How long | Nina
Seúl, Corea del Sur | Invierno, Febrero 2019
¡Bienvenido a Seúl! Como puedes ver, estamos en invierno y las temperaturas pueden bajar bastante, ¡abrígate bien y recuerda no resfriarte! Aprovecha durante esta temporada para refugiarte en sitios cálidos, tomarte un buen chocolate y ponerte al día con tus conocidos.
Últimos temas
» I wanted to meet you - LSJ
por Bae Rae Won Hoy a las 10:15 pm

» deep talk at midnight — KMH
por Kim Min Hee Hoy a las 6:08 pm

» the worst night of my life - Priv.
por Jin Hye Sun Hoy a las 5:46 pm

» Solos tú y yo — MY
por Won Jung-Sik Hoy a las 5:09 pm

» relax — WJS
por Won Jung-Sik Hoy a las 4:49 pm

» a strange night - SJ
por Seok Jae Min Hoy a las 4:30 pm

» Hay una boda que organizar - MY
por Won Jung-Sik Hoy a las 3:38 pm

» Time to cuddles - MY
por Won Jung-Sik Hoy a las 2:54 pm

» Secuestro exprés - Jiseok.
por Park Dong Suk Hoy a las 12:33 pm

» our special place - YJS
por Park Dong Suk Hoy a las 12:15 pm

» don’t you dare, bitch — JB
por Jaisai Bhuvanat Hoy a las 11:37 am

» Try this - Byungsoo.
por Jaisai Bhuvanat Hoy a las 11:27 am

» Baby don't stop - GBS
por Paparazzi Hoy a las 11:00 am

» All shook Up • Yeon Ji
por Daniel Park Hoy a las 6:44 am

» Suspicious Minds • Tae Goo
por Daniel Park Hoy a las 6:44 am

» dance in the mirror | Mei
por Liu Mei Qi Hoy a las 6:17 am

» words don't come easy —ksy
por Choi Dan Ah Hoy a las 6:09 am

» mistake —lmq
por Liu Mei Qi Hoy a las 5:58 am

» Like a red carpet | Eunbyul
por Ha Sung Woon Hoy a las 5:22 am

» our song didn't cure my depression – LDB
por Lee Dan Bi Hoy a las 4:32 am


How long | Nina

Ir abajo

por Jaden Shin el Sáb Nov 10, 2018 5:17 am

Noviembre 01 del 2018 en Jeonju a las 14:25 pm.

— Ni lo pienses… ¡Jaden! —fue demasiado tarde, el mencionado colgó el móvil sin darle oportunidad a su mánager de seguir soltando amenazas que no iba a cumplir, o eso creía el ahora pelirrojo. ¿Podía tentar de esa forma su suerte? SÍ, y lo haría. Durante toda su trayectoria como idol, Jaden había intentado mantenerse al margen de escándalos innecesarios, de escuchar los consejos de SU representante y hermano a quienes admiraba y respetaba por su trayectoria. Le costó, no lo iba a negar, le costó reprimir su instinto rebelde para volverse un joven sumiso; tranquilo, pero en ese momento lo que menos deseaba el solista era seguir bajo la sombra de los otros dos.

La situación de su empresa lo dejó con un sabor amargo, sabía que no era el único que sufría esos ataques de paranoia y nerviosismo, bastaba con caminar por los pasillos de la RCKSTR para encontrarse con el mismo tic que el de él, en los otros idols. El ambiente había cambiado, ahora se respiraba un aire de tensión constante, nadie se atrevía a levantar la cabeza y como si aquello fuera poco, tanto su mánager como Tyler había adoptado una conducta sobre protectorasobre él, lo vigilaban y cuestionaban sin razón alguna, incluso le prohibieron visitar a Jun Sook con la excusa de guardar la apariencia. El aislamiento al cual estaba siendo sometido terminó por derribar su cordura, liberando finalmente a ese Jaden de años atrás; el chico rebelde y egoísta que no conocía de límites.
Su primera víctima fue Young Taek, a quien reprochó con todo el descaro del mundo el abandonó que de niño vivió, lo culpó por su sordera y le dejó en claro que no existía diferencia entre él y sus padres, los tres eran personas egoístas, quienes por querer cumplir su sueño se habían olvidado del pequeño Jaden. Su representante fue la última víctima de su pérdida de cordura.

