Gym buddies [HYJ]
NOTICIAS
26.11 RCKSTR Entertainment sigue sin aceptar nuevos empleados o idols en sus filas hasta nuevo aviso. ¡Salimos del hiatus!
22.11 Solamente se podrá acceder a METEOR, VYR, KSJ y MYP Entertainment comprando el item “Cuenta especial” ya que permanecen cerradas hasta nuevo aviso.
29.12 ¡Llevamos contigo once meses! Muchas gracias por hacerlo posible y seguir con nosotros día a día. ¡Por muchos meses más!
ADMINISTRATIVAS
APOYO Y PNJ
DICIEMBRE DE 2018 La hora y tiempo del mes actual en Seúl, Corea. Usa esta información para hacer tus temas mucho más realistas.
¡HAPPY CHERRY CHRISTMAS EVERYONE!

Gym buddies [HYJ]

Ir abajo

por Liu Mei Qi el Jue 11 Oct 2018, 04:46
10 de octubre, 2018
11:00 am

Era algo difícil correr, balancear la mochila que llevaba colgada al hombro y evitar golpear a las personas que se le atravesaban en la calle. Pero claro, solo a ella se le ocurría hacer sus deberes y los de su hermano a última hora, justo antes de salir a encontrarse con su amigo. Realmente se merecía estar sudando mucho antes de siquiera entrar al gimnasio. Yong se le iba a comer viva, así que tendría que poner su cara más adorable e inocente para ser perdonada.

A unos metros reconoció su figura, justo fuera del gimnasio donde habían decidido encontrarse. Se apresuró y tan pronto estuvo cerca, lo atrapó en un abrazo por los hombros. — ¡Yong! — A pesar del cansancio y de que se le estaba yendo la voz, le llamó de la manera más animada posible además de que le apretujo con algo de fuerza. Trataba a todos por igual en el grupo, pero con Yong siempre se sentía con más energías y ganas de estar activa. Supuso que se trataba solamente de la personalidad del chico.  —¿Me esperaste demasiado? Perdóname pero tuve que dejar la ropa en la lavandería primero y había mucha gente. — lo soltó solo para ponerse frente a él y así disculparse más adecuadamente. Realmente no era una buena justificación pero, Yong ya le conocía y esperaba que como muchas otras veces la perdonara.

Con una enorme sonrisa, miró el gimnasio y luego al otro bailarín sin poder evitar su emoción. Le golpeó ligeramente el hombro para llamar su atención;  —¿Listo para ganar más músculo en esos bracitos? — bromeó, caminando hacia la puerta y adentrándose al establecimiento.

cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage



avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Liu Mei Qi

Volver arriba Ir abajo

por Invitado el Vie 12 Oct 2018, 02:55
Y porque era un caballero, de brillante armadura con pañuelo en el cuello y sombrero en la cabeza, se mantuvo de pie esperando la llegada de una hermosa damisela. La cual terminaría calva por su tardía llegada, lo haría todo con la manía de levantar el dedo meñique a la hora del té inglés, cómo si en la tortura fuese algo de elegante ese gesto.

Aunque sí, le resultaba desesperante la espera, podría haberse dado una vuelta en la plaza y exageraba por decir que lo conseguiría y tendría tiempo de sobra hasta la llegada de Mei. Pero, a pesar de todo, apreciaba a la chica… quizás otro método para hacerla sufrir… Con su dramatismo y para molestarla después, fue que comenzó a buscar en su teléfono torturas de siglos pasados, a precios económicos y buenas caseras.

Cuando de la nada se sintió abordar con el susto inesperado. —¡Santa Virgen de la Papaya!— Exclamó malabareando para no tirar a su hijo no-nato. —¡Mei!— Lo que pudo ser un regaño termino en una risa, dejaría para después esa tarea. —¿Bromeas? ¡Me iban a salir raíces de tanto tiempo!— Bufó. —¡Además de llegar tarde te atreves a golpearme! Te va a ir mal, con estos “bracitos”, ya lo verás— Dijo corriendo tras de ella para después con sus manos pasar a despeinarla, queriéndole dejar el cabello cual nido, pero resultó un fallo, no era en si lo que planeaba pero fue lo primero que resultó. —Mi obra de arte es un desastre, pero te queda bien, no te preocupes pelos de loca.
avatar
123
Invitado

Volver arriba Ir abajo

por Liu Mei Qi el Sáb 13 Oct 2018, 07:23

Era inevitable no carcajearse con las expresiones de su amigo, siempre la sorprendía con su creatividad. Ante su queja, no pudo más que bufar y mirarle con cierta burla. —¡Eres un exagerado! — No se había tardado tanto. Unos cuantos minutos, quizá bordeando la media hora. Pero no era tanto. A Yong simplemente le gustaba dramatizar y exagerar, dios, el chico era perfecta para protagonizar obras de teatro.

