cherry boom!
DOCUMENTACIÓN REGISTROSBÚSQUEDASREDES SOCIALESTIENDAS Y MEJORASBOLETOS DE LOTERÍARECLAMO DE FAMAPETICIÓN DE ROL
» a good afternoon — BGR {+18}
por Baek Go Ro Hoy a las 8:04 pm

» not all heroes wear capes — csj
por Nam Ji Seok Hoy a las 7:50 pm

» enjoy the little things · msh
por Nam Ji Seok Hoy a las 7:37 pm

» we are crowned | fanmeeting
por Nakai Kenta Hoy a las 7:35 pm

» nothing worth having comes easy; jsh
por Nam Ji Seok Hoy a las 7:02 pm

» you can count on me - [KSH]
por Kwak Shi-hwan Hoy a las 5:02 pm

» Good friends — [KSH]
por Kwak Shi-hwan Hoy a las 4:28 pm

» the truth comes to light - KYR
por Han Da Woo Hoy a las 4:21 pm

» filming day {PGH}
por Kwak Shi-hwan Hoy a las 4:04 pm

» humanity — PDS
por Park Dong Suk Hoy a las 3:59 pm

» III. ¿Cuánto pujarás?
por Bae Sung Yeol Hoy a las 2:50 pm

» Overthinking | Hajoon
por Han Mi Cha Hoy a las 2:25 pm


Grandma || Won Jung-Sik

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

 por Pan Gun Ho el Vie Mar 09, 2018 2:31 pm

Zona Residencial - 08 de marzo - 17:08

La historia de Gun Ho con su vecina había comenzado cuando inició el invierno. Después de una lluvia torrencial, Gun Ho se resfrió tanto, que al llegar a casa y saludar a la anciana que vivía al lado, cayó derrumbado de la fiebre al piso. Quiso levantarse, pero la anciana, llamando a su marido, metieron a Gun Ho dentro de su propia casa y lo ayudaron a alentarse. Había recordado como la vieja le había prohibido volver a casa esa noche y lo atendieron como si fuera parte de su familia. Desde entonces, Gun Ho los visitaba de vez en cuando con regalos, especialmente a la anciana, con la que se sentaba largas horas en sus días libres a tomar té verde y galletas de arroz.

Claro. Por eso traje la guitarra, noona. —le dijo feliz a la anciana, sacando su guitarra de la funda cuando esta le pidió si finalmente le tocaría algo. —Esta la he estado practicando últimamente, así que me perdonas si no suena tan bien como esperas. —se rió nuevamente. Carraspeó un rato y comenzó a rasguear las cuerdas con delicadeza, sin levantar demasiado el volumen en la sala. La tarde estaba linda y el té también, así que no quería causar mucho caos, ni mucho menos despertar al anciano que dormía la siesta mientras ellos tomaban el té.

Cheo eum dang shi neul man nat jyo // Man na ja ma ja u reot jyo... —Gun Ho comenzó a cantar con tranquilidad, en un tono bajo para no perturbar a nadie. Sonreía a la anciana, sin despegar los ojos de ella. Sinceramente, era su público favorito en mucho tiempo, incluso luego de haber tocado en un concierto ante cientos de personas. Suponía que esa era una de las razones por las que se había dedicado a la música.

Buen provecho... —susurró al terminar de cantar, dejando la guitarra a un lado. Tomó la taza de té en silencio y le dio un sorbo largo, sintiendo como se le templaba la lengua. La cerradura de la casa sonó y Gun Ho dirigió su mirada hacia la puerta, cuando un joven alto cruzó el umbral.

Escupió todo el té.

¡¿Tu nieto es Won Jung-Sik... sunbaenim?! —exclamó fuerte, ante las carcajadas de la anciana, como si le hubiera dedicado la más práctica de las bromas.

cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
Mensajes : 364
Wons : 2090
Pan Gun Ho
en línea o no

Volver arriba Ir abajo

 por Won Jung-Sik el Dom Mar 11, 2018 9:16 am

Llevaba mucho sin ver a sus abuelos, tanto que no recordaba la última vez que había podido ir a visitarles y se avergonzaba de ello. Debía de encontrar siempre tiempo para ellos, para estar a su lado, para no dejarles solos, pero claro, el trabajo le tenía absorbido y a veces se hacía difícil tener una vida propia.

Aquel mismo día tenía ensayos por la mañana, nuevamente sin saber el motivo porque podían permitirse un pequeño descanso, pero estaba convencido de que pronto darían alguna sorpresa con algo nuevo y que por eso Eunjae quería tenerles bien preparados. No obstante, ya había avisado a su mánager de que aquella tarde iría a visitar a sus mayores, por lo que después de comer no se volvió a presentar en la sala de ensayos.