En ese momento el solista sufrió una regresión a su adolescencia, y tras colgar el teléfono echó en una mochila ropa limpia, dejó el móvil sobre la cama junto a la tarjeta de crédito, llevándolo solo efectivo con él; era experto en escapar.
Tomó el primero autobús que vio sin importarle el destino. Tras varias horas finalmente llegó a su destino, Jeonju— después de todo, estamos de vacaciones —susurró tras bajar del autobús, y aunque se arrepintió de no llevar su móvil al ver la hermosa estructura arquitectónica del lugar, decidió continuar; deseaba alejarse, alejarse de sus amigos, de su empresa, de ese mundo que tanto amaba. Lo necesitaba, lo necesitaba con desesperación.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


Jaden Shin
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Jaden Shin

Volver arriba Ir abajo

por Nina Matyushenko el Sáb Nov 17, 2018 7:21 am


El camino la pasó con una cámara en las manos, tomando fotografías de todo lo que consideraba hermoso del camino a esa mágica ciudad. Llena de construcciones antiguas y por de más hermosas, era la primera vez que salía de la capital hacia otra parte de Corea del Sur. Y no era porque la invitaron amablemente a esa expedición, más bien se había pegado como larva a su hermana, excusándose en la escuela por dos días para no perder esa grandiosa oportunidad. Estaban grabando la próxima sesión fotográfica de una revista de renombre en la que su hermana mayor tenía contrato. Llegaron realmente tarde al lugar, por lo que podía entender del representante de su hermana habían alquilado una parte central de la villa Hanok en Namwon.

Así que esa noche durmió con la preocupación de no tener suficiente espacio en su memoria para las fotografías que tomaría al día siguiente. Al amanecer, sus curiosos ojos llorosos acostumbrados a la falta de contaminación de la Seúl se encontraban perfectamente esa mañana. Se vistió y baño antes que la interesada, peino su largo cabello en dos largas coletas llamativas. Se vistió con un sencillo jumper gris y una larga camisa blanca. Sabía que el frio azoaba aquellos lugares, pero estaba acostumbrada al crudo invierno siberiano, podría soportar más.

Acompaño al equipo de producción y cámara, miró atentamente el trabajo y quedo maravillada, era la primera vez que veía a su hermana trabajando, era realmente hermosa, con sus ojos grises y cabello tan rubio que parecía sacado de un cuento de hadas. Soltó un cortó suspiro sin poder quitar su vista de ella. Solo desvió la mirada cuando un chico paso entregando volantes, se alquilaban bicicletas para dar un paseo por las calles y los empedrados lugares de la villa. No lo dudó un segundo y se vio con navegando hacia la sesión con su nueva adquisición amarilla y azul.

El fotógrafo  levantó la cámara y presionó el obturador. Sorprendida se tambaleo un poco pero llegó a salvo ─Mientras pasa el descanso… ¿podrías tomar un par de fotografías para mí?─ preguntó con un deje de timidez, quería un recuerdo de ese día, y tenía todas las posibilidades en sus manos.
Nina Matyushenko
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Nina Matyushenko

