No big deal | OJS

Ir abajo

por Ong Jun Hyeok el Lun 24 Sep 2018, 03:03

22 de agosto de 2018
Departamento de Ong Jun Hyeok

No había salido de la casa en más de una semana, en la compañía no se tenían noticias suyas y su manager tampoco se había preocupado de tomar el teléfono y llamarle porque conocía demasiado bien a su artista y sabía que era un berrinche. No se podía creer haber tenido semejante actitud entre copas, con alguien a quien consideraba su enemigo natural, todo inicio quizás por desesperación, por la euforia de sentir que podía pasar desapercibido y disfrutar un poco, hacer las paces quizás. Pero a despertar semidesnudo y con lagunas mentales al lado de un cuerpo quien en su sano juicio no se hubiera atrevido a tocar demasiado era una tortura. Quizá la tortura empezaba en haberlo hecho y no acordarse.

Y encima se enteraron en la compañía. Corría como un rumor porque alguien los vio irse juntos (sanamente) y correr la mirada al día siguiente cuando se encontraron. Ahora tirado en el sofá con la barba creciendo lenta pero segura en su delicada y pálida barbilla le daba un aspecto de vagabundo, no había podido dormir bien en todos esos días, pensando en cómo iba a repercutir en la carrera de Sky ─Eres un idiota Jun Hyeok─ puso uno de los cojines sobre su rostro con la esperanza de morir allí mismo y no tener que salir de su segura casa.

Estar en esa clase de depresión no significaba que no limpiara, todo seguía tan impecable como siempre salvo la cocina, cajas de comida rápida apiladas en la basura y algunas latas de cerveza que se quedaban abiertas pero se calentaban antes de que las recordara. Por primera vez en esa semana y media desapareciendo del mundo el timbre de su casa sonó, sin ánimos se miró en el espejo lateral, no abriría a menos que fuera una emergencia y de ser así se comunicarían por teléfono con él. Quizá podría fingir no estar, hasta que la amenaza, acompañada con la voz grave y del ultratumba de su hermano llegó por medio de su oído al responder él teléfono casi por inercia ─Mierda─ arrastró los pies usando sus sandalias de monstruo ─Jun─ entrecerró los ojos, con el reflejo del sol sobre los cristales del ascensor ─Entra.

avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Ong Jun Hyeok

Volver arriba Ir abajo

por Ong Jun Sook el Vie 28 Sep 2018, 06:49

Jun Sook había estado algo preocupado por su hermano mayor, si bien era normal que se ausentaran en el chat familiar, se le hacía bastante raro no verle para nada en la empresa. Su preocupación aumentó cuando el manager del solista confirmó que ni siquiera él tenía idea de lo que le sucedía. Por supuesto, no tenía planeado darle una visita pues sabía a la perfección que estaba bien y que en cualquier momento regresaría pero, su conciencia, DongSook y el manager habían hecho un complot contra él y finalmente había sido el encargado para averiguar si el otro seguía vivo. Era su suerte por tener una agenda bastante libre. Su recorrido hacia el departamento se extendió ya que aprovechó para hacer las compras para su mascota y para consentir al mayor le compró su bebida favorita.

No le sorprendió tocar la puerta y ser vilmente ignorado, así que optó por sacar su celular y llamarle. Tenía que intentarlo…casi se infarta cuando realmente funcionó. —Ábreme…ya, o tendrás una semana de mis bromas.— amenazó, con su voz seria y autoritaria. Honestamente se sentía muy agradecido de tener ese tono de voz tan grave que a veces le daba cierto poder y seriedad, aunque contrario a ello sonrió de oreja a oreja cuando el mayor le abrió la puerta. Pero pronto hizo una mueca al verlo tan desalineado —Que mal te ves. — saludó, y pasó de inmediato inspeccionando el lugar. Todo lucía normal excepto su hermano y el horrible olor que venía de la cocina. Por curiosidad, asomó la cabeza ahí, arrepintiéndose de inmediato. — iugh, huele a muerto aquí…¿Desde cuando tienes eso? ¿En serio eres mi hermano mayor? — Le costaba creer que JunHyeok había estado viviendo de comida rápida esos días y ni siquiera se había preocupado por sacar la basura.

