It shouldn't have been like this | JTM
NOTICIAS
06.11. VYR, KSJ Y MYP CERRADOS Debido a la gran cantidad de personajes, no se aceptarán más personajes en dichas empresas (ni parte de grupos, trabajadores o búsquedas). Aquellos que no tengan color y no hayan subido su ficha antes de este mensaje, no podrán acceder a la empresa y tendrán que buscar otra. 21.10. RCKSTR CERRADO Debido a esta noticia la empresa de RCKSTR no estará aceptando nuevos miembros en la misma, ya sean Idols o personal. Pronto se abrirán los cupos para nuevos grupos y personal. 29.12 Abrimos el foro Hemos cumplido diez meses online, ¡muchas gracias por todo y a por muchos más!
ADMINISTRATIVAS
APOYO Y PNJ
NOVIEMBRE DE 2018 La hora y tiempo del mes actual en Seúl, Corea. Usa esta información para hacer tus temas mucho más realistas.
X
comeback stages julio
CANCIÓN:
SOMETHING NEW
DEBUT SOLISTA
MINI-ALBUM
ARTISTA:
HAN SU MI
KSJ
ENTERTAINMENT
240 PUNTOS CONSEGUIDOS
DORAMA:
FUGITIVE LOVERS
DEBUT:
ACTRIZ
ARTISTA:
HWAN TAE JOON
MYP ENTERTAINMENT 1445 PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
Últimos temas
» let’s play hard — LKM +18
por Lee Kwang Min Hoy a las 17:33

» lamb of god —tramas
por Dong Seung Hye Hoy a las 13:03

» Registro Global.
por Miss C Hoy a las 10:18

» stop looking at me - Noah
por Im Seo Joon Hoy a las 10:13

» a good life is a collection of happy moments | Hye Sook
por Paparazzi Hoy a las 09:56

» night shining | Seo Yeon
por Paparazzi Hoy a las 09:48

» wishes – BJR [fb]
por Baek Jin Ri Hoy a las 06:29

» lady, please —jinyoung
por Lee Dan Bi Hoy a las 05:55

» remember you —jsh
por Jeong Sun Hye Hoy a las 05:21

» not related —sej
por Jeong Sun Hye Hoy a las 05:11

» this is not what you think — dahye
por Cha Da Hye Hoy a las 05:00

» timeless — hbp
por Cha Da Hye Hoy a las 04:51

» Light me Up ー pdw
por Park Do Woon Hoy a las 04:42

» teddy bear jellys / búsquedas
por Go Ye Rim Hoy a las 04:39

» all night long ― HBP
por Cha Da Hye Hoy a las 04:38

» mission failed — HWI
por Han Won Il Hoy a las 04:36

» Gamer and thief [BWS]
por Sung Myung Woo Hoy a las 04:28

» the good life — CDH
por Cha Da Hye Hoy a las 04:25

» I'll treat you better next time | Robin
por Roh Da Bin Hoy a las 04:25

» that muffin is mine — HWI
por Han Won Il Hoy a las 04:22


It shouldn't have been like this | JTM

Ir abajo

por Bak Won Sik el Vie 05 Oct 2018, 16:39

veintiocho de agosto
martes, madrugada

Desapareció escaleras arriba en la vieja casa, con el pulso atropellado, casi pareciendo que le sangraba contra el pecho. Con la puerta cerrada, en la oscuridad del cuarto diminuto, quiso maldecir en voz alta, sin voz, antes de verse recortado por la penumbra en el espejo de la pared. Su figura, vestida aún con la chaqueta del otro, permanecía arqueada, derrotada y moviéndose despacio para desenfundarse la prenda que le había había devuelto, aunque fuese unos instantes, la dignidad. Se retiró las zapatillas, quedando en pie, en ropa interior y se hundió una de las manos en el cabello, como si de esa manera pudiese sostenerse las emociones y no derramarlas.

Respiró, doblando chaqueta y apartando zapatillas con cuidado, y tras eso se metió en la cama, bajo el edredón, buscando ahogar la culpa en la almohada.


tres de septiembre
lunes, madrugada

Cuando salió a la calle en noche cerrada, sin rastro de luna o estrellas, mantuvo la mochila firmemente apretada en el pecho. Sus pasos fueron apenas un leve eco en las aceras vacías, mientras su sombra se recortaba en los edificios, sola, buscando la casa que en algún momento había sabido señalar con seguridad. Habían pasado años desde eso, desde que Wonsik se despidiese de Taemin frente a esas mismas escaleras, a la vuelta del colegio. Ahora, quieto en el rellano, volvía a sentir esa nostalgia... pero ya no era como antes. Era un intruso, una presencia indeseada abordando el hogar del otro sin invitación previa.

