flashlight —hmy
NOTICIAS
29.12 Abrimos el foro Hemos cumplido ocho meses online, ¡muchas gracias por todo y a por muchos más! 14.09. Novedades Nuevas novedades, Click aquí 01.10. Limpiezas Os recordamos que el 01 de Octubre se llevará acabo la limpieza mensual de Septiembre, por lo que os recomendamos poneros al día con todos vuestros personajes (cuatro respuestas) para evitar caer en inactivos.
ADMINISTRATIVAS
APOYO Y PNJ
SEPTIEMBRE DE 2018 La hora y tiempo del mes actual en Seúl, Corea. Usa esta información para hacer tus temas mucho más realistas.
X
comeback stages julio
CANCIÓN:
SOMETHING NEW
DEBUT SOLISTA
MINI-ALBUM
ARTISTA:
HAN SU MI
KSJ
ENTERTAINMENT
240 PUNTOS CONSEGUIDOS
DORAMA:
FUGITIVE LOVERS
DEBUT:
ACTRIZ
ARTISTA:
HWAN TAE JOON
MYP ENTERTAINMENT 1445 PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
NOMBRE CANCIÓN/SERIE/ÁLBUM DEBUT/SINGLE/MINI-ÁLBUM/ÁLBUM NOMBRE DEL PERSONAJE XXXX ENTERTAINMENT XXXX PUNTOS CONSEGUIDOS
Últimos temas
» Registro Global.
por Bae Kyul Wan Hoy a las 03:38

» not food — jsh
por Jung Soo Hye Hoy a las 02:40

» thicker than water —kjy
por Shin Ji Hwa Hoy a las 02:31

» next movement - HMS (+16)
por Lee Kwang Min Hoy a las 02:29

» atonement —lsh
por Lee Sung Hee Hoy a las 02:09

» Two musketeers (0/1)
por Park Sung Yoon Hoy a las 02:07

» Deja Vu — KYD
por Lee Sung Hee Hoy a las 01:53

» not like a date, right? — LSH
por Lee Sung Hee Hoy a las 01:53

» fired! fired?
por Lee Sung Hee Hoy a las 01:52

» jealousy — ndh
por Namgung Dong Hyun Hoy a las 01:36

» not a good one i think — HCY
por Gu Joon-ho Hoy a las 01:02

» horns — joonho
por Heo Chae Yeon Hoy a las 00:35

» midnight secrets — donghyun.
por Park Soo Jin Hoy a las 00:18

» My Answer — NDH
por Park Soo Jin Hoy a las 00:02

» friendly extortion ─ LYJ
por Lee Yeon Ji Ayer a las 23:52

» Pieces of the puzzle (1/2)
por Kim Yong Wook Ayer a las 23:03

» [FB] Remember How We Used to Be? — MEB
por Min Eun Byul Ayer a las 20:02

» Sala de estar segundo piso, película
por Park Tae Hyung Ayer a las 19:46

» A horror movie? Nah, just chill - JMM
por Moon Alexander Ayer a las 19:39

» lovesick — sys
por Choi Bong Hee Ayer a las 19:26


flashlight —hmy

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ir abajo

por Hwan Young Do el Miér 21 Mar 2018, 12:47

marzo 22, 9:45 pm.

No debía estar ahí, pero antes de que se hubiese dado cuenta, estaba en frente de su apartamento, observando la puerta con más de una pregunta en la cabeza. No tenía sentido, ni siquiera para él. Cualquier pretexto que pudiera decir sería inútil, porque entre ellos no había ningún asunto que discutir, eran prácticamente dos desconocidos que se habían encontrado por una mera casualidad. Una que no debió suceder, pero que lo traía a ese sitio aún cuando sabía que estaba prohibido. Ni siquiera pensó en las consecuencias —estaba seguro de que ni pensó en absoluto cuando sus piernas lo llevaron a ese lugar—, ¿y si el novio estaba esa noche ahí? ¿o un compañero de trabajo? ¿cómo iba a explicar el por qué se encontraba esperando frente a la entrada de la residencia de Han Mi Yeon?

Young Do no tenía excusa alguna. Darse cuenta de ese hecho lo hizo reaccionar, al no haber tocado el timbre, podía simplemente dar media vuelta y regresar por el mismo camino y borrar de su mente lo que había estado a punto de hacer. La solución era fácil, así que metió las manos en los bolsillos mientras dejaba escapar un suspiro pesado y miró la puerta una vez más, antes de girarse para marcharse. ¿Cuántas veces tendría que establecer la línea entre lo prohibido y lo permitido? Parecía que la última vez no le había quedado tan claro, sus acciones lo delataban.

Con el rostro inclinado hacia abajo y la mirada fija en el suelo, Young Do no advirtió a la otra persona que subía por las mismas escaleras que él descendía. No fue hasta que su móvil sonó que alzó la cabeza y nada más bastó ese solo segundo en que su mirada y la ajena se cruzaron, para reconocerla. Se quedó helado, completamente quieto mientras el teléfono seguía emitiendo sonido por un par de minutos más—. Han Mi Yeon —pronunció su nombre e, inmediatamente, se arrepintió de haberlo hecho. Debió fingir no conocerla y agachar más el rostro para que ella no pudiera verlo. Pero ahí estaba, observándola directamente a los ojos, y una parte de él —ésa que no se encontraba diciéndole ahora mismo que había metido la pata hasta el fondo—, la apreció desde la punta de los tacones hasta la última hebra del pelo y a pesar de todo lo que vio, de que aún vestía la ropa del trabajo y probablemente estaría cansada, la encontró perfecta.

cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Hwan Young Do

Volver arriba Ir abajo

por Han Mi Yeon el Miér 21 Mar 2018, 20:24


Cuando Mi Yeon aparcó frente a su casa, había un solo pensamiento en su cabeza: entrar y revolear los zapatos que traía puestos. El hijo de un empresario - y uno de los clientes más importantes de la firma -había causado un accidente automovilístico a primera hora de la mañana y había tenido a todos corriendo de un lado a otro intentando llegar a un arreglo con los heridos para evitar que aquello llegara a la corte y a los medios. Había sido uno de los días más estresantes que había tenido jamás en el trabajo y no veía la hora de estar tirada en el sofá viendo televisión con una copa de vino en la mano.

Suponiendo que se trataba de alguno de sus vecinos, no le dedicó una segunda mirada al muchacho que venía bajando las escaleras de la entrada hasta que el sonido de un teléfono hizo que se volteara y lo mirara bien. No lo reconoció realmente hasta que escuchó que la llamaba por su nombre. Sorprendida por ver a Hwan Young Do en la entrada de su casa, le sostuvo la mirada mientras aquel teléfono seguía sonando.  — ¿Vas a entrar o solo estás esperando que alguien te reconozca? — preguntó finalmente, volviendo a girar para terminar de subir las escaleras y abrir la puerta. No la sostuvo para él, sino que simplemente la dejó abierta a sus espaldas. Quitarse los tacones seguía siendo una prioridad, aún frente al idol que había decidido visitarla sin previo aviso.  

Déjame adivinar... Andabas por aquí, tu auto se averió y necesitas usar el teléfono — dijo mientras dejaba su abrigo y el maletín sobre el sofá. — Aunque eso que estaba sonando era tu móvil, así que debe ser otra cosa... ¿Acaso necesitas usar el baño de urgencia? — intentó adivinar a pesar de que podía imaginarse por qué estaba allí. Le alcanzaba con ver la expresión en el rostro del chico para saber lo que estaba buscando con ella. — ¿Ya has cenado? — preguntó tranquilamente mientras iba hacia la heladera. Estaba demasiado agotada como para extender aquella visita mucho tiempo, así que seguramente terminaría alimentándolo y mandándolo de nuevo a los brazos de su manager, quien seguramente ni siquiera sabía que él estaba fuera de su dormitorio.


cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Han Mi Yeon

Volver arriba Ir abajo

por Hwan Young Do el Jue 22 Mar 2018, 00:21


El sonido de la voz femenina le provocó un sobresalto. La miró largamente, confundido ante sus palabras y sopesando las consecuencias de esas decisiones. Se sentía como si estuviera a punto de desobedecer una orden de cajón, de aquellas que sabías por inercia y no era necesaria dejarlas en claro. También eran las más fáciles de romper, pues antes de que su mente siguiera hubiera tomado una decisión, él iba detrás de ella, adentrándose al interior de la vivienda con una propiedad que le aterró en ese instante. Sentirse tan cómodo allí no debía ser normal, mucho menos dadas sus condiciones—. No —la mentira no le salía, no se le daba nada bien hacerlo y en muchas de las ocasiones, solían pillarlo. Por eso eligió decir la verdad, era algo que no podía negar—. Quería verte —barbulló en un tono confuso, justo como haría una persona que hace una cosa, pero piensa otra.