—Quisieras, con esos bracitos no lograrás nada. — respondió, solo para provocarlo un poco más. Por supuesto que se estaba esperando un ataque de él, sin embargo se sorprendió al sentir las manos contrarias en su cabello. Juraba que le empujaría o le haría cosquillas, no que la despeinaría. —¡Hey! — se alejó de inmediato, indignada. Se miró en el cristal de la puerta y pronto comenzó a componer su melena. —¿Tú crees que me esforcé en desenredarme el cabello solo para que lo hicieras feo? ¿Dónde están tus modales? Así no se trata a una señorita. — y con la cabeza bien en alto,  caminó frente a él. Por supuesto, pronto miró al otro sobre el hombro y le sacó la lengua.

Luego de firmar su entrada en el mostrador, se giró a ver al menor, ignorando las miradas de los encargados en ella. —Deberías cargarme hasta las caminadoras. — los otros quizá no escuchaban comentarios randoms de la nada en su vida rutinaria, pero Yong ya debía estar acostumbrado con lo mucho que veía a Mei. Sin pensarlo dos veces, colgó en su espalda.  —Corre como el viento, tiro al blanco. — Oh, la iba a matar…pero valdría la pena.

cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage



avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Liu Mei Qi

Volver arriba Ir abajo

por Invitado el Dom 21 Oct 2018, 17:33
¿Exagerado? ¡¿Él?! Eso era cuento, si quería que en verdad le diera el rollo sería toda una obra digna de Brodway. No era por presumir, claro; aunque si se le diera bien la actuación dejando de lado sus bromas. Se hizo el ofendido en tanto regresó con sus brazos, alzándolo ligeramente y tensándolo. —Ya quisieras tener mis bracitos— Soltó en un murmullo, aunque no fuera el más fornido, si era fuerte.

—¿Juegas, cierto? Si quedas igual durante nuestras practicas, cuando llegas y al irte, no veo mucha diferencia— Pero claro no quedó más que verla caminar, y dando espacio entre ambos, ahí fue. Imitando su andar más a lo diva, colocándose a su lado meneando la larga cabellera que fingía tener; correspondiendo su mofa con la misma más bajar su párpado izquierdo ligeramente. En tanto se encargaba de escribir, no se ocupó más que en mirar fijamente a las personas; abriendo desmesuradamente los ojos, tan sólo para ver como a ellos les salían arrugas en las frentes, o les incomodaba simplemente por las muecas graciosas que pretendía hacer. En la impresión cuando volvió hablar dejando sus acciones con una pequeña sonrisa conteniendo su risa.

—¿Por qué lo haría? A diferencia de ti hablando de mí, tú tienes dos piernas en perfecto est…— Y cortó se quedó pues sintió el peso sobre sí, reaccionando inmediatamente en tomar sus piernas. Era ligera para lo que comía, y siguiendo el momento, relinchó cual caballo, o su intento de imitación. Corriendo con facilidad hasta el área e incluso por otras. O eso hasta que decidió volver en su papel, yendo cada vez más lento y encorvándose. —Ayuda, ¡ayuda! Esto es explotación, voy a apelar a mis derechos como corcel, ¡le seré más fiel si me deja de torturar!— Dijo fingiendo su estado cansado hasta quedar casi que de rodillas en el suelo, frente a las caminadoras nuevamente; y sin arrepentirse la dejó de un tiro en el suelo con una sonrisa en su rostro.
avatar
123
Invitado

Volver arriba Ir abajo

por Liu Mei Qi el Vie 26 Oct 2018, 06:09

La “ofendida” ahora fue ella. —No puedo creer que estés hablando mal de mí precioso cabello. Y lo peor es que son puras mentiras. — Pero él tenía razón, Mei siempre terminaba con el cabello hecho un desastre luego de un ensayo. Aunque realmente no le importaba, a fin de cuentas ella iba a bailar y en esos momentos a ejercitarse, no había necesidad de intentar verse bonita. Ignorando miradas y por supuesto los pretextos que Yong le ponía, atacó directamente su espalda y se colgó de él. Mei se soltó a reír tras escuchar su intento de relincho y seguramente de no estar bien agarrada del otro, se hubiese caído. —Ah, ah, los corceles no hablan. Mucho menos se quejan. — regañó, pero le dio leves caricias en su cabello, como si compensara su mal trato.

Por supuesto, terminó en el suelo gracias a él, no obstante Mei se quedó unos momentos ahí mientras continuaba riendo. Una vez se calmó, se puso de pie. —Ya, no hagas drama. Para la próxima vez que salgamos de un ensayo a comer, haré que me cargues hasta allá.— Realmente no lo haría, pues no era tan cruel como para sofocarlo cuando estuviese cansado. Miró a su alrededor, había algunas personas usando diversos aparatos a su alrededor, pero las caminadoras estaban relativamente vacías. —¿y bien? ¿Ahora sí estás listo? Aunque, será mejor que nos estiremos un poco, ¿Recuerdas que la otra vez me entumí por hacerlos rapidísimo? odio los calambres. — y como dijo, empezó a estirarse y relajar los músculos para evitarse problemas.

cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage



avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Liu Mei Qi

Volver arriba Ir abajo

por Contenido patrocinado
123
Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:

No puedes responder a temas en este foro.