Like a red carpet | Eunbyul
Seúl, Corea del Sur | Invierno, Febrero 2019
¡Bienvenido a Seúl! Como puedes ver, estamos en invierno y las temperaturas pueden bajar bastante, ¡abrígate bien y recuerda no resfriarte! Aprovecha durante esta temporada para refugiarte en sitios cálidos, tomarte un buen chocolate y ponerte al día con tus conocidos.
Últimos temas
» I wanted to meet you - LSJ
por Bae Rae Won Hoy a las 10:15 pm

» deep talk at midnight — KMH
por Kim Min Hee Hoy a las 6:08 pm

» the worst night of my life - Priv.
por Jin Hye Sun Hoy a las 5:46 pm

» Solos tú y yo — MY
por Won Jung-Sik Hoy a las 5:09 pm

» relax — WJS
por Won Jung-Sik Hoy a las 4:49 pm

» a strange night - SJ
por Seok Jae Min Hoy a las 4:30 pm

» Hay una boda que organizar - MY
por Won Jung-Sik Hoy a las 3:38 pm

» Time to cuddles - MY
por Won Jung-Sik Hoy a las 2:54 pm

» Secuestro exprés - Jiseok.
por Park Dong Suk Hoy a las 12:33 pm

» our special place - YJS
por Park Dong Suk Hoy a las 12:15 pm

» don’t you dare, bitch — JB
por Jaisai Bhuvanat Hoy a las 11:37 am

» Try this - Byungsoo.
por Jaisai Bhuvanat Hoy a las 11:27 am

» Baby don't stop - GBS
por Paparazzi Hoy a las 11:00 am

» All shook Up • Yeon Ji
por Daniel Park Hoy a las 6:44 am

» Suspicious Minds • Tae Goo
por Daniel Park Hoy a las 6:44 am

» dance in the mirror | Mei
por Liu Mei Qi Hoy a las 6:17 am

» words don't come easy —ksy
por Choi Dan Ah Hoy a las 6:09 am

» mistake —lmq
por Liu Mei Qi Hoy a las 5:58 am

» Like a red carpet | Eunbyul
por Ha Sung Woon Hoy a las 5:22 am

» our song didn't cure my depression – LDB
por Lee Dan Bi Hoy a las 4:32 am


Like a red carpet | Eunbyul

Ir abajo

por Ha Sung Woon el Sáb Nov 10, 2018 11:09 pm

8 noviembre 2018 | 17:15 pm
Azotea de un hotel

No entendía por qué pero le dolía demasiado la cabeza, su hermano mayor, a quien acompañaba en aquella ostentosa reunión, lo notó enseguida. Suponía que ya se había desacostumbrado a las grandes cantidades de personas que caminaban como pavorreales demostrando sus plumas coloridas, en este caso su larga lista de éxitos y cantidades descomunales de dinero el banco. Su padre no se había podido presentar así que envió al mayor de los hermanos aprovechando que estaba gozando de unas vacaciones cortas ─¿Te molestaría si desaparezco un poco? Necesito algo de paz interior y aire libre. Un débil asentimiento le dio luz verde para ponerse de pie y desaparecer por la puerta principal.

Yendo por el resto de los pasillos de aquel lugar, buscando la salida dio con la puerta de servicio quien en letras pequeñas y brillantes les indicaba a los comensales de aquella reunión que no estaban permitidos a ir por allí. Eso le pareció como si se tradujera en «este lugar estará solo» simplemente porque esa reunión estaba intestada de viejitos con artritis que no podrían subir las escaleras. Uso su cuerpo para empujar el acceso y empezó a subir. El brillante sol lo recibió, además de una exclamación de sorpresa y el sonido de un golpe seco, se asomó por la puerta y se dio cuenta que había empujado a una chica.