Dejó la caja de los cafés junto con la bolsa de comida para gato en la mesa, sin importarle lo que el otro le dijera. —Ten…de nada. — le pasó su favorito y luego agarró su bebida altamente azucarada mientras se tiraba en el sofá sin su permiso. Después de haber salido hasta la cafetería favorita de su hermano para comprarle un simple café, él también se merecía un premio. Además le servía para los nervios porque no sabía exactamente con qué se iba a encontrar. Arrugó el ceño y lo miró de arriba abajo. —Veo que no estás enfermo…—Si no tenía un virus ¿entonces qué? Su seriedad y silencio era suficiente, no tenía que preguntar más; era obvio que quería saber que era lo que tenía a su hermano tan mal como para encerrarse en su departamento.

cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage



avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Ong Jun Sook

Volver arriba Ir abajo

por Ong Jun Hyeok el Sáb 29 Sep 2018, 06:48



─¿De verdad?─ las primeras palabras de su hermano le hicieron sentir fatal. Las siguientes no lograron más hundirlo más, no quería que oliera a animal muerto su casa, una nueva oleada de depresión lo asaltó y deseo poder esconderse debajo de sus cobijas hasta que muriera de inhibición ─Que vergüenza, lo siento por el desastre─ tomó la libertad de correr dentro de la cocina y cerrar la puerta  para mitigar cualquier olor posible.  Volvió arrastrando los pies y meneando el sweater largo que le llegaba a los tobillos, como quinceañera con vestido de vuelo.

─Gracias Sookie─ tomó con ambas manos el café y se sentó recatadamente sobre su sillón favorito, usualmente comparado por sus amigos como “el sillón de pensar” de las pistas de Blue, subió los pies desnudos al sofá, guardándolos debajo de sus piernas para mantener el calor, su café favorito le hacía bien. Además de que secretamente la compañía de cualquiera de sus hermanos era reconfortante y bien recibida ─Estoy bien─ suspiró tranquilamente, llamando a la paciencia para no ponerse a gritar lo tonto que era, si preguntaba por una enfermedad significaba que no estaba al tanto de los rumores que corrían por los pasillos abarrotados de la compañía.

Hubiera preferido guardar el secreto para sí mismo, pero encontrarse con esa mirada, que de pronto le pareció acusatoria le sacudió. No le gustaba mentir, él no era una persona de mentiras, de hecho era tan transparente que daba vergüenza. Comenzó a mover los dedos de los pies en círculos, a mirar el infinito y entonces suspiró ─He estado componiendo─ cerró los ojos y evitó la mirada ─Ya sabes cómo me pongo cuando estoy en mi momento artístico─ carraspeo y acomodó la cabeza en el respaldo del sofá bebiendo desganado. Le bastaron seis segundos de silencio para pensar en ellos ─Yo…─ silencio ─Quiero comprar una mascota, reflexioné sobre eso en todo este tiempo. Mi departamento está un poco solitario.

avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Ong Jun Hyeok

Volver arriba Ir abajo

por Ong Jun Sook el Mar 02 Oct 2018, 07:25

Demonios. Realmente era débil ante sus hermanos; ver la expresión del mayor le hizo arrepentirse de su tono y brusquedad, pues era obvio que le había herido con aquellas palabras. Se removió en su lugar y simplemente le palmeó la espalda cuando pasó junto a él. —…Nah, mi cocina está peor. — le sonrió, esperando que de esa forma su hermano regresara a su estado normal y le reprimiera por sentirse orgulloso de algo tan desagradable. Poco a poco tenía que hacer volver a su hermano y descubrir qué estaba pasando con él.

Observó a JunHyeok desde su lugar mientras sorbía su bebida, realmente en esos momentos el mayor parecía un niño pequeño y tenía que aguantarse las ganas de tomarle una fotografía y subirlo al chat familiar. No tenían tantas ganas de morir ese día. Asintió una simple vez, aceptaba que de salud estuviese bien, aunque su rostro le seguía diciendo que necesitaba más que dos simples palabras para aceptar que por completo estaba bien. Esperó y esperó, sin dejar de mirarlo, haciendo un poco de presión. ¿Componiendo? Arqueó una ceja, algo tuvo que haberle pasado para despertar su momento artístico. No es que no lo tuviese seguido, pero si era lo suficientemente fuerte para tenerlo encerrado de alguna cosa o situación había tenido que sacar inspiración. —Uhm, vale…¿Y que llevas? ¿Alguna buena canción?— obviamente sería buena, JunHyeok tenía un gran don para componer canciones increíbles y no dudaba que estaba haciendo un magnífico trabajo. Antes de ser fan de Cherriez, era un fiel fan de DUO.

Aquella confesión le dejó sin habla, bastante sorprendido. ¿Acaso había escuchado bien? Dejó su bebida en la mesa y se inclinó hacia adelante, su rostro lleno de curiosidad. —¿Quieres una mascota? ¿De que tipo? — De niños, y quizá hasta la fecha, el más aficionado a los animales había sido JunSook seguido por Dong, pues aunque Hyeok no se oponía tampoco se emocionaba mucho con ellos. Si su hermano quería una mascota, por supuesto necesitaba saber que lo había motivado para pensar en ello y que clase de animal buscaba. —Ya sabes que yo adopté un gato recientemente, puedo llevarte a donde lo conseguí si quieres pero…—inclinó ligeramente la cabeza e hizo un puchero. —¿Por qué las ganas de comprar una mascota? Entiendo lo de la soledad pero, Hyung, tu casi no estás en el departamento salvo por estos días. — Su hermano se la vivía en la empresa incluso cuando no tenía comebacks cerca. Era un hombre que gustaba mantenerse ocupado y no sabía si otro ser vivo y dependiente sería bueno para él. —O eso es lo que me dijo tu manager. — le hizo saber que estaba enterado de su completa desaparición por voz del manager, se ahorraría el hecho de que el hombre estaba volviéndose loco. Seguramente podría intuirlo. —Si quieres una mascota está bien pero, deberías de pensarlo. — tomó su bebida y se recargó en el sofá, dándole sorbos con tranquilidad.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage



avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Ong Jun Sook

Volver arriba Ir abajo

por Ong Jun Hyeok el Sáb 06 Oct 2018, 04:01



─Eres un descarado─ ni estando a borde del colapso mental podría acertar libremente que se viviera en la suciedad. De ser un día normal Jun Hyeok hubiera alzado ambas cejas y preguntado con tono acusador «¿Quién te envía para que hagas ese interrogatorio?» pero alzó los hombros, un poco nervioso, era difícil engañar al menor, era perspicaz, como un zorro y el líder de una manada de lobos. No llevaba ninguna canción, porque lo único que había hecho día y noche era levantarse de cama para acostarse en el sillón a ver películas en Netflix ─Un par, sí─ terminó de un sorbo su café, esperando que el menor tomara su camino de regreso, esa era la señal que necesitaba para sacar las narices aunque fuera una hora y no preocupar a nadie.

Pero el tiempo pasaba. Tuvo que recurrir a algo aún más impensable… se arrepintió cuando lo mencionó. ¡Por supuesto que no, él no quería una mascota! Era hostil con los animales y eso hablaba mal de su capacidad de socializar. Nunca le gustaron, los toleraba pero disfrutaba su ausencia y alejamiento ─Un pez Koi o un Kohaku─ algo que no tuviera que estar mimando constantemente, si ya había abierto la boca, debía cumplir con su palabra ─Tienes razón, pero ahora que he estado aquí, solo, sentía la necesidad de hablar con otro ser vivo, además los peces no necesitan tanto cuidado, podría tirar la televisión y poner la pecera en ese cuadro─ al fin y al cabo la televisión estaba sin estrenarse desde su compra.

─Oh─ ese tono dejaba en claro porque Sook tenía el espíritu más persistente de los tres. Y Jun Hyeok se rindió, dio un largo suspiró y escondió la mitad de su rostro debajo de su sweater ─Hice algo estúpido, Jun. Tengo miedo de las consecuencias que pueda tener─ quizá su voz era distorsionada por la falta de aire ─¿Conoces a Sky de Kissu? Bien… hemos estado juntos… y no fuimos nada discretos. Yo estaba muy ebrio y ella también. Estoy seguro que en la compañía ya se han enterado, o tengo esa idea paranoica desde que me encontré con el jefe. Se veía alterado, pensé que era por nosotros─ su hablar era pausado, signo de que estaba arrepentido y esperaba que alguien le dijera que todo estaría bien. Claro que había escogido a la persona más transparente del mundo.

avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Ong Jun Hyeok

Volver arriba Ir abajo

por Ong Jun Sook el Dom 07 Oct 2018, 05:35

No le dijo nada, pero eso no significaba que no le mirara de manera acusadora y sospechosa. En otra ocasión, Jun Hyeok se habría puesto a hablar de sus composiciones e incluso llegaría a mostrarle sus letras, orgulloso de su trabajo, pero era raro que ese día solo le dijera eso. Su hermano claramente le estaba ocultando algo y JunSook juraba que lo averiguaría.

Arqueó las cejas y tuvo que mirar la mayor con cara de desagrado. ─Hyung…no te ofendas pero un pez no te ayudará con eso de la soledad. Prácticamente es como si no tuvieras una mascota. Los peces son lindos pero para esos existen los acuarios o mejor aún, los ríos, lagos y el mar. ─ eso no justificaba nada sus motivos para conseguir una mascota, ¿Qué le estaba pasando? U hermano se estaba despellejando solo. ─ frunció el ceño y tomó el ticket que quedaba en su bolsillo solo para hacerlo bolita y lanzarlo al contrario, directo a la frente. ─Y no puedes quitar la televisión. Tenemos que estrenarla aún, veremos películas de terror con DongSook en Halloween. ─ ¿Cómo podía siquiera pensar en vender ese precioso televisor? Era del tamaño que tenían en casa y de los tres, su departamento era el mejor equipado para tener una noche de películas en esas temporadas. Estaba muy equivocada si pensaba escaparse de él y de Dong…aunque al otro tuviese que llevarlo a rastras para que se le uniera.