¡No! —el comentario del baño hizo que se le colocaran rojizas las orejas, pues no se había esperado eso de ella. Además, en esa situación, la última persona que iría a ver para que le prestara un baño era Mi Yeon. ¿Por qué iba a arriesgarse a explicar una situación tan vergonzosa como aquella? Young Do frunció el ceño, pasándose las manos por el pelo en evidente indecisión. Había sido una muy mala idea venir y ahora que estaba en el interior de la vivienda, adherido prácticamente a una pared y tratando de no mirar nada en el resto de la habitación para que no lo juzgaran de entrometido o chismoso, sentía con más vehemencia la idea de que todo eso estaba mal—. ¿Cenar? —lo pilló desprevenido con esa última pregunta, haciendo memoria de más temprano y es que, efectivamente, no había cenado nada por estar ocupado en sus planes para final de mes.

Sin embargo, no sabía qué respuesta dar. La veía cansada y si fuera él, no querría tener a nadie alrededor que le impidiera tomar un descanso de lo agitado del día—. No he cenado, pero no hay problema —fue lo que dijo, sacando el teléfono para revisar quién estaba llamándolo. Era su manager, seguro ya sabía que no estaba en los dormitorios—. ¿Tú lo has hecho? Puedo pedir algo… para ti —muy tarde se percató de que estaba usando lenguaje informal con ella, pero no se corrigió. Si Mi Yeon le pedía que lo utilizara, lo haría, aunque se sintiera raro después de todas las cosas que habían pasado.

Se quedó esperando ahí en la entrada por una respuesta, ni siquiera se había quitado los zapatos y es que tampoco se acordaba si se había colocado dos pares de media iguales.


cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Hwan Young Do

Volver arriba Ir abajo

por Han Mi Yeon el Jue 22 Mar 2018, 02:35

La sorprendió y complació la franqueza del chico al admitir casi automáticamente que había ido allí para verla. De todos los idols que había conocido gracias a su trabajo, Hwan Young Do tenía que ser el más adorable. Había algo en sus reacciones, tan inocentes y exageras, cierta  que la tentaban a seguir molestándolo solo para ver como lidiaba con ella.

Sí, cenar — repitió desde la cocina, mientras sacaba la comida que tenía para el día. Ya se había adelantado y había dejado salsa con mariscos lista, lo único que restaba hacer era preparar algo de pasta. — Es un lindo gesto de tu parte, pero no hace falta— respondió volviendo al recibidor con una sonrisa. Le divertía demasiado saber que estaba parado junto a la puerta como si estuviera listo para salir corriendo.— Soy la mayor, yo debería invitarte a ti— le recordó. No importaba cuan llena estuviera la cuenta bancaria del chico, ella no iba a dejar que pagara por su comida cuando no los unía ningún lazo especial.— Comienzo a creer que fuiste criado en el extranjero y que no estás familiarizado del todo con la cultura coreana... — comentó haciendo referencia a su falta de honoríficos, aunque no lo corrigió. No le importaba que no los usara cuando estaban solos. Estaba acostumbrada a lidiar con gente que se dirigía a ella con términos mucho peores. — ¿También andas con los zapatos puestos adentro de tu casa?—preguntó y decidió ir a su rescate. Si bien se estaba divirtiendo con aquella situación, el pobre parecía a punto de salir corriendo y Mi Yeon tampoco quería eso.

Fue hasta la entrada y tomó las pantuflas que usualmente usaba su novio cuando la visitaba y las colocó junto a los pies del muchacho. — Zapatos fuera — le ordenó. Esperó hasta que se descalzara y lo tomó de la muñeca para arrastrarlo a la cocina con ella. — ¿Qué tal se te da cocinar? — preguntó moviendo en círculos el pulgar sobre su muñeca y evaluando sus reacciones. — Tal vez debas quitarte el abrigo tambien... Se te ve algo acalorado — murmuró acercándose un poco más a él.

cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Han Mi Yeon

Volver arriba Ir abajo

por Hwan Young Do el Jue 22 Mar 2018, 13:28


La palabra «lindo», hizo que arrugara el rostro con levedad. Estaba acostumbrado a que sus fans le dijeran así, que acompañarán ese adjetivo de otros más de ese tipo, pero de Mi Yeon, no le gustaba en absoluto como sonaba. Lo hacía sentir infantil—. Está bien —terminó respondiendo, metiendo las manos en los bolsillos y volviéndose hacia la puerta mientras debatía si se marchaba o no. Estaba inclinándose por la opción de hacerlo cuando la escuchó acercarse y se vio en la necesidad de volverse hacia ella.

¿Cómo debo llamarla? ¿Mi Yeon-ssi? ¿Mi Yeon noona? —ninguna de las dos opciones le agradaban y tal vez era producto de su franqueza natural, que a pesar de que la llamaría como ella le pidiera, tuvo que decirle lo que pensaba—. No quiero llamarle de ninguna de esas maneras —apretó la boca, inclinándose inmediatamente cuando le indicó lo de los zapatos y comenzó a deshacerse de ellos, sin sorprenderse al encontrar que tenía una media negra y otra gris. No podía hacer nada, pues la gran parte del tiempo, al tener que correr a todos lados por quedarse dormido, en la prisa nunca recordaba si se colocaba los pares adecuados—. Discúlpeme —miró las pantuflas que Mi Yeon le hizo llegar y no faltó mucho para que se diera cuenta a quién pertenecían. Eran de hombres, así que la respuesta era obvia. No se las colocó—. ¿Cocinar? —la confusión se hizo presente en la expresión de su rostro, una que se tornó aún más confusa cuando sintió sus dedos en su muñeca, el ligero movimiento que infringía y Young Do volvió a mirarla, el ceño levemente fruncido ante esas palabras.

¿Qué haces? —preguntó en voz baja, pero no se refería concretamente a su muñeca, sino a todo lo demás. Al acercamiento, a la forma en que lo miró, a todo. Lo confundía sobre sus intenciones, sobre lo qué ocurría entre ellos, porque en su cabeza, las cosas no estaban tan ordenadas—. Está bien —usando lo del abrigo como excusa, Young Do se separó para sacarse la gabardina y buscó el perchero donde colocarla. Fue después de eso que se permitió observar el resto de las cosas que lo rodeaban, mirando fijamente cada adorno, mueble y objetos que habían ahí. Incluyendo las fotografías, también—. Puedo cocinar —respondió a la antigua pregunta, arremangándose la camisa negra que llevaba debajo—. ¿Solo vamos a cocinar, verdad...? —quería cerciorarse de que nada sucedería, de que al final no terminaría arrepintiéndose de haber llegado hasta la puerta de su casa, aun cuando la mayor parte de él, con solo contemplarla, quería mucho más.

Young Do se repitió, apartando la mirada de Mi Yeon, ella está prohibida.

cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Hwan Young Do

Volver arriba Ir abajo

por Han Mi Yeon el Jue 22 Mar 2018, 21:45


Noona. Escucharlo preguntar si debía llamarla así hizo que Mi Yeon casi soltara una carcajada.  Nadie nunca se había tomado la libertad de llamarla así y mucho menos de preguntarlo.  — Como prefieras tu— le aseguró. Aunque rogaba que de verdad no quisiera tratarla de noona.  — ¿Cómo quieres llamarme entonces? Si dices "ajumma" te golpearé — le advirtió y alzó el dedo en forma amenazante.  — Ten cuidado de no resbalarte — acotó al ver que rechazaba las pantuflas que le había dado. No hizo ningún comentario sobre sus medias disparejas, a pesar de que sí había reparado en ellas.