Había decidido pasarse por la pastelería que había junto a la empresa para comprarles unos yakgwas a su abuela, aquellas galletas fritas con miel le encantaban, y puestos a que no podía comerlas muy a menudo, siempre que iba a verla le llevaba unas pocas para que pudiera tomarlas poco a poco; le encantaba la cara de felicidad que ponía cuando las veía.

Se montó en el coche oficial que la empresa le dejaba para las salidas, y le recordó al chófer cuál era la dirección de la casa de sus abuelos, comenzando a conducir hasta allí. El camino no se le hizo largo, estaba tan ansioso por encontrarse con ellos que disfrutaba de las vistas a través del cristal con una sonrisa. Quizás debería de haber llamado antes, pero prefería darles una sorpresa. Después de veinte minutos ya estaban frente a la puerta de la vivienda, y Jungsik le dijo a su conductor que podía marcharse, él le avisaría cuando tuviera que recogerle. Sin más, salió del vehículo y se dirigió a la entrada.

De primeras escuchó unas notas musicales salir del interior de la casa, haciéndole fruncir el ceño porque él no recordaba haber dejado ninguna guitarra con sus abuelos, ni que ellos supieran tocarla, así que cuando el sonido cesó y abrió la puerta, ya lo hizo con el ceño fruncido. Se fue adentrando algo confuso, y cuando al llegar al salón vio a un joven sentado con su abuela, pronunciando su nombre o más bien gritándolo, alzó sus cejas todo cuanto pudo- ¿Qué hace aquí Pan Gun Ho? -preguntó confuso, quedándose parado en el umbral de la puerta. Se sabía su nombre porque evidentemente trataba de conocer a todos los nuevos artistas, además de que Yumi le mantenía informado de todo. Aquello era demasiado confuso para él, y trastocaba un tanto sus planes, había un intruso en casa de sus abuelos y él no sabía porqué. Sí, era muy sobreprotector con ellos.

cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage




avatar
Mensajes : 114
Wons : 845
Won Jung-Sik
en línea o no

Volver arriba Ir abajo

 por Pan Gun Ho el Miér Mar 14, 2018 2:40 pm
La silueta de Jung-Sik en el umbral de la puerta primero provocó ese gritito de fan enloquecido en Gun Ho. Muchas veces la anciana le había hablado de su nieto y le había mostrado también las fotos de su nieto cuando era pequeño, nunca de adulto. También le había contado que era cantante, como Gun Ho, pero nunca le dijo que era un idol así de famoso. Gun Ho apenas venía comenzando su carrera, así que si empezaba a compararlo con él, pensaba que sería alguien que recién comenzaba su carrera o que trabajaba como cantante, no que fuera Jung-Sik.

Entonces, las imágenes de las fotos de bebé de Jung-Sik que había visto golpearon su frente por dentro y Gun Ho abrió los ojos como búho. Sí. Había visto las fotos de bebé de Jung-Sik. Desnudo en la bañera. Había visto... ¡había visto el pene de Jung-Sik! Se llevó las manos a la boca y sus mejillas cogieron color rápidamente. Lo repasó con la mirada. No podía evitar que los ojos se le fueran a la parte que había descrito su pensamiento. Rígido, intentaba no pestañear, sin mirar a la zona afectada. Sólo miraba a Jung-Sik. La anciana, por su parte, sólo se levantó a servir té para su nieto. Gun Ho se encontraba helado.

Ho-hol... —ni siquiera terminó la palabra. Se estaba obligando mentalmente a hablar, pero el esfuerzo de no parecer un pervertido ocupaba todos sus recursos mentales. —¡Hola! —dijo con un tono de voz más o menos alto. Su cerebro empujaba las palabras de manera primitiva. Suspiró.

Soy Gun Ho. U-Un gusto. —tartamudeó, volviendo a sus cinco sentidos. La imagen no se iba y aún se esforzaba por mirarle a la cara sin pestañear. —Un gusto, sunbaenim. Tu abuela me había hablado mucho de su nieto pero nunca dijo que eras tú. —tomó aire. —Hasta me mostró fotos tuyas de... —carraspeó, disimulando la risa. —De cuando eras más... pequeño. —carraspeó de nuevo.

Nos conocemos hace un buen rato, ¿verdad, noona? —se rió de nuevo la anciana. Gun Ho usaba ese apelativo ya que habían acordado que eran amigos. —Una vez me ayudó con una cosa y desde entonces vengo a verlos. Tomamos té, les limpio las canaletas, les corto el césped. Hoy les vine a cantar algo y eso. No te preocupes. —sonrió, relajándose al sacudirse el pensamiento.