─Holy shit, cuanto lo siento. No sabía que habia alguien recargado en la puerta. Use mucha fuerza─ entro por la pequeña rendija que había hecho y le ayudo a sentarse ─¿Estás bien? ¿te pegue muy fuerte?─ estaba hincado con una pierna ante ella inspeccionando alguna herida cutánea.

Ha Sung Woon
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Ha Sung Woon

Volver arriba Ir abajo

por Min Eun Byul el Dom Nov 11, 2018 10:32 pm
Eun Byul había estado inquieta toda la mañana, y eso se había alargado hasta ese mismo momento. Solo alguien que la conociese muy bien podría haber descifrado cómo cambiaba sutilmente el peso de una pierna a otra o la forma en que sus dedos tamborileaban sobre el cristal de la copa de champán a la que había fingido dar apenas dos sorbos, rechazando cada aperitivo que le ofrecían los camareros en bandejas de plata.

Y es que eso es lo que la había llevado a esa reunión de inversores y empresarios en la recepción de un hotel: sus dotes como actriz. Era una estrategia discreta de WKA: enviar a estrellas emergentes y con buena prensa a meetings como aquel, por un lado, en representación de la empresa y por otro, como oportunidad de conseguir nuevos trabajos a muy corto plazo. Pero no era precisamente el ambiente en el que solía moverse la idol: sin focos ni guión, solo multitud de hombres enchaquetados que podrían ofrecerle proyectos inalcanzables si jugaba bien sus cartas.

Así que tras un par de horas ejerciendo su talento como mejor sabía, tras dedicar sonrisas encantadoras, aceptar bebidas y reír algunos de los peores chistes que había oído en su vida, necesitaba un merecido descanso. Podía sentir punzadas en la cabeza y tensión acumulada en todos sus músculos (por no mencionar un ligero mareo gracias a su poco hábito de consumir alcohol con el estómago vacío, culpa también de sus propios nervios).

Se había excusado con sutileza hasta prácticamente fundirse con la pared de la sala, huyendo por la salida más cercana y vagando por los pasillos del edificio desconocido hasta dar con una puerta destinada solo al servicio. No se lo pensó dos veces en probar suerte: si había alguien dentro de lo que fuera eso, usaría su carisma para fingir un inocente error, y sino, tendría un lugar donde esconderse apenas diez minutos y regresar antes de que alguien la echara en falta. Era un plan maestro.

Agradecida por poder tomar aire fresco, apoyó la espalda contra la puerta mientras intentaba desabrocharse las tiras que sujetaban los tacones a sus tobillos, y se hallaba ya con uno en la mano cuando alguien empujó su punto de apoyo con fuerza suficiente para hacerla caer de rodillas sobre manos y rodillas, raspándose ambas. Ni siquiera se dio cuenta de haber gritado mientras caía o del zapato volando de su mano hacia el otro lado de la azotea.

Asintió a la pregunta del otro mientras se sentaba, rezando por no haber roto las medias que llevaba (lo había hecho) y con un inevitable rubor coloreando toda su cara de pura vergüenza. Por lo menos parecía lo suficientemente joven como para no tener un cargo importante. O incluso, si era afortunada, para que fuera un cliente del hotel ajeno a toda la situación.

-Ha... ha sido culpa mía, no debería haber estado aquí. -vocalizó en cuanto pudo articular palabra, frotándose una mano con otra para quitarse la suciedad de ambas.- ¡Qué torpe...!

Se maldijo a regañadientes, intentando despegar la fina tela de las medias de sus rodillas lastimadas.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


Min Eun Byul
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Min Eun Byul

Volver arriba Ir abajo

por Ha Sung Woon el Sáb Nov 24, 2018 3:14 am

─No, no, no─ trató de explicarle que todos los problemas ajenos, de personas que rodeaban la desgastada figura del cantante terminaban teniendo problemas de ese tipo. Era torpe y lo que le sigue. ¿Cómo olvidar cuando se bañó de agua antes de una sesión y arruinó su maquillaje? ¿Cuándo hizo que la chica del café se quemara con la infusión recién preparada? ─Siempre me pasan estas cosas.─ A las inevitables palabras de la chica desconocida tragó duró, parpadeo inseguro, avergonzado e increíblemente tímido ¿Se refería a él cuándo llamó con tanto ímpetu la palabra torpe? ─¿Ha-hablas de mí?─ se apuntó, dudoso, sintiendo tan pequeño como nunca lo hizo.