Young Do hacía preguntas que Mi Yeon no sentía que pudiera responde seriamente, al menos no sin espantarlo.— ¿Qué te parece que estoy haciendo? — respondió a su pregunta con otra y alzó una ceja. Aquella actitud a la defensiva le parecía bastante entretenida, sobre todo considerando que él mismo se había presentado en la puerta de su casa para verla. — Te traje aquí para hornearte y comerte— bromeó, dando otro paso hacia él solo para darle unas palmaditas en el hombro y dejar que se soltara de su agarre.  — Calma. Solo estoy intentando hacer que reacciones y te pongas cómodo. Viniste hasta aquí y simplemente te quedaste plantado en la puerta con el abrigo puesto a pesar de que la calefacción está bastante fuerte. ¿No estabas incómodo? — preguntó y le dio la espalda para volver a enfocarse en la cena y poner a hervir una olla con agua.

No, no solo vamos a cocinar — respondió y volvió a sonreír al notar que ya se había arremangado para hacerlo. — Yo cocinaré y tu acomodarás la mesa — le informó y tomó unos platos de la alacena para empujarlos a sus brazos. — Estaba bromeando. No puedo hacer cocinar a la visita. También tengo mis modales... —explicó. Además no había demasiado para hacer. Solo tenía que hervir fideos y calentar lo que ya tenía listo. Aquello era aún más sencillo que preparar ramen.

cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Han Mi Yeon

Volver arriba Ir abajo

por Hwan Young Do el Vie 23 Mar 2018, 02:14


Mi Yeon —su nombre se deslizó suavemente de sus labios y enfocó la mirada sobre su rostro, examinando la expresión que había allí, en búsqueda de una cosa que le indicara algo. Lo que fuese, solo quería cerciorarse de que estaba pisando un suelo estable, que no se caería al dar el primer paso, como siempre sentía que sucedía con esa mujer. El por qué, Young Do no tenía idea. Quizá por eso le tenía algo de miedo, de la inestabilidad que eran sus encuentros, de la extrañeza que se apoderaba de él —mezclada con aquel deseo sofocante, con ese acuciante anhelo que moría al recordar que entre ellos no podía existir nada—. La miró a los ojos antes de repetir su respuesta—. Quiero llamarte Mi Yeon, nada más —le gustaba la forma en que su nombre sonaba, y estuvo a punto de decírselo, de dejarle en claro tantas cosas, pero, al final, ella cortó cada palabra.

Se lo agradeció, aunque no lo exteriorizó, agradecía inmensamente que coartara su descarnada franqueza, ésa que ahora mismo lo metía en más problemas que ventajas—. Sabes que no me refería a eso —lo rápido que cambiaba el uso del lenguaje formal al informal, le provocó ganas de reír, porque ella tenía la misma edad de su hermana Taejoon y aunque las relaciones eran diametralmente diferentes, le causaba cierta gracia darse cuenta qué a ambas las tuteaba—. Estoy incómodo —corrigió, porque aún seguía estándolo, porque no se suponía que debía estar ahí, pero aún así, se encontraba de pie en medio de su sala, con las mangas hasta los codos, dispuesto a ayudarla con la cena. Era un gesto demasiado íntimo por muy común que fuera, entre ellos no existía una amistad que les permitiera sentirse cómodos en esa situación, por lo que se sentía estar inmiscuyéndose en su vida.

Aún cuando la sensación le agradaba, aún cuando quería seguir adherido a ella y todo lo que su vida conllevaba. No podía evitar preguntarse si tener esos deseos estaba mal—. A veces parece que estuvieras jugando conmigo —mencionó a su comentario, agarrando las vasijas y comenzando a colocar los platos sobre la mesa. Levantaba la mirada cada cierto segundo, enfocando su visual en ella como quien necesita cerciorarse de que seguía ahí y no desaparecería—, ¿visita? —se la quedó mirando, frunciendo levemente la boca—, las visitas usualmente son personas que has invitado con anterioridad, no creo que cuadre con esa descripción —pues él se había presentado sin ninguna invitación, y aunque no quería pensar en ello con exactitud, con otras ideas en la cabeza que, ahora mismo, no quería pensar—. Y no me importa cocinar, alguna vez tuve que hacerlo cuando era trainee —pues no siempre había acudido a Taejoon, pese a que ella estuvo y está muy pendiente de él durante su carrera, en algunos momentos de su vida, Young Do tuvo que hacerse cargo de sus propios problemas.



cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Hwan Young Do

Volver arriba Ir abajo

por Han Mi Yeon el Vie 23 Mar 2018, 20:20

Hwan Young Do había resultado ser un muchacho bastante más atrevido de lo que ella había creído. No había dudado ni un momento en descartar todas las formalidades en cuanto le dio la oportunidad.  —. Está bien, Young Do, pero si me ves en la empresa no dejes los honoríficos o te acusarán de ser irrespetuoso— accedió y estiró levemente la pronunciación de su nombre como él parecía hacer con el suyo.

Chasqueó la lengua ante la confirmación de que continuaba sintiéndose incómodo, aunque hasta un ciego podría haber visto que lo estaba —.   ¿Por qué estás incómodo? No voy a hacerte nada — prometió bajando la voz. Si bien le divertía molestarlo y ponerlo incómodo, no planeaba hacerle nada en esos momentos, aún cuando él mismo había decidido meterse en la boca del lobo y aparecerse en su casa. Sus planes para él eran algo confusos en su cabeza. Después del encontronazo que habían tenido hacía unos meses, en el que él había terminado por rechazarla a pesar de que su expresión y gestos le indicaban lo contrario, Mi Yeon solo había querido hacer que se arrepintiera de aquello al abordarlo ocasionalmente en los pasillos de VYR, nunca había esperado tenerlo plantado en su sala como una estatua.

Suspiró dramáticamente ante el comentario sobre sus  juegos, aquello si que había sido directo —.  Me gusta bromear contigo porque nada de lo que digo parece hacerte gracia — dijo mientras agregaba algo de sal al agua y esperaba a que comenzara a hervir —. Te he visto por ahí y siempre pareces estar divirtiéndote y sonriendo, pero cada vez que hablamos te transformas en la viva imagen de la seriedad — señaló, esperando que él corrigiera aquello de una vez.

Te invite a entrar. Ya clasificas como visita — sentenció con firmeza. —.  Aunque por la expresión que traes pareciera que hubieras preferido que te echara — acotó al asomarse por la puerta de la cocina para observarlo colocando la mesa. Él seguía teniendo la misma cara de contrariedad que había tenido cuando la había llamado por su nombre en la puerta. —. Es bueno que sepas hacerlo... — comentó volviendo a sonreír—. Tal vez puedas cocinar para mi la próxima vez — sugirió antes de regresar a la cocina para poner los fideos en el agua y terminar con la cena de una vez.

Mi Yeon estaba lista para apostar todo su dinero a que aquella no sería la última vez que él se le aparecería en su puerta de esa manera.


cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Han Mi Yeon

Volver arriba Ir abajo

por Hwan Young Do el Sáb 24 Mar 2018, 00:09


Tener el aval sobre el cómo llamarla, hizo que esbozara una leve sonrisa divertida, que no duró más de cinco segundos, pero que demostró lo satisfecho que se encontraba frente a la respuesta de la contraria—. No pensaba hacerlo —respondió a su recordatorio, preguntándose si la mayor lo consideraba algo estúpido, porque sabía perfectamente que eliminarlos en su entorno de trabajo iba a ser un problema y él era la principal persona que evitaba meterse en líos. No le gustaba, para nada, lidiar con asuntos conflictivos—. No es eso —se la quedó mirando con fijeza al oír su pregunta, sus ojos escaneando cada movimiento que Mi Yeon hacía y, sin pensar una vez más en la repercusión de sus palabras, simplemente dijo la verdad—: me incómoda más lo que yo quiero hacer de lo que tú hagas —buscó su mirada al decir aquello, preguntándose posteriormente sí estaba cruzando la misma línea que se encargaba de mantener al ser tan descaradamente franco.