Con la indecisión presa en sus pupilas, subió los peldaños, la mano queriendo llamar a la puerta, mas se detuvo antes de hacerlo. Confiaba en que Taemin se encontrase en casa, pero existía la probabilidad de que no fuese así. ¿Abriría entonces su madre? ¿Quizá alguno de sus hermanos? Le inquietaba la idea, casi tentado a dejar lo prestado a los pies de la puerta, y que el chico lo recogiese por la mañana.

No.

Se reprendió. Las manos abriendo la mochila, sacando la bolsa y aferrándola de las asas con los nudillos blancos. Bajó la vista, decidido a llamar antes de poder huir de allí, cobarde. En silencio, esperó a que alguien respondiese la puerta.


cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Bak Won Sik

Volver arriba Ir abajo

por Jung Tae Min el Lun 08 Oct 2018, 09:47
Movía el cuello de lado a lado, estirando los músculos fatigados tras la jornada, mochila sobre el hombro arqueado. El barrio, a tan hora tardía, se sumía en una quietud turbadora, pero a temprana edad Taemin se había acostumbrado a aquella y, pese al peligro de las sombras, se hallaba más cómodo allá o en el ruido del Gangnam nocturno, que a plena luz del día. Bajo el Sol —aquél que brillaba pesaroso únicamente sobre Seúl—, la ciudad se llenaba de gentes y pares de ojos; algunos, en los agujeros de sus ropas y otros, en el perfil del rostro cansado (a veces lo señalaban hermoso, si lo contemplaban poco y deprisa —quién lo había perseguido calles y oscuros sabía, algo tan triste no podía ser hermoso). Deseaba con fervor formar parte del ellos, mas no porque las masas fueran de su agrado, sino porque las prefería —aquellas vidas mustias, de rutina simple— a su vida de turbulencias e incógnitas.

La casa de los Jung era la única con una luz prendida, así que no fue difícil, caminando hacia a esta, el reparar en la figura recortada frente a la puerta de número descolgado. Aceleró los pasos sin ruido, echado hacia adelante en urgente actitud defensiva, y contempló cómo se abría la puerta. Se apoyó la madre de tirante caído —hombro desnudo—, llevando un cigarro a su boca y abrazándose la delgadez con la otra extremidad, contemplando con recelo al joven, cuyo rostro —iluminado por la luz amarillenta del interior— Taemin reconoció. La mujer pudo haberlo reconocido, pero no debía estar en sus cabales (no era sorpresa), agitando el cigarro, balbuceando con un tono impetuoso, inteligibles solo unas pocas palabras —deshoras, impaciencia, insulto— hasta que Taemin apareció entre ella y Wonsik. Al hijo lo miró con cansada desaprobación y dio otra calada. — ¿Dónde has estado? —inquirió desconfiada, como si hubiera pasado el día en un bar; tan cerca, Taemin podía respirar claramente el perfume a comida grasienta, alcohol y humo.

Traba-ba-baja —nunca acabó. La madre dejó caer la ceniza (aterrizó en la punta del zapato del chico) y se volvió con paso tambaleante, murmurando bajo el aliento:— Niño imbécil, tienes edad suficiente como para ganarte el pan, pero lo único que haces es robar mi diner... —la escuchó caer en el suelo, en el interior del habitáculo, sin embargo, sintió demasiada vergüenza —y asco, sobretodo asco— como para acudir en su ayuda, de todas formas, bien sabía que pasaría así la noche. Encajó la puerta y volteó, contemplando a aquél y la bolsa que pendía de su mano. Buscó el asa y dio un tirón, dirigiéndose a paso punzante unos metros más allá, de vuelta a la calle, conduciéndolo claramente a su marcha, mas se detuvo. De haber querido devolverle la ropa pudo haberla dejado simplemente, por ende, sabía que debía tener otra razón para buscarlo; los ojos lo llamaron, como los cuervos al presagio y, sin voz, le preguntó aquél motivo —desafiándolo a dárselo (¿era un perdón, lo que llevaba en la lengua? ¿la necesidad de una conciencia limpia con la que poder dormir, calentito?), aferrando impotente la bolsa.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage



avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Jung Tae Min

Volver arriba Ir abajo

por Bak Won Sik el Mar 09 Oct 2018, 16:42
Inevitablemente, los ojos se le fueron a la imagen decrépita de la madre —muerta en vida— que terminó abriendo la puerta del domicilio. En su infancia, se había cruzado con ella un par de veces, pero quizás no así, no tan mal, no que recordase. El nudo se le formó en la garganta, impidiéndole hablar. No se atrevió a preguntar por Tae Min inmediatamente, su cuerpo paralizado y en tensión, ambos por la repulsión y el rechazo a que el otro tuviese que llamarla madre. Tardó en recomponerse, el peso trasladándose de un pie al contrario. La voz le ardía neutra en los labios con todo aquello que no se vio capaz de decir, ni ahora ni antes. ¿Acaso no era tarde para eso? No era ningún héroe, la culpa había hecho hogar en él. —¿Está Tae Min en cas...?

Fue interrumpido por los pasos acelerados del contrario, ahora en el porche. Y su vista se detuvo, reconociendo la figura amiga —no enemiga— que le había dado mano y no puñal días antes. —Te... —calló, las palabras inconscientes de la mujer lo cruzaron en bofetada invisible. Alzó el rostro, su mirada buscando la figura en el umbral de la puerta,  el impulso de su cuerpo llevándole a situarse muy levemente entre ella y Tae Min. Contuvo el querer saltar en defensa —pues era tarde, muy tarde para eso—, y en su lugar siguió la sombra que desaparecía al interior, mientras el peso de las cuerdas —culpa— seguía tirando de él hacia el suelo. Con pies enyesados al pavimento, se recordó: si te inmiscuyes ahora, él te odiará.

Se mantuvo con el cuerpo girado, separado del chico unos instantes más, y finalmente alargó la mano, tendiéndole bolsa y ropa. Evitaba mirarle directamente, la vista esquivándole, tan lejos y tan cerca— Gracias por la ropa. —recordó algo, la mano hundiéndose en el bolsillo de sus vaqueros y extrayendo el juego de llaves que había encontrado en el bolsillo de la chaqueta. —Lavé y limpié ambos chaqueta y zapatillas así que no hace falta que pongas la lavadora... Te dejaste las llaves... ¿pudiste entrar? —pero era pregunta obvia, pobre intento de alargar una conversación que temía inevitablemente corta. ¿Qué oposición —protección— podían ofrecer casas tan viejas?

Sacó dos latas de soju, mirándole finalmente antes de seguir.—Puedes decir no si quieres. Lo respetaré. —se pausó un momento—Sé que piensas que... vine aquí para quitarme un peso, pero disculparme no va a ayudar a que me sienta mejor conmigo mismo ni creo que vayas a aceptarlo, y honestamente tampoco quiero que aceptes la disculpa porque no es justo —tragó saliva, las manos aún rodeando las latas— pero sí puedo agradecerte lo del otro día —se inclinó, reverencia completa antes de volver a mirarle— ¿quieres... que vayamos a algún sitio? No te robaré mucho tiempo. ¿Quizá los bancos del parque? Quedan cerca de aquí —e insistió:— Puedes negarte.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Bak Won Sik

Volver arriba Ir abajo

por Jung Tae Min el Lun 15 Oct 2018, 09:30
No hacía falta, deseó mascullar —pero, ¿de veras no la hacía?

Quizás en el gesto de noches atrás, él había visto deuda saldada —o amabilidad, incluso—, y el otro una bandera blanca. Su herida, se temía, no podía ser cubierta con aquello; por la forma en que Wonsik se rehusaba a mirarlo, Taemin juraría que lo sabía, también. Abrió la palma para tomar las llaves. Tampoco dijo, pero al mirarlo, aquellos ojos de invierno se encendieron con cierta diablura: ¿cuándo había necesitado él de llaves, para entrar donde fuera? Las guardó en su bolsillo, apretujadas junto al juego prestado de Haneul y contempló, simplemente contempló las latas. Los músculos de los omóplatos se subieron, unos a los otros, tirándole en la urgencia de agazaparse antes de avalanzarse al cuello —pequeña bestia encerrada en muchacho—, pero reparó en que no había forma de que el rubio supiera, pues habían sido demasiado niños entonces.