Observó con disimulo las acciones de la chica y se sintió aún más terrible, aún así su lado masculino le hizo detenerse y observa sus facciones, parecía una muñeca de porcelana que acababa de cobrar vida, entendía que hacia allí. Las personas reunidas esa mañana en el hotel era importantes, con grandes recursos, dueños de empresas y directores de gremios importantes. Ella era sin duda el tipo de personas que uno encontraría en esos lados ─Vamos, te ayudo a encontrar una sombra donde sentarnos, es lo mínimo que puedo hacer─ aun hincado frente a ella ofreció ambas manos, con una sonrisa corta y dudosa, esperaba que se pusiera de pie para guiarla hasta lo que parecía ser parte de la columna del hotel que sostenía los pisos.

Cuando se aseguró que ella estuviera cómoda miró a los lados y descubrió el zapato ─Oh por… supongo que yo provoque eso─ fue enseguida por él sentándose al lado de la chica una vez que tuvo el objeto en sus manos, era pesado, pero elegante ─Al menos ya no estamos varados bajo el sol─ Trató de ver el lado bueno de la situación, sus pies no alcanzaban a colgar pero los empezó a mover en círculos para desviar su nerviosismo ─¿ha sangrado?─ Preguntó finalmente, aun sostenía el zapato de tacón en sus manos, preocupado por haberla lastimado.
Ha Sung Woon
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Ha Sung Woon

Volver arriba Ir abajo

por Min Eun Byul el Dom Nov 25, 2018 2:56 pm
-Gracias.-acompañó la palabra con una sonrisa tímida mientras el otro la ayudaba a ponerse en pie y se reajustó y sacudió la ropa como mejor pudo.- ¡N-no, no! Era un mal sitio dónde estar, ha sido culpa mía.

Se reiteró, pasando sus dedos por su cabello oscuro intentando peinarlo. Lo último que necesitaba ahora era ofender al que muy posiblemente era un invitado más a la reunión de la que se había escabullido. Por un momento sintió alivio de que no fuera algún empleado dispuesto a regañarla o filtrar a la prensa su desliz. Definitivamente había sido un error de novata.

Asintió con la cabeza y caminó tras él hacia la sombra más cercana, sus dedos jugueteando nerviosamente con sus pendientes.

-Gracias.. -repitió casi en un murmullo, mientras los engranajes de su cabeza giraban a toda velocidad intentando evaluar la situación.- Necesitaba tomar el aire y me perdí por los pasillos. ¡Qué vergüenza!

Se ahorró decir que no sabía que la entrada estaba prohibida: si Sungwoon estaba allí también había ignorado el cartel de la puerta. Con la vista clavada en el suelo se llevó el dorso de la mano a las mejillas, aún ardiendo, chasqueó la lengua y dejó escapar un suspiro. Rebuscó en su pequeño bolso hasta dar con su polvera de maquillaje: por lo menos su rostro seguía intacto. Fue girándolo frente al espejito para asegurarse al cien por cien y se volvió para mirar a su acompañante al escuchar su pregunta.

-¿Huh? Oh, no no. Están bien, nada que un poco de maquillaje no pueda esconder. Solo ha sido un golpecito. -Con una sonrisa tranquilizadora, balanceó las piernas desde su asiento para mostrarle las rodillas, apartando la tela de las medias rotas con las uñas, terminando de rajarlas.- Aunque tendré que quitármelas antes de volver dentro...