Salvo que, Young Do no veía ningún provecho en decir todo lo contrario, porque sus acciones hablaban por sí solas. Estaba aquí, después de todo, sin que ella lo llamara o pidiera. Seguía ahí y aunque su mente estuviera diciéndole que debía marcharse, su cuerpo se encontraba enraizado en ese sitio, sus sentidos enfocándose únicamente en la presencia de Mi Yeon—. Esa es la razón —no le gustó ni un poco aquel comentario—, bromeas mientras yo no lo hago, es un poco desventajoso encontrar algo divertido así —no la corrigió en lo último, porque mentir se le daba fatal y, nuevamente, no le veía sentido hacerlo si lo dejaba claro con sus acciones. El problema entre ellos, una situación que a él no le gustaba darle vueltas pero que al final del día tocaba, era que probablemente, Mi Yeon solo jugaba.

Mientras que él quería algo más que un juego.

Al terminar de colocar la mesa, se volvió hacia ella, haciendo una expresión abrupta al oírla y se preguntó por enésima vez por qué seguía ahí. Mi Yeon jugaba, eso era lo único que le quedaba claro—. Hubiera preferido que me echaras —caminó hacia donde estaba, metiéndose en la cocina y observando las cosas que estaba colocando en la estufa. Iban a comer ramen, por lo que veía—. ¿Habrá una próxima vez? —la pregunta, más que ser dirigida a ella, era hacia él. Young Do se acercó a Mi Yeon, observando por encima de su hombro las cosas que estaba haciendo y en un acto de inercia, levantó su mano izquierda, sujetándole hebras de cabello entre sus dedos con suavidad.





cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Hwan Young Do

Volver arriba Ir abajo

por Han Mi Yeon el Sáb 24 Mar 2018, 08:31


Otra vez decidió que era mejor no preguntarle que quería hacer porque Mi Yeon podía imaginarlo muy bien. Young Do era un chico joven, así que se podía imaginar muy bien por donde pasaban sus pensamientos —. Ya veo— se limitó a comentar al respecto. Él no estaba reaccionando del todo como ella esperaba y aquello le resultaba fascinante. Había esperado reacciones más intensas de su parte, sin embargo él solo se dedicaba a crear barreras entre los dos y decir cosas que la confundían un poco porque no coincidían con su accionar.

Tal vez se debía al día agotador que había tenido en el trabajo, pero a cada palabra que él le decía Mi Yeon estaba teniendo más problemas para comprender cómo funcionaba su mente y por qué no se estaba comportando como cualquier otro muchacho de su edad —. No quiero que lo sientas como algo desventajoso, así que dejaré las bromas de lado — accedió y borró la sonrisa de su rostro como una muestra de que podía hacerlo o al menos no mostrarlo tan abiertamente. Era imposible que no encontrara aquella situación y su actitud al menos un poco cómica.

No lo sé — admitió sin mirarlo, todavía concentrándose en la comida que tenía enfrente. No se percató que él le estaba acariciando el cabello porque estaba muy ocupada en que aquel pobre intento de comida italiana— Supongo que dependerá de ti y de que tan incómodo te resulte verme — dijo con repentina seriedad y se volteó para enfrentarlo, esta vez sin sonreír. Recorrió cuidadosamente su rostro con la mirada, enfocándose en cada detalle que la luz blanca de su cocina no desdibujaba. Era muy atractivo, de eso no había ninguna duda. Tenía ese misma aura de perfección absoluta que acompañaba a todos los idols que había conocido. —¿Qué es lo que quieres Hwan Young Do? — preguntó directamente—.  ¿Qué es exactamente lo que estás buscando aquí? — insistió, cambiando el sentido de la pregunta.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Han Mi Yeon

Volver arriba Ir abajo

por Hwan Young Do el Dom 25 Mar 2018, 05:23


Estaba observándola con atención y no solo eran sus ojos, también era su cuerpo, consciente de cada sutil movimiento que Mi Yeon hacía al respirar, el suave aroma que desprendía su cabello, cada parte y recoveco de su persona era absorbido por sus sentidos—. Dudo que lo haga —inhaló, inclinando levemente la cabeza, rozando con la punta de su nariz las hebras sueltas de cabello. Tenía el impulso de hundir su rostro en el hueco de su cuello y embriagarse en la fragancia que su piel desprendía, pero sabía cómo comportarse, se recordaba a cada segundo que pasaba la línea divisoria entre ambos. La trazó una y otra vez, repitiéndose cual mantra aquellas mismas palabras: Mi Yeon está prohibida, quería grabárselo en la piel, de alguna manera en que su anatomía entendiera (y su mente), que aquella mujer estaba lejos de su alcance. No importaba cuánto extendiera sus dedos para aferrarse a ella, siempre terminaría por deslizarse lejos de él.

Supongo que no podremos vernos, sí es así —porque la incomodidad nunca se iría, no mientras ella siguiera siendo una persona comprometida. Tampoco mientras él siguiera queriéndola de la forma en que lo hacía. No había puntos intermedios y ambos lo sabían, o al menos Young Do esperaba que ella lo hiciera. La siguiente pregunta de Mi Yeon lo dejó en silencio por varios minutos, contemplándola mientras debatía cómo responder a esa pregunta tan concreta.

Cerró los ojos, exhalando con fuerza a través de sus labios entreabiertos y sopesó una vez más las palabras que tenía en la punta de la lengua—. No sé —mintió por primera vez en toda la noche, tenía la verdadera respuesta ahí, en la mirada, en los dedos que metió a los bolsillos para contener la necesidad de acercarse y tocarla. Echó hacia atrás, colocando distancia entre ambos, lo justo y necesario—. Me has invitado a cenar, así que esperaré a mi cena y me marcharé —dijo con simplicidad, mirándola directamente a los ojos, esperando que comprendiera el significado detrás de sus palabras y no intentara presionar más como siempre solía hacer.

cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Hwan Young Do

Volver arriba Ir abajo

por Han Mi Yeon el Lun 26 Mar 2018, 01:52

Sí, lo sabes — rebatió ante aquella negativa confusa. Estaba bastante decepcionada. Young Do había demostrado ser directo y sincero ante cada pregunta que le había hecho, pero aquello era una mentira enorme y los dos lo sabían.  Miyeon le sostuvo la mirada durante un momento antes de volverse para sacar las cosas del fuego —. Cometiste la imprudencia de aparecerte en la puerta de mi casa con el rostro descubierto y sin saber si me ibas a encontrar aquí —comenzó a enumerar y se alejó de él para ir a la pileta y tirar el agua que había usado para hervir la comida —. Seguramente no le informaste al manager ni a nadie, así que es probable que tambien te metas en problemas... — Volvió a la estufa y vertió los fideos en la misma sartén donde tenía la salsa y mezcló todo durante unos pocos segundos para terminar con aquello —. Y me dices que no sabes que viniste a buscar — finalizó y se volteó poniendo la comida recién hecha entre los dos, como una especie de barrera caliente.

Ve a sentarte— le pidió, aún manteniendo la expresión seria  —. Así podrás disfrutar de un mediocre intento de comida italiana y volver al dormitorio, ya que tantas ganas tienes de marcharte — añadió mientras lideraba la marcha hacia la mesa. Dejó la comida en el centro y regresó a la cocina por dos copas y una botella de vino. Miyeon lo necesitaba después del día que había tenido y de lo aburrido que había resultado ser Youngdo. Estaba muy sobria como para tenía ganas de seguir tratando con él.  Abrió la bebida y se sirvió un poco y luego lo miró—. ¿Quieres? ¿O prefieres ir a buscar algo de agua? — le ofreció.

cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Han Mi Yeon

Volver arriba Ir abajo

por Hwan Young Do el Lun 26 Mar 2018, 02:32


A cada acción señalada, Young Do hacía un ligero gesto de molestia. Estaba señalándole sus errores, esos mismos que contradecían sus anteriores palabras y terminaban colocándolo en un pozo profundo. El hecho de que hiciera eso, tratándolo como a un niño pequeño al que le estaban señalando todas las cosas malas que cometió, lo molestó. No le dijo nada, conteniéndose la réplica ácida que pugnaba por salir de su boca. Era tan extraño hacerlo perder la compostura, de que llegara a emitir contestaciones duras, y que Mi Yeon sacara ese lado suyo tan fácilmente, era una de las razones por las cuáles prefería no acercarse a ella—. Bien —espetó, sentándose en la mesa y agarrando los palillos para comenzar a comer. Hizo una cara ante el sabor. Tuvo el impulso infantil de decirle que había probado mejores cosas, pero lo contuvo.