¿Quieres sentarte aquí? —se levantó de ese lugar de la mesa, dejándoselo a Jung-Sik. Le hizo una pequeña reverencia. —Oh. —sacudió la cabeza. —Seguramente quieres hablar con tus abuelos. Mejor me voy yendo, kishishishi. —se rió, comenzando a guardar su guitarra.

Un gusto conocerte, Jung-Sik-sunbaenim.


cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
Mensajes : 364
Wons : 2090
Pan Gun Ho
en línea o no

Volver arriba Ir abajo

 por Won Jung-Sik el Jue Mar 15, 2018 5:41 pm

Definitivamente no entendía absolutamente nada, pero algo en su interior no le terminaba de dejar que estuviera tranquilo, es como si su instinto le dijera que no se fiara. Observó al contrario con el ceño fruncido, dándose cuenta de cómo le estaba haciendo un chequeo completo, estaba acostumbrado a aquellas cosas por las fans o incluso sus compañeros cuando querían bromear o él se lo hacía a ellos, pero en esos momentos solo le estaba haciendo sentir incómodo. Se encogió un poco llevándose ambas manos a la entrepierna, mirando con confusión al castaño- ¡Eh, eh! -se quejó escuchando su presentación, y quedándose más anonadado por sus palabras. Rápidamente su mirada fue a parar a su abuela que seguía allí sentada observando la escena sin decir absolutamente nada, se notaba que disfrutaba con el momento- ¡Halmoni! ¿Le has enseñado fotos mías desnudo?-preguntó sin pensarlo dos veces, notando cómo sus mejillas se ponían rojas por aquel hecho, haciendo que sacudiera su cabeza rápidamente- No tendrías que haber visto esas imágenes, y las cosas ya no son iguales -le dijo algo exasperado.

No, no le hacía ninguna gracia que aquel chico hubiese visto sus fotografías de la infancia, nadie tendría que verlas, ni siquiera Yumi las había visto. Sin embargo, lo que peor le sintió fueron las siguientes confirmaciones del solista. Perdió un poco del color de su rostro incluso al oír cómo el chico había ido a visitar a sus abuelos en más de una ocasión, haciéndoles favores y ayudándoles- Yo era quien hacía esas cosas -comentó con rabia, no le podría haber salido de otra forma. Sus abuelos eran como sus padres, quienes le habían criado, quienes le habían ayudado a crecer como persona, trataba de hacer todo cuanto podía y más por ellos, y ahora acababa de saber que OTRO, estaba ocupando su lugar.

Miró a su abuela de forma acusatoria, ella sabría que él estaba molesto con aquello, le conocía mejor que nadie, pero sin embargo tomó asiento al otro lado del sofá, no sin antes pasar junto a la mayor y besar su mejilla, negando ante las palabras de Gunho- Si ellos te han invitado yo no soy nadie para echarte -comentó molesto, parecía un niño pequeño enfurecido, le faltaba hacer pucheros.

cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage




avatar
Mensajes : 114
Wons : 845
Won Jung-Sik
en línea o no

Volver arriba Ir abajo

 por Pan Gun Ho el Jue Mar 15, 2018 7:07 pm
Gun Ho sonrió algo cómico cuando vio a Jung-Sik taparse la entrepierna, como si fuera un tesoro nacional. Incluso acabó emitiendo una risita cuando se dio cuenta de la aclaración de Jung-Sik diciendo que las cosas "ya no son iguales". Estaba demasiado a la defensiva y eso le causaba algo de gracia. No porque fuera mala persona, sino porque era divertido verlo en esa situación. Era una escena graciosa típica de dorama. Pero frunció el ceño cuando Jung-Sik ya no era divertido, más bien su actitud denostaba cómo le molestaba la presencia de Gun Ho en el lugar. Y al parecer no eran más que celos, o al menos eso fue lo que interpretó Gun Ho. Por un momento se preocupó ya que no quería causarle ningún problema a la anciana. La quería lo suficiente para necesitar verla bien.

Oh, tranquilo. Lo hago con mucho gusto, sunbaenim. —se explicó con tranquilidad, fijando su vista en la taza de té. —Yo no tengo familia, así que tengo un montón de tiempo libre a veces. —giró la taza de té despacio. —En realidad... nunca he tenido abuelos tampoco, y no te sientas mal porque no creo que sean mis abuelos, pero de repente sólo se siente bien venir, sentarme con ellos, ayudarlos en lo que pueda. —asintió, sonriendo para sí mismo. La verdad es que tenía más que claro que no eran su familia, pero el cariño de la anciana se lo recompensaría tanto como pudiera. Al no conocer familia, cualquier muestra de amor y cariño sería pagada con creces por Gun Ho.

