Love in trouble — priv.
Seúl, Corea del Sur | Invierno, Febrero 2019
¡Bienvenido a Seúl! Como puedes ver, estamos en invierno y las temperaturas pueden bajar bastante, ¡abrígate bien y recuerda no resfriarte! Aprovecha durante esta temporada para refugiarte en sitios cálidos, tomarte un buen chocolate y ponerte al día con tus conocidos.
Últimos temas
» I wanted to meet you - LSJ
por Bae Rae Won Hoy a las 10:15 pm

» deep talk at midnight — KMH
por Kim Min Hee Hoy a las 6:08 pm

» the worst night of my life - Priv.
por Jin Hye Sun Hoy a las 5:46 pm

» Solos tú y yo — MY
por Won Jung-Sik Hoy a las 5:09 pm

» relax — WJS
por Won Jung-Sik Hoy a las 4:49 pm

» a strange night - SJ
por Seok Jae Min Hoy a las 4:30 pm

» Hay una boda que organizar - MY
por Won Jung-Sik Hoy a las 3:38 pm

» Time to cuddles - MY
por Won Jung-Sik Hoy a las 2:54 pm

» Secuestro exprés - Jiseok.
por Park Dong Suk Hoy a las 12:33 pm

» our special place - YJS
por Park Dong Suk Hoy a las 12:15 pm

» don’t you dare, bitch — JB
por Jaisai Bhuvanat Hoy a las 11:37 am

» Try this - Byungsoo.
por Jaisai Bhuvanat Hoy a las 11:27 am

» Baby don't stop - GBS
por Paparazzi Hoy a las 11:00 am

» All shook Up • Yeon Ji
por Daniel Park Hoy a las 6:44 am

» Suspicious Minds • Tae Goo
por Daniel Park Hoy a las 6:44 am

» dance in the mirror | Mei
por Liu Mei Qi Hoy a las 6:17 am

» words don't come easy —ksy
por Choi Dan Ah Hoy a las 6:09 am

» mistake —lmq
por Liu Mei Qi Hoy a las 5:58 am

» Like a red carpet | Eunbyul
por Ha Sung Woon Hoy a las 5:22 am

» our song didn't cure my depression – LDB
por Lee Dan Bi Hoy a las 4:32 am


Love in trouble — priv.

Ir abajo

por Park Do Yeon el Mar Ene 29, 2019 6:39 am

Apartamento de Doyeon
12:35 am / viernes 25 de enero, 2019


Era su turno de escoger qué ver, por lo que no hesitó en elegir ese programa del que tanto hablaban en las redes. Con la vista clavada en la pantalla del televisor, Doyeon anotaba mentalmente todos los útiles consejos que compartía aquella pequeña y adorable japonesa obsesiva del orden. Estaba conteniéndose de levantarse de la cama, abrir su placard y comenzar a hacer una montaña de ropa tal como Marie Kondo predicaba. Y la única razón por la que Doyeon se estaba conteniendo era porque Youngtaek ocupaba la otra mitad de su cama.

Mañana podríamos ir a ordenar tus cosas, ¿qué dices? —propuso, como si aquello fuese un plan de lo más emocionante. En parte para Doyeon lo era, porque estaba planeando no sólo ayudarlo a deshacerse de toda esa ropa que nunca usaba, sino que de paso convencerlo de renovar esas prendas que, según ella, ya habían cumplido su tiempo de vida y él se rehusaba a tirar. — Oppa —le llamó al no recibir respuesta, y al virar la vista se dio cuenta de que estaba medio dormido y que sin querer le acababa de despertar. — No importa —susurró. Negó con la cabeza para que olvidara lo que acababa de decirle y, luego de apagar el televisor, se acomodó para abrazarle y dormir. Era una de esas contadas veces donde podía invitarlo a pasar la noche, sólo porque sabía que Dowoon no podría aparecerse ya que ese viernes estaría hasta muy tarde en un programa de radio -o eso es lo que había mencionado-.

¿Qué es ese ruido? —preguntó entonces, alejándose un poco. Agudizó el oído y pudo reconocer el sonido de la entrada. Estaban tratando de colocar la clave y fallando en el intento. Su barrio era muy seguro, por lo que sólo podía tratarse de una persona y no podía ser otro que… — Dowoon —susurró aterrorizada e inmediatamente comenzó a sacudir a Youngtaek para despertarlo. Tenía que ocultarlo.  
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


wild honey pie
Park Do Yeon
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Park Do Yeon

Volver arriba Ir abajo

por Shin Young Taek el Vie Feb 01, 2019 10:35 pm

Suspiró tras descubrir que la maravillosa voz de Marie Kondo  y su traductora se convertirían en nana de cuna perfecta, porque ni bien empezar el episodio el sueño lo invadió el sueño ─Suena bien─ comentó por compromiso, no le entusiasmaba particularmente tener a Do Yeon lanzando su guardarropa entero al cesto sin piedad, además de que era naturalmente ordenado, habilidad aprendida desde pequeño para tener tiempo para él y Jaden. Lentamente el terrenos de los sueños se expandió y se relajó tanto que término medio dormido de nuevo, lamentaba no tener energía para atender las necesidades de Do Yeon, aunque estas solo fuesen responderle una pregunta, con los nuevos entrenamientos para el programa de supervivencia estaba creando dos o tres coreografías diferentes para los chicos.