Volver arriba Ir abajo

por Jaden Shin el Sáb Nov 24, 2018 4:50 am


Vagó por minutos que terminaron convirtiéndose en horas, sus pies comenzaron a doler pero el orgullo que en ese momento se cargaba pesó más que todo sentimiento de agotamiento o arrepentimiento. Estaba seguro que a esa hora su hermano y mánager estarían envueltos en la desesperación por no encontrarlo en su departamento, de seguro correrían a casa de Junsook para sacarle información que el menor desconocía, esa vez había sido demasiado precavido y para evitar involucrar a sus amigos decidió desaparecer sin decirle a nadie, lo único que dejó al partir fue su móvil y su tarjeta de crédito, cualquier objeto que pudiera ser usado para ubicarlo se quedó atrás, necesitaba de ese tiempo a solas, de sentirse libre porque, aunque agradecía la preocupación de su mánager y los cuidados de Tyler existía ocasiones, como esa, dónde el sofoco no lo dejaba ver más allá, necesitaba con urgencia despejar sus pensamientos y tomar una difícil pero importante decisión ¿seguir con su carrera o no?

Se detuvo en un establecimiento de comida callejera, guiado por el aroma del lugar decidió detenerse a comer pues recordó que no desde la noche anterior no había probado bocado alguno.
La comida le pareció increíble, el sabor casero le dejó con ganas de más y dando el placer pidió una segunda ronda, ya quemaría las calorías con la caminata; debía buscar un lugar cómodo y barato para descansar. Barato pues no sabía cuantos días permanecería en la ciudad de Jeonju, misma que lo dejó encantado por su diseño y población gentil. Después de una hora y tras creer que la inflación de su vientre reventaría el botón de su pantalón pagó la comida y continuó con su peregrinación.

Sus pasos y pésima orientación lo llevaron a una de las villas de la ciudad, un lugar tranquilo, diseñado para reflexionar o enamorarse, al menos esa fue la idea que apareció tan pronto inspeccionó el lugar. Caminó admirando cada espacio y una vez más se arrepintió de no llevar consigo el móvil, le hubiera encantado tomar fotos para mostrárselas a sus amigos. Mientras pensaba en ellos una silueta conocida captó su atención, se acercó con cuidado, antes de cometer algún inoportuno debía asegurarse de que fuera ella, aunque, dudaba mucho que existiera en ese continente otra persona con la misma cabellera; era ella, no había duda. Se detuvo a contemplar la sección fotográfica o ante sus ojos eso parecía, sonrió de oreja a oreja al verla posar con semejante timidez ¿podía existir mujer más encantadora que ella? Lo dudaba.

— No me dijiste que fueras modelo —había contado hasta tres antes de tomar la decisión de acercarse y hablar con Nina, su fan— aunque lo que más me sorprende es la casualidad, nunca imagine volverte a ver —y estaba feliz de que el destino los hubiera unido de nuevo.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


Jaden Shin
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Jaden Shin

Volver arriba Ir abajo

por Nina Matyushenko el Dom Dic 02, 2018 4:05 am


Parecía una escena de una película de época, su hermana, elegante en su vestido blanco y con su peinado adornado por flores y guirnaldas los mirada de debajo de un árbol usando su sombrilla blanca. El cariño se reflejaba en sus ojos claros, Nina lo percibió cuando la miró, emocionada por ser parte de ese momento especial en el que por primera vez sería la fotografiada y no la fotógrafa, no le gustaban las fotos, porque le lastimaban los flashes, pero en su última visita al doctor le dieron protecciones especiales que serían como lentillas anti reflejantes. Seguía al pie las instrucciones del joven, su protagonista principal estaba nerviosa y debía decirle palabras lindas para tranquilizarla, sostenía con tanta fuerza su bicicleta alquilada que sus manos empezaban a cosquillear por falta de sangre.

─Te vez preciosa Nina─ sonrió avergonzada ─Creo que hemos tomado suficientes ¿quieres verlas?─ esa pregunta era para su hermana quien, tan serena y amable como siempre asintió rápidamente y se acomodó en su vestido para estar más a gusto. Por su parte ella entendió que debía esperar un poco para ver el trabajo. No esperaba, sinceramente una voz que le hablara con tanta confianza, se giró al reconocer ese maravilloso tono. Cubrió sus labios y retrocedió dos o tres pasos, un mes, poco más de un mes había pasado desde que su buena fortuna se dio a conocer y ahora tenía  a Jaden nuevamente frente a ella ─Oh por dios─ así, sin el ostentoso traje de su fanmeeting, vistiendo ropa simple y poco maquillaje ¿no lucia más apuesto?