Tampoco le quedaban muchas más opciones: llamar a su manager para que le llevase unas nuevas implicaba no solo un mayor retraso sino tener que explicar cómo había ocurrido. Y regresar con esa parte de su vestuario destrozada iba a despertar habladurías. Sólo podía cruzar los dedos porque ninguno de los asistentes tuviera tan buen ojo como para advertir el cambio en su outfit.

Con las ideas más claras y recuperando su habitual porte confiado, se giró hacia el muchacho, extendiendo su mano derecha hacia él y clavando su mirada en la contraria.

-Lamento no haberme presentado antes. Soy Eun Byul, Min Eun Byul.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


Min Eun Byul
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Min Eun Byul

Volver arriba Ir abajo

por Ha Sung Woon el Dom Dic 09, 2018 6:47 pm

─Tranquila, es un hotel muy grande, si es la primera vez que uno lo recorre es natural que se pierda─ omitiría que era su primer a vez en aquel lugar también, solo para no hacerla sentir mal ─Pero te comprendo, esa reunión tiene algo que me obligó salir en búsqueda de un poco de aire también, creo que padecemos del mismo mal.─ Siguió todo el proceso de verificación, le parecía mágico ver a las mujeres hacer eso cada cierto tiempo, él no tenía derecho de suponer lo difícil que era mantener todo ese maquillaje encima. Más cuando a veces ellos usaban la misma cantidad o más maquillaje aún.

─¿Por lo que veo esas cosas son realmente frágiles? Ya que ha sido mi culpa puedo ofrecerme a mandar a un conocido a comprar unas iguales si hay una tienda cerca─ Su hermano no se negaría a hacerle ese favor. No sabía la situación que la tenía allí, para él sería sencillo entrar sin esa prenda que de todos modos era del mismo color que la piel de sus piernas y se mantendría oculta bajo una mesa ─Si alguien te pregunta insiste en que no las llevabas puestas─ bromeo con timidez. Para no pensar más tonterías se volvió con la vista al frente, aun manteniendo el zapato de la joven mientras se ensombrecía con la vista. Y lanzaba un suspiró.

─Tienes toda la razón yo también lo pase por alto─ estiró su mano también, sintiendo un poco extraño aquel gesto, había aprendido con sus años de entrenamiento y de vivencias en la capital coreana que no eran muy adeptos a ofrecer sus manos ─Soy Sung Woon, es un placer conocerte Eun Byul─ sacudió con lentitud la unión de sus manos y sonrió, retirando su mano justo después ─Aquí está tu zapato, lamento la manía de quedármelo tanto tiempo─ Miró al cielo, los ojos le ardían, pensaba en muchas cosas ─No es un buen lugar para tomar aire fresco ¿cierto?─ soltó con cautela ─Puedo sentir el humo golpeando mi rostro.

Todos sabían que Seul no era necesariamente el lugar más limpio del mundo por eso extrañaba un poco el olor de la mañana en Harrisville.
Ha Sung Woon
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Ha Sung Woon

Volver arriba Ir abajo

por Min Eun Byul el Sáb Dic 15, 2018 10:01 am

-Demasiada gente en un ambiente cerrado demasiado tiempo.

Reconoció en voz baja con un asentimiento. Se ahorró decir que esa reunión terminaría por darle dolor de cabeza a cualquiera.

-¡No!-Negó con la cabeza apresuradamente ante su propuesta, los ojos abiertos como platos: lo que menos necesitaba en ese momento es que más gente supiera de su torpeza, aunque suavizó la expresión en su rostro antes de responder agradecida.

-Digo... No hace falta, los hombres no os fijáis precisamente en si alguien lleva medias o no...-arrugó el ceño momentáneamente para sí misma, temiendo haber sonado demasiado brusca.- Me las apañaré,  basta con que me guardes el secreto.