Así tu puedes venir y pasar todo el tiempo con ellos en tranquilidad. Tu abuela siempre habla de ti. —sonrió forzadamente y se levantó de la mesa. —Les serviré té para que puedan ponerse al día. —dijo levantándose estrepitosamente para que la anciana no lo hiciera.

Se dirigió a la cocina y se apoyó en el mesón, con la cabeza abombada. Tantos dramas seguidos lo tenían un poco sensible, y sentir la hostilidad de Jung-Sik no era lo más agradable. No quería irse tan rápido ni hacer sentir mal a la pareja de ancianos, así que sólo sería servicial y se iría cuando el tiempo lo indicara.

También traje algunas galletas. —dejó una bandeja con té, agua caliente y una canasta con galletas de animales sobre la mesa. —Las hice yo. —aclaró con algo de vergüenza, volviéndose a sentar. Con decisión, tomó una, la mordió, y luego le ofreció a todos.

Y, ¿ven? No está envenenada. Comí yo primero. —dijo amigable, ante las carcajadas de la señora. Amaba hacerla reír.


cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
Mensajes : 364
Wons : 2090
Pan Gun Ho
en línea o no

Volver arriba Ir abajo

 por Won Jung-Sik el Vie Mar 16, 2018 11:16 am

No, no iba a relajarse, ahora no podía hacerlo. La imagen de sus abuelos siendo cuidados, tratando y recibiendo ayuda de alguien no era él le estaba rondando la cabeza y no le gustaba en absoluto. Ellos eran la única familia que tenía, los únicos que no habían renegado de él y que le habían acogido, cuidado y terminado de criar desde su adolescencia, que otro pareciera hacer lo mismo que él durante sus visitas y los tratase como si fueran de su propia familia le ponían furioso- No, son mis abuelos, mi familia, la única que me queda -contestó a la defensiva, no le salía de otra forma, estaba notando cómo lo peor de sí mismo salía a flote.

Parecía que el contrario no estaba captando sus palabras, o es que directamente le daban igual las indirectas que le lanzaba ya que por el tono que empleaba dejaba claro que seguiría haciendo todo aquello, y él directamente no quería, sus abuelos no se compartían, sus abuelos eran suyos y de nadie más, no permitiría que nadie se entrometiera en lo que le pertenecía- A mi no me importa venir y tener que hacer cosas para ellos, lo hago encantado siempre -masculló, antes de ver cómo se levantaba y dirigirse a la mayor ahora que estaban a solas- ¿Halmoni, esto es un castigo por no poder venir tanto como antes? ¿Me estás sustituyendo? -tuvo que preguntar, con un tono de desesperación en su voz- ¿Tan mal nieto soy? -añadió, cerrando sus manos en puños sobre sus piernas de la impotencia que estaba sintiendo en aquellos momentos. La mayor alzó sus cejas y negó ante sus preguntas, diciéndole que no tenía nada que ver con eso, pero ambos se callaron cuando el invitado regresó con el té, el agua y las galletas.

Se contuvo por bufar tan fuerte que podría hacer volar la casa al oír que él había hecho las galletas, y cuando la probó y aquel comentario hizo reír a su abuela, ya no lo aguantaba más, le iba a salir humo de la cabeza por la rabia- Halmoni, ¿puedes ir a ver si el harabuji está despierto? Me gustaría verlo antes de que me tenga que marchar -le pidió a la mayor, dedicándole una suave sonrisa a la cual sabía que no se negaría. La abuela se levantó, haciendo que ambos chicos se quedaran a solas, y entonces se giró al contrario sin pudor alguno- ¿Galletas caseras? ¿En serio? ¿Hay lago más que hagas por mis abuelos y yo no sepa? -preguntó, con un tono neutro ya que se estaba controlando por no perder los papeles. La situación no le hacía ni pizca de gracia, y si bien su personalidad siempre era amable y divertida, se había dado cuenta de que había cosas de su vida que simplemente no podían tocarse.

cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage




avatar
Mensajes : 114
Wons : 845
Won Jung-Sik
en línea o no

Volver arriba Ir abajo

 por Pan Gun Ho el Vie Mar 16, 2018 1:18 pm
No entendía muy bien la postura de Jung-Sik ni sus reacciones. ¿No se suponía que debía actuar de la manera opuesta? Es decir, no es que lo hiciera por su agradecimiento, pero las cosas que hacía Gunho por los ancianos eran del puro gusto. Nunca dejaría de sentir lealtad hacia ellos, ni en un millón de años. Pero sacudió la cabeza porque en realidad, ¿qué iba a saber él de familia? No había tenido nunca una. No sabía cómo se reaccionaba ante estas situaciones y pensó que quizás tanto lenguaje a la defensiva era como se debía hacer. Pero seguía contrariado por mucho que intentara excusar a Jung-Sik.