Su hermana enseguida estuvo a su lado, alarmada por la reacción de Nina y que ese chico estuviera molestándole. Aniek era realmente alta, su 187 cm resaltaba sobre las alturas promedio de Nina y Jaden, por esa misma razón era imponente, una amazona ─¿Todo bien?─ preguntó apretando las manos en su cintura, como una protección ─Sí, sí; lo siento. Él es Jaden Shin ¿lo recuerdas?─ ¿Cómo no hacerlo si hablaba de él cada oportunidad? Su hermana abrió los labios y asintió ─Ella es Aniek Kamile, mi hermana mayor. Ella es la modelo, no yo.─ Le miró sin poder quitar esa emoción. Recordó entonces que estaba vestida con un jumper gris y llevaba dos coletas infantiles largas, moría de vergüenza.

Solo entonces se dio cuenta de otra cosa, ¿Le recordaba especialmente a ella? Miró  los lados, tratando de encontrar al manager del muchacho pero al no divisarlo volvió su azul miradas hacia él ─Debo ser una chica con mucha suerte─ respondió finalmente a su comentario. ─Luces más guapo que cuando te conocí─ allí estaba su sinceridad haciendo trabajo extra. Su hermana fue llamada para terminar con el descanso, se despidió de Jaden con su suave tono coreano y una amplia sonrisa. Estando a solas Nina no pudo controlar su corazón ─Amé las nuevas canciones, es una lástima lo que pasó con la compañía. Tengo la sensación de que no has disfrutado de tu trabajo.

Nina Matyushenko
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Nina Matyushenko

Volver arriba Ir abajo

por Jaden Shin el Mar Dic 11, 2018 3:40 am


Una sonrisa brotó inmediatamente al presenciar la reacción de la menor. Jaden jamás se había considerado un idol completamente visual, apuesto, por eso en ocasiones encontraba exagerada e incluso incomoda la reacción de sus fans ante su atractivo "visual", sin embargo, la sensación de sentirse admirado por Nina era completamente diferente, le gustaba esa atención o mejor dicho devoción que la femenina le mostraba, provocaba en su pecho una sensación de calidez y paz que hace tiempo no experimentaba. Desconocía la razón, era un misterio el porque ella era diferente a sus demás fans, pero, tampoco era que le importase mucho descubrir el motivo por el cual se sentía afortunado de tenerla una vez más frente a él— oh, sé que me veo diferente sin el maquillaje pero..., no soy tan feo ¿o sí? —intentó aligerar la tensión del momento y estuvo a nada de lograrlo cuando aquella mujer de larga silueta apareció.

— Mucho gusto —fue más el miedo que le ocasionó ver el tamaño de la mujer que sus modales lo que lo llevó a hacer una reverencia de casi noventa grados— Jaden Shin —se inclinó una vez más antes de sonreír— oh ya veo, entonces el atractivo es de familia —su mirada bailó de la rubia a la pelirroja donde prefirió quedarse; ante sus ojos esa vista era más agradable que la versión vikinga que apareció tan repentinamente— siempre tan amable. No puedo lucir atractivo cuando llevó días sin dormir bien y cero maquillaje, creo que mi piel se ve más pálida de lo normal —agregó— además, en comparación contigo, creo que me quedo demasiado corto, esas coletas te van bien.