Tenía planeado comer y largarse, tal como ella había dicho, cuando la observó traer dos copas de la cocina y una botella de vino. A penas ese año había cumplido la edad legal para tomar, y aunque sus hyungs se habían encargado de llevarlo a su primera salida con alcohol, Young Do no tomaba—. ¿Acostumbras a beber sola? —cuestionó, sin despegar la vista de la botella, observando el líquido y después de un rápido cuestionamiento, se levantó, quitándole una de las copas y sirviéndose un poco de aquel licor. Le dio un trago, frunciendo ligeramente el ceño ante el sabor—. ¿Dónde está tu novio? —era la primera vez en toda la noche qué hacía ese interrogante y tenía curiosidad de saber aquella respuesta. Volvió a darle otro trago al vino, está vez no hizo ninguna mueca al haberse familiarizado con el sabor.


cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Hwan Young Do

Volver arriba Ir abajo

por Han Mi Yeon el Lun 26 Mar 2018, 09:16

Movió suavemente la copa en la que acababa de servirse para admirar los distintos matices rojizos del vino a través del cristal mientras pensaba en como tomarse aquella pregunta —. —admitió después de un momento —. Nunca me verás bebiendo soju o algún tipo de licor fuerte por mi cuenta, porque no tengo buena tolerancia— explicó e hizo una mueca al recordar los sucesos de año nuevo y lo rápido que se había puesto ebria ese día —. Pero me gusta disfrutar de una copa de vino en la cena. Me ayuda a relajarme después de un día en el estudio—acotó. Le había preguntado para servirle ella, pero Young Do se había levantado por lo que le dio su copa y dejó que lo hiciera a gusto—. ¿Seguro que no quieres otra cosa? —preguntó al ver su expresión al probar la bebida.

Alzó las cejas al escucharlo preguntar por Jin Woo. No había esperado que justo él fuera quien sacara el tema.— No lo sé. Tal vez ya esté en su casa o siga en la empresa  — respondió y se encogió de hombros. Mi Yeon rara vez se molestaba en rastrear el paradero de su pareja cuando no estaban en los mejores términos.  — ¿Por qué quieres saberlo?¿Tienes miedo de que Jin Woo aparezca ahora? — preguntó y se sirvió un poco de pasta para probarla por primera vez. Otra vez se había confundido y no había logrado el sabor correcto. —. No lo hará — le aseguró. Él sabía cuan poco le gustaban ese tipo de sorpresas, especialmente entre semana cuando tenía que trabajar al otro día —. Hemos tenido una discusión, así que sabe que es mejor que mantenga cierta distancia — añadió con una mueca. Su novio no intentaría nada hasta la mañana siguiente, de eso estaba más que segura. Volvió a llevarse un poco de fideos a la boca, procurando no hacer demasiado ruido al comerlos.

cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Han Mi Yeon

Volver arriba Ir abajo

por Hwan Young Do el Lun 26 Mar 2018, 19:32


Escucharla hablar sobre su pésima tolerancia al alcohol, hizo que apareciera en su rostro la primera sonrisa genuina de toda la noche. Ésa misma que dejaba a descubierto sus hoyuelos y hacía que sus ojos brillaran con un toque de diversión—. Qué alguien tan duro sea tan frágil con el licor resulta gracioso —comentó, metiéndose a la boca otro bocado de aquella pasta, decepcionado por el hecho de que no hubiese podido comprar algo. No es que estuviera mala, pero tenía un sabor diferente, se le antojaba difícil acostumbrarse—. Seguro —respondió a su pregunta, sujetando la copa y dándole otro trago. Pese a que no solía tomar, Young Do era consciente de que, a diferencia de Mi Yeon, su tolerancia era bastante alta. Un hecho probado en la noche que había salido con sus hyungs.

La observó fijamente al comenzar a hablar sobre su pareja, sus ojos escaneando cada rincón de sus facciones, y la sonrisa que hacía un par de segundos había curvado su boca, desapareció. Las palabras de Mi Yeon solo pusieron más interrogantes en su cabeza, más dudas e ideas de las que podía soportar tener en ese instante—. No tengo miedo de que aparezca —espetó, frunciéndole el ceño. La perspectiva de que el productor hiciera una aparición esa noche, no le atemorizaba. En realidad, tenía más miedo de sí mismo y de sus acciones, de lo que podía decirle el novio de la abogada. La vergüenza y el arrepentimiento eran sentimientos que se amontonaban segundos después de verla, tanto para ella como para el productor. Young Do tenía muy claro que él era un ente ajeno a esa relación—. ¿Han discutido? —sin percatarse, la comisura de sus labios se alzaron en una sonrisa fugaz. De diversión o satisfacción, no se permitió deducir, no podía encontrar placer en saber qué habían problemas en la pareja. Estaba malditamente mal—. ¿Por qué suena como si ustedes tuvieran más problemas que estrellas en el cielo? —dejó escapar con brusca honestidad, devolviéndole la mirada a Mi Yeon.

Una parte de él, deseó que le respondiera con un es pasajero, estaremos bien, algo que le hiciera reafirmar que estar ahí estaba mal, que iba en contra de todos los principios de su vida. Sin embargo, un porcentaje muy pequeño de su conciencia, pedía a gritos una respuesta negativa, un motivo para seguir aferrándose a esa mujer.


cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Hwan Young Do

Volver arriba Ir abajo

por Han Mi Yeon el Mar 27 Mar 2018, 07:48

Young Do tenía una sonrisa preciosa. Se veía tan encantador cuando sonreía que Miyeon no pudo apartar la mirada de su rostro y se encontró a si misma sonriendo genuinamente con él. De nuevo le veía esa perfección casi irreal que todos los idols parecían tener —. No sabía que me considerabas una persona dura —comentó algo sorprendida por aquel adjetivo. Tal vez era debido a su baja altura que la hacía ver algo pequeña o a la expresión cordial que siempre trataba de mantener en el rostro, pero nadie la había descrito de esa forma, al menos sin haberla visto en su trabajo primero —.  Te ves muy apuesto cuando sonríes — dijo con sinceridad, aunque sabía que aquello no duraría mucho. Él ya le había dicho que estaba demasiado incómodo con ella como para relajarse.


Y así de rápido como llegó, la sonrisa del chico fue reemplazada nuevamente por una expresión seria ante el tema de Jin Woo. Le dio un largo sorbo a su bebida mientras se preguntaba de dónde sacaba él la seguridad para reaccionar así ante el escenario de una posible aparición de su novio. Ella había esperado encontrar al menos un signo de preocupación en su rostro —. Sí, hemos discutido — le confirmó ante su pregunta y notó como él volvía sonreía, algo que la hizo alzar las cejas —. Eso te complace — observó. No se lo tuvo que preguntar, le alcanzó ver como él se mostraba nuevamente menos serio —. Porque lo hacemos — volvió a decir con sinceridad. Young Do no era ciego. Sin dudas la había visto salir molesta del estudio de Jin Woo en más de una ocasión —. La mayoría de las parejas pelea con regularidad — añadió con confianza e hizo un gesto con la mano para restarle importancia a ese detalle. No tenía estadísticas reales para reforzar esa afirmación, pero ella tambien había tenido problemas en sus antiguas relaciones y tambien había crecido escuchando a sus padres discutiendo por cosas cotidianas.

—  ¿Has tenido novia alguna vez? — preguntó con curiosidad ya que él había sacado aquel tema. Usó el termino pasado porque estaba convencida de que él no era la clase de persona que se hubiera aparecido en su puerta de tenerla. A diferencia suya, Young Do era honesto.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Han Mi Yeon

Volver arriba Ir abajo

por Hwan Young Do el Miér 28 Mar 2018, 02:11


No era la expresión correcta —atinó a decir, tal vez se había equivocado de palabra al describirla, pero en ese instante era la primera que había llegado a su mente y aunque le habría gustado poder corregirse, al no encontrar un mejor reemplazo para ese adjetivo, simplemente lo dejó ser. Apuesto, inhaló bruscamente al oír esa palabra salir de su boca. Una cosa era que las fans siempre lo llamasen de esa manera y otra muy diferente escucharla salir de los labios de Mi Yeon—. Por alguna razón, no se siente así cuando viene de ti —dijo con tanta franqueza, que hasta él mismo se tomó por sorpresa. Cuando ella lanzaba algún cumplido hacia su persona, sentía que seguía viéndolo desde la cuadriculada imagen de idol. Y, de todas las cosas que quería Young Do en esta vida, una de las más importantes en ese preciso segundo, era que Han Mi Yeon lo viera como algo más que apuesto o idol.