Hm... —bebió té lentamente cuando Jung-Sik le pidió a la anciana ir a ver al abuelo. De nuevo le pasaba. No entendía por qué el simple hecho de hacer galletas fuera algo malo. —¿Cuál es tu daño, Jung-Sik? —preguntó soltando las formalidades del lenguaje. —No son de tu propiedad, no son juguetes. —le dijo cortante. Cierta parte de Gunho, en su fuero interno, todo se mantenía calmado. Pero era tan sólo abrir la boca para darse cuenta que la calma era una falsa. No estaba enfadado, más bien indignado. ¿De verdad le molesta que le echara una mano a sus abuelos? —No es que lo busque, pero deberías estar aplaudiendo con las nalgas porque alguien le esté echando una mano a tus abuelos. —gruñó, resoplando. —Pasan todo el día hablando de ti y tú te enfadas porque alguien les hizo galletas.—revolvió los ojos.

Su tono cambió de nuevo cuando la anciana volvió a entrar en la habitación. Se acomodó, para que no se diera cuenta que estaban teniendo una pequeña riña. Definitivamente no quería que nada le perturbara la paz, pero tampoco se dejaría pasar a llevar por un maleducado.

Noona, ¿te gust- —levantó el rostro para mirar a la anciana y preguntarle si quería cantar de nuevo, pero un palmazo en la nuca lo bajó a tierra. La vieja había reprendido a Gunho y a Jung-Sik, por igual. Y los siguientes minutos, Gunho se quedó con la mano en la nuca y la cabeza gacha, escuchando como la anciana le llamaba la atención por la riña. Sí, ahora se sentía tonto. ¿En qué momento pensó que podría engañar a la abuela? Tenía más experiencia y puntos de fama que cualquier persona en esa habitación.

No. Él primero. —dijo orgulloso, inflando los mofletes y cruzándose de brazos cuando la abuela le pidió que se reconciliasen. No estiraría su mano primero, ni hablar. La anciana se rió e insistió en que se reconciliaran.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
Mensajes : 364
Wons : 2090
Pan Gun Ho
en línea o no

Volver arriba Ir abajo

 por Won Jung-Sik el Sáb Mar 17, 2018 9:52 am

Su enfado solo iba a más y más, y sabía que aquello se le iba a terminar yendo de las manos. Aquellos de allí eran sus abuelos, su familia, su mayor y principal punto de apoyo, a quienes les debía todo cuanto tenía hasta ahora, y no, no le hacía ninguna gracia que un completo desconocido llegase y se metiera en su vidas, aprovechándose del buen corazón de sus abuelos. En el momento en el que perdió los formalismos y le habló de aquella manera ya sabía que la leña estaba echada al fuego- Si no son juguetes deberías de dejar de aprovecharte de ellos y usarlos como consuelo para tu triste vida, eres tú quien los usa para sentirte mejor, no yo -dijo yendo directo a dañarle, sin pudor alguno, sacando lo peor de él, sobre todo cuando le estaba reprochando cómo tenía que comportarse con sus propios abuelos- Me enfado por lo que me da la gana -apuró a decir, justo cuando su abuela apareció en escena y cerró la boca, pero no por ello cambió su expresión de enfado, no iba a fingir ante la persona que más le conocía en el mundo.

Su grado de molestia había sido sobrepasado y ahora sabía dónde estaba su límite, ni su familia, ni su grupo, ni su novia podían ser tocados o se las acabarían viendo con él, de eso estaba convencido. El golpe de su abuela le hizo chasquear la lengua y mirarla con un bufido- No pienso cambiar de parecer halmoni, yo soy tu nieto, yo soy quien hace cada tarea aquí siempre que puedo venir, yo soy quien se ha encargado de cuidaros desde que escapé de casa y sois mi única familia. No me hace gracia que ninguna otra persona venga y usurpe mi puesto, por muy bueno que sea con vosotros. Me siento dolido cuando acogéis a otro que no sea yo -admitió sin vergüenza alguna, con su abuela no tenía que fingir, ni mentirle, simplemente ser él mismo y hablar las cosas claras- Vengo siempre que puedo, siempre que el trabajo me lo permite, ¿y debo sentirme agradecido cuando llego aquí y hay otro haciéndoos reír, cantándoos y compartiendo el té con vosotros tal y como he esperado poder hacer yo y como he soñado mientras trabajaba? No -dijo sin más, y para cuando esperaba que se disculpara con el contrario negó de inmediato, volviendo a bufar cuando la mayor rió ante las simples palabras del contrario.