Fue interrumpido por quien parecía ser el mánager de la hermana de Nina, al final se despidió de la más alta y regresó su atención a Nina, la pelirroja que lo cautivo desde el primer momento en que la vio— ¿te soy sincero? no deseo hablar de ese tema —había huido por esa misma razón, lo que menos deseaba en ese momento era recordar la situación que dejó atrás— ¿realmente es tu hermana? —preguntó con su mirada fija en la escena que frente a ellos cobró vida— no te ofendas pero, ella da miedo. En cambio tú, bueno, creo que eres encantadora..., nada que ver.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


Jaden Shin
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Jaden Shin

Volver arriba Ir abajo

por Nina Matyushenko el Miér Dic 26, 2018 7:41 am


─Imposible─ negó con la cabeza a su pregunta, ella no mentía, era imposible que creyera que Jaden Shin era feo. No tuvo más oportunidad de confesarle todo lo que pasaba por su mente cuando tuvo que prestar atención al cambio de humor del artista, para sus adentros sonreía con malicia, le encantaba ver la respuesta física de hombres y mujeres ante el tamaño y la personalidad de la mayor de las inmigrantes rusas Matyushenko. Trató de sonreírle al artista, transmitirle calma que decía “no te preocupes” pero las palabras no salieron, en cambio a sus blancas y pecosas mejillas sobrevino un calor repentino, que se veía en perfecta sincronía con el color que se apoderaba no solo de esas poco abultados músculos sino de prácticamente toda su cara. Aniek, su hermana, alzó una ceja algo consternada pero luego sonrió y paso su mano larga por las mejillas de la menos susurrando “─tranquilízate, pensará que eres rara─” Nina de corazón creía que era tarde para fingir.

La vio partir  y entonces su conversación reanudó ─Aun así─ alzó los hombros, ella debía apoyar a su artista, era la regla que toda fan tenía secretamente arraigada ─Tu voz es lo mejor que hay en un día gris─ y allí la duda entraba ¿Qué escuchaba Jaden en sus días grises? ─¿Ah?─ alzó la vista hasta donde él la tenía fija y sonrió ─Lo es, de hecho nos parecemos bastante─ hasta un ciego podía verlo, pero era un chiste que no le gustaba mucho, por obvias razones. Echó a reír sosteniendo su estómago ─Que no te intimide su tamaño; Kamile es como un gran danés, impotente, de extremidades largas y voz fuerte, pero con la personalidad más dulce que puedas encontrar.

Al menos a ella le encantaba ver a su hermana hacer su trabajo, todo parecía elegante y de ensueño ─Pero, gracias por pensar que soy más encantadora, poca gente lo cree─ no eran celos, simplemente era la menos agraciada de las dos. ─¿Estás de vacaciones? O quizá estás por asuntos de mero negocio y no tienes mucho tiempo─ Podía parecer lunática, pero no había tranquilidad en los hombros ajenos y ella quería ayudarlo. ─¿Has ido al bosque? Hay un puente colgante larguísimo, ¿quieres que vayamos juntos?─ la sola idea de cruzarlo al lado de su cantante favorito la mareaba.
Nina Matyushenko
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Nina Matyushenko

Volver arriba Ir abajo

por Jaden Shin el Dom Ene 06, 2019 2:50 am


Mientras la chica describía con detalle a su hermana Jaden ocupó ese tiempo en analizar a la modelo; observó sus largas proporciones y sus movimientos, era entendible el  por qué se asustó ante la presencia femenina y vaya que el rapero no era una persona sencilla de intimidar, justo ese pensamiento lo llevó a imaginarse la reacción que tendría Tyler, su hermano, al encontrase con aquella mujer.
concluyó su fantasía con una leve sonrisa sobre sus labios y sin querer perder más tiempo volvió su atención a Nina, la dulce pelirroja que lo hacía sentir maravillado por sus pecas y actitud inocente.