Al parecer, era demasiado pedir.

No me complace —rebatió inmediatamente aquella oración abandonó la boca de la mujer y nada más decirlo, supo que era una mentira. Una que no podía ocultar porque sus labios seguían curvados en una sonrisa imperceptible, Young Do se obligó a borrarla de su rostro al percatarse de ella y contempló fijamente a Mi Yeon—. Es cierto —sus padres habían discutido varias veces a lo largo de su vida, también había escuchado de amigos suyos y colegas que, alguna vez, tuvieron una disputa con su respectiva pareja. Sin embargo, que esa expresión viniera de la mujer frente a él, le supo a excusa—. ¿Entonces, la mayoría de los novios se besan con quien no es su pareja? —la pregunta fue emitida sin siquiera pensarla, pero una vez hecha, Young Do no iba a retractarla. Tenía curiosidad por saber cuál sería la respuesta—. No —respondió, volviendo a meterse un bocado de comida y dándole un sorbo al vino—, es raro encontrar tiempo para estar con alguien sin quebrantar todas las reglas de asistir a ensayos y cumplir a cabalidad tu agenda —pese a que ése no era realmente el verdadero motivo para no tener “novia”, simplemente nunca se había dado a la tarea de buscar una o pensar, siquiera, en algo de ese tipo—, aunque eso no sería una molestia, solo que nunca he estado interesado —las relaciones formales nunca se le habían cruzado en la cabeza hasta ese poco. Además de que la mayoría del tiempo ni siquiera podía captar cuando alguien estaba interesado.



cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Hwan Young Do

Volver arriba Ir abajo

por Han Mi Yeon el Jue 29 Mar 2018, 01:18

Tienes unas reacciones muy extrañas — soltó después de ver como se había puesto ante el comentario sobre su sonrisa. Había esperado que se sintiera halagado o incluso avergonzado, pero en su lugar él se veía incómodo —. Nunca puedo anticipar como vas a reaccionar a lo que digo— añadió y lo observó con el ceño ligeramente fruncido —. ¿Te molesta que te encuentre atractivo? —preguntó confundida. ¿Acaso lo había leído mal todo este tiempo?

Aquella pregunta la obligó a bajar los palillos que estaba sosteniendo.  —. No lo sé. Supongo que no, que la mayoría de las personas no engañan a sus parejas  —respondió con un suspiro y jugó con la copa que tenía adelante. Ya no estaba verdaderamente interesada en continuar con su cena.  El hecho de que le estuviera soltando aquellas preguntas con tanta naturalidad después de la escena de la cocina, era demasiado interesante como para que ella dividiera la atención entre la comida y el chico  —. ¿Tú crees que la mayoría de las personas besarían a alguien sabiendo que tiene una pareja y conociéndola? — preguntó utilizando el mismo tono que él y dejó la copa quieta en la mesa. Ahora ella tambien sentía algo de curiosidad sobre aquel tema. ¿Por qué ahora parecía dudar tanto cuando esa noche no le había importado?

Entiendo — respondió y asintió con la cabeza ante sus razones —. Mantener una buena relación cuando estás ocupado es algo imposibleCréeme —. Eres joven, exitoso y... — se abstuvo de repetirle que era atractivo para no volver a molestarlo —. Una novia te traerá más complicaciones que satisfacciones — añadió observando su rostro y buscando encontrar sus ojos —. La mayoría de los idols solo salen casualmente para divertirse ¿Tú no lo haces? — preguntó y dejó que las comisuras de sus labios se elevaran en una sonrisa.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Han Mi Yeon

Volver arriba Ir abajo

por Hwan Young Do el Jue 29 Mar 2018, 02:24


No dijo nada cuando le comentó que le parecían extrañas sus reacciones, sin embargo, no pudo evitar cuestionarse qué había de extraño en ellas, pues su respuesta no le daba realmente un indicio—. No comprendo por qué tendrías que anticiparlas —le dijo, frunciéndole levemente el ceño y preguntándose si lo que ella acababa de decir era un punto a favor o en contra. La complicada mente femenina era demasiado para él. Young Do se consideraba simple—. No —contestó, haciendo una pausa en la cena para estudiar el rostro de Mi Yeon. Sus ojos seguían el movimiento de sus labios al hablar—. Me molesta que me mires bajo esa óptica surrealista de idol —volvió a hablar con franqueza, poniendo su atención en la comida nuevamente. Le quedaba un solo bocado, así que lo engulló rápidamente, pasándolo con el último trago del vino.

Tenía que haber sabido que no podía salir ileso al haber realizado aquel interrogante. Young Do dejó los cubiertos sobre la mesa, encontrando la mirada de Mi Yeon mientras ella dejaba caer esa última pregunta entre ambos—. No —contestó fríamente, cruzándose de brazos y recostándose contra el espaldar de la silla—. Por esa misma razón es incómodo estar aquí —por eso quería evitar lo mínimo el contacto con ella, pero fracasaba estúpidamente en el intento. Han Mi Yeon lo atraía y, pese a lo mucho que se recalcó marcar la línea entre ambos, él seguía acudiendo a ella. Seguía buscándola—. No debería... no debe repetirse —sus palabras contradecían sus acciones y deseos, porque una de las cosas en las que no había podido dejar de pensar desde que lo ocurrido, eran todos los momentos en que había besado a Mi Yeon.

No es algo imposible —la contradijo tan rápido como pronunció aquellas palabras, arrugando las cejas—, solo hay que tener mucha paciencia y aprender a manejar los horarios —esa era su opinión personal. Tener una pareja no era algo que le pareciera prohibido o imposible, solo difícil. Sabía de colegas que habían encontrado una forma de compaginar su relación con su trabajo—. ¿Con qué clase de idols te has estado reuniendo? —preguntó un poco molesto por esa pregunta. ¿A qué se estaba refiriendo con exactitud? Young Do inclinó un poco la cabeza, mirándola con duda—, "Salir casualmente para divertirse", ¿en qué plano estamos hablando? —hizo una pausa, dándole vueltas a esa expresión más de una vez—. ¿Te refieres a estar con alguien una sola noche y ya está? —Young Do se la quedó viendo con una cara de esperar a que no estuviera refiriéndose a ese tema en concreto.


cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Hwan Young Do

Volver arriba Ir abajo

por Han Mi Yeon el Jue 29 Mar 2018, 10:04


Porque me gusta creer que sé lo que piensa la gente a mi alrededor, pero contigo no puedo saberlo — respondió reparando en su ceño fruncido.  ¿Óptica surrealista de idol? Miyeon sacudió la cabeza sin dar crédito a lo que escuchaba. Ella solo había intentado hacerle un cumplido —.  Encajar en ciertos cánones de belleza es parte de tu trabajo, pero solo eso no es suficiente para que alguien me resulte atractivo. No me escucharás diciendo nada de la apariencia de otros chicos de la compañía, ni de tus compañeros de banda — intentó explicarle —. Te miro de la única forma en la que te he conocido, Hwan Young Do — añadió. Seguramente había muchas facetas que ella no había tenido tiempo de conocer ya que aquella era la charla más larga que habían mantenido jamás.

Cada vez que dices que es incómodo estar aquí  conmigo lo haces sonar como si te hubiera obligado a venir — masculló y tomó la copa que tenía adelante para terminar lo que le quedaba de vino.  ¿Por qué le costaba tanto reconocer que él quería estar allí? —. ¿Quieres saber algo que tal vez me haga sonar como una persona terrible? — preguntó y bajó la voz como si estuviera apunto de contarle un secreto y que ellos no estuvieran solos —. En ningún momento me arrepentí de lo que sucedió entre nosotros — dijo poniendo especial énfasis en la última palabra porque aquello había sido cosa de los dos.