La explicación no era importante para él, disculpas tampoco. Taemin se sumía en su conocido silencio y lo contemplaba, como en el juego de las diferencias, creando círculos entorno a lo que desconocía del otro. Tal vez, había vuelto a quedarse solo; tal vez, Taemin apareció en momento desesperado y por eso, Wonsik se le aferraba como a un último bote salvavidas. Pero él no podía salvarlo —era más iceberg que bote y tan cerca, se dirigía directamente hacia el golpe—, de eso él no sabía, no entendía, y cuando abría la boca, un panal de adioses se le arremolinaban entre los labios carnosos. El movimiento de las hebras ajenas al inclinarse quedó en su retina. Cambió el peso de un pie al otro, boca cerrada e incómodo por aquella reverencia, que tan poco le quedaba a Wonsik y que pocas veces había presenciado Taemin. Y torcía un poco el rostro, ojos en ojos, preguntándose qué forma era aquella de convencerlo, continuamente añadiendo que podía no hacerlo —ir—, como si estuviera coaccionado a acceder de otro modo. Debía considerarlo débil —maldijo a su sangre—, pero aún así, no le escoció.

No bebo. —respondió, pero aún seguía allí. Con el interés de un gato, aguardó; la barbilla se movió en vaga indicación, petición para que se convirtiera en guía (aunque él sabía de qué parque estaba hablando. Habían ido allí cien veces).
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage



avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Jung Tae Min

Volver arriba Ir abajo

por Bak Won Sik el Miér 24 Oct 2018, 06:51
La inquietud se adueñó de él, creando abismo. Al otro lado, vio a Taemin, lamentando la distancia, dejando la mano tendida, invisible, en silenciosa invitación. Con ambas latas aún sostenidas, su vista trazó círculos en el suelo, cualquier lugar que no fuese el chico. Había elegido el soju de manera aleatoria, decisión precipitada en su camino a encontrarse con Taemin, y eso lo lamentó al percatarse del error: madre alcohólica. —Hay un 24h de camino, te invito a otra cosa —sugirió, ajeno a si eso sería suficiente para convencerle, o si por el contrario la equivocación era insalvable ya.

Con los dedos tensos en ambas latas, brazos descansando lacios a cada lado de su cuerpo, captó la breve afirmación, la cabeza trazando línea hacia adelante, pidiendo ser guiado. Se recompuso, sus piernas tardando unos instantes en moverse, y entonces abandonó la casa ajena, esperando al contrario para andar al mismo nivel. En el trayecto evitó hablar, su mirada dirigiéndose solo de manera furtiva hacia Taemin, como si asimilase que verdaderamente le estaba siguiendo. Con las horas que eran, agradeció la iluminación de las pocas farolas, marchando al interior de la tienda, que con el letrero semifundido, permanecía abierta para los que eran como ellos. —¿Qué quieres? —preguntó al chico, sus manos buscando monedas en el bolsillo, contando suficientes wons para permitirse una bebida más. En su cabeza ya se encontraba seleccionando posibles opciones siempre que Taemin se negase a cooperar. Pensaba comprarle algo igualmente.

En la caja, pagó la lata, ignorando la molestia del tendero por haberle dado monedas tan pequeñas y poco convenientes. No poseía otro dinero efectivo en ese momento, más allá de lo que lograba sacar —cuando podía— del tarro de propinas del lavacoches. Frente a ellos fueron asomando las copas de los árboles del parque, tobogán y columpios severamente vandalizados, pintadas cambiando la apariencia que hubieran tenido alguna vez. Taemin y él habían vivido la inauguración de ese parque. Diez años atrás, una de las pocas medidas llevadas a cabo por el ayuntamiento local, en un esfuerzo vano por reconstruir y limpiar la reputación del barrio. Solo necesitaron dos meses. Dos meses para que el lugar quedase irreconocible. Dos meses para que lo reclamaran los que traficaban. Dos meses para que se manchase de sangre la rayuela del suelo. Ambos habían sido muy pequeños cuando todo había sucedido, pero la situación en ese tiempo no había cambiado demasiado. El barrio seguía abandonado. El gobierno rendido a las bandas.