— No puedo evitarlo, tu hermana es intimidante —confesó con una sonrisa sutil sobre sus labios— mi hermano sería como un french poodle; pequeño y encantador pero con el ego demasiado grande que se cree es el amo del mundo —igual a él, se podía decir que los hermanos Shin tenían el mismo complejo de superioridad, la única diferencia es que lo manejaban de diferente manera; el mayor mediante el baile, él prefería el rap.
Terminó negando con la cabeza— no puedo creer eso ¿cómo no pensar que eres encantadora? —extendió sus brazos hacia ella— ¿te has examinado bien?  Eres alta, delgada, tu cabello armoniza con tu tono de piel y en lo personal, siempre he creído que las pecas son..., llamativas —eróticas, era la palabra que usualmente utilizaría pero se restringió de usarla, no quería dar una mala imagen, no a ella.

Regaló una mirada enternecedora y sintiéndose culpable por primera vez de sus actos ocultó un poco su cuello entre sus hombros— digamos que me tomé unas vacaciones —su voz se asemejaba mucho a la de un niño travieso quien a través de una mirada inocente quería ocultar su maldad— de hecho, tiempo es lo que me sobra estos días y acabo de llegar a la ciudad —escondió sus manos en las bolsas de su pantalón y se encaminó hasta Nina— sí, me encantaría ir contigo a ese bosque —y a muchos lugares más, pero eso era algo que no confesaría— muéstrame ese  puente colgante —estiró uno de sus brazos para ofrecer su mano a la femenina mientras sostenía una sonrisa amble sobre sus labios.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


Jaden Shin
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Jaden Shin

Volver arriba Ir abajo

por Nina Matyushenko el Miér Ene 09, 2019 6:18 am


Conocía al hermano de Jaden, lo investigó todo de él al saber que tenía un hermano famoso, y concluyó que los genes Shin no eran tan altos, si se estaban comparando con mascotas Nina era era un Rough Collie y Jaden un  Corgi, pero a veces esas combinaciones funcionaban ¿no? Comenzó a toser mientras se sostenía la cabeza «No, no, no, no. Has enloquecido» era lógico que el chico le gustase demasiado, había crecido pensando en él y su música, por eso no entendía por que la idea de que su sonrisa le dejara larvas en el estómago la ponía tan mal. Deseaba tener una razón para no encontrarse de nuevo con él, porque hacerlo le estaba causando pensamientos extraños, descubría cada vez más lo afín que era con el tipo de persona que ella consideraba perfecta. Y, de alguna forma, terminaría descubriendo que no podía hacer nada por él, ni por ella.

Ya había perdido.
Lo apostó todo por Jaden Shin.

─Oh dios─ que alguien la salvara, no recordaba como respirar y vivir al mismo tiempo ¿Por qué ese hombre eran tan increíble? Cubrió sus pecas con la mano, ella no las odiaba ni le importaban tampoco, simplemente estaban allí desde su nacimiento y había aprendido a soportarlas ¿acaso las empezaría a amar a cuenta de Jaden? ─No digas eso, por favor─ Estaba a punto de arruinar la reciente declaración diciendo que en realidad eran malformaciones de la piel y la exponían a cientos de enfermedades que los demás no tendrían jamás, pero sonrió, acariciando con la yema de los dedos la piel de su rostro. Fascinada

─Te encantará la ciudad─ ella la había recorrido ya dos veces en un solo día, no terminaba de maravillarse con la vista y los paisajes. De pronto vio su mano elevarse inconscientemente, despertó de esa ensoñación pero ya era muy tarde, su mano se posaba sobre la del cantante y no sabía cómo tomar aquello. Primero pensó en lo delgados que eran sus dedos y que calzaba perfecta entre la suya y su corazón dolió. ─En realidad, podemos ir en bicicleta hasta allí ¿sabes manejar una? Esta la rente realmente barata─ se subió indicándole que usara los tornillos ─¿Quieres manejar tú?
Nina Matyushenko
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Nina Matyushenko