No lo contradijo porque su intención no era romper sus ilusiones románticas. Algún día alguien más se encargaría de hacerle ver que las relaciones adultas no eran tan sencillas.  Que a veces con querer no alcanzaba y que la paciencia no era algo infinito — Puede ser que no sea imposible, pero sí es difícil y requiere de mucho sacrificio — concedió para dejar ese tema atrás. Mientras más lo discutieran, menos de acuerdo de pondrían —.No necesito reunirme con nadie— dijo y puso los ojos en blanco —. No te olvides que es mi trabajo redactar las clausulas de baneo de citas de algunos contratos— le recordó y tomó la botella para servirse un poco más de vino. Como su copa tambien estaba vacía se paró para inclinarse sobre la mesa y servirle a él tambien —. Te sorprenderías con las cosas que tienen para contar los directores y otros empleados de VYR— acotó y se dejó caer nuevamente en su asiento. El mundo del entretenimiento era un pañuelo y lo que no oía por los empleados, se enteraba por Jin Woo o por alguno de sus otros años que estaban en el medio.

Otra vez dudó sobre si responder aquello directamente —. Una, dos, diez noches. Las que sean... Sí, me refiero a ese tipo de encuentros, pero tambien a simplemente salir. Tener citas—respondió extrañada. Le sorprendía que alguien tan joven tuviera problemas para comprender a que se refería con eso —.  Ya sabes, juntarte a ver una película o a cenar con alguien. Disfrutar de todas las partes agradables de una relación, pero sin compromisos o etiquetas— explicó y soltó un suspiro melancólico. Había días en los que le encantaría poder hacer algo así. Si hubiera sabido que las cosas iban a complicarse tanto en su propia relación, se hubiera asegurado de mantener una distancia prudencial desde el comienzo—. ¿Por qué tengo la impresión de que la idea de las relaciones casuales no es de tu agrado?— dejó salir su curiosidad de nuevo.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Han Mi Yeon

Volver arriba Ir abajo

por Hwan Young Do el Vie 30 Mar 2018, 03:26


Espero que nunca lo sepas —añadió, sin darse cuenta de que el comentario había sonado más mordaz de lo que planeó. La idea de que Mi Yeon pudiese leer tan fácilmente sus intenciones, a parte de incomodarlo, lo hacía sentir desarmado. Como si ella pudiese tener un arma y usarla en su contra cada vez que quisiera—. Supongo que debo decirte gracias sí es así —dijo, desviando su atención hacia otro punto del apartamento, aunque sus palabras contenían un ligero toque de sarcasmo en ellas. Por un segundo, se calló la verdadera contestación que quería hacerle o, corrección, la pregunta que pugnaba por salir ante esa oración (¿Eso significaba que lo veía como un hombre?). Comenzó a juguetear con los bordes del plato, hundiendo de vez en cuando la punta de los dedos sobre la salsa, para luego llevársela a la boca. Era más una distracción que una expresión de gusto por la comida que ella había preparado.

Es absurdo que pienses eso porque sabes que estoy aquí por voluntad propia —por mucho que hubiese querido no hacerlo, le faltó añadir. Había ido por sus propios pies, no iba a poner esa decisión sobre los hombros de Han Mi Yeon, porque no era lo correcto. Admitía su error, reconocía que, todo lo que ocurría en ese momento y podría ocurrir más adelante, sería su culpa. Él inició al presentarse en la puerta de su apartamento sin ser invitado—. Te hace sonar como una persona terrible —sus ojos volvieron a encontrarse con los ajenos, la escaneó en búsqueda de algo que le dijera que mentía. No encontró nada y eso lo aterró un poco más—. Se supone que uno de los dos debe arrepentirse —no había planeado decirlo, pero le salió sin pensárselo dos veces. Continuaba mirándola, cada segundo que pasaba, a cada palabra que salía de su boca, su mirada no se apartaba de la de ella—. Y deberías ser tú, así sería más fácil no repetirlo, pese a lo mucho que lo deseo —debía ser más comedido en sus palabras, aprender a mentir o, simplemente, dominar el mantener resguardada cierta información relevante. Soltar aquellas cosas, sin duda, sin ninguna clase de remordimiento, terminaría metiéndolo en más problemas.

Y aún así, el recuerdo de su boca, la forma en que sus labios se movían contra los suyos, los dedos hundidos en las hebras castañas, el aroma de Mi Yeon inundándole los pulmones. Todo eso volvía a repetirse una y otra vez en su mente, haciéndole imposible ocultarlo. No podía negar lo obvio—. Me imagino que cada quién tiene su propia caja de Pandora —dijo escueto, frunciéndole el ceño ante el comentario sobre los directores y demás empleados de la compañía. No estaba interesado en saber qué hacían los demás, tampoco en imaginarse en qué clase de situaciones amorales solían meterse. A él le importaba solo las suyas y, estúpidamente, las de Mi Yeon—. Lo que estás describiendo puedo hacerlo fácilmente con algún amigo —aceptó que le rellenara el vaso de vino y no dudó en tragárselo en un solo instante. Levantándose de la mesa y llevándose su plato hacia la cocina—. Por eso no le veo el punto de las relaciones casuales. No quieres ataduras, ¿a eso te refieres? Entonces prefieres desarrollar una amistad con derechos —le habló desde la cocina, abriendo el grifo del agua y lavando el plato, así como los utensilios que había utilizado—. Follar cuando sientas la necesidad, hacer de amigos cuando no estés de ánimo para lo sexual y solo quieras compañía —aunque ella no podía verlo, hizo una mueca por haber usado tan crudamente el lenguaje pero no se molestó en corregirlo—, ese tipo de relaciones nunca acaban bien. Y tampoco serían mi estilo —terminó de enjuagar la alacena, secándose las manos con una de las toallas de la cocina antes de volver hacia la mesa, acercándose a ella para pedirle sus platos—. Y sí por algún momento, quisiera estar de esa forma con una persona, terminaría fracasando. La querría solo para mí, la sola idea de que tendría que compartirla con alguien porque somos solo una relación casual me molestaría —movió los dedos extendidos, preguntándole silenciosamente si ya había terminado de cenar para lavar sus utensilios.


cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Hwan Young Do

Volver arriba Ir abajo

por Han Mi Yeon el Vie 30 Mar 2018, 04:42


Debe ser porque soy una persona terrible — admitió y automáticamente pensó en lo fácil que le había resultado visitar gente herida y comprar su silencio con dinero solo porque así se lo habían pedido. Ella no había dudado en hacerlo, lo mismo había ocurrido al ver a Young Do allí, no lo había pensado dos veces antes de meterlo en su casa aún cuando era terriblemente inapropiado —. ¿Tú lo lamentas? — preguntó con los ojos enfocados en él. Aún si no lo hacía para nada, seguía siendo una mejor persona que ella.

No le dijo que dejara los platos sino que dejó que se marchara a la cocina. Ya había hablado mucho más de lo que hacía normalmente. — Ya tengo ataduras — le recordó desde el comedor. Soltó una risa muda ante su elección de palabras, todo aquello sonaba extremadamente fuera de lugar saliendo de la boca de Young Do. Podía escuchar que estaba molesto un poco con todo aquel escenario. Aún así  Miyeon no le respondió, sino que simplemente se quedó contemplando todo aquello. En ningún momento se le había pasado por la cabeza la idea de acostarse con él. Tal vez sí la primera noche cuando la había apartado de la nada, pero después su interés en él se había basado simplemente en provocarlo solo porque podía hacerlo. Bebió el vino que le quedaba y volvió a servirse un poco más. Tenía demasiados pensamientos dando vuelta. De repente ya ni siquiera tenía en claro cuál era su verdadero límite.