Alzó las cejas, sorprendido, pues no creyó que su hermano comenzara a hablar; creyó tener tanto poder de presión sobre sus hermanos. ─¿Qué hiciste qué? ─ preguntó, pues Junhyeok y algo estúpido no iban bien en la misma oración. Calló, atento a lo que le decía. Por supuesto que sabía quién era la chica, pero no creyó que su hermano fuese cercano a la Idol. ─¿Qué pasó con exactitud? ─ era curiosidad sana, en ningún momento lo preguntaba para juzgarlo. Se cruzó de brazos y cerró los ojos para hacer memoria del encuentro con las personas en la empresa y el manager del contrario. ─No sabría que decirte, la verdad es que no estaba enterado, pero ya sabes que raras veces me entero de los rumores que corren por la empresa. Tu manager sí está como loco intentando comunicarse contigo pero, ¿No lo vi molesto? Más bien preocupado. ─ el hombre estaba ansioso, preocupado, pero no lo había visto enojado ni nada por el estilo. Suspiró y miró a su hermano con pena, lamentablemente no podía ayudarle mucho con la empresa, los rumores o el Ceo. ─Y del Jefe ni hablar, no lo he visto. Pero hyung, ¿No crees que en algún momento tendrás que hablar con ellos? Digo, entre más pronto se resuelva esto, mejor. ─ en su lógica, quizá algo inocente y mediocre, era mucho mejor ir recibir un golpe rápido y que doliera menos a postergarlo y recibir una paliza.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage



avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Ong Jun Sook

Volver arriba Ir abajo

por Ong Jun Hyeok el Sáb 13 Oct 2018, 07:43

─De acuerdo no peces, y sí televisión─ resopló estresado, parecía la frase de una manta que se usaría en medio de una propaganda amarillista o una protesta. Pero no quería ponerse a profundizar demasiado en ese hecho.

«¿Qué pasó con exactitud?» su rostro fue una mezcla entre incredulidad y negación, obviamente se oponía violentamente en relatarle al chico lo que pasó con exactitud entre ellos, estaba bastante grande para adivinar además le conocía algunos videos para adultos, no era inocente para nada. Con ese silenció dio a entender su punto y solo alzó una ceja, le diría como se dieron los hechos ─Bueno, nos encontramos en la cafetería, hablamos un poco de un programa de Never, algo de misión imposible, y luego la invite a un bar. Bebí tanto que ni siquiera me acuerdo haber llegado o salido de él al día siguiente. Estoy seguro que alguien nos vio, no sé, es imposible o mucha casualidad que todo el recorrido en auto, o en esa horrible discoteca abarrotada con servicio especial pasara desapercibida a alguien como Yue─ porque era simplemente fabulosa, y sus enormes ojos brillantes cautivaban a cualquier tonto ─Recuerdo a un hombre, no sé si me pelee con él o él se peleó conmigo. Pero tengo un moretón en el costado─ se tocó la parte afectada.

Tenía toda la razón, Jun Sook era la persona más despistada que podía haber conocido jamás, podría pasar el evento más caliente del año y le pasaría frio y de noche, desapercibido o indiferente. Esa era la característica más sobresaliente y tierna de su hermanito menor. Por lo tanto no podía fiarse de su palabra sin haber investigado un poco primero. ─Jun, si fuera fácil para mi presentarme ya lo hubiera hecho─ rodó los ojos y luego se recargó ─Dentro de tu simpleza encuentro algo de razón. Debo afrontarlo─ ¿pero cómo diablos lo hacía? ¿Y si había malas noticias? Y si esas malas noticias contenían a otro ser humano. Tragó, eso no lo compartiría, aunque fuera el centro de sus preocupaciones.
avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Ong Jun Hyeok

Volver arriba Ir abajo

por Ong Jun Sook el Vie 19 Oct 2018, 06:04

Atento y analítico escuchó, sin intención de interrumpirlo y mucho menos de burlarse, pues la única razón por la que quería saber la historia completa era ayudarlo a defenderse. Claro que su seriedad se fue a la basura cuando el mayor confesó haber estado implicado en una pelea. Se asombró y preocupó, pues su hermano no era un hombre de peleas y ciertamente era de temer si se metía en una. ─¿Qué? ¿Un moretón? Déjame ver. ─ de inmediato se paró y caminó hacia él, subiéndole la enorme camisa sin importarle recibir quejas. Justo donde indicaba estaba una enorme mancha entre azul y morada, si la tocaba seguro le dolería horrores…debería hacerlo. ─¡Hyung! Eso se ve muy mal, y no te has puesto nada encima. Hush. ─ se pasó una mano por el rostro, ligeramente molesto de que el cuidadoso de su hermano no se cuidara bien.