Toma —le tendió la lata, tomando asiento en uno de los columpios. Se balanceó, destapando una de las latas de soju y distrayéndose con su sombra proyectada en el suelo, se sintió reconfortado por el vaivén. Sus pies ya no quedaban en el aire, tocaban la grava. Percatarse de ese detalle lo llenó de nostalgia, su vista mirándose ahora las rodillas, asomando en los pantalones rasgados. Más de una vez se había caído.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Bak Won Sik

Volver arriba Ir abajo

por Jung Tae Min el Miér 07 Nov 2018, 03:20
Coló la mano por el asa, pendiendo la bolsa de la muñeca —fuera del bolsillo de sus pantalones— en aquél hábito de cuerpo ligeramente torcido con el que se encaminaba, dejando el peso lo moviera de lado a lado cuál figura santa en una procesión, arrastrando suelas sin importarle que el asfalto devorara el filo, ya gastado, de los tejanos. Tan callado, sus suelas apenas se pronunciaban sobre los adoquines, pasos en sincronía con los del guía que, temeroso de la repentina desaparición, no hacía más que torcer barbilla —sobre el hombro— para cerciorarse de que siguiera allí. Y Taemin no lo burlaba, aunque se preguntaba con cansancio a dónde es que pretendía que se fuera (¿y con qué propósito jugaría al gato y al ratón si lo que pretendía era arrugar su esperanza? —de haber, había formas mucho más crueles que aquella).

Su cabeza se inclinó en saludo escueto al dependiente, nada más poner un pie en la tiendecilla, y aquél no despegó de ellos sus ojos saltones en el tiempo que se movieron entre estanterías, sin embargo, no los estaba mirando a ellos, si no al imaginario futuro inminente —delineaba sus figuras con el molde del ladrón, pero Taemin había procurado ser siempre honrado (incluso cuando la honradez le había supuesto losa y hasta guillotina). Tomó una de las latas sin prestar mayor interés, dejándola en el mostrador como una declaración de intenciones que el dependiente recibió con ojos entrecerrados. El sonido de las monedas, calderilla, era solo otro estigma; los ojos de Taemin permanecieron sobre la figura redonda del mayor, como si pacientemente aguardara por el chasquido altivo, la mala palabra, para propinar el mordisco. El hombre no había podido apaciguarse la inquietud, frente a los chiquillos, y recogiendo las monedas con los dedos gruesos las arrojó al interior de la caja y los despidió de aquella forma: asintiendo en una reverencia hipócrita o, más bien, con un disfrazado gesto de barbilla que señalaba la puerta.

Salió tras el cuerpo de Wonsik, de la misma forma en la que había llegado hasta allí y, cuando las luces de la tienda dejaron de apuntarlo (como si ojos), su nuca se encaró con la Luna al agachar el rostro, pateando en el camino una piedra descarriada que había salido del terreno de. Alzó el rostro: el parque. Los ojos treparon troncos y ramas, ensoñando a los niños en las copas —que ni la decadencia ni el vandalismo trepaban hasta allí. Se sentó en el columpio contiguo, dejando en el suelo la bolsa y tomando la lata, fijándose solo entonces en la que habían comprado; tiró del asa sin juego, pero no dio un buche. Tampoco se balanceó. La única farola del  parque se encendía y apagaba de forma intermitente, bañando el lugar en naranjas unos segundos antes de sumirlo en la oscuridad nuevamente. Desde allí, podían oír el zumbido de la electricidad.

¿Po-por q-qué ahora? —fue lo que preguntó. Allí, ellos eran la constatación de los años transcurridos (que si el mundo seguía siendo el mismo, ellos habían cambiado por su cuenta), entonces, qué motivo lo llevaba a invitarlo a una lata y columpiarse a su vera sólo entonces. El rostro de Taemin parecía impasible, pero había cierto reproche en su forma de latir. De no haberle tendido la mano —ropas—, ¿estarían allí entonces? Si nunca lo hubiera abandonado, ¿hubiera cambiado algo? De todo. ¿Hubiera sido más feliz? (No hallaba ni buscaba el consuelo en aquél razonar absurdo —que ya de nada le valía).
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage



avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Jung Tae Min

Volver arriba Ir abajo

por Bak Won Sik el Jue 08 Nov 2018, 20:21
Escuchó el chirriar del columpio, acostumbrado al aleteo de la luz de las farolas a aquellas horas de la noche. Había pasado mucho tiempo desde que pasasen a cambiar las bombillas por allí y dudaba que aquello fuese a cambiar muy pronto. Sentía que lo observaban las sombras, inmóviles en el parque, como dos proyecciones de lo que habían sido, niños. Ahora, sentados sobre aquel esqueleto, columpios, sentía el aura del lugar más tétrica de lo que recordaba.