Volver arriba Ir abajo

por Jaden Shin el Dom Ene 20, 2019 6:58 am

La observó entre confundido y preocupado por su curiosa reacción— ¿Te sientes bien? ¿te duele la cabeza? —al final la preocupación se apoderó de su cuerpo y sin pensar sus acciones, terminó acercándose a ella rompiendo por completo las leyes del espacio personal. Tomó con cuidado las manos ajenas y una vez, su cabeza estuvo libre buscó con la palma de su mano, signos de una fiebre— no, no hay nada —confesó con una sonrisa que dedicó especialmente a ella, para suerte de ambos, Jaden estaba acostumbrado a los actos inconscientes y raros, gran parte se la debía a su amigo quien parecía ser una caja de rarezas viviente— lamento si mis comentarios fueron los culpables de tu reacción, pero a mi defensa diré que te hizo lucir encantadora —sin entender el porque de sus palabras y acciones, terminó por hacer una pequeña reverencia para después enfocar su mirada lejos de su silueta ¿por qué esa chica le hacía actuar de esa manera?

— ¿Por qué no? —se esforzó por no reír— de verdad creo que tus pecas son encantadoras —demasiado tentadoras, toda ella lo era, al menos para él.
Dio unos cuantos pasos más y al estirar su brazo logró acariciar con la yema de sus dedos esas pequeñas pecas que se habían vuelto su nueva adicción, sumergido en el encanto se encargó de pasar sus dedos por cada uno para finalmente dar a Nina una sonrisa amplia y algo apenada por el atrevimiento— si en algún momento alguien dice lo contrario no dudes en avisarme, yo me encargaré de esa persona —y aunque se esforzó porque sus palabras sonaran a un simple comentario amigable le fue inevitable ignora esa punzada de celos que apareció al imaginar que otro chico podía admirar ese lindo rostro, desear tocar esa roja cabellera.

Pero por mientras eso ocurría, se dejó llevar por la calidez de la mano femenina; no se inmutó, mucho menos mostró desagrado, simplemente la siguió mientras asentía con la cabeza—  sé manejar una bicicleta pero no son mi medio de transporte favorito —confesó divertido de la situación— no, siempre he deseado ser yo la dama que va atrás y sujeta con timidez la cintura de su amado —¿estaba bien bromear con ella de esa manera? No estaba muy seguro y algo dentro de él le decía que no, que no podía jugar con ella de esa manera.
Fue demasiado tarde, cuando se dio cuenta ya se encontraba sobre la bicicleta, colocado detrás de Nina y con sus manos sujetando delicadamente los hombros femeninos— todo suyo, puede llevarme a donde usted guste, señorita.  
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


Jaden Shin
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Jaden Shin

Volver arriba Ir abajo

por Nina Matyushenko el Lun Feb 04, 2019 6:16 am


Negó por la pregunta, estaba perfectamente bien, sus desgraciadas pecas ocultaban bien su sonrojo, pero no funcionó cuando las cálidas manos del joven frente a ella le tocaron, se derritió internamente, sintió todos sus órganos amontonarse en el área del estomagó y algo cálido explotó dentro de ella. Realmente era muy afortunada. Se preguntó si era físicamente posible que esa sensación se transmitirá desde su frente hacia sus pies, quizá solo estaba exagerando. No pudo responder, solo clavo fijamente su mirada azul en la de él, mientras se quedaba quieta ─más bien petrificada─ y ella que creía que era salvaje al conocerlo diciéndole lo guapo que estaba, ningún chico coreano se le había acercado tanto porque tenían un fuerte sentido del respeto.

Pero Jaden no era coreano, a veces lo olvidaba.

─Si los estás contando, lamento decirte que yo me he rendido─ bromeo, pero el parecía no escucharla. Lo supo cuando su voz volvió a abrazarla ─Entendido, le daremos una paliza juntos─ hizo el ademan de golpear la mano contra su puño, quizá la primera persona que tendrían que golpear era a ella misma. Cuando ya estuvieron cercas de la bicicleta y a punto de iniciar su recorrido escucho con mucha atención al chico ─Es una lástima─ ella sí que amaba las bicicletas, aunque acabara con los brazos rojos por estar bajo el sol tanto tiempo. Parpadeo por la broma y soltó una carcajada poco discreta que llamo la atención de su hermana ─Tienes un encanto que desaparece cuando bromeas─ le confesó divertida.