Por supuesto, ahora entendía y hasta apoyaba que su hermano hubiese estado evitando pasarse por la empresa. ─Bueno, perdón. No conocía con detalle el asunto, pero ahora ya entiendo por qué estás tan preocupado. Sin embargo, sí, aún creo que debes afrontarlo pronto.─ a pesar de todo seguía firme ante su postura, era mucho mejor que recibiera una reprimenda ahora a después…no se debía confiar en los rumores. Le indicó que se hiciera a un lado y a la fuerza se sentó a un lado de él en el pequeño sillón. ─Mira, nunca he estado en este tipo de situaciones pero lo hemos visto…supongo que te van a regañar pero también servirá para que se aclaren mejor los hechos. Si los dejas colgando, los rumores seguirán esparciéndose y la versión verdadera se quedará olvidada porque tú no dijiste nada. Igual, me imagino que harán una disculpa pública. ─ Suposiciones e ideas suyas, pero era lo que se imaginaba estaba sucediendo o sucedería. Confiaba en que la empresa escucharía a JunHyeok y buscarían una solución para todo ese escándalo si es que salía al público. A lo mejor estaba siendo muy ingenuo y positivo pero era lo único que podía ofrecerle a su hyung en esos momentos.

Le palmeó el hombro y sonrió levemente, buscando como consolarle. ─Pero creo que no ha pasado tan a mayores. Todos los días reviso los chismes tuyos y de Dong…y nada. ─ y era cierto, al menos en los fandoms era una persona activa y por el momento todo estaba tranquilo. ─Por ella no sabría que decirte...aunque supongo que aún no sale nada. ─ comentó, mirando de reojo a su hermano. Por lo que había entendido, la joven era importante para él y de alguna manera quería que su hermano se tranquilizara un poco y también averiguar un poco más de esa relación.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage



avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Ong Jun Sook

Volver arriba Ir abajo

por Ong Jun Hyeok el Lun 22 Oct 2018, 02:35

¿Cómo podía caber alguna materia en esa cabeza tan dura que no daba tregua a otra cosa que no fuera la lógica? Asintió lentamente dándole la razón una vez más, sabía que Jun Sook era un hombre de postura solida escuchaba siempre las distintas opiniones y recomendaciones de los demás pero tenía la última palabra y seguía su instinto. Había funcionado hasta ahora. ─Disculpa pública─ susurró con fastidio ─justo lo que quiero evitar─ Quizá con un poco de dinero los medios guarden distancia, ¿no es lo que normalmente se hacía? De alguna forma se aburren del silencio y dejan olvidado el tema en cuestión. Eso pasó tras su salida de KJS, se había mantenido en un perfil bajo hasta ese momento, sin grandes saltos en su carrera, solo avanzando como si nada hubiera pasado. Además dudaba terriblemente que funcionara de esa manera.

Sonrió contagiado de energía por ese toque suave en su hombro. Moviéndose a las laterales ─Yo también lo creo, ¿ya hubieran aporreado mi puerta ¿cierto? Dicen que las chicas son más protectoras, no quiero enfrentarme a tres mujeres molestas─ una risita de burla salió al escucharlo, el no solía buscar las estadísticas de nadie, ni siquiera de si mismo, pero suponía que era por que confiaba plenamente en sus hermanos y su bien juicio, al menos se tranquilizó al saber que no había nada en las noticias. Quizá la chica lo arregló por su cuenta. La solo idea de dejarle todo a ella le hizo sentir enfermo ¿Qué clase de hombre era? ─Aish no─ lleno de vergüenza se cubrió de nuevo con el cuello del cárdigan que usaba ─Soy un bastardo, me voy a matar ,con permiso─ caminó arrastrando los pies hacia la cocina para tomar un vaso con agua.

Debería dejar de pensar tonterías y preocuparse un poco más por su casa ─Ya que estás aquí ¿deberíamos limpiar?─ una maligna sonrisa salió de pronto, en su intento de lucir lindo y convencer a su pequeño hermano. Todo lo necesario para alejar sus recuerdos de su débil estado mental.  

avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Ong Jun Hyeok

Volver arriba Ir abajo

por Ong Jun Sook el Jue 01 Nov 2018, 05:27

—Es solo una opción, seguro hay otras. — arrugó la nariz, incapaz de soportar ese lado tan frágil de mayor. Sabía que el otro evitaba toda esa clase de problemas y todo el circo que conllevaban y entendía que quizá una disculpa pública, aunque era lo más viable y lógico, era bastante cansado. Pero eso era lo único que se le ocurría a él, probablemente el equipo de VYR podría llegar a una mejor solución. Escuchar la risa de su hermano le subió el ánimo y de inmediato se contagió para subir la broma. —Exactamente. Tenemos el ejemplo de mamá…mamá da mucho miedo. — les tenía un profundo respeto a las mujeres que tenían muchos más problemas que ellos y parecían resolverlos con mayor facilidad y hasta rapidez. Confiaba en que la chica que estaba envuelta en todo aquello había encontrado la manera de salirse de ese aprieto, si es que lo había. De lo contrario seguramente, como Hyeok decía, ya estarían reclamándole a él.