Tomó el plato casi lleno y estuvo a punto de dárselo, pero terminó por volver a dejarlo en la mesa. En su lugar extendió ambas manos y las puso sobre las de Young Do y se ayudó a ponerse pie. Considerando que tenía tres copas de vino en el estómago casi vacío, Miyeon se sentía estable —. Ya sabías lo que puedo ofrecerte y lo que no— todo aquel discurso le había dejado en claro que él no quería lo que ella tenía para darle —,y aún así viniste hasta aquí — señaló y apretó sus manos entre las suyas. — ¿Qué quieres hacer realmente Young Do? ¿Vas a escuchar tus propias palabras o no?— preguntó bajando sus manos y acercándose a él tanto como podía sin llegar a hacer que sus cuerpos se tocaran. Lentamente alzó el rostro para mirarlo fijamente —. No tienes por qué responderme ahora — añadió y soltó sus manos—. Es tarde — le dijo sin apartarse ni un centímetro de donde estaba. Lo estaba invitando a que cerrara aquella distancia si de verdad deseaba hacerlo, pero también le daba la opción de marcharse como venía diciendo que quería hacer.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Han Mi Yeon

Volver arriba Ir abajo

por Hwan Young Do el Vie 30 Mar 2018, 06:22


No respondió a su pregunta, al menos inmediatamente. ¿Lo lamentaba? A veces, se decía que sí, otras, lo negaba rotundamente. Era la primera vez que algo lo hacía dudar de sí mismo, de cuestionarse cada acción, de sentirse que tomaba todas las decisiones equivocadas. Porque no era así, porque cuando hacía algo y tenía la más remota idea de que saldría mal, solía decirse que estaba bien, que equivocarse no sería un problema, que volvería a seguir adelante. Con ella, en cambio, equivocarse le daba miedo. Todo lo referente a Han Mi Yeon, le aterraba por la facilidad en que se sentía perdido, preso de sus propias emociones y sensaciones, incapaz de actuar de acuerdo con sus propios principios.

Quizá esa era la razón por la que quería huir—. Lo sé —respondió a sus palabras, observándola sujetarle las manos con cierta desconfianza, haciéndole preguntarse a cada segundo qué haría, qué intentaba, qué buscaba. A diferencia de ella, no le importaba predecir los movimientos de los demás. Salvo en ese instante, la excepción a todas las reglas era esa mujer—. Sobre la pregunta anterior —murmuró, bajando la mirada hacia los dedos femeninos, viéndola soltarlo con la misma rapidez con la que lo sujetó—, sobre sí lamento o no lo ocurrido, a veces sí, otras no —pecó de honesto, observando algo que algunos consideraban una virtud, como una verdadera molestia. Debía mentir, se dijo, decir que sí lo lamenta, de que lo lamentaría toda su vida—. Quieres una respuesta —la rebatió y una áspera sonrisa, de esas que eran extrañas a su rostro por aparecer con tan poca frecuencia, se coló a través de sus facciones—, estás esperando justo eso, que tome una decisión —podía escuchar el sonido de su propio pulso en los oídos, un eco incesante que acompañaba a sus dudas. Moverse o marcharse, seguir o huir. Aceptar o declinar. Las decisiones estaban ahí, listas para ser tomadas.

Sin importar cuál escogiera, las dos tenían consecuencias que no sabía sí podía afrontar. No por ella, sino por él. De todas las cosas que tenía claro en ese momento, era que, sin importar qué, acababa de dar un paso a convertirse en una persona que no quería ser. Un cobarde o un mentiroso—. Perdóname —aquella desabrida palabra lo abandonó en un suspiro derrotado. Las manos le temblaron en anticipación a sus acciones y todo fue un borrón al segundo siguiente, los dedos acariciando la suave piel de las mejillas femeninas, su boca buscando los labios de Miyeon en una respiración confundida, en un pulso desbocado mientras cerraba toda la distancia entre sus cuerpos, adhiriéndose a ella con la misma necesidad de oxígeno. Respirándola y besándola como si la vida dependiera de ello.

En el fondo, ya se había arrepentido. Por ser débil, por caer a sus pies nada más con una sola mirada.
cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Hwan Young Do

Volver arriba Ir abajo

por Han Mi Yeon el Sáb 31 Mar 2018, 06:48


Mi Yeon notó calor en el rostro bajo los dedos algo fríos de Young Do y lo observó durante una fracción de segundo antes de girar levemente el rostro para ayudarlo a que pudiera besarla de una vez.

Ahí tenía su respuesta.

La suavidad de sus labios contrastaba con lo desesperado de aquel contacto. Dejó que sus manos subieran hasta su cintura y se aferraran a la tela de su camisa, arrugándola en sus puños. Tenía la expresión derrotada y anhelante que Young Do había mostrado justo antes de rendirse grabada en la mente. Él la había mirado de la forma que le gustaba ser mirada, con un deseo que podía haber sido confundido con desesperación. Saber que él la quería tanto como para rechazar su sentido común, alimentaba su ego y la hacía sentir mejor de lo que se había sentido en días.

Ella misma rompió el contacto después de un momento, solo para tomar un poco de aire y estirarse para besarlo de nuevo. A diferencia de Young Do, ella no sentía ninguna necesidad de apurar aquello por lo que marcó un ritmo deliberado y sin prisa. Casi dulce. Esa era su forma de pedirle que se calmara un poco, que no había necesidad de correr. Mientras lo besaba, sus labios se curvaron suavemente hacia arriba.  Aquel beso le sabía a triunfo. Aflojó el agarre que estaba ejerciendo en su camisa y dejó que sus manos se pasearan por su espalda, trazando algunos patrones al azar a modo de caricia —. De verdad es tarde — murmuró, apenas separándose un milímetro de él y abriendo lentamente los ojos. Una sonrisa se extendió por todo su rostro mientras escaneaba su expresión.  En lugar de apartarlo y pedirle que se marchara, se aprovechó del agarre que estaba ejerciendo sobre su cintura y de aquella tan conveniente diferencia de altura, para juntar sus manos detrás de él y esconder su rostro en el cuello del chico en un abrazo. No había notado cuanta falta le hacía un poco de calidez humana hasta ese momento. —. Es hora de que vuelvas al dormitorio — insistió, pero no hizo ningún movimiento como para soltarlo. Estaba cansada, pero al mismo tiempo le preocupaba que si lo enviaba a casa en ese momento, él regresaría la próxima vez con las mismas dudas que antes y ella no tenía energías para repetir aquel intercambio de preguntas incómodas de  nuevo.


cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Han Mi Yeon

Volver arriba Ir abajo

por Hwan Young Do el Sáb 31 Mar 2018, 19:25


Quizá esa era la razón por la cual las personas perdían la cordura. Aquellos ínfimos segundos en que duraron sus labios atrapados, la suave respiración convirtiéndose en una desbocada exhalación a medida que necesitaban oxígeno y seguían ahí, besándose. Un beso hambriento que él había iniciado, un ósculo tenue que ella finalizó. Se sintió mareado al instante en que sus ojos volvieron a encontrarse, su pecho subiendo y bajando en un confuso movimiento mientras le hacía tantas preguntas con la mirada, interrogantes a los que Mi Yeon no dio respuesta alguna. Porque entonces, aquel abrazo, aquella calidez que ella irradiaba al cerrar la distancia y permitirle estar así —a su lado, entre sus brazos, junto a ella—, daría paso a una interpretación errónea, a una creencia estúpida que nacía en la más desesperada de las formas y moría al recordar: «ya sabías lo que puedo ofrecerte y lo que no».

Esto debía estar en lo que no podía ofrecerle. O engañaba a su corazón.

Debo volver, sí —dijo en voz baja, sus brazos aferrándose a ella con anhelo, con el mismo deseo de quien ha probado lo que más añora y sabe que tendrá que dejarlo ir al segundo siguiente. Young Do tenía la certeza de que ese momento no se repetiría, tal vez por eso, su cuerpo se negaba a marcharse—. Me iré cuando te duermas dime que no, rogó una parte de él, la misma que no quería salir herida de aquel encuentro, la que se aterraba ante la idea de tener que actuar como si nada ocurriera, como si no la deseara todos los días nada más despertar. Tendría que haberse protegido a sí mismo, no sucumbir a sus deseos. Lentamente, se separó de ella, alzando sus manos, hundiendo sus dedos en la maraña de pelo castaño, embriagado en el roce suave de las hebras contra su piel. Young Do volvió inclinarse hacia ella, llenándose de un valor que no sentía mientras sus labios depositaban besos de mariposa sobre las mejillas femeninas—, por favor —y aquella palabra sonó a plegaria, a una reverencia descarnada que solo le pertenecía a esa mujer, sintiéndose roto y desnudo, deseando poder conservar aquel momento para siempre (lo que, en realidad, solo era un segundo en la continuidad de sus vidas, porque mañana, volverían a ser extraños).




cherry boom!
I’m the biggest hit on this stage


avatar
123

Hoja de personaje
Compras
:

Logros
:
Hwan Young Do

Volver arriba Ir abajo

por Contenido patrocinado
123
Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Volver arriba


 
Permisos de este foro:

No puedes responder a temas en este foro.