Se llevó el índice a los labios con un guiño antes de recuperar su semblante habitual, más serio. Hizo un leve ademán con la cabeza, reverenciándolo a modo de gracias, y se colocó el tacón en el regazo, con cuidado de no apoyarlo sobre su falda limpia a la vez que pasaba los dedos por el material casi inconscientemente. Se mordisqueó el interior de la mejilla, en busca de las palabras adecuadas para corresponder al comentario de Sungwoon: todavía no sabía con quién hablaba, lo peor que podía hacer era ofender a algún empresario de incógnito.

Giró la cabeza para observar su perfil, observando cada detalle del mismo, una sonrisa formándose discreta en el propio antes de responder en tono bromista: llevaba demasiadas horas midiendo sus palabras sílaba a sílaba, podía permitirse un pequeño respiro.

-¿Conoces algún sitio mejor? ¿O es que ya planeas huir del evento? -alzó una ceja en su dirección, inquisitiva. Sin embargo, no tardó en volver a suavizar sus facciones con un suspiro.- Yo ya me he acostumbrado, solo lo noto después de pasar vacaciones en casa.

No sabía si lo había dicho para él o para sí misma. Igual que tampoco se percató de como la última palabra la pronunció en el satoori de Busan.


cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


Min Eun Byul
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Min Eun Byul

Volver arriba Ir abajo

por Ha Sung Woon el Sáb Dic 29, 2018 2:37 am

─Eso es totalmente cierto, no tenemos la vista muy desarrollada─ se sentía culpable de escucharlo de esta manera, era como si una persona se esmerara en lucir bien y la otra no notara nada de esto y lo dejara pasar ─Seré una tumba, lo prometo─ no, no lo era. Los secretos que lograban amontonarse en su disco duro eral expulsados por los cielos a gritos y se terminaban enterando las personas menos adecuadas, por esos sus amigos se la pensaban dos veces antes de contarle algo, al principio le dolía, pero luego entendió que era mejor para todos y ahora él los motivaba a encontrarse otro poso de secretos menos inestable.  Pero esta vez ¿a quién se lo diría? No conocía  a la chica ni a las personas que estaban con ella; no era peligroso.

─Bueno, ciertamente; no─ con insistencia rasco la parte trasera de su nuca ─A las dos cosas, no conozco ningún lugar mejor en Seúl y tampoco puedo huir, estoy acompañando a mi hermano en representación de mis padres, así que solo por este momento debo poner mi cara allí dentro para que no se enteren que soy el hijo descarriado─ bromeo, en un intento de hacerla reír; siempre tenía ese sentido del humor rudo y negro que incomodaba, pero hacia todo para mejorarlo y suavizar sus comentarios. ─Además de que si salgo solo de este lugar, lo más probable es que me pierda─ Le parecía tonto que viviendo tantos años aun no llegara a conocer ni el 50% de la ciudad. Entonces le escuchó suspirar y volvió la vista hacia ella.

─¿En verdad? ¡Igual yo! El aire matutino de Harrisville es tan fresco y huele a cedro y roble─ cerró los ojos intentando traer a su memoria ese sentimiento de libertad en sus pulmones al despertar cerca del lago luego de una siesta ─Todo esta tan cerca que da el bosque se queja y se escucha en todo el pueblo─ Abrió los ojos y buscó en su celular imágenes de Harrisville ─Mira─ Le mostró la fotografía ─Me gusta Seúl, pero no puedes comparar el sentimiento de tu casa ¿verdad?─ ahora sentía una conexión particular con aquella chica.
Ha Sung Woon
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Ha Sung Woon

Volver arriba Ir abajo

por Min Eun Byul el Vie Feb 08, 2019 6:43 pm
-La oveja negra de la familia, ¿uh? -bromeó, girando la cabeza para observar el traje que llevaba con media sonrisa y una ceja alzada.- Es cierto que las apariencias engañan.