Sentir su calor se acomodó mejor en la cama y la abrazó ─Te prometo que mañana te prepararé el almuerzo más delicioso del planeta─ sirve que le quitaba la idea de ordenar su casa, y besó su frente como último soplo de conciencia. No se esperaba ser despertado con tal fuerza e insistencia, tardó segundos enteros en lograr abrir los ojos y recordarse que no estaba en su propia cama, el olor a perfume femenino aceleró las celular de reconocimiento que aún se mecían con tremenda sacudida. ─¿Qué? ¿Qué paso? ¿Estás bien?─ para el habían pasado horas desde que cerró los ojos.

Lo primero que pensó fue “Es un ladrón” pero la seguridad en ese vecindario era casi impenetrable. Sin embargo tras relajarse su subconsciente recuperó lo último escuchado «Do Woon» ─Oh mierda, al menos estoy vestido─ logró decir con la adrenalina a tope, eso significaba que tampoco la familia de su novia sabía sobre él ─¿Qué hago? ¿Qué hacemos?
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage



Shin Young Taek
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Shin Young Taek

Volver arriba Ir abajo

por Park Do Yeon el Vie Feb 08, 2019 5:27 am
En medio de la oscuridad, Doyeon se levantó rápidamente de su cama y, aunque conocía su cuarto como la palma de su mano, al caminar golpeó el dedo pequeño del pie contra una de las patas de un mueble. Soltó un quejido de dolor— Estoy bien —le aseguró, pese a que su voz entrecortada parecía decir todo lo contrario. Rengueó un poco y encendió la luz, para luego indicarle a Youngtaek con un gesto de su mano que se levantara de la cama. De ser otra la situación seguramente hubiera reído ante su comentario sobre estar vestido, pero en esos momentos sólo podía pensar en una cosa—: ¡Tienes que esconderte! —Dowoon no podía verlo allí. No sabía de su existencia aún y esa, definitivamente, no era la manera en la que quería presentarlos.

Abajo de la cama —dijo y entonces recordó que ese día había limpiado muy por encima, escondiendo lo barrido debajo de su cama. Alzó la mano para detenerlo—. ¡No! Ahí no. Mejor en el armario —sugirió, cojeando un poco mientras se dirigía hacia aquél mueble. Abrió la puerta, la imagen era algo de lo que Marie Kondo no estaría orgullosa para nada. Quitó un par de bolsos con ropa para hacer espacio— Solo será un rato —prometió, mirándole con culpa pues se sentía terrible de tener que pedirle eso.

En la entrada se encontró con las zapatillas del coreógrafo y no tuvo mejor idea que esconderlas en el balcón. Por poco fue pillada, pues en el momento que corrió la puerta su hermano había dado con la clave numérica correcta. Lo observó con una mezcla de sorpresa y confusión— ¿Desde cuándo te sabes el cumpleaños de la abuela? —preguntó y sonó como un reclamo. Fue entonces cuando se dio cuenta que la chaqueta de Youngtaek permanecía apoyada en una de las sillas. 
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


wild honey pie
Park Do Yeon
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Park Do Yeon

Volver arriba Ir abajo

por Shin Young Taek el Mar Feb 12, 2019 3:04 am

─Ok─ esconderse, como en las películas cuando el marido entraba a la casa sin sospechar de que su mujer lo engañaba, solo que en esta historia él era el marido y tenía todo el derecho de estar allí, cogió sus zapatos y calcetines por que era un trauma pisar frió. Y se estaba agachando cuando le avisaron cambio de planes, soltó un gemido de dolor al tener que levantarse y mirarla con un gesto entre diversión y desespero ¿Por qué esta tan alterado? ─El armario, lo tengo─ pero ni bien abrir la puerta le miró con los ojos entrecerrados, queriendo perturbar su paz y ella estaba peor ─Marie Kondo estaría decepcionada de esto. Le has fallado─ murmuró mientras entraba y se quedaba en la oscuridad, meneándose de un lado a otro.