Intentaba ganarse a su abuela. DELANTE DE ÉL. No lo aguantaba, definitivamente no lo soportaba, así que se levantó y se inclinó delante de la mayor- Volveré en otro momento u otro día, halmoni, lo siento -se disculpó, y sin más se dirigió hasta la puerta para coger aire, no aguantaba allí dentro más ni un solo minuto.

cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage




avatar
Mensajes : 114
Wons : 845
Won Jung-Sik
en línea o no

Volver arriba Ir abajo

 por Pan Gun Ho el Miér Mar 21, 2018 9:38 pm
Gunho negó con la cabeza ante las palabras de Jung-Sik. Sólo pensaba que era bastante triste que alguien fuese capaz de decir esas palabras sin siquiera arrugarse. No sabía muy bien cómo iban las dinámicas con los miembros de su propia familia, pero sus ojos se clavaron en la anciana. Debe ser un poco decepcionante ver que quien criaste era capaz de tratar así a los demás. Pero estaba convencido de que no era así todo el tiempo y fue todo una explosión de rabia.

Bebió té en silencio, ya que todo el ambiente había sido completamente destruido por la pelea. Suspiró un par de veces y se disculpó con la anciana por su comportamiento. De verdad no quería causarle ningún tipo de inconveniente. Era lo menos que podía hacer por su amiga. Se puso de pie y tomó la guitarra dentro de su estuche de madera y le hizo una reverencia. También le pidió que lo despidiera del anciano, que llevaba bastante rato dormido.

Oh... —dijo Gunho con algo de sorpresa cuando salió de la casa con el estuche en su mano derecha y abotonándose la chaqueta con la otra. Se quedó en la puerta adecentándose en silencio por varios segundos. Suspiró. No tenía la mejor de las disposiciones, pero algo en su forma de ser no lo dejaba irse sin antes hablar con Jungsik.

Siento mucho lo ocurrido antes, Jungsik. —dijo mirando al suelo, sin dejar de arreglar su chaqueta. —Hubiera sido genial que las cosas fuesen distintas. Tu abuela se merece tener mejores tardes. —le dijo con su tono más amigable posible. Por él, Gunho simplemente hubiera pasado de largo, pero esos abuelos eran sus vecinos y no sería la última vez que los viera.

No creo que tu abuela quiera reemplazarte, la verdad. —le dijo mientras caminaba en dirección a la salida del antejardín. —Te quiere demasiado. Sólo habla de ti. Yo, en cambio, no soy más que el jardinero. Así que no te preocupes. —le sonrió brevemente, sin hacer contacto visual con Jungsik.

De todas maneras, si quieres, te puedo dar mi teléfono. Estoy apenas a dos casas de aquí, y puedo siempre cuidar a tus abuelos cuando no puedas. Estoy a una llamada de venir y derribarles la puerta de una patada si así lo necesitas. Soy como... hmm... una línea rápida. Y lo haría con gusto. Tu abuela literalmente me recogió de la calle con fiebre. —le enseñó el pulgar en señal de aprobación.

¿Paz...?

cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
Mensajes : 364
Wons : 2090
Pan Gun Ho
en línea o no

Volver arriba Ir abajo

 por Won Jung-Sik el Vie Mar 23, 2018 10:25 am

No había sido capaz de marcharse de la entrada de la casa de sus abuelos, todavía estaba demasiado cabreado como para llamar al chófer y que fuera a por él, básicamente porque sabía que al llegar al apartamento pagaría todo aquello con alguno de los chicos y no era justo, además, seguía teniendo unas ganas irrefrenables de entrar allí y pasar la tarde con sus abuelos, de verdad que los había echado muchísimo de menos y tenía muchas cosas que contarle.

Mientras intentaba calmar su respiración y su propio cuerpo, decidió que lo mejor era pensar en cosas positivas, pero por su cabeza no dejaban de pasar las imágenes y palabras que se había dedicado con el otro, haciendo que su cabeza comenzase a doler ya. Sabía que con algunas cosas se había pasado, que había actuado bajo el efecto de unos celos cegadores, pero también era conocedor de que tenía razón con varias de sus palabras. Mientras seguía a lo suyo, no se dio cuenta de que la puerta se había abierto y cerrado a sus espaldas, hasta que escuchó la voz de Gunho y se volvió de medio lado para mirarlo con una cara de desprecio que le salió sola, sin ni siquiera haberse dado cuenta.