Observó al mayor desaparecer en la cocina y Jun Sook volvió a tirarse en el sofá a sus anchas.—Descuida Hyeok, estoy seguro de que no será tan problemático como tú lo crees. Simplemente estás sensible. — gritó, para que le escuchara y de alguna forma hiciera presión en su cabeza. Su hermano a veces dramatizaba peor que los protagonistas de los nuevos dramas…a lo mejor debía mandar una propuesta e intentar debutar como actor. Terminó de beber su frappe, distrayéndose en su móvil mientras su hermano volvía de la cocina. A lo mejor podría convencerlo de salir a ver una película u ordenar pizza. Cualquier cosa le iría bastante bien

Casi se atraganta y desde su lugar observó a su hermano con estupefacción. —¿Disculpa? Soy tu visita. A las visitas no se les pone a limpiar. — Y que realmente Jun Sook era la persona menos indicada para limpiar: siempre que tomaba una escoba la usaba para cualquier cosa menos para uso común. Volvió a sentarse como una persona normal en el sofá y se cruzó de brazos. —No abuses de mi bondad, querido hermano. Eso es hasta muy bajo para ti. — Aunque en parte estaba muy contento de que las energías y el humor de Hyeok estuviesen de vuelta. Lo meditó, a lo mejor no debía ser tan malo con él en esos momentos. —Mejor tu barre y yo te hecho porras. U ofréceme algo que no me pueda negar.— Ladeó la cabeza, echándole una sonrisa divertida y desafiante.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage



avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Ong Jun Sook

Volver arriba Ir abajo

por Ong Jun Hyeok el Vie 02 Nov 2018, 23:06

De alguna forma terminó contagiándose de ese positivismo, sonrió tranquilamente y asintió, él quería creerlo también. Estaba poniendo demasiado estrés en una situación tan común para alguien de su edad, tener relaciones de negocio o placer después del trabajo, tomar con colegas, enamorarse, sufrir un rechazo ¿Por qué todo se complicaba cuando era él de quien se trataba? ─¿Sabes? No me preocupa realmente mi carrera, pero de alguna forma estamos unidos y dependemos del otro. No quiero que lo que yo haga o lo que digan de mi les afecte a ustedes, no podía soportarlo─ Veía hacia la televisión, aún le parecía que ocupaba espacio innecesario y ahora la idea de un animal en su departamento no le parecía tan mala ─No quiero pensar en todo el trabajo que tengo en la universidad,  lo deje por esta semana que pase en arresto domiciliario autoimpuesto.

─Antes que una visita eres mi hermano menor, eso significa que eres mi esclavo por el corto tiempo que pases en MI casa. Y yo digo que es hora de limpiar─ aunque conociendo a Jun Sook posiblemente terminaría teniendo una pelea de espadas con un caballero invisible y él acabaría con dos o tres vasijas rotas.  En el mejor de los casos ambos terminarían grabando una versión bizarra y chusca de Harry Potter. Terminó de tomar agua y paso a sentarse nuevamente frente a él. Sin una idea clara de que ofrecerle para comprar su silencio, de pequeños era más sencillo, se conformaba con su parte de los postres, aunque pensándolo bien, Jun no había cambiado esa actitud, seguía siendo su pequeño ─¿Un nuevo videojuego? ¿Un viaje a Alemania? Quiero tomarme un año sabático de trabajo, ya sabes, buscar nueva inspiración, quizá comprarme un perro y subir los Andes, como los chicos de las revistas de people.

Siempre se quejó demasiado de que  el menor estuviera tan metido en los juegos, pero le gustaba consentirlo de vez en cuando, en realidad no lo necesitaba para limpiar, a partir de ese momento tenía energía renovada para limpiar, podría hacerlo hasta el amanecer sin cansarse pero quedaría satisfecho de que el olor desapareciera. Empezó a recoger algunas cajas ─¿Qué hay de ti? ¿Ha pasado algo interesante que reportarle a tu hermano que tanto te ama? ¿Has visto a Dong?─ guardo un poco de silencio ─¿Te dije que me volví a encontrar con Jun Hee –hyung? Fue un shock emocional.

avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Ong Jun Hyeok

Volver arriba Ir abajo

por Ong Jun Sook el Mar 13 Nov 2018, 08:22
—Entiendo. Nos preocupamos por lo mismo, pero al final los tres estamos para apoyarnos y aunque hagamos estupideces y mucha gente tire mierda…al final los tres vamos a estar ahí, juntos. Así que no te estreses.— Recordó cuando DongSook, después de haberse desmayado e ir al hospital le había dicho exactamente lo mismo de no querer perjudicarlos y honestamente quería golpearlos a ambos. Por supuesto que él tampoco quería arrastrar a sus hermanos al drama pero, ¿a veces pasaba? Y sabía que nadie se buscaba problemas de manera intencional así que debían dejar de ser tan duros consigo mismos. Como hermanos debían apoyarse y ayudarse, pasara lo que pasara. Soltó una carcajada, falsa y burlona, al saber lo de la universidad. Era un alivio estar en su año sabático.