Estuvo a punto de ofrecerse a hacerle de guía por las calles de Seúl si él se encargaba de sacarlos de allí, pero tuvo el autocontrol suficiente para no hacerlo: saliera bien o mal solo podía traerle problemas. Se inclinó hacia él para poder ver de cerca la fotografía, su sonrisa volviéndose más amplia conforme asentía con la cabeza.

-¡Parece el paisaje de una película americana! ¿De verdad vivías ahí?

Por un momento se detuvo a pensar si ella hubiera dejado atrás un lugar como aquel para vivir en Séul. Lo cierto era que su traslado a la capital había sido la forma de huir de otro lugar que la abrumaba, pero era curioso que ahora quisiera volver tantas veces como podía. Cerró los ojos un momento mientras los recuerdos de casa empañaban su memoria.

-Busan huele a mar... Y suena a mercado callejero. -ahora fue ella quién sacó el móvil de su bolso, hasta dar con la fotografía que buscaba.- Creo que lo que más echo de menos es la comida de mi madre, ¡hace las mejores hotteok del mundo!

De repente, se cubrió la boca con la mano, sus mejillas volviendo a teñirse de un rojo intenso: no entendía por qué había dicho algo así, sólo que debía de haber sonado ridículo. Sabiendo que no podía arreglarlo, se dedicó a clavar la vista en el suelo, balanceando las piernas.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


Min Eun Byul
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Min Eun Byul

Volver arriba Ir abajo

por Ha Sung Woon el Lun Feb 11, 2019 3:21 am

─¡De verdad vivía allí!─ y vaya que le gustaba hacérselo saber a los otros, presumir que sus ojos en invierno y verano se maravillaban con esa vista por la parte trasera de su casa.  Rio con su comentario, absteniéndose el comentario de que, de hecho era un paisaje americano pero su parte sabionda necesitaba soltarlo de alguna forma ─Es Harrisville, en New Hampshire, por lo que estas en lo correcto es un paisaje típico de campiña británica. Ahora entenderás porque lo extraño tanto, no todos los días uno consigue ver algo tan bonito como los paisajes de mi pequeño pueblo.

Ahora le escuchaba atentamente, de pronto se habían comenzado a compartir sus lugares natales como si abajo no se llevara a cabo una reunión ostentosa. Tomo el móvil por inercia y observó la fotografía y se le hizo agua la boca ─¡Tienes razón! Se ven deliciosas, parecen pan de nata relleno─ sus amigos latinos le aturraban de esos después de vacaciones. Le miró por fin y descubrió sus mejillas encendidas, le pareció realmente tierno pero no se lo dijo, simplemente rió y bajó la cabeza ─Tranquila, es normal que extrañemos la comida de mamá. La mia era malisima para hacerlo, y aun así extraño su avena en licuado que parecía sufrir con ese tono grisaseo.

─He estado un poco en Busan, es una ciudad lindísima. Uno de mis hyungs me llevó al templo ¿Haedong…? Lo siento, no recuerdo el resto del nombre, está en Giang-eup, se convirtió por mucho tiempo en mi lugar favorito después de un fanmeeting─ apretó los labios cuando soltó aquello.

No deseaba que esa chica supiera que se trataba de un Idol, aunque cabía la posibilidad de que lo dejara pasar como si no fuera nada, exisia ese otro 50% en los que enloquecían y se emocionaban de más.  Ahora ambos estaban en silencio, mirando el suelo y meneando los pies. Que bochornoso.
Ha Sung Woon
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Ha Sung Woon

Volver arriba Ir abajo

por Min Eun Byul el Lun Feb 11, 2019 8:35 pm
-El Templo de Haedong Yonggungsa. -confirmó con un asentimiento de cabeza, mordiéndose el labio inferior y con la mirada perdida, casi como si pudiera verlo dibujarse en el horizonte.- No queda lejos de mi casa, aunque no creo que se parezca en nada a... ¿New Hampshire? Solo el nombre suena lujoso.