Miró de arriba a abajo al susodicho y se aguantó las ganas de golpearle con su propia guitarra cuando abrió la boca- Habría sido una tarde estupenda si cuando hubiese llegado no hubieses estado -dijo sin dudarlo dos veces, era exactamente lo que pensaba, se podría haber ahorrado muchísimo si el otro simplemente no hubiera aparecido en escena- No sé si mi abuela quiere reemplazarme o no, pero el sentimiento de que está siendo así no me gusta, no es agradable en absoluto y si lo puedo evitar mejor -continuó diciendo mientras metía las manos en los bolsillos de su pantalón y bajaba el escalón de la casa hacia el pequeño encerado del jardín- Tendrán un jardinero a partir de mañana, y cada vez que venga me encargaré de las cosas que necesiten -aclaró, no iba a dejar que él hiciera más aquel tipo de trabajos y ya se podía poner como quisiera.

Siguió escuchándole, frunciendo el ceño tanto para controlarse como por sus palabras. Sabía que su abuela tenía un corazón de oro, pero él seguía sin poder evitar sentirse como se sentía- ¿Es que no tienes canciones que ensayar? ¿o programas a los que ir o discos que preparar? Desgraciadamente no puedo venir a ver a mis abuelos tantas veces como me gustaría, son lo único que tengo, y ya ellos ni siquiera pueden desplazarse a mis conciertos, así que hago lo posible por escaparme y venir con ellos, ¿crees que me es agradable llegar aquí y ver a otra persona, seas tú o cualquiera, haciéndoles reír y enterándome que le han estado ayudando en mi ausencia? Haciendo cosas que yo solía hacer, que suelo hacer cada vez que vengo -dudaba que entendiera sus sentimientos, ni siquiera sabía si los estaba expresando correctamente- Puedo comprender que lo hagas con la mejor intención del mundo pero me sigue sabiendo mal porque entonces cuando vengo aquí siento que ellos ya han sido atendidos, que ya han sido ayudados, que ya les han hecho reír, les han contado cosas y han pasado una buena tarde, ¿y entonces a mi qué me queda si no puedo darles todo eso? -sí, básicamente era como un niño pequeño que tenía miedo a perder lo más preciado que tenía, y en su caso eran sus abuelos. No había forma de explicar lo especiales que eran ellos para él, y que un desconocido hiciera todo lo que se suponía que tenía que hacer él cuando iba a verles, no era un plato de buen gusto, se sentía usurpado.

cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage




avatar
Mensajes : 114
Wons : 845
Won Jung-Sik
en línea o no

Volver arriba Ir abajo

 por Pan Gun Ho el Miér Mar 28, 2018 10:50 pm
¿Qué te queda? —sonrió pensando que Jung-Sik ya había complicado las cosas demasiado en su cabeza, pero Gunho supuso que no era nada del otro mundo. Se recordaba a sí mismo cuando hacía sus pataletas y dramas por cosas que eran mucho menores que esa. Entonces, en su cerebro inmaduro de un chico con inexistente inteligencia emocional, entendió todo el enredo. No sonreiría, no sería paternalista, sólo alguien que quería hacer las cosas bien —sorpresivamente—.

Puedes volver a entrar, hablar con tu abuela y pasar una buena tarde. No creo que tu abuela te quiera en casa para hacer esas cosas. Imagino que quiere pasar tiempo contigo y ya. Ya tiene el té y las galletas, sólo ve con ella, ¿no crees que sería agradable? —intentó explicarle, intentando convencerlo desde un lado más racional y pacífico. —Yo ya me tengo que ir a casa a hacer todas esas cosas que dices que debería estar haciendo. Sólo había venido a enseñarles una canción y a dejarles las galletas. Así que no te preocupes, yo ya me voy yendo. —se echó la guitarra al hombro, cruzándosela luego en la espalda.

Incluso Gunho estaba sorprendido de lo maduro que estaba siendo. Supuso, en su mente, sin expresarlo de ninguna manera, que de verdad le importaban los ancianos. En el fondo desearía no haberles causado ese problema. Además, una parte de él entendía que Jung-Sik era parte de la familia de la anciana. No quería tampoco resultar un problema para su familia, por muy locas o caprichosas que pudiesen ser sus arrebatos. Eran normales, suponía.