Como un berrinche de niño pequeño se tiró por completo en el sofá, boca abajo, con claras intenciones de no mover ni un solo dedo para ayudarlo. —¿Esclavo? Ya no tengo 12 para que me hables así…ya soy un adulto. — solo cuando le convenía y en edad, porque la verdad es que todavía tenía una mentalidad algo infantil. Además, siendo el menor de la familia adoraba ser el consentido. Se enderezó al escuchar “videojuego” y de inmediato sonrió y asintió, dispuesto a obedecer cualquier indicación que el mayor le dijera. Obviamente lo conocía muy bien. —Soy una persona simple y me habías convencido con los videojuegos pero si quieres hacer un viaje, cool. Aunque no sé si me convenzan los Alpes, no me dan muchas ganas de escalar tampoco…te apoyaría en alguna aldea cercana. — Una clara mentira, pues Jun gustaba del clima frío, más si involucraba nieve. En uno de sus viajes en familia pasados a Canadá se la había pasado rodando en la nieve y haciendo toda clase de figuritas. Estaba más que dispuesto a ir con él si en verdad quería hacerlo, además, tenía que ir a cuidar que no se perdiera por allá, cosa bastante tonta porque el más responsable de ahí era Hyeok.

Abrió los ojos de par en par, sorprendido y negó. No había visto a Dong y no le había pasado nada importante, al menos como a él. —Una de las tiendas online donde compro cosas me envió regalos de marvel exclusivos. Pero no es nada importante…mejor dime, ¿KJ hyung?— era incapaz de olvidarse como lo llamaba antes y ahora solo lo hacía por mera costumbre. Estaba algo consternado que su hermano le soltara esa noticia de manera tan casual, como si no fuese nada importante. Arrugó la nariz y, por su propia cuenta, se levantó y recoger los papelillos que estaban tirados en la sala. —¿Cuándo lo viste? ¿Cómo? — no podía dejarle con la duda, menos cuando estaba dispuesto a ayudarle a limpiar.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage



avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Ong Jun Sook

Volver arriba Ir abajo

por Ong Jun Hyeok el Dom 18 Nov 2018, 06:37

Alzó una ceja ─¿lo dice quien aún pelea por la pieza más grande del postre luego de una comida? Lo siento, no puedo creerte que seas un adulto aún─ negó con la cabeza, alzando los hombros hasta las orejas. Ese sentimiento solo se agudizó cuando lo vio reaccionar de aquella manera a su posible nuevo regalo. Las palabras «Eres un bebé» quedaron atoradas en la garganta ─¿A quién quieres engañar Junnie? Serías el primero en salir corriendo a la montaña si eso significa nieve─ paso su mano por el largo cabello de su hermano menor y lo revolvió un poco.

Dejo que volviera a sus cabales luego de quedarse mirando a la nada con ilusión, posiblemente recordando su experiencia en la nieve ─¿Enserio? ¿Con que clase de suerte naciste tú muchacho que incluso tus páginas frikis te reconocen el esfuerzo y el gasto constante? Eres el cliente del año. Y no sería raro con la frecuencia con la que la visitas─ lo molestó un poco antes de cambiar de tema tan radicalmente. Su sonrisa desapareció lentamente, porque el recuerdo y en malestar de no saber lo que procedía en ese caso lo tenía mal. Notó la misma reacción en su hermano y suspiró. ─Al parecer debutó en otro grupo, nos encontramos hace unos días en medio de la cena de los premios. Fue un shock emocional para mí; ya sabes, desde la disolución del grupo no sabía nada de él, toda clase de dudas aparecieron, pero se veía feliz, tranquilo, renovado. No sé, me alegro por él─ terminó soltando con duda, poniéndose de pie para ayudarle a poner en orden la sala.

─No quería decirle a Dongsook porque él está más sensible y tiene menos flexibilidad que tú para escuchar sobre él─ ambos sabían que en su momento la debilidad de JunHyeok (y la posterior enfermedad de pánico y trastorno de sueño) sobre el tema de 2Wink y el deplorable estado de salud de su compañero hicieron mella en el segundo hijo de la familia, culpaba de todos los males a ese chico desdichado de Jeju ─Intercambiamos número de teléfono y prometimos encontrarnos algún día para hablar con más calma. Es como si un peso desapareciera de pronto─ se tocó el pecho con ambas manos y luego las estiró para sostener ante su hermano una bolsa para la basura.
avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Ong Jun Hyeok

Volver arriba Ir abajo

por Ong Jun Sook el Miér 28 Nov 2018, 05:53
A veces se le olvidaba que por ser el menor, sus hermanos mayores nunca lograrían verlo como un adulto independiente a pesar de que en muchas ocasiones claramente demostrara serlo. Por supuesto, en ese momento solo estaba bromeando pero otras veces si lo decía en serio. Rodó los ojos y tan solo sonrió, porque no quería llevarle la contraria a su hermano cuando finalmente se había puesto de tan buen humor. Mejor dejaría que se llevara una victoria en sus discusiones, pero solo por esa ocasión.