Arrugó el ceño esforzándose en su pronunciación inglesa, girándose para dedicarle una amplia sonrisa. Los extranjeros siempre le habían despertado una tremenda curiosidad y ahora tenía mil preguntas sobre la vida en América. Tuvo que contener una carcajada al encontrarlo tan cohibido como ella unos segundos atrás. ¿Cuántos años tendría? De hecho, no había esperado encontrarse a nadie tan joven -y con tan joven quería decir, en torno a su edad- en aquella reunión de ricachones.

Un brillo iluminó sus ojos, la sonrisa en su boca tornándose casi felina tan pronto como escuchó fanmeeting. Eso explicaba muchas cosas.  Sopesó sus siguientes palabras, algo sorprendida de que hubiese reculado así al desvelar a qué se dedicaba. Carraspeó, en un intento por romper el silencio incómodo que se había instaurado entre ambos.

-Nunca he tenido promociones en Busan, aunque seguro que se llenarían de mi abuela, sus amigas y mis compañeros del colegio.-negó con la cabeza, divertida solo de imaginarse la escena.

Con esa pequeña "pista", prefirió seguirle el juego de idols de incógnito, solo por ver a donde llevaba. Y con un guiño, sin decir nada más al respecto, dejó su tacón de Cenicienta a un lado y usó ambos brazos para bajar del muro en el que habían estado sentados, con cuidado de no rasgarse la falda. Procedió entonces a estirar sus músculos antes de recolocarse el zapato.

-Tal vez deberíamos volver dentro...

Se excusó, mirando alrededor mientras el sol empezaba a descender. No tenía ni idea de cuánto tiempo llevaban ahí.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


Min Eun Byul
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Min Eun Byul

Volver arriba Ir abajo

por Ha Sung Woon Hoy a las 5:22 am

─Sí, es correcto. El templo Haedong Yonggu-sa-sang─ se trabo un poco al pronunciarlo ─¿Lo dije mal, cierto?─ rio con vergüenza, su coreano nunca jamás iba a mejorar, ya se había mentalizado sobre ello y lo aceptaba valientemente. Deseaba corregir su pronunciación para hacerla más fluida pero igual le pareció tierno ─Está bien, es una combinación de letras extraña, es uno de los estados que los niños aprenden a decir al último─ lo dijo como dato curioso.

El cambio de facciones en el rostro de la mujer le provoco una sacudida de intestinos, lo vio por casualidad, por que esperaba algunas palabras con respecto a lo último dicho por él, pero llegó de manera menos esperada ─¿Promociones?─ susurró para sí mismo, como si no estuviera seguro de lo que acababa de escuchar, pero al ver que no había corrección lo tuvo claro, acaso estaba frente a un artista también ─Sería un momento muy emotivo, definitivamente─ si él se encontrara con una sala llena de personas que fueron importantes para él hace 7 años lloraría a mares.

Se relajó, pero la curiosidad aumentaba a niveles críticos, y Sung Woon era un científico. Asintió por inercia, no sabiendo si debía ofrecer su brazo para que ella se sostuviera mientras se ponía los zapatos o solo quedarse al margen. Al final no hizo falta su intervención. Ahora ella lucia mucho más alta de lo que ya era. ─Creo que es una buena idea─ se puso de pie también sacudiéndose la posible tierra que se quedara pegada al pantalón y le invitó a comenzar a caminar.

─Entonces, ¿te dedicas al entretenimiento también? ¿Eres cantante?─ antes de revelar todo debía asegurarse que no estaba hablando con una sunbae ─Quiero asegurarme de elegir mis palabras correctas para disculparme si he estado hablando informalmente con una superior─ se confesó, era tan transparente.
Ha Sung Woon
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Ha Sung Woon

Volver arriba Ir abajo

por Contenido patrocinado
123
Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:

No puedes responder a temas en este foro.