─Bien, sujétese bien caballero─ Puso en marcha pedaleando con más dificultad debido al peso del cantante ¿en qué loco sueño estaba inmersa? Deseaba poder confiarle su secreto, no tenía nada de malo ¿o sí? él no se burlaría ─Tengo poco menos de 6 meses que aprendí a andar en bicicleta, me costaron golpes tras golpes y caídas aparatosas que son vergonzosas─ dio vuelta siguiendo el camino, alejándose poco a poco de aquel parque bonito para adentrarse entre los árboles.  Se acomodó mejor en su asiento angosto y estornudó por el polvo que se levantaba por el viento, la bolsa que llevaba colgada en su hombro golpeaba contra sus rodillas constantemente hasta que se detuvo de golpe, provocando que ambos cuerpos se fueran hacia adelante y por poco cayeran ─Lo siento─ se echó a reír dando un vistazo a su acompañante ─Por esto no tengo licencia. Es por aquí─ recargó la bicicleta en un árbol y comenzó a caminar por una vereda, el agua se escuchaba correr y de pronto ante ellos apareció un largo puente colgante ─Es solitario por aquí ¿verdad?
Nina Matyushenko
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Nina Matyushenko

Volver arriba Ir abajo

por Jaden Shin el Dom Feb 10, 2019 2:38 am


— Por suerte, soy una persona demasiado perseverante —y sin ella se había cansado de contar sus pecas, él con mucho gusto lo haría una y otra vez, no se detendría hasta memorizar su ubicación y forma porque, para Jaden aquellas marcas le daban a la piel femenina un atractivo encanto que lo tentaban a perderse en el; y encantado lo haría— ya llevó contadas veinte y no me he aburrido —estaba mal y lo entendía, estaba mal coquetear con ella de esa forma pues Nina aparentaba ser demasiado dulce e inocente, más eran esos dos aspectos lo que la volvían atractiva ante sus ojos, quería saber de ella, conocerla al grado de llamarla amiga—¿daremos? No, claro que no —exageró sus palabras— tú eres una damita, no debes ensuciarte de esa manera, deja todo en mis manos, puedo ser aterrador si me lo propongo —las viejas costumbres jamás se olvidaban; la calle le enseñó muy bien a como defenderse y defender a los suyos.

Sonrió de medio lado y se aferró con delicadeza a ella— qué dices, mis chistes son lo mejor —mintió— lo son, sí los comparas con las bromas que mi hermano hace —de los dos, el mayor era el menos espontaneo y relajado, en ocasiones Jaden terminaba preocupándose por él ¿era normal ser tan reservado? No, al menos para el rapero aquel actitud asocial no era normal, pero quién era para juzgarlo, si bien ambos fueron educados por las mismas personas, cada uno aprendió a sobrellevar su condición de manera distinta.

— ¿Seis meses? —se alarmó e inconscientemente terminó aferrándose con desesperación a los hombros femeninos ¿en qué estaba pensando? ¿en qué momento acepto subirse a la bicicleta? Cierto, no lo hacia, no solía razonar sus acciones hasta que éstas estaban hechas y lo habían metido en problemas.
Suspiró tan pronto puso un pie en el suelo— manejo de regreso —ordenó con voz calmada y con su mano colocada a la altura de su pecho— no soy un gran amante de las emociones fuerte —concluyó recuperado de la impresión que le ocasionó la femenina al volante. Comenzó a seguirla, encantándose con la vista del lugar, era hermoso— lo es, pero me gusta —esbozó una diminuta sonrisa— es un buen lugar para desconectarse del mundo. Gracias, lo necesitaba.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


Jaden Shin
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Jaden Shin

Volver arriba Ir abajo

por Contenido patrocinado
123
Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:

No puedes responder a temas en este foro.