Presionó la anilla de la lata, abriéndola pese a la prohibición implícita en el gesto. No alcanzaba la edad, pero eso no detenía a los tenderos locales de venderle el alcohol. Sentía el barrio como una bestia dormida, con hambre y que con tal de llevarse algo a la boca, era capaz de ignorar cualquier resquicio de moral. Wonsik lo había visto desde pequeño, y se preguntaba si aquellas calles serían un lugar mejor de no ser así. Tenía motivos para pensar que ya no eran humanos. Se movían de manera casi autómata, hasta él. Hoy por mí y mañana también. Supervivencia. ¿No era acaso lo que había hecho él hacía años? Girar el rostro, mirar hacia otro lado, como si de esa manera los golpes al chico a su derecha no sucediesen... y puede que no durmiese esa noche, o a la siguiente, pero al cabo de un tiempo la culpa y el arrepentimiento se volvían naturales, un peso más en la espalda.

Dio un sorbo a la lata, sin torcer el rostro, sin ser aquella la primera vez, y tamborileó con los dedos de manera nerviosa, pese a que tratase de aparentar lo contrario. Él sí se balanceaba en el columpio, un movimiento pequeño pero que lo delataba, un vaivén con el que buscaba reconfortarse, inconscientemente. Observó al otro muchacho beber de la lata propia, esperando el momento fatídico en el que uno de los dos decidiese romper el silencio, y una vez sucedió, recibió la pregunta como un filo que buscaba abrir los puntos de la herida. Se dejó atacar.

Una de sus manos rodeó la cadena metálica, algo oxidada y que bajaba al asiento y al cabo de unos instantes apoyó el pómulo sobre esta, en gesto cansado que buscaba organizar los recuerdos. Miró al suelo, su zapato golpeando una piedrecilla pequeña lejos de si, y entonces habló, despacio, sabiendo que había un trasfondo duro en las palabras pero que era incapaz de edulcorar. — No lo sé —murmuró, bebiendo de la lata antes de seguir. — No te quiero mentir. No esperaba que tú me ayudases —Buscó sinceridad donde dolía, sin atreverse a mirarle en ningún momento. — Siempre haces lo que no harían los demás y es por eso que siempre estás en problemas, Taemin. Eres tan... masoquista —mencionó, sabiendo la realidad tras las palabras. Nunca lo comprendió, el porqué no hacía como todos ellos, el porqué no se sumaba al hit and run, al yo primero, al sálvese quien pueda que era norma por allí. Quizá hubiese sido más fácil así, más fácil traicionarle hacía años, de haber sabido que en circunstancias similares el otro hubiese hecho lo mismo.

Elegí vía cobarde, y no fue la mejor decisión pero sé que de volver atrás sucedería de nuevo —mencionó— No sabía que iban a pegarte. Me tomó tan por sorpresa como a ti. A penas había empezado a relacionarme con ellos, eran mayores, tenían más contactos, los respetaban más. Fue el año que dejé el instituto. Mi hermana se fue de casa, se casó, y teníamos problemas para pagar las facturas. Jun Yi me prometió que le hablaría bien de mí a un tío suyo para que me contratase. Las condiciones no eran las mejores pero era decente en comparación con lo que habría encontrado solo, si es que hubiera encontrado algo. Necesitaba encontrar trabajo, y no quería nada relacionado con las bandas. Cuando fueron a por ti tuve que elegir entre dejarte ir y asegurar el dinero, la casa —mi madre— o ayudarte y perderlo, además de ganarme enemigos. —Dejó de moverse en el columpio, arañándose con suavidad la rodilla expuesta a través del roto de los vaqueros, con aquella mano que no sostenía lata. — No es algo con lo que haya podido dormir bien, pero es algo que debo aceptar y que tuve que hacer aunque no lo compartiese. Aún me acuerdo de cosas, de nosotros, y en la posición en la que estoy ahora, si supiera que van a hacerte algo intentaría desviarlo, porque puedo. Ahora puedo, pero no entonces.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Bak Won Sik

Volver arriba Ir abajo

123
Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:

No puedes responder a temas en este foro.