Sintió que algo explotaba cuando le prometió que le sacaría pronto de allí, hizo un gesto de “no importa” ve y se tamborileo los dedos de los pies, poniéndose los zapatos. Se aburrió pasados minuto y medio de estar allí, el sueño le empezó a ganar nuevamente pero el frió le sobrepasaba. Rabia dejado su chaqueta colgada en una de las sillas de la cocina ni bien entrar y allí solo había abrigos de Do Yeon. Se calzó uno, le quedaba poco apretado pero nada que no pudiera soportar. Era peor morir de hipotermia.

Se sentó en una esquina entre esos zapatos floreados que eran demasiado altos para su bien mental y los de piso con los que fue golpeado una vez. Tenía un excelente oído y la puerta estaba abierta así que entre su celular y la platica de los hermano Park, movía los pies preocupado ¿Qué pasaría si el hermano de Do Yeon insistía en quedarse? Entonces le entraron una tremendas ganas de ir al baño.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage



Shin Young Taek
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Shin Young Taek

Volver arriba Ir abajo

por Park Do Woon el Vie Feb 15, 2019 6:10 am
Estaba demasiado cansado, destruído, después de la agenda de aquel día y, para su desgracia,  la que le esperaba para el día siguiente era igual de agotadora. Fue por eso que le insistió a Eunjae para que, luego de aquel último programa, lo dejara directamente en la casa de su hermana. Le convenía quedarse allí por esa noche ya que estaba convenientemente cerca del centro de rehabilitación al que asistía. Quedándose con Doyeon se aseguraba de poder dormir al menos una hora más.

Cuando llegó a la puerta y no pudo entrar, soltó una gruñido de frustración. No podía creer que ella realmente hubiera cambiado la contraseña para dejarlo fuera a él, a su pequeño y lisiado hermano. Mamá estaría tan decepcionada cuando se lo contara. Fue pronunciando todas las maldiciones  que conocía mientras introducía todos los posibles códigos numéricos que su hermana podía haber utilizado. Le tomó unos sólidos cinco minutos el poder dar con el correcto.

Una vez adentro y descalzado, se puso de puntas de pie para no hacer demasiado ruido—. Noona—la llamó en voz lo suficientemente baja como para no despertarla en caso de que no se hubiera despertado con el ruido de la puerta. Su intención era solo que supiera que se trataba de él y no de un ladrón porque, conociendo a Doyeon y habiendo sido víctima de sus enojos en el pasado, la mujer era capaz de darle en la cabeza con una sartén si la sorprendía de esa forma. Iba a llamarla de nuevo, pero no fue necesario porque apenas levantó la cabeza la vio despierta, terminando de cerrar la puerta de su balcón. Se quedó allí parado, sorprendido de ver que no solo estaba levantada a esa hora, sino que también andaba haciendo cosas por la casa—. Como podría mantener mi estatus de nieto favorito si no supiera su cumpleaños —respondió, todavía algo sorprendido por la situación—. ¿Estabas afuera con este frío? —quiso saber, algo molesto por ver que no estaba demasiado abrigada tampoco. Doyeon no se podía enfermar porque tenía que cuidar de él. ¿Quien más le masajearía la pierna si ella terminaba en cama?

Que bueno que estás despierta —dijo, dándose cuenta que ya no tendría que dormir en el sofá—. Préstame tu cama, que estoy molido —le pidió, desabrochándose el abrigo, listo para dejarlo en una de las sillas, pero justo cuando iba a colgarlo, otra prenda que estaba allí llamó su atención. Sus dedos se cerraron en torno a la tela y tiró de ella para levantarla e  inspeccionarla—. ¿Esto es tuyo? —preguntó, notando el corte poco entallado de la prenda. Parecía más una chaqueta de hombre que de mujer, pero considerando cómo se vestía su hermana a veces, no le pareció tan descabellado que tuviera eso—. Tienes un gusto tan horrible —sentenció, listo para volver a dejarla allí cuando a su nariz llegó un resto de colonia que no podía ser de su hermana. No, aquel olor era indudablemente masculino—. ¡Park Do Yeon! —exclamó al atar cabos y miró a su hermana, todavía aferrando aquel abrigo. Enseguida su mirada se dirigió al balcón y se preguntó si ella realmente había sido capaz de esconder a alguien allí afuera con el frío que hacía. Cruzó una mirada rápida con su hermana y corrió —más bien saltó en una sola pata— hasta el balcón para pegar su rostro al vidrio y chequear si había alguien ahí.

off. prometo que el próximo no me quedará tan kilométrico omg
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage



Inbetweener
Park Do Woon
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Park Do Woon

Volver arriba Ir abajo

por Contenido patrocinado
123
Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:

No puedes responder a temas en este foro.