—Solo adquirí la membresía Golden hace un par de meses no creí que se lo tomarían tan en serio. Quizá si paso mucho tiempo en esas páginas. — dijo, con cierto horror en su voz…pero poco le duró pues pronto se encogió de hombros y volvió a su actitud despreocupada. —Pero no tengo otra cosa más que hacer…es mi año sabático, el siguiente comenzaré la universidad. Quizá.— sus hermanos no le juzgaban por tomarse un tiempo lejos de los estudios, pero de vez en cuando le recordaban que no era bueno huir de ello. Jun Sook no lo hacía por huir, simplemente que aún no quería que más hacer con su vida. Por el momento estaba bien siendo un Idol y no quería pensar más allá de ello.

Escuchó el encuentro de su hermano con Jun Hee y se sintió aliviado de saber que no hubo discusiones ni nada grave. Claro, Jun Hyeok siempre fue alguien muy diplomático, que raras veces perdía los cabales pero, un encuentro con alguien del pasado, uno no tan agradable, podía ser un salto a la norma de su hermano. Arrugó la nariz y asintió, completamente de acuerdo con él. —Sí, es mejor que no le digas aún a Dong Hyung. Te echará un sermón y esos son mega extensos. — sabía que solo haría porque Dong se preocupaba por el mayor pero, a su juicio, el otro solista había tomado una buena decisión. Nada de malo tenía con que intercambiaran números y quisieran seguir en contacto pues, a pesar de haber pasado malos momentos, también habían tenido los buenos. Se encogió de hombros y continuó recogiendo la basura y finalmente metiéndolas en una bolsa. —¿Y en que grupo debutó? ¿Cómo se ve? Supongo que mejor considerando que volvió a los escenarios…¿Eso sonó muy salty, verdad? — hizo una mueca, pues no tenía ningún sentimiento en contra del otro. Todo lo contrario. —Bueno, parece que ambos lo manejaron bastante bien…me alegro por ti y por él. — obviamente se alegraba más por su hermano, pues la había pasado bastante mal cuando el dúo se había disuelto. —A lo mejor eso necesitaban, verse y charlar un poco. Darle cierre a toda esa situación y seguir adelante…deberías escribir una canción sobre eso. — bromeó, aunque realmente no le parecía una mala idea. Su hermano podría crear canciones muy hermosas con cualquier tema cuando se lo proponía.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage



avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Ong Jun Sook

Volver arriba Ir abajo

por Ong Jun Hyeok el Mar 04 Dic 2018, 03:02

Alzó una ceja, con la clara preguta “¿Aún lo dudas?” pero estaba bien, su hermano tenía una pasión sana por esas caticaturas y videojuegos, era lindo, por su parte Jun Hyeok no tenía nada que lo apasionara de esa forma, estaba un poco vació por dentro, le preocupaba terriblemente darse cuenta de eso –La universidad ¿Enserio? Eso es fantástico pondrá de muy buen humor a nuestros padres ¿quieres algo relacionado con la música o más normal? Yo a punto de graduarme ¿lo sabias? Van a ser tres años de estrés, pero por fin podre granar un poco de dinero por producir. Quiero crecer tanto que al final habrá mi propia empresa de talentos ¿Qué tal? Quizá una casa productora o incluso una agencia musical– era la primera vez que le compartia a alguno de sus familiares su plan a muy largo plazo pero le hacía ilusión levantarse cada día sabiendo que estaba a punto de poder tener las bases iniciales para empezar a construir su sueño. Empezaría claro por producir sus propias canciones.

Aquí era donde lo bizarro comenzaba, Dong Sook era el que más “servía” para la escuela y el único que no pensaba en un título universitario ¿Qué le han hecho a ese chico?

Jun Sook jamás se imaginaría la lucha que tuvo consigo mismo para no quebrarse de nervios al contarle todo eso, había sido un golpe fuerte encontrarse con su compañero, incluso sabiendo que no lo odiaba por lo que había pasado le incomodaba demasiado la idea de una posible reunión –Nadie quiere un sermón de Dong Sook, por favor, y dice que no tiene mucho en común con mamá– hizo broma –No le pregunte el nombre, y si lo dijo lo olvidé. Se ve bien, tranquilo y feliz, eso bastará por ahora– asintió, totalmente de acuerdo con sus palabras, a veces le sorprendía el pequeño hombre que vivía dentro de su hermanito, aunque lo molestara diciéndole que era un bebé, no era la primera vez que le daba una lección de vida.

No pudo evitar echarse a reír, libre y descuidadamente, de esa clase de risas que eran silenciosas y parecían la de una hiena en mute –Claro, porque dedicarle una canción a tu ex compañero es SUPER normal y cero bizarro– Sujeto con fuerza la bolsa que habían prácticamente llenado de basura y la lanzo de una patada cerca de la puerta. Era asombroso como la presencia del menor le tranquilizaba de esa forma. Y se lo hizo saber –Gracias por venir Junnie.
avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Ong Jun Hyeok

Volver arriba Ir abajo

por Contenido patrocinado
123
Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:

No puedes responder a temas en este foro.