Pero no ignores lo que te ofrezco, sunbaenim. —ahora sí sonrió. —Estoy a dos pasos de aquí. Quizás luego te puedo ayudar y llevar a tus abuelos a alguno de tus conciertos y me aseguro de que vuelvan aquí. A mi me encantaría que mi familia viniese a verme, ¿sabes? Piénsalo. Ni siquiera tendrás que verme. Seré una especie de, hm...—se rascó la barbilla. —Una especie de guardaespaldas. Empleado, como quieras verlo. —intentó negociar con Jung-Sik.

Sin decir más, Gunho se metió las manos al bolsillo y cruzó el antejardín, saliendo por la pequeña rejita que dividía el territorio de la casa con la calle. Se estremeció por el frío y bufó modestamente.

¡Piénsalo! —exclamó, metiendo su boca detrás de la bufanda. —¡Encantado de conocerte, Jung-Sik! —se despidió moviendo la mano energéticamente.

cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
Mensajes : 364
Wons : 2090
Pan Gun Ho
en línea o no

Volver arriba Ir abajo

 por Won Jung-Sik el Sáb Mar 31, 2018 10:25 am

Sabía que lo suyo había sido un arrebato de puros celos y que incluso cualquiera que le escuchase podría tacharlo de inmaduro e infantil, pero para él todo tenía sentido dentro de su cabeza y lucharía con uñas y dientes por lo que creía correcto y más todavía si tenía que ver con su familia, sus abuelos.

No obstante, escuchó las palabras del contrario más calmado después de haber podido explicarse en condiciones segundos más tarde, y dejó ir un suspiro cansado- Me gusta venir y hacer cosas de persona normal, no venir en calidad de un idol que al fin ha tenido tiempo libre y que cuenta con los minutos exactos para hablar de sí mismo y marcharse. Quiero ayudar, quiero hacer las cosas que hacía cuando vivía con ellos, cuando todavía me necesitaban -explicó de últimas, quedándose en el umbral de la puerta mientras veía al menor avanzar y colgarse la mochila. Sabía que no había sido justo con él, que sus intenciones eran buenas o eso quería creer, pero su arrebato le había salido solo y se conformaba con que la otra parte también le comprendiera.

Cuando se ofreció a llevar a sus abuelos a alguno de sus conciertos creyó que lo mencionaba de corazón, queriendo hacer algo bueno por ellos e incluso por él, y se limitó a asentir, volviendo a tomar aire y suspirar una vez más. Tenía que calmarse, tenía que controlar su temperamento y aprender a hablar las cosas en vez de casi romperle la cara a alguien, aquello no era propio de él- Lo tendré en cuenta -añadió cuando vio cómo emprendía su camino alejándose de la casa, quedándose allí parado unos minutos y sin haber respondido a sus palabras de agradecimiento por conocerse, ya haría algo al respecto cuando se hubiera serenado del todo.

Sin más, volvió al interior de la casa, disculpándose de primeras con su abuela y su abuelo que acababa de levantarse, dispuesto a soportar la bronca que tuvieran que echarle por su comportamiento.



Terminado.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage




avatar
Mensajes : 114
Wons : 845
Won Jung-Sik
en línea o no

Volver arriba Ir abajo

 por Contenido patrocinado
Contenido patrocinado
en línea o no

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.
NUESTROS DATOSCONFIRMACIONESAF. HERMANASAF. ELITEAF. NORMALTUMBLR PROMOCIONALESAFILIADOS NORMALES
CHERRY BOOM! es un foro ambientado en el mundo idol de Corea, pero con personajes totalmente originales. Toda la información que hay en el foro pertenece a la administración (grupos, información, etc), por lo que se pide que eviten el tomarla. Los personajes pertenecen a sus creadores, así como sus historias; eviten el sacar ideas completas o parciales de este foro sin pedir permiso previo. El skin del foro ha sido cedido por MAHOUTOKORO RP, por lo que todos los códigos aquí expuestos, salvo los creados por esta administración, pertenece a dicha administración (y a terceros) y no nos pertenecen; algunos de esos códigos han sido editados para ajustarse a las necesidades del foro. La tablilla de instagram pertenece a Wonho y la tablilla de twitter pertenece a b. whishaw, muchas gracias por compartirlas. Las imágenes han sido sacadas de google y editadas por la administración. No se permite la copia o inspiración entera o parcial del diseño, respeta el trabajo ajeno. Todo plagio será denunciado.
Siguenos en nuestras REDES SOCIALES para más información sobre el foro o cualquier otra duda que te asalte:

Solo aceptamos a 24 AFILIADOS ELITE.